Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 44, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Juego de niños...

Pasos cortos…
Resuellos…
Por el fleco de la orilla,
me posaba en tus cabellos.
Tú me mojabas
los pies,
y jugamos a cogernos.

¡Pilla, pilla,
de mentiras…
nos salimos al encuentro!.
A la una…
yo te sigo.
A las dos…
te porfío.
A las tres…
A las cuatro…
A las cinco…
cuando vienes,
yo te brinco…

A las seis…
A las siete…
enfadado dices:
¡Vete…!
Y sin llegar
a las ocho…
te revuelves
caprichoso,
y doy de bruces
en tu arena,
enredado en la maraña
de tus olas
y tu saña…

Juego de niños…
¡Y tú, mar…
que con la espuma
nos engañas…!

(Niño jugando en el mar -Pintura de Rubén de Luis-)
leer más   
8
6comentarios 86 lecturas versolibre karma: 89

Se Agotarán Las Excusas

Es la mentira la peor
de tu cobardía y refleja
lo que escondes ante
los engaños de
quien no te conoce.

Vas negando lo que
a ti misma te avergüenza
culpando sin remordimiento
a quien por tu vida se cruza.

Se agotarán las excusas
que hasta ahora te blinda
y quedarás arropada
con tu propia desdicha.

Iván A.
11
4comentarios 71 lecturas versolibre karma: 85

Hasta Que Mueras De Pena

Tristemente me robaste
mi entusiasmo y la alegría
sin ni siquiera sentir
un poco de melancolía.

Engulle tu indiferencia
y desconoce la autocrítica
porque te crees perfecta
y las disculpas son para ti
simple signo de debilidad.

Penosa y mísera la razón
que considera tu persona.
Ese futuro que solo trae
soledad y angustioso tormento
llenándote de arrepentimiento.

Vas construyendo despacio
un castigo de tu propia condena
hasta que por fin llegue el día
que simplemente mueras de pena.

Ivan A.
12
2comentarios 69 lecturas versolibre karma: 97

Ordenanza desordenada

La excusa abierta, derramar prosperidad,
promesa valiente, ilusionante y sugestiva.
Oculta constante sin extraviar finalidad,
la hegemonía esclaviza la idea colectiva.

Como premisa un auténtico reglamento,
fiador del progreso por todos codiciado.
Ventajoso escudo de incierto sacramento,
vana esperanza, discurso falso y sobado.

Con el encofrado de antiguas leyendas,
equivalentes conceptos en atavismo.
Resuelta sentencia a desfogar cinismo,
reclamando soporte como una ofrenda.

Epidémico mal que entre infames propaga,
dispuestos a todo por conservar el edicto.
Ignorando fronteras la ambición embriaga,
la penuria es su aval a mantener el invicto.

La consigna, seguir el “ordenamiento”
al pie de la letra según el estatuto.
Ni en contingencia valen aspavientos,
amenaza discreta del cruel reducto.

Benditas las plumas insubordinadas,
alzando la voz ante el falseamiento.
Indispuestas a permanecer calladas,
sin importar el contragolpe violento.

Mucio Nacud (autor) 2019
Derechos reservados
14
8comentarios 219 lecturas versolibre karma: 133

Amores

No hay amores prohibidos,
quizás sólo jóvenes.
Tal vez bañados de prejuicios
o llenos de obsesiones.

No hay amores perdidos.
Quizás no encontrados u ocultos; pude que en rincones,
tal vez lejanos o trágicamente ignorados
por no estar atentos a sus pretensiones;

puede que ciegos nosotros
que al juzgarlos los rechazamos.

No hay amores rogados,
sólo respuestas concisas
de corazones feroces y armados,
que no se doblegan al deseo ni se ponen esposas
de quien vende su vida por un solo beso,

aunque sea en las manos.

No hay amores románticos,
sólo ingenuos o viles amantes
que creen poder vivir siempre eternos
prometiendo sus dudas por ilusiones.

No hay amores inmortales
que venzan al Tiempo,
sólo sentimientos finales
que acompañan al cuerpo.

Fragmentos quizás
de lo que sintieron.
leer más   
10
2comentarios 293 lecturas versolibre karma: 37

No puedes engañar a quien conoce la verdad

Escupes sobre mi nombre solo porque piensas que son demasiadas buenas las cosas que hago para que sean verdad.
Crees que detrás de esa cara hay una máscara que oculta la verdadera identidad.
Que realmente soy un lobo oscuro cazando almas incautas en el universo caudal.
Que bebería estar más que muerto entre la escoria que desborda a la humanidad.
Que mi memoria debería ser olvidada para siempre de la faz de la historia de una tierra que me vio nacer.
Que el recuerdo del que me observa debería ser más que borrada.

Es cierto que siempre he estado muy lejos de ser un ser perfecto.
No hay un día en el cual mis imperfecciones heredadas de la primera pareja humana no se asomen en mi vida.
Pero no soy tu espejo.
Nuca lo fui y nunca lo seré.

Desde pequeño aprendí a observar y escuchar.
Cuál esponja que absorbe el agua voy rodeándome desde que tengo memoria de seres humanos maravillosos.
De ellos he aprendido a amar, a perdonar, a abrazar a los otros.
A creer en que algo mejor nos espera en un futuro.
Llevo muchos años copiando su vivir, su andar como personas sabias y sanas.
Son muchos y son padres y son hijos.

¿Me he extraviado?
Me extravié más de una vez.
En esa fatal oscuridad te conocí.
Y no seguí las lecciones que mis padres me habían inculcado.
No me aleje de ti en el debido tiempo.
Y muy tarde comprendí que solo era una presa fácil más.
Una a una como la carnada ideal recibí los golpes mortales de tus garras.
En el suelo.
Muy abajo.
Arrastrándome en mis lamentos comprendí que yo solo erré.
Y mi error fue erosionado poco a poco mi vida como una estaca clavada en el pecho de la inacción.

Pero en la absoluta oscuridad de las tinieblas en las cuales yacía desconsolado alcance a ver la luz.
Solo bastaba con seguir lo que alguna vez había aprendido para encontrar otra vez la salida.
Y el amor de los míos me salvó.
Fui rescatado porque muchos de ellos son unos verdaderos guerreros.
Otros más son vigías.
Otros enseñan a amar.
Ahora soy libre, porque del yugo del que obra con cobardía me he librado.

Sé que seguirás escupiendo sobre mi nombre solo porque piensas que con ello puedes engañar a todos.
Pero son demasiados para poder engañar.
Ellos conocen desde que tienen memoria mis pasos.
No puedes engañar a quien conoce la verdad.
No lo puedes hacer.
Y no lo harás.

Poesía.
Miguel Adame Vazquez.
02/01/2017.
18
6comentarios 292 lecturas versolibre karma: 15

Hipócritas

Caminan creyendo que lo cambiarán todo.
Pero solo logran engañar a sus frágiles pasos.
Como débiles marionetas deambulan sonámbulos dirigiéndose a ciegas al despeñadero.

No saben cómo pueden ver más allá de lo que solo sus ojos contemplan.
Y lentos van cuidándose en no caer con su pérdida al abismo de sus propios caprichos.

Su vacío es eterno y en el no existe el retorno.
Abandonaron hace mucho sus únicos sueños
No volverán a verlos.
Tal vez nunca fueron de ellos.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
13/02/2017.
11
sin comentarios 278 lecturas versolibre karma: 53

El dragón y las mariposas. Casi una leyenda

Había una vez, en un rincón muy muy lejano, un dragón domador de mariposas. Y es que le gustaban tanto los colores rodeando sus alas, cruzando sus fuegos, que les enseñaba a hacer piruetas a su alrededor. Las mariposas no se sabían domesticadas, girar alrededor de las fauces de ese animal con tanto de magia, era natural. Tanto, que se creían parte de su hechicería.
No existía día ni hora demasiado temprana o excesivamente tardía para ver en el cielo tamaño espectáculo de luces y vida. El tiempo pasaba como cuando llega el otoño y las hojas van cayendo de a una, lento y precioso. No había campesino o noble que se resistiera al encanto. ¡Si hasta la Luna salía con el sol para no perderse la escena!
Una tarde, se hizo furioso invierno y las mariposas temblando de helado miedo volaron hasta acurrucarse bajo el pesado cuerpo de ese maravilloso dragón. La nieve los fue cubriendo de a poco y el tiempo sin clemencia alguna los congeló. Tal era la tristeza del paisaje que ni luna se asomaba para ver los blancos restos de lo que otrora fuera emoción.
Las estaciones se pasean a su ritmo y la primavera daba pasos en falso, temblorosos, despaciosos, un poco más que cansinos. Días y más días pasaron con más penas que glorias, la nieve se fue haciendo agua y el agua pequeños claros donde el sol comenzaba a reflejarse para entibiar el aire.
Fue recién para el verano que el dragón despertó de su sueño congelado y se levantó presuroso a despabilar sus mariposas. Dicen, y es que es una leyenda más que un cuento, que se encontró solo rodeado de pequeñas cicatrices de colores, tan iguales a sus amadas y dóciles aladas que enloqueció de dolor encerrado entre cadáveres.
leer más   
5
sin comentarios 297 lecturas prosapoetica karma: 57

Infiel

Me pediste que cerrara los ojos para no ver tus pecados, te creíste vencedor viendo cómo me tapaba la cara con las manos. Pero pasaste por alto como corrían lágrimas de sangre por mis mejillas. Ya me los había arrancado y escondiéndolos bajo las sábanas, vi como solo eras fiel a tus mentiras.

Marisa Sánchez
11
3comentarios 172 lecturas prosapoetica karma: 84

Espejismo

Más allá de mi vista
triste, pobre y miope
tras el sofocante vaho
bajo el reseco sol,
mis ojos ardidos
vislumbran apenas
el Espejismo

Guardián oscuro
que vio tu reflejo
en los años idos.
Hoy es mil astillas
luces minúsculas
constante memoria
de perdido candor.

Destellantes agujas
mínimos fragmentos
de cristal estallado.
Que un porvenir
otrora reflejaban
ora incrustados
en mi pie desnudo,
herido, sangrante.

Al filo de la cordura,
vuelvo a pasado
veo fotos deslavadas,
la tierra del nunca jamás
donde hadas soñaran
con nubes rosadas
de intoxicada alegría
¡perdido reflejo!

Del aire límpido
sin aquellas otras
oscuras miradas
que mis pasos siguen
calumnian mis palabras,
añoranza infinita
de diáfana ilusión.
Utopía ¿qué fuiste?
¿vulgar engaño,
absurda certeza,
perversa evasión?
leer más   
16
3comentarios 134 lecturas versolibre karma: 103

Vete

Te alimentas de mi hambre,
para luego lavarte las manos
y sentarte a saciar la tuya en la mesa de otras bocas.
leer más   
5
sin comentarios 75 lecturas prosapoetica karma: 57

Traición

Jeremías 17: 5 dice:

"Maldito el varón que confía en el hombre..."
Y yo, confíe en ella.
Y me sobrevino maldición,
por la desobediencia
de mi terco corazón.

Aquel mensaje decía :
"confío en tí, y siempre confiaré,
aunque se caiga el mundo"
Y, he aquí,
el mundo cayó a mis pies.

Entregué todo mi corazón
a quien no debía,
mi amor y....
leer más   
11
8comentarios 213 lecturas relato karma: 82

¿Por qué no me engañaste?

Dejé las palabras pilladas
con la puerta de tu coche, al cerrarla.
Querías seguir hablando,
insistías en llamarme, no dando final
a lo que yo había llamado ya
silencio.

Mi cuerpo te habría dicho que sí.
Mi alma llorando negaba.

Te hice daño por ponerte a prueba,
por jugar con tu sinceridad.
Te hice daño al engañarte
con mis gestos.
Te hice daño por jugar con el engaño,
por desconfiar de mí.

No me extrañó que mi alma llorase,
le arrancaste una pata a la silla
que le habías regalado a mi fragilidad
para que se sentase, tranquila,
tiempo atrás. Una silla de sonrisas,
de gestos, de verbos, de mimbre de tu alma
que era la mía.

No me extrañó que mi alma llorase
vagando sin brújula
por tu mundo del que yo no soy,
donde no me encuentro.

Me hundiste siendo la mano que mecía
el velero que llevaba el sueño
que alimentabas.
Me ahogué.
Volví a saber quién nunca sería.
Volví a ser mudo con mis cosas.
Volví a la fragilidad resquebrajada.
Volví a mi no confianza en mí,
a saber que no puedo llegar.

Del naufragio solo queda
la estaca de una interrogación:
¿Por qué no me engañaste?
leer más   
12
10comentarios 203 lecturas versolibre karma: 111

El engaño

Dormía plácidamente
en cómoda habitación,
cuando alteró mi razón
un sueño ya recurrente.
Yo observaba displicente
a las personas paseando,

IR A LA WEB DEL AUTOR PARA CONTINUAR...
15
6comentarios 127 lecturas versoclasico karma: 113

Locura

Locura de querer hablarte
de escuchar el móvil y que seas tú
llamándome…

Y me aturdo
en el absurdo de otros ruidos
que me alejen de pensarte
que arremolinen mi pelo
como cuando te haces viento
para venir a espiarme…

Entonces me engaño
una vez más pensando
que me llamas, y éste ruido
no me deja escucharte…


(Si me quieres oir entra a la web del autor, ahí te espero con el audio) (Lola)
soundcloud.com/lola-bracco/locura
13
9comentarios 183 lecturas versolibre karma: 111

Ya sabia

No puedo advertir lo triste que estuve,
pues a su lado siempre estuve en mi propia nube,
fue el héroe en mi historieta,
pero quien puede juzgar una triste poeta,
puedo decir con un poco de cordura,
que no tuvo toda la culpa de mi locura,
fui yo quien se dejo envenenar,
con la compasión de alguien que no sabe amar,
fui yo quien decidió elegir,
con sus mentiras seguir,
no puedo ignorar,
que pude de su falso amor escapar,
pero fue mi voluntad,
darle un voto de lealtad,
no pueden culpar a quien ahora soy,
si no se de donde vengo ni para donde voy,
solo puedo decir con algo de ironía
que esta loca ya sabia, a lo que con el se atenía.
leer más   
19
4comentarios 118 lecturas versolibre karma: 134

Piel

Oh, como disfruto de tu boca
esa que me vuelve loca
como disfruto de tus caricias
que en otras pieles desperdicias
aun que no seas plenamente mio
se que dejarme para ti seria un lió
pues me deseas con locura
y en mi cuerpo solo tienes la cura
más eres un egoísta
pues siempre vas tras otra conquista
disfrutas verme en tu cama
pero de infiel tienes la fama
no eres de los que sabe amar
más siempre me entrego a ti sin dudar
se que un hombre así no cambiara
pues mi piel tus deseos no saciara
prefiero dejarte ahora que puedo
hacerle a tus caricias un duelo
ir por el mundo buscándote un remplazo
así de mi corazón no quede ni un pedazo
pues se que tus caricias compartidas
no son buen remedio para mis heridas
pues aun que ames mi piel
deseo alguien que me sea fiel.
leer más   
16
2comentarios 96 lecturas versolibre karma: 138

Amor espurio

Nuevamente tú y yo juntos
como estaba planeado.
El mismo lugar,
el mismo cuarto,
casi la misma hora.

Un año y seis meses,
contados desde junio dos mil trece,
tiene nuestra particular historia.
Tenías veintidós y medio;
hoy entro a veintiuno.

Te amo y me amas
¿Nos queremos?
Vivimos nuestra unión
tal vez efímera.

Acostado con el control en mano
te detallo íntegramente:
tu rostro hermoso
con una sonrisa tallada a la perfección,
tus cabellos rizados y húmedos.
Ya más cerca sentados en la cama:
tu cuerpo oloroso,
tu piel morena y suave,
manos delgadas con uñas decoradas,
ojos claros y grandes.

Besamos, acariciamos y hacemos nuestro
un cuerpo que no nos pertenece;
que los espera su dueño.
Nos prometemos amor, confianza,
fidelidad y comprensión,
aunque sabemos que
será tan casual como este encuentro.

Te amo y me amas
¿Nos queremos?
Vivimos nuestra unión
seguramente pecaminosa.
Carente de legalidad,
sin partida de nacimiento.

Disfrutamos por completo cada rincón
de estos veintiséis metros cuadrados,
porque la libertad está prohibida,
el juicio acecha.
Te veo mirar por la ventana
como buscando sentido a la vida,
como buscando aprobación,
como si te faltara algo.

Después de dejar todo en orden
abandonamos la habitación
hasta el próximo encuentro,
preguntándonos si nos vamos
más vacíos de lo que vivimos
o más culpable por lo que no
queremos dejar de hacer.
leer más   
12
7comentarios 86 lecturas versolibre karma: 90

Dudar

Cerré los ojos ante la evidencia, le concedí una prórroga al dolor.

Le otorgué a mi conciencia el peso de la duda, ínfima y eterna, la duda que destroza.
La duda que sangra dentro del pecho y se coagula aprisionando el corazón.

Alargando el camino de descenso hacia la derrota he fingido que mi fe es suficiente.
¿Cuál fe? de cierto he de decir que esa tal no existe, solo la ceguera ante lo hiriente.

El regocijo hipócrita ante la dulce y piadosa mentira se torna más sucio a cada minuto.
6
sin comentarios 41 lecturas prosapoetica karma: 70
« anterior123