Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 37, tiempo total: 0.006 segundos rss2

Tres

Tres libros y un café,
un suspiro
que viaja al revés.

Una hoja que se rinde,
una mueca
que se peina.
Dos silencios
una reina.

Muchas risas, ¿No las ves?
Tres historias
otra vez.

Nueve brisas, un vaivén
doce sueños
por sorber.

Poca cosa, ya lo sé
es muy fácil,
un, dos , tres.
leer más   
9
5comentarios 90 lecturas versolibre karma: 90

Poetas...

Nos quedamos suspendidos
suspendidos en las ramas del árbol de la vida
de la vida que nos encuentra y cruza
y en el cruce del camino sin sabernos, amor…

amor del aire, del aire que bebe las letra
que el viento vuela cuando las borras
y las borras a medias, porque aún quedan
en tu memoria
y bendita la memoria
que acapara sensaciones
y desnuda corazones callados
corazones armados de poemas
poemas para ser besados
y besados por las bocas
que sedientas de pasiones
se abrazan y lloran
hasta llegar a las manos
y las manos tiemblan
y tiemblan por esas letras
que se sienten, que acarician
que regalan deseos
de humedades
y encarnan cicatrices
para dejarse sentir…

sentir mientras amor tus letras vuelan
las mías aprenden, y el aire de la primavera
calienta la brisa que fuera invierno con letras nuevas
con voces, que rozan la piel, que anudan gargantas
para que otras al leerlas, o escucharlas puedan revivir su alma
y su alma tan etérea nos llame poetas… (Lola) #poémame #poesianomada
18
11comentarios 162 lecturas versolibre karma: 104

En cuantas letras...

En cuantas letras me besaste,
en cuantas yo te creí,
y en cuantas pusiste amor
y cuales fui sólo mentir…

Cuantas palabras tan cortas
tan largas, son un Te Quiero,
son un Te amo,
rápidas, breves, intensas
que susurran al alma,
y desnudan el cuerpo…

Cuantas, cuales son las letras
que se mezclan y hacen daño,
para romper los te amos
cuando se hacen enredo,
dejándonos expuestos y sin nada …

En cuantos versos me pensaste,
en cuantos recordaste mis ojos
en cuantas letras besaste mis labios
en cuantas ausentes, me olvidaste…

En cuantas palabras me confundiste
en cuantas me soñaste,
en cuantas me hiciste caricias
y en ninguna te tocaste…

En cuantas fui un verso obsceno
donde mis labios besaban tu cuerpo?
en cuantas no fui de estos versos nada
y es un juego de palabras…

En cuantos seremos amigos
repensando las palabras,
en cuantos no quiero enojarnos
escribiendo estas palabras,
y te regalo estas letras repitiendo
hasta el cansancio: Cuantos, Cuantas… (Lola)
15
6comentarios 191 lecturas versolibre karma: 103

Sobreviviendo al fin del mundo

Caliente el café, y la ceniza de mi cigarro que no corta
afuera se escuchan los tambores de la destrucción
y yo acá sentado, apreciando el cuadro que colgué en mi pared.
Entre el humo y la melodía solo intento estar bien.
Sigo escuchando que afuera está muy mal, y yo acá sentado, apreciando las agujas de mi nuevo reloj.
Los gritos del miedo tocan mi ventana, y el solo de guitarra que suena en mis parlantes me eriza la piel
todo se derrumba todo se cae, y yo solo intento estar bien.
La última explosión se está por escuchar
acaba de morir la ultima luz
los gritos se evaporan en la tempestad
¿y yo? … y yo solo intento estar bien.
4
1comentarios 60 lecturas relato karma: 56

Me Provoca

Me provoca contemplar tus labios cuando la noche parece eterna, dialogar con tus rodillas al amanecer mientras tus ojos aún no abren, de mañana envolverme en ese cabello lacio rogando que no te vayas y sumergirme en tu ombligo mientras el cielo de arreboles se pinta.

Me provoca, dejar besos regados en tus desnudos hombros cuando aún no se secan las gotas del rocío que te baña, para que te acompañen mientras la rutina con su hálito de ciudad te envuelve.

Me gustaría, posarme en tu pensamiento como ese algo que sea la llave del candado de tu sonrisa, para que siempre que recuerdes mi voz, a ti venga una suave brisa que hasta mis brazos te traiga.

Me gustaría entonces, acompañarte todo el día, porque son placenteros esos momentos cuando tu aliento está cerca, cuando tú pálpito retumba en mis oídos.

David Felipe Morales
9
4comentarios 108 lecturas versolibre karma: 86

Fragmento

"Usted es como un café, ácida, oscura, corriente...pero usted esta endulzada con algo distinto y eso me fascina..."

David Felipe Morales
8
4comentarios 119 lecturas versolibre karma: 84

Fragmento

Y si pienso en sus caricias se hace cálida la noche y si evoco sus labios las más aterradoras pesadillas se vuelven plácidos sueños...

David Felipe Morales
7
sin comentarios 109 lecturas versolibre karma: 86

Me Alejo

Me alejo en medio de la oscuridad yerta de tus silencios, me alejo y a cuestas me van pesando un poco menos estos besos que de ti no fueron dignos, me alejo y en cada paso voy tejiendo tu olvido, me alejo porque son cadenas mis anhelos y una cárcel tus lejanas caricias.

La lógica me sorprende en esta fría mañana, la razón golpea mis mejillas mientras tu mirada ya no calienta más que mis carnes y adentro un corazón sigue clamando el hechizo de vez primera.

Me alejo y en mi equipaje cada sueño va tomando forma de recuerdo, me alejo antes de que mis pasiones se tornen en añejas manías.

Me alejo con la derrota en mis ojos, en medio de semillas que si bien brotaron nunca lograron tener raíz, me alejo respetando tus espacios en los cuales jamás tuve cabida, me alejo porque eres un animal que camina solo y yo busco ser parte de una manada.

Me alejo porque finalmente entiendo que hablamos idiomas distintos, me alejo guardándote un cariño eterno porque fuiste tabla en medio del mar pero no pudiste ser más que ello.

Me alejo...

David Felipe Morales
7
sin comentarios 80 lecturas versolibre karma: 83

Fragmento

"Puedes perdonar, sacarle jugo a las derrotas y construir sobre ellas, encontrar la anhelada paz para el pensamiento en el mismo abandono y sufrir hasta que la soledad se convierta en bálsamo para el espíritu, pero olvidar?. Puedes?..."
12
3comentarios 88 lecturas versolibre karma: 86

Callaré

Yo callaré y guardaré sepulcral silencio, permitiendo que esos besos ya tatuados en sus labios, diseminados en sus hombros hablen de la vehemencia de esta pasión que me despoja la razón.

Que el facineroso anhelo que corrompe el pensamiento sea mi intérprete, para que encause cada uno de nuestros futuros encuentros por los senderos del efímero transitar, caminos de las carnes donde el pensamiento es un accesorio.

Y es que las palabras sobran cuando la fijación de la mente se enclava en tibias humedades y pieles desprovistas de abrigo, en respiraciones pausadas y almas famélicas.

Así en adelante me procuraré silencio, me obligaré a callar para que con caricias sea más fácil la lectura en braille de mis pasiones más sinceras, mis deseos más enquistados.

Callaré para no estropear momentos con acotaciones que el corazón y la razón supuran.

David Felipe Morales
6
sin comentarios 76 lecturas versolibre karma: 80

Requiero

Requiero un poco más de esas gotas de encanto, que de tus labios prófugos bebí.

Requiero acercarme nuevamente para entre tus besos al infierno de este presente prohibido lanzarme.

Requiero un poco más de esa luz de la constelación de tus mejillas que me hechiza, para sentir la piel nuevamente.

Requiero sentirme vivo respirando en tu cuello mientras erigimos este secreto.

Ya han pasado los días y al contrario de tu pefume en mi piel, la tormenta de sentires aún resposa en mi alma, anhelo ansiedad y sosobra me consumen en una sinfonía que me quita el sueño.

La débil premisa de caminar entre el bien y el mal y esta débil hoja que guarda nuestro secreto amenaza ruina, requiero un poco más, un instante sublime que se tatue en mi recuerdo.

Requiero.

David Felipe Morales
11
2comentarios 151 lecturas versolibre karma: 84

Secreto

Secreto

Hechizo o embeleso, curiosidad que aflora y se cincela en este presente que nos acerca tanto y nos atrae hasta el punto de fundirnos en una mezcla de pensamientos que no logran ver luz y se esconden tras los anhelos del futuro.

Momento inadecuado quizá, el tren incorrecto, vuelo truncado, la novia que viste de virginal blanco tras la convivencia, la entrada al paraíso cuando se agoniza.

Azarosa la vida que ante mis ojos cruza esa mirada suya que cautiva, cuando ya estoy ciego, besos que emergen huérfanos, una fuerte intención que existe pero que se desvanece ante los compromisos vigentes.

Malintencionadas conversaciones bajo esta luna que es cómplice, confesiones que estremecen el pensamiento y lo turban, vuelve el insomnio con su guerra eterna entre el bien y el mal.

Ojalá que mis pensamientos y anhelos se explayaran en ese espejo que desnuda le contempla, ojalá y se dislocara la razón para sentirnos menos impíos, ojalá y fuéramos presa de la avidez para no sentir culpa.

Ojalá el animal que dentro de sí habita aflorara y rasgara las vestiduras, ojalá nos despojaramos del miedo que nos procura el pecado, para saciar el gusto, para matar la curiosidad, para que retorne la calma y pueda fundirme por una sola vez entre sus brazos.

Lejanía y fuga tan inadecuada ahora, cuando las armas están a la vista y el amanecer dejó en evidencia lo que las miradas no ocultaron, ya se ha irrumpido y profanado el secreto, ya el camino será evitar y seguir sumidos en lo inconfesable.

David Felipe Morales
11
5comentarios 96 lecturas versolibre karma: 101

Mientras Vuelves

Mientras vuelves se destila la noche y de la Luna caen lágrimas, gotas de tu perfume que van regando mis anhelos.

El olor entre las sábanas ya se ha esfumado, me es preciso adentrarme en la selva de estos pensamientos sórdidos para hallar tu fantasma y robar un pétalo para alimentar este deseo que amenaza con tornarse en frustración.

La lentitud de este anochecer que ahuyenta el sueño me dibuja la silueta de tu seno desnudo y mis labios claman en silencio como canes aullando a la Luna.

Quizá y si gritara en el nocturno mi pecado, y si tal vez enumerara las estrellas y los besos pendientes, quizás ahí sí la sed del alma se sosegaría.

Contando minutos mientras las saetas punzan el espíritu, la angustia como las rosas que jamás llegarán a tus manos germinan y me veo atesorando esos besos que traspasaron mi piel, imaginándote a mi lado mientras vuelve ese momento donde traigas contigo ese no sé qué que me da vida.

David Felipe Morales
8
2comentarios 135 lecturas versoclasico karma: 83

Mereces

Mereces un amor tan bonito que te abrace hasta el alma.

Mariennys R.
9
6comentarios 128 lecturas versolibre karma: 90

Árbol en vida

Como árbol soy
Hojas caen en suelo
Crece mi tronco
Mientras fuerte me tengo,
Nacen nuevas hojas
Fruto de lo nuevo,
Como árbol soy
En estaciones cada año
Otoño, invierno, primavera
Hasta recuerdos del pasado.

MariennysR.
14
6comentarios 116 lecturas versolibre karma: 104

Vida añejada en vida y después de la muerte

En la otra vida
Somos fraternos poetas
Dejando letras ausentes
en corazones ajenos,
Para ser recordados
En vida y en muerte
Como en su morada
Quisiéramos.

Me quedo en ausencia
De tus palabras
Pero sigues presente
Como el viento,
Susurrando
Sigue en pie.

Estas letras
Añejadas con el
Tiempo.
Mariennys R

Recordando a un gran poeta
R.Vela
12
2comentarios 114 lecturas prosapoetica karma: 95

• efímero diecisiete •

Para mí fue demasiado
el chocarme contra la realidad
de esa manera.
Necesitaba creer
que no era verdad
desconocer quién era.
Me había visto
en tus ojos
y sigo haciéndolo
aunque estén teñidos de rojo
por la cantidad de veces
que te hice llorar.
Éramos la niña que curaba,
aun estando rota,
y el niño que enseñaba a contar,
aunque él mismo sentía que no contaba.
Éramos la contradicción perfecta
en un mal momento.
Nos recuerdo esquivando piedras en ese parque,
nos hacían pensar que estaba mal amarnos,
y quizá éramos nosotros mismos quienes liderábamos el ataque,
parecía que queríamos matarnos.
Nos recuerdo perdiendo el control
en un banco
y aún así tu mano
no dudó en taparme por el frío.
No te aprovechaste,
tampoco te importó mi tristeza, mis vacíos.
Me abrigaste con tu alma,
aunque eso significaba perderla,
y llevas a la intemperie
demasiados años. Hoy he soñado contigo, león.
Nos abrazábamos en medio de una guerra,
y supongo que siempre he sido
así de dramática,
encontrarte en un campo de batalla
que incluso seguro habré empezado yo.
Creo que tengo la trágica facilidad
de atraer a niños como tú
para recordarme a mí misma
lo que es el amor puro,
y no el destruir y
lanzar mi corazón contra el muro,
hacerme sentir vacía,
aun teniendo la garganta
llena de nudos.
Recordarme que aún puedo sentir
algo que no sea pasión desmedida
o tristeza ilimitada.
Que puedo amar
como una vez tú me amaste a mí.
6
sin comentarios 57 lecturas versolibre karma: 52

• efímero veinte •

Hoy ha nevado
y no dentro de mí.
He vuelto a sentir
la niña salir,
y del invierno constante
en el que vivo
no me he sentido principiante
al tocar, hasta el corazón, el frío.
He sentido
una vuelta atrás,
cuatro años reviviendo
ese momento en aquel portal,
aquel sentimiento que
poco a poco
se convierte en olvido.
Ya casi no noto
las grietas de los pilares
que sostienen mis rotos,
porque el culpable de mis males
ya no es por quien brillan mis ojos.
Hace varias heladas
en este pueblo de ratas
que consigo respirar:
verte... ya no me mata.
Ese beso robado,
haberme convertido
en ira propulsada por cada latido,
haberme arrebatado
las ganas de ser yo,
de haberle quitado
importancia al egoísmo,
haberme entregado
con los ojos cerrados
al abismo.
Cada error que cometí
contra ti,
por ti
o contigo
ya no me quema,
el ardor de mis yemas
escribiendo este poema
ya no es por tu huída cobarde
o por mi manía a abrazarte
cuando menos lo merecías.
Es por el repentino calor
que surge por fin
después de tanta nieve aquí.
Cada "amor"
pronunciada [escondida] en tu nombre
ya no me hará echar en falta al hombre
que creí que eras.
Ya no.
★ //
4
sin comentarios 67 lecturas versolibre karma: 39

• efímero veintitrés •

Sé que el día que te enseñé mis demonios
fue el día en el que te convertiste en uno de ellos.
Eras el ángel que iba a salvarme
o eso creí yo que eras.
Me abrazaste con, te admito, un amor que nunca van a saber ofrecerme;
y me llamaste "loca" y dejaste de creer en mí y no quisiste acompañarme hasta el final con, me admito, una cobardía que jamás dejaré que vuelva a enamorarme.
Apareciste en mi casa,
tiempo después,
ese día llovía y supongo que era irónico, ¿no crees?
Entraste a mi cuarto
e intentaste besarme,
al igual que el que te sustituyó en penas
volvió este verano arrastrándose.
¿Por qué se rinden
cuando les amo
y por qué luchan
cuando ya no?
Supongo que sois tragedia personificada,
razón, debo reconocer, por la que os elegí en su momento.
Estar con alguien con luz
me hacía sombra
porque yo nunca creí que sabría lo que era no estar
muerta por dentro.
Sin embargo hoy,
brillo más que nunca.
Me matasteis,
león azul y lobo de hielo,
pero no podíais matar a quien ya estaba muerta, ¿no?
No empecé a ser fuerte
gracias a los pedazos en los que me convertísteis, más quisierais.
Siento deciros que
me alcé yo sola
de entre las cenizas
y ahora soy efímera
y cambiante
evoluciono a cada segundo,
y cada vez soy más indestructible.
Sé que el día en el que me enseñó sus demonios, dejé de querer ser su ángel.
Y supongo que muy a mi pesar,
al actuar de ese modo,
entendí por qué también tú te fuiste.
No me amaste.
Tampoco a ti mismo.
Y yo no le amaba.
Tampoco a mí misma.
Así que la lección, queridos,
es esta:
no puedes amar a los demonios de nadie
si no soportas los tuyos. ★//
4
2comentarios 94 lecturas versolibre karma: 60

El anillo de Florencia

Minutos después de darse cuenta que había perdido su anillo, Florencia realmente entendió el Vacío que sentía su dedo.
El color de aquel anillo hacia un hermoso contraste con su piel, y aunque mucho no lo miraba sentía que estaba ahí.
Cuando con la luz chocaba expresaba un brillo sin igual
Pero ella solo lo entendió minutos después de perderlo.
Y al recordarlo no solo se lamentaba sino que así mismo se mentía al decir que nunca más le pasaría .
leer más   
2
sin comentarios 35 lecturas relato karma: 28
« anterior12