Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 8, tiempo total: 0.003 segundos rss2

Impertérrito rebenque

IMPERTÉRRITO REBENQUE

De la locura el cruel vértigo hace orugas,
que desgajan al marfil cada blancura.
¡Y al otoño en vano secan!. Ahogadas.
En las penas perdidas encendidas. Hoy.
En la espantosa grandeza del indiferente.

Ven, y morirás conmigo alegre. En un canto.
Bajo las ruinas de un bostezo. Estéril.
Con el audaz frontispicio en el zapato,
en el cuerpo claro de una cadena rota.
¡Vayan las extrañas cañas al lucero esquivo!.

¡Ya la eternidad necesita un descanso!.
Y los dátiles las praderas marinas,
y la leche flores calientes ligera.
Con la espiga de fortuna ingrata,
en la brasa del azúcar por el suelo.

Las copas al aguardiente calman. ¡Sapos!.
¡Y todas las ventanas miren madrugadas!.
¡Y el dolor nevado cultive volcanes!.
Con las heridas pupilas del durazno,
en las puertas donde mueren primaveras.

Por el barro sin consuelo del pantano,
las piedras con las palomas hablan,
a los topos de la vieja encina.
Y agazapado un deseo las manos mueve.
¡No soy callado!. ¡Soy mudo y nada mudo!.

El azul de las abejas es rojo a una hormiga.
¡Y sin saberlo la tristeza escapa!.
¡Toma, el cielo es de oro y usa botas!.
Porque la ventisca es fresa grande,
del infinito donde los sueños viven.

¡Elévate, levántate!. Mira el pequeño muro.
¡Más grande es el hombre en su bajeza!.
Ya nada puede despreciar de la injusticia.
Es dueño de la impureza y la ama.
¡Sólo se arrepiente y hay perdón automático!.

El recuerdo nítido de la consciencia es neblina,
brillante, el portal del éxito arrogante.
¡Estoy muriendo sin sed!. Bello oasis.
Las paredes felicitan al escarabajo.
¡Y las estrellas expulsan cualquier culpa!
.


****
leer más   
15
15comentarios 82 lecturas versolibre karma: 92

El final del arcoíris

Al cruzar en la avenida, una extraña sensación es percibida
en el cercano horizonte las figuras se abalanzan

Los cúmulos entintan el cielo
Anuncian el preludio del caudal que llena el cauce
Memorable resoplar que agita el viento
Entre pétalos y arbustos un mensaje

El matiz de la piel que se sonroja
disminuye la intención entre dos cuerpos

Ha emprendido el petricor eterno viaje
la humedad entre raíces lo delata
con caricias que deleitan el olfato
el brebaje de fragancias se arrebata

Una escena con espejos de miradas que se atraen
Es el júbilo de sombras que se unen sin tocarse

Se resguardan entre hojuelas los acordes
De melodías de gota en gota, sintonía de los estruendos
La remembranza de nublados que no brillan
El asalto a los soleados acaecidos del verano
Un majestuoso escenario de invitados
Que se desprenden de las nubes sin remedio

Cuando invaden las decenas por millares
al toparse en el resguardo distorsionan los sonidos
Se traduce en vendavales de agua clara
Que al cruzar por la cortina esplendorosa que abre el cielo
nace un arco con efímeros destellos…

Te he tomado de la mano en su presencia
Siento el tibio proceder de tu inocencia

Majestuoso colorido de carismas que desatan los suspiros
Un infinito del beso sin aviso, rompecabezas que se une
en el intervalo del largo trecho, encogen los hombros se estrechan los brazos
inundados de fantasías por el tesoro que te lleva al paraíso

Se han omitido palabras, sin repliegue ante la lluvia
rayos de luz sobreviven junto a ella
dos siluetas de la mano han quedado
el final del arcoíris ha llegado…



Por: WilyHache ®

10 de Diciembre de 2018
22:21 pm
NLD, México
leer más   
60
2comentarios 173 lecturas prosapoetica karma: 81

Los niveles de la vida

…en mis recuerdos, aquel compañero de viaje que ha cruzado el infinito. Soy un poco de todo en esta vida, en el mundo paralelo; escritor, poeta. Una buena conversación con la inteligencia que camina. Más que un farol que alumbra el camino, que un faro que te guía bajo neblina. Soy yo. El libre pensamiento que se ha plasmado en papel y que ha dejado nostalgias y alegrías. Gracias vida por este nuevo nivel…


Por: WilyHache ®
10 de enero de 2019
11:00 a.m.
NLD, México





34
sin comentarios 67 lecturas prosapoetica karma: 110

El alma y los sentimientos

Hoy converse con los sentimientos que habitan dentro de mí, por que inevitablemente querían salir corriendo a encontrarte y decirte lo mucho que te aman, sin darse cuenta por lo que pasaba el alma.

Pude controlar su ansiedad por saber más de ti, les pedí que fueran más pacientes y que podían disfrutar de la vida, con sólo ver la alborada o contemplar y sentir el fresco aroma del crepúsculo, que asemeja el aroma que hay en ti.

Que deben de entender que la Luna puede dejar de brillar por temporadas pero sigue estando ahí y que el Sol no puede dejar de salir pero posiblemente nubes oscuras lo pueden cubrir.

Que la vida tiene un principio y un fin, y bajo esa premisa puede dejar de existir todo lo que habita aquí…

Que cada letra escrita, cada palabra enunciada, puede vivir junto a ti como algo memorable que surgirá cuando vayas a dormir o cierres los ojos por segundos y los vuelvas a revivir.

Me falta el valor para decirles que el alma está muriendo y que dejarán de sentir en cualquier momento…

Por eso dejo fragmentos, para que al llegar ese preciso instante logren volver a la vida en otro entorno y con sólo un destello del brillo de tus ojos, con el aroma en el viento, puedan renacer nuevamente y recordar los momentos.

Con el correr del tiempo aprenderán a vivir, puede ser una agonía, pero podrán ver llover y no se mojaran, podrán sentir el viento inmenso pero no volarán, podrán sentir el fuego ardiente y no se quemaran....

Ya no habrá tornado alguno que los pueda hacer girar...

Porque el tiempo es sabio y así será. Y cuando de pronto lleguen a sentir que pueden, volverán a existir, recobraran la vida que hoy están perdiendo.

Porque el alma está desesperada, sentimientos…

Por: WilyHache®
18 de diciembre de 2018
17:22 p.m.
Saudades 13 de septiembre de 2016
NLD, México


54
4comentarios 188 lecturas prosapoetica karma: 114

En un sueño te encontré...

Ávido de saber el porqué de las cosas, me encontraba en el camino, vi cruzar noches oscuras, tan oscuras que pensé que me enseñe a caminar sin saber si en el siguiente paso caería al abismo.

Camine por días con sol hasta que el cansancio me hacía pensar que nunca llegaría la noche para cubrirme de todo lo que segaba a mi paso.

Hubo tormentas y nubes cargadas de temerosos estruendos que no alcanzaban a iluminar el cielo.

Pude ver partir a seres que jamás pensé se marcharían y que extraño tanto pues quisiera compartir mis alegrías y quizás las penas hoy en día.

Sí, he caminado poco, algunos días nublados otros sin siquiera nada de esplendor al detenerme.

Conocí la vida, disfruté el encanto, a veces con un poco de nostalgia otras tantas con ferviente amor profundo y otras no tanto.

Jamás he olvidado de donde nací ni quien soy, sólo los alcances feroces de las batallas vividas pueden recordar al hombre que tiene amor dentro de mí.

Sigo caminando y encuentro luz en la oscuridad, encuentro eco en mis palabras, siento una calma descomunal al sentir que viví lo que se debe sentir.

Las palabras cruzan el viento y pueden llegar hasta donde quiero ir. De pronto, apareció frente a mí lo anhelado. Un suspiro que me deja ver que existe lo que escribo, la realidad más divina antes vivida.

Así dentro de aquel sueño, continúe caminando, volviéndose real cada letra de cada palabra....

Apareciste tú....

Entre tantas letras que se crean a partir de ti, han nacido palabras complejas, palabras que jamás vi.

Cuando camino y llego a sentir que ya no importa si la oscuridad impide observar por donde voy, que en lo más mínimo repercute si esta nublado o hay destellos en el cielo que pudiesen detenerme.

Ya no me ocupa el pensar en tantos obstáculos inimaginables, porque estás tú, en un sueño te encontré…




Por: WilyHache ®
18 de Diciembre de 2018
14:37 pm
NLD, México


50
4comentarios 160 lecturas prosapoetica karma: 97

Vamos a darnos

Crucé los charcos en la lluvia
Descalzo sin mojar, sin ti
Al alejarse los pasos
Los de a pie sin caminar
Han quedado en el pasado

Empatías que se transmiten
En las horas de ilusión
de los recuerdos
Sin lograr abrir los ojos
en los días que te amanece
al despertar con el siempre, reapareces

Como espectro incontrolable
Que arremete, que se aferra
Que en cada rastro se mantiene
son uno con una historia en las mil
del transitar, del porvenir

Quien vive en el camino lo sabe
Se atesora en los colores
En el viento las esencias
Te embiste el silencio, no existes
Las huellas insisten detente
Habita la fortaleza
el miedo no existe en mí

Los te amo que sin guía
de la mano hasta el final
Se consumen en verdad, en realidades
Te pido un más de las señales

Sin menos del más he llegado a ti
Destrozando las pausas del silencio
como restas entre el orgullo
Oprimidos sin el sentir del dolor
Deja caer más en mí

Un aliento es cada piedra
Del escalar, del resurgir
Provoca a los años, la lucha
transforma quimeras
Vamos a darnos más todo
levantando el polvo
sin pisar la tierra

Alimento de la hoguera sin quemar
Sin nada te tengo a ti
Contigo le hacemos volar
Vamos, somos más que las palabras
La eterna sinfonía que alimenta
tierra fértil se prepara
para volver a sembrar

Crucé los charcos en la lluvia
Descalzo sin mojar, sin ti
Porque solo así se aprende a vivir
Vamos a darnos más todo
Hoy, quiero más de ti…


Por: WilyHache ®

7 de Diciembre de 2018
17:15pm.
NLD, México
46
4comentarios 140 lecturas prosapoetica karma: 114

Impostor

Debí ignorar en mi memoria al impostor que poco a poco fue socavando la confianza en cada uno de mis éxitos.
Los fue convirtiendo en sombras de un martirio que deambuló en las exequias de mis propios esfuerzos.

Debí ignorar al que solo se alimentó de mi incapacidad de ver el valor de otros al criticar la victoria.
Impostor que encuentra el gozo en el fracaso de una modestia falsa por un orgullo que se convierte en mi peor enemigo.

Debí ignorar al que solo desea el despojo de todos mis logros y que va alimentándose de la vanidad de mis pensamientos rotos.

Debí ignorar al que solo abusa de los momentos inseguros que a lo largo de la vida voy desperdiciando en honor a las conquistas vacías.

Nunca debí refugiarme en un corazón que comete el error de triunfar a través de las cicatrices de un mundo conmocionado en la mentira.

Nunca debí refugiarme en la mirada inocente de cada uno de mis miedos.
Porque al hacerlo solo me convertí en presa fácil del que pierde la razón en el festejo.

Debí ignorar al impostor que invade al subconsciente en la autocrítica y que solo atina en abandonar a mis dudas en su demencia absurda.

Siempre fue mi sueño el poder tener una historia buena que contar a mis nietos.
Pero solo fui arrogante en mi fastidio al dudar de la medida de mis éxitos.

Nunca debí refugiarme en quien nunca se detiene a valorar serenamente a todos los que se merecen el mínimo reconocimiento.

Solo vacile en el intento de construir un pedestal en lo alto del cielo.

Pero nunca me pude reír tan siquiera un poco de las fallas ligeras de mis hechos.

En eso me convertí, en un infame impostor que se disfraza de humildad.
Que nunca disfrutó de sus logros merecidos por el transcurrir del tiempo.

Solo queda la calumnia ligera que el impostor ciega al escuchar mis palabras.

En eso me convertí, en mi propio impostor.

Nunca te conviertas en la sombra que no reconoce a todo lo bien que has logrado.
Ignora a tu propio impostor que solo soñara en robarte el valor de ser amado.


Poesía
Miguel Adame Vazquez
28/02/2017
15
3comentarios 193 lecturas versolibre karma: 50

El poder del caos

El poder del caos.
Vacío infinito de las mentiras.
Que me mantiene cautivo en el miedo al dolor del sufrimiento que acaece a todos.
Esclavo de emociones que no he podido dejar ir.

Mi mente divaga errática por la infelicidad de lo que solamente soy ahora.
Realmente quisiera caminar sin exhalar ningún reclamo.
Pero no lo hago.
Prefiero nuevamente solo callar.

Hasta que en el silencio profundo de la bondad nace mi propio agradecimiento.
Y solo entonces doy gracias por la sencilla simplicidad que satisface al equilibro de mis propios sentidos.
Respirando atento hasta limpiar mi mente de todas las situaciones que solo me dañan.
Abandonando al viejo resentimientos que solo pudre mi viaje alegre de la vida.

Tal vez seguiré andando con los pies descalzos de la desdicha.
Tal vez mis días serán simplemente cortos y oscuros.
Pero el poder del caos no poseerá mi vida.
El control del día es mi propia manera de amar a la felicidad.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
28/05/2017.
12
6comentarios 546 lecturas versolibre karma: 64