Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 100, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Cuando escucho tu canción...@Cleme_Eternamente

Nota:< Poema escrito en colaboración con la poeta Chilena @Cleme_Eternamente ya hace bastante tiempo . Lo tenía guardado en la caja de borradores.En su momento lo publicamos. Espero les guste>

Cuando escucho tu canción
en ese instante...
Como sublime deseo te pienso
y busco el reflejo ondulado del eco
en el radal de los impulsos sonoros
que espiran contra viejos muros,
apostados en el tabernáculo
de tu boca dulce boca.

¡Manantial fresco de aguas exquisitas!!!
Que son reflejo del decantar suave
de tus ojos que florecen en las tardes
de frío invierno con fulgores de
tibieza soledad.

Esa soledad que nos abrigamos
para enmudecer al silente silencio,
de ese silencio busquemos la inspiración
cierra los ojos por un momento
déjate llevar por la sinfonía de Bach.
El aire se enreda en las puntas de los sésamos
sol brillante...Dulce armonía
gravita sobre los húmedos cuerpos.

La espera ha sido larga y extenuante.
Te esperé en las hojas del calendario
te esperé en el cielo estrellado de Neruda
y en la bruma espesa de los pensamientos
te esperé en el huerto atestado de flores amarillas
y en el retablo oculto de los deseos incumplidos.

En esta noche de melodiosa armonía
en la almohada que muerdes cuan deseo
reprimido el tesoro de tus respiros…
Riégalos con el néctar divino que tengo
guardado para ti como un inmaculado
pensamiento
que la infausta luna gris,
 abonó con sus suspiros,
que pasaron inadvertidos
en los pórticos de los ancestrales
molinos antiguos.

Mordiéndo tus fecundos labios amatistas
saboreando la raíz de tu dulce néctar;
néctar del deseo prohibido que habita en el aire
tentación oculta e infinita...
Mujer de tez blanca y pura,
mis átomos negros ya no se notan
ausentes.

Atrás quedan los días sin sombras
atrás quedan la incesante lluvia desprevenida
atrás quedan las estrellas sin lumbre
hoy solo tenemos dos cuerpos sutiles
surcando un cielo azul envuelto en dulces
nubes blancas, embalsamadas de deseos.

@Cleme_Eternamente- Chile
@rayperez- Venezuela
14/08/2018
leer más   
19
7comentarios 194 lecturas colaboracion karma: 195

La Guitarra (Colaboración con @L_boop).

Ella se sentía mucha guitarra para él
Pero cambió de parecer cuando empezó a tocarla

No eran los acordes,
no eran sus grandes manos,
eran sus dedos expertos que requintearon su alma

Ella vibraba y vibraba
mientras él se inspiraba
Él cerraba los ojos
Ella lo amaba

El requinto de sus dedos tocó su alma,
la tesitura de su voz la enloquecía,
susurraba bellas palabras
mientras la poseía

Entre efusivas miradas se enamoraron
caricias y besos los consumaron,
ella se sumergió en este amor
cuando todas sus cuerdas vibraron

Cuántas canciones,
Cuántas emociones
El profano tiempo volaba,
El tic tac no paraba
Ella sonaba como ángel
Él ya era maestro de muchos sones

Dueño de sus sueños,
poseedor de sus deseos
Sucumbió a los brazos de su maestro
Anhelando las notas que tocan sus dedos

Hoy ella no piensa lo mismo,
ya no lo ve con desdén,
hoy ella sólo aguarda
que él llegue y le diga ven.
leer más   
27
32comentarios 259 lecturas colaboracion karma: 96

Influencias De Sabina En Sinergia con@Varimar

Ocurrió en la invernal Madrid
En un halo denso de neblina
Donde un poeta de apellido Sabina
Daba muestras fehacientes de su ardid.

En la sede principal de autoridad civil
Había un hombre gris trajeado
Que en su efecto a declarado
Un anónimo le ha robado el mes de abril.
La intensidad del tema no entendía
Porque tanto escándalo por un mes
Insulso que solo tiene treinta días
Si te hecho el cuento de una vez
A mí, un dictador me robó toda la vida.

El hombre vestido de gris
Alguna vez fue al registro civil
A firmar por su gran amor
Le regaló ese día las olas del mar.
Al pasar un breve tiempo
Comenzó el ruido,
A diario hubo mucho ruido,
Cuando ella con descaro
Le robo su mes preferido.

Ese caballero trajeado de gris,
Nunca entendió y buscaba explicación
Al robo de los treinta días con sus noches,
Las ilusiones robadas y los reproches.

Esa misma jefatura civil,
Que alguna vez vio sellado el amor,
Ahora era testigo de su dolor.
Ya no tenía el mes de abril
Y la compañera de sus íntimos sueños
Se convirtió en corto tiempo
En el desamor y la desilusión.

Seguro todos al leer esta historia
Pensaran que es un gran desastre,
Perder el amor, la mujer, el mes de abril
Y no entienden que peor es
Que un destructor, sátrapa, déspota
Te arrebate tu futuro y la mitad de tu vida.
leer más   
22
16comentarios 130 lecturas colaboracion karma: 113

Hokku (hoja y madera)

Madera, otoño
y una hoja que se muere.
Viento y canción.


~~~~~~~~~~~~~~~~~
@AljndroPoetry
2019-oct-8

hokku, kigo otoñal y kireji
leer más   
25
12comentarios 129 lecturas japonesa karma: 104

mi vieja canción…

Despierta de siempre
la loca pasión
la gota nocturna
la flor vencida
la suela del joven zapato,
un puñado de soles.

Con estas ganas de tenerte
bajo la luna de otoño
así de simple
así de vacío
se queda siempre mi vieja canción…
leer más   
10
6comentarios 105 lecturas versolibre karma: 87

Zamba para ti

Yo no sé escribir canciones,
ni siquiera tengo una guitarra
Pero el amor que por ti siento
me inspira a dedicarte esta zamba

Zamba forjada con letras de ardiente amor,
para decirte hermosa cuanto te quiero yo
Zamba para cantar con el corazón lleno de alegría,
por el amor que tú me das, iluminando la vida mía

Para cantar esta zamba no se necesita ser cantor,
porque no es la voz,sino el corazón el que canta
Canta desde lo profundo,canta desde el sentimiento
Canta cada vez feliz cuando voy a tu encuentro

Y este cantar se desliza con fuerza de una cascada
cada vez que me deleito, con tus ojos de dulce mirada
Y este cantar se desata en miles de bellas notas,
cuando siento en mis labios la caricia de tu boca

Porque para cantarte a ti,belleza del alma mía
sólo necesito que tus manos,toquen las manos mías
Sólo necesito que estés, presente en la vida mía
y la canción surge sola,pues tu amor es melodía

Y mi voz se levanta para esta zamba entonar,
pues como el ave del campo a ti te quiero cantar
Y como el ave no necesito tener un diapasón
pues este canto surge sólo,con entonación de amor

Y termina esta zamba que sólo por ti he creado
pues aunque guitarra no tengo, ni me creo un gran cantor
Para componerla ni un pentagrama he necesitado,
sino sólo el gozo inmenso del amor que me has regalado
leer más   
10
9comentarios 103 lecturas versolibre karma: 99

Desliz

Luces de neón,
motel de carretera,
Américan Express,
efectivo en la cartera

Parada imprevista en el camino,
club de lujo,
edén prohibido,
ambiente perfumado, laser vídeo

Seleccioné por dos euros tres canciones,
“Belleza pasajera”, Tam Tam Go
“Bijuteria” Bruno e Morone, (Dúo brasileiro en portugués)
y “Pecado original” (Amor que te consume) Ana Gabriel

Comenzó a sonar la música, me giré,
samaritana impenitente,
vestido raso transparente,
acercó sus labios a mi oído, y dijo así:

“Mariposas traicioneras,
pululan por aquí,
te garantizo tocar cielo,
si es que me escoges a mi”

Era como Lauren Bacall, en mirada y altura,
se aferró impulsiva a mi cintura,
y luego?
sentí quemarme el fuego, dije sí

Aquella noche de azul añil,
tras la puerta blindada de la suite,
entre sábanas de organdí,
un inventor de versos y una actriz

¿Será verdad o puro ardid?
leer más   
17
36comentarios 354 lecturas versolibre karma: 103

"Un poco de mí"

youtu.be/qPb7NrWEgvo

Tengo que confesarlo muchas veces me siento muy sola, en días como hoy, escuchando el disco tributo a Queen; tirada en mi cama y recordando.

Entre la soledad de mis sábanas y el silencio del reloj de pared, lágrimas en mis ojos, y, dolor en el alma.

Como explicar lo que siento en estos días de invierno. cuando los recuerdo llegan a mi puerto; en cajones de madera y es allí dónde me pregunto si alguna vez he sido feliz...

Recuerdo que cuando niña me dijieron; qué mi sonrisa era falsa, y sí, muchas veces me he preguntado, si sonrío por compromiso.
leer más   
18
9comentarios 154 lecturas prosapoetica karma: 105

Musa

.

Yo fui la musa de los cuentos
de algunos de los de mi tiempo
que no contará a quien le escribió
Esos que a veces ni yo ni él entendió…

Yo fui las tres cuartas partes de la alguna canción
donde era bonito, donde el espejo sacaba desnudas
las fotos del baño, y a sus ojos la vergüenza le mostraba
donde camino al trabajo pasadas sus siete, en una esquina
de MD me saludaba…

Yo fui quien más, creo, su corazón le ha mostrado
quien le enseñó cuán grande se ve su desnudez
si se escapa del bosque…

Yo fui quien malcrió su monstruo, su morbo
a pedido de autor para ser un recuerdo sin nombre
de alguna canción.

Yo fui una, ya lo saben de las otras
de las que siguen carrera de musa
pero sin vocación…

Yo fui musa de algunos que nunca supe
de varios que en secreto me desearon
y soy mi propio yo, a nadie copiado
mi propia invención sin libreto
con amor, con sentimiento
a cada autor
a los corazones perdidos
sin pasión, que me llamaron
en silencio musa
a los que me amaron
a los que amo
y a ese malcriado
que no se entera
que también me ha enseñado
y se lleva, lo más preciado…

soundcloud.com/lola-bracco/yo-fui-la-musa-de-los-cuentos (ByLola)

.

(toda pelicula tuvo un END, cada cuento una moraleja, cada canción nos hizo final)
16
5comentarios 108 lecturas versolibre karma: 93

Mi mus(ic)a

Voy a escaparme esta noche,
quiero bailar al ritmo de tus manos.

He sido noctámbula,
noctámbula por naturaleza.
Y tú eras la música que me ponía
antes de las fiestas.
Tú eras mi Rock and Roll.

Tus canciones viajan a mayor velocidad.
Han sido las primeras en llegar.
Me han colonizado.
Y ni las estrellas lograrán
que deje de mirarte
con los ojos de la chica
que ve tocar a su grupo favorito.

Te he bailado solo con tocarte,
a ti, que eres música hasta callado.

Y aún me mantienen despierta
los punteos de tus dedos,
los acordes de tu guitarra
y tus besos por mi espalda.

Que no estoy enamorada,
solo es que me gusta bailar.
Y quien desee el terremoto,
en lugar de la música,
es que no te ha visto
hacer vibrar toda la habitación
pua en mano.

Que si me miras,
cierro los ojos y sonrío.
Eres mi canción.
Mi música.
Mi musa.
9
3comentarios 131 lecturas versolibre karma: 61

Y tú me preguntas (canción para un café de Triana)

Me preguntas
si hay vida después de la tristeza,
sacudes las señales de interrogación.

Te respondo
que el tiempo hace limpieza,
y solo hace falta cambiar de estación.

Si quieres
tomamos otra ronda
que a mí me sobran versos
y a ti la inspiración.

Si quieres
sacamos los cuadernos,
contamos nuestros sueños
y que ella ponga la voz.

Si quieres
me invento yo la trama,
que siga la terapia,
que recorramos Triana,
que no nos falte alcohol.

Y tú me preguntas
si la herida se cierra,
si merecerá la pena seguir nuestra intuición.

Y yo te respondo
que ojalá lo supiera
que te pidas un vodka
y a mí me pidas ron.

Pago yo las rondas si ella canta la canción.
14
4comentarios 161 lecturas versolibre karma: 59

Cantilena de amor

Que se oculte la luna que no quiero
ver de nuevo su pálido semblante
que prefiero ser ciego caminante
por sinuoso y recóndito sendero.

Que se oculte detrás de aquel otero
que no quiero mirarla ni un instante
que si viene a cantarme la galante
cantilena de amor, de pena muero.

Ella fue la culpable, sólo ella
de que inerme la aurora me encontrara
suspirando de amor entre unos brazos.

¡Era su piel tan blanca! ¡Era tan bella
que al partir, el cantar que me cantara
me partió el corazón en mil pedazos!
leer más   
8
6comentarios 184 lecturas versoclasico karma: 45

Canción dedicada

Todos los días de mi vida
quise escribir esta canción dedicada
de un hombre perdido
a una mujer amada.
5
sin comentarios 114 lecturas versoclasico karma: 39

Nuestra canción

Toqué (nuestra) mi canción una, dos, veinte, cien veces, hasta quedar extasiada de anhelarte.
Pero es que, joder, cada vez que suena vuelves a mí y no puedo parar de tocarla, no puedo volver a perderte.

Y vuelves tú y todos tus detalles. Vuelves con tu inocencia, con tus manos ágiles acariciando las mías en cada movimiento sincronizado de cualquier sonata. Vuelves con tus idas y venidas, con tus besos que bailaban blues, con tus cientos de lunares repartidos caprichosamente para que encontrara uno nuevo cada vez que tu cuerpo recorría el mío. Vienes a mí, con tus ojos cambiantes, como si el tiempo anodino no se hubiese deslizado por nuestras vidas cual tierno y fugaz amor de verano.

Toco y vuelves, aunque sea por unos minutos. Y eso, amor, vence a cualquier agotamiento que pueda producirme que te hayas ido de verdad.

Aunque quiera pensar que vuelves, que todo ha sido una broma y que retornarás a mí cuando te hayas dado cuenta que el piano se me hace grande sin ti.
leer más   
8
4comentarios 151 lecturas relato karma: 71

Bésame mucho

Se llamaba Damián y vivía en el Quinto Izquierda. Yo siempre le recuerdo asomado al balcón, el que daba al patio interior de nuestra casa antes de que la echaran abajo.

Damián era enjuto. Su pelo estaba poblado de canas y su frente cada día era más amplia. Aunque tratase de disumular su incipiente calvicie con kilos de brillantina, apenas funcionaba.

Damián vivía en el edificio con su madre, una anciana que hacía años había entrado en un mundo en constante niebla llamada demencia. Él se desvivía por ella. Le cortaba las uñas, la sacaba a pasear cada día en la silla. Según mi madre, la idolatraba.

Había días en que Damián se asomaba al balcón, y mientras colgaba sus camisas, cantaba:

"Bésame, bésame mucho. Como si fuera esta noche la última vez".

Eran los días que iba a visitarlo un tal Joan. En palabras de mi madre, era un bala perdida. Apenas treinta primaveras, pero demasiados inviernos en su vida. Se pinchaba, robaba y a veces se follaba a Damián. Y éste, inocente, le prestaba el dinero o la vida a cambio de aquellas pequeñas dosis de amor.

Joan a veces le golpeaba. Yo apenas era un niño pero podía escuchar las lágrimas de súplica de mi vecino. Esas noches yo acudía a mi madre, y me acurrucaba tan fuerte en su regazo que incluso le hacía daño.

Hasta que una tarde llegó la policía y una ambulancia. Nunca lo olvidaré. Yo apenas era un niño y nadie supo que ocurrió exactamente aquel día. Los paramédicos se llevaban a Joan en camilla, tapado con una manta térmica y un reguero de sangre.

Pocos minutos después, la policía bajó con Damián. Tenía los ojos inyectados en sangre, mirando al vacío. Yo no podía dejar de contemplar aquella mirada, la primera vez que descubrí como unos ojos podían caer en el abismo. Éste, exposado, llorando y riendo al mismo tiempo no dejaba de cantar:

"Bésame, bésame mucho, Que tengo miedo a perderte, a perderte después".
leer más   
3
sin comentarios 30 lecturas relato karma: 42

La chica de tu estribillo

He pensado
qué suerte tienen las estrellas
que pueden avistarte
cada noche
desde su tiritar lejano,
que son el foco encendido
cuando escribes para ella
las canciones.

Y he pensado
que ya me cuesta repetir
en bucle
la parte que relata
cuántos sorbos te has bebido
en su nombre,
dando muerte a los veranos
en su ausencia,
o al recuerdo de cuatro pies
caminando por la orilla
de la playa.

También, he pensado
que podría robar tu cuaderno
de voces,
cambiar de lugar varias letras,
pintar un sombrero en la esquina,
al margen, sonrisas o gotas
de lluvia,
o lirios y rosas azules.

Me he despertado
con esa diablura de juego
en la cabeza,
cuando el sol todavía bostezaba.
Sería divertido alterar
tu tarareo,
vestir tu nostalgia,
notar tu punteo surcando
mi espalda,
sentir tu susurro escalando
mi cuello,
saberte en mi oído,
pegarme a tu lengua,
besarte las cuerdas
y…
ser la chica de tu estribillo,
compuesta con pesadumbre,
capaz de arrancarle de un soplo
las dudas a tu melodía.
9
9comentarios 300 lecturas versolibre karma: 71

Flores y rayas

Todo ha terminado ya,
tu has vuelto a tu rutina,
yo, a mi ciudad natal.

Conduces y miras a tu derecha,
en ese asiento hace una semana
cantaba una loca
todas las canciones que salían de la radio,
inventando la letra en la mayoría de los casos.

Con mi vestido de flores.
Con tu camisa de rayas.

Recorriendo el mapa,
inventando historias.

Miro en mi móvil las fotografías
que hice esa semana
y en la mitad de ellas
sale tu sonrisa.

Con mi vestido de flores.
Con tu camisa de rayas.

Sonríes al ver que me he olvidado
mis gafas de sol en tu guantera
Tendremos que volvernos a ver
si quiero recuperarlas.

Me llamas a las tres de la mañana
para que escuche que suena esa canción
con la que nos besamos.

Respondo que estoy sentada en la playa
con tu camisa de rayas
viendo pasar las olas
metiendo los pies en el agua.

Me dices que te quedas de vacaciones,
justo cuando yo quiero irme de viaje
no tengo destino, pero ya tengo planes.

Y en mi maleta ya está mi vestido de flores,
y tu camisa de rayas.
9
2comentarios 120 lecturas prosapoetica karma: 71

Y mientras tanto

Querubines con trenzas
danzad conmigo,
vuestra madre me cuenta
como os ha ido.

Y mientras tanto
por el camino
vamos andando.

Despertáis muy temprano
¡qué mala suerte!
choquemos las manos
¡que suenen fuerte!

Mira qué bien
el quiosco ya tiene
cosas que ver.

Si os duele la tripa
sale una cana
¡doblad las rodillas,
cantad con ganas!

Y mientras tanto
por el camino
vamos andando.

Ya llevo la cuenta
del diez y el cuatro
¡date media vuelta,
cámbiate el paso!

Qué suerte loca
la quiniela del jueves
nunca nos toca.

Por la tarde ya voy
a clases de inglés,
de puntillas estoy
vosotras también.

Y mientras tanto
por el camino
vamos andando.

Mamá yo no como,
no tengo ganas,
ahora de este modo
batimos las palmas.

Y en la ventana
sopla ya Cristóbal
la leche manchada.

El peine que usas
me da tirones,
¡levantaos la blusa,
girad los talones!.

Y mientras tanto
por el camino
vamos andando.

Mi maestra me dice
que yo mucho hablo,
pues ve, corre y dile
que hemos terminado.

En la revuelta
de aquella esquina
echamos la cuenta.

Y mientras tanto
por el camino
vamos andando.
11
sin comentarios 75 lecturas versolibre karma: 103
« anterior12345