Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 53, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Con la tranca puesta (eneasílabos-arte mayor)

Impecable luce el palacio
para mi soledad santuario,
andariega entre las columnas
con ese respirar pausado.

Cribando paso al visitante
suspicaz de su privacía
y tranca puesta al horizonte
en resguardo de la armonía.

El alcázar amenazado
ordena encender las alertas,
cerraduras aseguradas
negando las puertas abiertas.

Estando el sitio acorazado
es preciso inhalar despacio
defender el templo sagrado
que significa nuestro espacio.

@MucioNacud (dr)
leer más   
21
15comentarios 176 lecturas versolibre karma: 121

La distancia es distancia

La distancia es el tiempo
entre el viento y la hoja
que mueve; el espacio
entre mi sangre y los latidos.

Pasan nubes
corre el viento,
el frío ocupa
el espacio
de la sombra.

Trozos de azul
dispersos
buscan un cielo
donde unirse.
leer más   
18
8comentarios 154 lecturas versolibre karma: 88

Desierto

Miraré por ti el cielo,
un ave caerá sobre la tierra
allí donde raíces y miembros se junten
parecerá que un hombre se destierra con comedia.
Los ojos se harán ciegos
atraídos hacia el aliento bebido,
por las hojas temblarán palabras
!En qué silencios de savia te habrás metido¡
Cuando los gusanos sean pacientes
no se verá pellejo al viento
¿Dónde quedarán los gritos del cuerpo?
Solo arena...
cubriendo las olas mecidas
antes de que hubiese habido vida
antes de convertirte en mi desierto.
leer más   
8
sin comentarios 35 lecturas versolibre karma: 81

Alma común

Como sustancia germinante
creas vida, con el roce
del halo de tus sueños

con las alas de tu mirada,
que van bordando colores,
formas la luz y el espacio.

Y con las brisas de tus juegos
va naciendo el movimiento.

Crea y vuela.
Eres un alma común,
mas nunca rastrera.
Estás enrazada
con creadores de estrellas
leer más   
7
sin comentarios 46 lecturas versolibre karma: 73

Desvelo

Me sabes a desvelo.

Me sabes cuando te espero
y me desespero
cuando no sé a qué sabe tu sabor.

Me sabes a desvelo.

Me sabes al triunfo del séptimo día,
tras pasar los seis restantes
imaginándote desnuda en mi cama.

Me sabes a desvelo.

Me sabes a la jaula de libertad
que dejaron las astillas de la Bastilla
donde, pensaba, tenía mi pecho.

Me sabes a desvelo.

Me sabes al epílogo entre dos amantes
que dejaron la tarea de amarse
para cuando fuese trece y no martes.

Me desvela a lo que sabes.

Quién lo diría, vida mía,
que aprendería a reconocer tu sal
en una piel llena de heridas,
yo que pretendí ser mar para tu rio
y que terminé siendo llanto
en el fondo de tu ombligo.

¿Y sabes qué me desvela?
Que para este mar que se derrama
ya no eres mi salida de emergencia.
14
4comentarios 156 lecturas versolibre karma: 83

Antítesis

Buscando la vida
me encontré la muerte.
Dormí para escapar,
pero el sueño me atrapó.
Abrí los ojos para ver,
pero la oscuridad me cegó.
12
5comentarios 171 lecturas versolibre karma: 73

Firmeza

FIRMEZA.


Hay caracola
que se unen a las estrellas.
De esa unión sale el reflejo del eco,
expandiéndose por el Universo.
(Sideralmente perdidos.)
Esos dioses
que, hoy, no nos reconocen
en este Planeta azul, roto y dolorido.

Somos diminutas espora, cabalgando en el todo.
Pensamientos grandes,
encerrados en un cerebro pequeñísimo de mutación lenta.
(Buscándonos a nosotros mismos.)
Pequeñas esporas en nuestras mentes.
Sin destino

He salido de ese espacio, cuando yo os contaba mi idea.
Me fui lento
A sentarme,
sentir que mi espacio terrestre se me había acabado,
un gran agujero se abrió a mi derecha.
Caí al abismo.

Entré en ese túnel
de rosas violetas y perfume acaramelado.
Yo fui feliz,
si bien fue por décimas de segundo
amado.
Os contemplé en una gran hoja seca de platanero clorofila,
ibais volando sin ningún destino.
Os abrazasteis porque la hoja se rompió.

No caísteis al abismo porque vuestra mente viajaba dormida
en ese espacio de deseo…!ternura¡
leer más   
8
sin comentarios 112 lecturas versolibre karma: 69

Empezar de nuevo

Escribiendo sobre papel mojado,
versos difuminados, desleídos,
casi ausentes antes de ser leídos;
letras y restos de un destino ajado.

Sin cambiar un ápice lo añorado
y por pura abstracción de mis latidos,
dejo espacio entre versos abatidos
escondiendo un anhelo amedrentado.

Tan frágil como alas de mariposa
ruego color y sentido a la vida;
apartándome de encima esta losa.

Vivir, dejar atrás la piel dormida.
Huir antes que la noche tramposa
empañe el horizonte tras el día.




Publicado en la Asociación solidaria cinco palabras:
cincopalabras.com/2017/12/17/escribe-tu-relato-de-diciembre-iii-el-art
11
12comentarios 186 lecturas versoclasico karma: 106

Ella (Respuesta a su invitación)

Él se cruzó por su camino, en líneas paralelas,
decidió hacerle una invitación, su encantadora
y enigmática voz, le cautivó, causando una cósmica
explosión, en su diminuto universo.

Él es la estrella, quizá la de Belén, porque de
tierras hebreas ha llegado. Trae en sus labios
un color natural, el carmesí.

Proceden de sus labios hermosos versos y poemas
que se escuchan hasta los cabos de la tierra.
Su encanto es el mismo néctar, néctar codiciado
por los colibríes volando de extremo a extremo del
gran arcoiris que ha aparecido después de la tormenta.

Él no se moldea, son sus versos mismos una bella nube
que moja la tierra seca, con lluvia de colores y la
ablandece, y cuyas manos de alfarero moldea la nueva
ilusión.

Ella le dice: " " a la invitación - "dame tu áspera mano,
dame tu calor, no te soltaré, llévame contigo, quizá
este no es lugar para ninguno de los dos. Aventurémonos los dos¡¡
Atravesemos juntos la vía láctea, escuchando la música del infinito,
que es la misma que escucho cuando me recreo en tu
pecho cerca de tu dulce corazón..."
leer más   
13
9comentarios 169 lecturas versolibre karma: 98

Espacial

Soñando que la luna se vestía del sol,
amanecía más cerca de la pared y su espalda,
y quedaba el rastro de su piel aún mojada,
del inflamable acto que bajo la pasión y sus sábanas mandaba.
Solo descrita por ángeles, o profetas que el nirvana alcanzan,
la perfección se abstiene y no controla su existir,
tomé un pedazo de nube para cubrir su piel, y un par de estrellas para su blancos pechos,
y discreto formo un caudal con rayos del astro rey,
pero caprichoso el tiempo que se detiene, ya que ansioso estoy por despertar,
veo un color sombrío, donde siluetas bailan como en un ritual,
careciendo de miedo sigo mi rumbo, pues verla quiero, y arrojado soy hacia el ritual,
ahora aprendo el baile, hasta que el coma me haga despertar.
leer más   
12
5comentarios 109 lecturas prosapoetica karma: 117

Espacios desnudos

Soñé un lenguaje eterno
un idioma disfrazado en la planicie humana

Soñé un espacio desnudo
una compañera perdida aullando en las calles

Soñé una violencia futura
cavando en el mar palabras pesadas

Soñé unos ojos rasgados
una niña triste con grito de sirena

Soñé un roce en su cuerpo
una mancha roja todo cubre

Soñé un lenguaje inútil
un monstruo en el aire diciendo su nombre

Soñé un cuerpo flotando
pieles de mármol / vellos despeinados

Soñé una mujer dormida
un amante herido cortando su pelo

Soñé un fin temible
unos senos tristes / un triángulo desgarrado

Soñé objetos enumerados
mandiles blancos / cintas acordonadas

Soñé / máscaras / casas en silencio / sueños cercenados
Me soñé acabada con dedos pálidos en la puerta de mi casa

me soñé descalza y silenciosa
sola entre las vísceras
de un espacio desnudo
que me absorbió
leer más   
18
10comentarios 246 lecturas versoclasico karma: 105

Antes del comienzo

Antes del comienzo queda la nada…

Un espacio sideral
catapultándose
como una espiral estrecha
y sinfín.
Antes del comienzo
solo hay silencio,
un silencio que grita
desesperadamente
que ha llegado
la hora del reverso.
No hay avance,
hay ondas repetitivas
generando un bloqueo.
Pajazos mentales
abruman,
atraen los remordimientos.
El verbo carne se hace débil,
frágil sin ningún pretexto.
Antes del comienzo
el mar reposa
y sus olas son tenues
que pueden bañar
al mismo tiempo.

Antes del comienzo
estoy yo a medias
sin fe,
y con la verdad
entre las piernas.
Estás vos,
ensimismado,
pensando en el ayer,
en los besos que te di
mientras tu boca
recitaba engaños.
Antes del comienzo
estamos los dos,
dispersos
en caminos distintos
buscando, tal vez
reencontrarnos
de nuevo.
14
10comentarios 159 lecturas versolibre karma: 93
« anterior123