Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 402, tiempo total: 0.004 segundos rss2

En un Rincón

En un rincón de tu cuerpo,
donde el anhelo se calma,
donde empieza la bonanza,
entre tu cielo y mi cielo.

En un mechón de tu pelo,
bajo el sol de la mañana
entre sus brillos de plata,
quieren perderse mis dedos.

En las notas de un bolero,
que suena de madrugada
y siembra nuestra alborada,
allí buscaré el consuelo.

En un rincón de tu cuello,
donde mis labios no alcanzan
a susurrarte palabras,
quiere morir un “TE QUIERO”.

Àngels de la Torre Vidal ©
Poemas 2019
20/05/2019
leer más   
12
10comentarios 54 lecturas versoclasico karma: 81

Ardes

De tu piel efluvios vapores,
de tus dulces labios, pasiones,
ardes,
y lo sabes,
quemas cuanto tocas y
a cualquiera que te evoca.
leer más   
3
sin comentarios 14 lecturas versolibre karma: 44

Placer innegable

Aún recuerdo cuando tuve en mis manos
el arco del triunfo,
Aún recuerdo como bordeaba con mis dedos
el designio pontificado,
de mis ojos.

Magia al instante
placer innegable
templo sagrado,
mi piel estaba adormecida
y fue, naufragar en tus agridulces aguas
para ahogarme con tu profundidad.

He saciado mi virtud
en las ondas sonoras de tu mar,
mis demonios han sido
desterrados por la furia
de tus vaivenes,
y he visto el sol renacer
en mis pupilas dilatadas.

Sexto poema de la serie: Diablo de los poemas
7
1comentarios 56 lecturas versolibre karma: 87

Juguemos

Te miro en la distancia.
Te miro y son tus brazos
los que imagino rodeando mi cintura
mientras tu cuerpo se ciñe a mi cuerpo.
Son tus labios susurrando en mis oídos
los que anhelo con cada aliento tuyo,
con cada palabra que sale de tu boca
aunque tú, ni sepas que yo existo.
Y aunque yo sepa que soy nada para ti
y no exista en tu universo…
En el mío te hago mío,
y en el mío
te desnudo salvaje y sin miramientos
y te poseo.
Te despojo de tu ropa para fundirme en tu piel.
Te despojo de tu armadura de acero
para sentirte vibrar acurrucado en mi pecho,
asaltando mis caderas,
desbaratando mi pelo,
enjugando mis suspiros con tus besos
y acallando la pasión de mis anhelos.
Y te desnudo con prisas,
con impaciencia y denuedo,
con las ansias del deseo envolviendo este encuentro.
Y te desnudo en mi mente,
porque sé que eres un sueño,
pero te asalto en mis sueños y el delirio de ese encuentro
es tan perfecto…
Es tan real en mi cuerpo, que me estremezco al pensarte
y al pensarte, te deseo…
y si algún día me miras,
si me miras…
Si me miras y te sumerges en este mi pensamiento,
en ese mismo momento
observarás en mis ojos que enciendes todo el deseo
y el frenesí del encuentro será fuego,
será la llama que enciende y quema y abrasa…
y puede serlo.
Solo mírame a los ojos
y vente.
Vente a encender la pasión
y juega…
Si te atreves hoy

Juguemos.
11
1comentarios 82 lecturas versolibre karma: 76

Contamíname

Recórreme con un beso,
que me electrice la espalda,
se deslice por mi cuello
hasta el borde de mi falda.

Desabrocha con tus dedos
los botones de mis ganas
imprégname con tu aliento
de chocolate y naranja,

Haz que recorran tus versos,
mis repechos y vaguadas
desbórdame con deseo,
puntos, comas y palabras,

contamíname piel y cuerpo
el pensamiento y el alma.

Àngels de la Torre Vidal ©
Poemas 2019
leer más   
14
17comentarios 98 lecturas versoclasico karma: 82

Buenas intenciones

Me gustan tus ojos, pero…
¡Qué bonitos senos tienes!

Ni son muy atrevidos
ni son muy tímidos:
tienen la sensualidad precisa,
exacta,
para imaginarlos
desnudos y dispuestos
al deseo
de mis manos y mi boca.

¿Huelen a mandarina, a naranja,
o a durazno?

Han de lucir hermosos
cuando dejas al aire tu cuerpo.

¿Son suaves y delicados
como el pétalo de un tulipán,
o como una espiga de trigo?

Un día de estos,
¿te gustaría venir a casa
a leer, o a escuchar música,
o a ver una película?

Me gustan tus ojos, pero… En verdad,
¡qué bonitos senos tienes!

De Cadáveres en el armario, 2015
leer más   
13
7comentarios 109 lecturas versolibre karma: 93

Umbral celestial

Cuando muestras
el azul desnudo de tu cuerpo
a las esporas de Tiempo.
Cuando dejas
que la espuma tatúe en tu piel
figuras oníricas.
Cuando te vistes de gris
y nos humedeces
con tu saliva vaginal.
Cuando cópulas con el Sol
y se naranjizan
tus mejillitas juveniles.
Cuando tiñes
de violeta algunos mechones
de tu extensa cabellera.
Cuando manchas
de inocente carmín
tus braguitas de algodón.
Cuando adornas
con lilis cristalinas
la negra enredadera
de tu pubis.
Cuando excitas
a las aguas salinas
con la atracción platinada
de tu clítoris.
Cuando con copitos de leche
blanqueas el paisaje:

¡Qué belleza!
¡Qué hermosura!
¡Qué maravilla!
¡Qué sensual!
¡Qué deleitable!
¡Qué sublime!
¡Qué increíble!
¡Qué preciosura!:

eres Cielo.

De Cadáveres en el armario, 2015
leer más   
9
2comentarios 50 lecturas versolibre karma: 82

Nuestra copa

Compartirás sobre mi cuerpo
nuestra copa
templada con el calor de tu cuerpo,
catarás en ella mi licor,
y una vez tus labios
se me muestren húmedos
en ellos medirás
el dulce alcohol que anhelo
disolviéndolo en mi lengua,
impregnándome de tu sabor
hasta hacerme estallar
con tu embriaguez.

Sentirás el por qué mis labios
quieren ser tu verso,
sentirán extenderse en tu tibieza,
acelerar los vientos
siendo táctil huella apasionada,
clamará mi boca
por recitar sobre tus pliegues sus rimas,
por jugar con tu sal
y tu sudor
cuando me escancies
como moscatel en tu pecho,
cantará al descender
y palmo a palmo recitar tu vientre
hasta que mi garganta pronuncie,
al yo beberme tu lluvia,
el nombre más sublime de la vida.
leer más   
11
6comentarios 66 lecturas versolibre karma: 91

Entre mi alma y tu piel

Me voy a agarrar al silencio
y, como una pluma,
volaré a mi propio cielo,
donde no existen

latitudes que convergen,
ruidos negros, miedo inerte,
niebla confusa, sazonada
con mis propios sentimientos.

Seré la noche que transita
entre la angustia y el dolor,
alma sin pausa,
aura sin prisa.

Musitaré a tu oído
la rama de mis pesares,
desde el silente suspiro
que me lleva hasta tu piel.

Me embriagaré con tu luna,
dejando atrás la pericia
de mis sutiles encantos.

Yacen en ti mis deseos
mas ocultos, más febriles,
más cercanos.

Te haré de momento sublime
y vibración erizada,
de instantes carentes de tiempo,
de noches batiendo las alas.

Y no habrá ruido.
Nos sabremos renacidos
en un silencio prohibido,
dentro del placer
de nuestros cuerpos.

Una colaboración con mi amigo poeta José Fernández Becerro.
13
4comentarios 56 lecturas versolibre karma: 90

¡Ahora entiendo esa separación!

Un durazno, dijiste a mis espaldas, a la luz de la tarde,
separando con suavidad mis carnes…

“Otra vez Amarilis”
Márgara Saenz
(1937-1964)



Como dormir sin antes leerte
en aquellas letras eróticas
por poesía coserte
de una hiel traficas.

Sus hojas de otoño desprenden
la virgen creciente
o aguas tibias que remienden
el lado oscuro de la mente.

No corre la sombra sin noche
de aquel árbol frutal
como el cabello con broche
de tu blanco mal.

Despierto mojado
viendo los pensamientos dormidos
y haciendo el amor bebidos
en esa espalda de frutado.

¡Ahora entiendo esa separación!
entre carnes y suavidad
ahora te explico con la adicción
en mis labios congelad.
17
6comentarios 51 lecturas versolibre karma: 98

Versos a su falda

Estoy rendido
A los vaivenes boreales
De sus faldas

Penultima frontera
Donde se posan
Mis anhelos

Armadura sacra
De sus secretos

Donde mi verso
Dejó enredada
Alguna que otra palabra
6
sin comentarios 25 lecturas versolibre karma: 64

Dos

Besos de sabor canela,
caricia bajo la falda
suaves cantos de sirena
que nos recorren la espalda.

Unos dedos que desvelan
mis secretos y palabras
cuando en la noche se cuelan
entre la piel y el pijama.

Dos roces que me embelesan,
dos caderas… una danza…
dos bocas que al par jadean
dos gemidos, dos gargantas.

Àngels de la Torre Vidal ©
Poemas 2019
leer más   
20
11comentarios 93 lecturas versoclasico karma: 93

Locura

Me sacude el portaminas
con dos palabras oscuras
que yo convierto en ternura
para dejarlas escritas.

Me revuelvo entre la brisa,
de tu voz bajo la luna,
me rozas con cuatro dudas
y me desnudas sin prisa.

Me asedian besos y rimas,
entre briznas de cordura
se convierten en locura
mis besos y tus caricias.

Tu boca y dedos me excitan
nuestros verbos se conjugan,
nuestros cuerpos se conjuran,
para entregarnos al clímax.

Àngels de la Torre Vidal ©
03/05/2019
leer más   
21
22comentarios 100 lecturas versoclasico karma: 93

La reliquia del almendro

Cae al lirio en su nudo angosto,
ajenos líquidos. Que en breve
sismo alimenta a sorbos, la reliquia
del almendro, su dulce pezón…
leer más   
12
9comentarios 88 lecturas versolibre karma: 92

La simpleza del erotismo

desde este lado de la cama
se ve tu lado demonio



Me arde la vida cuando escucho tu nombre
cuando dejo que el viento me hable de tú
de mis besos a tus besos, de mi espacio a tu espacio
de tu tiempo a mi universo
con el deseo a contracorriente
la mitad de lo que vale ser feliz
empeñada en un tercio de lo que cuesta ser sincero
ser de sol toma más tiempo que luz
pero eso no impide que las noches tengan luna
que se acomode la silueta al andar de las penumbras
cuando me toma tu sombra vuelvo a sonreír
vístete ante de que la lujuria nos robe la mirada
no quisiera volverte a ver desnudo antes de haberte probado el alma
la simpleza del erotismo se complica cuando intentas atrapar lo efímero
que es aquel instante en que ya no eres tú, ya no es él ya no somos nada
sino dos pedazos de carne entregados a la pasión.
leer más   
24
16comentarios 99 lecturas versolibre karma: 94

Deja que te mire

Deja que te mire con las manos, recorriendo tu piel para ver cada pliegue. Las palmas serán las pupilas de mis ojos. Las puntas de mis dedos serán el lápiz que dibuje mis caricias sobre cada uno de tus poros, coloreándolos con la calidez de mis labios, ahora entreabiertos para recibir a los tuyos, para intercambiar tu aliento con el mío, tus palabras sin letras, sólo los sonidos de nuestros sentidos.

Mi piel será la sábana que cubra tu cuerpo, rozando tu desnudez, acallando cada ansia de caricias con el choque de nuestros cuerpos unidos por las caderas.

Mis pechos serán el suave lecho donde reposar tus labios, donde descansar tu cabeza, donde encontrarás la calidez máxima que acoja el ansia de tus besos.

Mi vientre contra el tuyo, sintiendo cada sacudida, cada contracción de nuestros cuerpos entregados al ejercicio de amarnos, estallará sintiendo fluir todas las sensaciones por cada célula de la piel, por cada poro dormido…

Y mis piernas quedarán entrelazadas a las tuyas, obligando a nuestras caderas al roce y éxtasis total, fusionadas, sin posibilidad de separarse. Mientras mis labios aprenderán como cada noche, a besar a los tuyos, a despertar tu boca, a acariciar tus dientes, tu lengua…

Deja que te mire mientras nos fundimos en un solo cuerpo y no dejes de mirarme hasta que el éxtasis nos obligue a cerrar los ojos cuando nos lancemos al abismo del placer.

Àngels de la Torre Vidal (c)
Maneres d'Estimar-nos
leer más   
11
10comentarios 73 lecturas prosapoetica karma: 104

Jóvenes erectas...

Se parten horizontes de roca,
en una vaciada espiga de luz.

Esa es tu sombra y tu espada.
Caballo de cuarzo y su esperma.
Mi canto solaz en tu boca…

¡Habitémonos en tu corazonada!
Somos hallazgos en manos de luciérnagas.

-Sonido de abismos que caen-

Somos amantes de una
aguja inquiriendo agua pura.

Sales que buscan la cópula de
las amapolas.

El dardo locuaz, que entre piernas
hacen lidias, en jóvenes erectas…
leer más   
18
14comentarios 95 lecturas versolibre karma: 90

Despertar

Un dulce despertar el de hoy ... con tus dedos recorriendo mi espalda, siguiendo el trazado de la espina dorsal, haciéndome notar cada milímetro de mi propia piel, sin peajes, dibujando todas las curvas a derecha y a izquierda.

Quería girarme y comerme a besos tus labios, pero no me has dejado. Tus brazos me han rodeado de manera que tus dedos han venido a buscar el valle de mis pechos para recorrer después la llanura de mi vientre y la vaguada de mi ombligo.

Tus labios se han posado en mi nuca, murmurando esos besos que sólo tú sabes susurrar.

He cerrado los ojos y me he entregado al placer de tu piel, de tus caricias, de tus labios. Y con los ojos cerrados he despertado al nuevo día, al sentir completo, a la entrega con todas las consecuencias cuando tus dedos...

Àngels de la Torre Vidal ©
“Maneres d’Estimar-nos”
leer más   
17
15comentarios 66 lecturas prosapoetica karma: 94

Debajo

Bajo unas manos de ensueño,
que mis sentidos cercenan
y las yemas de unos dedos
que abren todas mis puertas,

recolecto con esmero
unas caricias de seda
y el susurro de un “te quiero”
que en mis oídos se cuela.

Bajo el murmullo de un beso,
que sobre el vientre me dejas,
llevo mis manos al puerto
de gozo y concupiscencia,

donde tu cuerpo y mi cuerpo
entre fluidos se mezclan,
donde se pierden los miedos
que en la negrura me acechan.

Àngels de la Torre Vidal ©
Poemas 2019
leer más   
21
22comentarios 123 lecturas versoclasico karma: 90

Desnudando - Vistiendo

Desnudo la madrugada
cuando desnudo tus besos,
cuando tus manos desnudas
van desnudando mis pechos.

Y me vistes de lujuria,
mientras te voy desvistiendo,
me desnudas de prejuicios
que desnudos, van cayendo.

Àngels de la Torre Vidal ©
16/04/2019
Obra de la fotografía: David Casallachs Pérez (c)
13
12comentarios 81 lecturas versoclasico karma: 83
« anterior1234521