Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 190, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Mi Mundo

Siempre fue la misma rutina
Una palabra me acompaña
Por las noches, miro por la ventana
Y es el mismo panorama
No se que busco
Quizá la estrella fugaz más cercana
Para pedirle una esperanza más

Será que el día siempre acaba igual?
No lo se, sólo es una pregunta
Recurrente...

Quiero despertar del sueño
Pero cada vez más me hundo
En la telaraña, pienso tantas cosas que me pierdo
Recorro el pasillo buscando
La fortuna
Pero siempre lo encuentro vacío
Sin embargo las calles
Lucen diferentes
Los personas no son las mismas
Pero siempre te las encuentras
Tal vez sea un desconocido
Un fantasma entre el gentío

Un argonauta que perdió el rumbo
Un solitario más en las vías
Una obra sin terminar
Quizás el obrero se cansó de construir
Para que otros dejen de herirlo
Que habrá en mi paraíso?
El cual no supe encontrar
Un basto mar? en el cual no se nadar

No lo se... sólo sigo recorriendo
Este bastó mundo
El que de apoco estoy descubriendo
leer más   
25
31comentarios 160 lecturas relato karma: 107

Sinfonía

Dime...

¿Hay algo más bello
que
esas
mágicas
gotas
de
violín
cayendo
sobre
el bosque
abandonado
en una hermosa sinfonía de Malher?

Lluvia
de
notas
melódica
y sonora
sobre los abedules
entre acordes y armonías.

Límpidos charcos en un atribulado corazón que renace...en cinco movimientos.

(La música de Malher le devovió a la vida)


María Prieto
Octubre 2019
24
33comentarios 122 lecturas versolibre karma: 112

Gotas De Lluvia (Con @Patve)

En la sencillez del espacio bendecido por los gotas de lluvia
de todos los manantiales pulverizados,
encuentro tu sombra oscura
y a la vez cristalina,
vagando y volando feliz
por la espesura del ser...

La noche está en calma
la lluvia cae sobre mi alma
cae fría sobre mí
las cadenas se desgastan
los días pasan muy rápido
El silencio se cierne sobre el desierto
la oscuridad invade el espacio tiempo,
absorbiendo la delgadez
de la tenue luz del pensamiento.

Me empino
sobre los pequeños dedos de mis pies
para ver hacia ese horizonte
que promete amplitud y descanso
en mantos de hojas otoñales.

Me arropo con esa lluvia,
con esas hojas
y me entrego al devenir de las horas...
leer más   
24
21comentarios 129 lecturas colaboracion karma: 108

Oasis

Invita la empírica lírica de la
Nostálgica tacita
Solamente tú
Portas mi anhelo
Integras mi todo
Robas mi Alma junto a una
Canción melodramática
Intentas enamorarme en un paisaje junto a un
Oasis y así de sencillo se formó la
Nota
leer más   
16
16comentarios 91 lecturas relato karma: 95

Retrato de un día

Flores y campos.
Campesinos trabajando.

Campos dorados.
Flores radiantes ,
montañas brillantes,
enmarcan paisajes.

El sol a su mitad.
La luz en sus miradas.
Sus caras sudadas,
sus manos cansadas.

El cielo oscurece.
La luna emerge.
Retrato de un día
Guardado en su retina
leer más   
11
8comentarios 91 lecturas versoclasico karma: 104

El Rocío No Es Gótico; Lo Antecede

La diminuta gota escurriéndose
En la cubierta vegetal del suelo
Sobre redes homógrafas iguales
Y a la vez alejándose de célebres
Catedrales de arqueadas góticas
Donde la fe rebosa ingenuamente
En un abrazo simulado por la paz.

Son las varias formas de la sombra
Negada en el propósito penumbroso
Obligada a desaparecer por espacios
Refulgentes de oscura luz a costas
De otros mares cuyo oleaje asfixia
A la misma luz cubierta en el gótico
Como insignia celestial de un lapso
Post romántico de parvedad mortal.

Retorno al origen de la gota elemental
Aquella que desprenden las hojas por
Vapores de la atmosfera donde furias
Moleculares inducen la transformación
De un cosmos inicuo y absolutamente
Breve apelando la deseada presunción
De un tiempo infinitamente sano y feliz.
leer más   
18
20comentarios 131 lecturas versolibre karma: 89

Angela de Mela

(Acróstico)


Anida en sus ojos las letras
Niña que lumínicos comerciales mira
Guarda asombros y la luz se le antoja caprichosa
En el colegio después descubre ¡Oh maravilla!
La lumbre que le hace arder y fundirse en poesía
A la literatura se abraza y la convierte en su amor

Del árbol de Félix Pita buena sombra le cubrió
Empero sus logros son fuente de méritos propios

Música y poesía simbiosis de cultura emana
Excelsas virtudes no le avivan el ego pero sí su sencillez
Literarias luces esparce como un as como un as
As de versos as poético as musical.

Pedro M. Calzada Ajete
Viernes 2015-02-07
10.00pm
leer más   
16
12comentarios 95 lecturas versolibre karma: 94

Despues Del golpe El Mareo

Me mantengo en pie,
A flote, como la barca
De Caronte en aguas
Raras del Aqueronte
En la flexión del torso
Traslado todo el peso,
Sin peligro, anulo riesgos
De Perder el equilibrio
Después del giro: golpeo;
O antes, nunca a la vez.
Me tambaleo, me caigo
Al piso, en un parpadeo
Me incorporo, inicia el
El célebre conteo ¡vaya
Asunto serio esto del boxeo!
—Y usted pensando—
En la alusión de un ebrio.

Ilustración: Fulgencio Obelmejias contra Marvin Heagler, 1983
leer más   
12
17comentarios 83 lecturas versolibre karma: 95

Reinterpretando a Van Gogh

La cultura en la comunidad se trabajaba desde nuevas experiencias en el mundo del arte. Una coincidencia le encaminó hacia su reto; recrear la obra de Van Gogh a través de su particular mirada.
La noche desde su ventana era profundamente oscura, y las obsesiones compulsivas de su compañero de habitación le sacaban tanto de quicio, que el lienzo se llenó del color de la furia convirtiendo el movimiento circular de los azules, en rojos móviles de fauces sangrientas, las luminosas estrellas cambiaron a profundos agujeros negros y los cipreses hablaron de muerte interpretando la dimensión de su propia locura.





Publicado en la Asociación Solidaria Cinco Palabras:
cincopalabras.com/2019/08/11/escribe-tu-relato-del-mes-de-agosto-ii-ri
18
13comentarios 134 lecturas relato karma: 106

Más que hermanos

Alzo mi copa de vino
y brindaré por la vida,
que el arte de amar valida
en esencial torbellino.

Por los hijos que han nacido
de mi vientre... ¡más que hermanos!;
son sus latidos cercanos
primigenio compartido.

Unidos en el inicio;
lazos de vida inmutables,
nudos de amor intachables
para siempre y sin resquicio.

Generosidad sentida
por la compañía fiel,
que escrita sobre la piel
en los hermanos anida.

Fraternal compañerismo,
espejo en el que mirarse
y otras tantas pelearse;
¡huracán consigo mismo!

Mas no importa lo que pase,
seréis uno en la distancia.
Si el amor es la fragancia
no habrá viento que lo arrase.




Publicado en la Asociación Solidaria Cinco Palabras:
cincopalabras.com/2019/07/28/escribe-tu-relato-del-mes-de-julio-v-feli
19
31comentarios 258 lecturas versoclasico karma: 109

Histórico Fragmentario

Año bisiesto del calendario gregoriano
El mundo gira en el claro oscuro de los tiempos
Los marinos en el mar, desafían a los vientos
La vacuidad irrumpe en el morbo cortesano.

Alquimistas formulando el hidroxilo
Es la era del reinado de los bichos
Una rana salta al estanque de BoshŌ
Y derrama lágrimas un cocodrilo.

En la mesa estarán poetas y mecenas
Como honorables invitados del Shogun
Destaca en el menú de la conspicua cena
Un soufflé de mariposas con atún.

Un decreto real ha sentenciado
La veda a unicornios y pegasos
Argumentando tributaciones al parnaso
En cadáveres de perdices y venados.

El sindicato de carpintería medieval
Introdujo un trámite de amparo
Con la moción de no verse involucrado
En ningún caso, de inseminación verbal

Don Alonso y sancho panza moríanse de la risa
En un sombrío tugurio sobre la Alcalá del quince
Se corrieron los rumores sobre Leonardo Davinci
Polimata florentino, pintando a la Mona lisa.
leer más   
14
17comentarios 128 lecturas versolibre karma: 112

Pensamientos de un poeta

Me pierdo entre letras y pensamientos
como un niño se pierde en una tienda de juguetes
bendita sea la punta de mi pluma con la cual expreso mis ideas
y que nunca me falte la inspiración que fluye como un río crecido al son de mis experiencias

Confío en que encuentres paz al leerme y que mi mano traiga renglones poéticos para alimentar tu espíritu
espero que la magia de cada estrofa te cautive y así aprecies el poder de la poesía
leer más   
15
sin comentarios 60 lecturas versolibre karma: 98

Mariposas De Colores

Mariposas de papel
Rozan la piel
Del firmamento anaranjado.
De este lienzo dónde se divisa
Un bello jardín de flores,
Adornando un paisaje acuarela
Donde el solsticio se declara eterno.
leer más   
20
15comentarios 221 lecturas versolibre karma: 102

El viaje de Van Gogh

"No tengo nada por lo que disculparme", la voz se ahogaba en su propio eco, quedando en segundo plano, mientras Runaway de AURORA pintaba los auriculares de Agara.
Los árboles parecían tachones verdes, borrosos errores que el mundo había cometido y pretendía ocultar tras la velocidad del tren.
"No tengo nada por lo que disculparme", todo consistía en huir.
Agara había pasado toda su vida a la sombra, apenas dejaba que ninguna luz rozase sus virtudes. Era caos, descontrol, destrucción; parecía que la gravedad atraía problemas y personas rotas, creyendo que quizá ella podría repararlas. No era ninguna ley que asegurase un equilibrio perfecto en el universo, ningún planeta giraba a su alrededor, ninguna estrella se atrevía a brillar en su cielo.
Todo consistía en huir, es lo que hacía cuando solo quedaban cenizas, cuando el fuego era tan bravo que apenas podía apagarse, cuando todos los pilares de su cuerpo volvían a romper en desesperación. Era una ruina, así era como percibía su reflejo.
Mientras la canción recita su melodía Agara recuerda la primera vez que usó ese símil, tenía dieciocho años y sus espaldas guardaban demasiado.
Todos aquellos que habían compartido algún momento, alguna risa o alguna mirada con ella le habían traicionado. Habían resultado heridos por el camino, la mala suerte se había acomodado en sus hombros.
Había personas que acudían a ella con una suerte más oscura y tenía el presentimiento de que todos esos demonios se habían escondido en los rincones de su casa, pues solo había gritos, incomprensión, alcohol y calmantes encima de la mesa.
Todo se resumía a huir, era como una maldición que la eligió al nacer, cuando recibió el nombre Agara cuyo origen hebreo significaba "huída".
"No tengo nada por lo que disculparme", susurraba una y otra vez, no era la única ocasión en la que había dejado su pasado atrás. Se reescribía continuamente, cada vez que sus pies pisaban una nueva ciudad, una nueva calle o una nueva vida. Era un torbellino, había nacido para destruir y destruirse sin descanso.
¿Por qué iba a disculparse? ¿A quién? ¿Quién sería capaz de creer una maldición que no estaba escrita, que solo se leía en la oscuridad de su cuarto y en la soledad de sus días?
Intentó pedir perdón al mundo, al universo creyendo que su antigüedad podría aportarle algo de consuelo, una respuesta a la que aferrarse y regalar como excusa a todos aquellos que hacía daño. Ni siquiera la sabiduría dorada de millones de años de infinitud pudieron salvarla.
¿Para qué disculparse, entonces?
La canción se repetía en bucle, el cielo se nublaba con la esperanza de que alguna copa de árbol le tocase y abriese una grieta de luz.
Por un momento se percibió en la escena de una película. Su capucha subida, su sudadera negra que albergaba mil vidas y sus Vans desgastadas le convertían en un personaje misterioso. En la Caja de Pandora, guardando más historias que las que una caja de madera podría soportar.
Sus auriculares blancos se enredaban con sus cabellos azules oscuros, al igual que la melodía de estos se entrelazaban con sus pensamientos.
Con una mano en la ventana, viendo al bosque huir de algo inexistente sintió que estaba en una película. Una película con el final más triste jamás escrito.
No se percató de su compañero hasta que este se levantó y sus ojos vislumbraron una sombra moverse. Al girar la cabeza vio al joven alejarse y en su sitio una libreta de cuero con un marcapáginas en mitad de las hojas.
"No tengo nada por lo que disculparme", se había acostumbrado tanto a decir aquella frase que la hizo su lema, vivía a través de ella. No podría sentirse culpable si abría aquellas páginas.

Siempre he sentido admiración por Van Gogh. No por sus pinturas, no por su estética, sino por la sabiduría que guardaba tras su pincel.
He querido ver la vida a través de sus ojos, hablar a través de su voz y apreciar la belleza inmortal de lo cotidiano.
Creer que la divinidad no se encuentra en diosas griegas y en mitos, sino en lo simple que una pasión resulta ser, pues no hay mayor musa que esa.
Una vez leí de sus labios que tenía la naturaleza, el arte y la poesía y que si aquello no era suficiente, entonces, ¿qué lo era?
Entonces, ¿qué es suficiente? Siempre he querido formar parte de los bosques que aguardan los otoños y esconde a las almas perdidas.
Ser el arte roto y constituirme como una ruina, pero barroca, pues así tengo algo bello a pesar de mis grietas.
Escribirme como poesía, hablando de los ángeles caídos y las mil formas que los lunares pueden adquirir, convertirme en metáforas alimentadas por el universo y su misterio. Ser poema antes que poeta y poder quemar las venas y prender los corazones de aquellos que han amado demasiado.
Quiero no ser suficiente y entrar en sus dudas.
Las estrellas me hacen soñar, por eso creo que su "Noche Estrellada" me ciega. No hablo de su técnica ni de sus colores, hablo de lo glorioso que es crear una escena que mis ojos nunca podrán contemplar.
Algo que mis manos nunca podrán crear ni mis plumas describir con suficientes palabras que expresen su belleza oculta.
Quiero ser poesía, galaxias y naturaleza aunque el límite resida en el cielo y la finidad de lo mortal me mantenga los pies en la Tierra.


Tras leer las últimas líneas de aquella libreta Agara pasó sus dedos por los trazos y las curvas de aquellas palabras que albergaban más y mejor vida. La tinta aún estaba reciente, como el sentimiento que su autor había abandonado en el asiento.
Por un momento Agara sintió que tenía el corazón de un desconocido en sus manos, muriendo de tinta y versos sin escribir.
Al dejar la libreta en el asiento los árboles dejaron de correr, el tren había frenado.
Todos comenzaron a levantarse, curiosos por lo sucedido, necesitaban una historia con la que alimentar tantas horas de viaje.
Los susurros y rumores comenzaron a danzar por el vagón, todos abrazados a las puertas. Agara no pudo evitar levantarse y unirse a la multitud, ser parte de un grupo visceral capaz de tomar fotos y vídeos del momento.
Aquel joven que había abandonado su libreta estaba desmayado en las vías. Su cuerpo inerte no albergaba vida, pues los golpes del tren y la tinta de sus hojas se la habían arrebatado.
Agara pensó que aquel joven había conseguido ser polvo de estrellas, rosas que nacerían en mitad del bosque sin explicación ninguna y versos que serían relatados con elegancia, dulzura y dolor.
Pero también afirmó que estaba perdida, maldita y prohibida; que las desgracias no descansan.
Ni siquiera un día.
5
5comentarios 88 lecturas relato karma: 64

Freestyler anónimo

Llamadme autor
de las líneas del infierno
Aquel que grita
todas sus palabras
al viento
Si no lo hago
te juró que reviento
Soy el mayor
desperdicio
de talento
Yo no busco la fama ,
las putas o el dinero
Yo quiero mi nombre en
la lápida grabado a fuego.
leer más   
11
sin comentarios 37 lecturas versolibre karma: 85

Saber de arte

Escribiré miles de versos para no pensarte, que las palabras llenen mi mente en tu lugar,
porque es más sencillo entender el arte a saber amar.
leer más   
12
2comentarios 75 lecturas versolibre karma: 91

Efímeros Celestes (Poesía)

Somos ese efímero parpadeo en el tiempo,
cuanto que por más ruido hagamos...
No seremos oídos en el firmamento.
Cuán pequeños y frágiles somos ante tanto.

Somos un suspiro, un instante pasajero.
Y no hacemos más ruido del que podemos.
Somos el olvido más profundo y silencioso,
cuerpos efímeros mortales como un sueño.

Y eso somos, un parpadeo sombrío cósmico.
Un punto sutil en la nada cósmico, en el vacío.
Ni vestigios ni sombras, ni memoria ni tiempo.
Sólo un lento suspiro, un distante parpadeo.

¿Qué es el hombre? Me preguntan sin cesar.
Es tan sólo un instante, ¿Y la vida?
Quizá un pequeño latido entre las montañas.
Nuestra grandeza está en ser pequeños.
5
1comentarios 97 lecturas versoclasico karma: 69

Dibuja Un Trozo Del Amanecer

Traza un río en un arroyo
Azulado, los peces color blanco a su lado van navegando en su estrechó, deja un estrechó un espacio celeste dominando su espacio y convierte el fuego en un sol saliendo en el extremo del horizonte y una ventana abierta, con sus cortinas alabando al viento, un niño despierto y un amanecer despertaste
leer más   
19
13comentarios 126 lecturas versolibre karma: 112

Una cambiante obra de arte

El arte disperso
viste latidos,
es ese universo
que toca sentidos.

Latidos llenos de amor
al arte y su belleza pura
desde cuadros multicolor
hasta enormes esculturas.

Una obra de arte
impacta con su reflejo,
es como mirarse
a través de un espejo.

Una sola mirada basta
y es increíble la sensación,
carne y hueso que plasman
el arte a la perfección.

Una cambiante obra de arte
desde la infancia hasta la vejez,
una obra para maravillarse
y que se vive una sola vez.
3
sin comentarios 21 lecturas versoclasico karma: 41

Nacen los poetas...

Por entre canales y surcos del suelo rugoso
las semillas se abren paso, gritan por salir
de su delirio tosco y salvaje, de su pasado abolir
roca fundida. Del establo circense relumbroso.

De su letargo ondulante, mudo y sombrío 
huracán de sueños que rompe las olas
las desnudas cáscaras el mar las abemolas
en la noche pétrea se pasea un lucero umbrío.

Del cerril y hermético cuchillo que la empuña
cortante cuchillo de hoja fina y lacrada
emana su ingenio dulce eco y Alma rimada
encarna su poesía divina y la desempuña.

Y brota el fruto encarnado por el rocío
nacen las espigas, los poetas han nacido.

Soneto Polimétrico
leer más   
30
10comentarios 158 lecturas versoclasico karma: 204
« anterior1234510