Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 156, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Feliz Hasta Que Todo Muera

Y así, como cuando no lo esperas llegaste ha este rincón que habito, este pequeño espacio que guardo desde hoy para tí.

No podría haber imaginado tanta luz ni tanta alegría, y es que tan solo tenerte cerca es un premio que no se si merezco.

Así has llegado a soportarme en esta mañana que hemos compartido, este instante de sexo y ternura tan perfecto.

No te apures, no tienes que quedarte siempre, de sobra estoy acostumbrado, tan solo la fuerza de nuestro encuentro es suficiente para dejar a un lado toda tristeza y recomenzar un nuevo día con la sangre templada en tú mirada verde.

Qué sabe nadie si tus besos me supieron ha rebelión y tus manos suaves y curiosas desnudaron las manías.

Ahora ya no hay remedio para la felicidad que me une a este pasaisaje pasajero. Y la memoría cesa en la busqueda de los errores que cuando sonries me siento.

Volamos por un momento en el que todo quedó quieto, y en esa quietud supe que ya no te escondias de los fantasmas que pueblan tú mente.

Desgarrador tú relato y a la vez muy humano, pués se de los esfuerzos que hiciste en aquella vieja escuela.

Escuela que te enseño la vida de un color que no te mereces ya que cuando la niebla se esconde aflora la mas pura y fresca melodìa.

Te guardo para mañana el sabor de las madrugadas que desnudos y sedientos compartamos el deseo.

Y quiero querer la sombra que me dan los años para que cuando vuelvas encuentres de miel mis labios.

Feliz por tanta hermosura que llena mí herida oscura, que sé que cuando el sol cura regresas en pie.

Cuanto cariño sin ataduras, cuanta razón sin armaduras. Te llamaré fortuna pues no se me ocurre ninguna otra manera de saborear la hermosa casualidad que me trajo la sed.

Querida imaginación de oro que supo contar a su modo la historia de dos perdidos en un saberse prohibidos.

Y la lluvia quiso mojarnos las ideas en un intento de hacernos saber que aún crecemos.

Buscaré la respuesta a tú pregunta, y cuando la encuentre llamaré a esa puerta que dejas siempre entre abierta, y por fín te daras cuenta que ningun puñal compartido fue más verdad que las hojas que cayeron.

Entiendo la vida ahora que estás y decido arriesgar una vez más.

Que dure el tiempo que dure sin la hiriente mirada ajena, y aquí, escondidos, podremos dolernos hasta que todo muera.

Hasta que todo muera.
1
sin comentarios 34 lecturas versolibre karma: 6

Bellotas

12 días.

Hay quien podría pensar que 12 días no es nada, apenas 300 horas, poco más que un puñado de semana y algo en los que malgastar un poco de tiempo de verano para evitar el aburrimiento.

Solo 12 días.

Poco más.

Y cuánto pueden unir 12 días.

Una eternidad. Un instante fugaz que se escapa entre las manos, como esos murciélagos que sobrevuelan la noche y no sabes muy bien si es estrella o mamífero. Unas décimas de segundo en lo que dura la vida, pero toda una vida en lo que dura apenas una semana.

Puede parecer una tontería, pero es que miro atrás y lloro de emoción pensando en estos días. En tantas horas vividas juntos, en tantos sueños y esperanzas volcados en una mesa de billar con un cubata o una estrella en la mano, en tantas memorias de nuestros pasados acunadas bajo la luz de un cielo que parecía imposible que fuese más estrellado. Y vaya si nos estrellamos con la realidad al ser conscientes de que eso se acababa y que todo lo que durante unos días parecía una vida ahora parecería solo una pequeña vida perdida en el oleaje de los recuerdos.

Supongo que por eso miro atrás y no puedo evitar sonreír. Por tratar de atraparos entre los dedos. Por tratar de hacernos eternos en nuestra memoria. Por ver si así esto dura un poquito más, aunque sea en la imaginación. Por tratar de hacer un artificio al tiempo y engañar a las distancias, saltarnos todas las fronteras y soñarnos un poco más cerca, como si nunca nos hubiésemos separado. Quizás así el reencuentro sea plenamente una realidad y pareciese que jamás nos hubiésemos ido de ese lugar que guardaremos eternamente en los tatuajes que llevamos en la piel.

Sigo levantándome a las 8:30 de la mañana, pero ahora todo es más solitario, porque simplemente voy a la cocina a por un zumo y un vaso de colacao, y no hay caras de sueño ni sonrisas mañaneras de esas que nos alegraban los días. No está Gonzalo preguntando si queremos los bollicaos y weikies que quedan, ni Juan tiene a su mamá para cuidarnos. Después simplemente me levanto y voy a lavarme los dientes, pero ya no hay música sonando, ni una docena más de gente repartiéndose en dos filas para ahorrar espacio. No está Vero bailando mientras le pica un dedo, ni Ana para animarnos como si estuviésemos solitos en casa. Porque estoy solito en casa, pero ya no vienen ni los cacos, ni me monto una fiesta, ni suena música a todo volumen en el Gallaecia para ver a Mireia dándolo todo hasta caer en una silla muerta de sueño. Tampoco está Sara con sus horas de bar a las espaldas ni Alicia para aprender llaves nuevas y técnicas.

Sigo comiendo a las 2 de la tarde, para después no hacer nada y tumbarme en cama y pensar que no tengo a Javi para apoyarme en su pecho mientras me tapa la barriga para que no me coja frío. No está Andrés llamándome para ir a la ducha, ni Glodie con su google translate de un lado a otro. Tampoco está Esther soltando tacos, uno tras otro, mientras le pregunta a Xavi si puede llevar agua, ni Marina insistiendo con la posibilidad de llevar cantimplora, porque a ver si no cómo hacemos yoga. Ya no hay pelis de Orcas para ver con Paco, ni experimentos de física fallidos con la cara triste de Jorge. Ni Laura contando chistes en el autobús y la mesa 3, ni Liz para matarnos a todos a base de picante.

Sigo merendando a las 6 de la tarde, pero ya no hay quejas por las manzanas y naranjas que nunca faltan. Ya no está Laura para llevarnos por los pueblos a concienciar a gente que tiene poco por lo que concienciarse, pues su pasado ha sido una diáspora de pobreza, migraciones y dolor. ¿Y cómo concienciar a alguien del que tienes todo por aprender?

Sigo yendo a cenar temprano, aunque luego Misifú no esté esperándome y ya no haya juegos, ni veladas, ni cervezas en las toallas de la playa bajo toneladas de sacos y mantas. Sigo recordando, aunque ya no haya nada de todo eso, supongo que por ello trato de aferrarme al recuerdo, por hacerlo un poco más eterno.

No hay caídas, moratones, cortes, silvas, cicatrices ni caminatas cargando con un bañador que no usaremos. No hay partidas de cartas, ni paseos continuos cruzando el puente del embalse que nos haría salir con unas cuantas escamas. No hay termas, ni calor, ni cangrejos cocidos. No hay kayaks ni erizos. Y por supuesto no hay pinzas ni castigos. No tengo a nadie a quien seguir por detrás sigilosamente y asustar cuando le pongo todo un tendal entero de colores en la espalda, ni conversaciones sobre indepes y reintegratas. Ni hay calma con la que comenzar a cantar una y otra vez como si no hubiese mañana para las resacas.

Puede parecer todo esto una tontería, pero es que 12 días dan para mucho, para amistades, sueños y planes de futuro.
Por eso adornaría todos los muros con la promesa de volver a vernos
y hacer otro trecho más de camino juntos.

Gracias por el tiempo,
por la vida,
por los momentos.

Gracias por hacer estos 12 días solo nuestros.

Que nuestro recuerdo no lo borre nunca ni el viento.
6
3comentarios 84 lecturas prosapoetica karma: 88

Sin Rencores

Y volvió a sonreirme
como en años no lo hacía,
le sonreí de vuelta, y vi
como se iba.

Pero se iba alegre, de haber
hecho las pases, y ya no tener
rencores, que dejeron de
atormentarle.

Yo también felíz estoy, de ver
su sonrisa de perlas de nuevo,
y su hermosa tez blanca, que
contrasta con el invierno.

Podría haberle descrito, lo
bien que se veía sonriendo otra
vez, pero, la verdad, es que se veía
mejor que bien.

De haber hecho las pases.

Y estar sin rencores otra vez.
leer más   
8
1comentarios 68 lecturas relato karma: 84

Todos

Aunque, no lo creas, todos
tenemos novio o novia.

Porque, el amor entre dos
personas, no se trata sólo
de besos, sino del cariño
que pueden entregar contigo.

Por ejemplo.

Mi novio es mi mejor
amigo.
leer más   
5
13comentarios 79 lecturas relato karma: 73

Vivir...

Piel,
mil arrugas.

Fatiga,
imprevista.

Agilidad,
Escondida.

Vista,
tan cansada.

Respiración,
Susurrante.

Vida,
olvidada.

Felicidad,
tan presente.

Dios... ¡tengo vida!
leer más   
16
6comentarios 85 lecturas versolibre karma: 105

Mensaje A La Felicidad

Tengo mi propio concepto de la noche.
Antiguamente, busqué abrigo
en el frío más abrasador,
pero ése ya no soy yo.

Te he echado de menos.
La última canción la bailaremos juntos,
no importa lo turbio que esté el presente.



©Alejandro P. Morales (2019).
Todos Los Derechos Reservados.
leer más   
24
20comentarios 155 lecturas versolibre karma: 99

Día de la salud mental

Que la tristeza no dure para siempre,
que la vida dure más de cinco minutos de fantasía.
Que la muerte sea sólo un síntoma,
que nada me mate antes de amar.

Que la depresión se vaya de una vez,
que la ansiedad deje de hacerme pensar.
Que la tristeza sea momentánea,
que la felicidad sea infinita.

Que la vida sigue, que de eso se trata
que no le daré fin hasta que sea por naturaleza.
Que la muerte me venga a buscar a su tiempo,
no porque la llamé.

Que el amor gane esta batalla,
que la alegría llene tu corazón.
Que los sueños entren por la ventana,
que las mañanas sean más claras.

Que todo sea mejor cuando seas feliz,
aunque demores en serlo.
leer más   
3
sin comentarios 39 lecturas versolibre karma: 20

Te he estado esperando

Te he estado esperando
¿dónde reposaste
todo
este tiempo?

nunca había
visto
una sonrisa
tan radiante

podría ser
la pócima
de tus besos

no lo sé

espero que sí,
ahora
no sé
cómo renunciar

solo quédate,
acurruca
tu pecho
al mío

y hagámoslo
hasta
que sienta
inadecuado
hasta
que nos broten
alas
y del pecho
se retire
la espada

y seguir,
seguir

hasta
que los latidos
se hagan uno

y entonen
el mismo
verso
la misma
trova

sin embargo,

si el racismo
nos arroja
y tu vida
toma
otro rumbo

rabiaría
sufriría

penaría
mis
noches
de
ti

pero,

amo
tu
albedrío
y adoraría
verte feliz.
12
sin comentarios 81 lecturas versoclasico karma: 87

Yo Quiero

El abrazo de un amigo
como un gesto de amistad
la dulzura de un buen whiskey
y que me amen de verdad

Pintar el horizonte
en un rostro sonriente
aprender de mi pasado
disfrutando mi presente

La armonía de la música
que acaricia el miocardio
y ver como el sol se esconde
una tarde en el campo

Volar libre como el viento
cantar alto a pecho abierto
que me escuchen las montañas
y que sientan lo que siento

Anhelo de acabar las guerras
para salvar la humanidad
que cambiemos la malicia
por un poco de bondad

Ser humilde, ayudarnos
tomar ejemplo de lo bueno
sin saber lo que es el odio
ni la envidia hacia lo ajeno
leer más   
14
3comentarios 126 lecturas versoclasico karma: 90

¿Que dolía?

Aaah!
¡Y que me acuerdo!
que me iba a tomar una pastilla
la doctora solemne me dijo;
tómese una si tiene alguna molestia...

Me levanto muy temprano,
desayuno, lonche y niños al colegio
a darle una barrida al patio y a tirar las hojas secas
que la asistente no a llegado y eso atrasa el trabajo


Mientras tomo mi café, a mi madre su llamada, ¿cómo estás? ¿cómo pinta el día?
salgo, hago mi trabajo así se van las horas regreso y ya es mediodía

¡Lista la comida para el regimiento!
con su generala ( yo) al frente
en la mesa aquí presente
escuchando acontecimientos
uno que otro regaño y más de mil consejos

La plática empieza, con detalle de los hechos
¿que aconteció en la escuela?
¿que novedades han hecho?
que si canto, que si bailo
que tengo que hacer un proyecto

En la plática de sobremesa pasa una hora,
comentando las noticias del día;
luego que se subleva la tropa
al grito de ¡mamaaaa! ¡Santiago me hizo gestos!
Matthew no deja que hable, por favor que se calle
¡que guarde ya silencio!

Ay! Shhhh! ¡callen! ¡les amonesto!
¡No me dejan oír deportes!o
les dice Alexander molesto

¡que no ven que a mi equipo favorito
casi se va al descenso!

¡Niños ya se pasan de las tres,
ni sentimos volar el tiempo
pronto hagan sus tareas!

mientras tomo otro café
¡zaaz! que me acuerdo...
¡Las pastillas para malestar!
¿Cuales?
-Me pregunto y me contesto
¡las que me iba a tomar!
¿para que ?¿Que me dolía?
¡Ya no me acuerdo!

Bendita la magia de los niños
que entre ver que estén bien
y uno que otro ¡estate quieto
con el entra y sale, que la casa,
la despensa, el trabajo y el colegio
pues se me olvida que me duele
no recuerdo si era la pierna,
el brazo, la mano, o la cabeza

Excelente medicina es el que me dan los niños
son la alegría de la casa
con sus ocurrencias y cariños

Hacen que no piense y me olvide
se van del cuerpo la molestias quién se acuerda de eso
sonrío sola.
Ya pasaron ocho horas y yo recién me acuerdo,
iba a tomar una pastilla ¿ para que dolencia?
la verdad no lo recuerdo.

MMM
Malu Mora




imagen tomada de intern
leer más   
12
6comentarios 190 lecturas prosapoetica karma: 92

Hoy desperté

Hoy desperté feliz porque en mi sueño tus lindos ojos vi
Hoy desperté feliz porque tu presencia una vez más sentí
Y aún cuando tu silla vacía sigue ahí
Hoy desperté feliz porque descubrí
que todas las noches cuando me vaya a dormir
nace la esperanza de escucharte otra vez reír
12
4comentarios 78 lecturas prosapoetica karma: 79

Cuando el amor te toca

La sensación que generas al pasar por mi lado y volteas a verme, me genera sentimientos grandes, tan grande que cada que ocurre siento que mi corazón explotara por lo pequeño que se queda y que no puede contener todos esos deseos de tomarte por el brazo verte a los ojos mientras veo como el brillo del sol se refleja en esos ojos tan pequeños y hermosos, y ver tu hermoso rostro que sonríe y sonreír, sonrojarme y pensar en que no habrá un mejor rostro el día de hoy, en que no habrá otro que lo iguale, en que no habrá la belleza en su estado puro en ninguna otra cara, como lo está en la tuya. Tomarte por la espalda y luego en medio de un gran abrazo rozar mi piel con la tuya y notar lo suave y fresca que es, sentir tu aroma y recordar ese olor tan peculiar que me eriza hasta el último bello de mi cuerpo y que muchas veces me genera un deseo tal que solo tu podías calmar esas llamas de pasión y no entendía el porqué, solo que él sabía que era ella la indicada. Acercarme a ti suavemente y en ese segundo que se vuelve toda una eternidad admirar todo tu esplendor y con una fuerza de voluntad extraña tirarme hacia adelante en búsqueda de lo más anhelado lo más preciado, la recompensa más grande que nunca jamás otra mujer me podrá dar como solo tú lo haces, un beso apasionado! En el que muerdes mis labios con tanta pasión que pienso que con lo único que se podría mejorar un beso así, es sentir un abrazo tan sincero que me haga sentirme bien entre tus brazos, sentir como ahogas con tus besos todas esas ganas que tengo de ti, sentirme envuelto y atrapado por ellos y deseando no ser liberado de tal encanto que tú me estás dando en ese segundo, cerrar mis ojos e imaginar en un más allá en el que solo estemos tu y yo, dándonos un beso tan largo y extenso como el tiempo que tardarías en contar cada luz cada estrella, que iluminan tu cielo y que solo buscan resaltar toda tu hermosura, hermosura que por las mañana lo hace el sol. Envidiar tus cosas me ha llevado a observar más allá de lo que mis ojos ven, darle un gran valor a cada una de ellas, Ver al espejo y sentir una envidia enorme, porque solo él puede verte en todas tu fases, desarreglada, durante y arreglada, y así ver lo igual de hermosa que eres en cada una de ellas, desear ser ese cepillo que todos los días pasas por tu hermoso cabello y sentir lo suave y fino que es, ser la cama en la que te recuestas todas las noches buscando descansar, que mis brazos sean la sabana con la que arropes tu cuerpo y que mi pecho sea tu almohada en la que reposa tu cabeza y beses cada noche así como también lloras cuando estés triste, que pierdas todas tus preocupaciones, que te sientas a salvo en mí, en que no temas, no jueguen contigo, en que te sientas cada día más amada, todo eso quiero ser para ti, desearía estar justo a tu lado para ver tus ojos y decirte ¡te amo mucho!

"W&T412"
leer más   
6
2comentarios 65 lecturas prosapoetica karma: 63

¿Habrá cerezas en el cielo?

Esto pensé ayer mientras seleccionaba y degustaba las más maduras y exquisitas que alguien me había regalado en un cesto.
Y viniendo al caso recordé una anécdota que escuché cierto día a la salida de un templo.
¿Me dejarán tener un huerto pequeño en el cielo?
Preguntaba a mi amigo el organista, un anciano horticultor, un señor entrado en años.
Al instante intuí que a Dios le parecería tierno y entrañable el deseo del abuelo y aprobaría el cumplimiento de ese anhelo.
O quizás al llegar ese día le responda…. ya te lo di, ya lo tuviste en la tierra que amaste.

¿Qué sabemos del más allá?
Independientemente de lo que por adelantado nos haya podido ser revelado como don,
todo lo que por nuestra cuenta podamos imaginar es recreación, ilusión, deseo, fantasía.
Pero puede ser que “alguien” de inteligencia superior, grandeza inalcanzable y amor conmovedor,
que es quien nos induce a ser creativos,
recoja todo lo positivo de nuestros trabajos y desvelos,
y en su momento agradezca nuestra humilde contribución.

¿No estamos inmersos en una creación?
¿No somos partícipes de ella?
Qué hacemos entonces bloqueados y sin ilusión?

Aparte de quejarnos por todo, mostrarnos irritables, irascibles,
y necesitados de tranquilizantes, tabaco, sustancias, ansiolíticos etc,
por qué en este mundo consumista, no apreciamos lo bueno que tenemos
y siempre queremos probar más y de todo sin que nada material nos satisfaga ni llene nuestro vacío de Dios.
Podemos desde nuestra pequeñez ser felices aprendiendo de la filosofía de aquel abuelo que con sudor y esfuerzo, trabajó la tierra que daba de comer a su familia.
Y ni en el soñado, por prometido, cielo, quería desprenderse de aquella tierra de cultivo que le hizo feliz,
que le daba pan, que le llenaba de paz y no le permitía estar ocioso.. …
como yo este ayer, comiendo cerezas, goloso.
leer más   
9
16comentarios 183 lecturas relato karma: 89

Dar

No quise darte una luna negra
para que te vistiese de despojos,
en una vida incompleta.
Tampoco apagué tu luz
con tempestades de dolor y miedo,
que te atormentasen en tu sueño.

Doy alivio a tu llanto
con flores de intensas fragancias
y colores de esperanza,
prendidos, con caprichosa armonía,
en cada amanecer tuyo.

Te daré alas,
si necesitas volar.
Sin egoísmos burdos.
Sin poner límites.
Cuando la distancia nos aleje,
a causa de la guadaña y de su sombra,
planeando sobre nosotros,
recordaremos que yo te regalé besos
y tú me devolviste sonrisas
de embriagada felicidad.
leer más   
4
5comentarios 54 lecturas versolibre karma: 72

El efímero momento inolvidable del ahora

Hay veces en las que me siento viva,
que al acabar lapso se asemeja más a un sueño.
Como si mi escencia que acaba por ser revelada, tan solo queda de sí un finito recuerdo
¿Porque tengo que vivir por aquellos momentos que me hacen sentir viva?
¿No estamos lo suficientemente existentes, para vivir por momentos que solo duraran instantes, y vagamente se quedaran en tu memoria?
Yo no necesito ser feliz, solamente quiero sentir, en medida del fervor que me produce la emoción,
Si mi impulso es sentir,
lo haré hasta que no quede rastro de el en mí,
porque así me aseguró de eso que es mío fue real.
En una sociedad llena de máscaras es un privilegio ver un alma, esas mismas que nos impiden alcanzar nuestra conciencia máxima, y la mía la he llevado tanto tiempo sobrepuesta, que me he olvidado de mi escencia.
Hoy me la quité, ve lo que decidas ver, al cabo todo eso que ves es como tú mismo te ves, tu eres tu, yo soy yo, aun cuando en el inicio tu eras yo, y yo era tú, sin distinción.
Circunstancias, esa única línea que marca la diferencia entre tú y yo,
Si los dos sabemos, de donde venimos, y no tenemos la menor idea de a donde vamos, que sentido tiene exaltar nuestras diferencias., dado que el mayor pensamiento en común en el ser humano, es que todos en el fondo sentimos que somos diferente al resto, sin embargo ahí estamos, adoptando una personalidad con tinciones generales para finalmente ser aceptados , eso buscamos, ser generalizado, lo mismo, pero diferente, rechazamos lo diferente sin embargo tachamos de absurdo a lo mismo,
¿Que es lo que buscamos? Un punto medio.
Una personalidad moldeable, para que sea adapte a nosotros no nosotros a ellos., nadie puede vivir su única realidad, nos tenemos que adaptar, y no es malo, pero tampoco es malo aceptar lo diferente., porque en un mundo tan globalizado es tan mal visto lo inexplorado.
No quiero ser parte de un mundo mediocre
leer más   
6
6comentarios 90 lecturas versolibre karma: 81

Opaco; Opaca: [cuerpo, materia] Que impide el paso de la luz e impide ver a través de su masa lo que hay detrás

Es que tiene un radar
Que le dice cuándo soy feliz
Entonces aparece
Sacándole brillo a sus zapatos
Listo para dejarme sin brillo a mi
leer más   
2
1comentarios 43 lecturas versolibre karma: 33

¿Quién crees que de los dos será el más feliz?

“Más bienaventurado es dar que recibir.”
Hechos 20,35

Dar sin esperar es puramente altruismo,
nada de egoísmo y todo de dar sin esperar,
¿Quien crees que es más feliz?
¿El que da sin esperar recibir o el que recibe esperar que le darán?

Detectar la necesidad sin juzgar
la condición de quien la recibe
es un acto de gran calidad humana,
que ayudara mucho o poco eso no importa, lo importante es que tú lo hagas.

Ponerte en el papel de juez
prejuzgando si esa persona no cuida su salud, o su dinero, o no hace nada para cambiar su situación te aleja de la verdadera razon del dar.
¿Dime es esa razón para no ayudar?

¿Alguna vez te han ayudado?
¿Dime cuanta alegria eso te ha causado?
Da tu mano si lo puedes hacer sin cuestionar el por que,
da una palabra, un gesto, un abrazo o algo material, sin mirar a quien.

Solo ve en sus ojos brillar la gratitud
de recibir lo que esa persona necesitaba
y no esperaba recibir.
Dime ¿Quién crees que de los dos será el que sea más feliz?

Claudia Viviana Molina
14
12comentarios 137 lecturas versolibre karma: 99

Melancolía diaria

Mente al galope,
cuerpo inerte,
felicidad inexistente,
melancolía diaria.
leer más   
4
sin comentarios 22 lecturas versolibre karma: 38

Encontrando la Felicidad y la Alegría

La felicidad y la alegría
las encuentras escondidas
en las horas de cada día
y mientras vives tu vida.

Ambas te hacen sentir
el clímax del momento,
disfrutar, gozar y sonreír
embelleciendo tu tiempo.

Si fuera fácil encontrarlas
todo el mundo sería feliz,
lo cierto es que hallarlas
representa un duro trajín.

Representa trabajo y esfuerzo
y un día a día de constante labor,
alegría y felicidad no son un sueño
si se trabaja hasta arrancar el sudor.

Al final también es descansar,
o echarse donde sea y meditar,
o hacer lo que te gusta de verdad,
o disfrutar de tu diaria realidad.

No es difícil encontrar
la felicidad y la alegría:
es solamente despertar
y estar a gusto con la vida.
2
sin comentarios 25 lecturas versoclasico karma: 29

Resolvía

Si la vida fuese poesía,
en 12 versos resolvía yo la mía.
Salud, alegría y felicidad
no me han de faltar.
Penas, llantos y tristezas
unas pocas nada más,
el sol, las estrellas,
y una luna para mirar.
Una niña guapa
de la que yo
me pueda enamorar.

¡¡¡Resolvía!!!
leer más   
8
1comentarios 82 lecturas versolibre karma: 8
« anterior123458