Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 40, tiempo total: 0.003 segundos rss2

Segundo aire

Es difícil levantarse de la cama
cuando tienes una daga envenenada
atrapada en lo más profundo de tu alma.
Pero en la almohada la sangre encostrada
no aclara la trama del drama a la dama,

que día a día intoxica y despedaza
esas ilusiones que de madrugada
iluminan los jardines de la Nada,
mujercita incomprendida que entrelaza

la fantasía y el ahora, amenaza
acechada por el ocio de la palma,
ése que te abraza, te abrasa y te arrasa.

La trama del drama se aclara con calma,
mas en cama la dama marchita el alma.

De Sombras, 2012
leer más   
13
14comentarios 109 lecturas versolibre karma: 111

Escucha

Antes de mis palabras
está el sentido
que le das a las tuyas.

De Tu corazón es un bonito lugar para morir, 2019
leer más   
18
2comentarios 60 lecturas versolibre karma: 91

Tu reflejo

Te voy a develar un secreto:

En mi pecho
habita un monstruo
sin ojos, de enorme boca,
corazón caníbal
y muy muy hambriento.

Lo siento.
Discúlpame. Te aprecio.
Gracias.

De Instantes, 2013
leer más   
9
4comentarios 83 lecturas versolibre karma: 89

Si hay tiempo…

Si hay tiempo para comer,
si hay tiempo para beber,
si hay tiempo para perder:
¿por qué no para leer?

Si hay tiempo para amar,
si hay tiempo para odiar,
si hay tiempo para vagar:
¿por qué no para valorar?

Si hay tiempo para una canción vacía,
si hay tiempo para una noche impía,
si hay tiempo para una imagen hastía:
¿por qué no para la poesía?

Si hay tiempo para desear,
si hay tiempo para juzgar,
si hay tiempo para soñar:
¿por qué no para reflexionar?

Si hay tiempo para coger,
si hay tiempo para ofender,
si hay tiempo para joder:
¿por qué no para crecer?

De Sombras, 2012
leer más   
11
6comentarios 115 lecturas versolibre karma: 77

Pompa de jabón

En ti navego, canto, aprendo,
sonrío, bailo, suspiro,
conozco, imagino, vuelo, crezco…
En ti, Mundo: puedo ser feliz.

De Instantes, 2013
leer más   
9
sin comentarios 58 lecturas versolibre karma: 94

No le niegues al mundo tus palabras

No le niegues al mundo tus palabras,
hoy más que nunca necesita de ellas;
lastima ver llorar a las estrellas,
pero duelen más las voces macabras,

silencios que como venganza labras
en estas tierras llenas de centellas.
En tiempos de luto las cosas bellas
esperan pacientes a que tu alma abras,

para seguir en esta eterna lucha,
para asumir la partida ahogada.
El mundo necesita de tu escucha.

Son tus palabras voz desengañada.
Eres tú, ¡escucha!, regazo que achucha.
No le niegues al mundo tu hoz dorada.

De Sombras, 2012
leer más   
6
2comentarios 58 lecturas versoclasico karma: 68

¡No te detengas!

Ritaaaa! Ritaaa! Ritaaa!
No la veía, en unos segundos había perdido de vista a su hija mayor de diez años
en medio de la oscuridad mientras desembarcaban de la endeble balsa,
una persona gritó que corrieran hacia los matorrales que permanecieran allí
mientras se reunía , quizá algunos no entendieron y siguieron corriendo y con ellos la niña.

Fueron tres días de miedo y angustia; Silvia una señora que iba sola, la cuidó esos días hasta que se reencontraron
despertó sudorosa con miedo y angustiada, ésta escena se repetía algunas veces en sus sueños, quizá porque fue un suceso que marcó sus vida.

Sentada en la cama ya más tranquila acomodó el almohadón mientras recordaba; como hace algunos años en su país, el cartel asesinó a su esposo por no quererse unir a ellos, solo Dios sabe como pudo salvar a las niñas.
Cuando su esposo Manuel y ella escucharon los disparos y gritos de los vecinos del poblado
sabían que era esa gente del narcotráfico que buscaban hombres que por las buenas o por la fuerza se los llevaban
no había opción los que ponian mucha resistencia los asesinaban junto con sus familias.
No había tiempo, ya lo habían planeado, iban a huir con sus tres hijas,
pero esa gente llegó antes, Manuel le dijo a Imelda; tienes que irte ahora
y hacer todo lo planeado corre por la puerta de atrás no pares y llega hasta la arboleda,
recuerda allí esta enterrado el dinero y provisiones y busca a la persona que las hará llegar al que será su destino.
Y no pares Imelda, oigas lo que oigas amor, por tu madre no te detengas,
no te detengas! salva a nuestras hijas, corre, corre y siempre les recuerdas que las amo.

Dio un beso y abrazo a sus hijas Rita, Caro y Ema, mientras las niñas lloraban
no querían soltar a su padre, él les prometía que las alcanzaría tiempo más tarde,
que obedecieran a su madre, luego se fundió en un beso y un abrazó con Imelda,
aún es sus brazos le decía cuán feliz lo había hecho y cuanto la amaba.

Ayudó a Imelda a salir con las niñas por la puerta de atrás, mientras las veía correr
escuchó los disparos en la casa de a lado ya venían por él era la última casa de la calle donde ellos vivían
no supo Imelda como pudo correr con las niñas para ponerlas a salvo mientras su corazón
se partía y lágrimas de dolor bañaban su rostro al oír los disparos, sabía que Manuel había muerto
en manos de esos maleantes su vida había ofrendado por su familia, no puede evitar llorar y abrazar
el recuerdo de Manuel que las amó tanto, como ella lo ama aún.

Miró el reloj y ya eran las 6.30 de la mañana había que irse a trabajar último día de la semana, las niñas llegaban mañana, la mayor estaba por terminar la universidad, que orgullosa se sentía, si su padre las pudiera ver, él también se sentiría orgulloso.
Mientras se bañaba y preparaba para salir recordaba su vida a partir de su llegada
Silvia la señora que le regresó a su hija Rita, tenía un lugar donde llegar, una amiga de su país llamada Carmen
le habló de ella y sus tres pequeñas niñas.

Les ofreció alojarlas mientras encontraba trabajo y ellas mismas le ayudaban a encontrar un empleo, Imelda correspondía agradecida cuidando a los dos niños de Carmen quién luego le dijo si podría cuidar unos días también a los hijos de una vecina y esta le pagaría , de pronto se vio cuidando niños de las vecinas que trabajaban. Rentó una casa más grande y hasta empleó a una paisana para que le ayudara no tuvo necesidad de buscar un empleo, ese trabajo le daba la oportunidad de ganar dinero y cuidar de sus pequeñas.

Las señoras iban a deja a sus hijos con sus comida en la lonchera para que Imelda se los calentara a la hora de la comida
ella preparaba la comida de sus hijas y los niños de Carmen, los otros niños al ver la comida que preparaba Imelda
para sus hijas y los niños de Carmen,le pedían .
Al regresar los niños con su lunch y ver sus mamás que preferían las comidas de Imelda, pronto empezaron a pidier si podía darles de comer de lo que preparaba, y así las las madres optaron por llevarle despensa y pagarle un extra, sabían que sus hijos estaban bien alimentados.

Poco a poco las señoras empezaron a pedirle si a ellas también les podía preparar lunch para llevar a su trabajo, tuvo que emplear a otra paisana, ya el trabajo aumentaba y no se daba a vasto.
El timbre del teléfono la sacó de sus recuerdos, era Carmen para recordarle que a las diez de la mañana tendrían la reunión en su oficina y no olvidara mandar la charola de bocadillos.
Subió a su carro y manejo por las avenidas hasta llegar a su negocio de comida restaurante "San Patricio" en honor al poblado donde fue tan feliz con su Manuel antes que el Cartel llegara a destruir y asesinar familias completas.

La gente empezaba a llegar siguiendo el aroma del café recién hecho y a hacer sus pedidos que con rapidez estaban siendo atendidos por los empleados, nativos del país y paisanos que como ella huyeron de la violencia de sus patrias, mientras abría la puerta de oficina pensaba, mañana será un día feliz llegarán mis hijas a casa, a pasar el fin de semana .
Dio las gracias a Dios y al país, la tierra que la acogió como una madre acoge a sus hijos
cuando más necesitaba, el país que les dio esperanzas y ánimo de continuar viviendo y luchar por sus hijas ahora universitarias, mientras en su mente y en su corazón escuchaba las palabras de Manuel ¡No te detengas! ¡No te detengas! y no, nunca lo hizo jamás se detuvo, solo la muerte la detendrá.


MMM
Malu Mora

imagen tomada de internet
leer más   
16
14comentarios 196 lecturas concursobac karma: 87

Pequeña hada

Para Tatiana Arely Valdez H.

Extiende tus alas, pequeña hada,
y vuela tan alto como quieras;
muéstrale a los faunos y quimeras
la belleza oculta en tu mirada.

Si un día la esperanza perdieras
(y sintieras que no vales nada),
busca en tu interior la luz llamada
Amor, hasta que al maleficio hieras.

Vive intensamente, pequeña hada,
disfruta el color de otras esferas,
haz de los inviernos primaveras
y nunca pierdas tu magia alada.

Si una noche a la Luna no vieras,
sueña entre las nubes hechiceras.

De Versos perdidos, 2011
leer más   
8
4comentarios 80 lecturas versoclasico karma: 82

El Guardián del Tiempo

¿Quieres un cambio?

¡Despierta!

¿Quieres un cambio?

Conócete.

¿Quieres un cambio?

Valórate.

¿Quieres un cambio?

Te presente a los demás.

¿Quieres un cambio?

Te presente a Natura.

¿Quieres un cambio?

Infórmate.

¿Quieres un cambio?

Culturízate.

¿Quieres un cambio?

Crea.

¿Quieres un cambio?

Actúa más y habla menos.

¿Quieres un cambio?

Quéjate menos y lee más.

¿Quieres un cambio?

Comparte.

¿Quieres un cambio?

Muévete.

¿Quieres un cambio?

Organízate.

¿Quieres un cambio?

Ten presente a Escucha.

¿Quieres un cambio?

Ten presente a los Ahoras.

¿Quieres un cambio?

Ábrete.

¿Quieres un cambio?

Comprométete.

¿Quieres un cambio?

Ensueña.

¿Quieres un cambio?

¡Actúa!

Siempre pasa. Siempre sucede. Siempre ocurre.
Nada es para siempre. Todo siempre marchita.
Siempre en el pasado. Siempre en el presente.
Siempre en el futuro. Siempre en el eterno retorno:
siempre semilla de la flor, siempre flor de la semilla.
Todo es para siempre. Nada siempre florece.
Siempre en primavera. Siempre en verano.
Siempre en otoño. Siempre en invierno. Siempre.

Siempre “Hola”. Siempre “Te amo”. Siempre “Adiós”:
hasta siempre, hasta siempre, hasta siempre…
Siempre fuiste. Siempre eres. Siempre serás: Historia de sangre.

Si tú vives y existes también yo.

De Caminantes, 2017
leer más   
8
3comentarios 90 lecturas versolibre karma: 80

Corazón de perro

La última vez que estuve deprimido
me agazapé en un rincón de la casa
durante veinte lunas sin mordaza,
y dormí cuanto pude; confundido.

Comía poquito, estaba perdido,
y bebía agua de una sucia taza,
mientras pensaba: “El ser feliz fracasa
cuando de su imperfección es sentido”.

Una que otra mosca quiso animarme,
pero era sólo yo, solo, el problema,
la herida que se niega a sí sanarme.

El miedo es normal en nuestro sistema,
debes reinterpretarlo y levantarme,
dije. Más que luz irradia un poema.

De Caminantes, 2017
leer más   
6
sin comentarios 21 lecturas versoclasico karma: 72

Carpe diem

Vamos. Tú puedes. Es momento de ser.
De ser uno con el canto matutino.
De ser uno con el llanto vespertino.
Anda. Tú debes. Momento es de querer.

De querer como se adora a lo divino.
De querer prófugo del anochecer.
De querer huyendo del amanecer.
De querer como se idolatra a lo fino.

Anda. Tú puedes. Momento es de querer.
De querer siendo suspiro cristalino.
De ser queriendo céfiro coralino.
Vamos. Tú debes. Es momento de ser.

Aquí, ahora, está nuestro claro asesino.
Aquí, ahora, está nuestro oscuro destino.

De Sombras, 2012
leer más   
14
5comentarios 68 lecturas versoclasico karma: 99

Antagonismo

Hay días… aciagos, fatídicos, hostiles, oscuros, amargos, espesos…
en los que el negro lo inunda todo con su velo siniestro.

Y otros… azules, luminosos, cristalinos, diáfanos y etéreos
como el sol del mediodía al resguardo de los vientos,
columpiándote de sonrisa en sonrisa
y olvidándote del tiempo y del recuerdo…

María Prieto
2016
Pintura: "Alone" Toulouse-Lautrec
leer más   
18
8comentarios 56 lecturas versolibre karma: 116

Bendita esperanza

La bendita esperanza.
No me canso de escribir por ella.
Tal vez lo he escrito un millón de veces.
Cada vez que perdemos toda la luz que nos queda.
Todo el calor.
Toda la esperanza.
Y solo terminamos siendo testigos de cómo el frío se apodera poco a poco de toda nuestra vital respiración.
Desfallecemos.
Lloramos.
Terminando siendo solo pequeños seres oscuros.
Tristes con nuestras historias pérdidas y miserables.
Olvidando por un instante que todo puede cambiar de la noche a la mañana.

Olvidamos que la bendita esperanza nunca nos olvida.
Es esa última chispa de la oportunidad que llega con el cambio.
Aquella que sabe distraer a la maldad que siempre esta ahí como un cancer de nuestras mejores dichas.

La bendita esperanza nunca se cansa.
Nunca se rinde.
Siempre estará ahí esperándote con toda su benigna perseverancia.
Estando siempre seguro que pronto te vencerás de nuevo.
Y querrás vencerte, lo sabes.
Buscando los pretextos para vacilar en el intento.
Y ahí estará la bendita esperanza que nuevamente peleará la guerra por ti.

Poesía.
Miguel Adame Vazquez
20/03/2017.
14
4comentarios 467 lecturas versolibre karma: 55

¿Y Quién Soy Yo?

La vida aún siendo simple
no es fácil es una lucha constante
no te dejes vencer, tú puedes
la vida da muchas vueltas
sus caminos son difíciles
pareciera que nos tiran
y no podemos levantarnos.

¿Y quién soy yo?
¡Nadie!

Sólo alguien que te quiere,
admira tu fuerza, constancia,
tu fe, tu valor, tu resistencia
y no quiere que te dejes vencer
alguien que es como tú.

Alguien que luchó y sigue luchando
por sus sueños hasta convertirlos
en realidad.

¿Y quién soy?

Alguien que de verdad se pone triste,
por que tú lo estás,porque has perdido el ánimo
porque te quieres dejar vencer,
porque te quieres dejar morir.


Alguien que quisiera
tener la palabra exacta, para fundirte
fe, fortaleza, valor, confianza
alguien que quisiera ser
el abrazo abrigador que te diga

¡Aquí estoy!

Alguien para llorar contigo,
para que las penas y las tristezas
se laven con las lágrimas
hasta dejar un corazón
lleno de paz y tranquilo.

Y con estas letras decirte
¡Ánimo !
aquí estoy y aquí estaré
hasta que Dios me lo permita.

Que te quiero que te entiendo,
porque quizá ya luché
o estoy en lucha como tú.

¡No te dejes vencer!
¡No te dejes morir!

Cualquiera que sea la situación
que estés pasando
hay amor a tu alrededor,
hay amor a distancia
hay amor en el tiempo
hay amor en el aire

¡Respira!
¡Abrázame!
Apóyate en mi hombro
y por favor...
¡No te dejes vencer!

MMM
Malu Mora
leer más   
10
4comentarios 208 lecturas prosapoetica karma: 87

Alicia v2.17 9.07am

Caminar sobre las aguas,
acostarme sobre el mar,
darle un bocado a la luna,
al sol hacerlo girar,
recoger dos litros de rocío,
secar mi piel bajo la lluvia
y construir un velero de cristal.
Piensa siete cosas imposibles
antes de desayunar.
11
2comentarios 130 lecturas versolibre karma: 87

Podré

Si puede el tiempo
desenterrar aquello
que tragó el olvido
y alterar la idea maciza
del orbe sellado

si puede el viento
quebrar el silencio
de la noche suave

si puede romper el mar
aquél límite
que el cielo traza

si puede una abeja
con gala infinita
convertir en manjar
los colores del mundo

si puede una nimia célula
convertirse en dos

si puede el pensamiento
construir torres
y también bajarlas

entonces
podré despertar
y soñarme de nuevo.
14
4comentarios 130 lecturas versolibre karma: 80

Entre mis manos

Entre mis manos te sostuve, cuando tus fuerzas te fallaban.
Entre mis manos te sostuve cuando otros brazos cayeron derrotados.
Entre mis manos te sostuve cuando el mundo se rindió, cuando tú te quedabas débil y cansada de luchar. Tú, que siempre caminabas con la cabeza en alto, sin agachar la mirada. Pero ahora solo miras tus pies, el suelo. Tus ojos se esconden de la mirada del mundo.
Escondes el dolor, la soledad y una mochila llena de sentimientos que no quieres mirar a la cara. Cobarde te has vuelto que escondes tu mirada.
Entre mis manos te sostuve cuando la noche llegaba y no querías dormir. Te daba miedo dormir. Te daba miedo cerrar los ojos y empezar a soñar. Irónico, ¿verdad?
A la gente le gusta soñar, muchas personas se mantienen a base de sueños. Pero tú… cada vez que cierras los ojos tienes pesadillas, de esas que te hacen despertar gritando.
De esas que más de una vez te has despertado llorando o con un nudo en la garganta que te impedía respirar bien.
Entre mis manos te sostuve cuando tus noches solitarias te atrapaban y no te dejaban descansar. Cuando por la mañana tus apagados estaban secos.
Entre mis manos estabas tú.
leer más   
4
2comentarios 156 lecturas relato karma: 39

Mis manos

Manos trabajadoras,fieles, entregadas
jamás tienen descanso
lo mismo acarician crean,
abrazan, salududan, palmean
dan cariño, ánimo, amor, entrega

Manos que ayudan,sirven
escritoras de historias
cartas y vivencias cargadas de emociones
tejedoras de muchas letras
sentimientos hechas palabras

Escritoras de mis versos
en cada letra va quedando algo de mi
en cada verso se va dejando mi esencia
un día desapareceré más estaré viviendo
en cada una de ellas gracias a mis manos

Manos que se levantan a lo alto orando
dando gracias al alma grande de lo eterno,
por todo lo que pueden dar y hacer,
se alzan en victoria, en la tristeza dan consuelo
todo lo que puedo dar, gracias a mis manos
aunque estén cansadas por el paso de los años
siempre serán mis manos parlanchinas silenciosas.

MMM
Malu Mora
leer más   
14
9comentarios 150 lecturas versolibre karma: 116

Anónima...

Anónima, no importa mi nombre, ni mi tierra
soy una isla desierta donde vivo yo misma
donde cada tarde me acerco a la orilla
para despedir mi día, para ver
si algún pirata se atreve
a desembarcar…

Anónima
para que ponerle nombre
a quien no van a llamar
a una sombra lejana
a la que nadie verá
jamás…

Y me quedo, mirando a lo lejos
donde nada asombra
donde soy
mi propio desvelo
y mi sueños son el techo
con el que me quiero arropar…

Aquí todo es luces y sombras
y escribo poemas en el mismo silencio
que no escucha siquiera el viento
aunque se quede quieto queriéndolos robar…

Entonces recuerda
que soy aquella sombra que se ve a lo lejos
y no podrás llamar, porque soy anónima
apenas un ánima que olvidó sus penas
y entre ellas: su nombre y su historia
para hacerse sombra en cualquier orilla
donde nadie llama
donde nadie llega…


soundcloud.com/lola-bracco/anonima (Lola)
27
9comentarios 280 lecturas versolibre karma: 132

La Luz del éxito

El castigo que los dioses
Arrojaron a los hombres
Fue para determinar
Su fortaleza y darle valor
A la humanidad.

Habrá hombres que
Ni intentaran algo para
Su beneficio y de los demás.

Otros que solo se guían
Por la corriente.

Y muy pocos que aceptan
El reto y a pesar de las caídas
Se convierten en expertos en
Levantarse.

Los primeros hombres vivirán
En la oscuridad, los segundos
En la neblina, pero los
Últimos vivirán en la luz de
La gloria de su propio esfuerzo
Y valentía.

La luz no discrimina a ningún hombre,
Solo que la gran mayoría no quiere vivir
En la luz y prefiere que sus ojos
Sigan en la oscuridad.
11
4comentarios 73 lecturas prosapoetica karma: 125
« anterior12