Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 22, tiempo total: 0.003 segundos rss2

Cobarde Osadía (Soneto)

Cosume mi alma pasional tormento,
abrumada voluntad sin conquista,
alcanzar eximio amor sin aliento,
mi timidez es intento conformista.

Acanzar estrella del firmamento,
con la miopía de cegada vista,
pusilánime yace el juramento,
en actitud frustrante y pesimista.

Cautivante es el amor de una mujer,
que a su cima se llega con valentía,
escarpados retos habrá que vencer.

Superar los abismos de osadía,
avalanchas de miedos que retener,
salir avante a pesar de la cobardía.

Autor: Profr Mucio Nacud Juárez
(Junio 2020)
Derechos reservados
leer más   
11
12comentarios 139 lecturas versoclasico karma: 101

Suicidio

No huyas, ¿de que huyes?
de la vida, para mi una mentira,
feliz, divertida, adorable, todo mentira,
¿me juzgas?, ¿no me juzgues.

Ya, pero no te lamentes
no sientas pena ni ira
llora, no te maldigas
si no lo sientes, ni lo pienses.

Siempre sólo, perdido, con miedo
en silencio llevo la pena, la condena
llevo mierda en mis entrañas, no me quiero

Podría hacerlo, !siii!, cortarme las venas,
eso sería cobarde y obsceno, ¿y veneno?
recapacita, se un hombre, cuentame tus penas.

El, reclinó el sillón y todo pareció cobrar sentido.
Miedos y fobias cobrarían vida, saldrían del olvido,
y por 60 € hoy, el rojo, sólo sería vino.
leer más   
5
2comentarios 136 lecturas versolibre karma: 45

Cobardía

Fiebre de auroras junto al océano de tus labios

mis pupilas dilatas
cual hormigas devorándolo todo
convirtiendo en campanadas tu febril recuerdo
que cada vez
cada vez más
se descubre en la madrugada
en el anochecer de cada nuevo día
sollozando un adiós
imprudente, altanero
que solo fue posible
por mi cobardía.
leer más   
10
2comentarios 137 lecturas versolibre karma: 52

Cobarde

Quise frustrar
una parte del pasado
arrancando el corazón
a todo cuanto latía
con una rabia contenida
como desde hace milenios.

Quise despojarme a conciencia
del inconsciente encadenado
a tus manos.
Porque tus manos
son producto del amor,
y el amor engendra vida.

Es preciso decir,
que no me daba cuenta del daño
mientras los ojos y el alma
le daban la espalda a tus milagros.
Quise quedarme sin nada
antes de que volviera el dolor
y me enfrentara contigo.

Ahora, apenas sin aliento,
hago latidos del recuerdo
y los echo a volar
hacia el rumor de tu vientre
que alberga melancólico
razones para no olvidarme,
como un ramo de flores cortadas
que no acaba de secarse.

Sólo cabe esperar
que des media vuelta
y te marches,
pintando mi insolencia
del color del miedo arrepentido
con esas benditas manos
que hace algún tiempo,
agarraban las mías para salvarme.

Me lo merezco.
La soledad por amante
y como morada, tu olvido...
Por cobarde.
leer más   
9
10comentarios 187 lecturas versolibre karma: 81

Eras... tentación

Me atrapabas...
como hiedra que amarra y enreda el corazón.
Como seductor indiscreto y desatado,
asaltabas los montes de mis indecisiones,
conquistando mis quietudes.

Pude dejarme llevar por tierras ignotas.
Y sentirme invulnerable a la angustia de perderme.

Olvidar mi serena estabilidad,
mi centro seguro y palpable.
Jugarme en una mano la partida entera.

Apostarlo todo...
corazón, Alma y piel a cambio de nada.

Pero oculta y cubierta de musgo,
amilanada y recortada por recatos aprendidos,
ya no daba más de sí.

Cobardía que mide y sopesa,
que calcula y que frena.

Eras mi peligro, mi tentación.
Mi lobo en las noches de luna llena.
Indómito caballo de bellas crines,
que me lleva veloz
conquistando apasionadas locuras.

Y yo retuve las riendas.
Sin extensión posible
cerqué tu trote salvaje y te aparté de mí.

Ya no hay luna,
ni noche que arriesgar, ni montes que trepar.
Fuiste lo que quise que fueras,
tan sólo una sombra de lo que pudo ser.

Ahora... solo quedan recuerdos;
también reproches que no me perdono.

Y porque duele...
de mi memoria te tendré que arrancar.
16
16comentarios 194 lecturas versolibre karma: 95

Me pesa la culpa

Hoy me levanté con tantos deseos de verte,
hay sombras que se imponen ante mi corazón,
la impotencia... lo imposible de poder tenerte,
mi mente alucina con la imagen de tus ojos.

Un día más, y en mi corazón pesa la culpa,
la negligencia, de un abrazo en su tiempo,
batalla mi alma, quedando mi fuerza nula,
la razón solo vive en el triste recuerdo.

Mis ojos nublados, te buscan con desespero,
hay tanto silencio, mi seca alma se convertía,
en surcos y fuentes, al escuchar tus te quieros,
más hoy, pensando en tí, lamento mi cobardía.
leer más   
14
2comentarios 74 lecturas versolibre karma: 110

Cobardía

Los poetas somos tantas palabras,
tanto romance y pasión
pero al momento y hora de enfrentarnos
realmente al amor somos tan cobardes,
teniendo en frente mil y una oportunidades
de gritar los sentimientos derramados en papel
sólo nos retraemos
y encerramos en la habitación del silencio
y allí perecemos
lamentándonos el haber desperdiciado el momento dado
y volvemos a llorar entre hojas todo lo que sentimos
y gritamos con toda nuestra alma en nuestras letras,
en cada palabra una utopía,
y dejamos florecer un poco más ese amor guardado,
y por Dios,
dónde esconder tanta cobardía.
leer más   
10
4comentarios 59 lecturas versolibre karma: 98

Noches

Le había revelado mis amaneceres,
me tomó fuerte de la mano
y desaparecían sus duelos

Más con la llegada de los fantasmas
entonando himnos balbuceantes
olvidó mi alba
y, la cobardía no le permitió
ver el otro lado de luna

¡Cerró sus ojos!

Pasaderos fueron sus destellos
no percibió que,
de mi caos,
en mis noches,
nacían nuevas estrellas.

-Carla Molina-
leer más   
8
6comentarios 112 lecturas versolibre karma: 75

Trinchera de juguete

Incapaz de lidiar de frente
lo que te agobia y atormenta
escondido en unas líneas
agredes de forma incorrecta.

Hacen falta “pantalones”,
retar el apocamiento
no imitando fanfarrones
por ansiado lucimiento.

Cosa triste el fingimiento,
mostrar solo el flanco aseado.
Con el egoísmo de epicentro
la tortura habrás prolongado.

Bienvenida la competencia
es de “nobles” aceptarla,
no eludiendo la contienda
para ganar complacencia.

Y por letras no paramos
aún queda bastante tinta
la metáfora formamos,
continuamos con la finta.

Mucio Nacud (autor) 2019
Derechos reservados
22
14comentarios 173 lecturas versolibre karma: 122

Miedo

¿Qué te hace tan resistente?
Siendo sólo una emoción.
Como el resto de tu especie,
incomprensible alucinación.

Acorazado por una amenaza
relativa con que amedrentas,
la resolución se adelgaza
por el conato que aparentas.

Adrede empleas simpatías,
sin pretensión de perderlas.
Se han de rendir pleitesías
aunque reinen las tinieblas.

Súbditos en excedencia
forman tus vastas huestes,
ariscos de consecuencias
en caso que te molestes.

A las represalias alergia,
el común denominador.
Se antepone la comedia
del proyecto simulador.

Omitir, revelar o rebatir,
los episodios alarmantes.
Ya no se diga escribir,
es además “frustrante”.

Recurres al calificativo
con un vigor muy efusivo
en tanto aplaudes pasivo
victimando a tu “enemigo”

No equivale tener miedo
a experimentar temor.
El último es por instinto
el primero es por traidor.



Mucio Nacud (autor) 2019
Derechos reservados
15
7comentarios 250 lecturas versolibre karma: 114

El reencuentro

He sentido la emoción del reencuentro,
Pero no fue como pensaba, deja te lo cuento.
El encuentro que se dio en un triángulo imaginario
Hizo que se escribiera en un segundo mi epitafio.
Un problema no se enfrenta de frente, si no por los lados
Pero de perfil todo se ve muy alterado.
La perspectiva ha cambiado tanto
Que mejor lo dejaba como había imaginado,
Porque ya todo me parecía un sueño lejano
Y eso lo volvía todo muy idealizado.
Pero la realidad es a veces muy diferente
Mientras escribo esto lo comprobé nuevamente.
Y es que es tan triste que estas cosas pasen.
Debo de alejarme de todo antes de que estalle,
Y me pierda tanto que ya no me halle.
Pienso que a la próxima debo ser más objetivo
Para pensar bien y tener claro el objetivo,
Aunque puede que esto me vuelva a pasar
Pero por ahora, como en aquel poema, la dejaré pasar. . .
leer más   
5
1comentarios 41 lecturas versolibre karma: 70

Espectros enajenados

Herencia de mil fracasos,
de sueños que quedaron en el tintero,
recordando los anhelos,
de aquellos años dorados.

Espectros enajenados
rondando mi alma,
como lobos hambrientos,
acechando a su caza.

Un verdadero cobarde
cuando de mis sueños se trataba,
recorriendo pisadas,
que no encajaban con mi talla.

Vacilante en la llamada,
de temer una emboscada,
preferí mirarme,
dibujandome sentada.

No fui mas que un saboteador,
de mi propia vida,
creyéndome las mentiras
que susurraba la calma.

Que no fueron más que fantasmas,
en la quietud de mi perdición,
exclamando redención
de mi propia alma.


Autora: Claudia Viviana Molina.
4
2comentarios 72 lecturas versolibre karma: 61

Mi cobardía

Una vez la vi
y fue como verla mil veces,
quedó grabada en mi memoria.
La vi de cerca y silenciosa
y yo callado, como siempre.
Me pareció tallada, tan perfecta,
como obra de manos de un artista;
quedé paralizado, como siempre.

Aún sobra en mi garganta
el aroma de su perfume;
flores del campo…
La tuve tan cerca,
casi al roce de mi piel.
A la distancia de una ligera expresión de mi parte:
de una corta palabra, de una frase tal vez;
extender mi mano puede haber sido suficiente...
Pero la dejé irse
y volví a quedarme solo
y callado, como siempre.
3
sin comentarios 33 lecturas versolibre karma: 23

Únicamente veo ruinas

Mírame. Aferrado a esta columna vertebral que me mantiene erguido entre primates. Ponderando los atractivos de la muerte o la posibilidad fútil de seguir inhalando oxígeno para sobrevivir a otro mediodía. Lleno de palabras crudas para que el futuro comprenda la importancia de una voz sin anatomía. Mírame. No hay razones aparentes para la melancolía y sin embargo a mi alrededor se multiplica la tristeza. Quebrado como estoy por un rayo amigo. Mutilado por una bestia que no atiende a caricias. Ignorado en el reparto de los sueños porque el tiempo invernal que me cobija decidió abortar toda alegría. Explorando los delirios de la mente en un viaje cuyos paisajes acaban siempre en pérdida. Mírame. Abotargado entre multitudes raudas cuyas prisas no comprendo. Roto como porcelana antigua sobre el damero de una mansión abandonada. Garabateando símbolos sobre la arena de una playa que ningún mar acaricia. Únicamente veo ruinas. Allí donde hubo gigantes invadiendo el cielo con sus agujas inflamadas. Mírame. En este funeral de cuanto pudimos haber sido. En el sepelio por los sueños que son hoy cadáveres asesinados por nuestra pereza o cobardía.
1
sin comentarios 26 lecturas prosapoetica karma: 8

Cobardía

Yo sigo aquí, como desde el primer día
En el mismo lugar, sin la misma osadía

Solo y triste, gritando en silencios vagos
Sé que no escucharas, aún asi lo hago

Irradiando estás en medio de la oscuridad
Cautivante mirada que me otorga claridad

Abrazado a tu recuerdo podría vivir
Rechazando la idea de dejarte partir

A pocos pasos de llegar junto a ti
Una cobardía se apodera de mí
La que me impide ser feliz.
leer más   
3
sin comentarios 58 lecturas versolibre karma: 22
« anterior12