Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 42, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Desmoronada silueta de un corazón deshojado (Cecropia peltata)

Un corazón de follaje desdibujado
aún conserva sus dos ejes divergentes
una esqueletadura de ramas pulmonares
otoñándose...
en la canícula de esta primavera gris.
Tiempos amorfos y estaciones solapadas
en la piel de un mismo árbol
de dos entretiempos
se desprenden las liviandades craqueladas en ocres
ante el empuje de los brotes
de una inflorescencia de higos aguacharacados
Es el yagrumo parecido al árbol de lechosa
o una higuera poblada de aves de ruido
un corazón de ramas fragmentado
como un rompecabezas incompleto.


@ChaneGarcia
...


P.D.: "aves de ruido" = las guacharachas (Ortalis ruficauda).
14
3comentarios 76 lecturas versolibre karma: 102

A tiempo para verte

Cruzó la verja como tantas otras veces. La casa permanecía a oscuras; sólo la luz de una lámpara iluminaba aquella estancia en la ventana del segundo piso. El árbol centenario movía sus ramas al compás del ulular del viento, y la hermosa palmera con su manto de musgo trepando por su base le saludaba desde un ángulo del jardín. No podía evitarlo necesitaba regresar a ese lugar, en aquel año y justo el día anterior a la muerte de su mujer. No estuvo junto a ella cuando ocurrió, pero de nuevo, volvería a tener veinticuatro horas por delante para abrazarla.




Publicado en la Asociación Solidaria Cinco Palabras:
cincopalabras.com/2019/04/21/escribe-tu-relato-de-abril-iv-luis-varela


Imagen encontrada en Internet
22
24comentarios 218 lecturas relato karma: 107

Descalza y sin maquillaje

A veces vestida del mundo
quisiera escapar de esta jaula de lujo
y me asfixian los cristales, esos que separan
mi corazón del viento y tus mensajes
que no llegan, que no puedo escucharte…

Encerrada, mundo aparte
me vuelvo salvaje, y sólo puedo pensar
en escapar amor, en buscarte libertad
descalza, desnuda y sin maquillaje…

Y en nuestra guarida sin tiempo
me dejo esperar, que mi perfume a deseo
te traiga en el viento, a calmar los miedos
del encierro, del frío mundo, de aquellos edificios
donde sin querer me encierro
donde la rutina de acero
me hace escapar…

Aquí estoy
y me quedo en este ahora
donde la tarde acuna los árboles
y las aves entre ellos vuelan
cantan, esperando tus pasos
silbando nuestra canción
sonriendo para mi
otra tarde llegar…

soundcloud.com/lola-bracco/descalza-desnuda-y-sin (Lola)
20
15comentarios 163 lecturas versolibre karma: 101

El Araguaney de mi tierra. 

Como el gran Santo Luzardo
de la novela de Gallego
recorriendo la llanura extensa
trasteando entre talanqueras,  
corrales y balcones
admirado por la belleza de Bárbara y Maricela. 

¡Así me siento yo!

Cada vez que encuentro un Araguaney en el camino
y miro su frondosa copa y corona amarilla
cuya flor como campana
hace vibrar el canto ritual de las aves
en especial el turpial que se viste
con el mismo lienzo florecido
teniendo la cabeza y las alas de color negro
y el resto del cuerpo brilla el amarillo.

¡Qué hermoso y bello es el Araguaney de mi tierra!
En las solitarias noches…De cascabeles nocturnos
sus ramas amarillas perforan
el pedestal cóncavo de las estrellas.
Su madera dura y escarpada
como un gran roble amarillo
acanalado y alambrado 
ha servido mucho antes de la colonia
hasta nuestros días en la fabricación de catres,
puertas y ventanas.
Recia madera, pura y salvaje
es dura de roer por las termitas
y las aguas saladas.

Ese espíritu de nobleza y de florecer
en estas horas aciagas
cuando la luna se adorna de escarcha moruna
Inflorescencias luminosas
cuando se asoma la primavera esperada
el pueblo venezolano debe tener:

“Toro recio y altanero, cimarrón, cimarronero”
Asi dice la popular canción.

El Araguaney decora las avenidas y calles del país
y su gran estatura alcanza el rabo azul de las nubes.
Cuando entra el verano o la canícula sofocante
se desnuda cual bella princesa
y se prepara para entregarse al señor de las lluvias
con sus aromas y cantos de chiflidos
que entonan desde el amanecer
los notos del sur en solas cruce con el céfiro del norte.

Durante los meses de abril y mayo
solo espera para florecer como gigante molino
perseguido por la lanza del Quijote de los tiempos.
Para luego dejar caer sus hojas y pintar el suelo,
como una inmensa alfombra amarilla
pintoresca y pueblerina.

Nota:

el Araguaney o Tebehuia Chrisantha
fue declarado Árbol nacional
un 29 de mayo de 1948
por el entonces Presidente de la Republica de Venezuela
Rómulo Gallegos.
Este decreto fue promovido
por los ministros Luis Beltrán Prieto Figueroa
(de Instrucción Pública o Educación)
y Ricardo Montilla (de Agricultura y Cría).
leer más   
21
21comentarios 155 lecturas versolibre karma: 110

El viejo y solariego Roble

El viejo y solariego Roble
fue removido
por el inclemente turbión
sus puntas atravesadas
descuelgan
como músculos retorcidos
aún soporta
la crudeza del aluvión.

Ya han pasado muchos años.
Gloriosos años cuando los chavales
retozaban de brazo en brazo,
todo eso le causaba cosquilleo
y animación
y la copa erguida se encumbraba
en rojo gris
sobre el espacio sin fin.

La caliza piedra sus raíces ya no soporta
lo ve como añoso, pretérito y antiguo.
El viejo Roble aguanta
cada vez que el sol lo tienta
como si de las nubes desollaran
carbón y lumbre.

El viejo Roble piensa
en mudarse a la sabana
a lo mejor la tierra llana
lo acoge con febril jubileo.

El sabe que sus largos huesos
se mueven como palancas
movidas por un alma
que no se inmuta
fresca y gentil solo respira
su aliento inmortal...
leer más   
17
9comentarios 81 lecturas versolibre karma: 89

20.Hokku a la espera

Ya es primavera.
Mis árboles carentes
aún te esperan.
leer más   
6
2comentarios 33 lecturas japonesa karma: 72

El jardín botánico

Hoy pasé frente al antiguo,
vetusto y abandonado jardín botánico
y ahí, ya hace mucho tiempo
conocí un enjambre
de hermosas mariposas
presenciaba la locura por su espíritu volcánico
en búsqueda de la savia
y el néctar de las flores,
ellas son afanosas. 

El mariposario estaba rodeado
de grandes árboles
apamates, robles, abedules y cedro y flores
de todas las especies y sobresalían los girasoles
mariposas había de todos los colores.

Extraño mi niñez cuando jugaba al soldado
acompañado por mariposas monarcas
y mi perro fiel lido coloreado y lapizado.

Y corría sin freno bajo la pertinaz lluvia 
parecía un petardo atrapando gotas
y brincaba y saltaba detrás de la pelota.

Ya hoy las mariposas monarcas se han ido
el urbanismo, el humo de los carros
y una revolución utópica y perdida
las han acabado.

solo quedan pegados
en el mástil de los recuerdos,
en las añoranzas forradas de telaraña
aquel bello
hermoso y perfumado santuario
conocido como el jardín botánico.
leer más   
17
7comentarios 97 lecturas versolibre karma: 139

BRON VAN LIEFDE... Fuente de amor… (Bilingüe Holandés-español).

BRON VAN LIEFDE
Fuente de amor… (Bilingüe Holandés-español)

In de golven
Een bron. Gevangen. Liefde voelde.
In de golven
Ik wilde en dacht dat, hou van de bron.
In de golven
De zoete frisheid van de lente.

... Bron van liefde!...

En las olas
Una fuente___Atrapada___El amor sentía
En las olas
Deseaba y pensaba___El amor la fuente
En las olas
La frescura dulce___Del manantial

.....¡ Fuente de Amor !.....

In die plaats waar is geboren
Onvergetelijke en roze
Onuitwisbaar en blauwachtig
Evocable en goud

... Bron van liefde!...

En ese lugar donde nace
Inolvidable y rosado
Indeleble y azulado
Evocable y dorado

.....¡ Fuente de Amor !.....

De tijd van wat groeit
Soms tumultueuze, soms kalm
De boom van welke hang
Succesvolle heartbeat, zuchten en herinneringen

... Bron van liefde!...

El tiempo del qué crece
A veces tumultuoso, a veces sosegado
El árbol del qué cuelgan
Fructíferos latidos…Suspiros y recuerdos

.....¡ Fuente de Amor !.....
Met de tijd. Sensaties. Gray, watermerken.
Saboreados yesterdays
Geneugten van rode witheid
Tussen tijden
Anjers, rozen en bergen!

... Bron van liefde!...

Con el tiempo___Sensaciones___Grises filigranas
Saboreados ayeres
Deleites de blancura enrojecida
Entre ocasiones
¡Claveles, rosas y montañas!

.....¡ Fuente de Amor !.....

De paren regen groeven.
Liefhebbers.
Door de. Lente. Onbeperkt, waanzin, geblazen.
Liefde
Land u rijk. Zuivel en fruit
Liefde
Ze genieten van de bruids herhaling zaden!
Liefde
Paren groeven en plows.

... Bron van liefde!...

De las lluvias parejas de surcos
Enamorados
Por el___Manantial___Ilimitado, frenesí, genésico
Enamorados
De las tierras fecundas___Lácteas y vegetales
Enamorados
Gozan de la repetición nupcial___¡ Semillas !
Enamorados
Las parejas de surcos y arados

.....¡ Fuente de Amor !.....

Met de eetlust van de terugkeer
In de wereld van de altijd van veel dingen
Met de eetlust van de terugkeer
-In de golven, een bron, een lente-

Con el apetito del regreso
En el mundo del siempre de muchas cosas
Con el apetito del regreso
---En las olas…Una fuente…Un manantial---

Auteur: Tanto del texto como de la imagen.
ll rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Joel Fortunato Reyes Pérez.
Published on e-Stories.org on 17.05.2012
.
leer más   
11
12comentarios 189 lecturas versolibre karma: 126

A la luz de una farola

Anochece
y a la luz de una farola
canta un pájaro.

Foto: Carmen Escobar (CC BY 2.0, flic.kr/p/5njF7b)
leer más   
12
5comentarios 192 lecturas versolibre karma: 77

Cerezos en flor

Sé de sobra que has llegado,
y contigo ha vuelto la primavera,
telonera del verano,
de las terrazas, de la playa.

Has traído de vuelta a las golondrinas de Bécquer,
las oigo cantar.
Has hecho florecer de nuevo los cerezos,
reviviendo seres que parecían muertos.

Sé de sobra que has llegado,
y contigo he vuelto a leer a Neruda
bajo la sombra de una encina
sentada sobre tus cabellos de trigo.

¿Dónde están las nubes?
Declárate culpable, sé que las ha robado
y has pintado el cielo con tus ojos agua marina.
Las olas que has mandado han traído
tu tostada piel a la orilla,
en forma de arena.

Sé de sobra que has llegado,
me has devuelto mis noches de desvelo
pero he dejado de escribir a oscuras.

Has llenado de luz la ciudad,
cambiando de hora,
poniendo en la radio las canciones
que siempre me hicieron temblar.

Sé de sobra que has llegado,
tu olor te ha delatado,
a sal, a hierba recién cortada,
a rosas... benditas mariposas.

Sé de sobra que has llegado
porque contigo siempre vuelven
Bécquer, Neruda y los cerezos en flor.
10
4comentarios 110 lecturas versoclasico karma: 69

Sinestesias

Despierto:
bajo el abrumador olor
de tu mirada
bajo la cálida sonrisa
de tu alma.

Me turbas,
tengo un nudo en la garganta,
no tengo expresión en la mirada,
solo tiemblo, me tiembla el alma,
porque hoy será la ultima madrugada.

Mis párpados gritan
el páramo escucha
las hojas contestan
los árboles lo publican
un amor que se muere
no gritéis, no gritéis a la mañana,
igual que se muere un amor
igual resucita mi alma.
leer más   
12
7comentarios 80 lecturas versolibre karma: 88

La luna se escapa

La luna se escapa, se escapa mi vida, el árbol que florece, estupefacta un silencio que crece, me quedo, me quedo dormida, escuchando que el momento se para, el segundo crece y la cinta que vuelve otra vez, no deja contemplar tales cosas lejanas incapaz de alcanzar, que llena, que cura, que sana, tan pura su esencia que está en todos lados, cada vez que la mira la vuelvo encontrar.
Sus risas resuenan como un carnaval que brotan tan fuerte como el río se desahoga en caudal.
leer más   
8
2comentarios 80 lecturas versolibre karma: 77

Amanece

Amanece...
y el sol aún no lo nota,
el árbol abre sus ojos de hojas
y despereza sus ramas;
y sus manos de pájaros
cantan alabanzas
al milagro del alba;
con tanto movimiento
y tanto ruido
el sol despierta,
y con sus dedos desgreña
su rubia melena de larguísimos cabellos
y la extiende en el interminable
horizonte de la alborada;
y es ahí y solo ahí, que en verdad
A M A N E C E.


@SolitarioAmnte - viii/17
leer más   
18
10comentarios 218 lecturas versolibre karma: 102

El agua, el árbol y yo

El agua se hunde
y se ahoga en el mar
anegada en su llanto de sal;
y el árbol enorme me mira
con todos sus ojos de hojas
incrédulo de que yo, no sea verde,
que esté seco,
atribulado de que yo, no eche raíces.


@SolitarioAmnte / viii-17
leer más   
11
4comentarios 206 lecturas versolibre karma: 77

Sueña el árbol

Sueña el árbol mi sueño...

Contigo soy árbol
plantado a la orilla de tu río,
tú fluyes inagotable, perpetua
y mis raíces se profundizan
buscando tu humedad en el subsuelo;
y me irrigas y me nutres
con líquido glorioso
y yo me hago ancho y alto tan alto;
tu amor corre por mis ramas
como savia ardiente que no me quema
y me naces fruto y me naces flor.
Y es tan jubilosa nuestra fiesta
que se unen a ella las mariposas
y los grillos y el jilguero.

No nos importa el río del tiempo
ni las generaciones que nacen y mueren,
pues tú, siempre eres río que fluye
y yo, el árbol que se nutre a tu orilla.
El que te ama, al que tú amas.

Sueña el árbol ser yo contigo
y sueño yo ser el árbol en ti.


@SolitarioAmnte / xi-17
17
16comentarios 209 lecturas versolibre karma: 84

Vital escultura

Vital eres preferida escultura
desde mi balcón no dejo de observar
que el otoño atenúa tu figura,
tus hojas verdes son ocres al mudar
como hilván cayendo de su hilatura
extendiendo un tapiz pardo al desnudar,
me tenderé sobre tu fino manto
para contemplar y entender tu llanto.
leer más   
5
sin comentarios 121 lecturas versoclasico karma: 55

Sol. Extremadura

En Extremadura, se están cayendo las nubes al suelo.
Humedeciendo la tierra seca.
Cada gota un tesoro de vida
reparando la sequía herida
cuando el acharolado, de las hojas verdes brillan
los colores ocres y amarillos lloran.
En la campiña.
la naturaleza hermanada da vida
la luz se esconde
tras las nubes.
Sobre el manto de gotas de lluvias
el sol perezoso se cuela
entre las hojas
humedecida de clorofila.
Tímido celoso se oculta
los claro oscuros paisajes armonizan las siluetas del árbol.
Curvando las líneas entre los pájaros.
Sol perdido...
leer más   
10
4comentarios 110 lecturas versolibre karma: 74

Cencellada

Gélida está
la cencellada fría
en los árboles.
leer más   
15
sin comentarios 104 lecturas versoclasico karma: 95

senryu (14)

Siempre serás
árbol de mis poemas
savia y raíz.
leer más   
18
10comentarios 130 lecturas versoclasico karma: 92

Incertidumbres

Aquí, en este Oeste
en el que vivo
siempre es tarde y es Otoño
y las nubes, algodón azucarado rosa y chicle.
Hay mucho silencio, hondo, y muchas aves, libres.
Y yo miro por la gran ventana,
miro el desplomado mundo
que descorazona y duele.

¿Qué haremos con las certidumbres?
¿Dónde olvidamos la bondad?
La dejamos desgraciada y triste abandonada en la basura.
Tú te fuiste una tarde de Mayo
y te llevaste el Sur soleado
y todos los días amanecemos sin Norte,
perdidos, latiendo timoratos de no saber
qué hay más allá. Desorientados.

Más allá del mar.
Más allá de las luces, del humo,
del ruido de esta ciudad de tejados azules
que regurgita pequeñas vidas invivibles, invisibles, inviables.

¿Qué haremos con la tierra?
Se escapa entre nuestros dedos,
seca , agotada, emponzoñada.
Sin germen ni simiente.
Apenas podemos retenerla en las manos
y no hay caricias que la anclen ni la florezcan.
Tú te fuiste, y hubieron abrazos, estaciones intermedias
pero al fin miro por la gran ventana que mira al Oeste
y el hielo del Ártico que no vuelve me apremia,
nos apremia.

Y esta mañana que detona
en sangre y piedras,
oscurece nuestro Este.
Y miramos más allá del mar del horror
donde los niños, los gatos, los pájaros
están muertos de estruendo,
muertos de olor a ruina y polvo.
¿Qué haremos con los fantasmas de su llanto?
¿Quedarán bajo el escombro?
Adivinaremos entre tanto abrazo líquido,
inaprensible,
quién nos presta una silla y un pedazo de pan
y una mesa puesta y el sol
y una almohada donde descansar
y paz, mucha paz.

Me mudé al Oeste y por la gran ventana
temo la noche del mundo,
es oscuro y da miedo.

He de nombrar,
-repite en letanía infantil-,
he de nombrar y cuidar todos los robles que encuentre
en mi camino.
9
7comentarios 185 lecturas versolibre karma: 99
« anterior123