Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 187, tiempo total: 0.004 segundos rss2

A Dios por Dentro

No entiendo como he
sobrevivido estos
cinco años de tanta
tristeza y dolor.

¡Que fuera de mi
sin estas letras...
Sin desahogar su adios!

De verdad que todos
tenemos a Dios por dentro.
Ese algo sobrenatural
para soportar y aceptar
los malos momentos.
leer más   
13
2comentarios 90 lecturas versolibre karma: 90

mojar la existencia

diosa
esa vida antes de ser vivida.

vientre animal
de
aguas caóticas.

no hay claridad, tampoco dudas.

muerde la luz
mis
sentidos
leer más   
13
5comentarios 68 lecturas versolibre karma: 110

Maestro

He allí
en el cielo
mi único maestro
y el más loco
de todos
los poetas.


@asteropea
@paramodepoesia


Art by me
14
10comentarios 97 lecturas versolibre karma: 98

Poema a Oshún

Ay, mi reina,
si tú me besaras en la noche
perfumarias el ambiente cual frescor y ternura
si tú
bendita mujer
comprendieras que errar es cosa de hombres,
tu miel suavizaría cada yaga
y el dolor compartido sería.

Si tú
mi dulce doncella,
cumplieras mis deseos,
el Sol
tuyo sería
yo
tu fiel seguidor me haría.
leer más   
42
3comentarios 92 lecturas versolibre karma: 98

A solas (123)

En el lóbrego silencio de la más inquietante noche
emergen de mi recóndito interior
esas preguntas que el hombre se ha hecho
desde los más remotos tiempos
¡Que existe otra vida! dicen unos
otros, que la muerte no existe
que al morir descansamos, dicen unos,
otros, que el alma no existe.
Unos dicen que evoluciona el espíritu
otros solo en lo tangible, creen.
Dicen unos que el espíritu se adormece
algunos, que la muerte es un gran sueño.
Piensan muchos, que más allá no hay nada
otros, en Dios solamente creen.
¡Que el sueño es la propia vida! creen algunos
otros…que el hombre es su propio dios.

Y entre tanto desconcierto
vago, cual nómada eterno,
escucho, callo, leo; mas respuesta no encuentro.
Todos tienen sus razones
cada cual su realidad
pero ni a unos ni a otros me atengo.

Mi destino es refugiarme en mi propia soledad
en mi interior voz ampararme
¡solo! mi camino andar.
Y vivir mi propia vida y mi propia muerte morir.
Y a la par, descubrir…¡Mi propia libertad!

¡Qué sabe nadie de otras vidas!
¡qué sabe nadie de otros mundos!
Cuánta seguridad en sus palabras
cuánto aplomo en sus discursos.
Unos obran como predican
otros, solamente lo predican.
¿cómo creer tan firmemente lo que se desconoce?
¡a eso le llaman fe!

Ya quisiera tener tanta seguridad
ya quisiera tener tanta fe
¡no debatirme en la duda!
Pero solo encuentro el vacío y un absoluto silencio.
En la noche, en la soledad…
intento escuchar mi voz oculta
descubrir ese mundo de respuestas
que todos creen poseer;
solo el silencio me responde:
“Estás a solas:
a solas con tu silencio, a solas con tu pensamiento…
a solas con tu soledad”.
4
sin comentarios 43 lecturas prosapoetica karma: 50

El nuevo arpón de Horus

Jugue a fuego con él, yo perdí...
....pero le derrote, gané;
no concibo nada de él,
pues de tanta luz, ciego me quedé,
pero mucho peor se encuentra,
el estado actual del bandalo Sejmet.
Ahora bien...
la luz se haya con vida en el presente,
lo veo y lo sé bien,
pero la percibo algo distante,
y ni siquiera el mismo astro sol
brilla igual que en Kemet.

Debo hacer algo y no sé el qué,
Llamaré a Atón,
para que me guíe y saber qué debo hacer.
De Isis no puedo depender,
Pues la última noticia que tuve,
es que estaba distrayendo al oscuro Seth.

- Oye tú pasmarote, y yo que?
Al final será verdad eso que cuentan y rumorean,
...que el gran Horus se ha olvidado de su mentor y querido profe.

- ¡Dichosos sean mis ojos! ¡Salve amigo Thot!
Te había visto impartiendo textos antiguos por Luxor.

- Sé que que abriste los ojos,
pero no has puesto en marcha el otro,
el de verdad, el que te di y con el que ves.
Y ya no hay tiempo que perder.
He aquí mi nuevo arpón,
forjado por los mismos rayos de Atón,
Y ahora lo ves, percibes y también lo sabes,
Que tenemos que ayudar a Isis
y muchisimo más que hacer.



Ar Annik
leer más   
10
8comentarios 202 lecturas versoclasico karma: 85

Mansedumbre sacrificial

Eran tan mansas aquellas tórtolas
que se dejan coger
y desmembrar por el hambre que traían las manos
así fue que logramos sobrevivir en el desierto blanco
hasta que otra vez nos alimentara el sol
almacenado en tierno y lo verde
en lo amarillo que se mece espíguico
en lo rojo que pende cual si fuese un pomo sagrado.
¿Así será cuando Dios venga con hambre de nosotros?
¿nos amansaremos como tórtolas mudas?
¿nos dejaremos trizar mientras aquel Dios nos asimila tomándonos hacia sí?
¿Quién será el que no tenga miedo?
¿Dolerá ese tipo de muerte?
Ya no seremos más nosotros...
ÉL nos habitará inevitable
como ya lo ha dispuesto El Cuidador.-



@ChaneGarcia
...
leer más   
10
3comentarios 98 lecturas versolibre karma: 76

Dios omnisciente...

Dios omnisciente
¡Siempre estás ahí!...
En el cuaderno de los infortunios
en el columpio de la circunstancias
en ese gran dormitorio
que es el templo del corazón...
Esperando por nosotros
por nuestra atención...
¿Por qué nos cuesta mirar hacia tí?
Ah, egoísmo puro hemos cosechado...
Odio y venganza hacia nuestro prójimo
Bendito Dios perdona nuestros actos...
Dios en tus maravillosos dones
nos albergas,
dulce acorazado de sueños...
El hacedor vigila nuestro descanso
y tiene misericordia en la calma,
en la ventisca y tempestad...
Miremos al prójimo con Amor...
Dios no abandona a sus hijos...
"Dios creador de los cielos y la tierra" (Genesis 1:1)
" No hay nada hecho que el no halla conocido"
(Juan 3:1)

Ramón Pérez Briceño
Buenos Aires
25/03/2020
leer más   
14
8comentarios 89 lecturas prosapoetica karma: 86

El Retorno De Hefesto

Desterrarme del Olimpo para esto..
y porque? Por ser feo!
no lo entiendo!
Yo soy el dios del fuego!

Te maldigo por siempre Hera!
Maldita seas!
Que Zeus te perdoné!
Porque yo nunca lo haré!
Tanta belleza por fuera,
para que la quieres? Dime!
Si es Ares quien domina tus lares.

A todo esto..
Dónde me encuentro?
Pero que.. que paisaje tan funesto!
Que horrendo!
Ay si Apolo lo viese con sus ojos!
Seguro escribiría un verso eterno!

Que es todo esto?
Templos y más templos..
llenos de caliza y mármol,
Es lo que veo y lo que observo,
Quiero dar con el Hefesto de este tiempo!
Dónde estás?! Aparece! Que no te veo!!

Muchos templos,
oxidados, casi obsoletos,
si eso fuera lo peor..pero no,
paredes de oscuridad,
sin atisbo de cuarzos,
"Malditos sean los profanos!

Dónde se haya la herrería griega?
Ay mía la añoranza prohibida!
forja maldita!
Donde estuviera
el Interior merlinita..
armadura llena de magia,
de belleza y alegría,
Otro gallo cantaría,
Y las preciosas ninfas resucitarían!

Si no es mi mujer y mi amor Afrodita,
que resuciten los druidas!
Y que reconstruyan el "Cill Dara"!
Más nos valdría!

Lucharé con mi espada
No será impedimento la pata coja,
Por la vida bien amada,
Y por el fuego que se oculta mas allá!
El nuevo herrero necesita de esas llamas,
por la liberación y libertad..
Y la resurrección del alma!
La gran desterrada, pobre y olvidada,
hallada enterrada, marchitada,
y sepultada, por la diosa Hera!
Solo por ella..que tristeza,
¡maldita sea!


P.D : Lo bueno de estar como un cencerro es que me pongo en la piel de personajes históricos/ mitológicos, con los que más me identifico..

La otra vez fue Flamel..Hoy Hefesto,
pero sea como fuere..
Siempre con un mensaje importante que dar en los versos.


Paz, Amor y Poesía
leer más   
8
3comentarios 191 lecturas versoclasico karma: 81

" Un Pacto "

.

Yo hice un pacto con Dios
él nunca contestó, y yo simplemente le ofrecí
cada parte de mi, poco a poco o todo junto,
que quiebre desde los huesos hasta lo etéreo
de mi alma, y toda su eternidad, a cambio
de un poco más de su vida, de su fuerza,
de poder ver su sonrisa.

Yo hice un pacto con Dios
después de enojarme,
de no entender,
acepté sin aceptar,
sabiendo que nada podía
cambiar… #Microcuento


soundcloud.com/lola-bracco/un-pacto-microcuento-drama (Lola)

.
15
6comentarios 134 lecturas relato karma: 110

Gamma del Calendario

Marzo, mes transeúnte Gregoriano
discípulo cautivo del dios Marte.
Viajero intercalado
al sofisma del tiempo
incubador de guerras.
Marzo, es símbolo Gamma;
—tercera de las letras—
portador de ciclos equinocciales
crismas apologetas.
Vuelo rasante sobre aguas de mares.
¿Qué has hecho con mis muertos?
¿con los frágiles restos de mi madre?
¿a qué reductos llevas mis recuerdos?
Marzo ahora es numen y epifanía
trazas de pictograma inexorable
accidentado resumen de autarquía
conjura insuficiente
jugandose a los dados con la muerte.
leer más   
13
11comentarios 103 lecturas versoclasico karma: 98

Ella era mito

Ella era mito.

Me quiso con todo lo que la componía y yo no pude con todo lo que ella era.
La tormenta no me agarro desprevenida, tenía el paraguas preparado y mi abrigo por si acaso, pero su intensidad le dio vuelta a mi paraguas y lo rasgó en exactamente 88 pedazos.

Me quiso entera pero mi corazón por mucho que quería no podía .
Empecé a fumar por la ansiedad de no poder amarla así como ella me amaba a mí.
Consumir el papel para que no me consumiera a mí misma por la culpa de no ser capaz de darle todo lo que a ella le salía tan fácil.
Los porqués dejaron de formar atascos en mi cabeza y los argumentos en mi contra me hicieron los sentimientos pedazos.

Ella era todas las diosas de las que hablaban los libros y ¿cómo podía yo con el compromiso de Hera y las guerras de Atenea a la vez? Yo ni siquiera era una semidiosa con aspiraciones de inmortalidad. Yo solo me sentía aterrada y me escondí en mí por no poder afrontarla.

Me amó como nadie y yo ni siquiera fui capaz de enamorarme. Con el tiempo aprendí que yo no era el templo para acogerla así que dejé que otros se lo construyeran. Una vez acabado iría a venerarla y así recibir todos los perdones que necesitaba ... que yo necesitaba

Poema a mí misma por la batalla de poder aceptarme y amarme

14/12/16
leer más   
12
2comentarios 86 lecturas versolibre karma: 36

Locos de atar

Las palabras de los locos
suenan a silencio, sí, silencio
por eso yo, no hablo mucho.
Sin embargo las miradas destilan, hablan
sus palabras, aunque casi nadie las entiende,
lenguaje inteligente, ojos que dicen, se mueven.

Los locos, sordos de mente,
mudos en su mayoría,
palabras inconexas
que sólo ellos entienden.

Hijos de un pequeño dios insolente,
borracho, putero y vividor.
En las noches de vino, reparte
sangre de su sangre, entre sus hijos.
Todos vestidos de blanco
y esperando el néctar bendito.

Efímeras vidas,
segadas por el cuello antes de nacer.
Presente de cojines blancos, futuro de pastillas rosas.
Pequeños renglones torcidos, caídos
que hilando palabras definen vidas.
Pero ten cuidado, ten cuidado,
ten mucho cuidado, si uno, te mira.
leer más   
4
sin comentarios 101 lecturas versolibre karma: 36

No siento nada no siento

Ósculo: beso que yo ya no siento.
Eso dicen por ahí que no tengo sentimientos
los tengo pero profundo muy dentro.
Y es quizá el caos de mi vida,
mi violenta y tórrida infancia,
lo que llevo clavado en el alma y no se me borra
no se destapa, me atrapa, me ahoga.
Mi madre me dió la vida
mi padre casi me la quita,
oigo el sonido sordo de los golpes
lacerando mi cuerpo
algunas noches sueño con eso.
Y Dios, dios sólo me dio el dolor del vino
disfrazado de agua bendita.
No siento amor más allá del cariño,
no siento dolor más allá del físico.
Por no sentir a veces ni me siento,
me evado del mundo, de los muertos,
de las guerras del hambre, de la sangre.
Prefiero mi mundo donde no sentir no es pecado,
donde no se llora ni a los vivos, ni a los muertos
donde la felicidad es un momento,
y el dolor otro momento.
Donde se hacer real mi realidad
y puedo vivir mis sueños.
leer más   
5
1comentarios 217 lecturas versolibre karma: 56

Te deje de amar

Te deje de amar en el ocaso de mi vida.
Ya mis ojos cansados no te observan.
Solo la noche es testigo que en mi vida ha nevado.
Muchas son las plegarias que han enmudecido en unos labios que ya no hablan porque mi corazón ya no late deseando el mejor momento para amarte.

Muchas veces he tocado el fondo del océano y hasta los mismísimos huesos el dolor ha calado.

He experimentado el odio de quien nunca ha amado.

Mi fe a muerto, murió hace muchos años, tantos que las rosas de mi jardín ya se han secado.

Murió por la angustia lastimera del horror que mis ojos cerraron.
Murió por el egoísmo que domina al que envenena.

En cambio tu gloria se muestra esplendoroso e inmensurable.
Imputables son tus hechos que crecen infranqueables cuando observas.

Tú nunca dejaste que me consumiera la desdicha.
O que el odio me robara la sonrisa al perder el placer de admirar tus obras.

Siempre me entregaste un río de razones que se desbordan a caudales.

Tu nunca me dejaste.
Hacedor del universo.

Cuánto me has enseñado en este camino insinuoso y largo para seguir amando.


Poesía
Miguel Adame Vazquez.
18/06/2015.
15
4comentarios 1006 lecturas versolibre karma: 55

En defensa propia

Primero,
mataron a “nuestros enemigos”,
en nombre de Dios,
y luego, mataron a Dios.

Después,
mataron a “nuestros enemigos”,
en nombre de la Democracia,
pero, no mataron a la democracia.

Ahora,
en nombre de “nuestros enemigos”,
mataremos a la Democracia,
antes que la Democracia,
nos mate a nosotros.

N.S.
México
9
1comentarios 181 lecturas versolibre karma: 60

War

¿Has estado en una guerra?
Los primeros disparos suenan
joder que sonido,
es la muerte que vuela.
Caen los primeros misiles,
miras a tu compañero
el fuerte olor a sudor
te corta la respiración.
El infierno se desata bajo tu casco
¡que calor!

Ahora es cuando te meas,
un compañero salta por los aires,
todo lleno de vísceras y sangre
un trozo de algo a tu cara se ha pegado.
Joder, que Dios esté de mi lado,
disparas, no sabes donde habrá dado.
Corre coño, la de la guadaña
te está buscando, y tu corres,
corre soldado, frente a ti uno
del otro bando, disparas,
lo has matado.

No sabes porqué, si era bueno o malo
sólo sabes que lo has matado,
no puedes pensar, siguen los disparos
quieres vomitar, pero no puedes parar,
sólo oyes cañonazos, cuerpo a tierra,
tu compañero se ha tirado, un niño ha explotado,
quería mataros, joder, mierda, mataros,
otra vez ese olor a sangre y miembros mutilados.
Joder, ¿Qué está pasando?
Mierda, que milagro, el día ha terminado.
Desesperación, muerte y dolor,
te preguntas ¿qué hecho yo señor,
que he hecho yo? Sigues vivo,
Hoy Dios estuvo de tu lado, soldado.
leer más   
14
5comentarios 175 lecturas versolibre karma: 71

La aterciopelada alfombra roja

Mezquino Dios asiduo a las tabernas.
Déspota cimero, impermeable de empatía.
¿Qué has hecho con las plegarias?
¿Han ardido en tus tímpanos de hielo?

¿Acaso tus bufones no han danzado certeros?
Ya basta, monarca de la angustia mía.
Quita tu bota plúmbea de nuestras sienes,
Las rodillas no soportan más idolatría.

Reembolsa nuestras oraciones lastimeras
Dime ¿Dónde duermen, polvorientas?
¿Con las del asesino que rebusca la gota
En la aterciopelada alfombra roja?

¿O con las del niño huérfano,
Con la ropa y el alma hecha jirones,
Que juega con un juguete de cartón
Que preferiría que fuese pan?

¿Dónde archivaste las del livído,
Con una media luna en la garganta abierta,
Que se tapa con las manos y reza al fin,
Después de la sentencia del cuchillo?

Él, ya resignado, sacude su sangre,
-No hay tiempo para la burocracia divina-
Chispeándola, en pro de la vendetta,
En lugares preferiblemente granates,
Malditos para los ojos del homicida,
¡Oh si! Como la aterciopelada alfombra roja.
leer más   
9
2comentarios 83 lecturas versolibre karma: 92

Sobre un rojo carmesi

Tu corazón es de rojo carmesí,
tan intenso en su fulgor
que emana una sensación
que sana mis plegarias.

Es como sentir el calor
de los rayos del sol
sin tener que preocuparme
de nada en absoluto.

Los ruidos del campo
no distraen mis sueños.
Tengo paz, esa útil sensación
a la espera de la calma.

Nunca imaginé que algún día,
respiraría sin miedos,
nunca pensé que estaría inerte
como lágrima muerta
en su magnífico brillo de luz,
sin emitir algún sentido
de urgencia que despertara mi ego.

Ahora descanso preparándolo todo,
escuchándolo todo,
sin prisas ni aspavientos,
sin dolor ni angustia pasajera.
Sin tener que estar alerta
protegiendo a mi corazón de la guerra,
de una lucha que de un tajo
me partiría en dos.

Sobre rojo carmesí descanso,
desnudo de remordimientos,
transcurriendo en mis sueños,
en una inmensa llanura de paz.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
19/07/2017.
20
20comentarios 800 lecturas versolibre karma: 89

El astrónomo

El anciano astrónomo recordó;
miró por la ventana de su observatorio y recordó.
Entonces era joven.
El Concilio se reunió para decidir qué hacer:
La señal había aparecido;
la Profecía era real;
no había otra posibilidad.
El astrónomo recordó. Volvió a ver, como si fuera hoy, su laboratorio lleno de instrumentos de medida, cartas astronómicas, telescopios, sextantes, libros, cuadrantes, mapas,…
Recordó las horas, días, de incesante trabajo calculando la localización del lugar.
Finalmente el Concilio decidió.
Enviaron una representación al lugar predicho tiempo atrás.
Ahora, el anciano astrónomo podía morir en paz.
Porque había visto al Niño.
Porque había visto a Dios.
3
2comentarios 83 lecturas relato karma: 50
« anterior1234510