Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 169, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Saber de arte

Escribiré miles de versos para no pensarte, que las palabras llenen mi mente en tu lugar,
porque es más sencillo entender el arte a saber amar.
leer más   
12
2comentarios 51 lecturas versolibre karma: 91

Efímeros Celestes (Poesía)

Somos ese efímero parpadeo en el tiempo,
cuanto que por más ruido hagamos...
No seremos oídos en el firmamento.
Cuán pequeños y frágiles somos ante tanto.

Somos un suspiro, un instante pasajero.
Y no hacemos más ruido del que podemos.
Somos el olvido más profundo y silencioso,
cuerpos efímeros mortales como un sueño.

Y eso somos, un parpadeo sombrío cósmico.
Un punto sutil en la nada cósmico, en el vacío.
Ni vestigios ni sombras, ni memoria ni tiempo.
Sólo un lento suspiro, un distante parpadeo.

¿Qué es el hombre? Me preguntan sin cesar.
Es tan sólo un instante, ¿Y la vida?
Quizá un pequeño latido entre las montañas.
Nuestra grandeza está en ser pequeños.
5
1comentarios 84 lecturas versoclasico karma: 69

Dibuja Un Trozo Del Amanecer

Traza un río en un arroyo
Azulado, los peces color blanco a su lado van navegando en su estrechó, deja un estrechó un espacio celeste dominando su espacio y convierte el fuego en un sol saliendo en el extremo del horizonte y una ventana abierta, con sus cortinas alabando al viento, un niño despierto y un amanecer despertaste
leer más   
19
13comentarios 116 lecturas versolibre karma: 112

Nacen los poetas...

Por entre canales y surcos del suelo rugoso
las semillas se abren paso, gritan por salir
de su delirio tosco y salvaje, de su pasado abolir
roca fundida. Del establo circense relumbroso.

De su letargo ondulante, mudo y sombrío 
huracán de sueños que rompe las olas
las desnudas cáscaras el mar las abemolas
en la noche pétrea se pasea un lucero umbrío.

Del cerril y hermético cuchillo que la empuña
cortante cuchillo de hoja fina y lacrada
emana su ingenio dulce eco y Alma rimada
encarna su poesía divina y la desempuña.

Y brota el fruto encarnado por el rocío
nacen las espigas, los poetas han nacido.

Soneto Polimétrico
leer más   
30
10comentarios 128 lecturas versoclasico karma: 204

Huí de mi propio cuadro

Hoy he visto en una red social el cuadro del Nacimiento de Venus. Pero no era una obra de arte completa. En esa pintura no se hallaba Venus, la principal protagonista. Se había ido.Es una sensación rara. Sabes que falta algo importante ahí pero aún así lo que ves de alguna forma u otra te llena.

Ahora extrapolémoslo al ámbito de mi vida.
Me recordó a ella. Yo misma decidí irme de mi propio lienzo en el cuál el destino me había dibujado. Supongo que aunque yo ya no esté ahí, todo sigue tal y como lo dejé.
Ahora, al igual que Venus, yo tampoco sé dónde estoy. Es más, nadie lo sabe. Espero que podamos encontrar algún lienzo en el que insertarnos y podamos encajar. Quizás identificarnos con alguna escultura y querer volvernos de piedra,seres inertes. O bien formar parte de una alta Catedral y ver aquello que algún día dejamos atrás desde lo más alto.

Debemos ser conscientes de que nunca olvidaremos los primeros trazos de nuestros orígenes. Quizás algún día añoremos ese lugar de donde venimos. Pero hay paisajes que simplemente son más plenos sin nosotras. En mi caso, era como encajar en el Barroco siendo yo del Modernismo. Indudablemente, aquellas vistas iban a ser mejores con mi ausencia.

Y eso hice, me fui sin saber hacia donde me dirigía. Ahora, desde allá donde quiera que esté, me alegro de haberme ido.

Con el tiempo acabaré corrigiendo este caos de mí, iré borrando(me). Creando mis propios trazos, eliminando errores. Y aunque yo misma añadiese algunos más, seré la autora de mi cuadro. Iré dibujando aquello que realmente quiero que me rodee. Con borrones, con errores,con fallos que después acabaré corrigiendo, o no.
Siempre me gustó la técnica del claroscuro.

Pero al fin y al cabo, será mi dibujo.
Yo elegiré lo que encaja, nadie lo hará por mi. Acabaré completando mi propio desastre.

Yo seré la dueña de mi propia obra de arte.
leer más   
5
sin comentarios 42 lecturas relato karma: 63

Poema : La verdadera belleza del arte

Autor : Edward Rose Caballero

LA VERDADERA BELLEZA DEL ARTE

La belleza del arte

Nace en uno mismo y termina en uno mismo,

La belleza del arte

Nace en la familia y en los amigos,

La belleza del arte

Nace del amor que te das a ti mismo,

Tanto en cuerpo, alma y mente.

El arte no nace en dinero,

No nace en economias,

No nace en videos musicales ni en seguidores,

Nace en amor, en esperanzas,

En amistad, en generosidad y amabilidad.

Ahora los artistas no crean arte,

Son copias de copias donde sus melodías son copias

Y su alma es una copia de otros copiadores copiados

Por artistas copiadores donde sus rimas

Y poesías copiadoras son copias de otro poeta copiador,

Como este poema que no para de repetirte

Que eres una descarada copia de ti mismo y de otro niño copiador

Que no para de escuchar música copiada de otros copiadores copiados.

El amor es el amor hacia uno mismo y hacia su familia,

No me vengas a decir que sin la fama ni el dinero no eres nada,

Eres un mentiroso mal aradecido

Que no respeta a su familia y no se respeta a si mismo,

Y a usted también le hablo señorita

Que anda mostrando su cuerpo desnudo

Para conseguir dinero y visitas

Por medio de la musica falsa que discrimina a la mujer.

Mi intención con estas palabras no es ofender a nadie ni ofenderme a mi mismo,

De hecho, mis palabras pueden ser más sinceras que tu silencio,

No me importan las críticas que me hagan, solo las que me haga a mi mismo,

No me importa lo que tengas, no me importa tu forma de vestir,

Solo me importa que seamos amigos,

Porque de los amigos nace la confianza

Y de la confianza nace el amor,

Y del amor nace este maravilloso arte llamado poesia.

Porque del arte nace la música

Y de la musica la poesía

Y de la poesía los libros

Y las personas que escriben poesía sincera y amable.

Sin copiar a nadie,

Sin vender tu arte,

Sin drogarte,

Sin fanaticos toxicantes,

Sin decepciones ni tragedias que te lleven a la muerte,

"Vive la vida loca".

Diviértete con tus amigos,

Sal de fiesta y baila sin parar,

O quédate en tu casa escuchando música y baila sin parar,

O si no, ve con tu familia y baila con ellos sin parar,

Porque en realidad, la familia inseparable que tienes

Es la verdadera belleza del arte.
leer más   
6
1comentarios 38 lecturas versoclasico karma: 68

Cre-Arte

Dejame crearte
cincelada de sueños
como obra de arte
arcilla en sus dedos
que moldearon
mis partes
asperas primero
con paciencia limaste.

Soy creación creada
en evolución constante
descubriendo propósitos
para los que Tú me creaste.

¿Qué quieres ser cuando seas grande?

Nunca pensé
que a esta edad
para muchas cosas más
me quieres siendo parte.

Que Tú ves mi voluntad
y te complaces en admirar
los sueños que soñaste
en mi realizarse.

Yo te doy mi "SI"
no dejes de moldearme
quiero ser esa obra de arte
que desde toda la eternidad
Tú pensaste.

CREACIÓN + ARTE = CRE-ARTE

Claudia Viviana Molina
leer más   
15
12comentarios 114 lecturas versolibre karma: 96

Cóctel (Poesía)

Las olas del mar en infinito concento,
como un ánsar en pleno movimiento.
Inmensas nubes allá, tan arrebolas;
inmersas en el silencio más colosal.

A la vera del firmamento cesé, paulatino.
Y sin prisa alguna de aquel cóctel maravilloso,
en la soledad más gélida, más mundana...
¿Y quién diría que fuese tan mundana, trivial?

Contemplé allí, en el ocaso cósmico,
las horas más amargas, inefables y espirituales.
Divisé como ave migrando al sur,
el horizonte, como de la lluvia mojada otoñal.

¿Y quién puede darme otro cóctel celestial?
¿Qué es, entonces nuestra soledad?
Y se me callan los silencios remotos, distantes;
que puedo bailar entre las gotas del cielo.

Más no prescindir de lo que explota como arañas,
en el interior, en lo más profundo y recóndito.
Y nosotros, los de entonces, aquellos...
Sabemos lo frágil de un corazón de cristal.

Dios está descansando, allá, en la inmensa estelar;
su silencio, nuestra debilidad, nuestro misterio.

¿Y quién puede darme otro cóctel celestial?
¿Qué es, entonces nuestra soledad?
Y se me callan los silencios remotos, distantes;
que puedo bailar entre las gotas del cielo.
3
sin comentarios 32 lecturas versoclasico karma: 17

Nostálgico (Poesía)

Vibras que garabatean el cosmos con mi delirio,
abstruso como inefable, un recóndito lugar;
que llamo como a tu piel de cristal, ¡Soledad!
Mi cuerpo yace en la infinidad de tu fulgor.

Noche estrellada, misteriosa vestida de ámbar.
Luna amaranta con sus vestigios en el mar,
su resplandeciente luz en el cosmos, dilatada.
Y se contrae con la facilidad de las estrellas.

Ni lo más aurífero en el viento eleva el amor,
como los recuerdos de una mente nostálgica.
¿Dónde podríamos encontrar esa belleza recóndita?
Si ahora nuestras almas efímeras no pueden sentir.

Cálida brisa azul del ocaso de la luna, buscando un sueño.
Recuerdos, recuerdos que fluyen al tiempo de la vida.
El candor de su mirada dibujada entre las estrellas,
Sus ojos de color cérulo de intenso fulgor, ¡Transparente!

Te recuerdo con regocijo, me siembro como sosegado por la luna,
en el cántaro como voluta más cósmica te recuerdo. Y me elevo.
Quisiera sumergirme en tus ojos, esconderme entre tus labios.
Recorrer el horizonte de tu cuerpo, sentir tus manos.

Vibras que garabatean el cosmos con mi delirio,
abstruso como inefable, un recóndito lugar;
que llamo como a tu piel de cristal, ¡Soledad!
Mi cuerpo yace en la infinidad de tu fulgor.
2
sin comentarios 30 lecturas versoclasico karma: 13

Retratos

En la salida del sol,
bajo la oscuridad
un manojito de retratos
para despertar en tu necesidad...
12
4comentarios 63 lecturas versolibre karma: 86

Historias jamás contadas

...

La saliva me resulta insoportable
como un dolor por una ausencia repentina.
Me dolía que me extrañes – miento – .Aún me dueles.

Los días como estos

En días como estos
el verano también era amor.

Las sonrisas también
pintaban a los pájaros sobre las ramas.

Los verdes prados
también eran refugios de amor
.


Los reflejos también mostraban algo de nosotros.
Mi mano era la tuya.

Las historias
que aún no se han escrito también tienen su pasado.

Deseaba todo y a la vez nada. Te deseaba
Dependía de ti y dependía de mi dependencia hacia ti.
8
7comentarios 92 lecturas versolibre karma: 100

A Tu Vera (Poesía)

Yo te elegí, mucho antes de llegar.
Mucho antes de mi misión, aquí.
Sabía que serías al ama perfecta,
para completar mi paso por la tierra.

Sabía de tul rol carnal para mí,
y yo para ti, complemento de misión.
Para alcanzar unidos la inmortalidad.
Porque en el amor se haya la verdad.

Aprendizaje mutuo, constante,
tan recíproco como la luna y el sol.
Almas pasajeras en un lazo común.
Aquí, para trascender hacia el ocaso.

El amor en su estado más puro,
el amor, la trascendencia del alma.

Yo te elegí, mucho antes de llegar.
Mucho antes de mi misión, aquí.
Sabía que serías al ama perfecta,
para completar mi paso por la tierra.
4
sin comentarios 18 lecturas versoclasico karma: 42

Polvo De Estrellas (Poesía)

Doble eternidad entre tus labios,
doble silencio entre tus dedos.
Del elixir de las estrellas marinas.

De una estrella lejana, ¡Años luz!
Al final del túnel, donde a ella vuelves.
Tu alma tiene nostalgia por regresar.

Polvo de estrellas eres, al polvo vuelves.
Y vuelves a resurgir del mismo polvo,
¡Transformación de la vida!

Alma, cuerpo de cristal de estrellas;
por doquier observes, está hecho.
De la materia más elevada de Dios.

Tu carne no es nada, si habla el alma.
Sólo, tan sólo un traje de átomos,
para saborear el mundo carnal.

Polvo de estrellas marinas eres.
La energía más sutil de los cielos,
que transmuta, ¡Trasciende como un rayo!
2
sin comentarios 13 lecturas versoclasico karma: 27

Luna De Papel (Poesía)

De aquella copa bebimos sin cesar,
un océano inmenso en una sola copa.
Bebimos sin dudar, sin cuestionar.
Ahora no sabemos distinguir la realidad.

Hemos perdido la libertad, ¡Dios!
Y que el libre albedrío es la verdad,
para andar por la vida sin más.
Cuando sólo es posibilidad.

Entre una estrella, entre muchas,
no significa la misma libertad.
El deseo no es libertad,
pero así nos han hecho creer.

Este es el mundo que nos han pintado,
de millones de colores monótonos;
millones de tonalidades mundanas,
falsos caminos y falsas verdades.

¿Qué nos han inculcado?
Ya no podemos dudar ni creer.
La mente ha perdido la libertad,
pocos saben que es interior.

Ahora torpes somos sin libertad,
confundiendo con libre albedrío.
Más quizá libertinaje y lujuria;
más quizá caos y rebeldía.
2
sin comentarios 15 lecturas versoclasico karma: 27

Cantata A Los Pueblos (Poesía)

¿Qué dirán? ¿Qué dirán las estrellas? ¿Qué dirán?
¿Qué dirán los ciegos y los sordos? ¿Qué dirán?
¿Qué dirán las miradas y las muecas? ¿Qué dirán?
¿Qué dirán los sabios y los ignorantes? ¿Qué dirán?
¿Qué dirán los tristes pueblos frustrados? ¿Qué dirán?

La ruta se divide de los que yacen en las habladurías,
una sombría ruta monótona y mundana, busca el hombre;
una ruta sublime, misteriosa, buscan los hambrientos,
los que no le temen a la vida, más late la vida de miedo.
Ellos, quienes mueven las raíces de la vida, prevalecen.

¿Qué dirían los lobos, cuántos sueños rotos dejaron?
¿Qué dirán aquellas voces fugaces y egoístas?

Ya es tiempo, aquí y ahora, ¡Alejarse de la manada!
Es hora, es momento de dejar la comarca y caminar,
hacia la trascendente búsqueda interior, espiritual.
Es de necesidad alejarse de la muchedumbre ciega,
para encontrarse con uno mismo, en la distancia.

¿Qué dirán los fracasados y los normales? ¿Qué dirán?
Si ellos no saben qué es la vida porque aún no han empezado.
¿Qué sabrán ellos cuán bella y posible es la vida?
¿Cómo sabrán? Si aún no han nacido, aunque estén vivos.
Ellos son los que más tiempo viven, muertos en el tiempo.

Yace el hombre de cristal en la pradera de la indiferencia,
comprende que las habladurías no desembocan desde el alma,
sino más bien de los apegos de la egolatría y la envidia.
8
sin comentarios 39 lecturas versoclasico karma: 90

Muerte (Poesía)

Quizá un sueño mojado,
profundo y eterno,
como ráfagas de oleos.

Quizá un nuevo amanecer
sobre la orilla del firmamento.
Quizá un parpadeo lento y
efímero, distante y frío.

Sólo sabré, ¿Cuándo?
Aún no lo sé,
sólo esperaré
14
5comentarios 109 lecturas versoclasico karma: 96

Reciprocidad (Poesía)

De mi agua, de tu agua; compartimos.
De nuestro elixir infinito conjugamos,
tu piel sobre mi piel, ¡Anagrama!
Tú equinoccio, yo solsticio.

De mis noches, de tus noches;
el caos místico de los astros,
¡La consumación espiritual!
De tu savia, de mi savia.

¿Cuál es la verdadera medida?
Aquella llamada reciprocidad.

De mis labios, de tus labios.
De tu simpleza, de mi simpleza.
De tus lágrimas, de mis lágrimas.
¡Sublime la espontaneidad!

De mi voluntad, de tu voluntad,
un mundo descomunal.
De tu espacio sideral,
de mi espacio sideral.

¡Como volutas entrelazadas,
en la inmensidad de nuestro ser!
7
2comentarios 110 lecturas versoclasico karma: 78

A Tu Vera (Poesía)

Yo te elegí, mucho antes de llegar.
Mucho antes de mi misión, aquí.
Sabía que serías al ama perfecta,
para completar mi paso por la tierra.

Sabía de tul rol carnal para mí,
y yo para ti, complemento de misión.
Para alcanzar unidos la inmortalidad.
Porque en el amor se haya la verdad.

Aprendizaje mutuo, constante,
tan recíproco como la luna y el sol.
Almas pasajeras en un lazo común.
Aquí, para trascender hacia el ocaso.

El amor en su estado más puro,
el amor, la trascendencia del alma.

Yo te elegí, mucho antes de llegar.
Mucho antes de mi misión, aquí.
Sabía que serías al ama perfecta,
para completar mi paso por la tierra.
9
6comentarios 93 lecturas versoclasico karma: 85

Silencio O Verdad (Poesía)

Cómo duele tu mirada zurumbática,
Cómo duelen tus abrazos sin miel.
Y tus imágenes sin pasión, sin sabor.
Y tus canciones apagadas, sin acordes.

Tus gélidos besos ambiguos, azules.
Manos distantes sobre mis hombros,
como tus palabras superfluas, vacías.
¡Eras otoño sin brisas, sin ardor...!

Besos imaginarios, susceptibles...
Transformados en la escarcha matinal,
de una mañana de un domingo gris.
Cómo duele quererte siendo indiferencia.

Cómo duelen tus palabras vacías,
tus danzas sin vestigios a la vera del mar.

¡Hastiado, mujer, de tus arroyos sin fin!
De tus moléculas perdidas en el horizonte,
de tus caminos distantes, ciegos y borrosos.
¡Hastiado, mujer, de ser tu indiferencia!

¿Cómo he de prescindir de tu alma?
Si más allá de tus ojos hay silencio y verdad.
Allende de tus ojos se esconde lo sublime,
quizá, mujer, no soy quien deba explorar tu sed.

¡Hastiado, mujer, de tus arroyos sin fin!
De tus moléculas perdidas en el horizonte,
de tus caminos distantes, ciegos y borrosos.
¡Hastiado, mujer, de ser tu indiferencia!
7
4comentarios 70 lecturas versoclasico karma: 92
« anterior123459