Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 2, tiempo total: 0.003 segundos rss2

Cielo celeste —sin rastros de nubes— enmarcado con flotado amarillo

Se desenrolla el último cielo vespertino
antes de que entre la noche
ya en sus estertores solares.
Era una hermosa celestidad de perla insolada
con esa orfandad de nubes
en la expansión imposible de lo abierto.
Su ajazminado limbo amarillo
va entramándose imperceptible en el degradé celeste
escaleridad de azules a lo oscuro.
Es como un lienzo trizado
en la áspera lija
sobre el que se cénitsea regente en su centro
la hemisferidad del cuadrátulo creciente
esa media lúnula rosada
arañando ya a los violáceos predios
que cercan la noche.-



@ChaneGarcia
...
leer más   
5
2comentarios 41 lecturas versolibre karma: 71

Talía de carne

Mirla camina sabroso por la calle
con ese tumbao de las morenas de oriente.
Lleva en la piel tatuada la flor de la canela
cuando sonríe se ilumina todo
con ese cerco perlado
de perfectos dientes.

Mirla te mira con esa mirada
que atraviesa el cuerpo, nítida
tiene la extraña habilidad
de leer las formas de adentro
te sabe, te adivina.
Nada se le escapa de reojo...
pero de frente es un ojo al tiro
y si por alguna razón fallase,
es porque lo ha hecho adrede
escudada bajo la premisa
de la segunda intención.

Mirla es como una delincuente
de cara amena
esa, que saluda a todos
con una sonrisa de equinoccio
ese Sol que calienta
y que espanta al frío
pero aún así no quema.

Cuando habla en serio
sus ojos parecen que ríen
junto con su boca de pumarosa
cuando lo hace en broma, es igual.
Nunca puedes enjaularle
la mirada burlona
siempre se te escapan
ese par de vivarachos
de aceituna amarilla.

Mirla...
Mirla es una Talía de carne
de cuerpo sereno
bien plantado
que juega y se desliza
como en su propia fiesta
que nos manipula
escabulléndose en un degradé
de negro malva
como de sangre manchada y sucia
entre las hojas rojas
de unos pámpanos de fuego.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
12
2comentarios 166 lecturas versolibre karma: 108