Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 695, tiempo total: 0.005 segundos rss2

Tremolar...(Experimental Latín-español)

TREMOLAR
(Experimental Latín-español)

I.- NON AETATE, VERUM INGENIO, APISCITUR SAPIENTIA
Porque dormida está la noche y no se opaca,
con el buen apetito, salta, en su pecho el saber.
¡Oh!. Con resignación el frío hielo muere,
y en su calor, el incensario, colora el humo.
¡En estrofas, entrad, soñadores del alma!.
Y empuñen la espada con la frente.
¡Oh!. El ingenio, de contorno alado.
Arrancando, deshaciendo, apretando.

II.-NOLI INTER EOS AMBULARE QUORUM ESSE ADHUC POTES SERVUS
En potencia la miseria es vital. ¡No olvidarla!.
La testa bien plantada se hace serena.
¡Cuídate al rodar la rueda arrolla!.
Y engendra la testa desgreñada. ¡Oh, sí!.
Y la sombra asombra al claro día,
en la cándida cadena. ¡El combate perdido!.

III.-NON ACCIPIMUS BREVEM VITAM, SED FACIMUS.
Con la emoción falta de voz en mano,
errabundos en la mirada pensativa.
¡La vida en sus labios se seca!.
No circular ligero, donde la vida pasa.
¡Magnífico y distante el aliento cuida!.

POST DATA:
I.- No es la edad, sino el ingenio lo que da la sabiduría.
II.-No camines entre aquéllos de quienes todavía puedes llegar a ser esclavo.
III.-No recibimos una vida corta, sino que nosotros la acortamos.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez
Del texto y la imagen.


Lea más: www.latino-poemas.net/modules/publisher/article.php?storyid=23407 © Latino-Poemas
leer más   
12
9comentarios 62 lecturas versolibre karma: 107

"Ahora eterno"

Rémoras
despedazar el amanecer
atezando célula a célula
con las llagas del ayer
atrapar destripar libélulas
vislumbrar suspender
el perfume de la luz
en el puño de las tinieblas.

Más agua para más sed
más alma para más materia
el arroyo de los sucesos
detener
el círculo eterno
de brillos y miserias.

Ahora amor
contengamos el misterio
funde tu estrella en mi piel
enráiza en mi pecho tu planeta
sin más crepúsculo que resolver
abismo contra abismo
espejo contra espejo
sin más reflejos que recorrer
hundámonos en el laberinto
desandemos todas las metas
de este beso inmenso
infinito.

www.youtube.com/watch?v=14OHSNBv3nc Los Enemigos-Entonces Duerme
leer más   
10
3comentarios 52 lecturas versolibre karma: 119

Hito

Sé de un hito histórico
invadido por un musgo histérico
que amorosamente se aferra
a sus fijas e infinitas magnitudes.


Persevera en el asedio del almanaque
para adelantar los equinoccios,
catorce páginas y llega a él
despeinada y con zapatos de otra época.



Como en trance de gato
ojos abiertos como lunas
furor súbito de veleta temeraria,
no se sabe qué origen tendrá el vendaval.


Monumento a la distancia y a la constancia
conocen atajos entre crípticos sueños
donde son dueños de territorios
sin líneas divisorias y con libidinosos aranceles.


Sé de una pétrea señal que tiene sed
y fotogenia numérica e invernal,
que me va dejando pistas a pie de página
entre las hojas secas de la húmeda imaginación.
19
12comentarios 101 lecturas versolibre karma: 105

Misterio de la Rosa

El misterio es la rosa taciturna
marchita, mustia por sed y dolor
que aún así florece desnuda,
que aún así no pierde su color

Sedas sus pétalos oscuros y rojos
suaves al tacto impregnados de aroma
botones pequeños que parecen ojos
me envuelven y acarician mientras me toma

Rosa que no muere en el desierto
entre llanto y risa suspira alevosa
sabe que la belleza es solo cuento
que su mejor virtud es su alma piadosa.
leer más   
16
13comentarios 91 lecturas versoclasico karma: 104

Cosas que ya hice

Soplaré en tu pelo
cuando no haya viento,
te traeré la sed
cuando sea agua.
16
1comentarios 104 lecturas versolibre karma: 118

Pacto

Ningún juramento bajo amenaza
desde cuatro
excusas
en el inodoro
y esta vez desmintiendo

sobre medir todas palabras con los dedos

de escarmiento
y ciego de venganza
escrito una nota en borrador
en la hielera
—el filisteo y su sed de cerveza—

El espectáculo de cuclillas
ovación del público: de pie
quién cortará el telón
(nunca es tarde, si demoramos un poco)

Y el arte de mapear al intruso/enemigo

en el oráculo

dormido Goliat de rubor mesiánico
y de horóscopo:
sobre qué indultos
y en las ojeras de antihéroe
amenaza
otra bendición

el cura de milagro
no habido
sin dejar huella
un domingo de kermés

¿Y los cuadros en el espejo retrovisor?

en una bolsa negra y de memoria
Rifará a suerte: hacer las paces.
leer más   
9
6comentarios 68 lecturas versolibre karma: 123

enredados: por el sentir de un deseo que sumerge o atrapa como un mar de seducción o inspiración

enredados...
enredados por primera vez bajo tu cuerpo, ese que tiembla al sentir el calor de tus manos que diluidas son refugio o abrigo.
enredados bajo el deseo que nos cubre o nos ata como un yugo imposible de disolver o de romper.
enredados bajo el fuego que destila nuestra piel, y nos vuelve esclavos de una pasión tormentosa o adictiva.
enredados bajo tu desnudez esa que nos une como un solo cuerpo o como una sola entrega.
enredados como dos amantes sedientos o deseosos de explorar una hoguera, que al final destapa mi deseo o la sed que tengo de ti...
enredados...
autor la guerrera
leer más   
8
1comentarios 65 lecturas versolibre karma: 100

Ausencias

Escuché que te vas
enmudezco con el cielo y una madrugada
que nunca más volverá a ser la misma,
el jazmín es un sueño que perderá su elixir de amor.

Tu fragancia itinerante será un soplo del viento
una voz lejana de un verano en silencio,
solo atinó a soñar cómo será el paisaje
mi última frontera que se desgaja.

Tu vuelo maniató a mi sonrisa
solo la libélula
se atrevió a pasar tan cerca de ti
en este último arroyo que sacia la sed.

Te vas y el mundo se queda solo
en un insólito instante
el jardín no tendrán margaritas que adornan tu amor,
los azares y el azul celeste serán cosa del pasado.

No te detendré
inmóvil es el vértice
de un abrazo frío,
recuerdo profundo que sabe a olvido.

Seguiré volando en mi poesía
esperándote, llenándome de melancolía
deseando un beso que no te olvida,
la ausencia es una fuerza que me habla de ti.

El mute
07/12/2018.
12
6comentarios 112 lecturas versolibre karma: 111

Extraña tarde de abril

Aún recuerdo lo ocurrido aquella tarde de abril.
Me encontraba reposando en el mismo viejo árbol de febrero y marzo, esperando el ocaso, en busca de una inspiración un tanto febril.

De pronto de golpe note un ambiente extraño, mi cuaderno portador de mi rima, mi verso y mi prosa, se sintió ajeno a mi mano, ajeno a mi pluma, ajeno a mi alma.

¿Cómo no note algo así antes?

Miles de aves danzaban al son del sol que quemaba como sueño de súcubo.
Los arboles sonreían porque creen que las llamas todo purifican, y aunque ellos jamás han pecado, la letra profunda a sus pieles nunca fue poesía.

Y qué decir de los suplicios del hombre aquella tarde,
aun sin verlos se sentían en tornadillos de deseos, tan vacíos, siempre déspotas,
arrullando recuerdos alterados para dormir ameno luego de probarle la boca al diablo.

Y admirando rarezas entre llamas me inundó un terror, una duda, una traición.

“Y es que, ¿Qué importa si traemos poesía? Si las lágrimas siempre afloran, siempre te abrazan y te recuerdan que son tus damas o caballeros desde el primer día”.
“¿Qué importa si regalamos poesía? Si los árboles te gritan “vete al infierno” por escribir en sus pieles toda tu sed de melancolía”.
“¿Qué importa sentir poesía? Si el suplicio del hombre se inspira en la poesía negra que garabatea la navaja en la piel de la desdicha”.

Si todo este terror es correcto y mi verso es incorrecto…
¿Qué queda en el mundo para desvelar una verdadera sonrisa?
¿Qué debo hacer para que los árboles avalen mi triste rima escrita con sangre pensando que esto particular la volvía?

Y mientras dudaba de mi rima, sesgado hacia el lado oscuro donde el dolor carece de método piadoso…
Como a Newton la manzana, la casualidad jugó sus cartas, dejando en mi regazo una hoja peculiar.
Por supuesto la sorpresa no debió ser lo que fue...
¿Cómo debía?
Si estaba en el sur en un abril, donde todas las hojas se despiden para volar y ser libres como colibrí…

Y sin darme cuenta tenía dicha hoja en mi mano, la tenía, y la veía, y la admiraba como lo que era y como lo que fue, un sistema nervioso tostado por los destellos y aun así me parecía que era dulce… dulce tal vez porque su color me recordaba a la miel.

Y entonces lo comprendí.
Comprendí que la gravedad no solo atrae masa, sino también versos manteniéndolos vivos y dejándolos ser vagos por la eternidad de cada universo.
Comprendí que, aunque duela saberlo, mis lágrimas siempre jugaran conmigo a ver quién aguanta más el sostener la verdad. Una verdad de la que huyo, pero quiero.
Comprendí que, aunque la poesía negra de la navaja sea concreta, quizá mi verso haya hecho a la desdicha ver a otro lugar. O quien sabe y la desdicha fue dicha, quien sabe. Algunas cosas no se sabrán jamás...

Y aún recuerdo, aunque no entiendo, que fantásticos fenómenos ocurrieron aquella tarde de abril.
Al terminar mis versos, las aves se fueron, mi cuaderno volvió a ser mi amigo y los árboles dejaron de sonreír burlescos.
Y aunque reflexioné entre fantasías, una duda aún se presenta en momentos no oportunos…

¿Qué importa si traemos poesía, si al mundo parece gustarle más la letra rudimentaria sin escrúpulos?

Con culpa a veces le entrego a la copa mi voluntad, otras, siento que ni aun con eso lo podre descifrar o siquiera olvidar.
Pero, aunque los versos al final son solo palabras al viento sin rumbo ni lugar,
siento que siempre importará, aun sin explicación, aun sin lugar fijo para reposar,
yendo de boca en boca y de clamor en clamor.
Entonces si importará… si al menos unos suspiros en la noche fría de tu alma logran apreciar.
leer más   
10
sin comentarios 48 lecturas versolibre karma: 113

Orologio di Sabbia...Arena del reloj... ( Italiano-Español).

OROLOGIO DI SABBIA
Arena del reloj

E il tempo verso il basso. La strada.
Giorno lento. La mano lontana.
Il tempo sul ponte.
L'orologio in basso la tabella vi.
Stava camminando nel deserto.

¡Arena, Sand, areia, sable, sabbia!

Y la hora bajo. El camino.
Lento el día. La mano lejana.
La hora sobre el puente.
El reloj bajo la mesa.
El desierto caminaba.

¡Arena, Sand, areia, sable, sabbia!

Più che il paesaggio. Era il momento.
Era il crepuscolo della notte.
Un enorme acqua. Little sete.
Intrappolando il mare. Una bottiglia.
Lontano il tempo. Stavo camminando.

Más que paisaje. Era tiempo.
Era el crepúsculo de la noche.
Una enorme agua. Poca sed.
Atrapando al mar. Una botella.
A lo lejos la hora. Caminaba.

¡Tiempo, tempo, temps, wetter, weather!

Volando durante la notte. Gialla speranza.
All'alba sopra. La strada.
Una tartaruga tesse le onde con le nuvole.
Un cuscino, sogni. Vino.
La copertina del verbale.

Volando la noche. Amarilla esperanza.
Al amanecer arriba. El camino.
Una tortuga teje olas con nubes.
Una almohada sueña. Vino.
La funda de los minutos.

¡Vino, vino rosso, Rotwein, vin rouge!

E ' venuto dopo aver lasciato.
Vino. Añejo. Il giorno.
Ai piedi dell'albero. Radice di anni.
E il tempo.
Distant... altri sole in senso orario!.

Vino después de irse.
Vino. Añejo. El día.
Al pié del caracol. Raíz de años.
Y la hora.
Lejana. ¡Otro sol del reloj!.

¡Reloj, clock, Uhr, Wanduhr, relógio, pendule!.

Ha abbassato il ponte.
La tabella. L'orologio.
Bajó el puente.
La mesa. El reloj.

¡Arena, sabbia, sable, areia, Sand!

Il deserto.
Era il momento. Sabbia e orologio.
Uno solo. Ora molto di più!.
El desierto.
Era tiempo. Arena y reloj.
Uno solo… ¡Ahora mucho más!.

*************
Publicado originalmente en italiano.

Ha sido publicado en e-Stories.org a solicitud de Joel Fortunato Reyes Pérez.
Publicado en e-Stories.org el 17.04.2012.
Autor: Del texto y la imagen
leer más   
15
14comentarios 106 lecturas versoclasico karma: 108

Y yo sin vos

A veces ahogo mis penas
pero las penas cobardes
solo cubren la piel y mojan
besando mis labios
por si quisiera olvidarte
y me ahogo y resucito
en más ganas de vos
de besarte…

Y es el silencio
el silencio que se ahoga
entre sorbos mordiendo
palabras en los labios
palabras de amor
haciendo versos en el aire
y yo sin vos…

Juega el vino con mis deseos
la espuma y sus burbujas disfrutan tocarme
soy tuya ese instante donde muere la cordura
donde la copa, la boca y mi cuerpo se hacen locura
y derrame…

Se acaba la magia respirando tu nombre
en ese gemido escapado queriendo nombrarte
y vuelve la sed a secarme en la toalla
buscando otra copa, pero para olvidarte…

Pero no se olvida bebiendo
tan sólo recuerdo los momentos
donde nos brindamos amor
chocamos las bocas, bebimos los labios
y acabamos amándonos…

Como olvidar
si cuanta más sed, más te recuerdo
más bebo y más deseo, más deseo y estoy
a punto de romper esa promesa de no vernos
más…

Porque, porque no puedo
ni contigo, ni sin ti
me falta el aire con tu perfume
el vino de tu boca y el envase de tu cuerpo
sirviéndome su corazón toda la noche
junto al mío, y latiendo…

Entonces tomo una botella
me visto desnuda de orgullo
y salgo a buscarte
a romper la promesa
esa de querer a solas ahogarte…


soundcloud.com/lola-bracco/a-veces-ahogo-mis-penas (Lola)

.
18
8comentarios 110 lecturas versolibre karma: 108

Abandonar el ocaso

Pensó que quizás fuese mejor abandonar el ocaso
en un punto cierto... que quizás podría aguardar a que
la amalgama de sombras se esfumase para siempre...
y dejó en silencio su sed de respuestas
encendiendo todas las lámparas de la esperanza.
Entonces clausuró la noche en su alma y prendió fuego
a aquel intervalo de vida que había estado abrazando.
leer más   
22
21comentarios 148 lecturas versolibre karma: 123

Perdida

Deambulo por desiertos
sin rumbo ni destino
acompañada por mi sombra
y la soledad
para encontrarme a mi misma
entre arenas de dunas
y gotas de mar

En la noche, como manto celestial
las estrellas que brillan celosas
me arropan para soñar
por el día, los rayos del sol
llenan mis ojos
me empujan
para encontrarme a mi misma
entre arenas de dunas
y gotas de mar

Dejo huellas de vida
testigos de mi caminar
esparciendo el alma
como trozos de cristal

¡Un oasis! a lo lejos
vergel que calma la sed
para sentir y vivir de nuevo
o quizás un espejismo
que al abismo me precipite
y no me encuentre
entre arenas de dunas
y gotas de mar
leer más   
14
8comentarios 113 lecturas versolibre karma: 117

Soy lo que soy

Querido corazón
Me oyes?

Soy el eco de mi silencio,
la que calla mi soledad
y le habla de ti en secreto...

Soy mi nostalgia,
mi sufrimiento...
Soy lo que soy
lo que escribo,
y lo que siento.

Soy mi alma
y desnuda a ti
yo me entrego...
Con el aire de mi piel
y la sangre de mi tintero.

De ti respiro,
la sed de mi cuerpo.
Soy la esencia de mi ser.
El sabor amargo
que llevo dentro...

Y dime,
mi fiel oyente
me sientes?

Soy Poesia y Prosa
al mismo tiempo.
Soy la magia de mis palabras
el aroma de mis versos...

Lo soy todo
y no soy nada...
Soy lo que soy
lo que ayer sentí
lo que escribo hoy
y soñaré mañana...

Y dime amor
no me ves?

Soy mi luz
mi reflejo
y mi oscuridad.

Soy lo que soy

Mi lucha,
mi guerra
y mi propia paz.



-Brig Morrigan-
11
5comentarios 64 lecturas versolibre karma: 105

Voz

Sigo siendo parte
De esa voz cada vez más fuerte
Que grita impotente
Ante la pose de cada gobernante
Sigo siendo uno de tantos
Que juntos somos la mayor fuerza
Quienes inspirados por el llanto
Queremos ver rodar cabezas
Sigo queriendo lo mismo
Que tantos hemos exigido
El fin de su sucio cinismo
Y que dejen de pisotear al más jodido
Sigo siendo de esos
Que exigen el regreso de los desaparecidos
De los millones de deseosos
De justicia para nuestros asesinados
Sigo siendo aquel
Que no es parte de un partido
Y que lleva a flor de piel
La sed de libertad para un pueblo oprimido
Sigo siendo uno de tantos
Que ya no cree en las noticias oficiales
A los que ya no tomarán por tontos
Ninguno de nuestros “representantes”
Sigo siendo uno de miles
A quienes ya no le darán atole con el dedo
A quienes no les verán la cara de imbéciles
Queriendo culpar de todo al pueblo
Sigo y seguiré siendo
De aquellos que luchan por algo mejor
Porque no sirve de nada seguir sonriendo
Para aliviar este dolor
Sigo sintiéndome vivo
Cuando veo a un político desempleado
Y para luchar yo escribo
Expresando sin parar mí desacuerdo
Sigo viviendo el día a día
De la mano de no estar conforme
Con esta cruel tontería
Y jamás dejar que me su inseguridad me dome
Sigo sin sentirme de esos
Que piden ser socialistas
Pero soy de los que pedimos
Que mueran sus políticas corruptas
Sigo siempre preguntando
Si una reforma puede servirnos
O si solo la están creando
Como una nueva forma de exprimirnos
Sigo siendo de los que no votaron
Pero fueron para anular su voto
Para protestar por la mierda que nos presentaron
Que solo nos llevan por un futuro incierto
Sigo sin creer ni un poco
En esas consultas ilegales
Que fueron apoyadas por esos
Que son solo larvas serviciales
Y solo sostengo un gran megáfono que apunta a mi gobierno
Ya que la voz del pueblo arde porque sale del infierno…
leer más   
3
sin comentarios 20 lecturas versolibre karma: 35

El silencio del Universo

¡Respirar!
Ensanchad vuestros pulmones
plenos del silencio del Cosmos.
Que la frente roce vuestras rodillas
en una sanadora Janushirasana.
Sed como el águila;
aprended de su sabiduría,
fuerza y libertad.
Alumnos de la vida sois,
afrontadla sin miedo.
Aprended a dirigir
las riendas de vuestro destino.
¡Y Respirad!
Respirad profundamente,
formando parte de ese silencio
que envuelve al Universo.
Bebed de ese pálpito sordo,
acompasado al latido humano.
Llenaos de su plenitud reverencial;
y así, con Él… seréis uno.

Como dijo Saramago:

"Dios es el silencio del Universo, y el ser humano, el grito que da sentido a ese silencio"





Publicado en la Asociación Solidaria Cinco Palabras:
cincopalabras.com/2018/12/02/escribe-tu-relato-de-diembre-i-marta-moro
19
14comentarios 110 lecturas versolibre karma: 107

Entelequia

La alucinación calefacciona la habitación
y al silencio le aporta algo de calor.
La soledad viste gabardina sintética
y no le afecta la indiferencia.
Por lo menos, el sollozar viene tibio,
ya no hace juego con el rocío invernal.
Una entelequia ideal y perfecta;
pero sin ningún sustento real.

Entre telas sedosas se envuelve
la reliquia de este soñar.
Pensares que a las rosas plásticas perfuman.
Se neutralizan las adueñadas euforias.
Algo pudo haber sido y nunca será.
Un absurdo, zurdo y diestro.
Se vaporiza el pensamiento
y refresca el sentimiento.

Elixir imposible de tomar
con los guantes puestos.
Esos "para siempres"como
entelequias acumuladas.
Entes que televisan sequías.
En el más allá prevalece la utopía.
La fantasía tiene sentido.

Afuera nieva copos de su voz
y la humedad se enjuga con esponja vieja.
Le imagino y recreo otra vez su canto.
El aire imprime su aliento a perejil
fresco que suele darse en temporadas
y busco sus versos en los bolsillos rotos;
sin embargo, la ilusión desciende bruscamente,
por la pendiente de una cascada larga,
y sale ilesa, porque lleva alas.

Un arco iris sale por dentro:
entre el cielo de la boca y la fuente lagrimal
y adopta una forjada sonrisa.
En los extremos de sus hoyuelos
refracta otro arco iris al llover,
como una herradura coloreada de buena suerte,
manteniéndose siempre floridos para usted.
Tenemos tanto ánimo de cantar y las nubes hacen coro
y las voces fluyen por las acequias de la distancia.

4 de abril de 2013
leer más   
13
6comentarios 58 lecturas versolibre karma: 106

Elogiable Entereza... (Experimental filosófico)

ELOGIABLE ENTEREZA
(Experimental filosófico)


En la roca la entraña se baña. ¡Porosa!.
De suspiros llena y rosa. ¡La roca!.
Sus nerviosas manos extendiendo.
Persuasivos pirueteados.
Y nada turba en el mar la brisa,
cazando a los minutos alevosos,
en la urna del misterio esquivo.

¡El eyecte ejerced!.
El embeberse enmenden.

En la ceniza desamparado,
el tiempo al olvido consume.
¡Tan pálido y perdido en el ayer!.
El desconcierto acierta en concierto.
Del ayer los sueños todos. Duermen.
Con la gracia sin igual del espejo.
¡Al ser flores de los confines!.

El enrede entretejen.
¡Enfrenen el emerger!.

La corriente besan los murmullos,
de la mísera paz dónde mueren,
y donde el anhelo se derrumba.
En la estatua desnuda descansando,
en la calma, sensual, teme al cristal.
¡Dúlcido y lento el nuevo día!.
Porque flores mañana y abrojos hoy vierte.

Al abarcar y abrasar.
Abaratan al acampar.

En tanto tenues al mutismo tejen.
¡Qué lóbrego el horizonte brilla!.
¡Cuánto color de oliva afila!.
En las pestañas conversa audaz,
una vez esmeraldas al tatuarse.
Las horas de pétalos al secarse.
¡En la orfandad del albor!.

Ese éter eleven.
El encele enerven.

¡Por dónde el precipicio escapa!.
Entre líricas palomas pródigo,
la eternidad ligera pende.
Hacia el silencio. ¡Y muriendo vive!.
En la dicha del salmón,
con el árbol iracundo.
En tanto alcanza el túnel.

Incidid, insistí.
Infringid, inscribid iris.

Al agua sin tener nada. ¡De sed!.
Y aún en la sed nadando.
Cuidando a la plaza el césped,
con la armadura y su ternura.
¡Porque dura lloviendo lancinante!.
La entereza que suma sombras.
Al virginal fulgor de los recuerdos.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)
leer más   
13
12comentarios 93 lecturas versolibre karma: 118

Ensalada de haiku

Ensalada de haiku


¡Hace buen viento!
Flamea mi bandera
Frente a una escuela.

En la laguna
Sobre el firmamento
Nadan los patos

Tiene racimos  
Pero a pesar de mi sed
No alcanzo el coco

Miro al anciano
Ya sus parpados no abre
¡¿Cuánto habrá visto?!

Amplia sabana
Cubre hembras la codorniz
En seguidilla

Noche sin luna   
Prende el tabaco un viejo
Mirando al cielo 

Cesa la lluvia
En el charco
Mira un niño el sol

¡Cuánto ha llovido!
Ranas desde el platanal
Croa-croa-croa-croa…
12
5comentarios 78 lecturas japonesa karma: 103

Nunca volvemos hacia atrás

Nunca estamos,
nunca volvemos
hacia atrás.

Sienes de fuego
y cascabeles
de antiguas sonrisas,
y una mirada pegada
a la fisura
de noche fría
nutriendo inviernos.

Ojos parados,
miradas enfrentadas
en el ceño de una aurora
que no acaba de nacer,
y se enfría la hogaza
en el horno corpóreo,
y mi mano atraviesa
la estepa de alegre sinfonía
cabalgando valles sin rostro.

Y se alza el ciprés
borrando los hombros
de luna,
y mis labios,
de castaño en flor
se elongan como esponja
escupiendo olvidos.

Si pudiera hincarte
mi grito
sobre tu leño sombrío,
pero sigo estando aquí,
ahora,
mascando tristezas
que muerden desiertos
rendidos de sed.

Y me tocas
la espalda dormida
con tu aridez
de encina cenicienta,
y me envuelves otra vez
en una voluntad
que quedó callada
en cielos avergonzados.


Ángeles Torres


Crítica hacia la violencia de género.
leer más   
14
20comentarios 118 lecturas versolibre karma: 108
« anterior1234535