Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 1035, tiempo total: 0.006 segundos rss2

"Rescoldos de vida"en colaboración con Isaac_Freire_AM

Despiértame allá, afuera, en la puerta:
gritame cuando te vayas
empuja ese silencio incómodo que nos tiene vivos y,
sácame de ese letargo en que la vida se nos ha convertido
y consiga rebobinar esa cinta oxidada del ayer
ese álbum polvoriento agazapado
a la espera de que mis manos la revivan
aún con su aliento añejo

Amarga soledad y tristeza decapitada
sobre calles rosadas,
en inmensas llanuras quemadas por el sol
voy detrás de mí sombra por si la muerte me alcanza
siempre estoy con lágrimas
de sol y lluvia. Recuerdos inefables
guardo secretos inconfesables
de actores de doblaje

Ahora, desprovista de escudos absurdos
quiero manifestarlos al viento
los pliegues anestesiaron mi dolor
y la distancia usurpó sus palpitaciones

Un día de éstos, me evaporare sin humo
y volarán con la libertad de los sueños
sin cadenas que ahoguen sus gargantas
ni condenas de los ojos del pasado
leer más   
11
12comentarios 40 lecturas versolibre karma: 125

Besos al Ocaso

La luz del día ha decidido morir,
suicidarse sobre las montañas
Las últimas aves buscan refugio,
Y cantan desde la posibilidad de una nueva oportunidad de volar.
Tu respiración se agita,
mientras disfrutas de los nuevos colores del horizonte
De mi sentimiento transparente y viejo;
De mis manos que te dibujan en el humo de una vela azul.
El olor a tarde de lluvia me llena los pulmones,
Tú simplemente te dejas acechar por las primeras lloviznas;
Y te mueves casi desnuda, tarareando un deseo camuflado.
La luz del día se apaga, en secreto
¡Tu te enciendes!, explicita y casi sin ropa
Yo a merced del mal tiempo y de los despojos de mi tranquilidad.
La tarde y tú disfrutan de mi exceso de oscuridad y mis arrebatos;
de mi filosofía de vida, el humo de una vela azul
y algún que otro tarareo contemporáneo en tu oído.
Los naranjas y los azules se mezclan
y aparecen tus carcajadas más inconformes,
Solo necesitamos una banca,
una cortina batida al viento
Mi boca en tu cuello
y la luz que se escapa tranquila en el horizonte.
leer más   
9
5comentarios 68 lecturas versolibre karma: 96

Rebeldía embotellada y sin gas

A: Mi mismo, quien sino.

A algunos les han dolido los oídos, a otros la mandíbula
– pero siguieron siendo mis amigos-
Algunos me entendieron
y bebieron conmigo aquella Walfarina en el Parque Central,
- no había para más-
Todos rieron de mis ocurrentes parodias a las desgracias y las caídas,
¡Fui siempre yo mismo!
Fui el Rebelde con causa y la música diversa;
Fui enamorado secreto,
y también el deseo adultero para sentirse viva de alguna Profe.
¡Fui siempre yo mismo!
Nunca deje mis ojos dormidos o mi ingenio trasnochado,
Mi musa y mis reinventados Cuentos de Pepito,
- muchas veces fui el-
¡Fui siempre yo mismo!
Y gozaron de mí las almas carcomidas,
- yo siempre estuve de acuerdo con servirles-
Los niños ricos sin gracia y los intelectuales sin rebeldía propia.
¡Fui siempre yo mismo!, como hoy
Rebeldía embotellada y sin gas.
leer más   
8
2comentarios 69 lecturas versolibre karma: 95

"Árbol de corazones"

Del receloso árbol del misterio
voy deshojando razones
desnudando entresijos
secretos
del frondoso árbol de la vida
voy deshojando corazones
coleccionando muertos
despedidas.

Corazones de ráfaga
corazones de viento
llegan serpenteando
como un pensamiento
silbando se esfuman
con sus alas de invierno
arrancan las hojas frías
corazones de humo
que ya no recuerdo.

Corazones de lluvia
corazones de agua
con su lengua húmeda
fluyen como palabras
en el desagüe de un verso
hacia otro numen sediento
arrastran las hojas vacías
corazones de nube
que ya no recuerdo.

Corazones de fuego
corazones de infierno
creciente llama en delirio
sin remedio se queman
lunas llenas sin planeta
en inexorable suicidio
crepitando orbitan
brasas se despeñan
en ceniza perpetua.

Corazón de barro
corazón de tierra
jazmín del pasado
enraízas en la médula
del pensil eterno
en mi alma libélula
hierba fresca indeleble
en mi prado
en el mismo destierro
para siempre te amo.

youtu.be/rSSK3mfNg20 Nada Surf - What Is Your Secret?
leer más   
7
1comentarios 23 lecturas versolibre karma: 96

"Te he extrañado"

Te he extrañado
sentirte cerca
junto a mi corazón
en aquel silencio absoluto
lejos del mundo.

Lejos del bullicio
de las calles transitadas
de las luces encendidas
pues aquí todo, pareciera apartarme.

Si...apartarme de nuevo
de abandonar mi promesa
de aquella que te hice una tarde lluviosa
en un cuarto blanco, en mi soledad.

la lluvia azotaba mi ventana
y los edificios estaban cubiertos
por una estela vaporosa
que entristecía el panorama...

Aunque no tanto como haber caído
en el agujero del engaño
que yo no te merecía, que tú no me amabas
por eso huía con el viento sin quererte mirar...

¡Ya no puedo más!
quiero echarme hacia tus brazos
perderme en ti eternamente
arrullarme con tus cantos.

Escuchar tu voz susurrarme
los secretos del amor y de saber aún
cuánto es que me amas
¡Ya no puedo más!

Te he extrañado
y por eso he venido
a tu encuentro, para entregarme
por qué contigo, es con quien yo quiero estar.
leer más   
15
19comentarios 105 lecturas versolibre karma: 102

Piedra Roja

Una piedra roja viene cayendo desde las alturas,
rodando torpemente sobre su incipiente redondez
y de tanto rodar en su caída, se ha hecho una gran bola
que ya no corta con sus filudas aristas, sino aplasta
aquello que opaca su encendida determinación.
Arrasa todo lo que está buscando, y no se detiene,
aunque se le ofrezcan dádivas, ruegos u oraciones.
Unas personas huyen despavoridas ante su presencia,
y otras, sin embargo, la ven pasar embelesadas.
La piedra que rueda, ya no se detiene ante nada,
y nadie sabe de dónde vino, ni se sabe a dónde va.
Pero deja una estela de confusión en los corazones,
porque hay en su camino espíritus simples
que disfrutan con su implacable proceder,
y hay quienes temen, porque guardan oscuros secretos
que la piedra, con su rotundidad, quiere revelar.
Los hombres justos le dicen, muy agradecidos:
“No te detengas piedra, y sigue firme en tu rodada”.
Los descaminados en cambio, le piden a la piedra
que no siga atentando contra el orden establecido,
porque no vaya a ser que se cruce en su camino
y les malogre su vida tan bien organizada:
“Piedra subversiva, no sigas destruyendo la paz”.
“Piedra terrorista, tu color delata tu intención”.
Solo unos cuantos se dan cuenta que la piedra,
de tanto rodar, ya está perdiendo su vivaz color
y han salido en busca de la fuente y del motivo
por el cual se deprenden las masas que aplastan
todo lo malo que brota del corazón de los humanos.
¿Y qué creen?
Al subir a buscar la verdad en las alturas,
se toparon con una empresa transnacional
que tiene una provechosa concesión del Estado,
para extraer las piedras rojas y venderlas
en pequeños bloques, con agregados de color,
y recubiertas de una fina capa de laca protectora,
con las que se construirán pequeñas capillas,
que puedan proteger a los hombres
que requieren olvidar a diario sus mentiras,
invocando al espíritu de la cantera,
amansado ahora por una naciente religión…

Ya pronto no habrá piedras rojas en las alturas,
ni verdades que no puedan ser justificadas.
leer más   
12
2comentarios 97 lecturas versolibre karma: 104

Poema para Frida

"Espero alegre la salida, no volver nunca más" Frida Kahlo

No escondas tus secretos
de los temores en piel
textura y alma disparan
pura luz para el mañana.

Rabia y dolor no es amor
en lienzos desmembrados,
para que las heridas sanen
hay que sacar la pus afuera.

Como Frida, en tus manos,
tacha eso que angustia
y te impide crecer libre
con total frescura.

Que cada revés de la vida
sirva para que entiendas
el porqué de tanto sufrimiento
elevándote al mismísimo cielo.

Desde tu cama un mundo
se levanta para susurrar
que no hacen al mundo
las alas sino corazón y arte.

Grietas que ahorcan espaldas,
desamparo que clavan puñales,
tristes universos densos
así no se puede soñar.

Si la sombra debe brillar
empecemos a sembrar
más allá de la ira y la rabia
un horizonte simple como un cuadro.

Que digan lo que digan
yo solo pinto con tus labios,
mejor amar y desangrar
a jamás haber amado.
leer más   
8
6comentarios 113 lecturas versolibre karma: 98

Recordando a Dreamer

La noche ha venido sola,
en el cofre de un verano perdido,
en la canción del perfume de septiembre,
en el secreto de un hombre que vivió en la isla

La noche ha venido sola,
sin azul zafiro, sin rubíes rojos,
sin destello de diamantes,
reflejándose en tus ojos

La noche ha venido sola,
desnuda y vacía de anhelos ,
de bailarinas envueltas,
en polinésicos velos.

La noche ha venido sola,
dejando huellas de su mano,
sobre nacaradas teclas,
que imprimen fulgor a mi piano.

La noche ha venido sola,
a sotavento en un bajel,
dejando atrás nubes blancas,
sobre las que galopa un corcel

Nigtdriver - derechos reservados
leer más   
13
10comentarios 60 lecturas versolibre karma: 107

Terminemos

Tu ausencia, grito punzante
de un amor agonizante
que ya damos por perdido.
Los brillos de tu mirada
no se encuentran con los míos,
los secretos que he guardado
ya tienen otro destino,
mejor dar por terminada
esta farsa que vivimos.
Charly
leer más   
16
6comentarios 38 lecturas versolibre karma: 106

Virginidad perdida

Desnuda en la penumbra,
el lienzo de su cuerpo
del valle a la llanura
revela su misterio.

Instante clandestino
que da forma a la incógnita,
tentando con sigilo
la rosa que desflora.

Oscuro es el deseo,
su libido insondable,
recóndito el secreto,
su sexo indescifrable.

Afloran los estímulos
en ese cuarto oscuro,
temblando el sable frío
sobre el calor profundo.

Hermética es la cripta
de su placer más íntimo,
descífrese el enigma
al dividir el virgo.
20
10comentarios 93 lecturas versoclasico karma: 108

Melodía sin igual...

Melodía sin igual
la que ofrecen las estrellas
a través del gran silencio
de las sombras satisfechas,
así escapan de las arpas
los sonidos de trompetas
y la música sin nombre
que recogen las aceras,
es por eso que los ojos
en la noche cobran fuerza,
se dilatan las pupilas
para verlas más de cerca,
se congelan los suspiros
vislumbrando algún cometa
y esa música sublime
llega y roza las orejas...

No sé bien lo que me pasa
y la sangre se me altera,
al sentir fuertes latidos
que transitan por mis venas,
el adagio va surgiendo,
toma vida y da mil vueltas,
alterando los sentidos
con pasiones muy secretas,
es un canto inenarrable,
un susurro sin respuesta,
una brasa de las llamas
y el remedio de las penas,
mientras tanto el tiempo corre,
hay guirnaldas y centellas
que se cruzan en el cielo
con palomas mensajeras...

"¡...Melodía sin igual
que analizas y chequeas,
tantas almas de los niños
a través de tus poemas...!"

Rafael Sánchez Ortega ©
20/11/18
14
11comentarios 77 lecturas versoclasico karma: 112

Habló la noche

Habló la noche contando todos sus secretos
y aquellos que dormían despertaron para escucharla...
y fue que ella sonrió, pues cada noche hablaba con ella
a solas, a través de la figurita de plata
que halló en las raíces del viejo roble.
leer más   
16
14comentarios 104 lecturas versolibre karma: 105

Un secreto

Un secreto difícil de ocultar,
cuando existen dos seres que se aman,
sentimiento que no puede el alma,
entre la multitud sus voces callar.

De ir y venir… corazón siempre atento,
la razón silente… el placer espera,
ser por siempre uno… feliz quimera,
alegrías que llegan con el viento,

un secreto que a gritos invade,
en armonía dos almas los sentidos
y en la distancia sin que acabe,

crece y crece este amor furtivo
y en su misericordia Dios apiade
y por siempre…siempre perdure vivo
leer más   
12
sin comentarios 42 lecturas versoclasico karma: 104

Puerta

La puerta que todo desconoce,
un simple armario, una vértebra de titán,
un siglo de madera, un enlace al Todo,
dos universos siempre nos unirán.
Detrás de ese secreto,
el estigma del qué dirán,
crucemos esa puerta innominada,
esa que designa quiénes nos llamarán.
Y un vacío puede haber, la Nada,
los ojos desean saber, y verán
dentro el origen del Destino,
el mundo de mi alma y corazón, te amarán.

© 2018 Elías Enrique Viqueira Lasprilla (Eterno).
España.
14
8comentarios 70 lecturas versolibre karma: 118

Con el soberbio soborno... (Neosurrealista)

CON EL SOBERBIO SOBORNO
(((Neosurrealista)))

Pasando por él la tierra inmóvil, ve como la calle por el sol muere
olvidando marcar, las sombras a su paso, donde el agua se evapora,
y una manzana ríe de pena, al caminar una escoba y renovarse las hojas
con que me abrigo,en periódicos agrios,
y te abrigo con la última nieve del fuego.

Pues es dado que cae, cargado, de cielo en cielo,
el país de encuentros en su pólvora,
y el país bajo cualquier volcán sin sueño,
convertido, a veces,
en el silencio de la piedra, en el grito de un algodón,
pues no hay salida fuera de sí mismo,
ni zapatos en la estufa,
es un hotel costero, de botes con botas abandonado.

Donde todas las puertas se hacen hilos y nos llevan hasta el mar,
atrapado en la punta de un cabello, sin caballo,
en el primer peine del vidrio.
Y se merma así el caudal, en la máquina de vapor envuelto en dulces,
memorias debajo del olvido de un escarabajo,
que viene a reponer al hombre en su trabajo, arenas movedizas,
aceite y navajas, días y noches, por el forro de los nimbos.

Ya cada cantar, es torre de Babel, en la piel de las orugas,
al perderse en línea recta, el especial triángulo del durazno en su almíbar.
Y en la que busco, una carreta, una pluma de pescado, en calcetines.

Sólo encontraré al bosque entero, ya lo sé,
con la sangre del tiempo,
y el pulso hecho teléfonos inquietos,
que devoran las ingenuidades con gusto,
y el latido secreto del cerebro,
en los sótanos con su fuerza.

Los gusanos se hacen árboles de la noche a la mañana,
y los libros perecen de ansia después de las letras,
escondidas en la tormenta.
Debo estar sana de pies a cabeza, dice la mano en el techo,
donde una paloma está en huelga,
por tener dorados rayos en la sangre,
y una violeta en la puerta tras la puerta,
donde la gasolina es más barata, con la que enroca
un humilde rey marmóreo, de vidrio silencioso,
que quiere terminar, sin polvo, ni sales,
entre los talones del juego,
de lo que reposa o se alza.

El hilo de luz sólida, crea una transparencia en la lejanía,
en la mano que hace alrededor del cuerpo nueces,
y estremecido, el soldadito,
ahora oigo duro en el nuevo patio.
Allá donde el descenso de la rueda termina,
y desteje a los sueños el vestido del segundo,
que hace a los minutos en un año.

La luz se hace y forja con estruendo la realidad, seca,
con hambre y frío,
y descubre de pronto que la fiesta,
está haciendo gestos a las almohadas.

Era casi imposible a las palabras de aquel día,
callarlas con las ventanas cerradas,
y el timbre en el vientre de una tortuga, pues
grabaste en unas hojas, a los ojos que te fecundaron,
y se fueron ciegos al río de frente.
Con la única camisa, por la noche, recomendando al camión,
cada hombre bueno, en las esquinas,
del último armadillo sin pintar.

¡Que queda, se ve la rapidez en las pantallas!.
Tanto, que te hace llorar hasta el fondo, en un dedo de ignorancia,
que crucificó al respeto con la primera arcilla,
que le sacó la lengua, y la inteligencia le secó el saco,
por estar la coliflor esperando ser clavel.
Nadie puede un río imaginar, con el trampolín,
entre las uñas sucias,
a dos seres tan frágiles,
con la mente de un ladrillo,
con el fulgor que había, como una hebra invisible,
en la hembra de un deseo capilar,
que quiere sentir varios centímetros de felicidad,
en el metal que deja calvo al yeso, y nada sabe,
del bastón por el mango entre ciruelas,
porque la cereza confunde con el membrillo,
y una pera hace al nogal con su tela.

De no tener más freno que la muerte,
el cuervo volará con las ranas.
Por ser tan raramente humano, como para decir,
claramente que es ahí donde hay mil contracciones,
en menos que canta un gallo,
y donde poner los ojos, adornando las rodillas,
para no perder el rumbo, y las distancias sean menos espesas,
cuando se moja bajo la lluvia, un litro de leche tibia.
Ni cuando, se convierte el carbón en diamante blando,
en una brizna de hierba seca,
quemada por el sol, en las calles,
al encontrarse hechicero,
tanto la sábana como el sudor del aliento.
Así alondrare los días, el busto que viene y se va péndulo.
Pues las leyendas que escuchaste, son verdades que
sollozan por la razón perdida, de las pastillas de plastilina.

*******

Alle Rechte an diesem Beitrag liegen beim Autoren.
Der Beitrag wurde auf e-Stories.org vom Autor eingeschickt Joel Fortunato Reyes Pérez.
Veröffentlicht auf e-Stories.org am 07.12.2018
Autor: Del texto y la imagen
leer más   
19
15comentarios 99 lecturas versolibre karma: 105

Conferencia in extremis

Trepo por las pecas
de tu rostro de cristal,
ayuno sobre la cúspide
de los conjuros
de mis pasos en falso.

Cambio de vagón
con diez hectáreas
de energía adoptada,
la correspondencia ha llegado
con todos los sobres abiertos.

Un salto base para recontar
cada una de las vértebras
de tu espina dorsal
y aterrizar sobre la seda amarilla
que custodia el secreto.

Solicito una conferencia in extremis
con el Dios del Atrevimiento
para no tener que excusarme
de por vida
ante las voces de papel.

Monto un vivac
a inmediaciones de tu ombligo,
cómo extra,
un mar de fuego encendido.

Entro en ti,
entras en mí
como un tornado
que no quiere puertas.

Saco el cortafrío de emergencia,
rompo los candados de mí corazón.

Acércate,
puedes pasar.
leer más   
17
2comentarios 44 lecturas versolibre karma: 138

Descreer

Suicidamente
en los ojos intangibles de la noche,
sobre una sombra indecisa
estás de rezos

—perdonando—

Apóstata
la forma de tu alma
es un cerezo en el jardín.

No te profeses perdón si no hay lugar para ti

también

el verdugo en casa tiembla.

Tú —en qué fe renacerás—

Donde el día sueña a sacrificar otro día.

Si no te importa miénteme a traición

¡Eres terrenal !

—abjura esta vez—

No te preocupes,
en secreto vendrá el culpable
ensayando,
corazón samaritano.
leer más   
14
12comentarios 109 lecturas versolibre karma: 129

A las 22:22 horas

Te encuentro y reencuentro en el mismo plano astral,
previa solicitud y anuencia de un Ser Supremo de Luz,
quien autoriza dicha reunión,
en el paraíso de una canción.
Hay acuerdos firmados en la tierra
y sus efectos surgen en un lugar secreto.
El reloj anuncia las horas 22:22,
y la estrella fugaz en la alfombra mágica se monta.
Se enciende el carbón de colores y el tranvía arranca.
Inicio el viaje y llego hasta él
y él brota por entre las nube y a veces,
como luz al final de un túnel
y mi alma reconoce sus grandes alas.

Las llamas violáceas nos envuelven,
los fanales se encienden al cerrar los ojos
y ejercemos las solemnidades de siempre
y no esperamos a que llegue diciembre.
Arribamos a nuestro refugio embrujado,
lejos de todos; cerca de la nada y no produce miedo.
Un espacio donde componen nuevas canciones,
y suenan de fondo y el amor bailotea bajo la lluvia.
Danzamos una melodía almística.
Una zona donde las flores de lotos se confunden con estrellas;
Una isla rodeada de un mar camaleónico,
que puede ser: verde, turqueza, aquamarino o azul;
revestido de arenas doradas ocres o plateadas;
de palmeras, pinos y cactus.

Diseñamos nuestro ambiente, nada permanece inerte y
tenemos surtidos de lluvia, calor, flores, piedras preciosas y nieve.
Nada se compra y el dinero no sirve para adquirir muebles y enseres,
basta soñarlos y por arte de magia se realizan todos.
Vivimos segundos momentos y quizá otras vidas,
desde nuestra morada de campo; cabaña de bambúes verdosos,
construida sobre la rocosidad del ego.

Accedemos a ella, por una escalera de piedras preciosas
y consta de un balcón sin techo, para que la lluvia nos moje;
el baño dispone de una bañera sin fondo;
la ventana con vista a la montaña nevada, nublada o despejada;
La habitación amplia, pequeña y acogedora;
la cama provista de cómodas nubes;
las cortinas y las sábanas detentan de motivos floreados rosas
y en el sillón colgamos el cuerpo cansado.
No posee chimenea; porque de nuestro volcán activo emana calor y vino.

Solo podemos comer frutas exóticas
y en cada reencuentro brindar con bebidas espirituosas.
Nunca falta el canto de algunos pájaros extintos.
Nadamos, volamos o caminamos por entre las nubes rosas o neutras.
Traspasamos los umbrales del universo.
Consolidamos nuestra unión espiritual-conyugal.
Meditamos, nos amamos y hasta en un dúo cantamos
y en verso libre nuestra historia escribimos.
Actuamos según lo convenido en el amar,
de acuerdo a lo prometido frente en la orilla del mar,
donde un par de ángeles fueron testigos.

Al pozo mágico vertemos sendos baldes de arenas,
repletos de impurezas, desequilibrios y suciedad
y en él arrojamos todo lo que deseamos transmutar.
Programamos el ejercicio de amor,
paz, repetuo mutuo, armonía y bienestar.
A las afueras, una fuente provista de jazmines blancos.
Nos adentramos en un mar de luciérnagas, de estrellas o de lentejuelas,
según lo fantaseado: llueve, hace calor, frío o nieve, si lo deseamos.

Pero al despertar recaemos en el mismo abismo y
dificil resulta mantener el compromiso del soñar
y no me identificas aquí en la tierra
y sigues aborreciendo mi presencia.
y parece que nunca el perdón tendrá lugar;
pero la fe nunca se pierde y los milagros aparecen
y en tu alma confío; por lo menos me acompaña y me enaltece
y el perfume de las flores, las nubes, la lluvia y el rocío,
que desde el más allá me concedes, cruzan la atmósfera
y esa energía negativa, en positiva se convierte,
en virtud del saneamiento del alma y del cuerpo.
Algún día el orgullo quedará sin repuestos y no
habrá culpabilidad, separaciones ni impedimientos.
Viajemos otra vez, hasta quedarnos de verdad.


23 de mayo de 2016
leer más   
2
2comentarios 32 lecturas relato karma: 36

Desde ojeras...

Desde ojeras
demás alcohólico
perder de oído la muela del juicio

Por error bostezar
medianoche de miedo
pasar lista
en la mesa ausente
como soldado caído

Ansiolíticos
hecho huesos el corazón
SIMPLEMENTE
papel secundario de actor innecesario

de qué nombre salvavidas
y la culpa
lo dice todo al final

qué secreto duele más
extrañamente
en silencio

morirán otros
en las náuseas de un viejo soñador
leyendo su obituario

Sólo de alzhéimer
—nada de recuerdos—
y caminar desnudo en algún Edén perdido
en la palma de un olivo.
leer más   
9
2comentarios 74 lecturas versolibre karma: 115

Soy lo que soy

Querido corazón
Me oyes?

Soy el eco de mi silencio,
la que calla mi soledad
y le habla de ti en secreto...

Soy mi nostalgia,
mi sufrimiento...
Soy lo que soy
lo que escribo,
y lo que siento.

Soy mi alma
y desnuda a ti
yo me entrego...
Con el aire de mi piel
y la sangre de mi tintero.

De ti respiro,
la sed de mi cuerpo.
Soy la esencia de mi ser.
El sabor amargo
que llevo dentro...

Y dime,
mi fiel oyente
me sientes?

Soy Poesia y Prosa
al mismo tiempo.
Soy la magia de mis palabras
el aroma de mis versos...

Lo soy todo
y no soy nada...
Soy lo que soy
lo que ayer sentí
lo que escribo hoy
y soñaré mañana...

Y dime amor
no me ves?

Soy mi luz
mi reflejo
y mi oscuridad.

Soy lo que soy

Mi lucha,
mi guerra
y mi propia paz.



-Brig Morrigan-
11
5comentarios 64 lecturas versolibre karma: 105
« anterior1234550