Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 5, tiempo total: 0.006 segundos rss2

versículos de angustia

Mas que uña carne; timón y delirio.
Menos que pecado; casualidad e inocencia,
a metros de lo que transmite un auxilio,
a centímetros de morir por supervivencia

aprovecha que el mar hoy esta tibio,
que el próximo repelús será de hipotermia,
por si tu mandíbula baila de frió,
por si la mía se acalambra de impotencia
leer más   
15
5comentarios 53 lecturas versolibre karma: 100

Esquirlas

Un gramo de frialdad,
es suficiente para acabar

con todas las cosas
que tienen alma.


©Alejandro P. Morales. (2018)
leer más   
23
12comentarios 122 lecturas versolibre karma: 129

Esta tarde

Esta tarde rosa
podría escribirte canciones hermosas
que muevan tu alma de hierro
o versos tan sutiles y bellos
que llenen tu corazón ya vacío.
esta tarde si es tu deseo.

Malu Mora
MMM
leer más   
18
17comentarios 128 lecturas versolibre karma: 101

Sentirme

Un pequeño montón de ropa
creo que sucia,
un envoltorio de plástico
parcialmente arrugado,
un mensaje no leído
tras uno no contestado,
un te quiero respondido yo también,
una lluvia a resguardo,
una fea canción que no te molestas en pasar,
un plato demasiado soso para estar rico
pero con suficiente hambre
como para no pasar,
una conversación de mierda
que mantienes por no mirar hacia tu vida,
un corte en Internet
sin imaginación para masturbarte,
otra mierda de canción
y volver a comer sin ganas.

Un selfie que nunca subirás
porque no te gustas nada,
un sentimiento de odio que crece en tu interior
aunque tú no seas así,
las ganas de tener sueño para no pensar,
no quitar esa puta lista de reproducción
para no pensar,
masturbarte o beber sin sed para no pensar,
reírte para no pensar,
pensar para no pensar.

Que te la sude bastante el mensaje que llegará
porque no se te entiende,
porque te la suda no entenderte ni a ti.

Querer que el mundo gire más rápido
para vomitarle encima
y que la vida te sancione de algún modo
para que te expulsen de un concurso
en el que no pediste participar.

Y, ahora sí,
esa canción llena de violines y chelos,
que te recuerda que estás solo
porque quieres sentirte,
recordarte,
volverte a configurar,
caminar sobre un terreno pedregoso
porque te encanta el crujir bajo tus pies,
porque prefieres ese crujir al de tus dientes
cuando sufres tu propia ausencia,
recordarte que debes dar sin perderte,
que el secreto está en la paz
y que necesitas,
aunque sea durante diez segundos,
estar peor solo que bien acompañado.
4
4comentarios 54 lecturas versolibre karma: 67