Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 151, tiempo total: 0.005 segundos rss2

Mi cielo

Nos cubre este manto negro
con mil campanillas blancas,
me rozas y una se mueve,
con ella el suelo a mi espalda

¿Tú qué dices? ¿Tendrá fin?
¿Me acompañas? Quiero ir

Cantas y cambian mis planes,
velas el suelo a mi espalda,
mejor me adentro en tus ojos
que estos sí no tienen fin
leer más   
12
13comentarios 76 lecturas versolibre karma: 83

El cielo

"Es mejor mirar al cielo que vivir allí"
(Truman Capote en 'Desayuno con diamantes')


Por las nubes teñido de ceniza
el cielo no se libra de la afrenta,
cegándose la tarde en la plomiza
borrasca despiadada y turbulenta.

Lo observas con mirada asustadiza,
recelas de que el sol torne en sangrienta
la estampa de esa imagen llovediza
del nublado anunciando la tormenta.

Y entonces lo comprendes al instante,
la gloria que hay detrás del proceloso
cielo, del huracán amenazante,

es mejor aguardarla desde el foso...
Lo incierto del Edén es inquietante
por mucho que lo cuenten muy hermoso.
16
10comentarios 87 lecturas versoclasico karma: 92

Encontrémonos

Encontrémonos
En la línea donde
El cielo se hace mar
O el mar se hace cielo.
No importa si tú eres cielo
Y yo mar o viceversa.
Lo importante es que haya
Tanta pasión en nuestra unión,
Que esa línea no exista más.
leer más   
9
5comentarios 61 lecturas versolibre karma: 83

Cada día

Cada día,
de la vida dudo.
Pero pensarte me da fuerza.
Existo al sentirte,
al respirar tu aliento,
al saber que me miras.
Se agita mi sangre si «finalmente» me tocas.
Si camino a tu lado,
si tu aroma huelo.
Mi corazón se alimenta cuando digo tu nombre,
cuando leo tus palabras,
cuando digo: te quiero.
Cada día,
de la vida dudo.
Pero dudo más cuando me pregunto si subo a buscarte en el cielo.


Omar Martínez González, 2019 ©
La Habana, Cuba.
leer más   
11
8comentarios 81 lecturas versolibre karma: 95

Aullando así, a la vida

...

Se escucha en mí a las amapolas cortadas
para una fila hebra del volar ciego,
y en ti, todos los santos se suicidan.
Y en mí, las batallas arden con alas doradas.

Entre rimas y desesperación,
entre encuentros y esquinas,
entre los rumores blancos de noches abandonadas
y un sueño del mar despierto.
Así, forjando mis huesos, vacilo.

Mi condición es ver murmurar al cielo
y ver en su lastre, a sus barcos sucios
llorando y gimiendo por el frío
aullando como un perro muerto, así a la vida.

Estoy atado a las espinas y a los claveles,
soy religión de un día y de una noche.
Estoy atornillado al panal de los sauces,
y en mí, todos los santos repiten mi nombre.

Tengo olor a sangre fina y a estancia en un bosque,
al danzar de los alambres blancos con púas,
soy un desierto lleno de polvo y muertos
y un compás ardiente sin dientes de acero.

Se escucha en mí a las amapolas cortadas
Para una fila hebra del volar ciego,
Y en ti, todos los santos se suicidan.
Y en mí, las batallas arden con alas doradas.
11
4comentarios 84 lecturas versolibre karma: 101

Está regando el tiempo

La carta mas cruel
Me esta jugando el destino.
Desde que te has ido,
No puedo borrar tus huellas
de mi camino.

No puedo olvidar tu mirada
Atrapante, como un canto de sirena,
Oscura y brillosa,
Como una espléndida luna llena.

Me dice el cielo
Que Se oxidaron las nubes
De tanto esperarte ,
Me dicen los diccionarios
Que no existen las palabras para enamorarte.

Vendrá la muerte
Y no sabré distinguirla del desamor.
Está regando el tiempo :
Me deshago en la lluvia, como una flor.

____________________________________________________

Posdata :este poema fue modificado y los notables versos que aportó gaby Gutiérrez ,serán utilizado para un poema que publicaré a futuro. Saludos.
leer más   
18
21comentarios 149 lecturas colaboracion karma: 107

Dientecito de león

La Luna es una flor
con aroma a cielo;
el cielo es una flor
con aroma a Luna: Y tú,
aroma de luna y cielo en flor.

De Instantes, 2013
leer más   
13
8comentarios 64 lecturas versolibre karma: 107

Cielo Nublado

La dama
Esconde su mirada

Detrás de un ramo de nubes
Su brilló

Lo tiene bien escondido
En la espesa bruma

Ocultando su silueta
Danzante

En alguna parte
Del espacio
Que gira entorno a ella
leer más   
21
12comentarios 79 lecturas versolibre karma: 98

Yo Soy Cielo

Yo soy cielo.

A veces,
contaminada de odio.
Y en más de una ocasión,
nublada de vista.

Cuando lluevo,
es porque llevo tiempo acumulado.
Acumulando muchas cosas,
que de algún modo tenía que soltar
rayos.
Y otras veces,
despejada, muestro todo mi potencial.
Incluso lloviendo de felicidad,
soy capaz de dar la vuelta al mundo
en con siete colores.

Yo soy, cielo.
Así que hazme calma antes que tormenta.
10
1comentarios 58 lecturas versolibre karma: 94

Plan de vuelo

I
Observar para conocer,
conocer para escuchar,
escuchar para callar,
callar para reflexionar,
reflexionar para transformar,
transformar para mejorar,
mejorar para vivir,
vivir para odiar,
odiar para amar,
amar para sonreír,
sonreír para sufrir,
sufrir para sanar,
sanar para ser feliz,
ser feliz para evitar
la destrucción total.

II
Morir para renacer,
renacer para valorar,
valorar para conservar,
conservar para sobrevivir,
sobrevivir para soñar,
soñar para despertar,
despertar para crear,
crear para disfrutar
(en esta esfera
cromática y caleidoscópica)
del Todo
que sujeta y libera
los sentidos
a la Nada del alma:

Razón del Todo.
Corazón de la Nada.
Imaginación.

III
En fin… leer, escribir,
embriagarme de todo aquello que sea interesante
e intoxicarme de fantasía para asumir, afrontar y replantearme
en esta realidad.

¿Acaso no hasta la simpleza es atractiva?

De Versos perdidos, 2011
leer más   
6
4comentarios 38 lecturas versolibre karma: 80

Creo

son estas flores
polvo de estrellas
como tú como yo
mas en aquella estrella
en la que te vi
atraparla no pensé
--------------
para seguir soñándote
dibujo alas cada vez
hilos musicales
cantos celestiales
que llueven las tierras
armonizando almas
atajos cósmicos
rompiendo laberintos
mentales
vibrando en frecuencias
tan universales
tan íntimas
tan elevadas
como estas flores
como pieles sin edades
como nuestro paso
antiguo humano divino
de aprender
y no saber nada
como la sonrisa inmensa
inmersa en la melodía
del silencio que guarda
todos los secretos
las respuestas cruciales
como electricidad
como luz de tu amor
sin resistencia
sin identidad
que en presente infinitud
se lleva el dolor
leer más   
14
6comentarios 74 lecturas versolibre karma: 100

De-presiones

de la voz oscura vete
de la voz oscura nazco
muero
me absuelvo..
-----------
la garza de pata rota
agoniza en el crujido del almendro seco
no le cae ni gota en un mes de enero..
-----------
en el regazo del sueño
premoniciones simbólicas
amor y bofetada
maestro prohibido
en mi palabra
sofoco comprimido..
leer más   
15
10comentarios 84 lecturas versolibre karma: 103

ya lo sabrás

Desastre.
Caos.
Desesperación.
Destrucción.
Los niveles altos
de azúcar no importan
cuando esos cuatro
pecados sobresalen por
la tinta roja y oscura
del papel.
Ya lo sabrás,
nací en mitad de una guerra,
Troya temblaba cada vez que
mi llanto acontecía;
los dioses se hacían realidad
y ni sus cantos en la luna
o historias en las estrellas
me hacían callar.
Ya lo sabrás,
nací herida y con heridas
de una batalla que había
comenzado nueve meses antes
de quemar mis pulmones.
No sé cómo sucedió,
incluso antes de nacer
sabía que el mundo
estaba lleno de tachones
y errores y que yo
podría ser
uno de ellos.
Al menos sería parte
de algo más grande que yo.
Ya lo sabrás,
que no creo en casualidades.
El universo no estará orgulloso
de mí
y debería estar agradecida
por ello.
Ya lo sabrás,
toda mi tinta está gastada.
Nada de rimas o
cancionea dulces,
con limón o sal
podrán mejorar esto.
No podré evitar dañarte o
perderte
porque todo lo que toco
se rompe,
no podré evitar
estropear el castillo
de naipes en el que
nos encontramos.
Ya lo sabrás,
soy una bomba
con los cables pelados
e imposible de desconectar,
explotar es una opción
cuando el mundo va
a contrarreloj.
Ya lo sabrás,
estoy tan rota
que podrías ver a través de mí
y atravesar mi pecho con tu mano.
Podrías coger mi corazón
y no dolería,
muchos lo han apuñalado ya,
no hay sangre ni nervios
que puedan hacerlo latir
otra vez con la pureza
de lo inocente,
solo me decora
narrando historias
de inexplicable sufrimiento.
Ya lo sabrás,
las noches son difíciles.
Las pastillas son caramelos,
nada evita los bailes de salón
en mi cuarto a las cuatro
de la mañana.
Los planetas cayendo o
los meteoritos ardiendo,
la oscuridad siendo ruidosa
y los demonios haciendo
el amor bajo mi cama
porque
no se me ha permitido
ver la belleza de este mundo.
Ya lo sabrás,
el drama y la locura
son mi herencia.
Mis lágrimas no son
de cocodrilo,
sino cristales que se clavan
en mi rostro y forman
cicatrices que podrían
ser constelaciones
si quisieras.
Pero no lo serán,
por más que espere.
No serán más que dolor
queriendo salir
e inundarme,
ahogarme más de lo que ya
lo estoy.
Ya lo sabrás,
que no puedo cambiar
las cosas.
Tengo el autocorrector desactivado,
mis acciones y palabras tecleadas
por teléfono,
mis frases rasgando mi garganta
serán lo que me defina.
Puede que el karma
me aprecie los suficiente
para darme más luz
cuando esté perdida en el bosque
y no castigue mi pasado,
ya he cumplido mi(s) pena(s).
Ya lo sabrás,
y aún así
yo nunca sabré
porque me quieres
y ves en mis imperfecciones
oro y diamantes.
No soy tu heroína,
no soy una leyenda
que merezca ser contada.
No me subas a un pedestal
del qué podría caerme
ni me permitas escribir
o fotografiar los rincones
del mundo
por si cometo algún error.
Ya lo sabrás,
que soy un desastre,
un caos desesperado
y destructivo.
Ya lo sabrás, más que nadie,
y aún así,
no consigo alejarte.
Ya lo sabrás,
y aún así,
no vas a dejarme.
11
2comentarios 45 lecturas versolibre karma: 93

Puertas

Puertas abiertas, cerradas;
de plástico, metal, cristal o madera;
grandes y pequeñas,
mágicas y secretas;
que nunca deben abrirse,
que siempre deben cerrarse;
giratorias, eléctricas,
corredizas, oxidadas;
recién pintadas, con ojos;
del sueño, del corazón, del alma,
imaginación y conocimiento.

Puertas del Infierno.
Puertas del Cielo.
Puertas de la Esperanza:
negras, blancas, verdes,
azules, amarillas, grises,
rojas, invisibles.

Puertas,
puertas,
puertas:

Posibilidades de liberación y encierro.
Uniones de tiempo y espacio.
Entradas a la náusea y al placer.
Recuerdos, mentiras, verdades.
Tentaciones, trampas, voces.
Ausencias, presencias, rostros.
Salidas al mundo, a la fantasía, al terror.

De Sombras, 2012
leer más   
11
2comentarios 63 lecturas versolibre karma: 95

Juro que es verdad

Vuelan las hadas
con luminosas alas
en el jardín nocturno
de nuestros encuentros
eres la luz de ese mundo
que habita mi lado izquierdo

oigo el rumor del mar
suavemente llamándome
te busco en la oscuridad
tentando a ciegas el aire
con las yemas de mis dedos

no te encuentro, te escabulles
como agua de mar entre los arrecifes
me estrello en el acantilado
de mi aislamiento

oigo al viento clamar mi nombre
la oscuridad me ciega no te veo
te busco en el armario de mi alma
quiero vestirme de luz
antes que la noche se vaya

Nunca fui la misma
extraño tu calor, nacer sin ti dolía
no fue igual vibrar en otra vía
pero se madura al amar

Y al aparecer el alba
mis ojos se llenan de tu luz
con el sol de la mañana

No necesito que me despiertes
no ha sido un sueño escrito
en un cielo diáfano de verano
juro que es verdad,
siempre existe alguien que lo sabe
porque vive un amor igual.

MMM
Malu Mora
leer más   
18
18comentarios 97 lecturas versolibre karma: 100

Red: Explosiones en el cielo

Para Ann

En un lote baldío,
cielo lleno de basura y flora marchita,
una gatita busca alimento
para saciar su hambre de riesgo promiscuo.

Anda sigilosa.

Siete pares de cucarachas la observan sorprendidas
mientras se beben de botellas rotas el sosiego,
su alma desolada,
y la fragilidad de la nena de ojos infinitos.

El “Porque eres tú. Siempre eres tú.
Siempre lo supe. Oh, eres tú…”
que cricrían tres grillos la distrae.
Un perro cojo con la piel pegada a las costillas
la sigue con mirada lasciva entre sombras espesas.

Ha encontrado a su presa:
una rata cocainómana con el hocico roto
y los ojos fijos en las moscas celestes.

Se acerca. Da un salto. Todo enmudece. Nada se perturba.
Estallidos: un ladrido lastimoso,
un maullido desesperado, cricrillos apagados, oscuridad.

—Aún no, pequeña fiera. Aún no estás lista para ser y probar tal carne —
dice un vagabundo acariciándole su pelo color chocolate oscuro —.
Para evitar indigestarte deja que tus entrañas maduren.

De Caminantes, 2017
leer más   
5
sin comentarios 28 lecturas versolibre karma: 67

...And the Rain

Noventa (d)años.
Noventa suspiros
y conspiraciones
es lo que su corazón
había latido
y
gastado al ritmo
de la melodía,
sin miedo a ignorar
cualquier nota
o golpe de batería.
Podría haber parado,
cansado de bailar
y hablar
solo cuando la música
despertaba;
podría haber llorado
la sangre que bombeaba
y quedarse pálido
sin más historias que guardar,
volviendo a su cuerpo
mudo.
Noventa eran las veces
que aquella canción
había rasgado sus pulmones,
noventa eran las horas
(infinitas)
que sus ojos
habrían podido vivir
si no fuera por el
despliegue del mundo.
El cielo gritaba
el nombre de todos aquellos
que le habían escupido,
las galaxias se fusionaban
y creaban colores ciegos
a la vista humana.
Las estrellas explotaban,
su polvo
y
humo
más brillantes que
cualquier futuro
se posaban en las almas
de aquellos que vagaban
cómo fantasmas por el
universo.
El mar estaba muriendo
de deshidratación,
los eclipses se paseaban
cada vez que las agujas
se movían del reloj,
en menos de tres minutos
el mundo perdería su cordura.
La canción comenzó a recitar
sus últimas estrofas como
si de un testamento
se tratase.
Los recuerdos emergieron
cómo nubes y pompas
en una tarde de primavera;
el segundo amor que resultaba
imposible de explicar,
la impotencia del tiempo
al no tener palabras
tangibles
ni piel donde poder
grabar a tinta
aquello que el neón
y el alcohol
habían conseguido.
And the rain came down,
down, down, down.

Los recuerdos estaban
en el aire,
inflamables,
indomables,
ardiendo como
el cuerpo ardió
aquella noche.
And the rain came down,
down, down, down.

Sus miradas se encontraron,
más perdidas que nunca,
en un mar de luces
y hormonas revolucionarias.
Todo era posible,
todo estaba permitido,
la electricidad quemaba
sus venas creando
carreteras desiertas
sin destinos.
And the rain came down,
down, down, down, down, down.

Sus pies no tocaban el suelo,
eran ángeles sin propósito
y mucho tiempo que perder.
Sus manos de cuerda
se ataron,
el hilo tenía múltiples
nudos imitando
las posibilidades no escritas
de los multiversos.
And the rain came down,
down, down, down.

El beso apareció sin prisa
pero con rabia
por no poder definirse
más allá del papel
o la palabra.
La conexión
de dos almas rotas,
raabta.
And the rain came down,
down, down, down.

Minuto cero
y el mundo había enloquecido.
Toda leyenda o
mito era solo
la desesperación
de vivir en un planeta
enfermo.
And the rain came down,
down, down, down, down, down.

Oscuridad
y silencio.
11
2comentarios 64 lecturas versolibre karma: 100

Corazón de demonio

Decidiste descender al Infierno,
con la rosa mística de tu pecho,
para levantarme y florar el lecho,
donde solitario vuelve el invierno.

Zurcí mis alas y aprecié lo tierno,
de compartir con un ángel desecho,
casi siempre sonriente y al acecho,
de suicidios astrales, lloro eterno.

Lluvia de blancas palabras: amor,
miedo, nostalgia, cólera, alegría;
cayó ligera, y regresó el terror.

Te fuiste afirmando que era apatía
el abandono azul en mi interior.
Gracias. Estoy bien. Yo no mentiría.

De Caminantes, 2017
leer más   
3
4comentarios 41 lecturas versolibre karma: 48

Cuándo el cielo cae y los océanos se elevan

Cuándo el cielo cae
y los océanos se elevan,

deja que tus dedos se
entrelazen con los
míos,

y deja que el mundo se vaya.

Quiero ayudarte a recordar
que incluso si este mundo termina.

Pero algún día no habrá un día.

Solo la luz de tus ojos.

Che-Bazan.España

www.youtube.com/watch?v=02VJ-Y1IXzI
leer más   
14
4comentarios 120 lecturas versolibre karma: 90

"Una escalera al cielo" (3 Jotabé)

I
Anoche mirando al cielo te recordé
y mi corazón se preguntaba… ¿Por qué?

no tuve contestación, solo incertidumbre
mis pupilas irritadas como costumbre
no conciben que tú, estás en aquella cumbre
y desde allí tu recordada alma deslumbre.

Ansiaría, que estuvieras aquí a mi lado
pero es imposible… lo sé, mi bien amado

me consuelo con pensarte… no imaginé
lo que sería estar, sin tu luz que me alumbre
y me guíe por el camino tan buscado

II
sentir que tú no me estarás acompañando
deja un gran dolor en mi corazón andando

mas se, que no quisieras que me deprimiera
y que tu muerte, en mi pensamiento incidiera
mas yo, solo deseo una larga escalera
que me lleve al cielo y darte un beso pudiera,

solo debo cerrar mis ojos y soñar
que nuevamente nos volvemos a tocar

mientras por el paraíso vamos volando
todo es hermoso que, despertar no quisiera,
pero, Dios me dice que debo regresar…

III
Despierto volviendo a mi vil realidad
pero, todo lo veo con más claridad

tu alma y cuerpo en un celestial lugar están
me cuidarás como mi fiel ángel guardián
con toda luminosidad y gran afán
a mi vida te adherirás como un imán

y jamás, de mis recuerdos te me saldrás
por el resto de vida… en ellos vivirás

yo, te lo prometo de aquí a la eternidad
mi querido y tan inolvidable Germán
de mi corazón siempre parte formarás.








Clementina Bravo Rivera
Cleme_Eternamente
Arica - Chile.
leer más   
16
22comentarios 112 lecturas versoclasico karma: 103
« anterior123458