Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 11, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Crematoria

Como si se hubiese levantado
impregnado de una santidad que no le es propia
con esa aureola mortuoria
desde el cenit nos regenta el cuarto menguante
rosáceo
en sus arcoiristados óxidos toscanos
como el gastado ardor de la aurora mustia
que ahora asoma su pesado abismo
por la celeste cornisa del levante.
Esto es Crematoria
y a seis palmos suboscuro
ya viene el puercoespín del Sol.
El amanecer
se encargará de hacer girones
los efluvios tules de esta media rosa láctea
que
desde arriba nos bendice
con su pútrido fulgor.
Ese resplandor gaseoso
con el que se atabian los muertos pálidos.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
16
5comentarios 82 lecturas versolibre karma: 92

El seto se derrama

Allí donde siempre está erecto el asta
y a veces se enarbola la bandera
allí a los pies del falo
hay un corazón de seto
que es como un nudo gordiano de verde de espinas
de donde brotaban aserradas púas
de una limonaria en verde primavera
brazos vegetales que amarillean
clorofilas hambrientas
de la diaria dádiva del Sol.
Allí está el seto
derramándose otra vez de su forma
el perfecto corte militar que se atomusa
y va soltando esa salvaje belleza.
Pronto será podado
por la tijera del cuarto menguante.
El acorazonado seto se derrama
como una salpicadura de agua estática
una roca...
quebrantado la imperturbable paz
del espejo en un estanque.-


@ChaneGarcia
...
12
3comentarios 81 lecturas versolibre karma: 105

La musa calva

Estaba allí sentada en el trono
a plena terraza
y con los lobos del viento lamiéndoles las espelucadas cabezas.
Le cortaban el negro cabello
podando a cero la enredada tomusa
y salen volando algunas caspas lumínicas
puntos blancos de luz que
cual si fuesen chispas de hadas escapando del crepitar de una hoguera
se arremolinan todas
otoñadas
en la reguera de un gastado papelillo ya sin fiesta.
Sobre sus crismas las asentaba el reino un cuarto menguante
la hoz de la tijera había pasado
dejando yermo el Gólgota de este albo calvario
ahora...
es un campo de Marte.
El filo se lleva consigo todas esas altas yerbas
que secas
le coronaban en nido de chuchuas
el rosado fósforo de su enloquecida cabeza.
Quedó calva como una musa enferma
... convaleciente...
convocando a los nuevos flujos capilares.
Era una diosa sin cabello
o el tránsito de la oportunidad encarnada.-


@ChaneGarcia
...
12
3comentarios 124 lecturas versolibre karma: 100

La casita

Sobre la colina se desliza un verde insaciable.
Detrás del molino de viento, de blancas paredes untado, se divisa la casita, pequeñita de dos cuartos.
Sus muros dorados por el tiempo reflejan un sol amarillo pálido y, una y otra vez circundo su jardín bien cuidado.
El manzano lo plantó Eva; para tentarlo...rosas blancas y rosadas para adornar la estancia y un banco de madera en el ángulo de la baja muralla donde el viento, tiene prohibida la entrada.

Sentada en ese banco te espero, siempre te espero...
Las cuatro estaciones conocen ya mi mirada; puesta en el camino y con ansias fijan mis ojos los árboles que acompañan el paso de caminantes que suben y bajan el pequeño altozano.
En el invierno, copos de nieve se amontonan a mi lado, pienso, en tu cabello cano...
Bien te sentaría estar a mi lado, la leche tibia, tus galletas y el asiento para ti guardado...
Siempre te sueño, junto con la casita, pequeñita de dos cuartos...
leer más   
20
18comentarios 198 lecturas prosapoetica karma: 103

Me recuerda a ti...

.

Todo me recuerda a ti, como en la canción, donde tu sombra sigue aquí,
y la mía, desnuda pregunta y pregunta hiriendo a mi piel, siempre por ti,
escapando al recuerdo y volviendo a revivirte, sin poder dejarte partir…

Y me escapo cada noche al viejo cuarto cerrado, donde éramos la poesía
con los cuerpos enredados, mientras bailaban las sombras,
vistiendo las paredes en penumbras…

y entonces regresas con las dudas, a mi corazón sin certezas,
cuando trato de olvidarte, sin lograrlo, en otros brazos…

Y regreso masoquista de la historia, a recordarte a solas,
y que nada fue perfecto, cuando te creía mío,
sin saberte compartido…

Son las cuatro paredes, y sus sombras, las nuestras,
el cuarto del amor que eriza mi piel, con sombras malditas,
que me llama por las noches y pensándote me excita,
para volver a amarme por ti, para volver a odiarte,
sin mi…

Odiarte, porque me enseñaste como no se ama,
amarte porque es mi piel, mi corazón, la vida que late y te reclama,
sin poder arrancarte, o sin querer, porque mientras las sombras bailen
en nuestro cuarto, y yo baile con ellas, no podrás marcharte del todo,
de él, ni de mi…

soundcloud.com/lola-bracco/todo-me-recuerda-a-ti-como-la (Lola)

.
11
sin comentarios 97 lecturas versolibre karma: 94

Las fases de entretiempo

Otra vez gira el calendario,
buscando caer en esos nichos cóncavos
de los equinoccios lunares:
pasteles de miel picados por el ecuador del ombligo.

Esas dos fases intermedias de barrigas divergentes,
apuntando a los cardinales opuestos,
obligándonos a doblar la cabeza hacia arriba,
dando nacimiento a las espesidades de los bálsamos
en la lentitud de estas mareas muertas y cuadradas.

La hora propicia para lo tranquilo,
y de permitir el devenir de las cosas,
de que se precipiten escamándose los sedimentos del alma.

Que cada peso ahueque su inherente colchón,
que cada cosa vuelva a su lecho antiguo,
a la natural roca de su madre.

Llegó el momento de los cortes y las podas apicales,
esos pellizcos vegetales en lo de la krisma,
cuyo efecto sutil a la postre será contundente.

Llegó la hora de las rondas de rimas,
y de los degradés en rosa grisáceo.
De todas esas difuminaciones sin sexo.-


@ChaneGarcia
...
9
1comentarios 106 lecturas versolibre karma: 78

Un corazón deshecho

Hoy he vuelto al cuartucho en el que compartimos tanto,
sigue igual, no era mío, había muchas cosas que no pegaban
en la imagen idílica que todo el mundo ansiaba.
Creo que me descuartizaste por fuera y yo me deshice por dentro.

Hay poco más que una verdad a medias aquí,
por costumbre a mis penas demasiado bien las cuido
ruido sería la palabra con la que debería de seguir
pero si escribo esto es porque nunca daré seguido.

Este retorno instrascendente me ha hecho volver
sobre las huellas que dejé
y en las que nunca debí de haber caído.

Lo que vosotros hacéis
por beneficio o placer
a mí siempre se me ha exigido.
18
4comentarios 119 lecturas versoclasico karma: 101

Exilio

Se me hace imposible
mirar a otro lado:
traigo el dolor en cuarto creciente.

Lo veo a través de la trayectoria de la bala,
aunque no esté frente a ella
ni la sangre que emana del cuerpo sea la mía.

Con cada disparo
se hunde el país dentro de los heridos.

La tierra de mis padres
parece ser un monstruo
hambriento de exterminio.

No, el exilio no es un sueño.

Es esta pesadilla recurrente
de seguir con vida dentro del ataúd.
leer más   
6
1comentarios 112 lecturas versolibre karma: 45

La esquina de tu cuarto...

Las luces se desvanecen poco a poco
y las paredes se tornan de blanco a un rojo pálido
seductor y palpitante
como nosotros a media luz.

Poco apoco un velo cubre el cuarto
mientras otro cae de nosotros,
la tenue luz roja nos convierte
en un adorno más de la habitación.

Se acaban las inhibiciones
y de pronto todo es una mezcla,
el buró, la lámpara
el reloj
y nuestros cuerpos.

Todos en la misma escena
que nos remonta tanto a una guerra
como a una completa rendición
ambos somos conquistadores y conquistados.

Nuestros rostros
ahora trascienden la figura de nosotros
y se mimetizan con el ambiente,
nos volvemos uno con nosotros
y con el universo.

Y poco a poco la calma llega
la respiración agitada
y al alma también.

El cuarto comienza a desdibujarse,
el rojo se diluye en las paredes blancas,
sólo queda ese resquicio de nosotros
con el rojo intenso,
mi sitio favorito
de la esquina de tu cuarto.
5
sin comentarios 48 lecturas versolibre karma: 61

Mal augurio

Cuarto creciente quebrado
por el halo de una nube rota
empedrada y negra
cual mosaico de carbón hecho añicos
y envuelto en su propia mortaja
un vaho tenue de luz amarilla y gris.
Mal momento para deambular
la calle y la noche
tentando al filo que se esconde en la esquina
la navaja se agazapa en la sombra
la larga calle es un camposanto del que provoca huir...
Ahí afuera
en algún sitio
asechan los espantos
carne fresca para la Llorona
a los que de parranda
tornan al acabar la tercera vela
"canto del gallo", susto en la nuca
embriagados por el licor de esta madrugada
embrutecidos por lo artificial del sueño.
Ojos inyectados
por el hedor de todo ese insomnio
vivo... muerto...
Negra y empedrada nube rota
formando un halo quebrado
envolviendo a este cuarto creciente.-



@ChaneGarcia
...
leer más   
4
3comentarios 37 lecturas versolibre karma: 68

La Luna sobre un araguaney

El cuarto menguante flota en su apogeo,
y regenta sobre el ápice de una copa exigua,
sedimentando a la sabia argentosa,
de un enjuto araguaney que se viste en flor escasa.
Sus guacharacas,
lo mismo que sus campanulas amarillas,
duermen friolentas el final de enero,
en la modorra pesada de una baja marea,
como si estuviesen a la espera,
hibernando
en el sueño de su próximo plenilunio.
¡Ah! ¡Qué hermoso trono sobre el bosque de bestias!,
gobierno de transito breve,
para ese medio pastel lunar,
torta y biscocho,
de queso y nata espesa.
¡Sencillamente hermoso!


@ChaneGarcia
...
4
sin comentarios 34 lecturas versolibre karma: 72