Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 1173, tiempo total: 0.006 segundos rss2

La fiesta del sol

Te invito a ver el arco iris del verano
guarda el gris en el armario del invierno
la fiesta es en la casa del sol
en su jardín, donde reside la vida

Sus rayos, como anfitriones
se vestirán radiantes de gala
con sus chillones trajes amarillos
lucirán sin sombras ni máculas

Al resto de asistentes
no se les exigen ni nombres ni etiquetas
tan solo recomiendan bañador
para los fuegos artificiales de agua

No han invitado a las nubes
ni a las tormentas ni lluvias
y mientras el sol se toma un descanso
acudirán la luna y estrellas
con sus elegantes vestidos de noche
bailando baladas románticas
hasta altas horas de la madrugada
clausurando con un brindis el fin de fiesta
leer más   
13
8comentarios 96 lecturas prosapoetica karma: 106

La necesidad

Estoy necesitando de una buena historia para contar
De un buen vino, un buen beso, un buen ocaso
Y no es que no la haya buscado, más bien es que no se han dejado encontrar
Yo como fiel servidora de las buenas letras, que no duermo
Hasta que la vida no me pare un poema
Y que tengo ya los silencios gastados de tanto gritar
Estoy necesitando de un buen adiós, de esos que saben a tequila
Y suena a tango de desamor
Me comprometo a seguir esperando, en el banco de los suspiros
A que pase el tren de las tentaciones, en donde no debo viajar
Pero al que igual me subiré
A no rendirme ante el viento, ante la tormenta, a seguir necesitando
Lo que no me hace falta.
A volver caminar por donde un día, dejé de andar
A volar sin alas y sin ti
A ser menos yo cuando me faltas tú
A vivir de estas necesidades tan profanas y existenciales
A ser poesía cuando solo me apetece ser aire.
leer más   
13
9comentarios 64 lecturas versolibre karma: 121

Desde la ventana imaginaria

Desde la ventana imaginaria.

Las hojas bailan con el viento,
dan el paso balseando entre los árboles
los sentidos y las emociones.
Dime acurrucada alondra que vuelas sin destino
por los techos azules anaranjados extremeños
en direcciones prohibidas
sin horizonte y planeando los surcos que el arado hizo
sembrado el trigo.
Alineaciones perfectas entre los olivos y la vid, con las manos del hombre con dolor y trabajo realizó.
Olor húmedo de tierras rojas como la sangre y el sol
los verdes plateados y carruaje en la orilla de los caminos
charcos plateados de agua recién caída.
Al lado los musgos, la romaza, berros, y tréboles recién nacidos.
Llega el aire puro desde el otro lado del bosque de encina
sin querer nos avisa de una gran tormenta,
rayos y relámpagos plateados con furia caen,
sobre un suelo verdes y ocres, en este otoñal infierno del esperpéntico día a día de estos tiempos caóticos y convulsivos.
leer más   
10
1comentarios 57 lecturas versolibre karma: 112

Tango composición

Tal vez un día de lluvia
Vuelvas a mí
A mi razón.
Mi existir es una luna
que tú
haces brillar.

Eres mi sol
Mi soledad
Cuando no estas
Tu recuerdo va....
floreciendo
por los caminos.
Mientras caen pétalos de
mi destino.

No se,si es amor,
Tal vez,
Solo canción.
Sé que tocas al piano mi alma.
Y tus notas,
Vibran en mí.

Eres mi musa,
Mi fantasía
Eres la noche que el día envidia.
Eres destello,
Perfume a
Tierra húmeda,
Hambrienta de cielo.
Eres quien convierte a mi cuerpo
en tango de Cello.

Eres bemol de abril
Sudor febril
Recuerdo,
Sentir.

Mi revivir....

Y floreciendo va..
Mi alma por los caminos.
Detello de tu alba.
Y floreciendo..
Por los caminos.
Mientras caen pétalos de mi destino.

Eres estrella cercana,
En humus de nadie.
Latir intenso del aire
Por eso te canto amor

Mi revivir
Fulgor de invierno.
Preludio de mis destellos.
Tormenta de estrellas el velo.

Y si por ello miras al cielo
veras que una lágrima,una lágrima cae
Y si por ello miras al cielo.... verás una lágrima...Y es mía.
leer más   
14
9comentarios 65 lecturas versolibre karma: 126

Estela~ tormenta ^ y promesa*

Ella dice
Que es bonito imaginar
...

Pero también dice
Que es más bonito no tener que hacerlo
Como cuando...
tú te aproximas lento
y trazas líneas con el dedo
sobre su cuerpo

O como cuando la susurras al oído
que existe una historia sobre otro universo
donde los sueños se rozan en el viento
y se hacen estela
tormenta
y promesa

Y tu AiRe entra en
su pecho
Y ella ...

Ella
es una simple mariposa
aleteando en tu aliento

tocando con sus alas
ese lugar que denominaron cielo

El qué nunca se alcanza
~~~~~>>>>Dicen ...<<<<~~~~~

Y ella dice
Que...
qué sabrán ellos ~~~~>>>
de ti <~~~
de ella ...<~~~~~~

Y de los cambios de ritmo
Los que os suenan por dentro
bien alto y con ruido
Los que os hacen testigos

que si habitan las ganas
Es
el
cielo
quien
baja...

Y es vuestro su vuelo ~~~~~~~


@rebktd
leer más   
22
21comentarios 112 lecturas versolibre karma: 136

Eres lo que mi memoria no conoce, lo que mi mente no recuerda

...aplazábamos así la felicidad, la vida
todavía no sé por qué
todavía no sé para cuándo.

Isabel Bono



Te pareces a los mapas que dibujan con destreza
la espuma de sal en la orilla
de esas playas que nos vieron pelearnos
con el tiempo.
Llegas a mí, indefinible, como la suma
de restos, montón de retazos, sobrante
de lo que debí pensar que eras
y siempre me quedará esa maldita duda...
¿Eras edén?
¿Cuánta certeza cabía en el deseo
de verte así?

Soledad conmigo,
en la ausencia de saberte
—o creer que te sabía—,
llenaba las tardes con trozos de otras,
con tristes torrentes de tinta,
escribiendo a partir de la memoria,
a tientas. Era aquello
un amasijo de versos, tullidas letras,
tormentas, trincheras, textos torcidos.
¿Qué era yo? Ni poeta ni poeta.
Y menos, mujer.
Soberana de tu sombra, solamente.
Con la voluntad
postrada a tu voluntad.
Un tropiezo de mí misma
repitiendo la caída, una y otra vez.

No te importa y no es tu culpa;
pero, de tanto lamerme las heridas
he convertido mi lengua
en un ripio y la paciencia ha dejado
de servirme como excusa.

Eres lo que mi memoria no conoce,
lo que mi mente no recuerda.
Derribé tu pedestal.
Ahora solo estoy yo.
14
9comentarios 80 lecturas versolibre karma: 130

Y volverán los otoños

Y volverán los otoños, volverán como boca que marchite los nombres, jardín donde vayan a perderse las pequeñas cosas,


Volverá ese titan somnoliento a comer de las hojas rojas del olvido,
a santificar ríos con las manos, a desmigajar el tiempo con sus ojos, a hacer de la tarde espacio de lo caído, el otoño con una mano va midiendo la fiebre del campo y con otra va causándola.


Viene como un perro que no quisiese los huesos que quedan después de la guerra, tibio agua donde se ahogan los recuerdos,

Otoño de rojas manos, otoño de muerte cálida, pasajero como lluvia de verano pues después de nombrarlo solo queda un pequeño charco.


Va devorándose poco a poco como el tiempo, olvidándose de si mismo, haciéndose tormenta y polvo, viento hacia el horizonte.

Volverá el otoño como un niño triste, arrastrando los pies y con cara larga, jugará con el gris de la tarde, mas tarde, cansado en casa dirá que hasta el cielo a veces tiene la cara triste.

Sepulturero de juguete, ¿Que animal indefenso quieres tapar con tantas hojas?.

Viene el otoño como la memoria de un año olvidado.
leer más   
7
2comentarios 30 lecturas prosapoetica karma: 72

Como hace frio alla afuera

Hace frio allá afuera
La brisa trae consigo el invierno
Y todos sacan sus abrigos y chaquetas
Entonados a una sinfonía de cremalleras.

Son los gélidos vientos de Noviembre
Que sacuden vigorosamente la ciudad
Del Norte bajan fuertes ventoleras
Que rompen la cotidianidad.

La furia de Bóreas templa
Contraria a la ira de sus victimas
Retrasos por calles cerradas
Maldiciones por enfermedad
Dolores despiertan de sus camas
Aquellos a quienes el frio tormenta.

Mas debo decir que esto no me afecta
Desnudo por la calle puedo andar
Pues el frio de mi es el hilo
Que tejió mi vida y normalidad.

Frio es mi corazón diariamente
Un paramo helado sin sensación
Frio es la cámara de mi alma
No hay dulzura, no hay amor
Como frio es la vida de los otros
Calor no encuentro a mi alrededor
Tan frio es el desprecio
A un hombre en precaria condición
Y frio es el silencio
A las plegarias de un hombre en desesperación
Frio es el trato de la gente
Sonrisas mas duras que el hielo
Frio son los besos
Que marcan el hola y el adiós.

Y pienso yo en este frio
Y noto que es invierno ya
Y gélido es el viento
Pero mas frio es el tratar
¿Sera que llamamos este céfiro?
Con actos y palabras sin calor
Que ya el frio encontró hogar
Dentro de la gente, su corazón.
4
sin comentarios 26 lecturas versoclasico karma: 39

Las flores de pomelo son perfumadas por la brisa

Por encargo de una Linea Aérea por la poeta-pintora Naoko Kuramoto.Gracias por la confianza.

Cuando el viento y la lluvia golpean, las hojas resisiten en
la noche estrellada, el rocío humedecerá el cuerpo, el calor
hipnótico es el sol, las arrugas se adormecen, las hojas
jóvenes saben que son lo mismo:
cuando termina la temporada de lluvias, las
flores de pomelo son perfumadas por la brisa y las
hojas jóvenes son como las princesas. ¡El mismo
fondo del castaño es aderezado con mil nuevos perfumes!


!Qué sensación tan extraña!
Estiré la cabeza, y vi desde el espacio superpuesto,
las hermosas y bonitas hojas del arco iris de los sueños.
Pero las hojas jóvenes no saben la pena del viento y la lluvia. No
saben la pena de las hojas de Xiao (洞箫; 洞簫).
Solo las hojas pueden decir qué son lindas las marcas de los sueños.
Solo las hojas pueden saber la tristeza de la tormenta.


Che-Bazan.España
11
4comentarios 73 lecturas versolibre karma: 126

Oculto tras los gritos

Otra vez oculto tras los gritos,
Cruzando el camino triste de orgasmos malditos,
Atrapado en la tormenta de blancos rayos,
Sin poder esquivar e incumpliendo mis promesas...
No se ya que hacer, -se me va pluma buscando el hilo-, me siento ausente,
Tengo el cuerpo dolorido y el alma ahogada en el presente...
leer más   
7
1comentarios 88 lecturas prosapoetica karma: 111

Niebla invisible

En medio del puerto,
agua cristalina,
navega un velero,
el reflejo del sol ciega la vista.

Diviso el final del destino,
cielo nublado atormentando,
tormentas que vienen y se van del camino,
hacen más daño cuándo estoy solo,
soñando con el pasado,
pensando en mis seres queridos.

Por más que recuerdo no logro volver junto a ellos,
sigo pensando y pensando,
triste al recordar cuándo mis ojos eran libres,
ahora son esclavos del miedo,
cuánto daría por ayudarles y calmar su dolor,
cada día lo pienso,
pero vuelve a recorrer mi cuerpo el miedo y huyo corriendo.

En medio del destino me paralizo,
no hay abrazos ni caricias,
sonrisas ni besos,
no logro encontrar la paz entre tanto llanto,
tanto llanto me ahoga,
solo desespero mientras el tiempo avanza.
leer más   
13
2comentarios 60 lecturas versolibre karma: 122

Fuera de Cobertura

A: Maria, cuando no pude ganarle a 500 Km de distancia, una tormenta
y la mala recepción me sacaba canas verdes.


Casi ocho horas de viaje y las piernas entumecidas,
Lluvia fuerte y miedos a salir de la carretera;
Luces que te topan y se alejan sin decir adiós,
Suspiros y susurros, solo un trago de un café transparente.
Música de fondo con cantantes afónicos y letras retorcidas,
Noticias que lamen el parabrisas y rebotan en mi fastidio.
Casi ocho horas de viaje y las piernas entumecidas,
La anárquica idea de una zona de silencio,
Luces que se topan y no te llevan a ningún lado,
Lluvia que no cesa muy al pesar de los perros mojados y los ríos que no crecen.
Hoy no podré llegar!
Y aun cuando aterrice en el ojo de la tormenta, no podré hablarte
Y aun cuando mi cuerpo mute a satélite o veleta,
Mi amor se mantendrá fuera de cobertura.
leer más   
15
4comentarios 59 lecturas versolibre karma: 119

Para Qué Soñar

Quiso, aunque tan sólo fuese una vez y por estar ya cansado de deambular por días aciagos y convulsos, arriesgarse no sin creer que quizás eso le conllevara a condenarse a una locura aún mayor, imaginar cómo podría ser una mañana sin tormenta, sin la oscuridad patente que ya tenía creada en su propio universo.

Pero quedaban ya tan olvidados esos recuerdos, que tenía primero que volver a aprender cosas tan simples, como sonreír. Su tez, hacía ya mucho tiempo se había vuelto tan reseca y mustia, como descortés su conducta hacia con los demás.

Tan arraigada tenía ya esa forma de vida y talante, que el simple hecho de imaginarse lo contrario le irritaba. Muchos eran los adjetivos con los que la gente le dispensaban a diario y el tener que esforzarse para cambiar eso, aún hacia lo odiara más.

De pronto, se sorprendió a sí mismo viéndose en esa lucha interna que tenía, entre su deseo más interno y la razón de su ahora. Y comprendió cuanto esfuerzo supondría tener que empezar a tolerar, comprender, compartir, respetar… pensó que nada merecía tal esfuerzo. No era tan sólo eso, ¿es qué acaso alguien lo mereciera?.

Hizo como hace la mayoría de la gente que le rodeaba. Olvidar aquel recuerdo que le había brotado y hacer como si nada hubiese pasado. ¿Qué podría él cambiar, que algún otro no lo hubiese ya intentado?.

Dejó que de nuevo el conformismo lo impregnara de falsos deseos banales. Que los gruñidos se antepusieran a cualquier contestación o conversación que tuviera. ¿Para qué soñar, si sólo conllevaba sufrimiento?.

El mundo y ahora soy yo y no el personaje imaginario quien habla, no podemos permitir que se siga nutriendo de sueños truncados que sólo lleven a la desesperanza. El mundo y su gente, merecen recibir lo mejor de cada uno. Tú que me estás leyendo, ¿por qué tendrías que odiarme si ni siquiera me conoces?.

La Vida sólo puede cambiar, desde nuestro propio interior. Yo no digo que tengas que saber que hacer en cada momento, sólo digo que si intentamos aportar lo mejor de cada uno, sea más sencillo encontrar la felicidad. Ya que estaremos sembrando este mundo de ella.

Iván A.
5
1comentarios 20 lecturas relato karma: 64

El huracan del desamor

El huracan del desamor
el corazón me quema,
soplando versos de dolor
para encender el poema.

Fue perdiéndose mi sueño
En tu soñar,
hasta verse en la inmensidad pequeño,
Como la única huella del mar.

Guardo el perfume
de la flor que te llevaste.
Quedo respirando el hastío
de lo que dejaste.

Canta el cielo, como una bella lira,
Pero tu tormenta produce lo seco.
Grito al aire una mentira
pero me devuelve una verdad el eco.

En el espejo de la luna
hay una poesía guardada,
que quiso ser recitada,
como copla en tu mirada.

El olvido tiene la figura
de un otoño sin pavura,
que deshoja nuestra historia
del árbol de tu memoria.
leer más   
25
17comentarios 137 lecturas versolibre karma: 129

Mujer de calles húmedas

Quedan las estampas ciertas del plañir de tu pueblo,
la parábola inquieta de tu perfil
empapándose de las gotas voluntarias de tu lluvia,
tu propio llanto de meseta
dictándome razones para amarte
ante la mar rendida a nuestros pasos,
queda mi fuente abierta,
adivinada por ti
en las mañanas de aquel Julio adormecido.

Guardo de tus senderos rotos el perfume,
el equilibrio de los tiempos
en la pléyade inocente de tu garganta,
guardo y encumbro tus lamentos,
la sugestión perfecta de lo imperfecto
en nuestros ojos agotados,
hebras que fueron unidad de dos orilllas

Dejo dentro de mi un altar para el recuerdo,
mil secretos guardados
acostados en mi lado cauto,
tu calidez en una estancia de mi alma,
prendido me quedo en una llama
que me ayude a seguir viéndote.

Verte como eres,
contemplarte como siempre quise hacerlo,
como niña que creció involuntaria,
mujer alimentada de renuncias
y jirones de tormentas,
amamantada en unos pechos secos,
dama de combustión y dolor en la mirada
para el duelo insistente de su selva,
mujer de acorde suave
cubierta con su capa lánguida de historias,
mujer que siempre serás
niña y círculo generoso de tus calles húmedas.
leer más   
14
sin comentarios 78 lecturas versolibre karma: 131

" Alma vacía " ~ Haibun ~

Nada puede llenar este vacío, que se ha aposentado en mi.
Despiadado se esconde con excusas y ya no quiere salir.
Me aciaga su oscuridad tan profunda.
Se desvanecen tras el eco, los ruegos que le imploro. Como en una espesa niebla, que no puedo atravesar.

Me remueve la tormenta gris del pensamiento. No quiero llover, pues el paraguas que me cobijaba, también pereció en el viaje.

Tan rota por dentro, que mis pedazos no se recomponen. Mi alma está hecha de sus jirones, que voy dejando en el camino. Ya no me reconozco.
Soy melancolía, existencia sin historia.


"unos jirones
me desgarran el alma
en el otoño"
leer más   
21
20comentarios 124 lecturas japonesa karma: 143

La calma

La calma, he venido a traerla y dejarla
para que tus olas me recuerden mansa
cuando regresen, cuando encuentren otras almas
en cada tormenta en alta mar…

Y en un desnudo nos despido
porque no hay parte de mi
que no te quiera sentir
y sumergir todas las huellas
que dejaron las mareas
de amor sobre mi…

Se enfrían mis dedos
en tus aguas de adiós
y ni el viento ha querido
estar presente
porque extrañará
nuestros mensajes
en su ir y venir…

Hacemos las paces
y quedas como espejo
reflejando mi mirada
el cielo de un día
que promete sol
y te llevas alguna lágrima
porque mi alma también quiso salir
a besarte en silencio, con su sal
un adiós…


soundcloud.com/lola-bracco/la-calma (Lola)
.
18
6comentarios 110 lecturas versolibre karma: 124

Así como si fuera real

Así cómo esperan
La luna y sol cruzarse,
Por una eternidad logran enamorarse.

Así cómo lo sueñan
Dos almas aproximarse,
Anhelando por un instante abrazarse.

Así cómo al finalizar la tormenta
Dónde todo luego resplandece,
El gris y caos desaparece.

Así cómo si fuera real
Y dejar a un lado la imaginación,
Y con esta poesía tocar tu corazón.

Roberto Pestana
leer más   
15
2comentarios 81 lecturas versolibre karma: 111

Al caminar

Y cuando en soledad mis pasos van,
por las aceras grises de la ciudad,
viajas en mi pensamiento sin piedad,
se alegra mi momento con afán,

me invade la armonía sin cesar,
en un carnaval, refulge por doquier,
en mi mente… la belleza de tu ser,
se fortalece mi idea de amar…

escucho el sutil murmullo del viento
y pienso en tus labios de delicia
y en los besos que son mi alimento,

en la suave mano que acaricia
y en tus ojos que son mi tormento…
hasta perderme entre gente con prisa
leer más   
3
sin comentarios 22 lecturas versoclasico karma: 46

Una vez más

Ya tarde fue para detenerme y me deje llevar por tus besos, cálidos como las brisas del mar, suave como la piel de tu cuerpo.
Mis labios junto a los tuyos separado por la distancia de un beso al atardecer, ya el tiempo no contaba y mi realidad junto a la tuya una pasaron a ser.
Tus latidos eran rápidos como queriendo correr, ya mi calma se había disipado y decidí entregarme otra vez.
Mis besos fueron más seguidos y ya mi mente no te volvió a ver, ahora mi cuerpo manda junto al tuyo con la intensidad de una brasa al arder.
Los pudores fueron incinerados por cada uno de los besos al anochecer y los suspiros del alma fueron reemplazados por estruendosos grito de placer.
Ya no me pidas calma, ya no me podré detener.
Las llamas rojas encarnan , oxígeno y fuego que hacen arder, el incesante sentimiento del alma, ahora tú serás mía tambien; con la tormenta llega la calma, ya tus ojos los volví a ver.
Ahora veo luz de esperanza y siento que mi alma descansa amandote una y otra vez.

EXMLXT (Marcos Moreu 2018)
5
2comentarios 39 lecturas relato karma: 61
« anterior1234550