Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 2340, tiempo total: 0.007 segundos rss2

El ojo azul... (Bilingüe Español-Inglés)

The Blue Eye...El ojo azul

Este texto fue escrito originalmente en español por Joel Fortunato Reyes Pérez.This text was originally written in Spanish byJoel Fortunato Reyes Pérez.
Este texto fue traducido del español al inglés por Alan Steinle.This text was translated from Spanish to English by Alan Steinle.

Se mira se mira...It looks it looks
en el espejo azul...in the blue mirror
el ojo del mar en el cielo...the eye of the sea in the sky
el rojo del ramo en la flor...the red of the bouquet in the flower
el azul del abedul en el sueño...the blue of the birch in the dream
que sueña el silencio desnudo...that dreams the naked silence
del mar hecho cielo en la mano...of the sea made sky in your hand
de la mano en la frente azul...of your hand in the blue forehead
tan azul que no cuesta nada...so blue that it costs nothing
a la mentira más verde vistiendo....to the lie wearing more green.

El...The
Ojo...Eye
Azul...Blue
No, no cuesta nada, no...No, it costs nothing, no
Al azul del reflejo en el ojo...To the blue of the reflection in the eye
En el espejo azul azul...In the blue, blue mirror
Que tiñe a la luz engañando...That paints the light cheating
En la mirada que mira mirando...In the glance that looks gazing
El mar en el cielo...The sea in the sky
En la flor en el sueño...In the flower in the dream
En la mano en la noche que duerme...In the hand in the night that sleeps
Que duerme que duerme azul azul...That sleeps that sleeps blue blue
El ojo el ojo se mira...The eye the eye looks

El...The
Ojo...Eye
Azul...Blue
Donde la apariencia se cree verdadera...Where the appearance is believed to be true
Donde la experiencia certera lo niega...Where the accurate experience denies it
Cuando la añoranza espera esperando...When the yearning waits waiting
Cuando la templanza flaca flaquea...When the thin temperance grows weak
En la almohada menos azul...In the pillow less blue
En la noche menos negra...In the night less black
En la consciencia menos vana...In the consciousness less empty
En la esperanza menos inmunda...In the hope less dirty
Azul sabe que el ojo no es...Blue knows that the eye is not
El espejo azul que lo refleja....The blue mirror that reflects it.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto en español como de la imagen)
.


Lea más: www.latino-poemas.net/modules/publisher/article.php?storyid=22939 © Latino-Poemas
leer más   
12
5comentarios 51 lecturas versolibre karma: 137

El camino de Santiago, el inmigrante

Santiago, después de pernoctar la noche en la ciudad Venezolana de Santa Elena de Uairén, Estado Bolívar, región que se ubica a casi 29,2 kilómetros de la frontera con Brasil donde se encuentra la ciudad de Pacaraima, y que esta, a su vez, está a 200 kilómetros de Boa Vista, ambas en territorio Brasileño; se levantó con la firme determinación de salir del país e ir en busca de un mejor porvenir, la suerte ya estaba echada. Pasó por una estación de servicio de gasolina y observó con un dejo de resignación una lucha encarnizada de los usuarios por hacerse del preciado combustible.

Un sexagenario señor discutía que los controles impuestos al racionamiento era el responsable de las inmensas filas, y una joven se atrevió a comentar y mirando a su derredor, que el problema de la gasolina en el país se debe al contrabando indiscriminado y que la guardia nacional permitía, por estar incursa en el delito. Y entre otras y más razones, tres patrullas de la guardia nacional llegaron a rauda velocidad y con sus armas de largo alcance y ataviados con sus trajes de escarabajo se encargaron de ordenar la trifulca.

Santiago vio la escena, pero sin asombro, el problema del desabastecimiento de combustible, es algo tan normal y sucede en cualquier parte del país. continuó caminando hasta llegar a los caminos o atajos, ahí le esperaban Jesús y Rafael dos jóvenes profesionales en carrera administrativa, amigos de la infancia, con los que emprenderá un largo camino que los llevará al objetivo primario llegar a la hermosa ciudad Brasileña de Boa Vista como primera gran escala.

Fijaron como hora de salida las 7 de la mañana teniendo como punto de encuentro la inmensa piedra apostada en las afuera de la ciudad, era una granítica y colosal piedra que nadie tenía una explicación veraz de cómo llegó ahí.

Santiago lleva a cuesta la cantimplora gris de la abuela, una mochila en su espaldar con sus papeles de identidad y su grado universitario, un bolso verde con sus pertenencias y tan solo 200 dólares que a duras penas pudo reunir y los cuales tendría que administrarlo bien durante el recorrido, pues los controles de cambio del país hace infructuoso conseguir los billetes verdes de manera fácil, siempre hay que acudir al mercado negro.

Santiago dijo _ Tenemos dos días para llegar a la frontera antes que el sol desaparezca. Y de ahí seguir por las márgenes del río Orinoco.

Rafael con un tono ya cansado contestó _ llegar hasta Brasil, la decisión, compañeros no ha sido fácil, atrás se quedan los recuerdos, los sueños, los amigos, las caras de tristeza; los amores y las fundaciones cargadas de querencias impartidas en el hogar.

Jesús con cierto asombro señaló _ Todo eso importa y nos debe dar fuerza para continuar, tenemos que huir del país, que ya no nos ofrece oportunidades.

Los hermanos Jesús y Rafael llevan como destino final llegar a Arequipa, Perú, ellos manifiestan la facilidad que ofrece el país en legalizar los papeles, y sumado a que ahí los espera un hermano que se adelantó. Mientras Santiago espera alcanzar a Argentina, el país de sus sueños, afecto trasmitido por su abuela.

Santiago, profesional universitario, titulado con honores. Se cargó de ilusiones al graduarse en la universidad de Mérida como Geólogo, padre de dos niños pequeños formado en un núcleo familiar de clase media ya deprimida, educado bajo el calor familiar que ofrece la idiosincrasia andina que hace hincapié en el respeto y la humildad. Santiago vio como sus esperanzas tomaron impulso y se apegó a un programa del gobierno pero quedo totalmente desilusionado al ver como la política hacia estrago dentro de sus filas, y una inflación que destroza el bolsillo del salario real del venezolano, terminó por ensombrecer sus ilusiones.

II

Al fin, después de caminar un considerable trecho consiguieron el camino de asfalto muy transitado por guardias nacionales que merodean la zona en búsqueda de garimpeiros, traficantes de valores, especies, madera y animales, siempre mostrando sus armas de acero y automáticas. Se animaron a seguir antes que el sol dejara su fulgor, y esperando siempre que una persona piadosa les diese un sorpresivo aventón.

El viaje o la travesía la planificaron por casi tres meses siempre reunidos en casa de los hermanos, ahí planificaban, colocaban puntos de referencia para llegar desde Mérida, la ciudad natal, hasta Santa Elena, casi 1748 kilómetros los separan, esta ruta la pueden hacer con moneda local, pero tampoco cuentan con mucho dinero en efectivo, debido al problema del circulante que ha hecho colapsar los bancos nacionales. Contaban los enseres necesarios para subsistir. Como geólogo Santiago es un probo lector de cartografía. Siempre discutían amenamente pero siempre concluían que la mejor decisión era abandonar el país, y no por ser desleal al país donde nacieron que por demás tiene una de las geografías más hermosas del continente y el calor de la gente es espectacular, sino por las condiciones que rayan en pobreza, delincuencia, inflación, poco crecimiento económico, controles políticos etc.

En una noche de intenso conversar Jesús dijo. _ Muchachos de que valen los estudios en el país si con ello no podemos realizar nuestros sueños. Tendrían que pasar muchos años para poder conseguir algo que nuestros padres en otra época y en poco tiempo lograron con su trabajo.

Santiago intervino _ Así es Jesús, veamos la cosa así, cuando en una familia el dinero que entra no supera el gasto necesario para mantenerse, la cosa esta mal y esto es lo que está pasando en el país con las reservas en oro y petróleo más grandes. Jesús un joven Economista, siguió relatando_ Un salario decente y aquí cito a una Economista clásico como David Ricardo debe ser suficiente para cubrir todas las necesidades.

Santiago apuntó, _Si. Educación, recreación, salud, alimentación.

Y Rafael que estaba absorto en la conversación puntualizó antes de que terminara de hablar Santiago_ Y debe alcanzar también para el Ahorro.

Jesús dijo _ahí está el secreto de la superación, el Ahorro, vean, esta variable es igual a Ingreso menos el Gasto. Si tú no puedes ahorrar en condiciones normales entonces no estamos bien, no es que el país este mal, son las políticas gubernamentales que no dan con la solución de los problemas.

Ya casi en víspera del viaje Jesús y Rafael no pudieron obtener su pasaporte, le fue infructuoso conseguirlo, debido a la alta restricción que el organismo hace para entregar tarjetas de identidad. Mientras Santiago, lo tenía vigente. La opción era entonces burlar el puesto fronterizo yendo por los caminos verdes hasta Pacaraima, ciudad Brasileña.

De vuelta al camino se encontraron con la noche y vieron un pequeño recodo y decidieron descansar siempre intercalando las horas de vigilia, son caminos peligrosos, y en esta hora aciaga los bandoleros es lo que más abunda. La naturaleza Amazónica ya en la oscuridad se sumerge en una sinfonía de colores y sonidos, los monos aulladores y los grandes árboles moviendo sus inmensas ramas que dulcemente chocan con el viento, las estrellas volcánicas colgadas en la bóveda celeste hacen de la noche un precioso cuadro de pintura rupestre. La noche pasó tranquila. Y ya cuando el alba despuntaba, los muchachos ya tenían todo preparado para continuar.

Prosiguieron su ruta hasta llegar a una inmensa carretera que los llevaría a Pacaraima y de ahí a Boa Vista, ambos territorios al sur de la frontera con Venezuela. El sol era sofocante y los carros pasaban a la velocidad del sonido, los pies dentro del calzado se comprimían, y la sed era insoportable. Descansaban y seguían caminando. Un conmovedor señor de una camioneta que transportaba forraje para los animales le ofreció el aventón, eso sí en la cajuela, y hasta el terminal de la ciudad brasileña de Boa Vista. Tamaña sorpresa se ahorraron una gran cantidad de kilómetros y dinero. Desde el terminal de Boa Vista los amigos continuarían la ruta hasta Manaos y Porto Velho, Brasil, hasta llegar a Arequipa, Perú. Santiago pasaría un tiempo acompañando a los hermanos antes de proseguir su ruta hasta Argentina…

Santiago desde niño soñaba con atravesar el mar e irse en búsqueda de sus sueños, llegar a una gran metrópoli con sus inmensos vitrales cargados de historia y también recorrer la espesa pradera y juntarse con lugareños a empujar el arado así como lo hacía desde pequeño en su natal Mérida, para ir abriendo surcos por el camino. Su abuela amante al tango siempre le impresionaba con las canciones de arrabal que hacía sonar en su viejo RCA Víctor.

Antes de salir Santiago le dijo a su mama_ No tengo otra salida, es cara o sello, pero el riesgo lo asumo. Ahora comprendo que la vida no es fácil.

Sigue Santiago exponiendo sus razones, mientras su madre se ahoga en llanto, junto con su esposa. Madre_ Trataré de ganarme la voluntad de la gente, puede ser que no sea bien recibido, un extranjero es una carga para los Estados Nacionales. Reconozco que la migración es un flagelo, una dura carga para el país receptor. Me llevo los consejos y principios morales inculcados en el hogar que tanto papá, la abuela y tú me supieron infundir.

La madre lo reconforta y le entrega un escapulario con la virgen del Carmen y una pequeña estatuilla de san Benito y así Santiago se abraza con sus hijos, su esposa y madre, que quedan con una tristeza rasgada y una ausencia que se proyectará por un largo tiempo.

Finalmente Santiago llega a Buenos Aires después de una larga travesía, desde su natal Mérida. En el camino para completar el pasaje o gastos relacionados con el viaje, vendió unas monedas de plata antigua y el anillo en oro que su abuela se los regaló en una noche de titilantes estrellas, teniendo a la alquitrana luna andina de testigo. Ahora tocaba poner de su parte guardarse la nostalgia, tragar grueso, trabajar honradamente y luchar por un mejor porvenir.
leer más   
11
3comentarios 32 lecturas concursobac karma: 125

Trece Rosas

Me encontré rosas
en el mar.

Pedí que se deshicieran
tantas mentiras injustas,
que dejarán respirar
a las rosas sobre el mar.

Voy pisando rocas
escondidas en mi arena.
Tengo a Occidente
cargado de nubes
llenas de baladas
de tristes estrellas,
y a Oriente,
el miedo enquistado
que no logro desgranar.
Sólo el horizonte,
se llena de estrofas
de quietud
y brotes de libertad.

En mis pies
textos demostrativos
que revolucionan
mis dedos,
ajenos
a unas piernas
que sólo me llevan
a pisar rocas.

Balanceos de la mar
dentro de cañas huecas ,
y las rosas cortadas
con sus espinas
en bosques de lluvia,
como labios sedientos
con sus vestidos rojos.

Voy sembrando rosas
en el mar.

El sonido de mis pasos
abrirá la puerta
a otros pasos
que vienen empujando.

Voy a sembrar rosas
que salven olvidos
de sangre derramada,
envuelta en hojas
de camisas verdes,
que revivan sentimientos
de una libertad sin alas.

Voy sembrando rosas
en el mar.

Se revuelven
entre alfileres,
atravesando la noche,
con puñales de filo,
con sus rezos
de cruces
y sábanas de rosas
de cuna y sepulcro.

Angustia en levitacion,
sobre humo de polvo,
reclamando una justicia
trepadora sin sellar
sus labios,
rozando con sus dedos
las colinas
de botones perdidos
y no hallados.

Voy sembrando rosas
en el mar.

Lleno de ondas
de frente,
sin vocablos inventados,
del color de las nubes,
con aire de libertad.

Angeles Torres


Trece mujeres entre 18 y 29 años fueron fusiladas en 1939 , después de finalizar la Guerra civil española.
Se les llamó las " Trece Rosas" llevada al cine de la mano de Emilio Martínez -Lázaro.
leer más   
14
20comentarios 76 lecturas versolibre karma: 144

• efímero sesenta y cinco •

Estoy aquí de nuevo. Pero no soy yo en absoluto.
Tengo recuerdos de quizá cosas que no existieron, momentos que no han pasado, personas que nunca estuvieron.
Miro hacia el cielo y un trueno retumba, siento mi pecho acompasarse con el vibrar y tengo que coger algo de aire para no ahogarme con tanta realidad revelada. Y es que estoy cansada.
Cansada de no encontrar las palabras. El dolor ha dejado muda a la escribana.
¿Qué hago yo ahora con este montón de nada?
Ya no sé cómo ordenar lo que siento para expresarlo porque a veces parece que nada siento.
Ya no sostengo destrucción en las manos porque me he obligado a asumir que las ruinas las llevo dentro.
¿Esta antítesis agónica y esperanzadora que soy va a acabar conmigo?
El dolor cambia a la gente y no hay día en el que no acarree con las consecuencias de los destrozos.
Soy tormenta que rompe, caricia que adormece. Tengo en mi poder la única arma que puede matarme y la única cura que puede salvarme.
Estoy aquí de nuevo. Pero no soy yo en absoluto. Sin embargo, comprendo: mi tristeza y mi fortaleza residen en todo este cambio e, irónicamente, son precisamente mis grietas las que me hacen indestructible.
Soy mi propio enemigo y soy mi mejor aliado. Quien no quiere invertir su tiempo en entenderme juzga mis cambios, quien de verdad me quiere defiende y admira esta evolución de fénix que ha resurgido de todas aquellas cenizas.
14
4comentarios 82 lecturas prosapoetica karma: 119

Mío

Estoy sola, pensado, pensado el porque de "esto", el porque de mi bipolaridad, el porque el aferrarme a querer tener un pleito cazado contigo, otra vez perdóname, no sé qué me pasa, me siento tan triste, tan vulnerable, tan sola, que solo quiero abrazarte y besarte, perdóname de nuevo, es que no puedo ni se estar sin ti, no puedo pensar en otra cosa más que en tu regreso. Un regreso qué tal vez solo está en mi mente, qué tal vez es mentira, qué tal vez lo nuestro ya está jodido o maldito, o qué tal vez esto en realidad es verdad. Perdóname otra vez, es que no se estar sin ti, no me hagas esto, no dejes de quererme, no dejes de pensarme, no dejes de mirarme, no dejes de tocarme, por favor amor mío, no lo soportaría. No soporto tu auncencia, y lo único que me une a ti en estos momentos son este pensar y estás manos que te escriben a diario, no dejes de escribirme, no dejes de buscarme porque me muero si no lo haces, sufro con toda el alma, sufro por tu auncencia, sufro por amor. Cuento los días, las horas, los mínimos para saber de ti. Perdona mi egoísmo, pero es que para mí tú me perteneces, para mí solo eres mío, para mí eres mi propiedad, para mí eres mi hombre, para mí lo eres todo. No sé qué maldita o bendita fuerza ejerces en mi que aquí estoy, derrotada otra vez, jurando que jamás volveré a escribirte, pasan las horas y no puedo y lo único que hago es extrañarte y amarte aún más. A veces pienso que esto no es correcto, a veces pienso que esto está maldito, pero me gusta. Perdóname de nuevo, por llorarte sin sentido porque debería de estar feliz porque estás vivo. Estoy cansada de tener discusiones sin sentido, estoy cansada de llorar por las noches y preguntarme porque pasó o más bien, que fue lo que pasó, cuando en realidad no pasó nada y no debo estar triste. Te amo y te odio, pero es más el amor que te tengo que no sé ni cómo empezar a odiarte, cuando me haz dado lo más hermoso y enfermo que he sentido por alguien, que es amarte con esta locura que siento.
leer más   
4
2comentarios 22 lecturas prosapoetica karma: 66

Como todos los poetas que sueñan con ser caballos

Como todos los poetas que sueñan con ser caballos.
Es una suerte sostener tu mano y morir.
Este es el pulso del silencio, del día y la noche.
¿Lo has oído?
¿Oyes?
Ese tono.
A menos que todos los vientos sean desviados,
se quiten las campanas, se derritan las torres.
Es una suerte sostener tu mano y morir.
Hay primaveras después de la muerte de la primavera, pero al menos, hubo un mayo que nos perteneció.
Cuando el sonido de las olas incomode al mundo,
suavemente convertido en un sueño: el barco en el puerto,
en la calle bajo la montaña, la asfixia en el caso de ser sonido del agua.
Conmigo por una larga noche;
donde quiero contar los secretos del mundo,
como un susurro crítico, que se ahogara en el viento que ronca,
para explorar el mundo perdido durante mucho tiempo, acompáñame al filo de los sueños.
Este fuego es grande,
florece en la patria sagrada.
Toma el fuego de tu cuerpo desnudo para pasar mi vida en la noche oscura.
Como todos los poetas que sueñan con ser caballos.
Corriendo por los campos de trigo verde, los rayos de nieve y sol; poeta, si te lo puedes permitir, el sabor del campo de trigo y la luz, un deseo, una amabilidad, una estrella brillante solitaria abriéndose sobre tu cabeza.
O simplemente soy una rama, que solía dormir en un caparazón oscuro, en el techo del otoño amargo y fragante.

Tu debes ser mi corona.
de laurel abierto y almendra amarga.
La llevaré como los grandes poetas del mundo,
que sueñan con ser caballos.
Ahí es donde nunca he soñado, no preguntes, ve a la tierra
de trigo, a la virgen, a los osmanthusde olor dulce.
Apaga la antorcha delante de la estatua.
Estamos en silencio juntos.
Eres un hada que vive en las profundidades de la mansión.
La luna, tu llama fría, vestida como una flor, en el cielo del sur.
Che.Bazan.España
www.youtube.com/watch?v=OHx4SyN7UWc&t=488s
leer más   
13
12comentarios 258 lecturas versolibre karma: 122

Loco amor

El velo que cubrió mi corazón
suavemente se deslizó
al ser ataviado con tu mirada y
la verdad descubriría,

El viento mi cabello acaricio
con tus manos,
la luna me sonrió cuando
me miraste,
en tu sonrisa se iluminó mi vida,
el sol mi piel toco cuando me abrazaste, y
el frio desechaste.

En tu sonrisa mi vida se escondio
entre el sonido del mar, los latidos del corazón se escaparon por amar

La noche me cubre con tus cabellos
entre las caricias de tus besos
suavemente me acuestas en tus pechos
las estrellas miran cual testigos
nuestro romance.

El silencio de la noche
delata nuestros corazones
como corcel desbocado
se escucha los latidos
en nuestro viaje en la nubes

Despierto en los brazos
de mi cama en la almohada
el sueño de amarte
en mi la mirada de la luna
sonriendo por el deseo
de este loco corazón
por sentir el amor .
leer más   
9
2comentarios 33 lecturas versolibre karma: 131

En el abismo del inframundo

En el abismo del inframundo
escombros de luceros se revelan
fotografiados
por el prisma de mi mente oculta;
mis pupilas
revientan en vuelo
y acortan la distancia
de tu calzada oscura con la mía.

Me espera,
un triángulos isósceles
armado por las arañas
que acompañan al ciclope de tus sueños.
En este maraña de sucesos
focalizo una idea.

Entiendo
que nada o nadie
supera la velocidad de la luz
y que el infinito
se pierde
en la lontananza.

Lo que no entiendo
como tus ojos
de verde radial
me perforaron
el alma sin piedad.

La gravedad
de newton
no mide esta distancia
que me separa
de tu mar y el mío
no contó
con las islas
amontonadas
en tu cuerpo de olas
taciturnas.

Una guitarra suena
es Gene Moore
tocando
Still Got The Blues 1975.


www.youtube.com/watch?v=4O_YMLDvvnw
leer más   
15
13comentarios 84 lecturas versolibre karma: 129

El rojo (de sus botas)

Ella
Hoy ha despertado vistiendo al otoño de margaritas

Ha deshojado cada pétalo
Y se ha deslizado sobre la hierba

dice
que hoy el día...
tiene un olor
Un sabor
Un color

Indescifrable

Dice que es como inquietante
Y a la misma vez fascinante

Y qué ...
que los ojos que se miran
Siempre
Siempre
provocan una reacción en el cuerpo

Y qué hoy
el rojo de sus botas
se ha mudado a sus mejillas

Y qué todo el azul del cielo
Se lo ha inhalado
su pecho

Y espera, que también dice ...

Qué mientras el verde de su camisa
haga juego con sus ojos

En su piel la Primavera

Y en su latido
<~~~~~~~~~~~~ (é l)
verano


@rebktd
leer más   
21
11comentarios 89 lecturas versolibre karma: 135

No tenerte

Y lo peor es no tenerte.

Porque que más da si brillan
poco o mucho las estrellas,
yo lo único que quiero es verte.

Están como muertos
los alhelíes y azucenas,
hasta la yerba no me parece verde.
Y la perrita me mira también
Con sus ojos tristes dolientes

Ella sabe bien
lo malo que es no tenerte

Me dijiste que mirara la luna
Pero desde que tu te fuiste
Siempre la veo muy obscura
Como si no quisiera responderme.

Y se que el sol
no ha salido en noche ninguna
Porque no quería verme.

Porque ya sabe
Lo que sufro por no tenerte.
leer más   
14
7comentarios 74 lecturas versolibre karma: 131

La flor de otoño

Caen las hojas en mi corazón,
como caen los días en mi vida,
como se deshojan las margaritas
pensando en una sonrisa de verano,
como se deshojan los calendarios,
así, sin darnos cuenta de que estamos
tan lejos de la verdad, como cerca del fin.

Caen las hojas en mi corazón,
pero no se acumulan desordenadas,
sino que fabrican flores de otoño
como pétalos de amor no correspondido,
como síes que debieron responderse tal vez,
como para siempres que fueron de momento.

Caen las hojas en mi corazón,
y no caen solas, porque junto a ellas
se despeñan futuros incumplibles,
amores incompatibles,
miedos devastadores,
pretéritos insuperables
y verdades incontrovertibles.

Caen las hojas en mi corazón,
junto a mis cabellos de color,
puesto que en mi cabeza, firmes,
quedan mis canas, mi amor y tus labios,
que lejos de mis dedos se difuminan,
como lo harán los malos recuerdos.

Caen las hojas en mi corazón,
caen para pintar un otoño que está
lleno de colores que no entiendo,
de rojos que lo son porque van a morir,
como despedida de un verano
que abrasó mis entrañas y terminó
helando el conocido, recurrente y eterno
infierno de mi corazón de invierno.
2
sin comentarios 23 lecturas versolibre karma: 15

!!!Te recuerdo¡¡¡

Te recuerdo...
entre canciones y sueños
te recuerdo...

Plasmaste en mi
la esencia del amor
te presentaste un dia
llena de ti y vacía de mi
y yo lleno de mi sin ti

Me enseñaste amar
no lo puedo negar
entre canciones y sueños...
___Te recuerdo___

Ahora que hago...
si muero sin tenerte
recordando tu silueta
en aquella cama
adornada por tí

___Te amé__
no lo puedo negar
y ahora sin tenerte
te amo aún más...
Dime...
aunque no puedas
que me amaste... de verdad

____Te recuerdo___
entre canciones y sueños
te recuerdo.

Si mi llanto fuese de oro
dueña serías
de un tesoro
lleno de lagrimas de oro

Te recuerdo
aunque se que es un imposible
volver el tiempo atrás
quisiera verte
para solo contemplarte
y en efímeros sueños
volver a amarte

Tu recuerdo me atormenta
no porque te hayas ido
sino porque...
el que me he ido
he sido yo...
de mi mismo

Ya no vivo en mi
pero tu recuerdo...
tu recuerdo permanece
incrustado en mi interior

Quiero llorar...
sí... quiero llorar
no para olvidarte
sino...
para recordarte siempre

Un dia te alejaste
llena de ti y llena de mi
y yo quede...
Vacío de mi y sin ti.

Te recuerdo...
entre canciones y sueños
te recuerdo...


Pablo J. Aguilera G.
leer más   
10
2comentarios 60 lecturas versolibre karma: 131

Al Otro Lado De La Ausencia

Tu voz reunía
todos los sonidos
del verano.

Tal vez por eso,
te busqué en el verde
de tus ojos,
en las guirnaldas verticales
de tu pecho,
en el balcón florido
de tu boca...

Pero
en el fuego
de la nieve,
aprendí
que el amor
también lleva impresa
la certeza
de la pérdida.


©Alejandro P. Morales. (2018)
leer más   
25
21comentarios 108 lecturas versolibre karma: 134

Pesadillas

No deseo seguir mintiendo,
se me nubla el pensamiento
En las noches mi desvelo,
en el día floto en el viento.
Un efecto el defecto
de aquel frío en mi habitación.
Que congela la mirada,
y apareces junto a mí.

Un tormento me reclama,
su pregunta ¿dónde estás?
Me has dejado en el olvido sin testigo
la crueldad en la que vivo
Solo insomnio predomina
un vacío la soledad

Hay fantasmas que aniquilan
cuando vuelan sin parar,
Corren, ríen, se evaporan
y la noche sin final
Donde has ido que te busco,
fantasía ya no estas,
Es un eco desmedido,
gritos crueles realidad.

El abismo un remolino
que me arrastra y me sujeta
Ya no puedo respirar,
he caído en las tinieblas
En mi sueño crece el frío,
dónde has ido me has dejado
Pesadilla entra en mi sueño
que me ahoga sin piedad

Me ha cubierto el sudoral,
una angustia mi ansiedad,
Poco a poco se contraen,
comprimidas letra a letra
Las palabras ya no existen,
tengo ganas de gritar.
Se apodera de mi cuerpo,
me consume, me reprime.

Un fantasma me persigue,
ya es de día no es posible,
Sin pellizco en mi silencio
un destello me despierta
Ya no existe algún fantasma
solo almohadas una cama
Ya no existe la verdad.




Por: WilyHache ®


15 de octubre de 2018
5
2comentarios 58 lecturas prosapoetica karma: 68

Amoblando tu vida

De relucientes espejos llenaste la alcoba
de pieles inertes cubriste el sofá,
de finas sedas se lucen tus ventanas,
con magos y duendes cubres tu ansiedad;
de carreras y prisas llenas tus días,
amoblando tu vida...
llenándola de cosas
pero te falta un amor de verdad;
que llene tus espacios, tu tiempo
y tu irremediable soledad.
Charly
leer más   
4
sin comentarios 24 lecturas versolibre karma: 80

Candilejas

Una niña fuma su sonrisa con angustia,
también, devora el defecto de su delgadez.
Le ha quedado al talle, el amor de un muchacho,
pero, finge no quererlo más que ayer.

Una niña cuenta su edad sin motivo,
aviva su ahogo en lo triste de sus sueños;
escondida en los ojos de la tierra
aparenta expresar dulcemente un adiós.

Le cuesta ducharse frente al espejo, de una navaja:
se desangra en la melodía de Sinatra,
y no le miente a la verdad para marcharse.

Una niña le teme a una lágrima olvidada.
Se despide para siempre en la frase que dejó
en la carta de anoche.

Una niña se ha perdido buscando su suicidio.
leer más   
19
11comentarios 83 lecturas versolibre karma: 118

Por el sofrenar ultrajante... (Experimental neosurrealista)

POR EL SOFRENAR ULTRAJANTE
( Texto Experimental Neosurrealista )

Todo está en la memoria
del aire que desteje
la lluvia del olvido
gotas de fuego, hielo, sangre,
en la frente del mar meciendo
al bosque de polvo y vidrio...

Como el misterioso brillo de unas setas invade al aire,
al adornarlo con abalorios de concha, que la senda,
triste riega, con el llanto de las cuerdas del suspiro ligero,
vibrante por su faz serena, con los pies de terciopelo,
mirando al cielo, cariñoso, dócil, un arroyo voluptuoso,
que los mínimos obstáculos allana, con las fibras del amor,
en las flores peregrinas, dónde los colores palidecen...
Luego de haber salido del futuro, y sin dejar un sucesor
en el pasado, al recortar las siluetas contra el horizonte,
que dejan al sol negro, llorando lágrimas de luz inútil...

¿ Porqué, porqué ?

¡Porque tanto las aves como los peces, tienen un campo
visual mayor que el hombre, que de no atenderse a un
tiempo justo, puede dar por resultado la ceguera total !

Porqué...
Todo vuela junto al tiempo
futuro arrastrado por el pasado
presente sin substancia
constante, continuo, continente,
del hallazgo herencia huérfana,
¡ Del desierto incapaz de ser arena...Sólo !...

Por
el
sofrenar
ultrajante... Del sistema de arrendamientos del pensamiento,
y de los préstamos de sentimientos, con las películas de sexo
y sangre, con los besos marmóreos, y el remordimiento de las
sonrisas vibrantes, con la consciencia indigente, desnuda y
sembrada, indefensa, en el subsuelo del fértil olvido pagado...
A pesar de lo que opinaran los huesos, y los huecos hogares
del polvo disperso, del mar sudoroso, de las lágrimas ahogadas.

¡Ningún sofrenar es más cruel!
¡Qué del inmenso mal, hacer un olvido infinito!
Haciendo de las serpientes palomas, y de los escorpiones corderos.

En la verde música dulce
del metal de los violines
azules los rayos se esconden
de la blancura silencia de nieve
en el corazón del tímido fuego
por el alma secreta del vacío...

Autor : Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)


POST DATA:
Información útil es...

eduardosuarez.net/index.php/5c/periodos-artisticos/item/13-neo-surreal
También...
es.wikipedia.org/wiki/Surrealismo
leer más   
15
8comentarios 87 lecturas versolibre karma: 141

He perdido mi gotita de rocío...

He llorado con pena y desconsuelo,
perdido al despertar sobre tu cama,
mi llanto por no verte encima de ella,
gotita a gotita por la mañana.

De esas gotas que empapan las mejillas,
rocío que humedece las pestañas,
le surcan a la flor sobre sus pétalos,
dice la aurora al sol, en la alborada.

La campiña brilla resplandeciente,
flor de color entre el verde esperanza,
al reflejar al astro iridiscente,
cielo sereno, silente y en calma.

Del relente sombrío, quiero ahora
amanecer feliz entre tus sábanas,
que mis sueños se mezclen con tus hadas,
ha ardido de pasión tu cara lánguida.

Perdido en la noche viaja el amor,
todas las miradas están en llamas,
sus pupilas han quedado esparciendo
estrellas que son millones de lágrimas.
20
15comentarios 93 lecturas versoclasico karma: 136

"Dichos"

Dijiste que la distancia era levedad
las abruptas rocas
pájaros ingrávidos celestes
dientes de pluma en el paladar
arpegios de espuma
en el acantilado agreste
de la orquesta soledad.

Dijiste que la saliva era manantial
embestida sorda de fluidos
vuelo líquido de néctar prohibido
en la lengua desnuda de la verdad
colores de menta comprimidos
en las alas abiertas de un quetzal.

En este delirio ungido de eternidad
mezo las espigas del momento
con las yemas de un suspiro sin edad
asciendo en el gemido de las amapolas
hacia tus labios de salvaje trigo
te callo me siembro beso hasta el olvido
y no me importa lo que digas
ni lo que dirás….

www.youtube.com/watch?v=QEphsKl1g9M God Is an Astronaut - Forever Lost
leer más   
8
1comentarios 37 lecturas versolibre karma: 116

Entre el azul y el verde [Siempre tú]

vuelve a llover...

Y ella
odia el paraguas
Ella odia
que la lluvia la pille fuera de casa

Dice que los días grises son para escribir
Para indagar por dentro
y sacar todo lo que oprime
en el pecho

Dice que la melancolía es como un danza mágica
que te baila el alma
Y te sopla en la boca

Dice
que sabe a madera vieja
mezclada con el vapor de una antigua locomotora

Y que...

no sabe porqué

pero termina sentada frente a un solitario andén
con vagones de colores

Y dice
que cada color es un instante
Un recuerdo
Una imagen

—Un viaje —

Y que...
entre el azul y el verde

Siempre tú

@rebktd
leer más   
22
23comentarios 131 lecturas versolibre karma: 163
« anterior1234550