Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 336, tiempo total: 0.005 segundos rss2

Nuestro, tuyo

El hilo perdió color, la canción dejó de rimar

la sensación de vacío me dejó de inquietar

porque mis manos me levantan

porque las tuyas me sostienen.

"Juntos por siempre" y otras frases

llenan nuestras bocas de ilusión y planes

contemos nuestros días separados

escribamos cartas, los años no serán olvidados

porque te prometí un amor sin igual, la idea de algo inusual

toma mis días, mis besos, mis sueños hasta el final.

Amigos de corazón con risas sin control

acompañantes de cielos nublados

almas lastimadas que juraron jamás estar abandonadas

jóvenes enamorados de sus corazones derrotados

escribimos mil razones pero un beso no impidió el segundo

y amor mío, desde lo más profundo por fin siento esperanza en mi mundo.
leer más   
4
1comentarios 25 lecturas versolibre karma: 53

Me he olvidado el telescopio

Tras la caída en picado hacia el fondo del vaso, entre hielo menudo, bañada queda la lengua en bebida espirituosa y serpentea helicoidal.

Sumerjo las ansias truncadas, las tensiones resueltas entre los recovecos de la mente.

Y golpeas la puerta de los sentidos. Preguntas incesante si pueden salir a danzar a oscuras.

Te percibo la silueta en mitad de la nada. Niebla sobre el agua cuando Sirio se regocija en el techo del mundo.

Desconozco si tus manos son ásperas o suaves, si sujetan con fuerza o desabotonan sin un mañana.

Las mías lo saben. Lo han visto. En su fase REM. La de las revelaciones alucinógenas, las que arrastran los deseos al sueño ligero, vaporoso.

Y la piel bombea al compás de la noche.

¡Saltemos al lago!

Pero sin tejidos artificiales. Tan solo las células curiosas, las que pasan electricidad a unos milímetros.

Me he olvidado el telescopio a la vuelta de la esquina. Tendrás que llevarme a ciegas hasta lo más alto, hasta que mi cuerpo caiga rendido.

Encendido.

En los brazos de la ignición.

En los tuyos... en los míos.
leer más   
16
22comentarios 88 lecturas versolibre karma: 143

Silencio…oh, silencio

Silencio…oh, silencio
tenue silencio, mutis
sutil silencio, mudez
exiguo silencio, callada
y leve silencio, elipsis.

Existe en la frontera de mis ojos
con los tuyos y palidece el viento
en las cálices del olvido.

el atardecer se ha ido por rumbos incierto
como Alma en pena vaga por el mundo
y rompe a llorar.

Igual llora el sauce cuando en invierno
sus hojas gravitan esperando el soplo
del universo.

Parecen de cristal
y hacen enormes agujeros
en los ásperos laberintos del suelo.

Así está el Alma mía
cuando leo tus cartas

con sabor a despedida…

www.youtube.com/watch?v=Ly6Rdi9dCXw

Ramón Pérez
@rayperez
Venezuela 
13 de octubre 2018
leer más   
16
7comentarios 79 lecturas versolibre karma: 136

Al fin ® ©

Y me he quedado,
aquí pensándote,
deseando que termine.
pronto esta noche,
porque te extraño,
y anhelo con todo mí ser,
que llegue pronto el mañana,
para poder darte un beso,
y decirte a ti,
que te he buscado,
la vida entera,
y al fin han podido mis ojos,
encontrarse con los tuyos.

Carlos Luis Molina Lara
14
6comentarios 69 lecturas versolibre karma: 116

Los tuyos y los míos (colaboración con @Letizia)

Los míos fueron revolucionarios
y muy pronto de mi se olvidaron:
me dejaron rezando el rosario,
la revolución era su santuario.

Los tuyos son del siglo pasado,
no te quieren sola a mi lado:
necesitan que si vivimos juntos
estemos muy pronto casados.

Los míos leían a Marx - Engels
mientras escuchaban The Beatles;
usaban Oxfords y blue jeans,
su ídolo era Vladimir Lenin.

Los tuyos te rezongaban a diario:
que tú estudiaras, no era necesario;
lo más importante era tu castidad
y que llevaras encima un misal.

Los míos, jamás daño me hicieron,
nunca un dedo encima me pusieron;
solo me dejaron a mitad de camino
sin siquiera oficio, menos profesión.

Los tuyos son los típicos mexicanos;
los míos son del mundo ciudadanos:
él, componía versos y usaba birrete;
ella, según él, era muy inteligente.

Lo único que ella no tuvo en cuenta
fue que sus hijos éramos siete;
para comer a diario no teníamos
pero toda clase de libros leíamos;

"No solo de pan vive el hombre",
al parecer esa era su filosofía;
pues a veces ni un mendrugo había
sobre la mesa, que estaba vacía.

Hoy, desde Uruguay tú ya les miras,
yo, aprendí a vivir sin su compañía,
esa que cuando era muy, muy chico,
por tener cada día, me desvivía.

Mientras que ellos, los dos
rehicieron sus propias vidas,
olvidando que aún yo, formar
parte de las suyas, quería...
leer más   
20
26comentarios 116 lecturas colaboracion karma: 135

En el mar de los sueños...

Bellas nubes adornan
este cielo azul
raíces de estrellas
colgadas en tu pelo negro
escombros de sueños
agitando tu sonrisa
y olas que se rompen
en tus piernas
salpicadas por arrecifes
y corales
y esta pertinaz lluvia
que arrastra
los años envejecidos.

La espiral de los años
el astrágalo de los tiempos
no se detiene
avanza por los recodos
de este mundanal silencio
donde los cielos agonizan
y los ciclos de otoños

c
a
e
n

en las baldosas grises
donde se retuercen
nuestras dolencias,
abatimientos
y pesares,
marcas cutáneas
de los ligamentos corpóreos.

Cuando despiertes
de este falso sueño
yo estaré

enterrado

en el mar de los sueños
cerca muy cerca
del portal gris
de los sueños tuyos.

www.youtube.com/watch?v=A8MwEhQHCUE
www.youtube.com/watch?v=fregObNcHC8

Ramón Pérez
@rayperez
Cabimas, Venezuela
06/10/2018
leer más   
16
13comentarios 106 lecturas versolibre karma: 135

Orillas

Será la noche sensible de ti
las palabras contarán de la mirada,
del brillo en nuestros ojos
aquella ventana que aguarda
con rastros del tiempo
la ansiedad de tu alegría
en un puerto con faroles
a media luz acompañado
de estrellas y luna

Con mis manos entre las tuyas
sintiendo el mar jugando
con la brisa tocándonos
la piel estremecida
en el pecho y en los labios

Será la noche sensible de ti
del alma que vuela sin descanso
en la inmensidad del paisaje
del amor que pinta las montañas
sin desierto
del corazón que palpita en las orillas
que calma la tierra y la esperanza.
leer más   
5
1comentarios 38 lecturas versolibre karma: 71

Dificil

Qué difícil es vivir en esta eterna despedida,
en la que ninguno de los dos parece decidido
a dar su brazo a torcer
para así hacer el movimiento desencadenante
de nuestra separación.

Que difícil es vivir sin poder olvidarte,
porque no sé cómo lo haces,
pero siempre vuelves a mí,
como ese muelle que,
por mucho que se estire hasta casi romperse,
siempre vuelve a la posición de origen.

Que difícil revivir
todos aquellos momentos
en los que tus manos
acariciaban mi cuerpo,
ahora que veo como acarician el de ella.

Que difícil mirar unos ojos sin brillo
después de haberme acostumbrado a mirar hacia los tuyos,
que le hacían rivalidad a la estrella polar,
hasta la noche
en la que más resplandeciente se encontraba.

Qué difícil es olvidarte, pero es más difícil tenerte.
6
3comentarios 48 lecturas prosapoetica karma: 86

Te amaré y te odiaré

Te amaré en el mejor día
te amaré en el peor
te amaré aunque nos duela
aunque no tengamos fe
te amaré llorando
al silencio
de no poderte tener
y aunque me parezca cruel…

Te amaré con mi poco todo
con mis defectos a flor de piel
con virtudes ocultas y vestidas
te amaré así de distante
así de mortal y cercana…

Te amaré
atravesando paredes
meridianos y mares
porque el amor imposible
es imposible romper
y se aferra a posible
que pudiera ser perfecto
y nunca sabré…

Y te odiaré también
a veces, entre las horas
cuando desapareces
de ese odio propio
de extrañarse
y que una sonrisa
de las tuyas
solo borra…

Te amaré, aunque el tiempo
rompa ese lazo que no es rojo
de tu mano y que te venza, por cansancio…

Ese lazo transparente que nos une
que se hace de viento, con hojas secas
y espuma de mar, lazo que tengo atado
en el pecho y aunque lo sueltes
en el mío siempre atado quedará…

Y no olvides, que el olvido
es la forma de escapar…

Y como no escapo mi cielo
siempre en cualquier vida
es promesa, te voy a buscar…

Y no importará
si no reconoces las miradas
a veces el dolor las cambia
pero aún así, la mía
siempre te amará…



soundcloud.com/lola-bracco/te-amare-el-mejor-dia (Lola)
22
14comentarios 151 lecturas versolibre karma: 142

Noticias

Te aviso que he clavado
un punto de anclaje
en tu misma puerta.
Ya no te irás sin preaviso.

Y he puesto el otro lado
en el alma de mi cuerpo
para que siempre sepa
de noticias tuyas.

Entre ambos he sembrado,
con claveles rojos, grandes vías
de un rápido tren de deseos desmedidos
para que el encuentro calme
todas las locas ansias
de dos corazones en carne viva.
leer más   
21
17comentarios 95 lecturas versolibre karma: 142

1:47 AM

Entre poemas y escritos me encontraba
Los tuyos, los que hacia mí se dedicaban
No aguanté, sentí todo de nuevo como si fuera la primera vez que lo viví
Reconocí lo que escribiste porque yo también escribí así

Otra noche sin dormir, pensando en los errores que he cometido
Volteo al cielo y veo nuestra luna, la que con cariño ha respondido
Y la luna me dice: “otra noche sin dormir mi dulce niña?”
La luna susurra a las estrellas, “otra persona a la que se encariña”

Perdóname, en verdad comprendo tus palabras
Perdóname, sé que te puedo decir más con unas cuantas miradas
Comienzo a dudar más de mis acciones
Entre lágrimas, personas, y más estúpidas decisiones

Te veo suspirar, se lo que piensas
Y las preguntas que me haces, sospechas
Descuida, sé exactamente lo que quieres
En tu lugar he estado y sé que no lo entiendes

No comprendes el amor, y viniste al lugar equivocado para entender
Que yo tampoco tengo idea de lo que la vida trae y si soy capaz de ser
De ser lo que quieres y lo que aspiras
Pero no sé si deba ser a quien admiras

“El tiempo no es correcto” pero si lo fuera que fácil sería
La vida juega con la mente y el corazón se enfría
Te quiero en mi vida, pero no estoy segura como todavía
Te quiero en mi vida, pero no quiero hacer la tuya sombría.
leer más   
7
sin comentarios 53 lecturas versoclasico karma: 99

borrar

El teléfono dejó de soñar, no crecí cartas tuyas, sólo me acompaña la tristeza los caminos de la vida llegan isla de la amargura. Las historias de amor se escriben en himnos, la fantasía se convierte en aventura, por él caminó teniendo pausas.

Voy caminando por las llanuras, deje los problemas atrás, ni la lluvia ni el sol detendrá para llegar a mi destinó, quiero ser valiente y borrar el miedo.

Tengo mucho dolor, no escribí mi vida, veo las aves que me guían, esperó seguir adelanté, comienza a llover, buscando refugió, siento el viento jugar con la ropa y mi corazón se alegra al escuchar y observar el cielo Azul.
leer más   
18
sin comentarios 113 lecturas prosapoetica karma: 133

Ese lugar

Desde adentro
desde lo más profundo
ahí donde se esconde el deseo
donde se retuercen las ansias
donde nace toda emoción
y se alberga todo sentimiento,
ahí en ese lugar
está anclado tu nombre,
plagando de raíces toda mi soberanía.
Mis sonrisas nadan en el lago de tus labios
y mis ojos renacen en el destello de los tuyos.
Mi piel incandece en las estrellas de tus dedos
y mi vientre ansia la fortaleza de tu semilla.
leer más   
15
4comentarios 52 lecturas versolibre karma: 129

Nunca pierdas el tiempo en el olvido

Quien diría que tu escritura
sopla al viento cuando quiere,
su labor es taciturna cuando invoca
a la musa que perdura en la memoria que viene.

Suyo es el tiempo que filtra a esa escoria
acercando al fuego eterno a la inútil cólera,
brusca y malévola es la oscuridad
pero no puede con la luz que es sabia en su gloria.

Nunca pierdas el tiempo en el olvido
en un silencio inmemorial
que el verso lícito por sí solo no lo borra,
llénate de flores, de aventuras que como niño imploras.

El sueño es inmortal en sus mismas crónicas,
son historias sin secretos
que abruman el miedo
por no saber qué es lo que quiere la blanca aurora.

Tuyas son las letras eternas
que una soledad repite en la eternidad del tiempo
el mundo es de los hombres necios,
que solo huyen sin un Dios que santifique sus ruegos.

Quien diría que la venganza
es un áspero y mortal atolladero
en donde el mortal escoge su destierro,
prosa de profundas verdades que en un renglón te leo.

El mute
10/09/2018.
leer más   
18
10comentarios 154 lecturas versolibre karma: 131

Mi mejor amiga, madame Calabaza y sus cosas

1.
Nadie oye los terribles lamentos
del submundo invisible.

Solo Madame Calabaza
los escucha.

Madame Calabaza corretea
insana y anerviosada
de un lado para otro
tapándose sus oídos de calabaza
para no escuchar
los ecos rasgados
de estertores patéticos.

Los llantos secretos
que estrangulan a veces
el corazón
y el sentido común.

Los que nadie osa oír.


La reja que rodea el espíritu
es fuerte de narices
y Madame Calabaza
no puede arrancarla.

La reja que rodea mi mundo...

La reja que me rodea...


Hechizos en la noche del lobo.

Bailotea alcohólica la luna
mas llena o menos vacía
en húmedas soledades,
en su larga estela marina.

Embrujo en los ojos de la sirena.

Siniestros saltimbanquis sin rostro
me amenazan
cada vez que te pienso.



Me gustaría poder llorar...

De como se perdieron tus huellas
en la seca tierra de aquel campo verde,
tapadas sin pudor ni esmero
por el polvo viejo de eriales nuevos.

Y de como te sueño en luz,
por mas que intento
recordarte en blanco,
o en azul
o en rojo
o en arco iris.

Arco iris de todos los caminos
que nos llevaron al río.
Arco iris de todas las miradas
del deseo.

Arcos sin iris de rastros perdidos
que hoy llevan a ninguna parte.

"Bonito" lugar: Ninguna parte.


A estas alturas no quiero conocerme.
No me merezco. No me siento.
Ni tan siquiera quisiera descubrirme.
Y estoy convencido de que me traicioné
al atreverme a nacer.

Simplemente, así son las cosas.


2.
¿Mas tranquila, Madame Calabaza?

Todo pasa...

(Se pierde tu rastro
en la seca tierra de aquel campo verde...)

¿Que piensa, Madame Calabaza?

"A pesar de tanto tiempo
puedo ver unos ojos profundos
a través de los tuyos".

¿Solo eso, Madame Calabaza?

"Lo sé, es imposible olvidar,
y el recuerdo se hace fango,
y el fango se vuelve dolor."

Si, pero...

dígame la verdad, Madame Calabaza.

"¿La verdad? cual de ellas"

Bueno...a ser posible, la única verdad
Madame Calabaza.

"¡Cuantas únicas verdades!"

"Un consejo quizá...
No despiertes nunca.

No pierdas el tren de los sueños.

No te queda mucho más.

Sigue
como niño descubriendo tu propia sombra".

Si, tiene razón Madame Calabaza,
puede que sea lo mejor.

No podría dejar de recordar,
de soñar...

de intentar desnudar el tiempo.

Solo...mi querida Madame Calabaza

que creo que es la sombra...

la que intenta descubrir al niño.




J. Robles
leer más   
14
10comentarios 77 lecturas versolibre karma: 128

Perdí las flores

Siempre he podido tener flores.
Si no nacía alegremente ninguna
entre los escombros de mi desorden,
con las semillas de mis tristezas
y algunas lágrimas, sembraba alguna.

Llegaste tu queriendo limpiar todo
me llenaste de plazas aderezadas
y sembraste con tu risa solo las tuyas.
Coloridas flores con luces de neón
como esas mágicas dalias encantadas.

Te fuiste y te llevaste tus risas
y en mi dolor yo no pude salvarlas.
De tus flores solo me quedan basuras
no les sirven tristezas ni lágrimas
y no se si ahora crecerán algunas gramas.
leer más   
14
2comentarios 57 lecturas versolibre karma: 126

Enjambre de silencios

De entre la Tierra salgo
y recorro el valle, el mar...
Llegó a las montañas a gritar tu nombre
a pedir tu silencio y
a contemplar tu mirada que,
por lo demás, ya no es mía.
Y desde lo más alto, muy alto
veo el sacrificio que hacen mis manos
por tener las tuyas.

Recuerdo también las brasas de la chimenea
...del volcán de fuego y de lava
derramada sobre mi cuerpo.
Ese cuerpo que se comporta de maneras distintas
si no es contigo y si es contigo.


Desde los valles he venido a morir, a cambiar
de tono las nubes del cielo en mi honor;
A matizar mi soledad, esa soledad que me
ha traído rezagos de sol intenso y,
de mar en altamar.

Observo ya el camino que hasta ahora recorrí
te veo frente a mi, en mi poesía!
Con todo el verde que he sacado de mis letras
y toda la maña con que nacen los días.
Con el otoño a mi favor
Espero tu espera, en silencio, en re silencio
con el menor ruido posible y con todas
las trompetas sonando y bailando.

Por la tarde vi llover las cenizas escondidas;
debajo de la cama
vi el cielo enrojecido por tocar nuestra piel.
Del campo arremetieron los maizales en contra de nuestra voluntad
de esas hojas amarillas secadas por el sol
de esos pastos que sonaban
y de esa hierba que moría
13
7comentarios 78 lecturas versolibre karma: 119

Hagamos el amor...

Hagamos el amor sin perder tiempo,
gocemos, simplemente, de la vida,
seamos esos niños del pasado
que sacian fantasías retenidas.

Seamos inocentes voluntarios
buscando mariposas muy bonitas,
aquellas que nacieron en la infancia
dejando su recuerdo en la retina.

Miremos por la noche a las estrellas,
sintamos que nos llegan sus caricias,
la charla intrascendente de los astros,
y el eco de sus faros con la brisa.

Saquemos el bolígrafo sin nombre
y el verso singular de algún artista
veamos lo que deja en el cuaderno
en forma de impaciente poesía.

"...Hagamos el amor sin perder tiempo
y deja que te hablen mis pupilas,
seguro que las tuyas me responden
y expresan, sin palabras, tu alegría..."

Rafael Sánchez Ortega ©
28/08/18
15
2comentarios 55 lecturas versoclasico karma: 130

Tiento y tacto

Como inepto conspirador de vidas
fui escualo de un atolón atolondrado,
navegante sobre días y parajes de mar turbio
con aletas sumergidas en la nada,
rondando los oscuros arrecifes
de soledad del cazador de vanidades,
empujado hacia el alma muerta del coral.

Me volví nómada marcado a fuego
por el hierro que mis genes me dictaron
en el instante de mi concepción involuntaria,
viajero de estaciones de oscuridad heladora
oculto tras baúles de vacío,
caminante inconsciente de destinos incompletos.

Mi hice corredor en las aceras
diseñadas por mi astucia para ejercer huidas,
mi hice entre paisajes
que obligué a caducar ante mis ojos,
sobre cuerpos entregados a mi estafa,
de noches de ternura inexistente
y palabras lisonjeras
en el engaño de las pieles que se rozan,
en el cariño fingido de egoísta errante.

Explorador fui en andares sin destino,
palpador de la nostalgia no aceptada,
al remover en el cobijo de los cielos
el encuentro de un olvido que sanase
cicatrices arrostradas
de aprendiz de niño
de esclavo entre sus miedos.

Hube de varar en tierra firme
para hacerme memoria entre los pasos
del son agudo del desierto,
regresar desde los llantos
a la verdad abandonada de mi infancia
de prados adornados por la nieve,
hube de volver a aprender
a leer entre sus hojas los anales de los árboles.

Retorné a la par del mar para medrar
en las memorias de un marinero insurgente,
con los pulmones limpios,
risueño delfín narrador de acantilados,
espía extravagante de la costa
y de sus álamos.

Y sé que tú,
mujer tendida como isla entre las aguas,
amante de las brisas
de las tardes de este Norte embravecido,
estás cercana,
como en espera,
presente y prudente ante tus vallas abiertas,
quizá sabiendo o sin saberlo,
ausente en tu retiro
de viejas barcazas y de bosques.

Y yo,
aquél que tanto ha divagado,
el que vaga envuelto entre sábanas de sueños,
me pregunto si una tarde de verano,
que albergada de esperanzas nos acecha,
dejarás tu rastro en las llagas de mi cuerpo
y alcanzarás a descubrirme,
renaciendo nuevo sobre tus senos nobles,
sobre tu madurez de guardiana de mis llamas.

Yo pregunto
si desearás expresar sobre mi pecho
el deseo abierto como exclusa incontenida
de amor que se libere en mis canales
y en los tuyos.
14
13comentarios 90 lecturas versolibre karma: 109

El silencio es blanco

CUANDO EL SILENCIO ES BLANCO.


Caricias que rompen los sueños
un roce con nombre diciendo te quiero
una llama sin fuego
penetrando en los ruidos del silencio.

Remolinos de olores de almizclen
revolotean en el blanco de tu piel
suave terciopelo
aleteando tus manos como tacto cuerpo a cuerpo.

Blancos amaneceres, algodón suave tierno
tictac maquina del tiempo
no pares que muero
luz del camino nuevo.

Avisarme para que ande siempre por encima del agua sin miedos.
Como llueve fuera
estando el paisaje dentro, mis ojos que son tuyos
enorme fuego.

Tacto sin dolor, calor en el hielo
tus manos juntas a mis manos, en el desierto
mares subterráneos de deseos
el blanco ruido del silencio.

Mi puerta abierta, cerrojo oxidado del tiempo
copa de ceniza, si beber no quiero
salto del charco, mercurio, oro, cobre y hierro.
Un ruido mayor la calma
Uno menor el trueno.

Cordura de un loco, despierto, fuente, manantial, relámpago
Ganzúa para todas las puertas, libertad de pensamiento.

Dentro de una piel que no es tuya, atrapado sin remedio
Colores del arco iris, ilumina los rostros con dolor y pena
Rabia contenida de años en cadenas.

Soplar polvo de arena, aire marginado con partículas en suspensión de odios - cadenas
Sol que irradia verdad para todos, curar
las heridas de este hombre, realidad belleza.

Sombras que corren tras ellas, tiradas en un suelo
Lleno de estrellas.
Alineación de los olivos
en mi campo extremeño, lleno de luz primavera
mi beso en el tronco, de una encina vieja.

Cuando el silencio es blanco.
Todo efluvio, todo color,
Tú.
leer más   
14
4comentarios 79 lecturas versolibre karma: 100
« anterior1234517