Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 115, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Alumear [Canción dedicada ao Día das Letras Galegas]

Alumea a candea
no berce do riso,
na bágoa da estrela,
na soidade e na leira.

Alumea o corpo
da moza fermosa
no tempo enxoito
de amores tolos.

Alumea a lareira
no frío inverno
de viño e lerias,
de nobres fervenzas.

Alumea o pobo
de raigame vella
no agromar dos soños
co recendo dos mollos.

Alumea a ledicia
das apertas da avoa,
da fresca moreira
acariñando a silveira.

Alumea a candea…
Alumea o corpo…
Alumea a lareira…
Alumea o pobo…
Alumea a ledicia…
E apágase o meu canto.
leer más   
7
6comentarios 63 lecturas galegoportu karma: 75

No hay nada como un beso

He leído muchos poemas de amor,
muchas frases escritas por poetas,
visto bellas obras de arte y,
canciones que te hacen suspirar.

Los poemas hablan sobre la magia,
sobre las emociones y el corazón,
sobre la entrega absoluta
y la felicidad eterna.

Las frases hablan de la fuerza,
de la dedicación y armonía,
del balance y la alegría
del amor y de la pasión.

Las obras de arte pintan la belleza,
con sus trazos de pigmentos
sobre el lienzo blanco
crean un universo de colores.

Las canciones con su ritmo
hacen que el corazón palpite
que los suspiros sean melodías,
y el alma siente su rimo.

Más, nada se compara con un beso,
que conecta nuestros cuerpos
con nuestras almas
y nos hace ser poetas.
leer más   
17
6comentarios 107 lecturas versolibre karma: 95

Dos rayos de sol

Dos rayos de sol,
el canto de un gorrión,
un suspiro de café,
la letra de nuestra canción,
y besos, un millón...
para darte los buenos días;
mi corazón.


~~~~~~~~~~~~
@AljndroPoetry
2020-Mar-7
leer más   
21
16comentarios 121 lecturas versolibre karma: 107

Tu voz

Tu voz son las notas perfectas para esta canción
tu voz es la mejor creación para mí sintonía de amor
tu voz llena mi vida de color
leer más   
2
1comentarios 7 lecturas versolibre karma: 15

Alma de Papel

Ella, la de los ojos color café
La que escribe versos
La que ha caminado infinitos árboles
Ésta mañana, ha apurado las horas
Para verlo pasar. A él
Que es la poesía más bonita
Que puedas encontrar en una canción…

Ella, que renace en cada primavera
Que es sueño de poeta
Tiene el alma de papel
De tanto deletrear versos con la piel.

Sus ojos son de tinta,
Sus labios el cielo…
Ella lee versos, historias y cuentos
Y piensa en él que canta estrofas de amor
Que hace de su vida una canción.

Ella, la que escribe sonetos en primavera…
Él, que pinta un arco iris con sus melodías…
Entre versos se cruzaron, ella y él…
25
15comentarios 216 lecturas prosapoetica karma: 92

Felicidad

Hay quien me regala,
una sonrisa
por la mañana,
un rayo de sol
que quiebra adormecido,
al umbral de mi ventana,
canto de ruiseñor
estremecido,
tu voz,
canción temprana.

Hay quien enternece
mi día,
con un destello
de luz cada mañana,
poesía sutil,
notas, que mi alma
quebrantada,
con luz de astros
baña,
ese eres Tú,
ruiseñor
de mis mañanas...
leer más   
34
39comentarios 338 lecturas versolibre karma: 118

Mi mus(ic)a

Voy a escaparme esta noche,
quiero bailar al ritmo de tus manos.

He sido noctámbula,
noctámbula por naturaleza.
Y tú eras la música que me ponía
antes de las fiestas.
Tú eras mi Rock and Roll.

Tus canciones viajan a mayor velocidad.
Han sido las primeras en llegar.
Me han colonizado.
Y ni las estrellas lograrán
que deje de mirarte
con los ojos de la chica
que ve tocar a su grupo favorito.

Te he bailado solo con tocarte,
a ti, que eres música hasta callado.

Y aún me mantienen despierta
los punteos de tus dedos,
los acordes de tu guitarra
y tus besos por mi espalda.

Que no estoy enamorada,
solo es que me gusta bailar.
Y quien desee el terremoto,
en lugar de la música,
es que no te ha visto
hacer vibrar toda la habitación
pua en mano.

Que si me miras,
cierro los ojos y sonrío.
Eres mi canción.
Mi música.
Mi musa.
9
3comentarios 139 lecturas versolibre karma: 61

Y tú me preguntas (canción para un café de Triana)

Me preguntas
si hay vida después de la tristeza,
sacudes las señales de interrogación.

Te respondo
que el tiempo hace limpieza,
y solo hace falta cambiar de estación.

Si quieres
tomamos otra ronda
que a mí me sobran versos
y a ti la inspiración.

Si quieres
sacamos los cuadernos,
contamos nuestros sueños
y que ella ponga la voz.

Si quieres
me invento yo la trama,
que siga la terapia,
que recorramos Triana,
que no nos falte alcohol.

Y tú me preguntas
si la herida se cierra,
si merecerá la pena seguir nuestra intuición.

Y yo te respondo
que ojalá lo supiera
que te pidas un vodka
y a mí me pidas ron.

Pago yo las rondas si ella canta la canción.
14
4comentarios 171 lecturas versolibre karma: 59

Cantilena de amor

Que se oculte la luna que no quiero
ver de nuevo su pálido semblante
que prefiero ser ciego caminante
por sinuoso y recóndito sendero.

Que se oculte detrás de aquel otero
que no quiero mirarla ni un instante
que si viene a cantarme la galante
cantilena de amor, de pena muero.

Ella fue la culpable, sólo ella
de que inerme la aurora me encontrara
suspirando de amor entre unos brazos.

¡Era su piel tan blanca! ¡Era tan bella
que al partir, el cantar que me cantara
me partió el corazón en mil pedazos!
leer más   
8
6comentarios 190 lecturas versoclasico karma: 45

Canción dedicada

Todos los días de mi vida
quise escribir esta canción dedicada
de un hombre perdido
a una mujer amada.
5
sin comentarios 119 lecturas versoclasico karma: 39

Nuestra canción

Toqué (nuestra) mi canción una, dos, veinte, cien veces, hasta quedar extasiada de anhelarte.
Pero es que, joder, cada vez que suena vuelves a mí y no puedo parar de tocarla, no puedo volver a perderte.

Y vuelves tú y todos tus detalles. Vuelves con tu inocencia, con tus manos ágiles acariciando las mías en cada movimiento sincronizado de cualquier sonata. Vuelves con tus idas y venidas, con tus besos que bailaban blues, con tus cientos de lunares repartidos caprichosamente para que encontrara uno nuevo cada vez que tu cuerpo recorría el mío. Vienes a mí, con tus ojos cambiantes, como si el tiempo anodino no se hubiese deslizado por nuestras vidas cual tierno y fugaz amor de verano.

Toco y vuelves, aunque sea por unos minutos. Y eso, amor, vence a cualquier agotamiento que pueda producirme que te hayas ido de verdad.

Aunque quiera pensar que vuelves, que todo ha sido una broma y que retornarás a mí cuando te hayas dado cuenta que el piano se me hace grande sin ti.
leer más   
8
4comentarios 171 lecturas relato karma: 71

Bésame mucho

Se llamaba Damián y vivía en el Quinto Izquierda. Yo siempre le recuerdo asomado al balcón, el que daba al patio interior de nuestra casa antes de que la echaran abajo.

Damián era enjuto. Su pelo estaba poblado de canas y su frente cada día era más amplia. Aunque tratase de disumular su incipiente calvicie con kilos de brillantina, apenas funcionaba.

Damián vivía en el edificio con su madre, una anciana que hacía años había entrado en un mundo en constante niebla llamada demencia. Él se desvivía por ella. Le cortaba las uñas, la sacaba a pasear cada día en la silla. Según mi madre, la idolatraba.

Había días en que Damián se asomaba al balcón, y mientras colgaba sus camisas, cantaba:

"Bésame, bésame mucho. Como si fuera esta noche la última vez".

Eran los días que iba a visitarlo un tal Joan. En palabras de mi madre, era un bala perdida. Apenas treinta primaveras, pero demasiados inviernos en su vida. Se pinchaba, robaba y a veces se follaba a Damián. Y éste, inocente, le prestaba el dinero o la vida a cambio de aquellas pequeñas dosis de amor.

Joan a veces le golpeaba. Yo apenas era un niño pero podía escuchar las lágrimas de súplica de mi vecino. Esas noches yo acudía a mi madre, y me acurrucaba tan fuerte en su regazo que incluso le hacía daño.

Hasta que una tarde llegó la policía y una ambulancia. Nunca lo olvidaré. Yo apenas era un niño y nadie supo que ocurrió exactamente aquel día. Los paramédicos se llevaban a Joan en camilla, tapado con una manta térmica y un reguero de sangre.

Pocos minutos después, la policía bajó con Damián. Tenía los ojos inyectados en sangre, mirando al vacío. Yo no podía dejar de contemplar aquella mirada, la primera vez que descubrí como unos ojos podían caer en el abismo. Éste, exposado, llorando y riendo al mismo tiempo no dejaba de cantar:

"Bésame, bésame mucho, Que tengo miedo a perderte, a perderte después".
leer más   
3
sin comentarios 33 lecturas relato karma: 42

La chica de tu estribillo

He pensado
qué suerte tienen las estrellas
que pueden avistarte
cada noche
desde su tiritar lejano,
que son el foco encendido
cuando escribes para ella
las canciones.

Y he pensado
que ya me cuesta repetir
en bucle
la parte que relata
cuántos sorbos te has bebido
en su nombre,
dando muerte a los veranos
en su ausencia,
o al recuerdo de cuatro pies
caminando por la orilla
de la playa.

También, he pensado
que podría robar tu cuaderno
de voces,
cambiar de lugar varias letras,
pintar un sombrero en la esquina,
al margen, sonrisas o gotas
de lluvia,
o lirios y rosas azules.

Me he despertado
con esa diablura de juego
en la cabeza,
cuando el sol todavía bostezaba.
Sería divertido alterar
tu tarareo,
vestir tu nostalgia,
notar tu punteo surcando
mi espalda,
sentir tu susurro escalando
mi cuello,
saberte en mi oído,
pegarme a tu lengua,
besarte las cuerdas
y…
ser la chica de tu estribillo,
compuesta con pesadumbre,
capaz de arrancarle de un soplo
las dudas a tu melodía.
9
9comentarios 309 lecturas versolibre karma: 71

Flores y rayas

Todo ha terminado ya,
tu has vuelto a tu rutina,
yo, a mi ciudad natal.

Conduces y miras a tu derecha,
en ese asiento hace una semana
cantaba una loca
todas las canciones que salían de la radio,
inventando la letra en la mayoría de los casos.

Con mi vestido de flores.
Con tu camisa de rayas.

Recorriendo el mapa,
inventando historias.

Miro en mi móvil las fotografías
que hice esa semana
y en la mitad de ellas
sale tu sonrisa.

Con mi vestido de flores.
Con tu camisa de rayas.

Sonríes al ver que me he olvidado
mis gafas de sol en tu guantera
Tendremos que volvernos a ver
si quiero recuperarlas.

Me llamas a las tres de la mañana
para que escuche que suena esa canción
con la que nos besamos.

Respondo que estoy sentada en la playa
con tu camisa de rayas
viendo pasar las olas
metiendo los pies en el agua.

Me dices que te quedas de vacaciones,
justo cuando yo quiero irme de viaje
no tengo destino, pero ya tengo planes.

Y en mi maleta ya está mi vestido de flores,
y tu camisa de rayas.
9
2comentarios 149 lecturas prosapoetica karma: 71

Y mientras tanto

Querubines con trenzas
danzad conmigo,
vuestra madre me cuenta
como os ha ido.

Y mientras tanto
por el camino
vamos andando.

Despertáis muy temprano
¡qué mala suerte!
choquemos las manos
¡que suenen fuerte!

Mira qué bien
el quiosco ya tiene
cosas que ver.

Si os duele la tripa
sale una cana
¡doblad las rodillas,
cantad con ganas!

Y mientras tanto
por el camino
vamos andando.

Ya llevo la cuenta
del diez y el cuatro
¡date media vuelta,
cámbiate el paso!

Qué suerte loca
la quiniela del jueves
nunca nos toca.

Por la tarde ya voy
a clases de inglés,
de puntillas estoy
vosotras también.

Y mientras tanto
por el camino
vamos andando.

Mamá yo no como,
no tengo ganas,
ahora de este modo
batimos las palmas.

Y en la ventana
sopla ya Cristóbal
la leche manchada.

El peine que usas
me da tirones,
¡levantaos la blusa,
girad los talones!.

Y mientras tanto
por el camino
vamos andando.

Mi maestra me dice
que yo mucho hablo,
pues ve, corre y dile
que hemos terminado.

En la revuelta
de aquella esquina
echamos la cuenta.

Y mientras tanto
por el camino
vamos andando.
11
sin comentarios 77 lecturas versolibre karma: 103

Polvoeres

POLVO ERES

Grieta almohada;
Casi desteñida,
Por el caballero
Suspira lejana.
Gris cabalga
Senderos nuevos
Rodeado de sombras
En las cuerdas
De canciones
Por el mar olvidadas.
leer más   
5
3comentarios 56 lecturas versoclasico karma: 65

Tú.



A los días sin tiempo.
Al amor desolado.
A la vida sin vida.
A la muerte que vive.
A los duelos sin duelo.
A las voces quebradas.
A las voces sin voz.

Te pienso en la distancia,
sin distancia.
En el aire te aspiro
y eres aire.
Te recreo en la forma,
sin tu forma.
En silencio, te busco
entre el silencio.
Con tu puerta yo abro
la puerta de mi mundo.

He visto tu figura
sin los ojos.
He sentido tu voz
sin los oídos.
He oído tu canción
sin melodía.
He palpado tu mundo
sin las manos.
He probado tus lágrimas
sin llanto.
He tocado tu risa
sin los labios.
He reído en tu sonrisa.
He llorado en tu llanto.
leer más   
9
6comentarios 161 lecturas versolibre karma: 84

Elogio de la soledad

Recuerdo que andaba solo
que caminaba o corría
no recuerdo exactamente
si era de noche o de día

Entonces llegó el momento
se derrumbó el escenario
murieron protagonistas
espectadores y actores secundarios

Entre las ruinas yo vi
a mis maestros aplastados
relojes, fotos, espejos
por el suelo hechos pedazos

Entre las ruinas yo vi
a mis maestros aplastados
relojes, fotos, espejos
por el suelo hechos pedazos

Mis fantasmas se largaron
a buscarse otro cordero
al "qué dirán" fue el primero
del que no vi ni el rastro

Se suicidó mi orgullo
al miedo lo vi bailando
decía que nunca había visto
alguien tan valiente y tan osado

Mis ideas hacían fila
y eran claras como el agua
tenia la garantía de que era yo
el que pensaba

Mis ideas hacían fila
y eran claras como el agua
tenía la garantía de que era yo
el que vivía.
leer más   
5
5comentarios 76 lecturas versoclasico karma: 66
« anterior123456