Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 3968, tiempo total: 0.008 segundos rss2

Sin sombrero...

SIN SOMBRERO

Como cuando de hule un caballo
se procede a herrar ruidosa pluma
en el papiro de roca navegando
sobre un volcán que rueda
entre las hojas del humo
en una esquina abandonada...

¡ Sin sombrero !

Ahí dónde el sol se levanta
por la noche escondida
en el fondo donde duermen
las almohadas los insomnios
por la tarde que corre
antes de llegar la madrugada...

¡ Sin sombrero !

En la formidable desvergüenza
que sonríe ante la tierna muerte
con lustrosos zapatos y el vientre
de tristes y pobres diamantes
orgullosamente venerables y fatuos
por el frío del hielo de humo fácil...

¡ Sin sombrero !

Al arribar bajo la lluvia
de túneles y sótanos
de laureles y aplausos
¡ Por mudar de pelo el huevo !
¡ Por temer de honor la altura...
del temblar genuino descubierto...!

Autor : Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)


Lea más: www.latino-poemas.net/modules/publisher/article.php?storyid=16212 © Latino-Poemas
leer más   
10
3comentarios 36 lecturas versolibre karma: 130

Zila

No existe sensación más grande en el mundo que el orgullo de haber nacido en la tierra que amas, el sentir que encajas perfectamente en ella y que no existe otro lugar donde quisieras haber nacido, eso sentió Zila la primera vez que abrió y los ojos y sus padres le dijeron "Bienvenida al mundo". La llamaron Zila que significa sombra y durante un tiempo fue la niña más feliz, pero la felicidad no comparte cuarto con el tiempo y las cosas cambiaron mucho en el país que para Zila parecía ser el mejor lugar para vivir.
El cielo de su casa de tiño de negro, y la noche se hizo eterna para ella y toda su familia, uno a uno de sus vecinos fueron desapareciendo y Zila veía como se quedaba sin amigos con quien jugar. Y a su familia también les tocos emprender el rumbo hacia lo desconocido. Zila tuvo que decir adiós a su hogar, su tierra, sus sueños, sus recuerdos porque en lugar donde solo existe muerte no es buen lugar para vivir. Así fue como conoció el mar y sus peligros, así fue como entendió que la vida no es fácil.
Un día el sol salió sobre sus cabezas y a lo lejos se vio un bulto que sobresalía sobre mar, era tierra, por fin tierra, al menos sus ruegos fueron escuchados por aquel que desde arriba todo lo ve, todo lo escucha y todo lo oye, mientras todo veían con alegría aquel puerto que parecía seguro, Zila veía cambio y el duro de tener que empezar de nuevo en un país donde no se sabía si serían aceptados.
El tiempo pasó y Zila jamás volvió a su pueblo, jamás dejo de sentir que había dejado un parte de su ser en otro lugar, que a miles de kilómetros dejo una vida. Ahora mira el mar con los ojos enjuagados en lágrimas, el mar le responde con una ola que trae el aire fresco de su antiguo pueblo. Hoy la vida es diferente para Zila y su familia pero nunca olvida de donde vino, porque eso es parte de su historia, hoy nacen flores donde antes hubo espinas y el cielo de Zila tiene otros colores, hoy los malos momentos son parte del recuerdo.
En un mundo donde sobran las guerras, viven niños y niñas como Zila que tienen que abandonar sus hogares y muchas veces son separadas de sus familias, en ese mundo vivimos y a veces miramos para otro lado para no verlo, me niego a dejarles ese mundo a mis hijos. Cada día son y más las inmigrantes y refugiados, los abandonados, los desalojados los que tiene que dejar y partir hacia otro país, la mayoría obligados por las guerras y la miseria. Zila puede ser cualquier niño o niña.
Existe una gran valentía en aquellos que dejan lo que tiene por una esperanza de vida, existe una gran enseñanza porque volver no es lo difícil, lo difícil es tener que partir sin saber cuándo se podrá volver.
leer más   
11
6comentarios 44 lecturas concursobac karma: 128

Días

Tengo días en que visto de noche.A tientas un claro jugando entre mis párpados.

Tengo días que aparentan soleados. Me guiñan y en calma me amhacan despacio.
Al compás de un plenilunio dibujado.

Tengo días en los que sombreo palabras.
Vislumbro vitalidad y sonrío quieta,casi lejana.

Tengo días en que me llamo ontananza.

Retazos de un cielo púrpurureo,
Ocaso desnudo.

Tengo días ,marmóreos,
Tengo días de a sorbos.

Días a tientas,
Días de luz entre la niebla.

Días con perfume a tormenta....
leer más   
15
8comentarios 56 lecturas versolibre karma: 137

Tanka

el sol derrama
sus afrutadas perlas
rojos destellos

las cerezas ya lucen
ramas primaverales
leer más   
17
16comentarios 63 lecturas japonesa karma: 122

Corazón de invierno (con @rebktd)

Las pestañas de las farolas despegan sus titilantes Luces. El viejo banco del parque extiende sus brazos entre la curiosa mirada de una gata solitaria, que mece sus sueños a lomos de un columpio azul. Un suspiro resbala por el tobogán, lanzando un gemido al cielo , las nubes se acongojan y en la inmensidad desbordada de su cielo hacen sonar los tambores sobre los labios de la luna.
Destila el manantial de tristeza en los ojos de la noche...

***********************
Y es en el cielo
La melodía de invierno
Negra y felina
***********************


Y la noche llora entre gemidos y maullidos de negra tristeza, y la luna con su pañuelo de plata seca sus lágrimas y le sopla su luz de esperanza. El jilguero duerme, dos ardillas se acurrucan en el hueco de un árbol que sufre de insomnio y murmulla sus desdichas desde las mil bocas de sus ramas. La quietud de la noche se inquieta ante el desasosiego de una esencia que sufre. Y caen perlas cual gotas de agua invernal sobre un suelo que ahora sabe a tierra mojada, igual que el alma.

************************
Frío invernal
congela hasta el espíritu.
¡Qué oscuridad!
************************


Un ejército de hormigas recogen las migajas de los acordes de la noche .
Danzan las primeras gotas del Rocío y el sol despierta acurrucado sobre la hierba... una mariposa traviesa aletea sobre sus mejillas robándole una sonrisa ...
los destellos de su melena se expanden sobre las montañas rocosas , sopla el viento alborotando la arena;
Repta la lagartija por su coraza de piedra....

******************
Y se deshace
el frío de la noche
en arreboles ...
******************



Silba la luz del alba, sus cantos de amanecer. Arde el bostezo del sol. Se entibia el corazón del mar que besa los labios de la arena, sobre la playa, una y otra vez. Hay cangrejos en la arena, bailando su danza al revés. Se afina la melodía, la dulce armonía, entre lo vivo, lo que se mueve y lo inanimado de lo inerte.

********************
Surge tibieza
en el corazón frío
del mustio invierno.
********************




~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
Colaboración
con mi querida amiga ─R─ @rebktd

Poema compuesto
por 4 poemas japoneses tipo Haibun
(prosa poética rematada en Hokku)

@rebktd & @AljndroPoetry
2018-oct-16
leer más   
7
11comentarios 77 lecturas colaboracion karma: 99

No tenerte

Y lo peor es no tenerte.

Porque que más da si brillan
poco o mucho las estrellas,
yo lo único que quiero es verte.

Están como muertos
los alhelíes y azucenas,
hasta la yerba no me parece verde.
Y la perrita me mira también
Con sus ojos tristes dolientes

Ella sabe bien
lo malo que es no tenerte

Me dijiste que mirara la luna
Pero desde que tu te fuiste
Siempre la veo muy obscura
Como si no quisiera responderme.

Y se que el sol
no ha salido en noche ninguna
Porque no quería verme.

Porque ya sabe
Lo que sufro por no tenerte.
leer más   
12
4comentarios 58 lecturas versolibre karma: 131

Corazón de madera

Hoy se han desviado
mis ojos, y te he visto
escondida en un rincón
con tu vestido rojizo,
solitaria y llena de polvo.

He vuelto a ver tus cielos
arropando los míos,
he visto tu profundidad
de nubes blancas
cubriendo mis aceras átonas.

Ella,
sólo quiere
que roce sus desiertos
y llene su vientre
de partículas de sueños,
se deja mesar sus cabellos,
y extravia sus besos
de ámbar.

Ella quiere soñar
sobre mi retina,
la esencia de un Sol
que se esfuma y desvanece
en busca de un Do,
y ve caer una lágrima
sin pena ni gloria.

Su corazón, tiembla
cuando la toco,
con mi mano derecha,
suave pluma
mecida por el viento,
y rozo su cuerpo,
recorriendo sus valles
y laderas,
con mi mano izquierda.

Surgen latidos entrecortados,
de tinta, danzando
versos grises de humos
plomizos y metálicos,
en busca de sus colores perdidos.

Ella sobrevive,
con un soplo
de mi aliento.

Ella,
sólo pide
el contacto con mi cuerpo.

Ella,
quiere unir su palpito
al mío.

Deja caer sus hojas secas,
desprendiendo sus inviernos,
y viste de flor de primavera.

Se desprende de sus notas,
pariendo notas nuevas.

Le susurro con voz
entrecortada,
besando su boca,
buscando como conquistar
su bello continente,
y profundizar
en su alma gemela
llena de extensiones.


Angeles Torres
leer más   
20
14comentarios 83 lecturas versolibre karma: 134

Hombros rotos... (Lipograma monovocálico)

HOMBROS ROTOS

¡ Hombros rotos... Somos !
Rostro roto
Somos
Como prólogo
Solo
Otro oro rojo
Sólos
¡ Cómo sol polvoso !
Honor color mohoso
Con
Ocho sollozos homófonos
¡ Cómo rostros rotos polvosos !

Por otros nosotros
Con otros hombros rotos
Por otros plomos
Con otros rostros polvosos
Por otros orondos pomposos
Como pronto lodo... ¡ Sonoros !.

Somos... Hombros rotos
¡ Otros ojos rojos !
Somos... Hondo dolor
¡ Cómo coro lloroso !
Flor sólo... Protocolo solo
¡ Flor, color otoño, sólo !

Hombros rotos, rostros polvosos
¡ Por orondos pomposos sonoros !

Otro sol borroso
Somos
Otro tronco roto
Somos
Como fondo sordo
Con loros como coro
Con monos como probos
Con golfos como robots

¡ Hombros rotos, logro horroroso !

Autor : Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)

POST DATA:
Información útil es...

es.wikipedia.org/wiki/Lipograma
También...
es.wikiquote.org/wiki/Lipogramas
leer más   
17
17comentarios 82 lecturas versolibre karma: 129

"Viejo puente"

Cogidos de la mano los amantes efímeros
en el longevo puente de madera
acompasan sus miradas de agua
sobre un horizonte flotante inconexo
lascivo juego de peces de plata
vaivén de juncos y de promesas
libélulas que fecundan ese instante
se desdibujan en su dolor para siempre.

Los dedos misteriosos de la brisa
en el tango sutil de los cabellos
abrían el regalo de tus mejillas
devaneo del sol en la besana
de tu piel de fresa en barbecho
supuró el veneno de la distancia
se sembró la herida del beso.

Camino cada mañana a ese puente
a por mi orquídea ausente en cada verso
perfumarme de su delicia temprana
beber de la fuente de las lágrimas
flotar en la desgana del embeleso
despedirme amor en la corriente
púrpura espumosa cotidiana
hacia otra muerte
...hasta otro beso.

www.youtube.com/watch?v=LCJblaUkkfc Radiohead- Street Spirit
leer más   
8
7comentarios 35 lecturas versolibre karma: 98

Esta noche dale alas a la lluvia

Esta noche dale alas a la lluvia.
Para que se lleve la tristeza.
Dale alas al sol.
Para que baile con la luna.
Dale alas al corazón.
Para que arrope los sueños...
Esta noche llena de versos el aire.
Para hacer más dulce el silencio.
Viste con metáforas el cielo
Para volar sin miedos.
Llena de flores
El horizonte bohemio....
Esta noche dibuja ocasos
En la piel.
Pinta un arcoiris en la nostalgia.
Escribe baladas
En cada recuerdo....
Esta noche
Concédele la paz...al universo.
leer más   
15
6comentarios 68 lecturas versolibre karma: 125

De vuelta al pueblo

En una mano una taza de café, la otra apoyada en el pecho. Miraba por la ventana de aquella vieja y desvencijada casa, pensando en por qué la vida la había dado tan pocos momentos de descanso.

No se quejaba demasiado de aquella época, era la mejor que había vivido. Pero echar la vista atrás dolía demasiado. ¡Dolía tanto!
María había nacido en el seno de una familia humilde, hacía ya 68 años, en aquella misma casa del pueblo paterno. La pequeña de tres hermanos y la más rebelde (como decía su madre). Sus padres agricultores y buenas personas, no pudieron estudiar, la vida no les concedió ese regalo. De sus hermanos ya solo quedaba el recuerdo. Su hermano Pedro murió por una sobredosis hacía ya demasiado tiempo y su hermana se casó con un australiano, solo supo de ella durante algunos años, después nunca más tuvo noticias.

Cuando era joven quería escapar del pueblo a toda costa y no eligió la mejor compañía para este viaje. Un verano conoció a Juan y ya nada volvió a ser lo mismo. Su vida fue una sucesión de palizas y sinsabores. Durante años ocultó la realidad a sus padres por no hacerles sufrir. Trabajaba limpiando portales y casas, lo poco que ganaba, él se lo gastara en borracheras y amigos. A consecuencia de las palizas tuvo dos abortos pero con el tercer embarazo todo fue distinto. Cogió una maleta y se fue. Refugio para mujeres maltratadas, lo llamaban.
Estando allí, la vida le dio una de cal y otra de arena. Su marido murió en un accidente de coche, conducía borracho, como siempre. Y días después su padre, de un ataque al corazón.
Se la abrió una puerta de par en par a la que se aferró con todas sus fuerzas. Volvió a casa con su madre. Entre la pequeña pensión, lo poco que sembraran en la huerta y limpiar alguna casa les daría para vivir las tres (eso fue lo que su madre dijo).

Su niña nació sana y fuerte, era lo mejor que la había pasado en muchos años.

Durante algunos años vivieron las tres en aquella pequeña casa, sin tener de sobra pero sin faltar lo más básico. Lo bueno que tienen los pueblos es que todos se conocen y siempre recibían alguna ayuda.
La tienda de comestibles de la plaza, les guardaba algo cuando estaba próximo a caducar o la lechuga que ya no estaba tan fresca. Alguna que otra lata y el pan del día anterior.
Cuando había que limpiar alguna casona porque iban a venir los dueños de veraneo, siempre llamaban a María para ir a limpiar. Limpiaba la consulta del veterinario. Limpiaba, eso era lo que mejor sabía hacer, sin estudios es difícil conseguir otro trabajo.
Los días transcurrían y su nena (Ana) se iba haciendo mayor. Empezó a ver en ella las mismas inquietudes que ya tuvo ella años atrás. El pueblo la asfixiaba. Y por más que quiso quitarle la idea de la cabeza, estaba decida a irse de casa. Quería estudiar, decía su hija. María había perdido a su madre recientemente y perder a Ana le aterraba.
El pánico a que su historia se repitiera con su hija la llevo a tomar una decisión. Vendería lo que fuera y pediría si hacía falta para que su hija sí tuviera estudios y una vida mejor.

Habló con el alcalde del pueblo, Miguel, antiguo noviete de juventud, y le pidió ayuda. No tenía dinero para pagar a su hija un piso donde vivir mientras estudiaba, ni pagar los estudios.
Miguel le proporcionó una habitación en casa de unos parientes, allí podría dormir y comer a cambio de ayudar con la limpieza de la casa. Además Ana trabajaría los fines de semana en un centro comercial para sacarse algún dinero extra.
María trabajó de sol a sol. Limpiaba donde hacía falta, incluso en el pueblo vecino, vendía a la tienda de la plaza lo que podía de sus pequeñas cosechas. Aprendió a hacer gorros de paja, típicos de la zona y los vendía a los turistas…..todo con tal de que su hija pudiera estudiar.

Ana consiguió sacar su carrera de veterinaria. Pero encontrar trabajó en las grandes urbes no es tarea fácil. De nuevo el pueblo volvía a ser la mejor salida.
No fueron pocas las dificultades hasta poder abrir consulta, era mujer, joven y la desconfianza de los ganaderos la hicieron tambalear en más de una ocasión. Pidió trabajo al viejo veterinario, donde su madre seguía limpiando. Le ayudo en las tareas más difíciles. Iba de granja en granja asistiendo a partos o a lo que hiciera falta.

El viejo veterinario se jubiló y le ofreció su consulta por un precio módico. Todo empezaba a cambiar para mejor.

Ahora, María miraba por la ventana, con un café en una mano y la otra en el pecho. Su nieta jugaba entre los garbanzos y las patatas sembradas. Su yerno era una buena persona. Inmigrante, llegó a este país con los bolsillos repletos de ilusiones y el corazón encogido por el miedo. Ana y él se conocieron cuando ella estudiaba. Todas las mañanas le veía en el mercado descargando fruta.
Un saludo, una pregunta buscada para crear un primer contacto. Conectaron pronto y bien.
Ahora juntos en el pueblo con su madre, ella con su consulta veterinaria, él se quedó al cargo de la tienda de la plaza, eran felices y tenían una niña.
Su hija al fin si tenía una vida mejor y ella estaba formando parte de aquel comienzo tan esperanzador.

Cuando una puerta se cierra, siempre hay alguna ventana que se abre.




Hortensia Márquez
4
2comentarios 36 lecturas concursobac karma: 64

Era un poema o una canción

Eran palabras, simples y sencillas
eran instantes y momentos bellos
eran pedazos de fe que se le roban al tiempo
eran precisos y exactos como susurros
de algún secreto.
Eran vidas pasadas, con recuerdos remotos
que te llevan y traen sin apenar mover
un solo segundo.
Era la más original versión de un romance
Algunos dicen que era un poema ,otros una canción
Para mi eran palabras del corazón.
Y volvieron los días de olvido
y las palabras seguían ahí, como colunmas de templo
que el viento no puede mover
Caía el sol sobre el horizonte y nadie se atrevía a moverse
Eran palabras fuerte
palabras de siempre, de toda la vida
Yo no se si era un poema o una canción
Para mí eran Palabras.
leer más   
17
7comentarios 55 lecturas versolibre karma: 120

Y serás

Y serás un esbozo en mi retina
un sol naciente abortado
una ráfaga de locura
un temblor en mi piel

Y serás ese verso inacabado
que habitará en mis raíces
y como una lenta yedra
trepará hasta asfixiarme

Y serás el acorde de guitarra
de las cuerdas de mi melodía
perpetuando tus ecos
allí, dónde crecerán mis hierbas

Y serás mi testamento
y mis herederos tus besos
aquellas palpitaciones
que vibraron en mis labios
leer más   
7
7comentarios 34 lecturas versolibre karma: 99

Quimera

Sembraste el olvido
del amor en tu huerto,
por eso entre tus frutos
está mi corazón muerto.

Salen en mi jardín
las flores de tu flagelo,
llenando de espinas
todo mi cielo.

Crece la desilusión,
como tallo en ojal.
Quedo temblando en el silencio,
como agua en un vendaval.

Fuimos tan inseparables,
Como lo son los colores con la primavera.
Deja de brillar el sol
que alimentó con su luz una quimera.

Sembraste en mi huerto
la esperanza con todos sus letargos,
por esos mis frutos
tienen sabores amargos.
leer más   
21
22comentarios 120 lecturas versolibre karma: 142

Tu carita de sol

Y me enciendes el sol en tu mirada
en tu rostro, mujer enamorada.

Y me enciendes la luna, es hechizante
acaricias el cielo desbordante
me recibe tu seno, palpitante
te palpito en el pecho, alucinante.

Y se enciende la hoguera de la noche
es ardiente la entrega en mi derroche.

Y me late tan fuerte en la alborada
tu carita de sol tan deslumbrante
y en mis brazos despierta tu trasnoche.




~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
@AljndroPoetry
2018-Oct-15

Jotabé endecasílabo
Ritmo melódico puro
leer más   
22
20comentarios 150 lecturas versoclasico karma: 125

Colinas

En esta colina residen las voces,
las rimas del Sol,
el ocaso de las sombras,
el nervio y la pulsación del tiempo
extendidos a través de las raíces
y de su tierra libertaria.

Y si la lluvia refleja
la soledad en nuestras ventanas,
si se allega a nosotros
propensa a caer
sobre nuestro cabellera tímida,
disuelta en llanto
de chaparrones tristes,
hagamos con sus aguas
y con el lenguaje de las piedras
un puente con el que cruzar
los barrancos de la servidumbre,
hagamos con su dolor
nuestra alegría,
el renacer con su llegada.
leer más   
18
14comentarios 86 lecturas versolibre karma: 127

Por el sofrenar ultrajante... (Experimental neosurrealista)

POR EL SOFRENAR ULTRAJANTE
( Texto Experimental Neosurrealista )

Todo está en la memoria
del aire que desteje
la lluvia del olvido
gotas de fuego, hielo, sangre,
en la frente del mar meciendo
al bosque de polvo y vidrio...

Como el misterioso brillo de unas setas invade al aire,
al adornarlo con abalorios de concha, que la senda,
triste riega, con el llanto de las cuerdas del suspiro ligero,
vibrante por su faz serena, con los pies de terciopelo,
mirando al cielo, cariñoso, dócil, un arroyo voluptuoso,
que los mínimos obstáculos allana, con las fibras del amor,
en las flores peregrinas, dónde los colores palidecen...
Luego de haber salido del futuro, y sin dejar un sucesor
en el pasado, al recortar las siluetas contra el horizonte,
que dejan al sol negro, llorando lágrimas de luz inútil...

¿ Porqué, porqué ?

¡Porque tanto las aves como los peces, tienen un campo
visual mayor que el hombre, que de no atenderse a un
tiempo justo, puede dar por resultado la ceguera total !

Porqué...
Todo vuela junto al tiempo
futuro arrastrado por el pasado
presente sin substancia
constante, continuo, continente,
del hallazgo herencia huérfana,
¡ Del desierto incapaz de ser arena...Sólo !...

Por
el
sofrenar
ultrajante... Del sistema de arrendamientos del pensamiento,
y de los préstamos de sentimientos, con las películas de sexo
y sangre, con los besos marmóreos, y el remordimiento de las
sonrisas vibrantes, con la consciencia indigente, desnuda y
sembrada, indefensa, en el subsuelo del fértil olvido pagado...
A pesar de lo que opinaran los huesos, y los huecos hogares
del polvo disperso, del mar sudoroso, de las lágrimas ahogadas.

¡Ningún sofrenar es más cruel!
¡Qué del inmenso mal, hacer un olvido infinito!
Haciendo de las serpientes palomas, y de los escorpiones corderos.

En la verde música dulce
del metal de los violines
azules los rayos se esconden
de la blancura silencia de nieve
en el corazón del tímido fuego
por el alma secreta del vacío...

Autor : Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)


POST DATA:
Información útil es...

eduardosuarez.net/index.php/5c/periodos-artisticos/item/13-neo-surreal
También...
es.wikipedia.org/wiki/Surrealismo
leer más   
15
8comentarios 86 lecturas versolibre karma: 141

He perdido mi gotita de rocío...

He llorado con pena y desconsuelo,
perdido al despertar sobre tu cama,
mi llanto por no verte encima de ella,
gotita a gotita por la mañana.

De esas gotas que empapan las mejillas,
rocío que humedece las pestañas,
le surcan a la flor sobre sus pétalos,
dice la aurora al sol, en la alborada.

La campiña brilla resplandeciente,
flor de color entre el verde esperanza,
al reflejar al astro iridiscente,
cielo sereno, silente y en calma.

Del relente sombrío, quiero ahora
amanecer feliz entre tus sábanas,
que mis sueños se mezclen con tus hadas,
ha ardido de pasión tu cara lánguida.

Perdido en la noche viaja el amor,
todas las miradas están en llamas,
sus pupilas han quedado esparciendo
estrellas que son millones de lágrimas.
20
15comentarios 92 lecturas versoclasico karma: 136

Laura

Un poema , Una lágrima
Te confunden en el atardecer
de un caduco recuerdo de un tiempo
que nunca quisiste desaparecer.

Forjarte de las penumbras
en la confusión de un tiempo
que parece eterno
porque llevas contigo ese espíritu materno.

A sabiendas de tu alegría
de sonrisas que esparces como semilla
sobre un fango de esperanzas
florece aquella mujer
la mujer que jamás descansa .

Tus palabras sanan, tus palabras curan
son un viejo libro de lecturas
que cruzan fugaces los campos espigados
viajan donde nadie ha llegado
y fecundan los desiertos olvidados
donde germinan los nuevos sueños
que los haces realidad solo con tu empeño.

Al mirar al cielo
contar cada una de las estrellas
ver en las nubes la forma de tu nombre
junto a cada una de ellas
observar extender tus alas
donde asoman tus recuerdos
entre poemas y escritos
de aquel roto cuaderno.

Tajar los rayos del sol
que marcas al amanecer
contemplar el espectáculo radiante del aura
saber que existes y eres real mi querida Laura.
leer más   
5
2comentarios 15 lecturas prosapoetica karma: 60

Hermosa Mujer

El sol brilla al amanecer
La luna alumbra al anochecer
Así irradia tu belleza linda mujer
Y como la flor que en la primavera florece así tu hermosura resplandece.
Tan linda y especial que con tus palabras me puedes apaciguar, pues tu mujer eres lo que todo hombre puede soñar.
Porque No hay letra si no hay canción así es en nuestra vida no hay alegría si no está tu corazón;
Miles de estrellas brillarán, miles de rosas florecerán, pero solo tú con tu ternura al alma triste impresionaras.
leer más   
4
5comentarios 69 lecturas prosapoetica karma: 61
« anterior1234550