Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 69, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Eres

En el tren de las vicisitudes,
mi estación infinita de segundo.
En la llanura de lo certero;
dulce locura
recalando en mis cielos mudos.

En el trémulo beso,
Amor que duda y crece.
En la ruptura de mis olas,
estela que permanece....
leer más   
17
14comentarios 114 lecturas versolibre karma: 100

Ruptura

Como martillo mi corazón aplastaste
Como guadaña mi ilusión cortaste
Como aluvión mis deseos sepultaste
Como terremoto mis ansias derrumbaste

Me hundiste en la agonía
Me rompiste la alegría
Me aniquilaste
Me destrozaste

A una noche oscura
mi alma enviaste
Hacia la locura
tú me empujaste

En un fantasma
me transformaste
Como un guiñapo
me desechaste

Sin piedad me destruiste
sin piedad me anulaste
sin piedad me condenaste
sin piedad me alejaste

“Ya no te amo” mi oído escuchó
y mi alma entera se oscureció
Desde ese día murió tu amor
Desde ese día he muerto yo
leer más   
15
4comentarios 64 lecturas versolibre karma: 112

Ruptura

Y el reloj marcó pasaje en punto,volver.
Y mi ropaje cayó en tierra.
Rapsodia del alma traspasando lo limitado.

Manos pintando amaneceres mas allá de los muros.
Cruzo el tiempo en sus agujas al desnudo.

Gotas de vida en camara lenta,rompiendo contra el firmamento entre mis dedos.
Gélido segundo...
Quieto.

...Quiebro distancias y brújulas....

Soy,
Sol
Corpúsulo
Nota,
Punto.
Desorden.
Minúscula en el libro de la inmensidad.
leer más   
16
15comentarios 106 lecturas prosapoetica karma: 106

•• fénix siete ••, "inmarcesible"

La vida me había enseñado
a superar rupturas,
traiciones,
carencias afectivas y ayunos injustos,
pero lo cierto es
que nunca me había preparado
para enfrentarme a un luto.

Nunca me ha enseñado qué gritarle a la muerte
cuando la tengo cara a cara y empezamos a discutir,
fingiendo echarlo a suertes.
No me salen las palabras cuando se ríe de mí la vida
al verme impotente y callada y débil
porque no hay nada que pueda hacer para ganarle.

Muchas veces no logro ver más allá
de este vacío constante en el pecho.
De este sinsentido que ya sabía que era la vida,
pero que se me confirmó el pasado enero.
Muchas veces no logro ver más allá
cuando me miro en el espejo
de una cría que pensaba que
por fin...
por fin lo había conseguido,
y fue entonces cuando el destino
soltó una sonora carcajada.

Sin embargo sigo siendo capaz
de recordar las flores que por mucho que me quiera la vida arrebatar
son inmarcesibles y de mí no se van a marchar.

Porque lo que la muerte se ha llevado ante mí
sin que yo haya podido hacer más
que clavar mis rodillas en el suelo y pedir
explicaciones mientras lo intentaba asimilar sin morir
o romperme o llorar...
¡Lo que la muerte me ha quitado
sin que tenga yo el derecho de reclamar
ni de llevarla a juicio porque mi única baza es mi pesar
y su sentencia es irreversible en este mundo mortal...! :
Lo que ni la vida y su muerte jamás lograrán
aunque sus crueles reglas me hayan obligado a aceptar,
es a no buscar felicidad
en todo aquello que aún me quede en el plano terrenal,
porque la vida y su muerte me han desgarrado con su actuar,
pero en mí permanecerán el amor y los recuerdos de esa persona de la que me han querido
inútilmente
apartar.
7
sin comentarios 22 lecturas versolibre karma: 78

¿Como liar un cigarrillo?

Para empezar, debe sentarse en una noche fría y
evidentemente oscura. Preferiblemente tiene
que tener el pelo largo, ya sea hombre o mujer
para así aderezar el ambiente de cierta melancolía.

Para continuar es imprescindible que ya sea un hombre o
una mujer, le haya jodido previamente esa noche
y si lo prefiere, la vida.

Sentarse en algún sillón de alguna forma extravagante
o en alguna mesa cercana a la ventana
también amenizará el ambiente buscado.

Evite a toda costa algún tipo de vela aromática
o alguna de esas cursiladas que
solamente salen en las telenovelas para ancianas
y aprenda a disfrutar de la oscuridad.

Por último y sí menos importante, cogerá un papel,
tabaco de liar, una boquilla y un mechero
al que se le pueda quitar la piedra. Aunque ya digo
que este paso se lo puede saltar.

Llevo liando cigarrillos todas las noches desde
que la conocí y en cambio
no se ni siquiera a que huele el
tabaco.
leer más   
12
1comentarios 77 lecturas prosapoetica karma: 121

El roto más resistente del mundo

No te asustes. Preferí salir de allí sin hacer ruido.
A lo mejor ni siquiera pestañeas. Es fácil imaginar
tu insoportable tranquilidad diciendo que así está bien.
Todo correcto. Controlado. Asumido.
Hay una pregunta leve casi sin fuerzas para flotar,
queriendo saber si hubo dentro algún chasquido
ante la fábula inédita de no verme más.
Pero el silencio es lo que queda tras tu cuerpo inmóvil que ya se ha ido.
El roto más resistente del mundo sigue descosido;
sé que aún podría sostener un sentimiento tan liviano
como aquel que ha menguado a la sombra de tu desdén.
Pero yo elijo saltar a sentir que me he caído.
leer más   
14
7comentarios 103 lecturas versolibre karma: 129

Sincrónicos Síncopes... (((Polipoesía)))

SINCRÓNICOS SÍNCOPES
((((Polipoesía))))

Comprendemos
Del césped el cincel…Del cisne el cinturón.
Del
Tablero el taladro
del
talento/tangente/tangible.
Teje-que teje…Y que deje…
Tejiendo temibles témpanos.
En
la estrofa rota y honda
pestaña piadosa/pólvora pluma
maravilladas/matanzas/mecánicas
melodiosos mercenarios mínimos mimbres.

NOMBRES
DESLEALES
DELEZNABLES
DESMADEJADOS

De la calle en que flotan las palabras
PA-LA-BRAS… ¡Bruma y vapor!.
fácil fábrica falsa fangosa ferviente.
SER-PIEN-TES... ¡Honorables gusanos!
con una lenta humedad de signos
salvavidas sangrientos selectos sepelios.

DO-LO-SOS… ¡Abismos embelesados!
en la leve nieve del cabello
galante galope garbanzo gardenia
que ciñe al respirar
rayos rebaños rebeldes
Y… Y… Y…
huracanes y palacios
…graznando…
con lecho breve
…graznando…
al desliz de yerma punta
…graznando…
entusiasmo del diamante
…graznando…
espasmo del mercurio.

P.O.R.
el ruido que dibuja esa sombra
maligno manubrio.

P.O.R.
el hielo nervioso anudando el insomnio
SOSO-NO-RO.
De las piernas de piedra
PARCAS
de las pintorescas pirañas
PARCAS
de la seda en los dedos crudos.

Vaya
Vaya…Facineroso
Vaya
Vaya…Forastero
Vaya

S.E.M.B.R.A.N.D.O.
Oscilación de agujas y cuchillos
SEM-BRAN-DO.
Oscuridad de ondulación de caderas
SEMBRANDO
Labios de calderas fuegos hielos hieles.
S
EM
BRA
NDOO

Empapado cuando lee
el destello
huyendo efímero
sobrecogido estupefacto hastiada hebra.
Rincón incierto de rosa a destiempo.
ROSA
Por el imposible olvido que crece
ROSA
Que cercena que sofoca que corroe
ROSA
y cobra al recuerdo renta
ROSA.

Superfluo redundante vacuo
HABLAR LIGERO
triquiñuelas en las esquinas
LIGERO HABLAR
suculentas sinuosas intransigentes
HABLADURÍAS
despectivas rupturas disímiles
E.G.R.E.G.I.A.S.
espinas en el tiempo justo.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)

POST DATA:
Información útil

es.wikipedia.org/wiki/Polipoesía

Lea más: www.latino-poemas.net/modules/publisher/article.php?storyid=25368 © Latino-Poemas
leer más   
17
10comentarios 104 lecturas versolibre karma: 142

Hipocardia

Si no está tu reflejo, está tu ausencia.
En mis ojos tristes al alba:
El espejo silencioso
Y la almohada lloriqueada.

Si no está tu calor, tampoco hay frío;
Se entumecen mis piernas y mi espalda,
Está templado, indiferente
hasta mi corazón se ha detenido.

Y no es el chliché de la poesía
No lucro con escritos de agonía;
Es inmensa ruptura
Es muerte sin ti, querida mía.
leer más   
15
3comentarios 75 lecturas versolibre karma: 144

Noche de sexo salvaje

Sus pechos, hermosos y alegres eran prisioneros de una camisa de encaje, les di su merecida libertad. Usted sabe señora que quería una noche de sexo salvaje con el sonido de Mozart, con sus espasmos y gemidos, de acuerdo con la geometría amorosa, una de sus piernas en la parte superior de mi pierna y su brazo sobre mi pecho. Sólo quería leer poesía sobre su deseable espalda tatuada en el borde final del misterio. Pareado de curvas insinuantes, ruptura involuntaria en dos bellezas redondas, geometría que escapa a tu deseo, territorio acotado por mis sueños, punto de mira de mis madrugadas insomnes; se burlan de mí, por su ancestral y autárquica presencia. Ahora los dos estamos satisfechos, desnudos, configuración etérea de tu carne mía.
Añoranza de un momento compartido, suavidad sobre la que se desliza mi deseo, expandir mi universo (penúltimo grito entre sus pechos colombinos) . Mi mente transita entre ballenas perfumadas, paseando por el hilo de la muerte, viejos planetas rotos por paredes de la noche hacia el barco que esperas. Escorpiones alados revolotean; veo corredores donde grita una virgen, como gotas de plomo sobre una suave cama blanca, las ramas del árbol inmenso del placer compartido. Lianas enredadas en torno al sexo de los guardianes de la palabras susurrantes en el oído de la mujer amada, palabras, gritos, jadeos, nunca perdidos en espacios ajenos. Han pasado cinco respiros... mi pierna, tímida aún, pasa por entre las tuyas,
y llegamos a orillas de tu cama... otra... y otra vez más.

Che-Bazán.España.
leer más   
15
5comentarios 135 lecturas versolibre karma: 115

Ruptura Post mortem

….

Hoy, un día como tantos otros,
de sufrimiento y dolores,
tus fantasmas y mis demonios
han vuelto, sin honores,
a batallar como leones.

Basiliscos furiosos,
de sangre hervida y negruzca
que aimentan y despiertan
la ira contenida,
de unas vidas
pasadas y olvidadas.
Así, a dentelladas y con saña
han devorado como alimañas,
nuestras frágiles alas.

Hoy, como lo pudiera haber sido
el día más azulado y luminoso
en la mañana de un reencuentro,
esos monstruos incontenibles
han derrotado la esperanza eterna,
aplastado con su dedo sucio
el deseado anhelo de nuestra unión.

Por sus bocas groseras,
abiertas, babosas, hambrientas
han volado saetas de hielo y de fuego
que, precisas, se han clavado
en los corazones vulnerables,
al tuyo, helándole,
al mío, abrasándolo.

Hoy, como lo sería un día de amapolas
temblando al paso
de un nuevo amor,
han derribado
nuestras frágiles defensas.

Como locos ventrílocuos
hemos lanzado,
hurgando en secas heridas,
duras palabras
en aludes nivosos
sepultando para siempre
el fértil sembrado
de un futuro maravillosamente
mejor.

Ahora, la oscuridad del dolor diurno.

Después, el cegador insomnio
de mil y una noches en vela
soñando impotentes
que alcanzamos ingenuos
el último tren de los sueños.

Ahora, que todo terminó
al cabo de tantos años
de orgullo y pasión,
con los corazones sangrantes
lameremos de nuevo
como perros sin dueño
las insanas heridas
de nuestro invariable,
cíclico
y pertinaz
error.




@Inmalitia, Andrés García. © Agosto, 2018
Imagen: Mosaico con máscaras teatrales
leer más   
17
23comentarios 163 lecturas versolibre karma: 120

La vida no se vive de rodillas, sin sueños

Es preciso que te olvides de esa mirada lejana
que sangra el sudor de un recuerdo sin lágrimas
¿quieres curarte?
olvida ese monstruo desaparecido que aún da miedo.

Ruega ser un corazón sin daño
sin ruptura
sin labios falsos,
resultará más fácil que ahogar la cercanía en un abrazo falso.

Tenías todo el derecho de haber nacido fuerte,
así que ofrece amor,
verdadero amor,
no tengas temor de otorgar más de lo que puedo soportar.

El vacío no es un estado de ánimo
no eres nada, no es natural,
la guerra se combate con un poema sin odio
sin pétalos marchitos, sin viajes sin vuelta.

Así que decide a hablarme
aunque sea asuntos sin importancia
aunque sea la única manera de decir. te quiero,
la vida no se vive de rodillas, sin sueños.

El Mute.
21
18comentarios 193 lecturas versolibre karma: 102

Amor

Amor
"Es algo que todos tienen, pero muy pocos sienten...
Amor
Hace rupturas que muy pocos cierran...
Amor
Es un dolor que no muchos sienten...
Amor
Es una maravilla que puede doler
Amor
¿Que se haría sin el?"
leer más   
7
sin comentarios 27 lecturas prosapoetica karma: 68

Déjà vu

Conozco
la textura de esta sal,
en el sabor de la lágrima
que fluye siempre
como un rastro de lava
para adentro de la grieta.

Conozco
el timbre del grito
en lo profundo del silencio,
en lo singular de cada adiós
do se repiten reverberantes
oleadas de notas tristes.

Conozco
lo que parece ser el único camino,
hasta la saciedad, en el paroxismo del vacío
y el caos que destruye todo lo anhelado,
la soledad, las promesas rotas…
la desesperanza…

Bis,
se repite el sonido de un decir ¡basta!
suenan los ecos de un gong
en el silencio de un pasaje de piedra
donde todo es ya imaginario…
Déjà vu.
leer más   
9
2comentarios 78 lecturas versolibre karma: 99

Un señor llamado olvido

El olvido es aquel señor que rodea tu casa
y que junto a la tristeza
se sienta junto a tu mesa
y por tu vida se pasa.

El olvido es el culpable
de que las cosas importantes
se vuelvan insignificantes
y que el amor sea vulnerable.

El olvido es la ruptura
entre la razón y el sentir
es el dolor de vivir
en la miseria más dura.
leer más   
15
9comentarios 99 lecturas versolibre karma: 94

Dime

Dime que no quieres mis besos, y renunciaré
dime que no ansias mi boca, y me esfumaré
dime que no quieres mis caricias, y nunca más volveré
dímelo ahora, dímelo pronto, que yo lo entenderé


Si tu mano quita mi mano, yo comprenderé
si evitas también mi abrazo, yo así lo sabré
Dímelo fuerte o despacio, enojada o tranquila
dímelo llorando o indiferente, pero dímelo de una vez


Dime que ya no estoy en tus sueños, y yo me alejaré
dime que has dejado de quererme, y no mendigaré
dime que no quieres sentir mi cuerpo, y yo me marcharé
dime todo lo que ya no sientes, y no regresaré
leer más   
5
3comentarios 43 lecturas versolibre karma: 77

Tengo ganas de enamorarme

Tengo ganas de enamorarme.
De que mi sonrisa
se entrelace con la suya
y nuestros pensamientos
duerman abrazados.

Tengo ganas de enamorarme.
De beber del caleidoscopio
que son sus ojos,
de saciar mi sed en
el sonido de su voz.

Tengo ganas de enamorarme.
De perderme recorriendo
las curvas de su piel.
De encontrar los recovecos
en los rincones de su alma.

Tengo ganas de enamorarme.
De olvidar las rupturas
de un pasado oscuro,
de recordar como
se abre un corazón.
leer más   
11
10comentarios 124 lecturas versolibre karma: 95

Puerta hacia la ruptura

Tanto pensar, tanto estrés,
Tantas horas perdidas,
Tantas ganas de buscar nuevos delirios,
Ilusiones agonizadas,
Atracciones sexuales,
Razón en vez de instinto,
Naturaleza caída, penada,
Brotes de esperanza que se secan con el tiempo,
Odio eterno,
Discusiones afanosas, dudas y tristeza viva,
Rabia, insulto básico, elocuencia de necios,
Caminos vacíos, hojas muertas,
Ni veranos, ni primaveras,
Cenizas surcadas, barrotes desocupados,
Ventana cerrada, puerta hacia la ruptura.

Sígueme en @Rumba_Poesía
leer más   
13
5comentarios 103 lecturas prosapoetica karma: 85

Sangrado del alma

Es difícil creer
en todo lo que ha pasado
y todo lo que se ha perdido.

Yo,
fundida en un amor intenso y desahuciado,
ahogada en un mar bravío
de olas interminables,
caminando por senderos
escarpados secos y nevados,
sin encontrar la vertiente anhelada.

Este dolor que me mata
se hace notar en el cuerpo,
pero no es de la carne,
es más bien el corazón agujereado
por la daga de más filo.

El estómago vacío,
lleno solo de hambre,
pero de esa hambre de amor que mata.

La cabeza jaquecosa cuyos ojos iluminados
se cierran con puñales desgarradores y pulsantes.

Esto es más bien sangrado del alma.

El alma gotea sangre densa y pesada,
haciendo que el dolor crezca más y más.

Habría sido demasiada
la compasión del poderoso
si de una vez se hubiera partido en dos
y yo habría estado agradecida,
pero no, el castigo tiene que ser
de a poco y duradero.

Me quedé aquí sumergida
y lo único que quiero es ahogarme por fin,
hundirme en el océano inmenso
entre monstruosas criaturas submarinas y oscuridades
es mejor vida que respirar el aire viciado de muerte
que me llena hoy cada pulmón.

No saber si me amaste alguna vez o aún me amas
es el dolor más insoportable.
No reconocer a quien amé en todas tus palabras,
es una tortura elaborada, eficiente y eficaz
para desangrar mi alma.
No saber si hablabas con verdadero cariño
o fingido y sarcástico amor
es un a soga que me rodea el cuello
y cierra mi garganta impidiendo respirar.
Saber que murió tu deseo,
madura y exalta mi propio deseo
y me destroza en lo más íntimo de las entrañas.

Vuelvo a ser gris y oscura,
después de probar el color de tu alma,
ningún otro color parece real,
ningún otro color existe ni tiñe
como tú teñiste de ti mi alma.

Fue solo un tiempo,
de volver a ver luz y flores.
Tu luz se alejó
y hoy veo impotente y detenida
como va a alumbrar otro camino,
la pierdo en cada paso que das,
en cada sonrisa que ríes,
en cada palabra que emites.

El fuego que me quemó
me consumió los brazos y el pecho.
Y te perdí sin perderte,
sin jamás haberte tenido.
leer más   
10
6comentarios 108 lecturas versolibre karma: 107

Tatuaje básico

MEJOR hubiese sido
que lo dejáramos allí, amor, en el principio
de aquella fría noche, en aquella soledad
desigual a la de ahora, en la extranjería primera
de no estar junto a ti.

He perdido mi papel
en la luz y en la sombra de las calles,
y está la soledad, después de todo, tan ajena a mí
como yo estuve ajeno a ella.

Ahora sólo me queda
la cumplida ceniza de los años compartidos,
otra realidad, la esencia lenta de la ausencia
entrando a bocajarro por mi pecho reventado
de amor y de humo,
la huella, la luna y el átomo
irrompible del recuerdo, el mundo
que dejaste en mi frente
huidizo como un pájaro al que reclamó la mañana.

Ya no puedo recuperar
ni siquiera aquella sonrisa soñadora y solitaria,
porque está tu rostro en el mío, así
como el mío está en el tuyo,
detrás del de siempre, a fuego íntimo grabado.

Nunca ha estado más lejos
de la oportunidad de tenerte
esta constancia que tengo de ti. 

¿Qué voy a hacer ahora
con todo este sol, si está el tiempo recorriendo
la llamativa oscuridad
de las habitaciones vacías,
desconvocando
la costumbre de tus pasos y mi nombre?

¿Cómo decirle a los espejos
que ya no vendrás? ¿Cómo,
ahora que ya conocen el multiuniverso
de dos cuerpos abrazados, de dos alientos
con los que descreer mi muerte?

¿Cómo comprimir el encuentro con el mar
desde lo profundo hacia lo plano?

Mejor hubiera sido
que me dejaras allí, amor, en el principio
de aquella fría noche,
en la esperanza, en la inexperiencia,
de tener aún que encontrarte.

(Abel Santos.
de TODO DESCANSA EN LA SUPERFICIE,
Ediciones Vitruvio, 2013)
leer más   
16
8comentarios 151 lecturas versolibre karma: 97
« anterior1234