Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 2362, tiempo total: 0.011 segundos rss2

Universo

Y tuvo que ser el nacimiento de todas las flores y las
esencias juntas en el Universo, donde naciera el verso
sentido, apasionado, jovial, clásico, moderno…
y desde las fibras del amor y del corazón, se
mostrasen al mundo de lo creativo, en sintonía
con otrás artes pues salen de lo eterno, sin más
ropajes que el blanco papel ilustrado con dibujos
que muestran paisajes completos, y la fina pluma
que trazas va haciendo, y salen sílabas formando
estrofas y en conjunto, convertida la poesía
en prosa poética una fuente inagotable de clara
visión de este universo, con estrellas propias,
con sus agujeros negros, el origen de los cometas,
planetas en órbita y satélites que giran, formando
y forjando desde lo desconocido a lo creativo,
haciendo encuentros, con poetas de otros lugares
con lenguaje vehicular idéntica, que enseñan sus
poemas con temática diversa desde lo idealizado,
al amor y su contrapuesto, desde la pasión al desconcierto,
pasando por lo bohemio, los paisajes que muestran
originales colores y los pasajes del alma…, esos con viaje
prometido al destierro del sufrimiento, pues el verso
contiene en su interior un contexto y una situación, que
con minucioso detalle de adjetivación salen las palabras
con su complemento, y lo que llama el poeta los planos,
los mundos y todos en el firmamento, pues se ve que unos
y otros están ausentes, unos tienen filiación y para otros
nacen huérfanos, otros se sienten felices y para otros
no hay consuelo… y este poeta de las letras refiere
que “la poesía es el arte completo, complejo y desconcertante
que reúne a todos los géneros, pues tiene musicalidad,
entonación, melodía, ritmo, cadencia, frecuencia… así
es de imperfecto”, lo que hace a este noble arte como algo
distinto, aquello que no es mejor ni peor, solamente
diverso y diferente, pues que sería de esta vida sin
la poesía que embellece al alma ausente y alegra
al descontento, todo nos llega como rosas de colores
caídas del cielo, esas que hacen obras maestras
de lo cotidiano y que lo reviste elevándolo a categoría,
como hiciera un ilustre poeta Don Juan Ramón, primero sitúa a
platero, el burro de su universo particular al que llama por su nombre
y con el que habla, mostrando al burro como persona ante el
mundo, que siente, escucha, difiere… y como el último del
título de encabezamiento de su obra cumbre “Yo”, e
impersonal, que es el propio Don Juan Ramón, que muestra como
las personas podemos llegar a ser más burros que el propio
pollino, en nuestra vida, es sencillamente mágico e irrepetible,
pues descubrir esos universos como ventanas abiertas, pertenece
al mundo de la creatividad y de lo original, sin copia posible y para
que otros beban de esas fuentes en permanente crecimiento
como el firmamento de autores de todos los géneros y tiempos.
La Redondela 22/05/2019 15:02 h.
Fdo.- Juan Carlos González Rodríguez. Libre Pensador y Poeta.

Todos los derechos reservados.
leer más   
4
3comentarios 23 lecturas prosapoetica karma: 67

Vida

En la máxima extensión del espacio
y del tiempo como factores determinantes donde se desarrolla
la existencia conocida de seres vivos, más o menos
complejos, en cuya parte superior de la pirámide trófica se sitúa
el ser humano, provisto de ámbitos de razonamiento,
conciencia y espiritualidad, que en su evolución
ha conquistando cada vez más medios, que en vez de
simplificar su existencia o facilitarla, la ha vuelto cada vez más
débil y dependiente, hecho que provoca una huida hacia delante
sin retroceso posible, que amortigüe las agresiones al medio
circundante del que cada vez se aleja más, sin comprender
que de esa forma se vuelve más vulnerable a los cambios,
más o menos bruscos que puedan sobrevenir, y dice el poeta ¿ que
sería del sistema natural si se volviese en contra de la vida tal y
como la conocemos?, quedaríamos a merced y al albur
de los fenómenos naturales que de manera desproporcionada
nos recordarían como comenta el poeta “que el agua siempre
vuelve por sus escrituras, lo que un día fue suyo y estuvo bajo las aguas,
puede volver a estarlo”, por ello del cuidado de nuestro medio circundante
debemos ocuparnos todos, en mayor o menor medida, pues
en ello nos va la vida tal y como la conocemos, y lo peor de todo
es que nos hemos acomodado y falta criterio y preparación,
para sobrevivir en un medio hostil, así que no nos queda más remedio que
volver por los pasos andados y acercarnos al medio natural para
conservarlo y cuidarlo, como él ha hecho con la humanidad desde tiempo
inmemorial, dotando a los seres vivos de diversas capacidades, que
debemos hallar de nuevo, la tierra es un regalo u obsequio, que debemos
dejar a las generaciones futuras mejor de lo que lo hemos encontrado,
esa debe ser nuestra conducta y meta alcanzable, pues el futuro se
conquista desde el presente, con criterio y buen hacer.
La Redondela 17/05/2019 00:34 h.
Fdo.- Juan Carlos González Rodríguez. Libre Pensador y Poeta.

Todos los derechos reservados.
leer más   
5
sin comentarios 41 lecturas prosapoetica karma: 61

El Croar de las Ranas

Sorprende que anfibios de tan pequeño
tamaño sean tan importantes para el género
humano, y pertenecen estas especies al orden Anura
siendo los adultos carentes de cola, que poseen en
etapas juveniles, con un cuerpo corto y ensanchado,
con patas posteriores adaptadas para el salto y muy
largas, pasan su vida cerca del agua, sobre todo en humedales
repartidos por toda la tierra, unas especies gráciles,
con la piel humedecida y lisa, suelen tener una boca
ancha, a veces con dientes y una lengua protráctil,
sus ojos están provistos de parpados y los oídos no tienen
pabellón auditivo exterior, presentan una columna
vertebral pequeña y rígida, teniendo los renacuajos en
fase larvaria una vida exclusivamente acuática y los
adultos son terrestres o semiacuáticos, y se alimentan
y de ahí su gran importancia de invertebrados, tales como
insectos, que suelen ser mosquitos que utilizan las
aguas someras y estancas para reproducirse y hacer
su puesta, y tan molestos en fase de ímago o adulto, que
las hembras necesitan picar y extraer sangre para
madurar los huevos, antes de situarlos en el agua, al igual
se alimentan de pequeños crustáceos y arañas, suelen alimentarse
estando quietos, esperando que sus presas se acerquen
para lanzar su lengua y que se queden pegadas y las absorbe
rápidamente, y cuando llega la etapa de reproducción, se
produce una fecundación externa sobre el agua, donde
sitúan los huevos en paquetes, provienen del Jurásico Inferior
y del Jurásico Medio, siendo su llamativo croar, en momentos
de lluvia característico, una llamada a la reproducción de los
machos a las hembras, aprovechando la primeras lluvias
para la fecundación y hacer la puesta, cumplen en la
naturaleza una función fundamental de control de
especies de insectos y de las arañas, lo que las hacen
especies muy valiosas a las que hay que proteger.
La Redondela 18/05/2019 12:15 h.
Fdo.- Juan Carlos González Rodríguez. Libre Pensador y Poeta.

Todos los derechos reservados.
leer más   
9
4comentarios 147 lecturas prosapoetica karma: 93

Madurando

En este espacio de tiempo, ha crecido un árbol
en mi huerto genérico, con sus raíces bien formadas,
axonomorfas pues son penetrantes al suelo, y está
sustentando todo su vareo, el que le provoca las
inclemencias de este extraño tiempo, en el que se
forjan tempestades de tormentas con sus rayos
y aparato eléctrico, ese mismo que azota su esbelto
porte sincero, lleno de claros, pues las sombras no
conoce, por estar en la solana de mi predio, donde
el astro radiante le da Luz visible, esa que necesita
para realizar la fotosíntesis en unión con otros elementos,
pues que sería de un pozo de profundidad, sin agua
que sacar para la sed saciar, lo mismo del abrevadero
donde el rebaño bebe y no dispusiere del líquido elemento
esencial, pues el agua es vehículo de sabiduría especial,
esa misma que sale de las fuentes del saber y maduran
a diferente edad, pues los periodos de maduración no son
fijos, depende de los tiempos y solo lo hace llegado su
momento, pues el árbol de las esencias eruditas originales,
salen del huerto y manantiales claros y de espigas magistrales,
esas que de los campos nacen, pues son primerizos y de color
verde, en tiempo variable, y va cogiendo color el fruto
sabroso hasta llegar al rojo pasión, el mismo que sale de
letras transmitidas sentidas al aire, y dice el poeta,
“pues qué pasaría si fueran como el pozo sin agua y el
abrevadero sin liquido ambos esenciales de vida, que la
sed necesita su contrapartida” cree el poeta que nada
es porque sí, sino motivado por las caricias, esas mismas
que rozan suavemente la corteza del árbol de mi huerta,
y le hablo de gotas de agua en esencia, para que entienda,
pues estamos huérfanos del cariño al mundo verde y de
otros colores que recibe el cristalino, pues visto acerca
los pasos a esos caminos nuevos, que se entregan a los
viandantes que andan de forma somera, sin hacer
estruendos, como si hacen las tormentas que resuenan
en los adentros, y sin prisas van saliendo una tras otra,
palabras exentas pero con agradables sentimientos, de
caricias al árbol de mi huerto sereno, y se compilan
en la mente, el espíritu, el corazón y el alma del viajero,
y de esos lugares no se mueven bajo ningún concepto,
eso mismo que el poeta llama “senderos abiertos con
cauces libres de tormentos, pues en ese apartado margen
se escucha el sonido placentero, del agua y un jilguero, vivo
en un sueño, ese mismo que muestra la Luz del faro guía
que mis pasos lentos enfilan, para el devenir de los tiempos".
La Redondela 22/05/2019 17:33 h.
Fdo.- Juan Carlos González Rodríguez. Libre Pensador y Poeta.

Todos los derechos reservados.
leer más   
7
sin comentarios 36 lecturas prosapoetica karma: 79

Realidades

Está esa parte de la vida, que según como se enfoque podemos
verla de manera diversa e incluso diferenciada,
pues depende del cristal y del color con el que los ojos
miren, observen o extraigan
lo que se considera su realidad, pues hay veces
que los sentidos engañan, sobre todo la vista y podemos
ver aquello que queremos o deseamos ver
y puede no ser real y el poeta pone un ejemplo “paseando por
la calle vemos a alguien conocido, que va
distraído en sus cosas y pasa a
nuestra altura y no nos saluda, pensamos
enseguida y mal, ¡no me quiso saludar!, pero no nos da por
decir, en esa visión que extraemos de ese momento
o fotograma, ¡quizás sea que no me vio, o que iba preocupado, o
tenía prisa...!, por ello no debemos pensar mal a
priori, porque puede ser que no se
corresponda con la realidad”, y continúa el poeta “como escribiera
Don Ramón María del Valle Inclán, escritor bohemio, en su
visión deformada de la realidad, que desde
primeros del siglo XX introdujo,
el género del Esperpento de origen incierto,
que utilizó en sus obras de Teatro y Novelas, para describir en el
Callejón del Gato, figuras deformadas con espejos de
cristales cóncavos y convexos, donde el feo
se veía guapo, el gordo flaco, el alto bajo…, como
metáfora de la degradación que observaba en la sociedad y la vida
que le tocó vivir, pues la realidad se puede
deformar de manera discrecional
a nuestro criterio y antojo”, a su vez lo real puede ser “objetivo o subjetivo,
intencionado o no, idealizado o no, imaginado o no,
aumentado o no…, por ello hay tantos planos
de la realidad como ojos ven el paisaje
cambiante de lo claro y su claridad”, pues según el poeta
hay otras realidades “como en la oscuridad o las sombras, que la
deforman aún más o llegan a imposibilitar su visionado,
por ello el mundo de las sombras es
un reflejo imaginario que se proyecta sobre las almas o las cosas al
llegarles la claridad,
mientras que la oscuridad se adentra en el mundo del vacío,
donde nada se capta por la visión, sólo otros sentidos
pueden tener su espacio o campo de
actuación, aquí suele surgir como metáfora el miedo, lo oculto
y no revelado, donde la imaginación fluye como
líquido fino y crea una realidad de
temor casi incontrolable”, y ahora trata el poeta “la realidad
virtual, esa creada a gusto
de quien consume, a decir del poeta “desvirtuada”, por
si la realidad conocida no fuese diversa y
compleja de por sí, se podrían confundir los planos,
quizás en un futuro no muy lejano de lo real”, y como reflexión
“la realidad paralela, esa que para el poeta unos ojos ven
y para otros está oculta, por desarrollarse en
planos que podemos percibir o no, según la intensidad
de la luz que nos pueda llegar", y por último para el poeta “la realidad
de los niños, que es pura ingenuidad, creativa e inocente, sin más”.

La Redondela 28/05/2019 17:54 h.
Fdo.- Juan Carlos González Rodríguez. Libre Pensador y Poeta.

Todos los derechos reservados.
leer más   
11
sin comentarios 69 lecturas prosapoetica karma: 79

Transmitir Luz

Desde que apareciera las primeras almas en este mundo conocido,
hay datos y referencias que muestran las vivencias de sus
vidas a través de los milenios transcurridos, y es
cuando pasa de nómada a sedentario, cuando progresivamente
comienza a guardar el ganado, crear cultivos, para no
tener que depender de buscar la caza o los
alimentos de forma permanente cambiando de lugar, es entonces
hace unos 10.000 años cuando comienza la Revolución del
Neolítico, pues anteriormente sólo hay vestigios de
cuevas rupestres donde vivían para refugiarse de los peligros,
buscando una seguridad que no les ofrecía los sitios
abiertos, y han llegado hasta nuestros días creaciones donde
dibujaban los actos cotidianos de la caza, que era fundamental para
la supervivencia de la especie, con unos útiles más o menos
rudimentarios o mejor creados, la utilización de las
pieles para resguardarse de la rigidez del frío, del fuego…, y todo ello
cambió la visión de lo conocido hasta entonces, y dice el poeta
de luces, ¿cómo sería la vida si no hubiese habido
transmisión de las vivencias, los ritos, el conocimiento,
las ideas, la experiencia…, a las generaciones futuras?, y según reflexiona
y dice “estaríamos huérfanos o exentos de todo conocimiento
y de los avances en las ciencias, las letras, las artes…, pues esos
primeros conocimientos, vivencias, experiencias o prácticas,
ideas, pensamientos…, y su continua evolución, que nos llevó a que
comenzaran o empezaran a existir excedentes en la pesca y
la ganadería extensiva y luego estabulada, en la agricultura
aprovechando los valles de los grandes ríos en sus márgenes, donde
había agua a disposición para los cultivos, la utilización del
fuego para calentarse y hacer los alimentos, y la construcción progresiva
de estructuras rudimentarias como refugio, de ramas, luego de
maderas, posteriormente de paja y barro mezclado y
secados al sol, luego cocidos creando el adobe, y así llegaron a formar
los primeros edificios que ya habían otros medios para hacer
viviendas con materiales más sofisticados, como los ladrillos cocidos,
el granito, el mármol y piedras pulidas…, también los excedentes
liberaron almas del cuidado o trabajo en la agricultura y la
ganadería, comenzó entonces la creación de los primeros oficios, y la
utilización del trueque como medio de intercambio de esos
excedentes, luego apareció la sal como medio de pago y apreciado
como condimento fundamental para conservar los alimentos
en salmuera o directamente metidos en sal, que permitía que el
pescado y la carne pudieran ser aprovechados los
excedentes que no se consumían en el día, y cuando los
intercambios fueron a más se comenzaron a crear monedas
para pagar el salario, que proviene de la sal, a los
hombres y mujeres libres, tanto en la pesca, como en la agricultura,
en los oficios…, que todo tomó interés en la acumulación de
riquezas materiales como los bienes raíces, tierras,
viviendas, locales y edificios privados o públicos, lo que llevó
a la aparición de los ejércitos, la esclavitud, las
conquistas y las fronteras…, hasta la actualidad”, pues dice el poeta
de luces “si los conocimientos no se hubiesen
transmitidos de generación en generación primero verbalmente y
luego con útiles, herramientas, hasta que llegaron los primeros
escritos de los primeros pensadores que de la observación
contemplativa extraían las esencias de la vida y avanzaron en la
compresión de los mundos, de los planos de la vida, las vertientes o
referencias…, y todo para separar los distintos mundos, los
distintos planos y las distintas vertientes, que podemos ver o
conocer de unos y estar ausentes de otros, según la luz que nos llegue
o podamos ver, tocar, escuchar…, que alimentó las claridades
de las ideas y los pensamientos, y ello llevó a las siguientes
revoluciones en todos los frentes, a más inteligencia más evolución y de
ahí a más revoluciones de la especie humana” y dice el poeta de
luces “y si nadie hubiese transferido lo que conocía a futuro por tener una
mentalidad reduccionista, ya que podía haber pensado que
contando lo que sabía otros muchos podían copiarlo y comenzar su
declive, pues se dice que quien dice lo que sabe se
queda sin saberlo, pero el sentido de supervivencia sobre todo
hizo prosperar y avanzar en transmitir a los grandes pensadores de
todos los tiempos, que hasta hoy han llegado, y ello por varios
motivos, porque era el trabajo del que vivían los pensadores
cobrando un salario, a excepción de Sócrates de quien se dice que
creó escuela, generalizando la participación de todos en el arte del pensar
porque según él todos podían acceder a la luz del conocimiento,
independientemente de su origen social, sin que cobrase por
ello, llegando a la esencia desde la pregunta y ¿eso qué es?, cada uno
de sus alumnos refería algo de la naturaleza de lo que
veía, sentía, escuchaba…, y entre todos identificaban el objeto de
dicho pensamiento, esa forma de aprehender es la mayéutica,
donde el alumno interpelado llegaba a las verdades y a
las esencias por sí mismo, una forma diferente de dar luz a todos,
porque todos podían descubrirla, por ello hay que transmitir,
siendo originales, aquello que sabemos, porque nosotros
mismos hemos bebido de fuentes diversas, que nos han
transferido sus ideas, pensamientos, conocimientos, razonamientos,
experiencias…, y sin ellos cada uno de nosotros seríamos
huérfanos de luces, de corto, medio o largo alcance, según
nuestras capacidades, que se miden según la cantidad de
contenido de lo que se conoce y se transmite.
La Redondela 02/06/2019 17:27 h.
Fdo.- Juan Carlos González Rodríguez. Libre Pensador y Poeta.

Todos los derechos reservados.
leer más   
11
sin comentarios 70 lecturas prosapoetica karma: 89

¿ La persona Correcta?

Buscamos la felicidad en cualquier lugar
Esperando a que un día la puedas encontrar
de niños sencillo, pues sólo buscamos
a mamá
pero cuando crecemos, buscamos esa felicidad
en alguien que, no nos la dará.
A lo largo de la vida conocemos a muchas personas,
y siempre que encuentras a alguien más,
te haces la misma pregunta
¿es el chico correcto?, ¿es la chica con la que quiero despertar?,
¿¡es con quién quiero hacer mi vida!? o sólo una
aventura aburrida.
Buscaremos siempre a la pareja perfecta
y no nos damos cuenta, que somos nosotros
quienes cambiamos los entornos,
dejemos de buscar a esa pareja especifica
y, dejémonos enamorar, a quien tiene
hacia nosotros, buena lírica.
Aprendamos que la persona correcta no es,
la que hará lo que tú querrás,
sino es la que te hará sentir
lo que nunca esperarás,
porque explica sentimientos es explicar poesía
Tú tienes tu metáfora y yo
tengo la mía.
leer más   
21
18comentarios 207 lecturas prosapoetica karma: 92

Mi coraza de mar...

Me voy a hacer una coraza
de arena, nácar y olor de mar,
para soportar las noches frías,
las mareas de palabras,
las palabras que marean...

Me voy a hacer una coraza,
para ser fuerte, dura, fría,
para abrigarme por las noches,
luchar en los días,
y que el olor de mar
me dé calma...
a mí... y a mi alma...
leer más   
11
4comentarios 163 lecturas versolibre karma: 54

Lo que no existe

Hay algo triste
en lo que no existe,
un fugaz recuerdo
de una luz dorada,
un salón de baile
de la Rusia Blanca,
y entre dos amores,
la estepa siberiana.

Hay algo triste
en lo que no existe,
una cohorte dorada
de yelmos bruñidos,
y blancos pendones,
y al galope,
Juana de Orleans,
que marcha a la muerte.

Hay algo triste
en lo que no existe,
humo de Ilión,
polvo de estrellas,
y Venus Afrodita
mirando sorprendida
su mano de la que, como rubí,
fluye el Icor de una herida.

Hay algo triste
en lo que no existe,
¿Qué misterio habrá
en lo insondable
del alma de lo que no es?
¿Puedes decírmelo , corazón,
antes de que se pare tu andar
en la ominosa muerte?
leer más   
11
2comentarios 132 lecturas versolibre karma: 79

Deseo

Primeramente tendría que hablar de esos versos estrellados que algún día se hicieron pasar por besos en un papel , donde ninguno de los dos terminamos de ser protagonistas.Una vida de cine.Un amor de película. El aplauso que precedía a la oscuridad.Apagamos las luces.Corremos hacia la puerta y cerramos de un portazo encerrando en un grito todas las poesías atrapadas entre sábanas o labios cada noche.

Tendría que hablar de todos esos motivos que fueron alguna vez el ritmo de nuestros corazones.silentes.como tu y yo después del cansancio que nos llevaron los reproches y que después fueron perdones.

Te voy a explicar las veces que miré tu camisa favorita, lago Tahoe ponía.Y podía leer de memoria tus ojos cuando algo no iba como esperabas.

Aunque para esperar , la que finalmente esperaba era yo.

Esperaba que provocaras cualquier gesto , mueca , seña , guiño para descifrar lo que querías decir pero nunca dijiste.

Y decido darme la vuelta esperando a que sigas detrás mía ,a que sigas las huellas que un día intenté dejar en tu vida y que borrabas con cada zancada tuya a algún lugar que no me llevaste nunca.

Y desapareciste como una estrella fugaz .

Y entonces pedí un deseo... No volver a esperar a alguien que no me espera nunca.
10
3comentarios 121 lecturas prosapoetica karma: 99

Qué esperas...

Ya sé que dices que soy una intensa
que me rompo casi sin tocarme
y me recompongo saliendo ilesa
de lo que me hace derrumbarme...
pero qué esperas de alguien que le gusta levantarse escuchando a Izal mientras abre la ventana y se despejan todos los miedos de la noche anterior.
Pero qué esperas de alguien que le gusta hacer trayectos largos en el tren consigo misma.
Pero qué esperas de alguien que no comprende que el amor bueno es el que te hace daño.
Pero qué esperas de alguien que quiere querer tan fuerte que no haga falta decirlo en voz alta porque se siente más un susurro que un grito.
Pero qué esperas de alguien que se pinta los labios y luego se lava los dientes .
Pero qué esperas de alguien que es despistada hasta decir basta.
Pero qué esperas de alguien que tira todas las mañanas el vaso de leche porque es demasiado pronto para ponerse las gafas y ver con claridad todas las cosas que a veces están a oscuras.
Pero qué esperas de alguien que lee y escribe poesía cada vez que la vida le da un respiro.
Pero qué esperas de alguien que lee el horóscopo semana si , semana también.
Pero qué esperas de alguien a quien le gusta el chocolate con galletas de chocolate.
Pero qué esperas de alguien que sigue buscándose en la estación donde se perdió una vez y aún no se encuentra ni se encontrará.- Ya no eres la misma, amor.- me digo.
Pero qué esperas de alguien que no quiere sumar besos sino multiplicarlos y elevarlos hasta ese techo que ninguno podemos tocar , cielo.
Pero qué esperas de alguien que piensa que nada tiene que hacer la poesía si no han visto sus labios.
Pero qué esperas de alguien que quiere llenarse de deseos hasta las pestañas.
Pero qué esperas.
Dime qué es lo que esperas.
5
1comentarios 86 lecturas prosapoetica karma: 49

Esencia oscura

Cuando la oscuridad salió a la luz,
un árbol de Navidad dejó de brillar,
miles de lágrimas dejó caer,
una familia reunida,
los murmullos cogían fuerza,
la esperanza parecía fluir
al igual que la asimilación de
que cualquier cosa podía pasar,
miles de noticias llegaban,
personas sin aliento de un lado a otro.

La vida estaba cambiando,
estaba cambiando la manera de pensar,
la manera de asimilar las cosas,
ya nada era igual.
Ya no había sonrisas verdaderas
ni lágrimas de felicidad,
tan solo una máscara para que el héroe no se ausentara,
tan inocente flor llena de oscuridad,
sus inmensas ganas de que todo pasara,
su inocente mirada sin saber nada,
con ganas de vivir y volver a su naturaleza.

Si supiera la maldad que recorre su cuerpo,
no querría estar donde está,
pero lo que no sabe es la falta que hace,
es como la medicina que le hace falta al enfermo,
como el agua a las plantas,
como la comida a los humanos o
como un ABUELO a sus hijos y nietos.
15
5comentarios 132 lecturas versolibre karma: 97

Mi azotea

Sentada ando en lozas rojizas,
A mi vista veo toda una pista
de cielo, de naturaleza, de vida.

Sobre mi posas, negra,
viendo en ti el pasar de los años.
Disfrutando de tu mera sonrisa.

Disfrutando de tu mirada con la mía,
de escuchar a los pájaros cantar,
de como el viento roza mis mejillas.

De las nubes gozo
cuando el sol las llenas de colores,
mientras tú, pidiendome caricias
sentada en lozas rojizas.
leer más   
13
4comentarios 144 lecturas versolibre karma: 96

Alcanzar los colores con mis manos

En aquellos días grises
Sueles dejar tu vestimenta desteñida
Con rosas negras marcas el camino
Y retoños infelices a la posible cercanía

Alza tus manos y entenderás
Que la elevación no es solo una condición
Tus pies se apoyarán en el cielo
Y flotarás sobre cristales de pasión

Alza tu fe y lograrás
Ir más allá de lo entendible
Caerás unas mil veces
Pero te levantarás siendo invencible

De lo particular a lo general
Vamos a comprender el trayecto
No solo nos enfrascamos en lo conciso
También damos inicio a lo concreto
leer más   
11
3comentarios 84 lecturas versoclasico karma: 75

Pasajero

Por tanto tiempo recordarás
El motivo del aire en tus ojos
La vida voló sin alas
Envuelta en un corazón transitorio

La perfección no está ahí
Pasajero, provisional se volvió
La mente solo sabe apreciar
La vacía sabiduría de la razón

Cada alba que desciende
Da fervor a un valeroso
Que dejando al remoto elocuente
Se encamina a un futuro aferente

Aquel futuro audaz
No miente al presente
Solo engaña a la epifanía manipulada
Por la astucia permitente
leer más   
21
6comentarios 138 lecturas versoclasico karma: 103

Interiorizar

Desde la noche oscura, salen claridades
que iluminan tu nombre,
y te haces acreedor del arte
que son tus manos las que
transcriben, la prosa
que sale de paseo y andando,
pues ser original en estas lides
resulta no ser fácil…
y que para abrir camino con Luz propia
hay que ir interiorizando,
que salen sensaciones nuevas
que hay que ir
desgranando,
pues a raudales salen,
y la prosa recoge el fluir del caudal
pues los elementos naturales, agua y tierra,
fuego y aire son las esencias
de gotas que escritas, encuentran
su cauce.
La Redondela 09/05/2019 01:27 h.
Fdo.- Juan Carlos González Rodríguez. Libre Pensador y Poeta.

Todos los derechos reservados.
13
16comentarios 99 lecturas prosapoetica karma: 95

Espacio Desconocido

Son los espacios del alma
lugares por atraer,
planos que se identifican
por la profundidad de tú ser,
y mientras me miras he atraído
tú querer…
pues del abismo se sale reconociendo
letras que quedan por aprehender,
esas mismas que te escribo
mujer…
y cuando mires hacia detrás
podrás comprender
que mis letras salen
por doquier y solamente
alimentadas por tu ser…
pues el amor es una llama que encendida
siempre vuelve a renacer.
La Redondela 09/05/2019 03:11 h.
Fdo.- Juan Carlos González Rodríguez. Libre Pensador y Poeta.

Todos los derechos reservados.
4
5comentarios 53 lecturas prosapoetica karma: 64

A mi Alrededor

En los giros hacia delante y quiebros
que debemos recortar en la vida,
uno es, poder mantenernos distantes
de tormentas de lluvia, granizo o nieve, y de rayos
que caen por doquier, en época de
lluvias incluso secas en invierno
y primavera, que son en
esos mismos ciclos de la vida
una imagen nítida del tormento,
el desgarro y la amargura
de perder a un ser querido,
que nos acompañó durante un trayecto
más o menos largo de la senda
y deduce el poeta, otra imagen
cierta “utilizar un pararrayos
para repeler los males que
derivan de momentos de trágico
desconsuelo e incluso de los
males del alma que reparte quien
no puede con ellos”, que nunca hay
que esconderse o parapetarse
detrás de nada, para hacer frente
a lo que de frente viene, pues la
existencia es sabia por su propia naturaleza
es imagen, pues nos ofrece dar vida y cuidar
de ella, en un tránsito constante de
almas, cuando otras ya no
existieren o quedasen atrás en la senda,
pues el viaje “pasajero” es imagen a su vez
de quien sube o baja del tren de vida,
donde cada uno tenemos un destino
o parada, lugar del fin del billete
y el viaje termina, pero mientras
ocurre lo inevitable deberíamos
auxiliar y ayudar a quien lo
necesita, pues la ayuda mutua
es a quien la practica un tesoro por sí,
ya que otra cosa no nos hemos de llevar
de esta vida, e igual entregar respeto,
amor y consuelo, pues son
esencias que tienen las almas,
que están descritas.
La Redondela 11/05/2019 14:39 h.
Fdo.- Juan Carlos González Rodríguez. Libre Pensador y Poeta.

Todos los derechos reservados
leer más   
13
3comentarios 66 lecturas prosapoetica karma: 87

Encantado "Poémame"

Salen estrofas de versos mágicos
de las manos maestras de quienes somos
aprendices y aspiramos a ser poetas,
pues en esta escuela avanzada de poesía, en la que:
Se entra sin pedir nota media,
No hace falta demostrar conocimientos previos,
Es un entorno agradable y educado,
Se muestra el respeto por naturaleza,
Hay mucha ilusión por intercambiar ideas,
Se avanza en el camino del verso,
Clásico, Libre, Prosa Poética y Relato,
No se hace necesario moderar nada,
Las votaciones de los poemas son sinceras y de corazón,
El Karma es la bandera de que todo es relativo,
Se hacen amistades fraternas, pues el barco nos lleva a buen puerto,
Escribir para autores que leen y que son compañeros de viaje ilusiona,
Somos afortunados por contar con este espacio,
En nuestros poemas existe profundidad del conocimiento,
Las ideas fluyen por que salen a nuestro encuentro,
Es fácil la creación de poemas verdaderos,
En la lectura de otros autores se extrae talento,
La poesía brota por cada rincón y fluye hacia el mar ideas y letras,
Es una satisfacción estar en este espacio de unión,
Que todo eso y más es esta página en blanco sobre negro,
Pues toda la gama de colores se ofrece al lector como poemas,
Y es un orgullo el compartir estas reflexiones convertidas
En poesía de fácil entendimiento,
Espero poder colaborar desde mi humilde visión a enriquecer
Y hacer crecer este bonito proyecto,
Donde las obras nacen, crecen y se reproducen
Como todo ser vivo con sensibilidad,
Pues es sustentable por aportaciones diarias desinteresadas,
Maravilloso centro para el descubrimiento.
La Redondela 11/05/2019 23:14 h.
Fdo.- Juan Carlos González Rodríguez. Libre Pensador y Poeta.

Todos los derechos reservados.
leer más   
5
5comentarios 56 lecturas prosapoetica karma: 68

Las Flores

Es el aroma deudor de la flor,
al igual que el olfato lo capta
en el ambiente de la fragancia
que regala, ya que su esplendor
es efímero, pero de importancia
inmaterial para toda una apta
elegancia, pues deja constancia
en los sentidos del alma, un color
rojo pasión que acorta distancia.
La Redondela 13/05/2019 01:17 h.
Fdo.- Juan Carlos González Rodríguez. Libre Pensador y Poeta.

Todos los derechos reservados.
leer más   
4
2comentarios 31 lecturas prosapoetica karma: 64

Interrogada

Qué parte de ti es incomprensible
qué curva de tu cuerpo calcula la derivada del tiempo
qué lenguaje antiguo transcribe tu sonrisa
qué sombra es capaz de tatuar la luz que en tu piel espejea.

Si tu caricia es dada, me sobra el cielo.
Tu gesto abre el camino hacia los sueños.
Y cuando miras, tu mirada eleva un mar delicuescente.

etiquetas: lírico, amoroso
1
sin comentarios 12 lecturas versolibre karma: 16

Alto Relieve

El escultor deja secar su obra.

Son minutos en unos pocos segundos los que puede tocar esa piel antes que deje de ser suya. Le da la forma que quiere, pero en realidad desearía que no tuviese textura alguna.

La tocó tanto y por tan poco,
que ese repujado
y la dolorosa sensación de las yemas arcillosas, tronarán cada vez
que un Sol cualquiera
refracte la sombra de sus senos
a lo largo de su bragadura.

Tu barro no tenía más dueño que a ti,
hasta la noche
que hiciste de él, a ella

(para otros ojos y otras manos),
a tu imagen y semejanza.


Yamel Murillo


Manual de oración
Anatema©
D.R. 2014
leer más   
8
2comentarios 68 lecturas prosapoetica karma: 96

Cuando caen las hojas

Cuando caen las hojas... recuerdo tu mirada... recuerdo, tu sonrisa.
Fueron verdes alguna vez, igual que nosotros; eran fuertes.
Hoy... se han vuelto polvo, son cenizas,
puedo sentirlas, no están vivas, son inertes.

Cuando caen las hojas... anuncian el otoño.
Se viene un cambio, más tu; te comportas igual.
Ya no me tratas como antes, soy un estorbo.
Presiento, que se acerca... nuestro final.

Cuando caen las hojas... me detengo a meditar.
No soporto verlas caer, son iguales, a nuestro amor.
Aquel gran amor, que nació, y se hizo inmenso.
¿Qué puedo hacer? Sólo me queda... un dolor.

Cuando caen las hojas... mi soledad suele aumentar.
El frío; azota mis sentidos, y no te olvido.
Caminando las esquivo y, no las quiero pisar...
porque, siempre, te he amado... siempre te he querido.
leer más   
2
sin comentarios 20 lecturas versoclasico karma: 11

Estoy sufriendo

Estoy en un tiempo
que ni yo me entiendo,
Habeces quisiera ir
y hablarte de nuevo,
Otras veces solo irme
para no verte sufriendo,
Tuvimos dos opciones:
Una era, dejar de hablarnos.
La otra , hablarlo y tratar de arreglarlo,
Y votamos por lo primero
por esa mala decision ahora
ESTOY SUFRIENDO..
leer más   
3
sin comentarios 37 lecturas versolibre karma: 17

Serendipia

...

La ciudad que llevo en los bolsillos
ahí, al lado izquierdo de tu nombre
un caballo sopla

En este día de cumpleaños
es mi poesía de nieve la que muestra el lado indecoroso de un pájaro en su ala.

¿Acaso tu memoria me está retando?

Me desgastaría en brindarte un beso
por el cristal de la luna y de los universos
y por tu memoria y nuestra estancia juntos
la sonrisa de Dios estallaría y
su cuerpo de amapola, todo, todo abierto.

En el vientre del día, en la vasija oscura oscura
se sueldan las tristezas y deseos,
crece fresca mi inutilidad, mi ternura imitando tu sombra
y tus pasos, inventando
tu ausencia tan honda y sostenida.
Hoy te sueño, despierto despierto
amante: astro de todo cuerpo
imitador de las lágrimas, y dador de sombras,
alto, alto es tu sueño,
violeta y desgarrador corriendo.

Una reciente aurora empieza a ahorrar tiempo
en su cuerpo, su diminuto corazón está fuera de la alegría.
Me fatiga tanto no saber de ti.


Ahora lo sé: la tristeza tiene el color gris.
Hoy mi alma me muerde y me reprocha el no estar contigo
¿Puedo adornar mi cintura con tus manos?
leer más   
14
4comentarios 88 lecturas versolibre karma: 100

Eternos los eneros

...

Sigue amaneciendo y a la mitad del día hablo de ti.
Ahora el corazón corre donde se le antoja .


Eternos los eneros jadeantes sin ágoras
y algo cerca que me llama, acaso
un último alimento herido,
es una pieza adherida a la carne, al hueso
a esa inmensa astilla de polvo
que se roe por las noches cuando se escribe,
es esa otra necesaria luz,
una emanación del interior, estacionándose
en el rincón
tras los utensilios de la noche.
leer más   
13
4comentarios 83 lecturas versolibre karma: 95

Una vida

Hay una vida sin ti
en los nuevos abrazos,
las mesas de café
y pasear sin pasos.
Hay una vida sin mí
en paso a recogerte,
y tengo prisa por llegar a verte,
en la arena de los días de playa
y andar desnudos bajo las sábanas.
leer más   
18
8comentarios 88 lecturas versolibre karma: 91

Odio dejarte, de amar

Camino muy distante... para poder olvidarte.
Luego busco ese camino, y, ya no puedo retornar.
Las horas pasan; las manecillas, ya no siguen adelante.
¡Cuánto me cuesta olvidar...! Odio dejarte, de amar.

Sigiloso, busco tu sonrisa; pero, no hay nada que hacer.
Te llevaste hasta mi sombra y, no puedo volar.
Mis brazos, están atados... todo es diferente, al ayer.
Sabes bien, cuánto te amo, pero...Odio dejarte, de amar.

¡Si aún me escuchas ! Estoy aquí... aunque, no esté.
Somos... dos caminos que se pudieron cruzar.
Fue, maravilloso; entrelazados, alguna vez.
¡Qué puedo decir! Solo que... Odio dejarte, de amar.

El viento murmurante, nos reclama, a cada rato.
Arremete con gran fuerza, nuestro amor tan singular.
Sé, que vives en silencio, y tal vez estés llorando.
Pero, lo siento, llegó el final... y, odio dejarte, de amar.
leer más   
1
sin comentarios 28 lecturas versoclasico karma: 7

Testament

Lo he buscado,
¡Vive Dios que lo he buscado!

En los mapas y en los libros,
en un viaje sin retorno entre pueblos y condados,
como aquellos que hace tiempo
en la fiebre del dorado,
con la vista en la aventura
se embarcaron hacia el sueño americano.

Y era eso…,
una entelequia, una ficción,
un simple sueño.

Eran calles esculpidas por el humo de un cigarro,
el idílico paisaje dibujado por el ron,
una noche que flotaba entre el alcohol
que servían en los bares de un ghost town imaginario.

¡Testament!, yes baby,
fue ilusión…

Fue el narcótico delirio en el desierto
de un crepúsculo de excesos,
el dislate de un sonámbulo
ofuscado en devaneos
de camino hacia el éxtasis balsámico
de aquel trance, loco
e insensato,
en que en un viejo motel de carretera,
en lugares y momentos inventados,
sobre la tibia piel de una ranchera,
en sus trazos y contornos,
pulidos y engañosos,
tatué la invención de un testamento
tan auténtico, como apócrifo.
16
3comentarios 80 lecturas versolibre karma: 94

Porque quería que tu supieras

...

es diferente
se cuela por la pared interior de mi casa
un aroma como de nieve
o de juego de niños,

se respira quizá un instante de compasión

es el humo blanco
que parte desde mis padres hacia mí
y así ocupa el lugar interior de la casa y,
de paso,
ocupa el lugar interior de mí.

que raro me siento
que raro me pienso

llega el día de descubrir quién soy.
Respiro hondo como quien quiere adivinar
el nombre de una ventana,
respiro porque soy ese hombre atrapado
en la ventana
leer más   
13
6comentarios 100 lecturas versolibre karma: 88

Sombras Ausentes

Pasa desapercibida entre la neblina
Buscado refugió
Del frío rocío,
Invadiendo parte del crepúsculo
Perdiéndose en un paisaje
Urbano adornado de luceros.
Las sombras ausentes
Ya no cruzan las avenidas
Sólo habita este manto nostálgico
Sobre el espaldar de una mujer
Que mira desde su ventana
Tras la cortina descansa
La cansada luna
Añorando el besó
De aquél sol que la haga suspirar...
leer más   
25
21comentarios 161 lecturas versolibre karma: 97

Es un día menos, es una poesía más...

Es un campo de batalla inesperado,
el de aulas o de parques,
el de cines o teatros,
el de bares, oficinas o de estadios
o aquel otro del asfalto trashumante de las calles.

Es un campo de cultivo de contagios,
de esta guerra, que sin tanques
ni misiles o artefactos
causa estragos
en un mundo que no sabe atrincherarse.

¡Qué desastre!

Ha cambiado el escenario,
y ahora el frente donde libran el combate
contra el virus del diablo
nuestros héroes sanitarios,
no es el aire, ni la tierra, ni los mares,
sino el alma de repletos hospitales.

No les vence ni el cansancio
porque hay bombas que se paran con aplausos,
prodigándose en coraje,
todos juntos, mano a mano,
resistiendo en el alambre,
y luchando…

¡Y ayudando!

Y nosotros, ahí seguimos, encerrados,
enjuagándonos el llanto
por aquellos que se marchan con los ángeles,
como el barro miserable
que se exclama en los versos más amargos.

En refugios que son cárceles,
en presidios al resguardo
del acecho de esos males
invisibles, e inmutables
sin vacuna que derrote su terrible corolario.

Y nos queda, esperar que todo pase,
y si pasa, levantarnos,
aferrarnos a los lazos terrenales,
al esfuerzo solidario
y a esos ánimos
sin los cuales
las rutinas del encierro cotidiano
serían cumbres cada día infranqueables.

Es posible que este viaje
de quietud y de inquietud resulte largo,
que haya quejas y hasta hartazgos,
pero no está bien buscar culpables,
ni siquiera lamentarse,
porque en tiempos de una crisis lo sensato
es ser leal, gente de estado,
dar soluciones y resolver dificultades.

Ya me callo,
y hoy, en esta cuarentena inexcusable,
viendo cómo llueve en los cristales,
me da por pensar en ese instante,
añorado,
en que todos…, podamos abrazarnos.
24
6comentarios 116 lecturas versolibre karma: 118

Te escribí esta carta

Te escribí esta carta... para decirte adiós.
Para decirte... cuánto lo siento.

Te escribí esta carta... aunque me sienta herido.
Aunque me duela tanto, y me embargue el sufrimiento.

Te escribí esta carta... para no sentir dolor,
pues ya sabía de tu engaño, me adelanté.

Te escribí esta carta, sin saber, si la ibas a leer,
si la ibas a guardar, pero creo, que fui yo, quien te fallé.

Te escribí esta carta..., se me está agotando la tinta.
Mis dedos me duelen, mi corazón... también.

Te escribí esta carta, no se porqué ¿Será la quinta?
A quien la dirijo, quien sabrá... ¿A quién?

Te escribí esta carta... pues me voy a despedir.
¡Ya no puedo competir! ¿Que hago...? tal vez, me iré.

Hoy, aún te quiero, y aunque tengas que sufrir...
te escribí esta carta, pero, a pesar de todo... la tiré.
leer más   
3
2comentarios 21 lecturas versoclasico karma: 22

¡Qué importa!

¡Qué importa! Si nos ven abrazados.
Si nos vemos a diario, si nos besamos.
Nuestro destino es estar juntos...
qué pena por ellos, pero nosotros, nos amamos.

¡Qué importa! Si el cielo, ya no es azul.
Si la mar no es profunda,
Si las aves, visten de tul.
Si nuestro Sol, ya no alumbra.

¡Qué importa! Si las flores, son de colores...
sólo, regalan su belleza.
Si vivimos con temores.
Si no tenemos, riqueza.

¡Qué importa! Si todo está oscuro.
Tenemos nuestra luz, y alumbra nuestro destino.
Si forjamos nuestro futuro,
aún con piedras en el camino.
Entonces... ¡Qué importa!
leer más   
5
1comentarios 22 lecturas versoclasico karma: 40

Dolor y esperanza

El corazón destrozado
lleno de dolor y sangrante,
no puede ser cierto,
no puede ser verdad.

Llorando amargamente
dejando las lágrimas caer,
sin pensar realmente
sin volver la vista atrás.

Los recuerdos no importan,
se fueron lentamente.
Ya no se ven,
ya no se sienten.

Dime, si el alma llora:
dime si puede sanar.
Dime, si alguien traiciona:
dime si vuelves a confiar.

Rabia e impotencia afloran,
junto a la amargura y el dolor.
Libres de cadenas,
reproches y condenas.

Ya no importa,
corren por las venas.
Alimentándose mutuamente,
transidos de emociones.

La tristeza es un manto,
tenaz, arrogante y pesado.
Con sombras y nublado,
lluvia, viento y fuego interior.

Dime, si el alma llora:
dime si puede sanar.
Dime, si alguien traiciona:
dime si vuelves a confiar.

Apaga y convierte en ceniza,
aquello que una vez fuiste.
Sólo una mano,
¡Oh, sólo una mano!

Levanta, arrasa con la pena
y lame las heridas.
Las palabras sobran
si al final no es.

No todo está perdido,
la esperanza ahí está.
Detrás de cada latido,
de cada verdad.

Dime, si el alma llora:
dime si puede sanar.
Dime, si alguien traiciona:
dime si vuelves a confiar.
leer más   
11
3comentarios 44 lecturas versolibre karma: 103

El querer maldito

No sé si es sin ti
o es sólo contigo,
al desorientarme
en cada suspiro
que exhala tu boca
al hablar bajito
con tu labio dulce
pegado a mi oído.

No sé si adivinas,
al ver que tirito
si el haz de tus ojos
se posa muy fijo
al vidrioso umbral
veraz de los míos,
que si tú me miras
no sé lo que digo.

No sé si seduce
lo que te recito
rimando los versos
de un amor idílico.
Sé que en esta historia
del querer maldito,
es lo que tú sientes
no lo que yo escribo.
25
7comentarios 138 lecturas versoclasico karma: 107

Caída libre

Es
la lluvia
quien desciende
sin conocer
el tacto homicida
que le aguarda en el suelo.
Del mismo modo mis besos,
faltos de verdor y de ocasos,
hallaron su muerte en tus mejillas
distantes, duras, áridas y propias
de otro rumbo, de otro viento y de otra boca.
Perdura la ausencia del sol en mis labios
y brotan amarguras de mis ojos,
incontenibles, cual los celajes.
Hoy te recuerdo más que nunca.
Hoy siento a mi desengaño
galopar en los techos,
empapar estatuas
y hurgar en mi alma.
Hoy la lluvia
devora
todo.
leer más   
18
11comentarios 102 lecturas versoclasico karma: 95

Siento Mariposas

Vaya que soy un tonto... es inexplicable.
Aún, no lo creo, no sé, que me pasa.
Me siento extraño, me he vuelto, más amable...
y las flores me sonríen, si estoy de vuelta en casa.

Las aves, me cantan sin cesar... y yo,
sólo me sonrío, creo que me he vuelto loco.
Si por haberte conocido, todo es diferente,
se exalta mi corazón, late más fuerte... poquito, a poco.

Que momento más grandioso, que sentimiento.
Sólo con ver tus ojos, y escuchar tu sonrisa,
no soy yo... siento que me hablan al oído, y me dicen ¡Caiste! Sin ser tan lento; sin mucha prisa.

Salto de alegría, que me miro al espejo, y soy otro.
Desde que, te conocí; me han pasado tantas cosas.
Es importante... al fín, lo comprendí, quiero que lo sepas.
Pero, de tí, me enamoré... y siento mariposas.
leer más   
1
sin comentarios 46 lecturas versoclasico karma: 7

Una rosa me contaba

Una rosa me contaba,
que no tiene competencia.
Su rocío, como lágrima... derramaba una tristeza, a causa, de tu ausencia.

Le hace falta tu presencia.
Tal cual, como imaginaba.
Casi; al final de su existencia...
una rosa, me contaba.

Una rosa me contaba.
Que escuchó de ti un sollozo.
Y que sola, te encontrabas,
fué... fue muy triste y doloroso.

Fui, tu amante, tu mejor amigo.
Aún... sigues siendo, mi amada.
Ya lo sé... que quieres, volver conmigo.
Así... Una rosa, me contaba.
leer más   
5
4comentarios 42 lecturas versoclasico karma: 45

Lágrima

Me persigue su mirada.
Me desnuda su frase.
Levanta lento el vestido
de mi mezquindad
y no detengo sus dedos.

Me muerde el labio del orgullo
y recorre mi cuello
con sus fantasmas del pasado.
Me descolocan sus verdades
de sabor a mentiras vetustas.
Suda mi consciencia.
Reseca mis labios y los moja sin censura.

Me traiciona el azul que sangra de esta alma lejana.
Me sacude atormentada bajo la lupa de su engañosa calma.

Me tiende en su costa de música y carne nocturna.
Me contagia su locura quebrándome todos los silencios de la confusión.
Voy del cielo a su vida
y olvido lo sin olvido... Un secreto perdido de deseo en el sonido de la cabina nos encerró por dentro.
Se perdió la llave dentro de mí. ¿Para qué salir?

Pasan de las 3 y sabrá que la ha sumido, en lo profundo, hasta lo más profundo,
de lo aun más, por aún más.

Lloraré en mi lugar de siempre...
entre sus brazos abiertos.



Yamel Murillo




Caos, calma y viceversas©
D.R. 2016
leer más   
7
sin comentarios 53 lecturas prosapoetica karma: 76
« anterior1234550