Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 124, tiempo total: 0.006 segundos rss2

Era tiempo para amar

Ella siempre miraba su reloj
en aquella cafetería donde
todos los camareros le conocían;
sin embargo, nadie sabía que una
pena le embargaba el alma.

Su sonrisa sincera al saludarle
ocultaba el latido cansado de
su corazón… siempre sola
tomaba una taza de café-late
y un croissant. Disfrutaba tanto
ese momento, por eso es que
miraba la hora de su reloj.

Para todo hay un tiempo, recordaba
ella, tiempo de llorar, tiempo de
reír, tiempo de nacer, tiempo de
morir. Es lo que en su memoria
aparecía, pues su madre le leía
algunos pasajes de un libro sagrado.

“Es cierto” - pensaba en sus adentros,
sin embargo, yo, he tenido tiempo
para muchas cosas lindas que la
vida me ha dejado disfrutar, inclusive
la sonrisa de un bebé y el hoyuelo
dibujado en la sonrisa de uno de
los camareros.

Ella pensaba: “la vida me ha dado
tanto” las cosas que son hasta
desapercibidas por los demás, no
obstante, hay algo que no me ha
sucedido en esta vida…


“Tiempo de amar”


Así que ella le dejó escrito en la
servilleta de papel, su número
de móvil al joven camarero, quien
hacía tiempo le había servido el
café que ella pedía, y que en la
servilleta de papel, él le preguntaba:
“¿Cuándo podrías aceptar ir conmigo
a tomar una taza de café, en otro
momento, oportuno para ti y para mí,
conoces la cafetería del Salón de
los azulejos? - me gustas -”



Ella sabía que era tiempo para que
alguien le amara, y tiempo para
dejarse amar.


Letizia Salceda,,,
leer más   
12
14comentarios 144 lecturas relato karma: 103

Tambalea la virtud

La mujer no es como el hombre
ella...
dónde quiera que esté
siempre anda mal parada.
¡No hay nada más llamado a romperse
que su acogollada virtud!
¡No hay cosa que ella más cele
y que atesore!


@ChaneGarcia
...
14
2comentarios 72 lecturas versolibre karma: 95

La historia de un hombre

La historia de un hombre
que comenzó a andar.
Seguía las huellas
que, marcadas,
allí están.
Mas su marcha,
aunque entretenida al principio,
empezó a pesar.
No era ese el camino
que él debía pisar;
no se daba cuenta
que esas huellas
no eran otras
que las mismas
que dejó al empezar.
19
7comentarios 65 lecturas versolibre karma: 97

Teoría de la involución

Haciéndose el extinguido
el Homo erecto estiliza
lee a Platón y a Descartes
se hace pasar por sapiens
se civiliza,
pero hay un Homo latente,
en la espiral de un genoma,
lo presiento,
también por supuesto en el mío,
agazapado,
esperando las propicias condiciones ambientales.
Hombre falo
homo enhiesto
de pensamiento encorvado, Homo
que solo sapiens estar erectus.

Vigila tus genes hombre,
la involución es una teoría contrastada.
leer más   
10
2comentarios 48 lecturas versolibre karma: 91

El animal triste

Ya no me quedan leches que ofrecer
parezco la ubre de una puta vieja:
seco...
gasté todos mis fuegos
artificiales o no
batiéndomela...
lo mañanero en lo de otras calenturas.
Quedé triste y resumido
retraído y fetal
enrollado sobre mí mismo
como al final quedan los hombres
después del tacto del amor.-


@ChaneGarcia
...
10
2comentarios 96 lecturas versolibre karma: 92

Finas marionetas

Hay una mano
... peluda
moviendo los hilos
detrás de las decisiones que tomamos.
Nunca somos nosotros
quienes al final decidimos;
tan sólo vagos instrumentos en manos del adusto destino.
Algo más parecido a títeres
en una feria.
Somos finas marionetas arrogantes.-


@ChaneGarcia.
...
10
1comentarios 46 lecturas versolibre karma: 96

Una luna para dos enamorados en tres versos llenos de amor…

.
Cada noche de luna llena
ella lo espera donde perfecta y vanidosa
en su eterno espejo, se ve reflejada
porque hay promesas que un día
aún bajo la luna, él llegara a su cita
ahí donde llena de luz ella reina
donde su amor siempre lo espera
para abrazar y dar paz a su bestia…

La quietud de las aguas anuncian
y callan, detienen el tiempo, las horas
que hagan falta, para que no llegue sola
la madrugada…

A lo lejos un corazón de hombre las mira
un lobo enamorado silencia su aullido
y en cada paso se rinde a sus dos amores
y llega a la cita descalzo de noches y bosques
y en la mirada el amor guardando a la leyenda
de una noche que no quiere leerla…

soundcloud.com/lola-bracco/una-luna-para-dos-enamorados-y (Lola)

.
6
sin comentarios 54 lecturas relato karma: 58

El Hombre que irrumpe

Este es el hombre que irrumpe

me lo mostraste desparramado en la hoja

recién dibujado

enchastraste la blancura
con su cuerpo desmembrado en sílabas.

Era poeta

aclaraste
y ya era de noche.


Usaba palabras altisonantes
se preguntaba por la vida y la muerte
y
además

se contestaba.


(La hoja le quedaba chica
y se elevaba
para mirarla desde arriba
desde lejos.)

Yo le dije
que un día
más temprano que tarde

se
iba
a
caer.


Armó él
(el poeta)


una babélica escalinata cada vez
cada palabra
más arriba.


Es también
el hombre que se rompe.

Cuanto más larga es una escalera
más aumenta la posibilidad de caída

suele
haber
nunca
falta
un escalón
que se rompe
se ausenta

en ese espacio vacío/roto
justo ahí

el poeta apoyó todo su peso.


Yo le dije

mas temprano que tarde

iba a pasar.
12
5comentarios 77 lecturas versolibre karma: 91

Me quieres

Tú me quieres callada,
Me quieres desnuda…
Me quieres siendo tuya.

Pero estás ausente…
Y vuelas…
Vuelas libre, inquieto;
Vuelas sin rumbo entre la gente

Tú me quieres serena,
Me quieres pura…
Pero… ¿y tú?
Sigues siendo libre
Y vuelas… y vuelas.

Y te preguntas,
¿Por qué quiere volar?
Quiere ser libre… volar…
Ser como tú… ser un ave,
No ser casta, no estar a tu merced
leer más   
15
5comentarios 137 lecturas versolibre karma: 99

"Sueño astral"

Por mi ventana entraste esta mañana
como una bruma celeste
en medio de una implacable tormenta
lloviendo en el oeste.

Suavemente tus manos rozaron mi piel
y tu beso en mi frente
causó mi anticipado despertar al marcharte
desapareciendo en el oeste.

Ya no supe si eras real o un sueño,
un hombre o un hueste
dejando un aroma en mi alcoba de
incienso en el oeste.

Me pregunto todas las noches lluviosas
poder en ese sueño astral verte
y encontrar juntos nuestros cuerpos
de regreso en el oeste.


Enid Rodríguez Isáis
Estados Unidos
Marzo 2019
leer más   
18
22comentarios 185 lecturas versolibre karma: 107

Piano de medianoche

Piano de medianoche

*
Afortunadamente, puedo sentir, pero afortunadamente puedo escuchar; una música de piano de medianoche, al revivir en mi espíritu.

Una persona se acercó a mí en las sombras.
Un hombre sin cuerpo no puede ser bloqueado.
Pero él tiene la capacidad de pulir mi alma.
Estaba tan avergonzado de ver mis manos sucias.

Una persona se me acercó, no tengo tiempo para evitarla.
Como si tuviera tiempo para evitar mi juventud.
En la canción de piano de medianoche, lamí tus.
labios agrietados, despertando tus deseos olvidados.
Recuerdo una gran cantidad de música ruidosa y escenas de baile.
La canción de piano de esta noche no está acompañada por nadie. Es misteriosa, triste, hablando consigo misma.

El viento fuera de la ventana se detuvo, debe haber un águila
volando cerca de los picos nevados, debe de haber un pavo real. Inspirado por el sueño, abro la ventana debajo de las estrellas.
Y me puse de pie como un girasol en el medio de la noche.
Pregúntate quién se llevará mi vida pasada.
Una persona se acercó a mí.
Nos enfrentamos cara a cara, reconocimiento mutuo.
Escuché a alguien aplaudir en la distancia.
Una canción de piano de medianoche se silencia.
Sí, este es el caso: una persona se me acercó.
Vaciló por un momento, luego titubeó.
Regreso a la sombra ilimitada a la que pertenece.
Mira las montañas y los ríos bajo la puesta de sol.
Mira hacia arriba.
Estamos lejos de las personas en la distancia.
Es una leyenda lejana, como un caballo en la luz,
así el nácar esparce su quietud y deleite, y el sonido
del piano se alarga, las cosas adquieren una limpieza
fresca y expectante, algo maravillosamente violeta, el
sonido de una muchacha, un sonido, sus piernas, sus
tobillos, las uvas del sexo, los himnos pluviales que nacen
de su boca.

Es la desaparición de nuestro destino,
solo flores preciosas en la distancia.
Ramas florecientes, llevando memoria y sueños.
Una música de piano de medianoche revive mi espíritu.
Como el joven Fausto seducido por Mefistófeles al
inclinarse sobre tu cuerpo, al besar, al encender tus senos
como faros de Alejandría.

www.youtube.com/watch?v=iRffQthqs8E

Che-Bazán.España.
leer más   
9
6comentarios 69 lecturas versolibre karma: 99

¿El hombre no tiene derecho a llorar?

¿El hombre no tiene derecho a llorar
eso es signo de debilidad?
¿Porqué un hombre debe ser fuerte
y debe soportar lagrimas aún que le pesen?

Cuando hablamos de igualdad
hablamos de dejar ser y respetar,
si una mujer llora
¿Por que un hombre no puede lllorar?

Debemos de cambiar la mentalidad
ya estamos en el dos mil diecinueve,
y afuera para todos llueve,
¿Porque negamos esta realidad?

El no llorar no hace a los hombres más fuertes
pensamiento retrogrado e inherente,
que nos aleja de la igualdad
y es una afirmación que la sociedad justa cree.

Enseñemosles a los niños educación emocional
el hombre tiene derecho a llorar y eso no es signo de debilidad,
eso es signo de que en realidad
su corazón es tierno por que no es ajeno a lo que siente.

Claudia Viviana Molina
13
10comentarios 118 lecturas versolibre karma: 99

Precedente - Ausente

...

Empieza el día
y empiezo a escribir.

Tu presencia está justo antes del todo
Antes de ser yo; tu ya eras.

Antes de despertar; tu ya estabas.



Y quien sino yo
el que ha visto resucitar en todos los pájaros tu nombre.


Mientras espero sentado en el lumbral
veo por entre la gente...
tus manos tendidas
y veo de reojo a la calle de bajada y estas tú.

Vienes entre la multitud de hombres sin nombre.
Su silueta dibujada
por entre la bandada de pájaros
que visitamos anoche mientras dormíamos.

Dulcemente
Eternamente
Silenciosamente
9
2comentarios 90 lecturas versolibre karma: 93

El hombre de tus sueños


Yo sé que estoy lejos de ser
El hombre con el que soñaste.
Sé que has visto mis tantos e innumerables defectos
Y te has preguntado
Qué haces conmigo.
Sé que a veces te arrepientes, me aborreces,
A veces incluso dudas si me amas,
Y quisieras salir lejos, y no verme más.

Yo quiero sentir tu amor.
Quiero que sepas que me he esforzado,
Que he sentido el tedio en tus palabras,
He sentido tu distancia y
He debido callar el hecho de que sienta
Que tu amor por mí se ha ido muriendo.

Lo sé, yo sé de antemano
Que no soy el hombre con el que soñaste.
Probablemente no sea inteligente,
Puede que ni siquiera llegue a ser
muy atento a los detalles como tú.
Probablemente parezca, a veces, estar abatido,
O que mi sobreesfuerzo por trabajar
Y conseguir dinero me haga estar ausente,
Muchas veces.

Pero quiero que sepas que me esfuerzo,
Que quiero ser el hombre de tu vida.
Quiero hacerte feliz,
Quiero que seas mi familia, mi motivo,
Mi fuerza y mi vida entera.
Soy consciente de mis fallas
Pero trato de corregirlas para ti,
Incluso más que por mí mismo:
Un hombre sabe que cuando se entrega
Hasta de sí mismo se olvida,
Porque después de Dios
Solamente está su mujer y sus hijos,
Aunque casi nunca, ni nadie lo vea.

No soy el hombre de tus sueños,
Pero créeme, estoy intentando ser
El hombre que sobre todos
Haga honor a tu nombre,
Haga valor de tu grandeza de ser mujer.
Haga mérito de ser el que escogiste por voluntad.
Dé sentido a tu vida,
Dé impulso a tus otros sueños.

Yo sé, porque aunque no lo diga siempre,
Estoy seguro de que lo que hago
Puede ser muchas veces desagradable para ti:
Quiero que sepas que lo siento.
Reconozco que soy más torpe de lo que quisiera,
Y no tan eficiente como tú
En las cosas de la casa, o los niños.

Yo sé que no soy el hombre de tus sueños.
Pero quiero que sepas que te amo más que a nada.
Que me estoy esforzando por hacerte feliz.
No sé si pueda conseguirlo al final,
Pero créeme, lo estoy intentando.

leer más   
4
sin comentarios 748 lecturas prosapoetica karma: 40

Hombros rotos... (Lipograma monovocálico)

HOMBROS ROTOS

¡ Hombros rotos... Somos !
Rostro roto
Somos
Como prólogo
Solo
Otro oro rojo
Sólos
¡ Cómo sol polvoso !
Honor color mohoso
Con
Ocho sollozos homófonos
¡ Cómo rostros rotos polvosos !

Por otros nosotros
Con otros hombros rotos
Por otros plomos
Con otros rostros polvosos
Por otros orondos pomposos
Como pronto lodo... ¡ Sonoros !.

Somos... Hombros rotos
¡ Otros ojos rojos !
Somos... Hondo dolor
¡ Cómo coro lloroso !
Flor sólo... Protocolo solo
¡ Flor, color otoño, sólo !

Hombros rotos, rostros polvosos
¡ Por orondos pomposos sonoros !

Otro sol borroso
Somos
Otro tronco roto
Somos
Como fondo sordo
Con loros como coro
Con monos como probos
Con golfos como robots

¡ Hombros rotos, logro horroroso !

Autor : Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)

POST DATA:
Información útil es...

es.wikipedia.org/wiki/Lipograma
También...
es.wikiquote.org/wiki/Lipogramas
leer más   
17
17comentarios 138 lecturas versolibre karma: 129

"Carlos"

Carlos utilizó todo arsenal en su haber,
es un hombre sabio y sabe lo que debe hacer.

Es un hombre, todo un hombre.

Desde dóciles hasta fáciles,
con sus pétalos a todos mordió.

Y su aroma eriza los sentidos de cualquier
persona que esté cerca, sobretodo si es mujer.

Es un hombre, todo un hombre.

Desde Dédalo como los perros,
con su látigo a todos besó.

Más poemas en: frank-ruiz.webnode.com.ve/poemas-y-escritos/
10
3comentarios 90 lecturas versolibre karma: 111

El hombre solo

¡EL HOMBRE SOLO!

Así se lleva toda la vida buscando la libertad más allá. Pero no la encuentra porque la tiene dentro.
El hombre no podrá ser libre ni encontrar la libertad mientras no evolucione y llegue al conocimiento de su propio Ser y de su propio Yo.

Cuando llegue a este estadio, habrá conseguido el fin primordial de su naturaleza y dejará de sentirse solo.

El cielo es el espejo de la tierra.
Arriba es como abajo en un orden perfecto.
¡El Todo, el Universo!
Los astros caminan con nosotros
Los ciclos se repiten incesantes.
El sol nos da energía.
La luna nos eleva.
Todo marcha al unísono.
¡Solo los hombres discrepan entre ellos
Su código es confuso!
leer más   
10
4comentarios 171 lecturas prosapoetica karma: 98

El Hombre

Buscando identidad
me encontré con el hombre,
que llegó a mí como salvación,
tendiéndome su mano.
Apareció de pronto a mi lado
y me interrogó,
preguntándome en cada mirada
y en cada gesto
quién era y qué hacía allí.
Un día me di cuenta
que existía,
que estaba allí.
Comencé a hablar
con sus palabras,
a mirar su camino
y poco a poco
me perdí entre la salvación.
Esta salvación
vestida de hombre
se me enredó en las piernas,
me abrazó en la noche,
hundió su cara en mi cuello,
me abatió con su beso
y me guió con sus manos.
Y yo fui él, en él y para él,
no queriendo ser ya más otra cosa.
Y me perdí en su poderío,
porque era poderoso,
cayéndome por entre sus ojos,
que eran ventanas
de paso directo al vacío.
Ese hombre
era la guerra
vestida de paloma,
y el desierto
con traje de huerto fértil.
Pero nunca pude odiarlo
y que lo odiara ahora
ya no tendría motivo.
leer más   
5
2comentarios 69 lecturas versolibre karma: 77

Hombre

Hombre
El que con sus palabras te besa
y con su alma te abraza,
en su sonrisa está la calma,
entre sus brazos un hogar
Y en sus ojos la tranquilidad
como la del mar...
Hombre
Al que le bastan tus ojos
para encontrar el cielo,
y en tu boca están
todos sus besos,
Y en tus manos
guarda sus sueños...
A ese hombre
feliz día le deseo.

Bela
leer más   
8
4comentarios 67 lecturas versolibre karma: 86
« anterior123457