Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 1893, tiempo total: 0.006 segundos rss2

Pálida luz de luna

Tu amor,
lo que más se acerca al cielo,
le da sentido a la vida

vienes en fresca brisa
siento tu toque mágico
y me visto de luna llena

me acaricias con notas de lluvia
concierto de melodías

Luego suavemente te alejas,
y vuelvo a ser pálida luz de luna.


MMM
Malu Mora


imagen tomada de internet
leer más   
15
10comentarios 57 lecturas versolibre karma: 122

Polvo de tierra y estrellas

Como la luna teje con mis palabras sordas estrellas fugaces perdidas en el centro de mi coraje?

Como me recreo luego de la pausa.

Como me reinventan las pupilas del alba.

Como el viento esculpe en mi mente sobre el vacío.
Como instante se vuelve solsticio?

Alas.
leer más   
12
4comentarios 56 lecturas versolibre karma: 112

Ella

¿Cómo enjuagar su nostalgia?
regresarle sonrisas al alma
desempañar sus grandes ojos,
regresar luz a su mirada,
que vuelvan de nuevo sus ganas;
su pasión, sus labios granate
y su coqueta elegancia
que venga de nuevo
ella...
y se acabe esta distancia.
Charly
leer más   
6
sin comentarios 31 lecturas versolibre karma: 108

Aliadas

ALIADAS

Una luna en cuarto menguante,

una lluvia intensa y refrescante,

una noche ideal para fantasear

mientras un búho prefiere otear.

Y yo danzo al compás de las gotas,

porque en mi paraguas repican las notas

y todas juntas se vuelven mis aliadas

para mi alma llena de ideas soñadas.

¡Tantas fantasías vienen a mi mente

bajo esta lluvia nocturna y envolvente!.

Tal vez lo difícil sea volver a despertar,

¿será lo que el búho me quiere alertar?.

¿Y si nada es lo que parece en realidad?,

¿Y si la luna me contagia su inmortalidad?.

Noche lluviosa de luna menguante,aliadas,

que me permiten liberar fantasías ansiadas.

Autora: Marcela Barrientos
País: Argentina

Derechos de Autora Reservados 12/06/2018
leer más   
11
3comentarios 62 lecturas versoclasico karma: 111

En cada vuelo

Persigo la vida, esa que vuela sin destino
sobre el mar, y se lleva con ella mis sueños
para que vivan y siempre vuelvan
en cada vuelo hasta mi…

Yo la persigo, a la vida
y ella distraída disimula y me espera
porque le gusta sentirse en mis vuelos
en el vértigo contra el viento
y me abraza cuando regreso
a mi playa, dándome por vencida
sólo hasta el próximo intento
cuando extienda mis alas
y ella venga conmigo…

soundcloud.com/lola-bracco/persigo-a-la-vida (Lola)
19
12comentarios 78 lecturas versolibre karma: 125

Si te acuerdas de mí, no vuelvas

Porque han regresado mis ojos
a los poemas escritos con la emoción
de otro tiempo,
y me siento entre sus verbos una extraña,
declamando con denuedo,
con tristeza implorando que regrese
lo que había antes de irte,
me sorprendo.

Una sombra, un reflejo, lo que fuera
si eras tú, de algún modo.
Que volvieras, quería eso.
Daba igual si traías los bolsillos
hartos de queja,
si dejabas la miel en los labios
o escupías un discurso donde
víctima eras tú y el verdugo
—tan parecido a mí—
una alfombra a la planta de tus pies.
No importaba.

Cualquier cosa prefería al silencio:
la costumbre sistemática,
huir de la soledad,
dejar de ser yo la mala,
equivocarme otra vez...

Sin embargo, he comprobado,
que sin ti la vida sigue
y consigo respirar.
Es curioso, en los versos de Salinas
ya no encuentro el verdor
ni me hace falta olvido para olvidarme
de ti.
17
10comentarios 81 lecturas versolibre karma: 119

Fotografía

Despierto para sumergirme luego...
en el intenso café de tus ojos,
donde todos los sueños son muy locos,
donde vive la pasión con un ruego.

Suspiro al contagio de tu sonrisa,
que tus labios de refrescante dulzor,
evocan la imagen viva del amor,
donde emergen notas, cual suave brisa.

Vivo y siento contemplando tu foto,
absorto, con un resplandor que Cega
y hoy al respirar nuevamente solo...

recuerdo infante besos de tu boca,
y tu risa bella... mi alimento...
vuelven... con agrado, a esta mente loca.
leer más   
7
1comentarios 19 lecturas versoclasico karma: 95

Huida

Prólogo
En la huida dejaron atrás la mitad de sí mismos. Nadie abandona todo lo que le ha supuesto su mundo de un día para otro, por un capricho. De vez en cuando el mundo que nos rodea se vuelve loco de remate y pone todo patas arriba.
La guerra trae consigo todos los males y los horrores de los que el ser humano es capaz de hacer. Y de pronto un día todo es malo. Sobre todo lo que es “diferente”, lo que no “encaja” en la sociedad según los valores de los que están dominando.


Capítulo I
Manuel siempre había sido feliz a su modo y en su pequeño mundo, todos en su familia sabían que era homosexual y además conocían a su pareja Andrés, al cual adoraban. Los vecinos, ya era otro cuento. Unos lo sabían y lo aceptaban, otros no tanto. Algunos se hacían los despistados haciendo ver que no sabían nada…. pero para Manuel todo eso no era relevante.
Llevaban tiempo planeando buscar un piso para ellos dos solos. Andrés era médico, la consulta la tenía bastante lejos de casa, él sí tenía miedo a posibles rechazos por parte de pacientes. Manuel, en cambio, adoraba su trabajo como peluquero en una franquicia del barrio.
No era fácil seguir adelante, pero nada es imposible. Eligieron una fecha para dar el paso, el piso ya lo habían encontrado. Ilusión, alegría y muchas ganas de esa vida juntos.


Capitulo II
Estaban viviendo tiempos convulsos en su país, pero esperaban que las aguas volvieran a su cauce. A aquellas alturas de la historia del mundo esperaban que no pasara nada grave. Pero pasó. Un golpe de estado, revueltas, hombres armados….el caos invadió la vida y las calles de la que era su ciudad natal. La guerra había estallado y los que iban ganando no eran muy amigos de lo “diferente”. Manuel y Andrés comenzaron a temer por su vida. Muchos que habían sido sus amigos, comenzaron a darles la espalda. No querían que nadie les asociara con ellos de ninguna manera.
Los familiares y auténticos amigos de ambos comenzaron a preparar un viaje, seguramente sin retorno a un mundo mejor, donde pudieran estar a salvo.
- Pero si no hemos hecho daño a nadie – se lamentaba Manuel. Esto no es justo, no quiero irme de mi mundo porque mentes cuadradas hayan decidido que no encajamos.


Capitulo III
Con miedo, dificultades y mucha angustia comenzaron un viaje del que no sabían cómo saldrían. Una noche durmiendo bajo un puente al raso, otra escondidos en túneles o en desvanes o sótanos de amigos, conocidos, conocidos de conocidos o simplemente personas con corazón, fueron capaces de llegar a otro mundo y otro país.
Había que empezar de cero, pero estaban juntos y vivos. La ilusión por hacer una vida en común les había llevado hasta allí. Lo más importante era no haber cedido a las presiones y aceptar una vida que no les correspondía. Ser consecuentes con ellos mismos y con su amor era lo más importante.

Nota:
No hay más ciego que el que sólo es capaz de ver aquello que sus ideas y moral le dictan.
La guerra, los que tienen que huir, los refugiados de cualquier índole…..el que llega nuevo a otro país, el miedo, la pena…… el sin sentido del rechazo…….
El ser humano es tan rico en matices de vida que perderse alguno de ellos es perderse una parte de la vida misma.






Hortensia Márquez
15
10comentarios 59 lecturas concursobac karma: 126

Seis

Blanco y negro, a veces gris, como la nostalgia. Así es la vida.
Al final, todo son colores y, a mí, me parecen todos igual de bonitos. Es como reír y llorar, que son la misma cosa. Si hay que reír, una se ríe hasta que duela y si hay que llorar, pues lo mismo, pero al revés; hasta que deje de doler. Aquí todo vale cuando se trata de crear una ex-presión (me lo pongas junto o separado/en papel o pecho).

Y que los truenos de tu risa ensordezcan cualquier llanto y que la lluvia de tus ojos arrastre todas las piedras que te hicieron tropezar. Y que si caes, te levantes dando saltos, eclipsando al puto Sol con tu sonrisa. De temporal en temporal, sin hacer trampas.
Me toca. Vuelvo a tirar. Seis.

A sentir, que son dos días.
leer más   
6
sin comentarios 28 lecturas prosapoetica karma: 74

El momento exacto para ir a terapia

Quizás no somos los mismo de las foto
pero me niego a creer que somo distintos
Quizas a mi me faltaron los silencios y ti
te sobraron las copas de vino
Y ahora que el reloj se detuvo en el punto
exacto donde no hay vuelta atrás
es ahora que quiero reterner tu sombra
es ahora que necesito que tu voz este el
viento y tu andar se vuelva mi camino
es ahora que cuesta soltarte.
Yo cambié la ruta de mis deseos
por darte un espacio para volar
cuando solamente habría bastado
con volar juntos.
Y la necesidad de no estar se volvió
cotidiana como el café en la mañana
y ahora siempre es invierno
He vuelto a verte al otro lado de la mesa
justo a la mitad donde esta la sal
y me he dado cuenta que es el
momento exacto para ir a terapia.
leer más   
13
3comentarios 58 lecturas versolibre karma: 118

La Maleta

Se me va la vida.
En una maleta apretujada de tantos recuerdos inmensurables.
La arrastro por todo ese pasillo que conduce a la autopista perdida de cualquier aeropuerto
de tan apesadumbrada ciudad.
Se me ahoga la garganta ante las impotentes lágrimas del peso desbordado de la injusticia de partir a un lugar recóndito.

En esa maleta no hay espacio para tantas emociones desbordantes,
como ese primer beso en la torre oeste de Parque Central con las ganas agigantadas entre mis piernas,
teniendo la mirada fija en esa enorme valla publicitaria de la última presentación de Madame Butterfly en el Teresa Carreño.
Arrastro la maleta de la indiferencia dejando las pisadas en ese largo andar por el parque los Caobos, observando como la sonrisa de los niños se deslizaba en las aguas turbulentas de tan acostumbrada fuente.
Se palidecen los recuerdos en tan removida ciudad cubierta por la majestuosidad del Waraira Repano
Se desvanecen los recuerdos en los aires caudalosos de la grandiosidad del auyantepui ,
y la estrepitosa caída del majestuoso salto ángel.

Imperante.
Colosal.
Tricolor.

Como todos esos recuerdos.
Amontonados en tan singular maleta repleta de títulos universitarios apostillados en esa larga cola sin sentido que nos conducen a un futuro burlado.

Fruncidas las cejas,
con la rabia apretando por dentro,
y el corazón enaltecido.
Cierro la boca de la impotencia de seguir arrastrando la maleta por todo ese pasillo.

PASAJEROS CON DESTINO A…………………………….. ABORDAR……………….ABORDAR………………….

Me Detengo por un momento junto a mi maleta repleta de ensueños,
y allí logro divisar la estampa de tan nostálgica ciudad que se impone a no despedirse.

Mis ojos lloran,
lloran aun mas,
ante la incertidumbre de sentir la alegría de que algún día vuelva a encontrarme con mis seres queridos.

De vuelta.

De regreso a la vida.
leer más   
6
sin comentarios 22 lecturas relato karma: 90

La vida se estira...

La vida se estira
igual que las olas,
pequeñas cucañas
que cuentan las horas,
ya llega el otoño,
marcando su paso,
le sigue el invierno
que es ya centenario,
y abril se proyecta
lejano y cercano
su faro tranquilo
te ofrece su mano,
pero es que las prisas
marchitan las rosas,
y así los rosales
se vuelven y enojan,
entonces un día
llegó muy despacio
la nube y la luna
pidiendo tu mano,
y tú se la diste
sin pena ni gloria,
lanzando un suspiro
mirando la aurora,
y allí nos quedamos,
mi tierna princesa,
buscando aquel verso
y en él, las sirenas
pero éstas, dormidas,
olvidan las rosas,
las manos de nieve,
los niños que lloran...

"...La vida se estira,
se tuerce, se dobla,
y sigue su paso
jugando a la comba..."

Rafael Sánchez Ortega ©
03/10/18
3
1comentarios 29 lecturas versoclasico karma: 43

Cuando vuelvas hacer mía...

Ah, cuando vuelvas hacer mía,
mujer de tierras altas
me convertiré
en timonel
de tus mares árticos
y buscaré
en el mapa mundo
el norte como guía.

Cerneré tus pestañas negras
como suaves hilos
en el retablo
de los impulsos
y corazones rotos
y en la roca pulida
del brumoso amanecer
veremos
al tamizador de sueños
regando
con sus orgasmos
los tallos enanos del jardín.

Con cada beso dado
tu cálida piel
siempre se satisfizo
como mi anhelo,
mis circunstancias
y mis tentaciones.

Y bebimos
de la fuente de los deseos,
ensoñación sutil
el néctar frutal
de nuestros labios.

Pondré en la balanza
un beso a flor de piel
que llegue justo
en el eje meridional
de tu aliento
cándido, candil, fogoso, apasionado y tierno.

www.youtube.com/watch?v=m8oRmxkW2pg
www.youtube.com/watch?v=Znbolvs5BH8
leer más   
14
11comentarios 104 lecturas versolibre karma: 132

Pincel de estaño

La música atraviesa la niebla,
barre los ojos intrusos
y fulmina los ladridos
del tapiz vacío.

Aún humea la cafetera
de los amantes proscritos.

¡Mira!
todavía conservo
el dado, el revólver
y los rastros de vino.

Imagina que volvemos a bailar,
imagina que el perdón
habita en medio de la butaca
que nos separa.

He mejorado mi caligrafía,
he levantado los ladrillos
que aprisionaban los brotes
de atardeceres engendrados
con manos furtivas bajo la mesa.

El viejo pincel de estaño
sigue con la labor
de maquillar las pálidas estrellas
que se quedaron a vivir en el techo.

"Ven,
dame tus manos
y toma un color,
yo haré lo propio
con otro distinto.

¿Ves esa pared?
es un nuevo lienzo,
podemos pintarlo
o jugar a descubrir
lo que hay detrás".

La música atraviesa la niebla
dentro de una pompa
de goma de mascar.

Aún están calientes las tostadas
de los murciélagos
que han bajado a pagar al taxista.

Imagina que nuestros pijamas
vuelven a compartir cajón,
imagina que no es demasiado tarde
para deshacernos
de la colección de desengaños.
leer más   
26
10comentarios 91 lecturas versolibre karma: 118

Tardíamente... (Texto Neosurrealista)

TARDIAMENTE
( Texto Neosurrealista )

Escribió tarde su tierna muerte y tarde su vieja
vida. Fuera de sí mismo en las letras se le veía,
saltando entre nubes escondidas en el bosque
tembloroso, con las manos en la luna, y el hoy
en los cabellos de los últimos recuerdos en el
patio que jugaba.
Con el fantasma de sí mismo,
por el cartón de la calle asolada, vivió poco, y
murió mucho, haciendo de su inmortalidad un
florero con pétalos ciegos, en la raíz seca del
fondo más alto, arenoso cuando duerme el olvido,
y se esconde un manojo de recuerdos en el
espejo del ropero que ya no soporta la escuela.

Y luego dice : La brisa ya no quiere el impulso
del fuego, así que tiraré esta noche en el bote
de basura, donde naufraga el acordeón pensando
en la guitarra de las tardes voluntarias.

¡ Claro que sí !... Porqué dejó la sal de soportar
al mar, el frío del hielo, y el pasar del tiempo...
Arrancándole cadáveres al grito del árbol que se
fuga, leyendo con un lago las últimas noticias de
la ruta más barata al cielo más cercano, con el
perdón en oferta, y la fé de invitado, sin sacar la
lucidez de los zapatos, ni las rodillas cautelosas
del aplauso.

Ningún infierno quiere ser ya su
nodriza, y la cárcel desdichada, huyó sin escribir
la lista que la libertad fuma, cuando corre el rojo
pedestal opaco.

Después, la soledad vuelve a su casa, y se queda
encerrada en el sueño de una alfombra, que pide al
cuarto las paredes confidentes del techo desterrado
por el piso, que a la lepra teme, y toca el perfume
repentino del marfil, y del café recalentado.

Aquí la fiebre se pregunta, y le grita en cada hueso,
del papel, y del dolor sin hacer nada, al salir por la
ventana que destella, y desconcierta al cuarto junto
al cuento rebelde, al saber de los trenes con la ropa
raída en un largo mes inmerso, con las palabras que
muerden las letras del cuarto más pequeño, lavando
al jabón con las burbujas.

Posteriormente, partió a la mitad el último recuerdo,
cruzando a pie lo años, como traficante del pasado,
muerto y amputado, en innúmeras leyendas relatado
con el futuro como prueba, y la miel del calcetín, que
una araña lujuriosa, dejó viudo al saberlo.

Así que pensó en el azul de la lengua ociosa, con la
mano de la máscara inválida, de acuerdo a la inocencia
que arrastra, y derriba la tapa sofocante del cielo, en un
frasco, con la comezón que merece ser hervida con la
pobreza más deseada, en la colina de las ricas plegarias,
del reloj que camina con malicia en los campos irritados
de una gota, empeñada en comprender al corazón sin
conocerlo, desgarrado por la consciencia en decadencia
condenada, y progresivamente desfigurada...

En esa tarde que llegó tarde hasta ahora demasiado.

Autor : Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)


All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Joel Fortunato Reyes Pérez.
Published on e-Stories.org on 05/31/2014.
leer más   
16
6comentarios 62 lecturas relato karma: 135

Hoy ...Han volado dos cometas ~~~~

Ella ...
Sopla el diente de león
Y muerde el suspiro

dice ...
que aún conserva su inocencia

Y qué tira el deseo
Y juego a la rayuela
con las líneas del destino

Y qué tú <~~~~
Tú te has enredado en su hilo
Y vas cosido a su latido

Y dice
que aunque
la puntada a veces se tuerce ...

ella siempre evita
cortar
el
hilo

Porque dice que los nudos
son las piedras del camino

qué si se deshacen duelen
Y si se aprietan
oprimen

Y qué hoy

bajo sus párpados

han volado dos cometas
En una
iba un puñado de letras

Y en la otra ...

En la otra
~~~~~~<<<<<<<<<<
iba ella ....


Para que siempre vuelvas
@rebktd
leer más   
22
20comentarios 124 lecturas versolibre karma: 141

Copa de vida

Es la luz que precede a las tinieblas,aquella que sabe añeja,la que puede beber licor de tinte joven,la que se desprende del oscuro bosque.Del viciado aire.De la experiencia errónea.

Es la luz que emerge madura,aquella que deslumbra,pues elije la hermosura luego de habitar laberintos,sabe salirse,emerger del aberno disfrazado de dulce vino.Y sabe a tinto,a vida y equilibrio.

Aquel que la perdición conoce y ya no se deja seducir,es un victorioso que reemplaza permanecer por vivir.Y a sorbos y a instinto salvaje y mente libre vuelve a resurgir.

Es la luz que precede a las tinieblas,
Es el alma experiencia que tiembla y se renueva....
leer más   
14
15comentarios 106 lecturas prosapoetica karma: 131

El peso fatal de nuestros pensamientos

Ah, el peso fatal
de nuestros pensamientos
adiós miseria, adiós perdición
__________mira
donde se han quedado
los tiempos y los días.

No quiero soltarte
no quiero
que te escapes
de mis corrientes.

No quiero
que naufragues
en otro aliento...
no quiero
perderme en tu recuerdo.

Aunque tú no lo creas
es fácil engancharse a ti,
tienes magia oscura
clavada en tus ojos.

No abandono el barco
solo he salido a tomar
un poco de aire
y un poco
de humo negro
para calentar
las manos.

Surcadas
manos
que se
engarrotan
en las cuerdas
del barco
que viaja
a la deriva
en caída libre.

Pero en la marea alta
la nave se enrumba
con la química de un cielo azul
y vuelve a tomar las coordenadas
y las matemáticas de sus nudos
de este mar infranqueable

según tú

que lo dibujaste en los anaqueles
de tu tardío tiempo.

www.youtube.com/watch?v=dLAhG51uz-o
www.youtube.com/watch?v=G_1LP3Z6pW4


Ramón Pérez
@rayperez
Venezuela
14/10/2018
leer más   
17
14comentarios 105 lecturas versolibre karma: 144

Entre el azul y el verde [Siempre tú]

vuelve a llover...

Y ella
odia el paraguas
Ella odia
que la lluvia la pille fuera de casa

Dice que los días grises son para escribir
Para indagar por dentro
y sacar todo lo que oprime
en el pecho

Dice que la melancolía es como un danza mágica
que te baila el alma
Y te sopla en la boca

Dice
que sabe a madera vieja
mezclada con el vapor de una antigua locomotora

Y que...

no sabe porqué

pero termina sentada frente a un solitario andén
con vagones de colores

Y dice
que cada color es un instante
Un recuerdo
Una imagen

—Un viaje —

Y que...
entre el azul y el verde

Siempre tú

@rebktd
leer más   
22
23comentarios 132 lecturas versolibre karma: 163

La vida

Arrastro calamidades en las axilas,
me enredo por las caderas
de las dudas infinitas.

Abrazo el goteo del mar en las lágrimas,
y el horizonte parece profundo
en los pozos que forman tus hoyuelos.

La piel raspa,
el frío engaña al calor.
Vuelvo hacia atrás,
la vida muerde.
leer más   
17
2comentarios 62 lecturas versolibre karma: 132
« anterior1234550