Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 21, tiempo total: 0.003 segundos rss2

Desde el Verbo

I
Un vacío de vuelos peregrinos
con el caos errante en remolinos

La profunda negrura era imperante
y en picada enturbiábale el semblante
a la hondura en desorden desafiante,
mas tendría un destino terminante

En las aguas, de Espíritu apacible
la Gran Voz anunciaba lo posible

¡Haya luz! para todos los caminos
y vistió de manera impresionante
toda faz con un brillo indescriptible


II
Separadas tiniebla y claridad
hubo día y bonanza en cantidad

Ondulante el poder que se expandía
desplegaba de sí la lozanía
que la cima a la esfera cubriría
como velo de diáfana armonía

Fue lo azul en lo extenso bella danza
cual caricia de lino y suave organza

Con palabras de inmensa majestad
se crearon los cielos de alegría
que aún hoy son motivo de alabanza


III
A los pies del paisaje celestial
se reunían mil gotas de cristal

Dando paso al surgir de la firmeza
vasto suelo fundado con grandeza
que sería esmaltado de belleza:
hierva verde de gran delicadeza

que tendría semilla en su interior
árbol, fruto delicias y dulzor

Y nacía el palacio terrenal,
siendo bueno a los ojos de la Alteza
culminando otro día de labor.


IV
No cesaban sucesos deleitosos
en el cielo los astros prodigiosos

descubrían sus ojos de fulgores
ornamento, señal y servidores
demarcando la noche y los albores
cual vasallos de dos astros mayores.

Escenario creábase perfecto
primoroso, con gala y don correcto

para ser esos brazos amorosos
que albergaran con dóciles favores
demostrando el alcance de Su afecto.

V
Desde el líquido vientre de la esfera
dio la vida esplendor por vez primera

Todo ser que se mueve, vuela y nada
cada pez y hasta toda especie alada
hizo al agua y la tierra su morada
recibiendo misión encomendada

cada cual con su género específico
acogió bendición y don prolífico

Estallando candor de primavera
de oleajes y trinos enhebrada
floreciendo del Verbo amor magnífico

VI
Era orquesta lo viviente en su fluir
y en la tierra se oyó luego el latir

de reptiles y grandes animales
con vigor y hermosura excepcionales
siendo gratos cual ondas musicales
a la espera de guías ideales

Desde el polvo El Supremo hizo criatura
de Su aliento exhaló con gran ternura

Al ser humano hagamos existir
Nuestra imagen tendrán, son especiales
señorío les doy de toda hechura.

VII
Para el mundo fue el hombre como albricias,
su mujer las ayudas más propicias

Y con ellos como consumación
de lo hermoso, fue lleno el corazón
del Autor de sublime creación
Su voz eco de amor y bendición

Santo día por Él fue declarado
aquel séptimo en que había encontrado

a la tierra sujeto de delicias
y el reposo tendría ya ocasión,
maravillas se habían derramado.

VIII
Un jardín les fue dado por hogar,
naturales tesoros por cuidar

De semillas brotaba su sustento
y el verdor a animales fue alimento.
Para el hombre tan solo un mandamiento:
-Ciertamente si del conocimiento

del bien y el mal mordieres tú su fruto
a la muerte verás y vendrá el luto.

Sin vestido ni nada que ocultar
la inocencia regía el pensamiento
y una red les tendía un ser astuto.

IX
La impiedad en escamas de serpiente
conmovió al corazón desobediente

-¿Permitido no tienen fruto alguno?-
Su veneno apuntó a blanco oportuno
-Restringido nos ha sido solo uno,
si comiere a la vida me desuno-

-No habrá muerte al tomarlo, lo asevero,
mas tendrán poderío verdadero-

Y comió en impetuoso acto imprudente,
prisionera de aquél engaño bruno
compartiéndolo con su compañero.

X
En sus mentes reinaba el desconcierto
y el temor por su cuerpo descubierto

Esconderse, imposible del Gran Juez
consecuencias cobraba su altivez:
-Con dolor llevarás tu gravidez,
dará la tierra espinos y aridez-

-Si tomasen el fruto de la vida
será eterna su carne corrompida-

Y por ello les expulsó del huerto
separándoles de aquella estrechez
que con Él mantenían compartida.

XI
Su simiente heriría en la cabeza
a la fuente de toda la vileza

Pues El Verbo en quien todo fue creado
encarnó en vientre bienaventurado.
Sacrificio, en madero fue entregado,
libertó de la muerte, del pecado

Para así dar sentido a nuestra historia,
por amor nos fue dada la victoria

recibiéndonos ante Su pureza
a través de Su Verbo siempre amado,
Resplandor es eterno el de Su Gloria.








*****


Jotabeí

Poema ganador del Tercer Premio en el IX Certamen Poético Internacional Rima Jotabé



Dee Dee
leer más   
17
20comentarios 215 lecturas versoclasico karma: 93

Soneto a Gloria Fuertes

Sublime poetisa de los niños,
de las rimas llenas de fantasía,
sabor a golosinas de sandía,
del regaliz con que haces tus aliños.

Quintales de ilusión y de cariños,
dulcifican Gloria tu poesía,
y son como una amable melodía,
la belleza y ternura de tus guiños.

Atiborras las letras de sabores,
y me cantas con voz ronca al oído
el cuento que me duerme y que me arrulla.

Tu verso es un Arco Iris de colores,
que chispea en un cielo compungido,
porque sin ti, el gato…ya no maúlla.
14
6comentarios 423 lecturas versoclasico karma: 67

Que no te atrapen los suspiros

Los suspiros me atraparon en la cercanía de un día oscuro y amargo.
Y ahí mis ojos no se atrevieron a cerrarse por el cansancio de una noche tibia.
Lo hicieron porque quisieron ayudarme a reconstruir mi memoria ante lo maltrecha que es la vida.

Es ahí en donde me detengo en una solemne pausa.
Como queriendo detener en un momento toda mi vida.
Descubro que no es tan malo el juntar unas cuantas décadas en el conteo fugaz de tus manos.
Nunca será afanoso el solo querer colorear de juventudes tu cabello canoso.

Qué importa que al correr, ahora el corazón se agite como cuando por primera vez amaste y tenías veinte.
Lo que más vale la pena ahora es que el baúl de recuerdos está repleto de momentos.

Tal vez algunos fueron pesadillas que atravesaron tu amor dejando cicatrices profundas.
Pero estoy seguro que la mayoría de ellos fueron momentos irrepetibles y grandiosos.
Esos hermosos recuerdos siempre serán un hermoso regalo envuelto en travesuras fantásticas.

Nunca más supe más de ti.
Si en algún momento realmente pudiste conquistar al mundo con tu sonrisa.
O si solo terminaste dando tumbos y vagando
por los callejones miserables de las desdichas.

Yo aquí seguiré, regordete, porque así se me antoja por ahora vivir mi vida.
Disfrutando amarme por siempre.
Con el mejor ingenio, inventando cómo hacerle para poder tenerte.
Y no tener que morir en el aburrimiento solemne de una vida triste atrapa en los suspiros de un día amargo y triste.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
27/04/2017.
18
6comentarios 612 lecturas versolibre karma: 56

Cómo será entenderte

¿Cómo será entenderte?
Aún se posa esa pregunta
en mi ventana
cuando el sol corre las nubes
de cortina en el cielo.

Hubo un tiempo de gloria,
lo recuerdo.
Eran mis letras deidades
que servían de consuelo
a tu tristeza.
Sabía dar nombre
a los monstruos vivos
en tu pecho.
Qué bien escribes, mi vida
—me decías—,
y yo, que me asusto cuando
oigo aplausos,
camuflaba el bochorno
en el albergue de tu cuello,
complacida al escucharte,
timorata, pese a todo.
Siempre me asustó
lo fugaz de las opiniones.

¿Cómo habría sido entenderte?
Debo este poema a esa incógnita
mal pespuntada.
Tal vez, si hubiese combinado
con más acierto
tu aridez y mis dramas,
o hubiera plantado cara al ruido
que hace el miedo al fracaso...
Dirán que ya no sirve,
no importa,
no cuenta;
pero sí que cuenta para mí
que odiaba ver a mi romanticismo
suicidándose
en cada uno de tus desplantes.
¿Y si, de repente,
te hubiera dicho que la duda
también me había visitado a mí,
que no solo tú tenías la cabeza
llena de arañas?
Porque a todos nos pesa algo, amor,
y a mí me pesaba el pasado,
sobremanera.
Sin embargo, fuiste tú
quien me apartó de la forma
más dolorosa, es decir,
dejando que la vida se hiciera
sin hacer nada.

¿Cómo, cómo será entenderte
ahora que te han crecido alas
y planeas libre de nuestros ruidos,
dejándote mecer por otros brazos
que no aprietan como los míos?
14
6comentarios 94 lecturas versolibre karma: 84

Mi Gloria

Cuando era mi mundo
sombrío y sin ganas
llegaste a mi vida
princesa gitana.

Tus dulces manitas
anularon de pronto
sin yo darme cuenta
mi mundo difuso.

Llenaste mi alma
de risas y juegos
y a mi mundo reseco
trajiste la calma.

Una calma bonita
mi linda princesa
princesa del alma.

Mi Gloria tan linda
bailaste una danza
de amor en mi alma,
varando la calma
perdida y llorada
mi Gloria bonita
mi hija adorada.
leer más   
14
13comentarios 163 lecturas versolibre karma: 118

Cuando la oscuridad tiene un minuto de gloria

No duermo con facilidad.
Cierro los ojos y solo veo oscuridad,
no consigo presionar el botón de resetear.
Dejo mi mente expandirse.
En la oscuridad nada muere
ni desfallece,
los demonios se hacen realidad
y tú bailas con ellos
para convertirte en uno más.
Creo escenas sin sentido y sonidos sin igual,
descubro la magia
del pecado carnal.
Pasan las horas,
y mi mente no descansa.
Rememora tiernos momentos
que son mejor olvidar,
reproduce versos y estrofas
que duelen y no paran de resonar.
Visualizo luces
incoloras
constelaciones brillantes,
el universo abriéndose ante mí
cómo una flor florece.
La oscuridad se convierte
en fuente de juventud,
inmortalidad
y
sensualidad.
Aquel lugar
donde solíamos
gritar y
hacer realidad
nuestros
deseos más
banales.
Las preguntas se amontonan,
dudas que hacen que
mi sangre hierva;
los miedos salen y
cobran forma
y yo me pregunto
si es insomnio
o si mi organismo esta
compuesto de
granos de café.
No puedo pulsar el botón,
a lo mejor no quiero.
Me alimento de
fantasmas de poetas
muertos.
El paso del tiempo
pesa sobre mi corazón
y la arena del reloj
me ahoga.
Abro los ojos y
contemplo una grieta
de luz
que muestra
la esperanza
de estar
viva.
El reloj marca las tres
de la madrugada
y mi cabeza
consigue ser reseteada.
La oscuridad ya no significa
nada
y duermo
quedándome
con las ganas
de buscar
aquello que
no pude encontrar.
9
4comentarios 81 lecturas versolibre karma: 103

Lo entero

Ahora que me llega el otoño

todas las cartas de amor cobran vida

como misivas incontroladas

pájaros replicando en tu ventana.

Llegas y anegas toda escritura,

robando todas las palabras

de esta boca por la que se desliza

tu nombre y el hombre.

Pronuncio en grito silencioso

porque me das hasta lo que no pido

la roca encendida y generosa,

porque todo es tuyo y es mío.

Hundiendo los dedos en la tierra

pertenecemos a ésto que es fértil

marcamos con huella

la libertad de toda nuestra extensión.

Me atraviesas dulce y afilado

y el cielo responde

con decretos y la gloria,

yo te guardo como el secreto entero

de lo creado,

dentro de esta fortaleza

de los que se desean sus vidas.
18
18comentarios 128 lecturas versolibre karma: 145

Señora de la Esperanza

¡Qué la salud me guarde
la Macarena!
Reina, Señora y Virgen
en oro y seda.

De cristal… cinco pétalos
atravesando
de azucenas el pecho
que tanto ha amado.

Gloria en la madrugá...
¡Semana Santa!
y el río por testigo
cuando tú pasas.

Son tus manos dos soles
que me sostienen.
En tu rostro las lágrimas;
perlas que hieren.

Y al paso de tu palio...
tú… ¡la Esperanza!,
y el costalero firme
tu angustia aguanta.

A tus pies... otra bella;
Pilar de plata.
Ebro y Guadalquivir
por siempre hermanan.

Mi Virgen Pilarica
contigo se une;
la de los mil altares
también te luce.



Publicado en la Asociación Solidaria Cinco Palabras:
cincopalabras.com/2019/06/16/escribe-tu-relato-del-mes-de-junio-iii-lo
10
13comentarios 238 lecturas versoclasico karma: 92

dolor sin gloria

Y los huesos
resonaban
cómo puertas sin cerrar
y paredes vacías,
recordando el camino
de tus pasos
de tacón de aguja
y carmín rojo,
sin piedad ni vergüenza
por atravesar grietas
qué una vez fueron
selladas
con dolor y gloria,
con sonrisas y lágrimas
o cualquier obra
de arte
qué se atreviese a embellecer
cualquiera de mis arterias.
Supongo que estaba
equivocada
por pensar que clavar
estacas en el cielo
me haría reescribir las estrellas,
qué quizá romperme la mano
arrancando hojas
de libros hechos de
limón y sal
me harían zurda y temblorosa;
las palabras temerían la noche
y mi pulso disconforme
para saciar los deseos
de poetas y dioses que nunca fueron
y solo se ven a través
de versos sin pulso.
Los violines alcanzarían
sus notas más afligidas,
danzando en nuestros cuerpos
tullidos y golpeados
por la marea de los días,
sin opción de escapar,
como rehenes de una Luna
qué nunca descansa.
Supongo que soy descarada
e ingenua
por pensar que podría volver
a las tardes donde el horizonte
se nubla y solo es una línea
difusa
entre nuestro pasado
y un futuro sin sinopsis.
Los océanos llorados
y los vasos de whisky
desenfrenados,
los cigarrillos sin encender
y las horas sin revelar,
mis ojos se ciegan
ante una realidad vaga
qué no quiere ser
admirada.
Ignorante,
le he rezado al dios
equivocado.
Puede que sea
culpa de Almodóvar,
fue él quién lo dijo:
cuando sufro
varios dolores creo en Dios
y cuando sufro de uno,
soy ateo.
Y tú eres un dolor tan
confuso y variado
que resulta único
y ni goza de nombre.
8
13comentarios 162 lecturas versolibre karma: 97

La gloria del Sol

Otra vez yo...
en la ventana de siempre;
pero esta vez a la hora justa, y...
el techo de aluminio me reverbera la gloria del Sol
hiriéndome los ojos
cerrándome los párpados
obligándome a apartar el ya recalentado rostro.

Esta noche cuando salga
la Luna nos hará lo mismo
cuando nos devuelva plétora en su faz
la anterioridad de un plenilunio perfecto
y preñada en esa luz
por un instante
se vaciará de la negra nada
esa otra Luna
de desconfiados ojos de sombra
con la que convive inevitable.
Un siamés maligno
que se lleva amorralado a la espalda
y al que nunca le llega una minucia de gloria.

Esta Luna blanca es entonces
como la imagen de un Cristo resucitado
reflejando en la transfiguración de su rostro
todo el amor lumínico de su Padre Sol
reverberando a todo el que la vea.

La Luna en sí no tiene gloria;
ésta le es prestada.-


@ChaneGarcia
...
11
3comentarios 111 lecturas versolibre karma: 95

gloria

Perdí la cuenta
del tamaño de mis caderas
pues el mundo
siempre ha sido más ancho
que ellas,
según tú,
según Sabina.
Perdí la cuenta
del tiempo negando tal versado
pues he sido aguda
cuando mis ojos me lo han permitido
y no he visto kilómetros
que escalar,
según yo,
según las esdrújulas.
Hablé de arte,
de universo
y de poesía;
de Noches Estrelladas
recitando sonetos
de Romeo y Julieta,
quiero escribir dantesco
y bohemio,
aunque sea
el Picasso de las letras,
según tú
soy surrealista.
Sé que no quieres
ser comparada con las estrellas
pero, ¿qué más puedo hacer?;
las constelaciones te envidian
y aunque tú no lo veas
la poesía no es ciega.
Eres la diosa de la guerra,
Atenea no llega
a la altura de tus ruinas,
según yo;
arde Troya
como tú eres:
con revolución,
y victorias
llenas de gloria.
10
6comentarios 122 lecturas versolibre karma: 95

Miedo

“Asusta querer mucho y que te quieran mucho.”
Gloria Fuertes


Me da miedo imaginar que alguien me quiera,
que alguien me sepa.
Me aterra esa idea.
Me da miedo hacer daño a quien me quiere,
que alguien se muera.
Me apena esa idea.

Me da miedo imaginar quererla a ella,
que alguien lo sepa.
Me aterra esa idea.
Me da miedo que me haga daño quien me quiera,
que yo me muera,
Que no sea sólo esto una idea.
leer más   
4
2comentarios 75 lecturas versolibre karma: 25

No hace falta gloria

Llegó el príncipe azul,
decidió quitarse la chaqueta
despojarse de tanto lustre,
corona y joyas a un lado.

Y vio que no necesitaba tanta gloria
para conquistar a la dama,
porque ella aún sin corona,
ni joyas ni oro, era su princesa.
leer más   
4
1comentarios 126 lecturas versolibre karma: 59

Gloria

Gloria, amada cuando te alcanzamos
Eres una cima maravillosa
Que sin tenerte te ansiamos todos
Vales mucho más que un día en vida

Se como describir tu sensación
Sorpresiva de amor verdadero
Hechame un cable alcanzame a mí
Ya te veo gloria.
leer más   
2
sin comentarios 25 lecturas prosapoetica karma: 13

El sabio bukowski...

Una vez un sabio dijo, que si un hombre no era capaz de escribir una historia de amor, era un inútil...Descubrí que tenia mucha razón en su escritura & me centré en leerlo más & como lo sospechaba, el grandioso poeta estaba inspirado por una musa, la cual le dejó un gran dolor, el poeta solo escribió, ahora muchos quieren seguir sus pasos, aún sabiendo que el gran poeta decía que el arte mataba, & que terminarían locos, voy a arriesgar mi vida por el arte & por mi país, si no lo consigo me pego dos tiros....
leer más   
2
2comentarios 73 lecturas versoclasico karma: 26

Alegoría a la Gloria

Al ver juegos de antaño

-es duro decirlo, pero es así-

nos estrepitamos en ese lecho de suerte,

durante nuestros largos.

Esas especies de mentes

-llamadas en cuanto a su ágil instinto-,

libertarias incesantes al “tú hostil”

aunque cesarias que sacan a relucir

tu bien más creador.

Y dices tú de nós,

-que no has acompañado-

cuanto aquellos que venerabas

siendo siervos de la muerte

serán la desgracia en sí.

Por tu suerte aparente

en lo contado por tu cáliz,

que serás maldito ascético

y novelesco de los bosques.

Y querría conoceros, aunque fuera escéptico

-que por muy cuenta vuestra seremos así-

queriendo, a través de los sombríos canales,

un solo momento en el que, a solas,

podamos agilizar la cuenta:

¿Es la cabeza aquella demente,

o solo la mía en tu éxtasis

-mientras ríes-

cuando tenemos el apogeo?
leer más   
3
sin comentarios 15 lecturas prosapoetica karma: 37

Contigo (23)

Contigo, mi amor

Contigo, ¡mi amor! el infinito viví...
contigo,
el trago más dulce bebí
el agua más fresca...
el goce más íntimo...
¡el bocado más amargo comí!
Contigo, mi amor, lo imposible aprendí...
contigo,
la vida en su desnudez conocí
la verdad sin caretas...
la humildad en su esencia...
¡la pasión más inocente descubrí!
Contigo, mi amor, el enigma más arcaico resolví
contigo,
a la humanidad sin límites accedí...
contigo, mi amor
a tocar la gloria, llegué
a leer tu alma, alcancé.
A tu lado, vivir,
fue en confianza morir
en tu pecho, apoyarme,
fue de ternura desmayar.
tu rostro, admirar,
fue la bondad poseer
tus manos, coger…¡fue en ellas mi cuerpo fundir!
En tus ojos yo vi ¡la pureza sin mácula!
de tus labios oí ¡la franqueza sin fin!
en tu mente intuí ¡la niñez sin renuncia!
contigo, mi amor
los momentos ¡más tiernos apuré!
sin ti, mi amor
los días más aciagos... ¡penando he de vivir!

@A.Molina2020
2
2comentarios 50 lecturas versolibre karma: 38

Y yo... (11)

Y yo que nunca grité tu nombre al viento
porque tu nombre no sucumbiera al tiempo
y yo, que nunca escribí tu nombre con sangre
porque que tu nombre no muriera con la tarde…
y yo, que nunca grabé tu nombre en mi piel
porque tu nombre yaciera en mi ser.

Y tu nombre sucumbió en la memoria
¡tu nombre murió en la sombra!
y tu nombre, yació en mi historia.

Y yo que jamás miré tu rostro
Yo, que jamás probé tus labios
yo que jamás sentí tus manos
yo…por tu nombre me hice sabio.
4
sin comentarios 19 lecturas versolibre karma: 42
« anterior12