Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 5, tiempo total: 0.003 segundos rss2

En Tus manos

.
En tus manos siempre las mías
cuando arden y desean, cuando buscan
frías tu calor en la neblina de las horas
que no nos vemos, o en mi cuerpo recorriéndolo
en penumbras…

En tus manos
que descubren de mi boca las palabras
que escriben los versos y te hacen nuevo poema
de mi cuerpo a mi boca, y de deseos y amor
a mis manos…

Y mis manos
descubriendo en la aventura de sentirte
de tocarte, se deslizan por mi mente a fantasearte…


Fantasías de manos que poseen
que recorren, que reales nos sentimos intocables
y un gemido escapado nos descubre una vez más
somos mortales…

Mortales de carne, de cuerpos
mortales de pecados ahora más originales
cuando nos sentimos en las manos
cuando vibrando en miradas volamos…

Y en tus manos o en la mías
cuando soy tuya, cuando perdida me encuentras
y en las bocas desenfrenadas hablamos
eres mío, me dicen tus besos y tiembla mi cuerpo…

Y en tus manos me quedo
y en tu pecho latiendo me abrazo y me entrego
y en tus ojos me reflejo paz, y ahí, ahí me quedo…

soundcloud.com/lola-bracco/en-tus-manos-siempre (Lola)

.
13
7comentarios 150 lecturas versolibre karma: 83

Galletas que erizan los huesos

Bocados dulces. Bocados salados.

Partidos con las manos, son trozos de vida. Nos los llevamos a la boca como si no hubiera un mañana.

A veces añadimos especias, canela en rama y miel de caña. A veces virutas de sal, que descolocan a cualquier paladar confiado.

No tengo tiempo de esperar al horno. Mi dedo apura los restos de masa, se me van los segundos. Suena la campana.

No quiero tocar más escaparates. Ni tarta congelada. No.

Quiero morir besando el tiempo. Quiero galletas que me ericen los huesos. Quiero comerme el horizonte. Quiero guardarme la receta de la inmensidad, hecha , hecha yo.
leer más   
11
6comentarios 93 lecturas versolibre karma: 93

Sacudidas y estrellas

Nunca desapareces.

Cierro los ojos

para orientarme

y sentir los tuyos.

Me acaricia tu sombra

como libidinosa pluma,

intenciones latentes

deslizándose por mi desnudez.

Se clavan en mí las flechas

imantadas y sublimes,

advertencia sigilosa

que devora toda memoria

que no seas tú.

Mezclando lo orgánico y lo intangible,

creando paletas de colores

donde hacernos plenos y eternos.

Derrites el tiempo

haciéndolo todo líquido,

resbalando por mi piel

como dulce hontanar.

Susurras lazos

petición de versos

y yo no te los doy,

te los entrego.

Sacudidas y estrellas

desafiando todo lo fugaz

tomando todos los desvíos y desvaríos

para hacerlo perdurar.

Creando imágenes

secretos y decretos,

quiero admirarte pensativo

antes de que me culmines,

estirándome como un gato

sobre el diván junto a la ventana.

Mordemos la vida

porque el pecado

sería no dar el bocado.

Somos afortunados

creyentes del deseo,

amantes eléctricos

nunca arrepentidos.
13
8comentarios 92 lecturas versolibre karma: 103

Me amaste

Me amaste, te amé

y cayendo las manos

mirándonos lado a lado

tu mirada no solté…


Me amaste como nadie,

como sólo vos, como quise yo,

y en mi cuerpo tus besos

sellaron mi piel,

en latidos de sangre…


Y en silencios

sólo recobrar el respiro,

porque las ganas de vivir

estaban en cada suspiro,

queriendo volver y volver…


Como amarte

si no sé de otra forma,

cuando mis ojos al verte

te llaman, te nombran,

te desean y en la boca muda

espera besos en tu idioma…


Me amaste amante

me amaste amor

me amaste dulce

me poseíste obsceno

y mas te desee…


Ámame entonces como ayer

como ahora, como la última vez

en que probemos nuestros cuerpos

y conviden nuestras bocas

Ámame…

(Lola)
.
25
10comentarios 195 lecturas versolibre karma: 111

La Maga Rosas

Sí, yo lo sé...
el día que te conozca me quedaré mudo,
porque voy a sentir en ti el cosmos de una tarántula,
tú... con tu implelable carita de mosca de fruta,
con esa pose en mantis,
cuerpo de hierba... cerbatana,
como esa monjita verde en oración perpetua.

Tú... tú eres como esa niña nueva que se integra tarde a un colegio
de mini falda escocesa,
con tus medias gruesas hasta la rodilla.
La trampa bajo la hojarasca.

Eres como una “Catherin Tramell”,
bronceada y leve…
vestida en el resplandor pulcro de ese blanco griego,
abriendo por un instante el abismo entre la piernas,
mostrándonos la visión fugaz de tu otra lengua,
la boca que no habla,
el ojo que no ve,
la herida en el costado, seca…
esa hermosa cara de Cristo y lampiña cuyo estupor vuelve piedra a aquel que ose mirar sudoroso.

¡Es que yo ya lo he dicho!:
contigo no se negocia;
uno simplemente ama o muere.

Por eso es que me gustas (de lejos)
porque siento que me aterras.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
4
sin comentarios 32 lecturas versolibre karma: 68