Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 327, tiempo total: 0.003 segundos rss2

Tentación

"La mejor manera de librarse de la tentación es caer en ella"
Oscar Wilde


Tentado por probar
el néctar delicioso
de la dulce saliva
que brota de tus labios.

Que la provocación
del tórrido suspiro
que emerge de tu boca
excite mis oídos.

Tentado por sentir
el fuego de tu cuerpo
ardiendo junto al mío,
quemándome la piel.

Que el tropical verano,
eterno de tus ojos,
inflame los sentidos
en pálpito divino.

Tentado porque el tacto
de tus sutiles yemas
me colme de caricias
en un roce continuo.

Y que me desafíes
con tu sensual figura
en un trance lascivo
que avive en mí el deseo.

Tentado por hollar
la cima de tus pechos,
la tibia calidez
que fluye de tu sexo.

Que tus fogosos besos,
incluso clandestinos,
afloren el estímulo
de ambicionar probarlos.

Tentado por anhelos,
por ansias de pasión,
a ritmo desbocado
latiendo el corazón.

Y conseguir al fin
que huya del pensamiento
la tentación atroz
de este perpetuo reto.
5
2comentarios 19 lecturas versoclasico karma: 78

Me despierto y no me dejas dormir

Llevo demasiadas noches
queriendo recorrer
tu cuerpo con mis besos,
tratando de guardar
tus aromas y sabores
dentro de mi pecho
y de mi lengua.

Llevo suficientes noches
mordiendo mis labios
como para saber
que cuando tenga los tuyos,
sobrará cada palabra que digamos,
cada plato que compartamos,
cada copa que bebamos,
cada paso que nos separe de la cama
y cada uno de los silencios
que provoquemos...
aunque disfrutaremos
de cada momento con la sabiduría
del que conoce la verdad.

Llevo bastantes noches en vela
como para ser consciente
de que disfrutaré tanto
como lo hagas tú,
que encontraré
cada uno de tus suspiros,
que buscaré dentro y fuera de ti
cada uno de los puntos
que te harán temblar
y que mis dedos y mi lengua
se estremecerán
mientras se arquea tu espalda,
mientras se mojan tus labios,
mientras mojas los míos.

Llevo leyendo tu mente
el tiempo preciso
como para saber que
aunque parezca que estoy
dominando la situación,
tomarás de mí tanto quieras,
cuando quieras... y entonces
me tendrás preso
no sólo entre tus piernas.
3
sin comentarios 21 lecturas versolibre karma: 55

El Deseo

Y el amor emerge,
mientras el odio sumerge.
La calidez los acobija,
mientras el deseo regocija.
Y la sangre hierve,
mientras el amorío se divierte.
leer más   
2
sin comentarios 27 lecturas versolibre karma: 26

El recuerdo de tus líneas

Tras nuestra cárcel
y tantos muros
estaba el gran jardín atemporal,
donde las aceras florecian
y los árboles nos hablaban,
a través de la caricia de la savia,
del sinsentido sabio de su corteza.

Fueron tuyas
todas mis lunas de junio,
regalo en la candidez de tus cejas,
mi presente la desnudez que me rogabas,
fuimos el poema de bienvenida
de todos los hechizos,
de todas nuestras patrias,
y nuestros pies una petición de auroras;
mientras avanzaban
como galgos en la noche
dejaba yo en tu risa uno de mis susurros,
un verso anónimo recitado por los dos.

Era tan delgada nuestra línea del deseo,
tan sutil nuestra frontera del placer,
que los árboles escribían,
día a día,
nuestra fidelidad sobre la piel del Sol.
leer más   
13
11comentarios 100 lecturas versolibre karma: 108

Corazón de titiritero

Para Ann

Ven. Deja que mis palabras te toquen,
sobre negras y azuladas alfombras,
antes de abandonarnos a las sombras,
haremos que nuestros cuerpos exploten.

Calla. Deja que mis manos te escuchen:
estoy dentro tuyo cuando me nombras
y estás dentro mío cuando te asombras
al saber que nuestras almas se quieren.

Anda. Ven. Liberaremos a besos
la húmeda caricia del infinito,
en nuestro pecho de deseos presos.

Iremos despacito, despacito,
para disfrutar quebrarnos los huesos,
después de cortarnos tiernos el hálito.

De Caminantes, 2017
leer más   
13
4comentarios 60 lecturas versoclasico karma: 91

Corazón de caramelo

Mi nombre en tu boca, el tuyo en la mía,
cuerpos descalzándose en la distancia,
existente entre la calma y el ansia,
de un colibrí libando fantasía:

néctar con sabor a la sincronía
del aroma a durazno y la fragancia
del río que empapa, con elegancia,
los valles de nuestra tierra baldía.

Me miras y te miro, suspiramos;
la calidez del viento veraniego
nos acaricia, nos besa; gozamos.

Dices: “Hasta pronto”. Digo: “Hasta luego”.
Nos nombramos. Somos. Nos separamos.
Hacer el amor es un dulce juego.

De Caminantes, 2017
leer más   
15
6comentarios 68 lecturas versoclasico karma: 114

Cuando muera

Entre prismas naranjas
y rayos que se rompen
en tu cabello
es como quiero encontrarte
de nuevo.

El sol a media voz,
tras el campo de juncos,
diciéndonos que la vida
fue un preludio.

Un horizonte llameante
que repase mis memorias.
Deseando yo que la vida
sea un preludio.
leer más   
13
5comentarios 100 lecturas versolibre karma: 95

Medialuna

Abrásame con tus manos
llenas de deseo
siente como mi piel
se complementa con la tuya.
Atrápame con el fuego
de tu mirada;
siente mis ojos crepitar
en la cúspide de la perdición
que es tu boca.
Descontrólate sobre mí
y arrebátame la poca
inocencia que me queda.
Soy un ser indefenso
cuando moras en mi cuerpo,
y no siento vergüenza
al decir que sin tus besos
me muero.
Absórbeme todo
el jugo de mi insolencia;
quiero depositar mi furia
en tu tesoro de medialuna
y si es preciso morir allí,
mientras agonizas de placer
en el lado más oscuro
de mi cama.
10
9comentarios 88 lecturas versolibre karma: 95

Sonríele a la vida

Deja que me trague
tu melancolía
sonríele al viento
y canta la dulce
canción de niña 
acurrucada entre las piernas
y el regazo de tu madre. 

Sonríele al atardecer
las blancas palomas
alzan vuelo.
Seguramente mis cálidas manos
te mecen
en esta noche de invierno.

Sonríeme niña hermosa
soy tu cruz clavada
en tu pecho.
Invernemos
nuestros corazones
bajo el fulgor de la estufa
de tu vaporoso aliento.

No llores niña hermosa
desde la distancia te sueño
y elevo mis plegarias
para que el señor tiempo
te devuelva
mil estrellas, mil lunas
mil soles o sino la galaxia entera.

Sigo aquí mirándote
y me eternizó
al ver tus labios de cerezo
tan pulposos y antiguos
como la llegada
de este invierno.

El arrecife de tu cuerpo
se estremece
así es el frío
cuando se cuela
por una rendija
del oscuro silencio.
Pero sonríele a la vida
el señor Dios
te lo agradece.

22 de diciembre del 2018

Con mucho cariño para
una entrañable amiga.
leer más   
21
13comentarios 86 lecturas versolibre karma: 110

Canción De Otro Tiempo

Que otros hagan
el edén del amor,
la sórdida ostentación,
las rotundas ofrendas
que sean espejo
de frívola armonía.

A mí sólo me importa
clavar en la memoria
y en el corazón
el momento presente,
los besos que emanan
al sabernos luz
de un deseo.

Este amor
que me cabalga en el pecho,
es sereno y puro
como un mar plateado
cerca de la noche,
suficiente para saber
que contigo nada es pasajero.



©Alejandro P. Morales (2019).
leer más   
24
28comentarios 126 lecturas versolibre karma: 111

"Cajetilla de esperanzas"

Yo sueño con lo prohibido
lo que jamás será mío
su boca incitaba alegría
causando una estela
rosada y violeta
que cegaba mi vista
y el humo de sus dedos
hacían círculos eternos
el pulso de la calle danza
yo me pierdo en sus ojos
en la noche prolongada
de su reflejo...

Yo sueño con la lluvia
que empape mi cara
con su ternura infinita
¡Oh con su frescura!
voy caminando en la acera
con mis pensamientos
retumbando tan caprichosos
con sus deseos, recordando...
lo que quiero ahora
lo que anhelo mañana
lo que siento en el alma.

Yo sueño veredas con su nombre
pasadizos secretos
a su dominio de hombre
bajo llave con tres candados
de hierro y silencio
su aura es verde que traspasa
laberintos de flores empedradas
Oh y cuando habla
el pulso de la calle danza
¡todos danzan, todos danzan!

Otra cajetilla de esperanzas
se acaba mi rosa de escarlata
sedienta de muchos besos
respirando un aroma mentol
sintiendo el sudor que le escurre
por el pecho aterciopelado y cálido
saboreando esos dedos de artesano...
Otra cajetilla y copa me llevo
soñando tenerlo en mis sábanas
de hilo plateado y mar de espuma
¡Yo sueño, yo sueño, yo sueño!




leer más   
18
9comentarios 116 lecturas versolibre karma: 103

"Tú mi deseo" Jotabé endecasílabo con estrambote

Eres la primavera en mi jardín
ese arcoíris que no tiene fin.

El delicado aroma de las rosas
me conmemoran a ti y tantas cosas
¿cómo olvidar tus manos sudorosas?
ardiendo en mis curvas vertiginosas,

buscando sucumbir en el deseo
te miro…, en tu respiración lo veo.

Sólo sintámonos hasta el confín.
Y en mi desnudez tus gemidos posas
los percibo..., en tus labios ya los leo.

Tu nombre balbuceo
en los limites de nuestra pasión
Amor infinito…, ¡oh que sensación!






Clementina Bravo Rivera
Cleme_Eternamente
14 de febrero de 2019
Arica – Chile.
leer más   
16
20comentarios 126 lecturas versoclasico karma: 96

Sólo cuando me miras, soy yo

Tengo en el estómago
un sentimiento de anticipación,
porque cuando llegue el momento,
sonreiré al susurrar en tu oído
mil secretos que ya sabes.

Confío en que para entonces
estén vacías las copas de vino
para que podamos llenarlas
de ganas de bebernos,
a pequeños sorbos,
a grandes tragos.

Entonces,
aprovechando la cercanía,
besaré tu cuello para guardar
los matices de tu bouquet,
mientras dibujo suavemente
con mis uñas la forma de tu espalda.

En ese momento,
la imaginación dejará
de una vez, por fin,
su espacio al deseo,
arrancándonos gemidos
entrelazando nuestras piernas
y nuestras lenguas,
aprovechando nuestros labios
también para basarnos.
5
sin comentarios 39 lecturas versolibre karma: 67

Palabras nuevas

.
No hay tantas metáforas, ni palabras justas
para decir como me amas, como se eriza mi piel
como me delatas con tu brillo…

Y se escapa en un vuelo de caricias mi cabello
esperándote, sin querer enredarse en mis deseos sin ti…

No voy a inventar palabras nuevas
no puedo explicar como siento
sólo eres tú escribiendo en mi mente
deletreando mil versos en mi piel…


soundcloud.com/lola-bracco/palabras-nuevas-tres-versos (Lola)

.
14
9comentarios 74 lecturas versolibre karma: 83

Juego de Tronos

Veo el mundo
a través de una pantalla
cuyos colores siempre se equivocan,
con el volumen demasiado alto,
en un sillón incómodo,
con los pies descalzos
sobre el más frío suelo.

Vivo de puntillas,
tratando de no hacer demasiado ruido,
ora viviendo para el amor,
ora no amando para sobrevivir.

Por huir,
huyo (a veces)
hasta de los placeres de la carne,
esos que me obligan a hacer gozar,
que me obligan a postrarme ante Venus
hasta saciar mi apetito,
que me obligan a buscar mi placer
de la forma más egoísta.

Sé que sigo siendo capaz de querer
porque quiero,
porque no conozco otro modo de sentir,
pero también sé que estoy forzándome
a la más absoluta y despiadada
falta de interés por lo que hay fuera,
mientras que en ocasiones
me descubro despreciando
todo lo que hay dentro.

Un juego de tronos
que no quiero ganar
de ningún modo.
8
4comentarios 53 lecturas versolibre karma: 87

Una guía rápida para entender que te amo

...

Un desenlace trágico para no estar en tu camino
y que ya no seas, pero eres.


Una guía rápida para no escribir
y no amarte, pero te amo.


Un silencio en calma y una voz perdida
para no hablarte, pero te hablo.


Un minuto en silencio
para no pensarte, pero te pienso.


Un instante de emoción y un golpe de suerte
para no existir, pero existo.


Un río inmenso de suaves gotas tristes
para ya no llorarte, pero te lloro.


Un acantilado
para ya no rodearte, pero te rodeo.


Un conjuro de estrategias
para ya no verte volver, pero vuelves.


Un minuto de silencio desencadenado
para ya no pensar en ti, pero te pienso.


Un último intento alto en la madrugada
para no alcanzarte, pero te alcanzo.


Un alto vuelo y una alta joven
para no mirarte, pero te miro.


Un camino dulce y lejano
para no besarte, pero te beso.


Una sonrisa manchada y esparcida
para no verte, pero te veo.


Un llamada inconfesable y una tertulia lenta
para no encontrarte, pero te encuentro.


Un suave golpe y una suave palabra
para no escribirte, pero te escribo.


Un suave rastro de olor
para ya no mirarte, pero te miro.


Un queja errante vacía de sentido
para no inspirarme, pero me inspiro.


Una voz en el alto parlante
para no llamarte, pero te llamo.


Un oído sordo y una voz cansada
para no cantarte, pero te canto.


Un suave deseo y un respiro reprimido
para no inhalare, pero te inhalo.


Una línea suave y un gorrión desnudo
para no volar, pero lo hago.


Un murmullo de un viejo
para no rozarte, pero te rozo.


Un suave descanso eterno
para no disiparse, pero lo hago.


Una suave queja de los inviernos en la noche
para no ser presencia, pero lo soy.


Un minuto de más
para no ser tu tiempo, pero lo soy.


Un estancia amplia y blanca por el camino
para ya no vivir en ti, pero te vivo.


Una salida rápida para morir
y seguir muriendo, pero vivo.
11
12comentarios 85 lecturas versolibre karma: 101

Donde habite el deseo

El hambre que tengo de ti se oculta
tras el velero que la distancia empaña
en el horizonte, pero el mar
no deja de ser mar,
la lengua de las olas crece y yo,
húmeda, te pienso.

Me pregunta la curiosidad si es tu sexo
un lirio rojo, abierto, henchido.
No respondo.
Mi boca se llena de juicios
que entorpecen a esta lengua y al deseo
de besarte, todo el tiempo.
Todo el tiempo, no solo un par
de engaños al reloj y a las miradas.

Cómo será el embeleso que produce
la urgencia de amarte, que mis manos
se vuelven cemento y tú, castaña sabrosa,
rebasas las ansias, me inquietas.
No sé cuándo y menos cómo,
pero voy a morirme en ti
a golpe de vaivenes,
al grito de no pares.

¿Tú lo notas?
Crepita el deseo en los días azules
y tendría que confesarte que ya solo
de pensarlo son mis ingles
la orilla de la playa
que escondo entre mis muslos.
25
10comentarios 109 lecturas versolibre karma: 85

El trasegar del alma

Incrustado en las paredes, se transporta en los aromas, vuelve en una y las mil formas el tormento del insomnio que gobierna en las ausencias.

En el intento fallido de trasegar el alma obtengo la misma respuesta en cada noche que culmina, en cada sueño que se va, manifiesto de todo aquello que no podemos olvidar con el avanzar del tiempo.

Cómo separar la vida que se adhiere hasta los huesos, cómo curar sin herir cuando sabes que a pesar de lo efímero del tiempo logran trascender las letras sin saber en qué momento y aun así se le entintan en papel.

Que ironía de nuestra vida, te repites las nostalgias para recordar el vivir y las tienes que resentir para comprender las partidas que como enciclopedias de vida las apilas una a una como experiencia adquirida.

Son vestigios, solo eso, un baúl que se ha guardado con el debido cuidado que solo al pasar de los años te dará como respuesta el para qué que tanto nos ha atormentado.

Se han mantenido los restos que conservan las esencias de aquellos lapsos de vida que al ocultar bajo mis ojos se reviven uno a uno cuando fingimos dormir.

Sí, así se engaña a la memoria que delira en soledad, venciendo a la monotonía del diario cansancio, sin pensar en lo profundo del sueño, sin despertar por siempre de aquel eterno soñar.


Por: WilyHache®
03 de febrero de 2019
11:55 a.m.
México

35
6comentarios 120 lecturas prosapoetica karma: 109

Preludio

Has arrinconado el resquemor de mis cicatrices
quiero vivirte a tiempo henchido hasta en sueños
que tu presencia me haga olvidar las ausencias

Recorro con paso incierto tus rincones
ansiando descubrir cada uno de tus recodos
conquistando tus desconocidas comisuras

Balanceándome entre certezas y temores
van tejiéndose intensos los sentimientos
adueñándose hondamente de mis entrañas

Ignorando cada uno de los previos errores
como quien por vez primera percibiera impulsos
con vehementes deseos abatimos las barreras

Sintiendo la pasión trepar por las intenciones
caprichosos dedos quieren recorrer tus collados
soslayando cada una de las empalizadas

Enredándose como hiedra en los corazones
van ensortijándose nuestros anhelos
creando generosos jardines de esperanzas

Tu presencia recompone mis renglones
cuando llenas de ósculos los vacíos espacios
atronando entre mis sentidos tus palabras

Abandonados los empedrados baluartes
la piel al descubierto se arropa de antojos
mientras arden con fulgor penetrantes miradas

Así unidos por el azar con o sin razones
se consumen nuestros encadenados cuerpos
fluyendo un caudal de emociones por las arterias

Imagen: "London" SERIE [After the rain] arte2due.com
leer más   
12
6comentarios 87 lecturas versolibre karma: 82

Siempre Fuiste Tu

Es en la oscuridad
en la que te ocultas,
donde te abraza ese
inmenso dolor de soledad.

Hastiada del desconsuelo
que solo te trae
un lamento piadoso,
por sentir que mueres
de una triste nostalgia.

Hasta que de repente
todo tu mundo se ilumina,
al ver tu sonrisa y tus ojos
de sueños de ilusión.

No me dejes, ni me sueltes
mi mano porque eres tú
mi guía y mi motivación,
de creer que existe de verdad
un ángel que me alimenta
de puro y verdadero amor.

Eres tú, ¡siempre lo supe!
y fue por eso que esperé
toda mi vida, hasta llegar
a encontrarte de nuevo
y ya por siempre nunca más
volverme a separar de ti.

Iván A.
13
sin comentarios 87 lecturas prosapoetica karma: 88
« anterior1234517