Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 258, tiempo total: 0.006 segundos rss2

Nos bebimos el mar y ahora solo queremos toda el agua

Estoy tumbado en cama
lanzándote mensajes en una botella
por ver si río abajo
te llegan estos pedazos de sueños

con tenerte arqueada la espalda y la boca entreabierta

ya estaría en el cielo
pero solo tengo tus fotos y recuerdos
y algún que otro pañuelo en los que dejar correr los te echo de menos.

A través de una pantalla
la distancia entre mis dedos y tu mejilla es la misma,
supongo que por eso me acerco tanto a la cámara
por acortar días de distancia hasta el Encuentro.

En mayúsculas
porque ahí mis versos saben a poco
y la vida habla mucho
y todas las poesías que me monto en mi cabeza
no son nada comparado a ti

esa es la magia

una ristra de segundos a 25 fotogramas por minuto
como la distensión del infinito en tus ojos
y el eco de tu risa suspendido en el aire

y yo

cayendo en amor
callándonos a besos
colándonos al viento
comiéndonos el mundo como si fuese todo nuestro.


Así es nuestro cuento
un atardecer en el que querernos.
7
3comentarios 38 lecturas versolibre karma: 77

Llanto en la noche

Sobre el césped una lágrima
de sus ojos resbaló
y oculta tras la pestaña
la mirada conmovió.

Que ya no hay cerilla ardiendo,
que hasta el sueño se apagó.
Y la noche que fue eterna
en su piel oscureció.

Disputando libertad
a su llanto se entregó;
y en el lecho, su refugio,
el lienzo se humedeció.
Seda fría, almohada húmeda
que entre sombras abrazó.

Y en la ventana una estrella
que con su brillo encendió…
fiel reflejo en un espejo.
¿Quién es ella?… ¿tal vez yo?
Son mis ojos los que imploran
el llanto que me abrasó.






Publicado en la Asociación Solidaria Cinco Palabras:
cincopalabras.com/2019/05/19/escribe-tu-relato-del-mes-de-mayo-iv-alex


Imagen encontrada en Internet
15
16comentarios 89 lecturas versoclasico karma: 93

Corazón de viento

Para La nena de trapo

De la mente al papel, de éste a la boca,
la posibilidad de percibirte
aire, suspiro azul, al desvestirte,
en silencio, bajo una luna loca.

Tu nombre es soplo, imagen que provoca,
el cálido deseo de escribirte,
en la piel, un verso para decirte:
“Cierro los ojos y tu ser me toca”.

La palabra es cárcel o libertad,
ambas huracán en el pensamiento,
acción, elección, oportunidad.

Gracias por estar conmigo un momento,
mientras volvemos a la oscuridad,
un poema atesora nuestro aliento.

De Caminantes, 2017
leer más   
10
6comentarios 84 lecturas versoclasico karma: 83

La mirada de Medusa

Para Medusita

Koré tallada en mármol almendrado.
Abre las puertas del infierno Edén.
Renueva el corazón amoratado.
El ser frente a ella mortales pierden.
Nace donde rompe el sueño azulado.

Perseos a su amparo se conceden.
Unge con su vida al mundo alterado.
Genuina cicuta que dioses piden.
Al verla alza el vuelo el caballo alado

y el gigante de la espada dorada
a duelo desafía a la diosa Hécate,
guarda nocturna de la encrucijada.

La mirada de Medusa, en el vate,
es maleficio inspirador, combate.

De Versos perdidos, 2011
leer más   
4
3comentarios 31 lecturas versoclasico karma: 50

Paraíso

Misteriosa Nada en Todo, Existencia,
unión de la vigilia y el ensueño:
jazmín silvestre hinchando con su esencia
el interior de un colibrí risueño:
resplandor, instante, verdad en vuelo.

De Cadáveres en el armario, 2015
leer más   
10
sin comentarios 41 lecturas versolibre karma: 82

La enredadera

Soy una rosa en este patio viejo,
intento proteger mi tallo,
miro hacia las paredes mohosas,
y escucho el silencio del dolor.
Es un patio que huele a intolerancia,
no pudieron quedarse algunas compañeras,
alguien anuló el amor de sus orígenes,
las arrancó a carcajadas y sin compasión.
Flores maduras e inmaduras,
les prohibieron una caída en libertad.
Pasan las horas,
y siento el frescor momentáneo,
y aprecio a otras flores en tardes anaranjadas,
y no puedo olvidar a las que se fueron,
me hacen recordar a jardineras y ninfas,
a brujas,
a diosas,
a sirenas,
y aún más,
me recuerdan a la mujer que se protege con la corteza de los árboles,
e intenta salvarse de la aspereza de la vida.
Soy como ella,
como la que disimula sus temores,
y trata de enfrentar la granizada,
y luego se sonríe hasta que escucha el siguiente aviso de muerte,
porque la muerte no es solo física,
se muere la alegría de recibir la mañana,
se muere el sentir libremente la danza de la brisa,
se muere la palabra dulce en el pétalo marchito.
Alguien insiste en cortar a la gran enredadera,
y espera eliminar su perfume;
en una persecución infame,
desea el declive de la mujer,
no como flor delicada,
sino como planta fructífera,
que busca el sol de la sororidad,
y nace humilde en suelo arcilloso.
Soy la rosa que sabe que hay más que este escenario,
hay algo fuerte detrás de todas estas paredes insatisfechas,
se riega ágil la semilla fémina,
y se aferran las raíces de la lucha.
Ya son escasos los capullos bajo las sombras,
ya las mujeres son un pistilo de luz,
ahora son trinitarias,
son púas,
son raíces,
son hojas luminosas,
se multiplican valerosas bajo la atmósfera insensible.
leer más   
13
5comentarios 58 lecturas prosapoetica karma: 91

Posesión

"Si es tuyo, déjalo libre, si vuelve, realmente es tuyo"
Pero si es tuyo, lo corres y, se va libre y no vuelve,
no es que no haya sido tuyo, si lo fue,
sólo que ya dejó de serlo... ¡no lo corras...!
leer más   
21
3comentarios 96 lecturas versolibre karma: 89

Asedio

En esta ignota y esquiva vida lasciva
soy la nota agónica que desafina
y mi son ya no trina, pájaro en vitrina
insonorizada, jaula de soledad silenciosa.

Saciada el hambre me persigue la sed
y bebo del agua emponzoñada de la victoria
de quien vence a un ser sólo para ser,
de quien sólo conoce tristeza como gloria.

De quien se diría
que ansía
muchedumbre enfurecida
sólo para encontrar
el sentimiento de perder la vida;

Porque prefiere morir rápido
que vivir lento
en cuerpo
ya muerto...

El compás más doloroso es el del corazón cuando ya no hay nada que amar
y el morir más hermoso es luchando para que no lo haga nadie más.
6
2comentarios 35 lecturas versoclasico karma: 75

Tanta luz que no me cabe en el pecho

Te busco en cada poema, en cada texto, en cada verso,
en las noches sin luna y en los días de lluvia,
en los soles del espejo y en las estrellas que brillan en el cielo,
te busco
cerca, lejos, en sueños y despierto,
en los rincones de los cuentos, en las paredes de los azulejos,
en las playas y en los bosques de cerezos.

Tumbado en cama miro al techo,
me parece entrever tu reflejo
filtrándose con los últimos rayos de la tarde a través del balcón
como una canción
que me susurra tenuemente tu voz,
dándome calor cuando te escribo con el corazón.

Recostado sobre mis brazos
sonrío tratando de mantener ardiendo los retazos
que se acumulan en los recuerdos de los días pasados,
tu risa de mar y tu mirada de poesía,
tus dedos de paz y tus caricias de libertad amarilla,
qué harás mientras pienso en ti?
Estarás haciendo lo mismo allí?
Estarás colgando de una foto feliz?

Tumbado en cama te escribo en el teclado
haciendo magia
como tus labios soplando alas a mi espalda,
como tu vida en una cascada de palabras que me acarician.

Te busco en cada nube, en cada pájaro, en cada brizna de hierba,
en el tenue olor de la primavera,
en el verano que se despereza,
en el otoño del horizonte que derrite el invierno,
en cada verso, en cada beso, en cada trece de suerte que brindamos poesía por nosotros.
13
3comentarios 56 lecturas versolibre karma: 97

Una Noche En La Ciudad

Faroles iluminan la plazoleta
25 de mayo
La luz desaparece por la calle mayor, la libertador
Y la luna se asoma por la Güemes

Comienza a opacarse
Y aparecerse como reflectores
En el cielo azul marino
Las estrellas

Los edificios se alzan como montañas
Las luces fluorescentes
Te hacen compañía
En la vacia parada de la misma calle nombrada

Personas van y vuelven
Los perros duermen
Y los niños en su dormitorios descansan
Prevalece la bulla
Ya anochece
En la ciudad
Otra noche
Otro viaje
Otro sueño
Otro cansado dia
En la ciudad
leer más   
11
15comentarios 94 lecturas prosapoetica karma: 90

En el libro de tu vida (Venezuela)

Quiero escribir en el libro de tu vida
mi singular existencia...
Mis tormentos, alegrías,
los pasamanos de las angustias,
mis cremadas ausencias
y mis atornilladas locuras.
En ese libro que cuelga
en el jergón del tiempo
letanía y retahíla
se modela el acervo de tu majestuoso cuerpo
con espigas de oro y tu frescura marina
donde mi acorazado de sueños
atraviesa el acantilado
serpentino, ondulado y sinuoso océano
por donde los navegantes europeos
surcaron el mar en sus lapidarias travesías
que dio con este suelo que pisamos.
El más bello continente bañado
por las azules aguas del caribe mar,
el pacifico y el atlántico

Y ahí está mi Venezuela policroma
la mariposa matizada de amarillo,azul y rojo
que hoy se encuentra dopada por ideas malsanas
por fuerzas usurpadoras venidas de un extraño
libro o recetario de ideología marxista
cargado de utopía rancia y resentida.

La pobre mariposa guarda en sus senos
de blanca espuma
el latir glorioso de su libertario quehacer
como anillo engarzado
en su laberíntico corazón pisoteado.
Quiero escribir en el libro de tu vida
las alas rotas que fundiste
con el acero vertido
en la fuente inagotable de tu pluma
derramada en los volcanes
que rodean el valle
donde crece el árbol de la vida
y en el Atabapo el animal antiguo
espera por imbuirse los peces
que se entretienen a la orilla del río.

Hoy te abrazo
desde lo más alto de este cíclope sueño
bañado por la cascada que forma
el salto Ángel en la margen oriental
que la historia
está por reescribirse
y como una sirena antigua
resurgirás del Orinoco
o quizás del sublime e imponente lago de Maracaibo
portando la antorcha de la libertad
y todos tus hijos desparramados como espigas
volverán a tu recinto glorioso
el hogar que Dios nos promete
el lugar donde ha de abundar
la leche, la miel y la verde
estepa o amplia llanura quijotesca
de azules sueños.
leer más   
30
6comentarios 101 lecturas prosapoetica karma: 184

Sin pena

Sonreís sin pena
y tus ojos no buscan condenas.
Botás las cadenas,
te llaman Libertad
mientras por tu camino
se bosquejan tus caderas.
Llorás sin pena,
tu llanto no tiembla
resuena en las puertas
de tus angustiadores
mas en vos, es la purga
que quema.
Algunos te dirán loca
otros querrán un poco
de tu locura,
No cabe duda que
sabés despellejar
pieles
y honrar almas.
9
4comentarios 58 lecturas versolibre karma: 95

Senda de sal

Me arrulla el mar
en lontananza;
pétalos son sus olas,
nana cercana
de gran madre de sal.
leer más   
10
6comentarios 88 lecturas versolibre karma: 95

El precio

Nunca tuvo miedo de la suma perfecta y sincronizada de olas bravas rompiendo contra la orilla de ese mar, que era su propia existencia. Cada una en su diversidad golpeó de diferente manera, y todas juntas constituyeron el engranaje y la inclusión de lo que hoy, sería el resultado de sí mismo.
Siempre peleó por vivir en libertad con el Alma volando sin ataduras; pero fue demasiado lejos poniendo tantos cerrojos que, custodiando esa ansiada sensación, no le permitieron ser parte de nada ni de nadie.
Ahora, su libertad es tan sólo un espejismo escondiendo toda la soledad que arrastra.




Publicado en la Asociación Solidaria Cinco Palabras:
cincopalabras.com/2019/04/13/escribe-tu-relato-de-abril-iii-equipo-de-

Imagen encontrada en Internet
11
10comentarios 95 lecturas relato karma: 103

Permiso para vivir

Me lleva el oleaje de este mar de días
a una diversidad de horas.
Hay minutos sin tiempo
y vidas sin vida.
Marginé una mañana
por ser independiente y única.
Hora es ya
de tener un gesto de inclusión con ella.
En la libertad de ser como eres
está la diversidad de un mundo pleno…..

Y recosté mi alma
en el hombro de una noche de luna llena,
cuando mis ojos se llenaron de días.




Hortensia Márquez (horten67)


Mi participación en Asociación solidaria 5 palabras “ESCRIBE TU RELATO DE ABRIL (III)
Palabras: MAR, DIVERSIDAD, INCLUSIÓN, LIBERTAD, ALMA
21
20comentarios 107 lecturas versolibre karma: 88

Mi voluntad

Tengo toda la intención de aniquilar la poca razón en mí
huir de aquí, siguiendo el rastro de mis designios
sin bulla, ni ecos que atormenten mi cabeza.
Tengo las ganas de mentir solemnemente
en tu cara, en la cara de ellos y vaciar
mis desgracias en sus hombros.
Pero mi libertad es escasa,
mi sombra es etérea
y mi voluntad…
una puta.
13
11comentarios 95 lecturas versolibre karma: 93

Poetas borrachos y borrachos poetas

La vida es corta,dura y borrosa ;me dijo un poeta.
Tu escribe que aquí hemos venido a jugar; me dijo un borracho.
leer más   
3
sin comentarios 24 lecturas versolibre karma: 33

En mi tiempo

Podría escribir
sobre tu imagen
con prisa doctrinaria,
contar con líneas breves
de tu aroma a hierbabuena,
o explicarme como el peine
que resbala en tus cabellos...

Mas no quiero.

Es éste el tiempo
de casarme en el Silencio
entre mañanas de pájaros,
entre mis tardes de huertos.

Es mi tiempo.
leer más   
14
8comentarios 78 lecturas versolibre karma: 120

Vivamos

Vivamos donde cualquier vacío
se convierta en pupitre de nombres grabados
con un buril de punta roma,
leamos en ellos
la gerencia de los arrabales del alma.

Callemos cuando nos ordenen no hablar,
cribemos los momentos
en los que la memoria nos demande
la catarata de una frase,
de una palabra.

Seamos el fortín de los gestos milenarios,
el compendio de los cismas ciertos,
volemos bajo siguiendo el surco
de las olas que perecen,
amainemos en la dársena de nuestros puertos.

Construyamos barcos para nuestra fantasía
como un Noé contemporáneo,
redactemos cartas sin destino
con la tinta que,
olvidada en los cajones,
calmará la sorna del augur de los naufragios.

Calculemos el valor de cada sílaba
pesándola en una báscula de orfebre,
podemos la ilusión de los jardines
hasta verlos reverdecer con nuevas hojas,
reguemos huertos de clemencia
con los brazos entregados
al Invierno inclemente.

Roguemos,
oremos,
por la plata de los días presentes,
por el óxido de aquéllos que se postran
a los pies de la locura.

Seamos por veces correa transmisora de fonemas,
otras la voz entre los pinos,
alazanes que calcen herraduras de madera
fajándose en las lides
de la contienda de la paz de las ideas.

Pues a veces quienes somos
habrá de volvernos mudos
para recitar un millar de pensamientos,
limpiar la corteza de nuestro árbol
y continuar henchidos de razones,
habremos de cortar con tijeras áridas el cielo
o atar ante nuestros pies un hato cuerdo
de versos en caída libre.

Y nos parecerá un abismo
lo que es el aire respirado de la vida,
por veces respirar se nos volverá sima,
estancia donde filtrar truenos
o camuflaje para un grito de cansancio
en nuestra carrera estrepitosa,
o sentirnos el pulgar de un niño
donde enredar los horizontes.

A veces una duda
nos transformará en coro valiente
con el que despedir pasados
y convertirlos en recuerdo de alegría
cuando nuestras llaves se detengan
ante las puertas que abriremos
de par en par a lo intuido,
y unas sandalias rotas
serán abandonadas en la arena
para confirmar el caminar,
descalzos.

De UN POEMA EN LA CALLE.
Derechos reservados.
leer más   
17
10comentarios 127 lecturas versolibre karma: 109

Ante la mar

Ante la mar crecerá nuestra osadía,
ensartaremos
un inciso en el diapasón de las mareas
para con sabiduría
ser sembrados como cultivo de lunares
sobre la ignorancia de los surcos
de nuestros cuerpos,
hijos de las noches de la clarividencia.

Ante la paz de la mar serás la lavandera
de mi memoria pusilánime,
el aderezo vital de mis neuronas,
enigma que habré de descifrar
cuando dentro de ti me cense,
cuando me haga residente permanente
de la cara y de la cruz
hacia las que orientas tus ventanas.
leer más   
15
12comentarios 92 lecturas versolibre karma: 99
« anterior1234513