Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 16, tiempo total: 0.006 segundos rss2

Tan de otoño

Ella, tan de otoño
como la última hoja
en una rama desnuda
aún siendo de un gran roble

Entre si cae
o el viento de otoño la perdona,
muy en su interior sabe
que aunque se haga trizas
será como el Fénix fabulosa ave
que renace de sus propias cenizas.

Y ella con su gran poder de resiliencia.

MMM
Malu Mora
imagen tomada de internet
leer más   
24
11comentarios 201 lecturas versolibre karma: 121

Renacer

Renazco creyéndome el mismísimo ave fénix,

y muero como la más común paloma.

Renazco creyendo que nada será como antes,

y el pasado se apodera de mi presente recordándome que nada cambiará.

Renazco para recordarle a lo que me derribó que por mucho daño que me haya hecho,

yo volveré a volar alto a pesar de las veces que haya caído.
3
2comentarios 47 lecturas versolibre karma: 21

Renacer

Llegué a un consenso entre razón y emoción,
acordamos derribar las fronteras,
que ningún pensamiento tuviera límite,
el chantaje del miedo ya no era una opción.
Decidí romper los grilletes de las dudas,
escapar de la prisión autoimpuesta de mi cabeza,
que sin saber cuándo ni cómo
había hecho prisionera la inseguridad disfrazada de excusas.
Habité memorias ajenas,
pensamientos que no eran míos, supongo,
y sufrí las consecuencias
de librar guerras, ganarlas y perderlo todo.
No quiero regresar a esas tierras,
a esos reinos de incertidumbre y lodo,
donde se mezcla sangre y barro en la consciencia
y solo traen desesperación como resultado.
Perseguido por el fantasma del pasado
fui cadáver en el presente
y ahora regreso de entre los muertos como Lázaro,
renazco de mis cenizas como el Ave Fénix.
leer más   
4
4comentarios 34 lecturas versolibre karma: 48

Destello verde que alegra despertar

Verde esmeralda que alegras despertar
de un inofensivo ulular
al tus alas poner a vibrar
sonoro y retumbante
para quienes sabemos escuchar,
ese verde brillante
que hace a tu corazón levantar.

Cerrar los ojos para escuchar,
oír cada vez las alas alzar
bocas que se alimentan del néctar,
corazones que se nutren al aletear
tanta belleza que desaparecerá
en un solo pestañear.

Colibrí que a mi ventana tocas
lléname de agradecimiento,
hazme saber que la vida es fugaz
y que tu verde al rayo del sol
es como un aro sin fin de luz
trae contigo hacia mí la paz.

El abrir de ojos donde te miraré
no quiero que acabe jamás,
un momento sublime
lleno de tranquilidad,
relajación y espiritualidad.
¡Cuánto quisiera saber cual
alma amada me vino a visitar!
5
2comentarios 43 lecturas versolibre karma: 84

El turpial de mi tierra

Vuela, vuela y atraviesa el nidal de nubes
canta, canta pajarito soñador
que en la fuente de los almendros
se esconde una preciosa flor.

Vuela el ave cantora con hidalguía y brillo
con tus alas negras de enigmático fulgor
cuerpecito delgado de color amarillo 
viaja por los lindes de la sabana con ardor.

El turpial enamora a su par con tesón
en los esteros y colinas lo han visto segar
y canturriar las cálidas notas con bordón.

El turpial vive solo o en pareja, símbolo nacional
embellece con su canto la campiña y pradera
con su belleza que desvela de alcance territorial.


Nota:

El 23 de mayo de 1958 fue declarada
Ave Nacional de Venezuela,
tras un concurso promovido
por la Sociedad Venezolana de Ciencias.
Lo acompañan como símbolos Nacionales de Venezuela
el Araguaney y la Orquídea

léase este poema en verso clásico escuchando esta bella canción.

www.youtube.com/watch?v=Po7ay5QL_SA
leer más   
21
16comentarios 129 lecturas versoclasico karma: 117

•• fénix uno ••

Conozco el camino por el que ando,
pero no a dónde llega.
Siento el vacío
corrompiendo mis venas.
Miro alrededor y siento el frío:
debería dejar de revestirme
con la culpa y la pena.

Tiembla mi alma
y suspirando
le digo: ni consiguiendo la calma
tendría lo que ansío.

Es difícil bailar sobre el fuego,
imposible hacerlo sobre las cenizas que,
aunque sople el viento queriendo hacer desaparecer el duelo,
aquí estoy sin vida
sin amor
sin velo: he despertado
en el único momento
en el que habría preferido estar durmiendo.

Ven, león, mírame ahora
mírame ahora que el reloj se ha roto
y las agujas me ahogan.
Guíame para poder respirar
en este tsunami interno que noto,
¿seré capaz de olvidar?
¿Podría, aunque cobarde y si eso te trajera de vuelta,
volver a cerrar los ojos? ¿Es este fénix que siento
un espejismo? ¿Me miento?
¿Es esta sensación de volver a volar
la que va a hacerme caer y firmar
mi sentencia de muerte y llegar
a donde el camino por el que sé que ando me llevará?
14
6comentarios 89 lecturas versolibre karma: 92

La noche

Nadie, ni siquiera la luz de la luna,
besa tan suave,
Cuando siento tus labios
despertándome de mi sueño de ave.

Tengo tanta suerte
cuando te veo,
que hasta la estrella fugaz
me pide a mi un deseo.

Mirarte es saber
que la vida me guiña un ojo.
Tu mirada es artista que con su pincel
pinta sobre mi piel sonrojos.

Sentir es un viaje
Adentro de otro.
No hay mejor paisaje
Que tu rostro.
leer más   
28
28comentarios 322 lecturas versolibre karma: 117

Libre (micropoema)

Claro que vuelan, y yo con ellas en cada aleteo
cuando parten o llegan, cuando me rodean
y soy un ave más, libre de emprender mi vuelo…

soundcloud.com/lola-bracco/libre-corto (Lola)
28
10comentarios 263 lecturas versolibre karma: 134

Como El Ave Fénix

Como el ave fénix renacerás de tus cenizas y,
como la gran montaña yacerás magestuosa.
Penetrante será tu grandeza, incomparable tu hermosura.
Serás guarda de corazones,
digna eres de tan gran delicadeza.
Tú no defraudas, eres toda certeza.
Y, como fuego, sentirán la dicha, tu fortaleza.
No solo tú sabes, además, tú crees.
Se verá, pues es evidencia.
Todo tú das: alma, corazón, tu cabeza.
¡Es tan fuerte tu fe!, ¡es tan firme tu creencia!
Quizás no tan bien te describa, pero entiendes. Eres divina, mi musa, encarnas la astucia.

E.M.
3
sin comentarios 22 lecturas versolibre karma: 38

El Fénix

Plinio, en su Historia Natural,
menciona al ave sagrada,
que anida en la ciudad del Sol.

Cargado de mirra y ámbar
teje su nido en el Templo de Amon
y allí se inmola en llamaradas.

El Fénix, cansado del flujo inmortal,
ya no se ve más sino en cuentos,
relatos empolvados del pasado.

Un alma es como un Fénix cansado,
que sale y regresa cargada de tesoros
y en su nido, se quema al guardarlos.
leer más   
4
2comentarios 92 lecturas versoclasico karma: 60

El Fénix

Caminando cabizbajo
en mi mundo de tinieblas
de un pasado de tormentos
sumergido en la miseria.

Voy pisando los pedazos
de aquellos sueños en vilo.
Ya mi sombra no distingo
las penumbras me gobierna.

La esperanza yace muerta
en los campos del olvido.
Los recuerdos son tormentas
y yo un náufrago rendido.

Inundado en mis memorias ya no busco redención,
solo quiero hallar la paz en este mundo de cartón,
de apariencias, de mentiras y de falsos juramentos.
Decepciones de personas que asesinan sentimientos.

A mi izquierda veo al diablo fingiendo ser pitonisa,
prediciendo mi futuro me señala la otra esquina
donde se encuentra la muerte con su macabra sonrisa,
esperando con paciencia. Mi hora llega, ya está escrita.

* * *

Desvanecen las tinieblas y levantando la mirada.
Una luz que me enceguece resucita mi esperanza.
Resurgiendo como el fénix desde sus propias cenizas
le veo expandir sus alas y alzar vuelo con la brisa.

Viento suave que acaricia
lentamente el corazón,
cicatriza sus heridas
llevándose mi dolor.

Al destello, con intriga le pregunto ¿tú quién eres?
Con voz tierna, bella y pura me responde lo siguiente:
"Soy tu padre, soy tu madre, soy tu hermano, soy tu amigo
soy el ángel que te guía, no te rindas, soy tu hijo."

Ahora avanzo y miro al frente,
hacia un mundo diferente,
a un futuro de promesas
que le sigue a mi presente.
El pasado ya no importa.
Las cadenas de mi mente
ya se rompen, no soportan…
ellas ya no me detienen.
15
6comentarios 109 lecturas versoclasico karma: 93

Esclava

Pesan tus pestañas cubiertas
por escarcha de lágrimas heladas.
Mujer esclava, usada y mancillada.
Mujer que sufres la ignominia
de una sociedad que calla...
y acepta... y consiente...

Trafican con tu cuerpo
arrancando dignidad y esperanza.
Y se te hielan las lágrimas entre surcos
de maquillaje rancio y cuarteado.

Herida en tu fortaleza y sometida,
un pozo negro e infame quiere anularte.
Y el cuerpo se quiebra y el Alma agoniza...
pero tú te levantas y gritas;
aúllas dolorida reclamando justicia.

Ave Fénix que renaces
desde la inmensidad del sufrimiento,
delatando en tus ojos
la hipocresía de quien calla...
y acepta... y consiente...
sin transparencia ni sonrojo.





Publicado en la Asociación solidaria cinco palabras:
cincopalabras.com/2018/03/04/escribe-tu-relato-de-marzo-i-el-hilo-de-a
20
14comentarios 516 lecturas versolibre karma: 93

Se hizo ave

Con dos palmos de narices les dejaste.
Espíritu del aire, ¡vuela!

Quisieron hacerte preso
Y solo los cuerpos permanecen en la carne.
No la necesitas para soñar

Arriba la luz es tan suave,
tan dulce el vagar,
tan grande la costumbre de ser ave.

Los poetas han mentido siempre,
siempre han podido volar.
leer más   
10
sin comentarios 93 lecturas versolibre karma: 78

La muerte del fénix

Pájaro ancestral
Criatura mística
Caído en batalla
E incinerada
Solo sus cenizas
Del ave quedo
Espera un poco
Dale tiempo
Y podrás comprobar
Que revivirá
De nuevo de sus cenizas
Aprenderás
Que la muerte del fénix
Solo es una ilusión
Una ambición
De cualquier asesino
Miles han intentado
Con mil métodos
Usando cientos de instrumentos
Detener la resurrección
Del legendario pájaro
No los puedo juzgar
Después de todo
Si logras matar
A un ser inmortal
Un gran logro será.
leer más   
4
sin comentarios 46 lecturas versolibre karma: 68

Vela, Pluma y Tintero

Fingiendo ser un poeta
con vela, pluma y tintero,
escribiendo mis "Te quiero"
a aquella hermosa doncella,

con mis pergaminos viejos
y una vieja calavera
imitando aquel dilema
como shakespeare, el bohemio.

"ser o no ser", que problema.
yo prefiero ser sincero.
Mi teclado es el tintero,
mi pantalla una libreta,

plumas disecas, mis dedos,
de un ave que ya no vuela
en cielos de amor y pena
por miedo a caer al suelo.
leer más   
7
2comentarios 50 lecturas versoclasico karma: 72