Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 36, tiempo total: 0.004 segundos rss2

¡Impacto de alto octanaje!

Despierta el alba
envuelta en su sábana
de tibia oscuridad,
el rumor de los carros
y sus tenues luces
arrullan mis sentidos,
los leves destellos
de azul cielo
quieren colarse
entre plomizas nubes
que destilan una bruma
de mocedades;
y a mi lado,
el amor duerme,
descansa, serena,
tranquilamente.

Mas de pronto
el viento se congela
el tiempo se suspende
dos suspiros se desprenden.
Un mudo impacto
un golpe sordo
y el mundo exterior
se apaga.

Una burbuja un instante
nos envuelve,
el oxígeno se enrarece,
en cámara lenta
el acero se comprime,
y se absorbe
un impacto de alto octanaje,
la vida da un vuelco
el automóvil
casi da otro.

Y la vida se detiene,
pasa una eternidad efímera,
una estela de pensamientos
recorre la galaxia
de nuestras mentes
a velocidad luz;
miedos,
ansiedades,
esperanza,
fe;
un grito,
un lloro,
un lamento,
una oración.
Una mezcla heterogénea
de emociones,
ideas,
sensaciones,
se licua
en los abismos
de nuestra alma.

Y sobrevivimos.
Y la vida sigue.
Y se ondulan de nuevo
los pliegues del tiempo.

¡Al cielo gracias!
¡Al universo gracias!
¡A Dios gracias!






~~~~~~~~~~~~~
@AljndroPoetry
2019-Sep-20
leer más   
20
14comentarios 126 lecturas versolibre karma: 94

Cerrar el libro

Me hubiera encantado
enseñarte toda la magia
que llevo en mi interior,
pero decidiste dejar
el libro cerrado
en algún lugar olvidado.


La fantasía se te ha escapado,
tan sólo leíste
los primeros dos capítulos
de una saga
que aún no se ha terminado.
8
2comentarios 97 lecturas versolibre karma: 92

El dios de los momentos breves

A veces me siento como el dios de los momentos breves
tengo la suerte de estar ahí, a punto
cuando se abre el umbral
y entonces soy testigo de la gota en la lluvia
de la gota en las hojas
de la gota en la niebla.
Puedo oler lo virgen en la inmutabilidad de la flor invisible
atechadumbrada en la hiedra
encasquetándose un techado de penumbras
para que lo del Sol naciente no le robe el olor.
Contemplo la animalidad del musgo
intentando tragar un peñasco de piedra ojival
lapidaria
a la que nunca puede digerir a gusto.
Hasta puedo ver por el rabadillo del ojo
la melena hirsuta de la musa campestre
intentando asestarme
cual imprevista flecha
la quemadura indeleble de su beso fresco.
Pero no...
la muy pícara se escabulle junto a unas tórtolas
zambulléndose en los matorrales.
A veces
por el puro placer de mojarme
voy...
y corro a refugiarme de la lluvia
bajo un dosel de escasas bugambilias
lilas, rojas, amarillas, de un naranja ladrillo
mientras ellas
junto con las gotas
llueven sobre mí
los sacrificios de sus rosas íntimas
en la otoñada de sus flores de papel.

Sí, sé que soy afortunado
soy uno de los pocos que ve...
que puede alimentarse del "glamour" de lo secreto.
Todo este momento es mío
me siento como un dios.-


@ChaneGarcia
...
12
4comentarios 100 lecturas versolibre karma: 78

despedida

esa ausencia preñada de una lejanía,
sin distancia ,
sin retorno,
sin excusas,
sin palabras,
sin rostro ni sonrisas,
sin despedidas,
sin abrazos,
despedidas efímeras
sin el adiós lagrimero
y la presencia del siempre
de esa costumbre envolvente
y ausencia con retorno
y esperanza de cercanía
y de regreso a la existencia prolongada.

Arturo(15/05/2019)
leer más   
9
1comentarios 68 lecturas versolibre karma: 99

Morir

Tan solo con pensarlo, tan
solo con llegar a ver este llega
en un momento, es el momento
más triste, en el que se que morir es
un instante, que tan solo sucede
en el tiempo, en ese transcurso
de la vida que se percibe como un fin.

Que aunque triste y amargo,
llega sin un previo aviso, es algo
que en cualquier momento
todos debemos vivir, es tan solo
el encanto de un nuevo comienzo,
como cualquier bello ciclo que aunque
tormentoso siempre proviene con calma,

Es como un buen motivo que se percibe
ante ese buen comienzo, el morir es
efímero que no por ello significa un fin,
es tan solo la terminación de ese bello ciclo,
que al verle con calma es tan solo como
el surgir de esa mariposa de bellos colores
luego de un estrepitoso cambio.
leer más   
4
2comentarios 97 lecturas prosapoetica karma: 65

Belleza efímera

Dulces labios de fresa
se posan en mi boca con destreza,
la boca que me besa
con tanta sutileza,
que esconde con los besos su vileza.

Ojos color turquesa,
se clavan y me miran con fijeza,
la pupila traviesa,
colmada de pureza,
trasfondo de la pena y la tristeza.

El porte de princesa,
ante su trono postrado ¡Mi Alteza!
Tiran de la calesa
lacayos y nobleza,
de tan alta que lleva la cabeza.

Mirarla me embelesa,
nada más bello en la naturaleza,
en su cuerpo se expresa,
tanta delicadeza
cual fondo de corales y riqueza.

Y le hice una promesa,
la indiferencia en toda su crudeza.
¿Te coge por sorpresa?
Lo digo con firmeza,
¿qué tienes además de la belleza?
15
4comentarios 166 lecturas versoclasico karma: 66

Y despierto

Despierto sin ti;
busco tu olor entre las sábanas
aún sabiendo
que un día más se fue entre la brisa de la mañana.
y solo me queda esperar
esperar
que de nuevo
La Luz sea tenue y la luna brille
y su brujo manto de caricias me envuelva
Y dejarme llevar
Y bailar
Y bailar con cada poro de mi piel y seguir el compás
sístole-diástole;
melodía intermitente bombeando en mi
pecho
hasta que la última nota queda sepultada en el más profundo de los silencios
y entonces
cierro los ojos
y los cierro
hasta que mis párpados duelen
y
sueño ,
sueño que vivo eternamente cobijada en tu pecho
y mis labios rozan temblorosos tu lóbulo
Y
lo rozan con el temor de quién saborea el más exquisito manjar
intentando perdurar su sabor
Y
susurro
susurro con el tímido hilo de voz que mi pecho estremecido es capaz de soplar
Y
despierto
Y despierto sabiendo que una vez más mi soplo se desvaneció entre la brisa de la mañana...


@rebktd
leer más   
13
sin comentarios 97 lecturas versolibre karma: 95

• efímero diecinueve •

Te miro a lo ojos
ese azul que me saca del pozo
que me arrastra hasta por fin experimentar
dos almas uniéndose hacia el puro gozo.
Me sujeto entre tus brazos
me alzo como dueña de tu descontrol,
de tus intentos de contener
tu bestia interior: ansias de poseer
[me].
Me entrego a tu olor
de animal condenado
a amar todos mis "yo",
cada uno de mis diablos.
Te arrodillas y posas
tu cabeza en mi pecho,
pareciera que sólo entonces
mi corazón reviviera
para que solo tú
escucharlo pudieses.
Ante ti caigo
hacia el egoísmo amargo,
sabor paraíso merecido,
que me ofrecen tus ganas
de amarme,
eres el universo impredecible
que más que guiarme
hace que gustosa me pierda,
consigues que las pasadas guerras
no puedan con su tragedia alcanzarme,
mas las cicatrices abiertas
secan las lágrimas que creía eternas
y con la sal de ellas
se curan también ellas solas:
por fin,
ya no estoy muerta.
★ //
leer más   
9
3comentarios 100 lecturas versolibre karma: 67

• efímero once •

Te miro
y el miedo desaparece.
Dejo de mirarte
y el terror me invade.
¿Cómo puedes
solo quedándote
o yéndote
crear algo tan distinto en mí? Sé de la importancia
que le das al tiempo.
Nunca te he dicho,
al menos explícitamente,
lo mucho que le temo:
pasa,
rápido,
sin darte cuenta,
y siempre parece
que llegas tarde
a todo,
a la vida,
pero justo a tiempo para
arrepentirte
de no haberlo aprovechado.
Así de trágico es
ese movimiento de aguja,
se nos clava
en el alma
a las personas que son
como tú y como yo:
con más ganas
que limitaciones;
menos horas
que ilusiones. Sin embargo,
no estoy aquí para hablar
de miedo,
de lágrimas
o de tiempo.
Eres,
es cierto,
una mezcla entre lo bueno
y lo malo existente,
pero por más que intento
que lo malo me calme
por ser a lo que estoy acostumbrada,
solo me demuestra
lo que ya creo puedo decir en voz alta:
eres vida ;
lo más parecido a la vida
que conozco.

Eres tragedia y tregua,
rendición y grito de guerra,
abrazo y tormenta. No puedo negar
que adoro ese movimiento
de guerrero indomable
y niño indefenso
cuando me coges de la cintura. Jamás pensé que encontraría
un espejo en alguien.
No me reflejo en tus ojos,
tampoco quiero hacerlo,
no querría ver mi alma
dentro de ti:
creéme, te matarían
tantas incertidumbres,
tanta magia retenida,
tanta bondad altruista
e impotencia y culpa desmedida.
No me reflejo en tus ojos,
me reflejo en tu corazón.
En la forma en que me miras,
y no en tu pupila.
Gracias,
gracias por haberme enseñado
que el amor no es arrodillarse,
que no tiene nada que ver con alturas o niveles,
que hincar la rodilla
o ponerse de puntillas
es solo para abrazarte la cadera
o robarte un beso. ☆ //
16
2comentarios 113 lecturas versolibre karma: 86

• efímero veintidós •

Hoy ha sido de esos días
en los que recuerdas idas y venidas
y te encuentras a ti misma
siendo una desconocida.
He salido de la zona de confort
que tanto me ahogaba, y yo,
tan joven e inexperta
he comenzado a tener la mente abierta.
De nada sirve
temblar y prohibirte
no cambiar y mentirte
diciéndote que puedes ser feliz
sin abandonar o sin irte.
Nunca me he definido,
porque nunca me ha gustado limitarme,
porque soy todo, soy nómada y navegante:
infinitas ganas me caracterizan,
ese afán palpitante
que a alzarme me obligan.
He roto las cadenas
que un pueblo y un vacío
me ahogaban en penas,
agua en los ojos y oídos:
no podía escuchar mis latidos
gritándome que escapara
hacia el olvido y no volviese
jamás a llamar a nada ni nadie
hogar o nido.
Hoy ha sido de esos días
en los que he mirado hacia delante,
con esa agonía del conformado errante,
y he aprendido a no reconocerme en el antes,
sino en un futuro incierto y apasionante
en el que gustosa puedo reflejarme.
He entrado al barco,
que sé que desde siempre me espera,
he saludado a mis acompañantes:
determinación,
ambición,
inconformista fiera.
Ese ansia por saber,
por querer luchar
sin miedo a perder,
querer gritar,
sin temor a desfallecer,
querer amar
sin privarme de ser.
De nada sirve
agarrarse al pasado o arrepentirse,
hay muy poca arena en ese reloj
para no aprovechar nuestro otorgado don
de poder evolucionar, escribir un nuevo renglón,
improvisar y cambiar el guión.
Nunca me he engañado,
ni he descartado sueños
por de "imposibles" etiquetarlos.
No he leído sobre enormes ciudades
triste por no poder gozar de sus escondidos lugares:
he trazado mapas,
hasta muy tarde,
sin fijarme en lo que puede salir mal,
señalando lo que puede hacerme volar.
He roto el disfraz
en el que durante tanto tiempo
me quisieron encerrar,
aquellos que tanto dolieron
ya no me pueden alcanzar.
Hoy ha sido de esos días,
en los que recuerdas mirar hacia atrás
sólo para poder divisar
cuánto camino llevas superado,
sonreír y señalar
cuánto te queda por experimentar. ★ //
11
1comentarios 177 lecturas versolibre karma: 78

• efímero veintiocho •

Tengo la constante sensación
de estar perdiendo el tiempo,
de llegar tarde a cada estación,
sentir que siempre es invierno.
Miro por la ventana,
ese constante azul grisáceo,
imitando mi interior:
no puedo dejar de pensar
que las agujas me persiguen,
que las horas se me echan encima,
que me matan las rimas.
Quiero leer toda la poesía escrita,
escuchar cada melodía compuesta,
visitar cada país existente,
saber de todo un poco y,
de lo que me apasiona, todo.
Quiero cantar sintiendo las notas,
tocar los instrumentos que me hacen llorar,
escribir los versos más trágicos cada noche,
ayudar incondicionalmente y cambiar el mundo a mejor. ¿Está mi afán
de ser inconformista
matándome? ¿O está el dolor que siento por querer más y más
despertándome?
El aburrimiento
de la rutina
está consumiéndome:
necesito abrir las alas
tirarme por el puente
que no sepa volar
y caer contracorriente,
cambiar incansablemente,
destrozarme los huesos,
rehacerme. ¿Por qué no puedo
ser feliz
con lo que todo el mundo lo es?
¿Acaso estoy condenada
a sentir este vacío? ★ //
11
3comentarios 121 lecturas versolibre karma: 91

Breve transición rosa

Fin de la noche y ahí
se presiente el limite
en la mañana
el cielo todo de una sola pizarra
gris ionizado en rosa
como una aurora fantasma
su resplandor mortecino
nos envuelve
breve se extingue que sin darnos cuenta
sólo la acuarela gris
permanece
en medio de este arañazo solar
que se levanta con sueño.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
15
2comentarios 95 lecturas versolibre karma: 101

Relámpago

Entraste por una rendija. Clavel curioso en la solapa del viento.

Te fuiste como un relámpago. Con carga eléctrica. Puro estruendo.
leer más   
15
2comentarios 97 lecturas versolibre karma: 120

Etéreo

Allí donde nos lleva la noche,
casi sin sentirlo
sobreviene la muerte
con su frío y oscuro manto.

De aquellos días dorados
donde el tiempo
aún no jugaba al descuento,
ya no quedan segundos
consumida la vida
y agotados los sueños.

Ese tiempo efímero,
breve, casi superfluo,
que pasó de puntillas
en ignorada caricia
y tan apenas sentido.

Siendo la vida inefable milagro,
de un inconmensurable
e incalculable Universo,
un etéreo concepto nos invade
pensándonos casi irreales,
pequeños, insignificantes;
parte de una infinita inmensidad
que no entendemos.

Sutilmente etéreo, volátil,
pasó el tiempo,
y se llevó la vida.





Publicado en la Asociación solidaria cinco palabras:
cincopalabras.com/2018/04/22/escribe-tu-relato-de-abril-iv-el-equipo-d
18
18comentarios 170 lecturas versolibre karma: 118

La vida es un inciso

Vengo de afuera,
voy hacia adentro,
soy de la noche,
breve es mi día,
aquí sólo estoy
de paso.

Fuera de este paréntesis
hay la unidad de dos noches:
La boca del mismo útero
que nos vomitó al nacer;
esa misma boca con dientes
que nos espera ahí adelante.

¡Ah!... ¿Lo sientes?
Ese es el horror
de tener que volver
a esa casa oscura.-


@ChaneGarcia.
...
leer más   
14
7comentarios 136 lecturas versolibre karma: 93

Fuiste

Fuiste, el acorde de una nota,
tan fugaz, como lágrima que brota
y resbala en la mejilla,
o en fontana tenue gota
que en su caída se disipa.

Fuiste, una pompa de jabón,
tan etérea, como dientes de león,
como el halo de una estrella,
o el brillante resplandor
de una noche de Perseidas.

Fuiste, una nube de verano,
tan sutil, como efímero vistazo
de una mirada furtiva
que derriba de soslayo,
fuiste, una llama en la cerilla.

Fuiste, un volátil parpadeo,
tan breve, como un bello pestañeo,
espuma de ola en la orilla,
un suspiro que hace eco,
fuiste, y ya no eres, una eterna caricia.
17
8comentarios 131 lecturas versolibre karma: 101

Nada se queda

Pena, gloria azul, eternidad pasajera...
todo muta
nada permanece
en este valle frecuentado
por miles de cuerpos inertes.

Nada perdura...

Pocos se quedan
en la calle del pecado
después de la media noche...
después de que se esfumen
en el viento
los últimos pasos
de los que fueron mecidos
en el regazo de la vida,
de los que fueron tentados
por la gran amiga adrenalina.

Todo vuela
nada se queda.

Todo se esfuma...
triste condena.
leer más   
12
6comentarios 101 lecturas versolibre karma: 93

(des)encanto

La atracción por lo prohibido
es la contracara
al encanto de lo efímero
Basta acortar la distancia
para que la pared se derrumbe

Toco el fuego, se exingue la llama
leer más   
12
3comentarios 52 lecturas versolibre karma: 118

Efímero

Solitario como de costumbre
esperando el asomo de la mañana
ver el sol alumbrar la montaña
acompañado del calor de la lumbre
ver las pequeñas gotas en prado
mientras te imagino a mi lado
y es que no soy mas que un romántico
interpretando con gozo mi cántico
las aves y su trinar
son las que me ayudan a imaginar
pues no se como algo tan efímero como un diente de león
puede poseer tan belleza y pasión
pasión y fragilidad que el viento
puede llevarse con un pequeño aliento
y es que fue tu decisión
hacer efímera nuestra relación
hacer pedazos mi corazón
y aun que no encuentro la razón
soy alegre de verte por ahí
aun que ya no estés aquí
siempre seras mi efímero amor
el que recuerdo con alegre dolor
leer más   
15
2comentarios 53 lecturas versolibre karma: 122

La fé más efímera

Mi desdicha más repudiada
Mi miedo más desolador
Mi pérdida más temida,
El dolor más abrumador
El odio más acosador
Y la desgracia más evolucionada.


No tenerlo a él,
Eso lo ha sido todo
El desprecio más cruel
El orgullo más tonto
Que ha podido haber.

Dudo de su querencia
Pues sus palabras atormentan
Sus preguntas me hacen
Querer sufrir de demencia,
Lo que mis sentimientos intentan
Es producto de su indiferencia.

Ansío locamente su amor
Me desespero por su sonrisa
Me desvelo por sentir su calor.
Anhelo una acertada caricia
Un cumplido de aceptación
Un aliento a mi esperanza
Un susurro tranquilizador
A la tenue luz de una vela
Tendida en mi habitación.

Si tu preocupación
Está llena de angustia,
Si se colma de desconsuelo
Si se desborda en la desesperación
Si me defiende de la tiranía
Si me levanta del más profundo agujero.

¡Ya no lo quiero!

Porque es mi más vil deshonra
Mi vergüenza más desconcertante
La violencia más atroz
Tu descaro más agobiante
La manipulación más veloz
El caos más inquietante.

Reina después de la tragedia
El ahogo más asfixiante
El desierto más bochornoso
La caída más aparatosa
El silencio más ruidoso
El llanto más exuberante
La ausencia con mas envidia
La traición más ambiciosa.

Por desgracia ésto lo debo a tí
Si aún te puedes llamar querido...
8
4comentarios 103 lecturas versoclasico karma: 84
« anterior12