Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 131, tiempo total: 0.008 segundos rss2

Te devuelvo tus lunes

Llévatelo todo. Las cartas que nunca escribiste, las palabras de amor ensayadas, y este tosco silencio envuelto en papel de estraza.

¡No te olvides de nada! Barre esta alcoba vacía, aún queda de amor alguna migaja.

Y aleja de mí las tardes de tedio. ¿Es que estás ciego? ¿No las ves? Rotas, desvencijadas, sobre la mesa del té.

Te devuelvo tus angostos lunes donde apenas caben sueños. Lunes con resaca de domingo, de cariño fiado en la casa de empeño.

Deja para mañana lo que pensabas hacer hoy y abandona esta vida desganada.

Y no te inquietes por mí. Que ni tus lunes sin sueños, ni tus lunes de holganza, trastocarán mi semana.

Con todos los lunes del mes quiero imprimir un lienzo nuevo. Le estamparé otras sonrisas y dulces palabras de unos labios de ensueño. ¡Lo he decidido! Me voy a hacer “un vestido con lunes” para salir los domingos.
leer más   
5
2comentarios 15 lecturas versoclasico karma: 77

Para que tengas...

Para que tengas
el día muy tranquilo,
vive la vida.

Mira las flores,
las rosas y violetas,
que te saludan.

Luego, en el campo,
escucha, las cigarras,
con sus canciones.

Seguramente
tendrás que conformarte
con el paseo.

En él, tus pasos,
irán donde tú quieras
en un instante.

En los jardines
verás los caracoles
junto a su casa.

Al mediodía,
terminarás la etapa
de la jornada.

Con un suspiro
darán vuelta tus pasos
por el camino.

Y en la distancia
podrás ver la silueta
de dónde vienes.

Rafael Sánchez Ortega ©
19/09/19
10
7comentarios 56 lecturas versolibre karma: 116

La niebla abraza...

La niebla abraza,
nos deja sus caricias,
llega la noche.

Y cada día
suceden estas cosas.
Es aburrido.

Pero la vida
contiene otros momentos
interesantes.

En uno de ellos
podemos ver la lluvia
y hasta sentirla.

Notar del mar
llegando hasta la orilla
con las resacas.

Oír el canto,
que dejan los gorriones
en los jardines.

Ver las encinas,
las hayas y los robles
alzarse altivos.

...Pero prefiero
parar otros momentos.
Estar contigo.

Mirar tus ojos,
decirte que te quiero.
Besar tus labios.

Rafael Sánchez Ortega ©
22/09/19
12
6comentarios 83 lecturas versolibre karma: 99

No sé si sabes...

No sé si sabes
que ayer detuve el paso
y paré el tiempo.

El sol, cansado,
durmió, en su camino,
por un instante.

Y los gorriones,
también se detuvieron,
tras de su vuelo.

Paré la vida,
quizás sin darme cuenta,
¡quería verte!

Querido cielo,
estabas tan hermoso,
allí, en tu tarde.

Todo de azul,
vestido inmaculado,
como tus ojos.

Y me miraste,
me viste pensativo,
y entristecido.

Era otro día,
después del cumpleaños,
un día más.

Y los gorriones
así lo comprendieron
y despertaron.

Igual que el cielo,
con besos de la brisa,
dio fin al sueño.

Rafael Sánchez Ortega ©
17/09/19
15
8comentarios 56 lecturas versolibre karma: 112

Estás cansado...

Estás cansado,
gorrión que aquí reposas,
se va la tarde.

Mira la alondra,
que llega de su viaje,
también cansada.

Busca en la rama
el nido que te espera
y en él descansa.

En una casa
se encienden unas velas
de cumpleaños.

Tiemblan las luces,
se escuchan los susurros
de algunos labios.

Y mientras tanto
la vida continúa,
y no se para.

Afuera, el mar,
se acerca a la machina,
para besarla.

Un dulce beso
le deja en los pilotes
que la sostienen.

Las golondrinas,
igual que los gorriones,
ahora descansan.

Rafael Sánchez Ortega ©
16/09/19
10
4comentarios 75 lecturas versolibre karma: 112

Ladrón sin guantes...

Ladrón sin guantes
que vives y que robas
tantos suspiros.

Llévame lejos
allí, donde no puedan,
volar los cuervos.

Quiero soñar,
dormir en tu regazo,
sentirme libre.

Cuando despierte
me enseñarás los lagos
y las princesas.

Luego, sin prisas,
te seguiré en el bosque,
a una cabaña.

Veremos ciervos,
ardillas y castores
hablando juntos.

Y dejaremos
tatuado en algún roble
un corazón.

Con nuestros nombres
diciéndose "te quiero",
como testigos.

Y ese suspiro
se quedará, en silencio
con tantos besos.

Rafael Sánchez Ortega ©
23/09/19
3
sin comentarios 27 lecturas versolibre karma: 44

Por la mañana...

Por la mañana,
y junto algunos robles
cantan los grillos.

Se ven gallinas
y vacas por los prados,
madrugadoras.

Nos saludamos,
les pido que sonrían,
pero no saben.

Al mediodía,
se vuelven para casa
los labradores.

Algunos niños
se quedan en la playa
haciendo tiempo.

Hora de estar
comiendo y en familia
en los hogares.

Luego, la tarde,
se pasa en un momento,
en el otoño.

Cierta tristeza
se funde en el ambiente
sin darse cuenta.

Acaba el día,
la luz nos abandona,
llega la noche.

Rafael Sánchez Ortega ©
13/09/19
10
7comentarios 110 lecturas versolibre karma: 100

Nubes con lluvia...

Nubes con lluvia
descargan su equipaje
y nos contagian.

Llueve en el cielo,
con ganas y con viento,
lloran los ojos.

Pasa la tarde
y estamos en verano.
Viene el otoño.

Miro el reloj
y ya ha anochecido.
Pasó la tarde.

Duelen los ojos,
quizás por la lectura
y tanto rato.

Debo parar,
y hacer que las pupilas
tomen descanso.

Llegan las sombras,
de nuevo con su abrazo
de cada noche.

Hay que seguir,
soñar aún siendo hombres,
y así vivir.

Porque la vida,
con nubes y con lluvia,
debe vivirse.

Rafael Sánchez Ortega ©
10/09/19
15
5comentarios 60 lecturas versolibre karma: 90

Nacen los versos...

Nacen los versos,
para estar a tu lado,
linda viajera.

Cuando tus ojos
recobren la sonrisa
quizás los leas.

Pero si acaso
se quedan olvidados,
tendrán paciencia.

De todas formas
te estarán esperando
entre las olas.

Con mucha espuma,
también con caracolas
junto a la playa.

Tendrán salitre,
tomado de las algas
y de los mares.

Cuando de nuevo,
tus ojos amanezcan,
verán la luz.

Algunos versos,
pacientes, que te esperan,
irán a ti.

Y la sonrisa
dormida de tus labios,
despertará.

Rafael Sánchez Ortega ©
11/09/19
12
4comentarios 66 lecturas versolibre karma: 88

En una barca...

En una barca,
pequeña y con salitre,
van marineros.

Reman despacio
y cantan sus canciones
enamoradas.

Detrás las olas,
formando una coral,
dejan su nota.

Días de luz,
de yodo y de salitre.
Viento de oeste.

Se ve el otoño
que llega en pocos días
sin avisar.

Adiós verano,
te vas sin decir nada,
hasta otro año.

En nuevas fechas,
tras lindas primaveras,
regresarás.

Y bogaremos
por playas y bahías
para pescar.

Serán mil sueños
con algas y sirenas
para atrapar.

Rafael Sánchez Ortega ©
09/09/19
11
6comentarios 71 lecturas versolibre karma: 95

Peregrinaban...

Peregrinaban
de vuelta las alondras
con el otoño.

Las golondrinas
también las imitaban
en otro viaje.

Días de vueltas,
de vuelos y regresos,
a nuevas tierras.

Entre las nubes
el sol ya se despierta
y da sus rayos.

La lluvia, atenta,
prepara su saludo
con mil caricias.

Gotas silentes
pendientes de la tierra
y de su sed.

Se escuchan pasos
de nuevos peregrinos
por los caminos.

Llevan mochilas
y capas para el agua,
calzando botas.

La cara seria,
alumbra una sonrisa,
entre sus labios.

Así, sin prisas,
irán por el camino
hasta un albergue.

Rafael Sánchez Ortega ©
04/09/19
4
4comentarios 37 lecturas versolibre karma: 79

Se ven manzanas...

Se ven manzanas
Colgando de las ramas
muy tentadoras.

Recuerdo tardes
subiéndome a los árboles
para cogerlas.

Detengo el tiempo
y veo esos instantes
ya tan lejanos.

Días tranquilos
de paz y vacaciones,
tropando yerba.

Los familiares
guiaban nuestros pasos
con mil consejos.

Días de frutos,
de leches y de natas
de las marmitas.

Y así, vivía,
los años juveniles
y era feliz.

En ese ambiente
leía por las noches,
al acostarme.

Y ¡siempre, siempre!,
dormía entre los sueños
que me atrapaban.

Rafael Sánchez Ortega ©
03/09/19
4
2comentarios 20 lecturas versolibre karma: 80

Tu voz, tan dulce...

Tu voz, tan dulce,
serena sinfonía,
habla en la tarde.

Y llega a mí,
cargada de cariño
y de inocencia.

Cierro los ojos,
respondo a tus palabras,
con mi silencio.

Es tu sonrisa,
aquella que adivino,
en la distancia.

Viene sincera,
la atrapo con mis labios
y ahí se queda.

Sigues hablando.
Me cuentas de tu vida
y tus proyectos.

Parece un sueño.
Te escucho, te contesto,
y soy feliz.

Es un poema,
me digo en un aparte,
no es realidad.

Pero quien habla,
renueva los latidos
del corazón.

Rafael Sánchez Ortega ©
07/09/19
12
2comentarios 62 lecturas versolibre karma: 92

Fue mi gatita...

Fue mi gatita,
me dio mucha alegría,
durante meses.

Hoy se ha marchado,
ha sido un accidente,
y se durmió.

No sé de donde
llegó la mano larga
que la llevó.

Y aquellos ojos,
tan frescos y brillantes
se le cerraron.

Se nos durmió,
de pronto y para siempre,
no dijo adiós.

Y aquí quedaron
mis lágrimas traidoras
con su silencio.

Y es que querer,
se quiere a quien te quiere,
¿verdad negrita?

Te vas, sin duda,
me queda tu recuerdo
con tantos ratos.

Ese recuerdo
tendrá siempre tu nombre
con tu ternura.

Rafael Sánchez Ortega ©
31/08/19
12
8comentarios 78 lecturas versolibre karma: 95

Fue la tormenta...

Fue la tormenta, 
llegó sin previo aviso, 
con grandes truenos. 

Y se quedó 
durmiendo con nosotros 
por muchas horas.

Tuve que aislarme,
perderme entre sus brazos, 
y soportarla. 

Luego llovió, 
cesando la tormenta, 
mojando el suelo.

Sudor de tierra 
quedaba en el ambiente 
con fuerte olor. 

Es el otoño 
que dice que se marcha 
que ya se acaba. 

Pasó la noche, 
volviendo la tormenta 
a despertar. 

Rayos lejanos, 
sonidos de batallas 
tan infantiles. 

Y alguien, cercano, 
rezando por que acabe 
esta tormenta.

Rafael Sánchez Ortega ©
27/08/19
13
4comentarios 48 lecturas versolibre karma: 106

En cuanto puedas...

En cuanto puedas
encuentra tu cuaderno
para escribir.

Haz que tus dedos
reflejen lo que guarda
tu corazón.

Saldrán los versos
que formen un poema
con tus vivencias.

Y lo que sientes,
igual que lo que piensas,
irá en las letras.

Letras sencillas,
sin rosas ni alharacas,
pero con vida.

En sus latidos
se mostrará la esencia
de ese poema.

Quizás un día,
después de mucho tiempo,
alguien lo lea.

Y si está atento,
le llegará a su alma
tanta ternura.

Porque el susurro,
del verso que le ofreces,
le hará llorar.

Rafael Sánchez Ortega ©
18/09/19
4
2comentarios 40 lecturas versolibre karma: 76

En el volcán...

En el volcán
profundo, de mi pecho,
te encuentras tú.

Está tu lava,
mezclada con mi aliento,
y tu pasión.

Están tus besos,
la miel de tus caricias,
y mis suspiros.

Luego, también,
impregnas de cenizas
todo mi cuerpo.

La tierra gime,
afloran fumarolas,
que van al cielo.

Y así los ojos
apenas parpadean,
les falta luz.

Quizás precisan
la brisa del nordeste,
y el dulce soplo.

Ese latido
de voces y silencios
que bien conoces.

El magma grita,
araña las entrañas,
¡quiere vivir!

Y así despierta
la tierra, y yo con ella,
tras este sueño.

Rafael Sánchez Ortega ©
21/08/19
12
4comentarios 47 lecturas versolibre karma: 96

Sopla la brisa...

Sopla la brisa
que mece tus cabellos
junto a mis besos.

Besos mezclados,
con algas y salitres
de algunas costas.

Y de esas costas
suspiros con tu nombre
toman mis labios.

Unas gaviotas
pasean por la playa
indiferentes.

Olas bravías,
resacas estivales,
dejan su encanto.

Y en el ocaso
el sol se va y nos deja
lindos colores.

Tú te sonríes,
y tomas las caricias
que da la brisa.

Besos de plata,
repletos de ternura
van a tus labios.

Tú los aceptas,
contenta los responde
tu corazón.

Rafael Sánchez Ortega ©
19/08/19
10
sin comentarios 45 lecturas versolibre karma: 99

Busco tu voz...

Busco tu voz,
oh, vida de mi vida,
con sus latidos.

Quiero ser libre,
sin rejas, sin cadenas,
ni enfermedades.

Y, si es posible,
me quedaré dormido
entre tu canto.

Será tu voz
y el timbre de tus labios
quien me despierte.

Iremos juntos
a ver en los jardines
nadar las ocas.

Será bonito
prolongar ese sueño
tan especial.

Y volveremos,
andando entre las nubes
con girasoles.

Unas ardillas,
un tanto juguetonas,
vendrán a vernos.

Y si es preciso,
besarnos en silencio,
así lo haremos.

Rafael Sánchez Ortega ©
14/08/19
9
sin comentarios 61 lecturas versolibre karma: 81

Sigo tu vuelo...

Sigo tu vuelo,
pequeña mariposa
en libertad.

Contigo sueño
volar alto, ¡muy alto!,
a las estrellas.

Y allí dormir
tranquilo, entre tus alas,
y descansar.

Quizás un día
veamos a las hadas
del firmamento.

También los elfos
buscando las guirnaldas
se mostrarán.

Y las cigarras
saldrán con sus canciones
a saludarnos.

Por eso mismo
despiertas a mis versos,
¡quieren volar!

Llévame lejos
y cerca, donde quieras,
iré a tu lado

Puede que el sueño
serene los latidos
del corazón.

Rafael Sánchez Ortega ©
11/07/19
4
2comentarios 40 lecturas versolibre karma: 80
« anterior123457