Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 90, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Anhelos

Las calles esperan
a la gente alegre, a la
gente que con sinceridad
saluda, a los que
estrechan las manos
y con amor ayudan.

Los amigos extrañan
aquellos momentos,
aquellas visitas, aquellas
satisfactorias despedidas.

Las familias añoran
el compartir, las inesperadas
salidas, las tardes de
asados, y los planes
que quedaron aplazados.

Los niños desean jugar
en el parque, regresar
a la escuela, reencontrarse
con sus compañeros y
abrazar a sus maestros.

Queremos que la salud
nos abrace, que el virus
se vaya, y que a los
nuestros nada les pase.
13
4comentarios 97 lecturas versoclasico karma: 101

Zarcillos

Desde siempre las palabras han sido parte de la vida:
En el principio era el verbo…
Y con ellas las relaciones con la gente, eventos, cosas.
Las primeras palabras que me impactaron y me hicieron enamorar de ellas
están relacionadas con pasiones que siempre he cultivado:
la tecnología, el cine, la fotografía, la imagen.

En los años 70’s todavía no teníamos televisor en mi casa. Éramos pobres.
Las cosas que no tenían que ver con necesidades básicas siempre llegaron gradualmente
por lo tanto, fueron eventos muy valiosos rodeados de las personas que más amo y amé.
Solíamos ver televisión en casas de vecinos. Tenía dos programas favoritos.
Una novela mejicana sobre una gitana muy maquillada y vestida con faldas anchas
llenas de colores que se llamaba Yesenia y que veía a mediodía todos los días
después de haberme puesto el uniforme para ir a la escuela.
Y el hombre nuclear, un astronauta americano que después de un accidente mortal,
lo salvan y convierten en un hombre cibernético superdotado.
Solamente lo presentaban los sábados. Tenía que haber hecho mis tareas escolares
para disfrutar del privilegio de poder ir a verlo a casa de mis vecinos.

Un día de 1979, el primer televisor llegó a mi casa.
Un Sharp arrogante, diferente a todo lo que en ella había.
Sus patas de madera y sus parlantes rectangulares verticales
de una tela sepia, apretada y gruesa a lado y lado de la pantalla del televisor.
Sobre uno de los largos parlantes aparecían las únicas letras de dos centímetros: IC
Y debajo de ellas su significado: Integrated Circuit.
Recuerdo fielmente la tridimensionalidad de las letras,
en un momento donde el alto relieve era nuevo para mí.
De rojo sanguíneo, elegante, con un borde plateado brillante
alrededor de cada una de ellas que las hacía ver aún más ostentosas.
Eran las letras más grandes que había visto sobre un aparato eléctrico
y contrastaba con el color opaco y plano de aquel parlante.

Eran sus zarcillos.

La forma como las letras adornaban el televisor, como bolas de colores
en un árbol de navidad y la novedad de la particularidad de ellas,
vistas desde la perspectiva de un niño de siete años
cuyas pocas experiencias con palabras habían sido totalmente académicas
y robotizadas por la escuela y por un libro que se llamaba Nacho Lee
que más que un texto lúdico era un catálogo mnemotécnico para aprender a leer,
hizo que me causaran tanta emoción como la que provocó ver el televisor de papá,
que ahora era mi televisor.

El aparato llegó a las 5 de la tarde.
Ese día le había pedido a mi mama que me dejara ir con mi abuela
a su casa para quedarme a dormir. Era mi paseo favorito:
el trayecto de 30 minutos, la novedad de ver otras calles, otras casas,
gente que nunca había visto a través de la ventana del bus
me daban mucha alegría y curiosidad.
Era el momento de salir del mundo chiquito en el que fui criado.

Pero cuando ya casi íbamos a salir, llegó la gran caja del televisor.
Nos detuvimos en la puerta, mi abuela, mi mamá y yo, expectantes, estáticos
para ver lo que había en su interior.
Y como un regalo sorpresa, el televisor hizo su aparición,
ya no quise ir mas con mi abuela
y no podía creer que tendríamos un televisor para nosotros solos.

No recuerdo muy bien cómo deduje que IC (integrated circuit)
significaba circuito integrado. No sabía inglés en ese entonces.
Mi única explicación con sentido es la similitud de las palabras con el español.
Y es apenas ahora, en la mitad de este relato, que abrí una nueva pestaña
Y busqué qué significan las tan recordadas letras.
Leí su definición en Wikipedia:
“una estructura de pequeñas dimensiones de material semiconductor, normalmente silicio, de algunos milímetros cuadrados de superficie, sobre la que se fabrican circuitos electrónicos generalmente mediante fotolitografía y que está protegida dentro de un encapsulado de plástico o de cerámica.”

Hice un barrido rápido al resto de la información. Pronto me desinteresó.
Me quedo con las sensaciones vividas por las letras y palabras ligadas a mi primer televisor.
Su forma, sus colores, estilos, su brillo, su belleza.
Y con todo el mundo creado alrededor de ellas.
leer más   
6
2comentarios 73 lecturas prosapoetica karma: 74

Poema: San Valentín

Autor: Gonchi Celayes Caballero

SAN VALENTÍN

Qué soleado y bello está el día; los pajaros cantan, las rosas florecen, y las parejas disfrutan de una linda tarde de febrero; mientras se dan un beso de amor infinito.

Es tan simple y romántico describir el San Valentín con estas palabras. Pero este día, trata de algo más que simples palabras de amor.

El San Valentín no trata sobre comprarle algo caro a tu pareja. Ni tampoco trata de regalarle objetos para quedar bien con esa persona; sin quererla de verdad.

El San Valentín no nace del dinero. No es necesario que sea un día de los enamorados, puede ser algo más que eso.

El San Valentín es un día para compartir con las personas que quieres de verdad. De aquellas personas que te ayudaron a ser mejor de lo que eras antes; que han estado para ti en los momentos más difíciles de tu vida, que nunca te han dejado tirado.

De esas personas que te aman sin importar cómo seas; sin importar tu color de piel, tu condición física o tus preferencias sexuales. Hay muy pocas personas en el mundo que te van a querer de esta manera; no es fácil encontrar a alguien que se preocupe tanto por ti.

Así que, si tienes a alguien con estas cualidades, disfruta de este día con esa persona. Salgan a divertirse, compartan nuevas experiencias y que no les importe lo que digan los demás; es problema de ellos.

Y si tienes un grupo de amigos que tengan estas virtudes, invitalos a salir a alguna parte y diviértete con ellos. No olvides que la amistad, es tan valiosa como lo puede ser el amor hacia una persona.

Tampoco te olvides de tu familia; de las personas que siempre han estado en tu vida, que te dieron ese calor hogareño que no te dan otros. Si tienes la oportunidad de estar con ellos en este San Valentín; no dudes en llamarlos para preguntarles cómo están, o para invitarlos a caminar por la playa, o por dónde sea.

En esta fecha, no le regales cosas materiales a la persona que amas. Demuéstrale cuánto la quieres siendo quién eres; sin ser otra persona, sin engañarte a ti mismo.

Regalándole tu amor, tu sinceridad y estando en compañía de ella. Sin dejarla de lado, sin pensar en el dinero ni en lo que vas a hacer mañana. Hoy es un día especial que no se puede desaprovechar, un día para dejar de pensar en tus problemas y estar con las personas que amas.

Y ahora que ya sabés qué es el San Valentín de verdad, anda a pasarla bien con las personas que te quieren, que te aman de verdad. Porque eso es, el verdadero significado del San Valentín.
leer más   
5
3comentarios 73 lecturas prosapoetica karma: 56

Abrazando sueños

Tengo la ventana del alma
abierta de par en par.
Entraron palomas blancas
y anidaron en el calorcito de la esperanza.

Solo queda creer en que podemos,
en nosotros,
en nuestras fuerzas.

Lancé una pregunta al viento
esperando mil posibles respuestas…
mientras llegan,
me quedo en familia
abrazando nuestros sueños.





Hortensia Márquez (horten67)



Publicado en la Asociación de Escritores Solidarios 5Palabras
Las palabras son: VENTANA, PALOMAS, CREER, PREGUNTA, FAMILIA
22
13comentarios 115 lecturas versolibre karma: 101

Palomas de mi esperanza

Congelados los días
tras los cristales de mi ventana,
sigue la ciudad inmóvil… solitaria.
Arrancándole pedacitos al Alma
afloran nostalgias de rutinas pausadas;
humedecidos los ojos por anchas distancias.
Un tenue pestañeo… y entre alegres aleteos,
dos bellas palomas blancas
de largas plumas y colas de abanico,
llegan hasta mi alféizar
cubriéndolo de esperanza.
En un segundo el sol vuelve a brillar.
No es una opción creer en el mañana,
siempre ha de ser nuestra meta.
Que tu pregunta y la mía abrazadas
no sean más… una respuesta que calla.
Unidos como nunca somos...
una gran familia ganando esta batalla.


Vídeo de su lectura: youtu.be/MGBzpNSFqI8
Emitido en Onda Cero Sierra.

Publicado en la Asociación Solidaria Cinco Palabras:
cincopalabras.com/2020/03/22/escribe-tu-relato-del-mes-de-marzo-iv-mar


Los escritos en forma de vídeos y audios, también están siendo enviados en apoyo a la iniciativa de la doctora Cristina Marín Campos, para apoyar y animar a los pacientes aislados en los hospitales.

#ParaTiaunquenoteconozco
15
25comentarios 158 lecturas versolibre karma: 113

Rituals: El pare

Un cafè sobre la taula,
dues torrades de pa,
la cigarreta entre els dits
un mirar vell i cansat.

Un somriure sobre els llavis
una moixaina a les mans
un petó sobre el cabell...
marxa el pare a treballar.

Àngels de la Torre Vidal ©
05/02/2020
leer más   
1
2comentarios 76 lecturas versoclasico karma: 90

El motor

Y yo ante esto que digo?

-Nada, no digas nada,
Solo sueña, ama y alimenta el alma,
Crea, imagina, piensa y vuela..

Vuela querida,
....vuela en el cuaderno y también en la montaña,
Tan necesaria siempre
.....como el gustazo de tu llamada.

Vuela querida poeta,
vuela de verdad,
porque de verdad que vales la pena..

Vales la vida,
Al menos eres el motor de la mia,
sigue así amiga mía,
con tu particular alquimia,
eres artista y muchisimo más por si no lo sabías o nadie te lo decía,

haces arte,
perdona,
haces magia con tu ceniza,
pero eres puro arte..

Si te conocieran sabrán que..
Bueno si eso es lo que quieres..
Que por algo eres eres Ze,
Je Je Je!

Aunque no sepas o no tengas ni idea,
Tienes toda una vida,
y no hay peros que valga,
Si eso y si quieres hazme callar algún día,
Solo tú tienes el poder de hacerlo,
bendita sea el susurro de tu voz..
de una lejana dimensión..
Pero....

" Ven y hazme poesía"
lo recuerdas?
Madre mía de Nacho bendita,
Pero que risas aquel día..

Pues nada...
...y tampoco digo más..

Te dije que nuestra foto iría en alguna portada..
....que sea en poemame y un poema...
es casi hasta Karma...

En el primero te pedía perdón
...hoy..
Solo te dedico como mi motor.
Gracias Ze de todo corazón.


Te quiero Hermanita Gemma Rabaneda
leer más   
18
19comentarios 221 lecturas versoclasico karma: 93

Mundos diferentes

Lado A:


Noches sin comer
Alarmante estado
Claramente asustado
Oídos alarmados


Escuchando a sus padres
Discutir por lo insuficiente del dinero
Misma intensidad de ambas partes
Gritos, dolor y hambre


Queriendo que todo pase
Que termine y poder estar bien
Sueño muy lejano a la vez
Otro día más, otro mes


Sobreviviendo con lo que pueden
Manteniéndose en pie sabiendo que se puede
Positivismo y ganas
Amor, calidez y una cama


Mamá hace todo lo posible
Papá trabaja hasta los fines
Juntos parecen invencibles
Pero aun así no alcanza


Lado B:


Niño de clase media alta
Padres con dinero
Lo que ve lo tiene primero
Pero no un amor sincero


Sus padres no están en todo el día
El niño solo se cría
Que era lo mejor creían
Aunque en el fondo sabían que mal hacían


Descontento por qué no tiene el último iPhone
En su casa teniendo dos
De última generación
Caprichos y malas actitudes lo consumen


No tener a nadie con quién hablar
Sus padres no se hacen cargo en verdad
Lo tiene muy mal
Y en su comportamiento lo hace notar


Destruye cosas, inventa mentiras
No hace caso y berrinches solo hacia
Atención es lo que buscaba y no conseguía
Pues sus padres ni se acordaban que existía


Moraleja de la historia
Valora lo que tienes
No todo se basa en los bienes
El amor es gloria
leer más   
2
sin comentarios 42 lecturas versolibre karma: 14

lazos de sangre

La sangre por encima de todo,
la sangre por encima de nada;


mejor derramada,
con las iglesias quemadas
y las campanas replicando
de par en par,
ardiendo.


uno, dos, tres,
(¿cómo olvidar el fatídico paso?)


cuatro, cinco, seis,
(llevaban a María Magdalena
al matadero)


siete, ocho, nueve,
(las miradas clavadas
en sus caderas)


diez, once,
(las palabras
no se las lleva el viento,
los susurros y rumores
pesan más que cualquier tormento)


doce,
(se lanza la primera piedra
sin prejuicios,
tiesa.)


la sangre por encima de todo,
la sangre por debajo de todo
y por encima de nada;



mejor no atar lazos
y tirar los puentes,
no quiero ser hostil en tu morada,
prefiero ser emancipante.
17
12comentarios 140 lecturas versolibre karma: 91

Abuelos

Decirles "gracias" sería poco.
Ustedes nos dieron la oportunidad de existir,
en éste universo, para recordarnos,
de dónde venimos,
y dónde queremos estar.

Yo quizá, no soy quien pa' hablar bonito,
pero aquí dedico tiempo pensándolos,
en la escritura o fuera de ella,
ustedes me recuerdan,
que hay que tener amor propio.

Se cuidaron,
lucharon,
¡lo siguen haciendo!
estamos juntos,
separados en cuerpos,
unidos espiritualmente.

Abuelos, les agradezco,
de todos los lugares del mundo,
donde pude haber nacido,
nací gracias a ustedes,
aquí, al lado de sus corazones,
aunque vibremos distinto,
estamos conectados,
por algo más grande de lo que podamos
llegar a pensar o sentir.

Diría los amo abuelos,
aunque la mejor forma de decirles eso,
es que cuide mis segundos,
y cuide cada rastro de mi existir.
leer más   
1
sin comentarios 35 lecturas versolibre karma: 17

Apaga la Luz del Mundo

Apaga la luz del mundo (papá)
que voy a dormir solita
pues soy una niña valiente
que luz ya no necesita.

Un cuento, mimos y un beso
es todo lo que necesito
para quedarme dormida
abrazadita a mi osito.

Te puedes marchar tranquilo
yo sé que estas a mi lado
y no tardarás en venir
si el miedo me ha despertado.

Apaga la luz del mundo (papá)
que no luzca ya luminosa
mas caigo en sueño profundo
al alba despierto orgullosa.
4
4comentarios 247 lecturas versoclasico karma: 39

Quinta luna

Siempre sentí que la soledad seria la única que me acompañaría a lo largo de mi vida. Y que mi existencia, no era mas que una gota de lluvia que tarde o temprano rato romperá en los brazos del duro suelo

Sin embargo, con el paso de los años , hay algo que me ha quedado muy claro. Quiza es porque estoy acostumbrada a ponerle la otra mejilla a la vida, quizá porque siempre haya tenido a alguien detrás , que sin yo darme cuenta me susurraba dulcemente que valia para algo más que para quedarme en casa escondida y llorando porque la vida es dura

El silencio, siempre había sido mi mejor refugio, hasta que entendí que no debo callarme una sola palabra ni esconder una sola lagrima. Que soy humana, que siento, y que mi corazón de vez en cuando se vuelve cenizas de vez en cuando. Que no soy una persona a la que puedas golpear porque sabes que no me voy a devolver. No, todo eso se acabo

Yo nunca devolveré el dolor que me han causado, porque valgo demasiado como para ponerme de rodillas ante la ira y el odio. Pero ten por seguro, que no me dejare pisar ni una sola vez


Que sere pequeña , y probablemente aparento ser una niña indefensa que nunca ha tenido que enfrentarse al dolor. Pero, como siempre me dices que las apariencias engañan . Y detrás de un pelo desordenado y un rostro pálido se esconde un alma que a pesar del rechazo nunca se ha postrado ante las fuerzas malignas

Me has visto llorar a escondidas, y has sido mi fiel consejero en esos momentos en los que me ahogaba con unas palabras que nunca habría pensado que pudieran llegar a ser mías . Tu que me has enseñado una lección e vida

Que la guerra no se gana con una sola hazaña , y que las grandes victorias son fruto de pequeñas revoluciones que la luna, acompañada por el gran firmamento donde solo quedan aquellos que hicieron de su vida un recuerdo legendario, observa como si fuera la diosa de la elegancia

La verdadera esencia de la valentía no reside en hombres musculados, ni en armas manchadas de sangre. La verdadera valentía esta en reconocer que no eres inmune al mundo, pero pese a ello, y pese a que tu corazón pueda ser cenizas, siempre resurge con un destello de luz como si se tratara del ave fénix

Y a resurgir, me enseñaste tu . A llevar la cabeza bien alta aunque lleve la cara empapada de lagrimas, y a demostrarle al mundo que no me voy a poner a la altura de los que dañan porque yo, soy más que todo eso, y jamas conseguían convertirme en un monstruo. Gracias, de veras, por salvar mi alma humana cuando mi peor crisis me arrastraba a la oscuridad, sin que yo apenas pudiera vivir sin luz.

DEDICADO A MI TIO QUE ME ENSEÑO QUE UNA FLOR DE PRIMAVERA PUEDE RESISTIR HASTA EL MAS FRIO DE LOS INVIERNOS
leer más   
8
2comentarios 168 lecturas prosapoetica karma: 54

"5"

Tenías el cuerpo lleno de aguijones.
Los ojos, la boca, las yemas de los dedos,
el miocardio.
Tu cola de escorpión trató de robarte el pulso cuando estabas en el vientre.
Mamá atajó tu veneno, te salvó.
Yo tenía apenas cinco soles y la avaricia de la hija única.
Mi silencio y tu mirada rasgada se entendieron pronto.

Aprendí a curarte los golpes con sal y mantequilla,
te escudé de los gritos de papá,
asumí tu risa con la precisión del toque del angelus.
Te odié
con amor de hermanos.

*

Naciste un 5 de noviembre, caracazo de mi existencia.
La numerología advirtió: impaciente, inquieto, impulsivo, insatisfecho.
—Pónganle un nombre que le amanse el carácter, aconsejó la madrina.
(El padre hizo oídos sordos).
Alejandro.
Tu huella de Atila no deja tregua en esta viña del Señor.

*
Somos Caín sin Abel.
Los hermanos que se drenarían las venas solo para quebrar el vínculo sanguíneo.
(Madre llora en un rincón: "¿En qué fallé, en qué fallé?")

Nunca tendremos la postal de familia feliz.
No serás el tío favorito en las charlas de sobremesa.
En cambio,
te volverás la cicatriz bajo mi costado izquierdo,
la herida de una guerra que aposté por ganar
y perdí apropósito.
leer más   
6
8comentarios 190 lecturas prosapoetica karma: 60

Tabú

Abuela, te hicieron tabú.
Tu nombre no repica entre los muros de la casa.
Este fue el trato que hicieron tus hijos para salvarte:
olvidaron el cianuro,
desordenaron la ropa recién doblada y planchada,
devolvieron el almuerzo,
condimentado con tu ira.
Quebraron tu retrato.
Silenciaron tus nanas.
Abrazaron la orfandad
de tu vientre extinto.

Jamás te lloraron.
*
Todo, abuela, para no imaginarte árbol,
estático
sin gloria
atrapada por siempre en el bosque terrible que pintara Dante.
leer más   
13
3comentarios 251 lecturas prosapoetica karma: 77

Canto del hogar

Dos gatas hay en mi cama.
La una mi mano busca,
la otra mi brazo agarra,
las dos caricias demandan.
Y yo componiendo el verso
no puedo afilar guadaña,
pues estas dos zahoríes
de risas cubren mi almohada.
En el pecho una esfinge
y a mi lado una corona.
Reina de Egipto la una,
reina de Java la otra.
Y allá en la lejanía
de la entrada al hogar
se oye el bramido fiero
de otra reina al dormitar.
¡Que tres ángeles me guardan!
¡Que tres amores me dan!
¡Ay virgencita del Pino,
líbralas de todo mal!
leer más   
11
2comentarios 92 lecturas versoclasico karma: 76

Crecerás y volarás

Crecerás y te llevarás contigo
toda mi inocencia, a la niña que fui.
Dejarás de querer compartirlo todo.

Toda esa luz, todos los colores.
Toda esa luz dejará de ser por mí. Para mí.

Cumplirás años. Volarás.
Tropezarás con tus dudas, tus miedos.
Me apartarás. Pero no lo hagas. Nunca.

Buscarás, saldrás a entender el mundo.
Querrás probar a qué saben los besos.
A qué sabe lo prohibido.
Vivirás y cumplirás sueños.

Dudarás de todo.
Dudarás de mí. Y de ti.
Te enfadarás.

Entenderás que la derrota puede ser un aliado.
Llorarás sin que yo pueda abrazarte.
Reirás. Amarás. Volarás.

Tendrás el mundo a tus pies.
Y serás lo que tú quieras ser. Y volarás.

Te llevarás contigo todos los abrazos.
Dejarás de dibujar y bailar conmigo.
No seré yo quien esté a tu lado a cada minuto.
Los cuentos, ahora, los leerás tú.

Me echarás de menos.
Pero saldrás a buscarte.
Me llamarás, puede,
alguna vez, pero ya serás otro.

Serás quien tienes que ser.
Abrazarás recordándome.
Conmigo siempre, pero sin mí.
Con otros. Con los tuyos.

Tendrás la felicidad que mereces.
Y te acordarás de mí cuando leas cuentos.
Me abrazarás
por mi septuagésimo cumpleaños.
Ya echo de menos leerte cuentos.

Sonreiré porque la vida te cuida.
Les contaré a tus hijos
los cuentos que te debo.
Y buscaré en tus ojos
lo que hace que todo tenga sentido.

Te cuidaré, incluso aunque no me dejes.
Incluso cuando ya no pueda. Siempre te cuidaré.
Porque esta casa tiene el color de tus dibujos.

Hay un columpio en el jardín que lleva tu altura.
Y tu nombre, tus raíces, tus recuerdos.
Nuestro nombre volará. Tu luz lo inundará todo.

Y tu risa lloverá
en cada amanecer, en cada beso.
Y en estas ramas viejas
siempre encontrarás cobijo.

Un camino. Siempre.
Para encontrarte cuando te pierdas.
Para encontrarme cuando me pierda.
12
5comentarios 196 lecturas versolibre karma: 91

La Nevera

La Nevera.

El Banco de España
aconseja bajar el sueldo base
para ser más pobres que el hambre.
Un silencio que truena
en este Otoño cruel del paro.
De familias sin trabajo
sin dinero como comer
a diario.
Recursos sin tener
nada en una nevera
de tecnología punta.
De oro y plata.
Vacía.
Llena de
aire.
leer más   
10
sin comentarios 93 lecturas versolibre karma: 82

¿Quién eres?

¿QUIÉN ERES?

¿Quién eres?
eres la persona más importante de mi vida
la única e irrepetible
la mujer más importante de mi ser
la que me dio la vida
la que me ha visto crecer
que ha estado allí en las buenas y en las malas
en la salud y en la enfermedad
compañera de aventuras
amiga y más
la más bella
mi musa inspiradora
mi todo
--Mamá---

Autor: Robert Allen Goodrich Valderrama
Panamá
Derechos Reservados
Enero 2018
(Poema que forma parte de la Antología: Positivo todos los caminos abiertos para los Poetas, Editor Alfred Asís, Chile 2018).
leer más   
11
sin comentarios 73 lecturas versolibre karma: 98

Mariposas negras

Siete mariposas negras anidaron en tu mente,
entristecieron tu corazón y marchitaron tu frente.

Nos mirabas y sabías que éramos parte de tu vida,
pero dichosas mariposas negras que no te dejan distinguir,
entre tus hijos y tus nietos, entre tus parientes y amigos.

Aún te vemos sentada en tu sillón,
con el cabello blanco y plata como la luna bella,
y en esos ojos de perdida mirada buscamos respuestas,
te buscamos a ti.

Nos miras fijamente, incorporas tu espalda,
y en un último esfuerzo se entreabren tus labios,
pero un balbuceo extraño enmaraña las palabras
y caes rendida de nuevo más entristecida y hundida.

Tu cabeza se ladea y ya por tu mejilla,
se abre paso una lágrima
que te aprieta la garganta con rabia y con dolor.
Malditas mariposas negras que oscurecen el Alma.

Y se duele el corazón, ¡cómo se duele!
Que no pudiendo expresar su dolor por dentro se muere.

Con el tiempo, fiel enemigo,
la oscuridad se hizo más grande.
Sólo al final del camino, quizás en tu último aliento
te sabemos ya libre.
Porque a tus pies les nacieron alas,
y tan alto has volado que tus negras compañeras
ya no te alcanzan.

Y aquí quedamos tristes,
sí, y también felices por saberte en paz.

Pero aún podemos verlas,
y si levantamos nuestros ojos
ahí están sobre nuestras cabezas,
revoloteando incansables y negras.

Malditas mariposas de fuego que nos negaron tu Alma.
16
12comentarios 95 lecturas versolibre karma: 101
« anterior12345