Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 156, tiempo total: 0.003 segundos rss2

Calmada marea alta

Pensar en ti me calma.
Vuelves mi marea en playa caribeña.

Tú, que me decías que no te alterabas porque lo tenías todo muy claro.
¿Será eso lo que me ocurre a mi ?

Ahora soy yo mi calma.
Gracias.
Nos volveremos a cruzar.
En otro contexto.
leer más   
2
sin comentarios 19 lecturas versolibre karma: 14

Manos de arena

Tus manos de arena
hicieron de mis sueños surcos de aire
cuando le solicitaste
a mi boca un beso,
para que en ella confesara
la verdad de un amor nunca contado,
y yo, entre la neblina,
por mí elegida para ser quien soy,
me aparté de tu sabor y de tu brindis,
firme en mi caminar sin apremios.

Ni debo,
ni puedo,
ni quiero ser rémora en tus pasos,
tampoco bagatela
ni deseo al que después renuncies,
pues tan solo soy palabra
como agua o tierra,
o fuego,
porque mi voz no ha de volver jamás
a ser otra ocasión
herida en tus segundos ilusorios,
ni mi recuerdo será espada
con la que agredir o combatir
lo que el destino ha redactado.

Me voy
para que tus manos de arena
silben la imperfección de las pasiones,
y para que mis huellas
sigan siendo siembra en la memoria
donde permanecerá el amor.
leer más   
12
4comentarios 66 lecturas versolibre karma: 90

Adiós

No he encontrado noche más oscura que tus labios y tu adiós.
leer más   
12
4comentarios 56 lecturas versolibre karma: 96

Una Noche de Invierno

No dijimos nada,
todo quedo en silencio
el aire era difícil de respirar
y tiempo se detuvo.

Ella me miró fijamente,
me besó la frente,
sonrió ligeramente
y se dio la media vuelta.

Recuerdo como se alejaba,
lentamente entre la noche,
la niebla parecía abrazarla,
y mis ojos se llenaban de lágrimas.

Así fue como esa noche de invierno
su partida lleno de frío a mi corazón,
mi alma se escapó sin rumbo
y solo con su recuerdo me refugié.
8
5comentarios 70 lecturas versolibre karma: 77

Adiós

Dejaré que te evapores
Que llegues a la techumbre
Convertido en aire
Que recorras los vientos
Como agua desterrada
Voy a dejar que explotes en mi mente
Y que destierres recuerdos y sensaciones
Quiero que te eleves, que discurras
Que los caminos hacia ti
Sean sellados por las rocas
Que un tropiezo sea el eco de nuestro destino
Una plegaria jamás escuchada
Vuélvete éter
Y ensancha mis pulmones
Quiero que haya un manto
Que separe nuestras manos
Encadenarnos en senderos distintos
Vacíos del otro.
Te haré invisible
Borraré tus contornos
Con el pincel que te forjó a punta de ilusiones.
Que mi fe te convierta en montañas
Para creerlo
Para removerte
Para olvidarte.
leer más   
5
2comentarios 21 lecturas versolibre karma: 57

No se que soy

No se que soy
Un poeta que narre poema de desamor?
Un cantante que cante historia de amor ?
o solo un perdedor que perdió a su mujer que le amo
leer más   
7
sin comentarios 33 lecturas versolibre karma: 69

Triste sentencia

Decirte adiós, sin aún tenerte aquí a mi lado,
decirte adiós, sin aún haber llegado a mis brazos,
decirte adiós, sin aún que sepas que existo para ti,
decirte adiós, sin aún haber llegado a tu corazón,
decirte adiós sin aún ...
y yo ¡amándote tanto!

¡Qué triste sentencia!
leer más   
13
6comentarios 69 lecturas versolibre karma: 89

soy un perdedor

Soy un perdedor
Solo fui la persona que te rompió el corazón
Mi inspiración se perdió
Solo espero que alguien sane este dolor
en mi pobre corazón
leer más   
6
sin comentarios 24 lecturas versolibre karma: 64

Adiós

Gaviotas que sollozan,

aires de levante que alborotan.

Tu marcha es inevitable y precipitada,

tu barca llevaba tiempo preparada.



La pena inunda mis ojos,

ver despedirte, ahoga y mata.

Las olas con furia te arrastran,

la brisa, mi compasión me arrebata.



Mar que no olvida, playa arrogante,

palabras que se entierran en la arena.

Arrepentido por ser tan ciego e ignorante,

cánticos marineros de caracola navegante.



Nubes que descargan vanidad y hastío,

relojes de arena que acaban vacíos.

No puedo buscarte, no quiero encontrarte,

piérdete en cada travesía itinerante.



El amor y la arrogancia rompen la cuerda,

aquella que nos amarraba al puerto.

Despedida de alga y sal que no acuerdan,

pescar en estas redes tanto sufrimiento.



Adiós mi amor, no pudo ser, nunca será,

ojalá el Mediterráneo no te haga regresar más.

Quizás el ron y el tiempo consigan hacerme olvidar,

que nuestras almas estaban condenadas a no entenderse jamás.
3
sin comentarios 12 lecturas versolibre karma: 32

Pétalos

Los jardines están cubiertos de pétalos caídos.
Y con ellos las respuestas a cientos de '' Me quiere,no me quiere ''
leer más   
2
sin comentarios 37 lecturas versolibre karma: 23

Adiós

Con tu visión
descifras en mi invierno
aguas termales,
un río vivo
que tus ojos encienden
con lluvia herida
por pedernales.

Así frenas mi viento,
cubres mi sombra
con una capa
completa con palabras
de amor perenne,
aun a sabiendas
que no seremos Uno
más que un instante,
que en tus pupilas
se extenderán colores
con mi alegría,
y equidistantes,
tras un último beso
y un "hasta siempre",
haremos siembra
en nuevos campos grises
de trigo inerme.

En nuestros rostros
un fragmento de luna
callará sueños
de valentía
esparciendo palabras
de adiós sin furia.
leer más   
26
16comentarios 107 lecturas versolibre karma: 110

Inmensurable

Aún conociendo el sabor de tu piel
me sabes mentira,
mentira que me gusta consumir
por miedo a que esto acabe,

porque me gusta llenarme de ti,
encontrarme y perder en tus adentros,
renacer y morir entre tus piernas,
aturdirme con tu risa,

y hace tiempo que me acostumbré a
este juego de placer y mentiras,
a esto que llamas amor
pero que no tiene nade de amor.

Porque es difícil decir “no”,
a la tentación de tus caderas,
a la curva furtiva de tus pechos,
al movimiento de tus piernas

cuando caminas hacia a mi,
y caigo sin temor y sin culpa
porque eres mi vicio más cruel
mas delicioso.

Y aunque me cueste admitir,
el camino del olvido es largo
y tengo pasos demasiado lento
s en este viaje,

al menos déjame recordarte
por ultima vez esta noche,
porque al amanecer se oirá
nuestro adiós sin retorno,

y sé que me crees débil,
incapaz de desprender de ti
pero te informo que hoy desperté
siendo más valiente que ayer,

pero no olvidaré ni un segundo,
porque nadie olvida sus pecados
y sus locuras de mil noches
en tan poco tiempo.

Aún conociendo el sabor de tu piel
supe que a eso sabía la mentira
, mentira que consumí,
mentira que disfruté.
3
sin comentarios 15 lecturas versolibre karma: 32

Déjame libre con tu adiós

Intento detener tu adiós
¿Será que ya lo decidiste?
hay seguridad en tus odios
tu corazón se volvió triste.

Mucho silencio en tus labios
al florecer desfloreciste
interferencia en la radio
que tú conciente acojiste.

Mi amor hacía un baldío
de más tinieblas condujiste
esperarte fué muy sombrío
tú solo te desvaneciste.

En mil noches un adiós
se que ya lo desaprendiste
tu ausencia fué regadío
mi amor lo desentendiste.

Fué tu partida con rediós
amor transgresor transgrediste
dejame libre con tu adiós
y la maldad que transcribiste.

Claudia Viviana Molina
11
4comentarios 62 lecturas versolibre karma: 107

De repente (final)

No me preocuparán sus burlas
cuando les cuente que adivino,
aunque sea en un instante diminuto,
tu navegación de vientos lentos,
que presiento que me observas
a través de estos renglones
y el espejo que mis teclas desparraman
sobre este pergamino de sueños,
porque quizá lo sepas,
quizá sabes que te escucho
aunque no busque
el látigo dulce de tu acento,
quizás sabes que te intuyo
en mis renglones que corren
interpretando horas blancas
en noches raspadas de recuerdos,
con las vigilias vivas
de nuestras canciones de esperanza
revoloteando cual polillas
en el correr del tiempo.

Del poemario CANTOS DEL LLANO (en llamas).
leer más   
12
10comentarios 90 lecturas versolibre karma: 102

De repente (tercera parte)

Sé que agradecer se me hace corto
porque tus heridas fueron mis llagas,
el carboncillo que derivó en siluetas
a lo largo de tus sombras
y de mi pasión de distancias,
sé que acepto concebido en cada aliento
el envés y el revés de tus llamadas
o de tus huidas de náufraga madura.

Doy por buena tu presencia antigua,
la insistencia en conocerme
a través de la lectura de dibujos,
de aquellas casas
de humeantes chimeneas desbordadas
en mis ceras de colegial de canas,
donde auscultabas los símbolos
para acercarte hacia mí,
espíritu converso a tus batallas.

Del poemario CANTOS DEL LLANO (en llamas)
leer más   
14
8comentarios 86 lecturas versolibre karma: 94

De repente (segunda parte)

Nunca entenderán
que mis mañanas y tus noches
se unieron en amor que todo lo confiesa,
que todo lo derriba
entre horas cortadas por las nieblas
o con mis flores de verano,
con la canción que,
-"de repente"-,
me entregaste envuelta con tu voz
de madrugada de desayunos cálidos
entre el frío de Diciembre.

¿Y qué más da si no comprenden
que a través de este espejo hemos llorado
tú mis sonetos,
yo tus vasijas de duelos
rotas en el confín de las tierras
un día de volcanes fúnebres,
día en el que excavaste un pozo,
profundo como tú misma,
hasta recoger en él
todo el dolor y todo el amor muertos
en los años de tu guerra hermana?

Del poemario CANTOS DEL LLANO (en llamas)
leer más   
14
4comentarios 79 lecturas versolibre karma: 99

Círculos en ti

Te recuerdo
envuelta en el compás de lejanas viejas danzas,
te recuerdo en el vaivén
de nuestro mar de aquellas noches,
en el temblor de nuestros labios sobre Enero,
como la bailarina de una cueca lejana,
agitando tu pañuelo blanco para atraer la vida,
atravesando las claras arenas
en nuestros días de fugas,
corriendo sobre parques empinados.

Te recuerdo
en los minutos que vivimos entre ondas,
que nos vieron compartiendo tu gozar,
que encendieron el fuego adormecido de tus leños.

Contigo cerré los círculos
que otros tiempos pasajeros abrieron en canal,
en ti resonó la firmeza en las palabras,
la sonrisa nos hizo canción,
el placer retornó en el roce de tu pelo,
en tu cuerpo menudo,
sobre tu piel dorada de mestiza infinita,
en nuestros poros de años dormidos.

Crecí contigo,
acrecenté con mis manos tus caderas
en la intensidad de cada asalto,
en cada lucha de ardores que libramos,
combatientes encerrados
sobre una cancha de almohadones.

Tu mirada, mi mirada,
mi deseo, tu deseo,
cada instante acompañado
de la ternura transformada por la euforia
de las estrellas derrotadas en los labios
de nuestra lujuria sin tregua.

Como niños que despiertan nos buscamos,
persiguiendo con caricias
el huir de todo miedo de futuros
y escribir entre cien noches mil poesías,
confesar sin cobardía nuestro ayer,
redimirnos abrazados,
unidos y desnudos de temores.

Y me bebí tu esencia,
y nómada te fuiste
hurgando en las razones de tu marcha
a diseñar la vida en el Sol lejano de algún Sur
de erizada sangre bereber,
mientras mis círculos se abrieron
en este Norte de árboles y esencias.

Se han caído las penas,
y nos dejan la añoranza
de la unión de nuestros pechos,
nos dejan la distancia
sin ruido ni clamor ni soledades.

Todo pasa y todo queda.

Te recuerdo,
y guardaré en mi memoria tu presencia,
la pasión de nuestros cuerpos,
el valor de esos instantes de renuncias.
leer más   
12
7comentarios 77 lecturas versolibre karma: 124

Ya Queda Poco

Ya queda poco y voy eligiendo
cuáles recuerdos guardar.
No quiero más lastres que soportar,
ya los aguanté sin rechistar
y merezco sólo quedarme,
con aquellos que me hicieron disfrutar.

Aúnque aún no sóis consciente
que se trata de un adiós anticipado,
no os sintáis mal ni os preocupéis,
cuando por fin comprendáis,
que fue un preludio premeditado.

No queda ya ni un trozo de tierra fértil
que sólo poder con sueños abonar.
Tampoco voy a negaros
que me voy triste y decepcionado,
sabiendo que aquello de mi recuerdo,
fue una mentirosa y falsa representación.

Aún me quedan recuerdos que elegir,
pero lo que sí ya tengo claro
cuál de todos ellos no voy a dudar,
en acallar en un profundo abandono
que sólo merezca poderlo olvidar.

Iván A.
5
2comentarios 37 lecturas prosapoetica karma: 66

Despedidas

Olvidadas quedaron las aventuras
con una multitud de canciones,
extenuadas
y apiladas sin orden alguno
ante los aledaños de nuestra juventud.

Atrás quedaron las estiradas noches
sobre las calles sin dirección,
rellenas con blasfemias
y con el contenido indescifrable
y sostenido
en el confín de nuestras copas.

Y es allí donde se nos quedó el desdén,
revuelto entre innumerables gestos
de circunstancias,
ante tantos otros noes por respuesta,
con los pies de plomo y dudas
flotando ante el vapor
del amanecer de cualquier sábado,
con la vergüenza
perdida entre nuestras llaves dubitativas
y en la oscuridad balbuceante
de una mirada
ante el quicio de la puerta,
ante la irreverencia de un cerrojo.

Sobre los tejados
permanecerá adherida,
para siempre,
la memoria gris de las noches de lluvia
y el recuerdo blanco de las heladas,
la luz bobalicona
de los amaneceres ebrios de cobardía.
leer más   
12
6comentarios 86 lecturas versolibre karma: 97

Así te quiero

I
Aliento infernal,
mis manos extrañan tu cuerpo,
olvidarte no puedo y
renunciar a tu aroma no quiero.

¡Tú!, veneno mortal,
encendiste una llama que no logro apagar.

¡Oh, hálito del mal!,
dejar atrás el insano recuerdo
imagino que debo, mas
olvidar tu canto siniestro no puedo.

II
A través del aroma
maloliente de
otra boca en cama,
renacer puede,

tan sólo un momento,
el fénix de su tormento;

orgullosa la flama
de su ser arde
inflamada de calma;
¡oh!, vil alarde.

III
A diario pienso en ti,
mi sueño, mi desvelo;
oigo tu voz en el silencio,
río y de pronto muero.

Te llevo en ocasiones a la cama
en espera de un poco de calma;

oigo tu voz en el silencio,
de nuevo río y de pronto muero;
intento ya no respirarte;
otra vez es muy tarde.

IV
Antes de que anochezca
mientras las sombras esperan su entrada
olvidaré esa tarde de invierno,
recuerdo opaco del ayer amado.

Todo al fin ha terminado,
en un suspiro quedarás atrás.

Ocultaré en mi corazón la ilusión,
después de todo partirás;
importa poco el amor devoto,
obstinado deseo, hoy ya de otro.

De Sombras, 2012
leer más   
11
sin comentarios 71 lecturas versolibre karma: 85
« anterior123458