Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 69, tiempo total: 0.004 segundos rss2

La primavera

Después del colegio una floración
de niños inunda el parque. Sus risas,
sus gritos de alegría, su afirmar
la primavera en cada gesto, vencen
a la muerte y no lo saben. Yo, oculto
mi derrota y celebro que se salven.
leer más   
6
6comentarios 52 lecturas versoclasico karma: 75

Un fantasma

Es más difícil matar un fantasma que una realidad
Virginia Woolf


A la imagen borrosa de un espectro
disparé mi revolver de ocho balas,
y el plomo y la metralla
me temo se incrustaron en la nada.

Al nebuloso espíritu
del desamor y el odio, que vagaba
por los riscos del pensamiento atroz,
le incrusté enojado un puñal de plata.

Desesperado en busca de su muerte,
al corazón la estaca,
colérico clavé con agudeza
entre voces y gritos de las ánimas.

Y a la visión fugaz de un alma errante,
con el áspero filo de mi espada,
cediendo a la piedad,
le seccioné las venas con gran saña.

Ni enterrado se borra de mi mente,
ni esgrimiendo cada una de mis armas
fenece su presencia,
me persigue en mi vida su fantasma.
22
11comentarios 94 lecturas versoclasico karma: 105

El libro

Si se quiere viajar lejos, no hay mejor nave que un libro.
Emily Dickinson


Escalé hasta la cima de sus tapas,
aspiré la fragancia de sus hojas,
abriendo cada página
al tacto de mi mano temblorosa.

Dibujando en mis ojos sus palabras
me introduje en la esencia de su historia
llevando la bitácora
a mares que trazaron otras olas.

Yo era audaz navegante que bogaba
buscando la gran isla misteriosa,
el temible pirata
que cantaba sus gestas desde proa.

El galán caballero que intentaba,
como lo hizo en su tiempo casanova,
seducir a las damas
con sinfín de requiebros y lisonjas.

Era Ulises, héroe en la batalla,
candor del Principito con su rosa,
comedia, tal vez drama,
Hamlet, o los amantes de Verona.

Un crisol de leyendas y de fábulas
al meterme en la piel de mil personas,
un viaje sin mañana,
era un libro grabado en la memoria.
24
12comentarios 99 lecturas versoclasico karma: 109

Desenzano

Caminábamos junto al lago inmenso
y el tiempo era un recuerdo de otro
tiempo;
La tristeza se ahogaba en el silencio,
acorralada por nuestra alegría;
vivir comenzó a tener un sentido
distinto a lo que antes era la vida,
ya no era el alma esperando la dicha
ni era la dicha escapando del alma;
y no he dejado de escuchar la música
que me llevará de tu mano, al lado
más vivo de la muerte, cuando acabe
todo y volvamos a encontrarnos, luego,
en un mundo de luz que hemos soñado,
tan lleno de amor, a nuestra medida.
leer más   
12
19comentarios 96 lecturas versoclasico karma: 88

Lo inesperado

Los días eran iguales, arena
infinita de un desierto sin límites,
y el alma que ya no buscaba nada
dejó también de esperar tu llegada.
Las horas, sin sentido, como dunas
de mañanas sin pájaros cubriendo
con su luz fría un tesoro olvidado.
Cuando todo temblaba en su derrota
te hiciste visible en la primavera.
Contra lo inmóvil llegaron tus ojos,
frente a la nada llegó tu sonrisa
de oasis, viento fresco y horizonte.
Para quitarme de encima a la muerte,
para sacarme de nuevo a la vida.
leer más   
4
2comentarios 20 lecturas versoclasico karma: 57

La envidia

Comido por la envidia se debate,
deporte nacional de la vergüenza.

Sin ningún remordimiento que frene,
vuela raso el halcón hacia su presa.

Creyéndose dueño de su destino,
saca sus garras; sigiloso acecha.

Pudo sentir piedad más no lo quiso.
Bebió el café amargo que le envenena.

Sonó música oscura en su interior;
repetida e incansable martillea.

Taladrado cerebro hasta la inquina,
no descansa, es la envidia que penetra.

Y ya no vive de tanto morir,
por maldecir a quien destruir quisiera.




Publicado en la Asociación Solidaria Cinco Palabras:
cincopalabras.com/2019/02/24/escribe-tu-relato-de-febrero-v-el-ex-teni


Fotografía encontrada en Internet
18
20comentarios 181 lecturas versoclasico karma: 100

Sobre el alma

El alma de Cirlot era Cartago
y la de Julio Martínez Mesanza
es Rusia amenazada por las hordas
oscuras. San Juan de la Cruz llenaba
sus límites confusos de una noche
que atravesaba los estrechos, largos,
corredores, tan sombríos, de Antonio
Machado. Reinos desaparecidos,
terrenos ingratos muertos de frío,
cielos donde solo hay sombras, pasillos
y galerías, páramos, desiertos.
Donde soñar con un alma mejor,
donde creer que es posible otra vida.
leer más   
13
7comentarios 71 lecturas versoclasico karma: 106

Entre pizarras

En el cerro, sentado entre tomillos,
en la mina descanso la mirada,
en el filón cortante,
allí donde el paisaje se desgarra.

Y escucho los barrenos
que esculpen estruendosos la montaña,
dejando al descubierto
las rocas al cobijo de la falla.

Aparece entre el polvo la cantera,
la piedra cincelada,
sello de un pueblo, la morada donde
escondida, descansa la pizarra.

Y en el duro yacimiento minero
las vidas se confunden con la grava,
y otras más desdichadas,
bajo tierra reposan enterradas.
18
5comentarios 85 lecturas versoclasico karma: 108

Westminster

Es algo así como admirar las bóvedas,
maravillarse ante los rosetones
y las vidrieras, detener la vista
en las columnas y su latín sacro
para olvidar bajo los pies los nombres
de los que hicieron el mundo más bello.
O reverenciar las losas gastadas,
mostrar nuestro respeto a los artistas
que siguen llenando de poesía
nuestras vidas, a pesar de los siglos,
y olvidar lo que sucede en silencio
sobre la ceguera de nuestras almas.
Vivir se parece a eso, ignorar
que al no aceptarlo todo nos hacemos
más pequeños, porque nada tenemos.
leer más   
11
3comentarios 47 lecturas versoclasico karma: 94

Sol, muerte y vida

El sol hiere los iris de los ojos,
lacera las pupilas
inundando las cuencas
de legiones de lágrimas furtivas.

La esfera ígnea de encendido ardor
a las flores marchita
en los veranos tórridos
por la asfixia que daña la campiña.

Lastima la nieve alba del tejado
y ardiendo en las cornisas
derrite los carámbanos
pintando la pared con mil heridas.

Ese sol, que brilla resplandeciente,
ciega a las golondrinas
que vuelan sin sentido
buscando por el cielo una salida.

El astro que lumínico derrama
sus rayos en orgía
de luces y calores,
anunciando al albor un nuevo día.

Magno sol, que eres fuego y llamarada,
muerte y también la vida,
estrella abrasadora
alumbra el arduo caminar de espinas.
14
8comentarios 87 lecturas versoclasico karma: 86

Lejos

Lejos de quién disfruta del dolor
ajeno y de los cobardes que al débil
asedian, lejos de quienes calumnian
y conspiran contra la bondad noble
que tiende de nuevo la mano herida.
Lejos del odio que oscurece el mundo
y de un mundo extraño que quiero amar
pero no puedo de verlo, tan lleno
de nada, arremetiendo contra todo.
leer más   
16
3comentarios 68 lecturas versoclasico karma: 89

Derrotado

El rostro macilento,
el rictus apagado,
con un inmenso océano de lágrimas
los ojos anegados.

El ánimo enfermizo,
el cuerpo está agotado,
la débil sensación del que en la vida
se siente derrotado.

Las sombras del espejo
reflejan un ser lánguido,
la imagen del eterno sufridor
que vaga hasta el desmayo.

Naufragan en la ciénaga
del esplendor los años,
desfallecen los ecos del espíritu
de un hombre muy cansado.

Tristeza, desconsuelo,
dolor en trago amargo,
y el corazón, cariátide de penas,
latiendo involuntario.
22
10comentarios 73 lecturas versoclasico karma: 94

Desvelo de un epitafio (Jotabé)

Y desnudan las sábanas del cielo
su lunática luz y su desvelo

En caduco latido se distiende
y en mirada felina se desprende;
un cobalto anhelante que le prende,
y en noctámbula luna me transciende

Es nostalgia de un beso que se crece
cabalgando en la noche que acontece

E inquietante es el pecho en su recelo
desbordando un presente que desciende
y en suspiros mortuorios desvanece...


Es melodia y fallece ,
enterrando en acordes de bemoles;
Epitafio de amor en arreboles


@rebktd
leer más   
23
14comentarios 147 lecturas versoclasico karma: 94

Después de la tormenta...

Respiraba en la cama temblorosa,
trémulo el corazón, sin más consuelo
que mi torso desnudo,
que el edén de mi pecho.

La mañana al amor le da una tregua,
la pasión con el alba ve sosiego,
los suspiros espiran
y reposan los besos.

Los sofocos se funden con la calma,
en la noche quedó el último aliento,
los abrazos alivian,
y aflora el sentimiento.

Es la pausa, la paz y la armonía,
el descanso que imploran nuestros cuerpos,
es silencio y caricias,
es final de otro sueño.
18
10comentarios 136 lecturas versoclasico karma: 86

Nunca la sombra

Nunca la piedra ni el hielo en el pecho,
no la hiel o la sangre en la mirada,
jamás la sombra venciendo al espíritu
ni la escoria inundando el pensamiento.
Sólo la limpia luz de quien nos ama
y esta pequeña luz para ofrecerle.
leer más   
15
10comentarios 90 lecturas versoclasico karma: 103

Ausencia

Veleta inmóvil que recuerda al viento,
campana quieta que trae los sonidos
ausentes, ruinas dibujando alturas
antiguas en el hueco de la nada,
has dejado tu recuerdo imborrable
en el vacío. Estás, cuando miramos
fijamente a los ojos de la muerte.
leer más   
14
8comentarios 56 lecturas versoclasico karma: 119

La imagen de un espectro

He buscado en la fosa de tus ojos
intentando encontrar un sentimiento,
me sumergí en un bosque de pasiones
y anhelé percibir un triste afecto.

He perseguido el rastro de tu aroma
e inhalado el perfume de tu pelo,
suplicando tener un beso exiguo
me arrojé al fondo del abismo inmenso.

He bebido del néctar de tu boca,
surcado los meandros de tu cuerpo,
he explorado al milímetro tu piel
y escalado los cerros de tu pecho.

Me asomé a la oscura sima de tu alma,
hasta quise entrar en tu pensamiento,
y en la locura eterna por tenerte
penetré en ese infierno que es tu sexo.

No descubrí ni amor ni semejanza,
les inquirí a las hadas y a los elfos
por saber si en el fondo de tu espíritu
yacía un afán o interés sincero.

Al instante me hurtaron la esperanza,
no había atisbo de fervor postrero.
Fijé al punto en tu rostro mi mirada
y solo vi la imagen de un espectro.
19
9comentarios 78 lecturas versoclasico karma: 115

La hermandad

En el arco imposible que describe
el tronco del árbol amenazado
por el viento, en su humilde resistir,
donde logra zafarse sin romperse,
en la parte que escapa del incendio,
en las ramas que soportan el peso
de la nieve y de los días, ahí,
es donde mi historia se une a su vida
y se une la resina de su herida
con mi alma, en pie, resistiendo ante el tiempo.
leer más   
6
8comentarios 72 lecturas versoclasico karma: 84

Una lágrima negra

De esos ojos que brillan como el ónix,
de lo oscuro y profundo de la pena,
del lamento que nace de la muerte,
del misterio azabache de sus cuencas.

Allí donde reside el desconsuelo,
el dolor de la angustia más secreta,
de las minas del alma más recónditas,
del infierno que corre por sus venas.

De aquel océano íntimo e insondable,
de las olas que gimen de tristeza,
del atroz sufrimiento, de allí brota,
una lágrima negra.
26
16comentarios 172 lecturas versoclasico karma: 111

Camino en tristeza (2 jotabés)


I
Por la vereda del camino triste
transita un cuerpo que de luto viste.

Perfume de negra rosa en la piel
aroma de nostalgia envuelta en hiel
y en la boca, resto con sabor miel
que deja semblante de anhelo fiel.

Peregrino de la gran desventura
a piel descubierta y sin armadura.

Con tus huesos en una pena diste,
ser consecuente contigo, no infiel
quiere la vida darte gran tortura.

II

Pero si tú no quisieras perderte
y al abismo gris y sin luz prenderte.

Busca mano amiga que te caliente,
y que en tu sufrir amargo te aliente,
que te haga sentir fuerte y más valiente
y que te sane el corazón doliente.

La soledad debe de ser querida
y no un lastre que nos produzca herida.

Porque en esta tu vida has de quererte,
arrancar el dolor, plantar simiente
de sueños, felicidad merecida.




Hortensia Márquez
33
20comentarios 220 lecturas versoclasico karma: 115
« anterior1234