Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 113, tiempo total: 0.005 segundos rss2

Cuento corto: Canario

Nuestra historia comienza en un pequeño pueblito donde una dama tenía como mascota un pequeño canario. Como a ella le encantaba el canto de las aves prefirió tomar la decisión de tener su propia ave que le cantara en las mañanas.



El canario a pesar de ser pequeño sentía vergüenza de cantar ya que contaba con una voz desafinada.



En las mañanas la dama trataba de que su canario cantara para ella. Pero todo era inútil. Ella no se quería deshacer de su mascota porque aun así ella lo quería. Pero lo que más le daría felicidad seria que su propia ave le diera bellas melodías al amanecer y de esa manera recibir el gran día.



El pequeño canario trataba, pero seguía desafinado, que los vecinos de la dama se molestaban y esto solo agregaba que el canario sintiera pena de él mismo.



Un día por ahí pasaba una rata que había robado un trozo de queso el cual se escondió en un tejado. Mientras comía, veía a sus alrededores pero por una ventana notaba que había un pequeño canario abatido viendo hacia abajo y se mostraba deprimido.



El ratón termino de comer su queso y se dirigió a ver al pequeño canario.



Cuando el ratón llego en donde se encontraba el canario tomo una pequeña piedra de una maceta de su ama y la lanzo hacia la jaula para llamar la atención de este mismo.



Al chocar la piedrita con la jaula el canario se acerco a ver que sucedía y fue cuando el ratón llamo su atención.



Ratón: ¿Por qué tan deprimido mi pequeño amigo? ¿Acaso no es un lindo día para vivir? (mientras extendía sus brazos para demostrar el bello paisaje del pueblito)



Canario: Pues para mí no… Mi ama desea tanto que la despierte con mi canto. Pero solo cuando lo intento sus vecinos se enojan y yo solo la pongo en vergüenza (Con voz deprimida).



Ratón: Pues cantar no es fácil mi pequeño amigo yo también canto horrible (tratando de animar al canario) y eso no me avergüenza ya que hago reír a mis amigos.



Canario: Pero cuando canto mi voz se desafina porque solo recuerdo las quejas de los vecinos de mi ama y es como si apretaran mi cuello…. Yo qué más quisiera agradecerle el cariño que me tiene mi ama despertándola con bellas melodías (Todas estas palabras se sentían dichas con mucha desilusión).



Ratón: ¿Serias tan amable de cantarme un poco?



Canario: (Apenado) Solo creo que te molestare.



Ratón: Pero no te puedo ayudar si no puedo ver por mi mismo el problema que tienes pequeñín.



El canario se aleja de la jaula y se dirige a su columpio para ignorar al ratón. El ratón al ver esto se trepa a otras masetas que había colgadas por ahí y le vuelve a llamar la atención del canario.



Ratón: Solo trato de ayudarte .No es forma que me ignores. ¡Si en verdad quieres a tu ama! Déjame ayudarte por favor.



Canario: ¿Me prometes que no te molestaras ni te burlaras de mi? (desconfiando de las palabras del ratón).



Ratón: (Poniendo su pata en el pecho) Te lo juro… Solo quiero ayudarte pequeño.



El canario tomo aire y cuando empezó a cantar, el ratón noto que el cerraba los ojos y trataba de encogerse eso provocaba que sus pulmones no tomaran el aire suficiente para la melodía. En si el ratón dedujo que la postura era parte pero lo demás era que no creía en él.



Se escucharon algunos quejidos de los vecinos y el canario paro inmediatamente de cantar.



Ratón: Lo primero que note desde un principio es tu postura eso se puede arreglar pero al parecer dejas que los comentarios de otros influyan en ti.



Canario: ¿De qué hablas? (no entendiendo al ratón)



Ratón: ¡Sí!... Te dejaste invadir por lo que ellos piensan de ti, que al parecer tú no tienes voluntad de tratar de cantar y especialmente a tu ama.



El canario se acorruca notando la verdad. El ratón amablemente empezó a hablar con él y pasaban las horas.



Ratón: Bueno ya corregimos tu postura ahora cuando estés cantando solo debes de pensar en el cariño que le tienes a tu ama. Cierra tus ojos y piensa lo feliz que se pondrá cuando la despiertes en las mañanas.



El canario empezó a recordar el amor y el cariño que le tenía a su ama. Como a pesar de no poder cantar bien lo seguía queriendo. Esto provoco que salieran lágrimas del canario y este a su vez empezó a cantar.



El ratón se asombro. El canario por fin consiguió cantar. Por último el ratón aplaudió al canario. Este se sonrojo y hablaron un rato.



Por fin llego la mañana. El canario se despertó temprano y empezó a cantar con afecto para su ama. Ella se levanto inmediatamente y al ver que su pequeño canario por fin le cantaba esta lo saco de su jaula y lo acaricio.



Ama: siempre supe que lo lograrías, solo era tener paciencia (Mencionando con cariño a su canario).



Fin



Moraleja: No te transformes en lo que ellos piensan de ti. Tú cuentas con la fortaleza necesaria para lograr tus metas y cuando hagas algo, No se te olvide hacerlo con sentimiento y emoción.
5
2comentarios 40 lecturas relato karma: 76

Por favor, cuenta la misma historia

Por qué tenemos que aferrarnos a sentir esta ansiedad.

Por qué tenemos que aferrarnos a este miedo que nos detiene.

A tener diez mil preguntas en la cabeza y a suponer su respuesta una y otra vez.

A armar la historia sin siquiera conocer la quinta parte de ella.

Por qué tenemos que aferrarnos a sentir en la incertidumbre.

A tener el corazón a flor de piel, dañado y lastimado por cosas que ni siquiera son ciertas.

Por qué no puedo quitar esa barrera, liberarme de la duda.

Qué más da, es mejor saber que vivir dudando, o será que prefiero dudar para no matar la esperanza?

Si la duda perdura vive la posibilidad, o solo vive la idea?

Y es que en mi idea todo se vive perfecto, te encuentro perfecto, viviendo ahí, sintiéndote.

Vaya, la alimente cada día en cada pensamiento que hasta incluso pude sentirla, pude sentirnos.

No quiero matarla, me aferro a ella como me aferro a ti, a la idea de ti a la idea de nosotros.

Qué mas da, si en la idea puedo sentirte prefiero quedarme ahí para siempre, contigo con tus brazos sobre los míos sintiendo tu pecho latir.

Volví a inventarte una historia, tal vez si la invento mil veces pueda pasar la página, terminar el libro, o tal vez la lea una y otra vez hasta que no pueda rescatarme a mi misma, hasta que me funda en ella como ella está fundida en mi.
leer más   
4
1comentarios 48 lecturas versolibre karma: 51

Tengo historias

Tengo historias de amor y morir por él,
la edad verdadera de la verdad
y de su prima mentira....

Tengo historias que siempre se van sin partir,
y las que regresan de un cuento sin fin…

Tengo historias histerias
y no tienen nada y mucho de mi…

Tengo tantos viajes
de mis corazón sin regreso
de donde lo han hecho latir,
que han escrito mil poemas
que hablan de nosotros
donde poderlos sentir…

Y tengo eso
que a muchos les falta
un corazón que siempre ama
que no se detiene en presente
ni le escapa temeroso al tiempo
y por cada segundo le lleva un latido
dormirse en su tic tac
para quedarse
entre sus brazos amados
eterno, sin razón
sólo sentidos…


soundcloud.com/lola-bracco/tengo-historias (Lola)
22
8comentarios 144 lecturas versolibre karma: 136

"Recuerdos"

Fue en aquel anochecer
Cuando la oscuridad me
Envolvió en sus fauces
Queriéndome extasiar con
Sus sórdidos recuerdos,
Recuerdos que en mis entrañas
Hacían ecos de las noches
En las que mi frágil figura
Se desdoblaba a los indolentes
Látigos de tu indiferencia
Tu espalda pegada a la mía
Dos cuerpos, dos almas
Divididos por una franja
Con Sendos dejos de
Frialdad, tus sueños ya
no se complementaban
a los míos, nos volvimos dos
seres desconocidos buscando
escribir una historia, cuyo
actores principales fueron
el desamor y el olvido y
donde el crudo final sería
que yo, no estaría en tu
vida, ni tú en la mía.
leer más   
14
12comentarios 96 lecturas versolibre karma: 127

Anónima...

Anónima, no importa mi nombre, ni mi tierra
soy una isla desierta donde vivo yo misma
donde cada tarde me acerco a la orilla
para despedir mi día, para ver
si algún pirata se atreve
a desembarcar…

Anónima
para que ponerle nombre
a quien no van a llamar
a una sombra lejana
a la que nadie verá
jamás…

Y me quedo, mirando a lo lejos
donde nada asombra
donde soy
mi propio desvelo
y mi sueños son el techo
con el que me quiero arropar…

Aquí todo es luces y sombras
y escribo poemas en el mismo silencio
que no escucha siquiera el viento
aunque se quede quieto queriéndolos robar…

Entonces recuerda
que soy aquella sombra que se ve a lo lejos
y no podrás llamar, porque soy anónima
apenas un ánima que olvidó sus penas
y entre ellas: su nombre y su historia
para hacerse sombra en cualquier orilla
donde nadie llama
donde nadie llega…


soundcloud.com/lola-bracco/anonima (Lola)
27
9comentarios 161 lecturas versolibre karma: 132

Historias...

Historia la nuestra
entre muchas,
que se pierden en horarios
en espacios vacios por lejanos,
en colchones por otros ocupados,
a veces sabiendo,
y otras, otras nos ocultaron...

Pero el tiempo refuerza
o libera el verdadero amor
de aquel de ocasión pasajera,
no tiene paciencia
y a la distancia le toma la mano
y se la lleva...

Historias de arena
de los relojes rotos,
de querer juntar los granos
que se escurren entre los dedos
de las manos...

Tiempo, tan aliado y cretino,
conciliador y tirano,
eterno en el disfrute
instante cuando se ha ido...

Tiempo de historias
sin tiempo
fantasías,
ilusiones del corazón…
mentiras verdaderas
que acaban
con mal de amor

soundcloud.com/lola-bracco/fue-la-historia-que-se-llevo (Lol@)
17
14comentarios 108 lecturas versolibre karma: 124

Cuando se muere una flor

La "pasionaria" o "passiflora" es conocida como "la flor del sueño, del dulce sueño" (sic), también se le identifica como la flor de la pasión, pero no la pasión entendida en el sentido erótico, sino más bien espiritual.

Entraron por casualidad (aunque venga disfrazada de destino) a un vivero. Buscaban una flor que tuviera un significado especial para ellos. Eligieron una pasionaria, "la flor del sueño, del dulce sueño". Su significado resumía a la perfección el momento que vivían.

Seleccionaron un sitio en donde colocarla. Siempre a la vista, de tal forma que entre los dos pudieran prodigarle los cuidados necesarios. Al principio todo iba bien, pero al paso del tiempo las tareas, la rutina diaria, el cansancio y todo aquello que involucra una vida, fue dejando en el olvido la flor que ayer representó lo que sentían: "la flor del sueño, del dulce sueño".

Se sentaron a la mesa a tomar un café. Con el correr del tiempo, habían olvidado hacerlo. Dormían juntos, pero despertaban separados. Coincidió que miraron al lugar en donde se encontraba la flor que un día habían adquirido para recordar la razón que los unía.

Hicieron caso omiso o tal vez lo decidieron. El acostumbrado beso selló la despedida. Los dos sabían que la flor se les moría.
leer más   
5
sin comentarios 53 lecturas relato karma: 56

La Bitácora

En aquella tarde gris,
Todo comenzó con versos simples.

En un limbo sin marea…

Con tus ojos castaños
Y tú pelo de seda.
Tus pómulos dorados
Y tus labios canela.

En esa clase,
De delirios y debates.
Me atrapaste,
Parte por parte.

Pero entre lanzas
Y palabras afiladas
Nunca podía explicarte.

Lo que germina e infecta,
Cada rincón de la conciencia...
No quería retractarme

...

Amarte es más, que un verbo en la tinta,
Es tocar el cielo sin tocarte

Colisionar con tu mirada… estupefacto.
Amarte son quince poemas y no dar a basto.

Pero cuando cae la noche
Amarte son los inviernos de un verano
Amarte son los suspiros de “aún te amo”

Es más dulce
Que los lirios en primavera
Siempre se luce
Con los vientos de luna llena.

...

Pero el tiempo cansó al viento,
No hay más paradas
Ni más contratiempos.

Es más complejo,
Que la lluvia en tu espejo
No hay más espacio,
Que la comisura en tus labios.

Y todo te corta…
El cristal corrompe la mirada,
Y los celos desgarran la almohada

Y todo se agota…
Con una lágrima en la prosa
En cada palabra que brota.


Aunque una etapa termina
Escribo con la pluma más fina

En la bitácora guardo más,
(Mucho más)


Que un verbo en la tinta.

Sr. Nube
15
14comentarios 143 lecturas versolibre karma: 92

Hoy Sevilla no es Sevilla

Se secó el Guadalquivir,
ya no brilla la Giralda,
¿Qué fue de ese mes de abril,
donde fuimos todo y nada?

Con el llanto en la mirada,
se estremece por Campana,
llorando desconsolada,
la Esperanza de Triana.

Ni siquiera el Pali puede,
mitigar con sevillanas,
la tristeza que se adhiere,
y se clava en las entrañas.

Hoy Sevilla no es tan bella,
no deslumbra con su gloria,
hoy se descolgó una estrella,
y murió una gran historia.
leer más   
6
sin comentarios 50 lecturas versoclasico karma: 78

No está bien

Tengo un problema
Y es que me encanta contarle a la gente nuestra historia.
Me gusta cuando hablo de hace tantos años, cuando recuerdo nuestra inocencia, de nuestras bromas y nuestras experiencias.
Primero les cuento cómo te conocí, cómo enseguida supe que sin saberlo te buscaba a ti, cómo tengo tu recuerdo de aquel momento exacto en el tiempo.
Luego les digo que hace tiempo que tú ya sabes todo de mí, que sé todo de ti y que no nos fiamos el uno del otro.
Después vienen las preguntas, las cosas del destino, las inseguridades, los desafíos y los arrepentimientos, los enfados y las reconciliaciones.
Y por último les digo que ya no importa, que todo está bien.
Pero no es verdad, no está nada bien.
No estás bien.
Sería más fácil decir que no estás.
Pero aquí, en estas letras, en estas palabras
ya has dejado tu esencia.
Esencia pura que emana de mí.
Alma enamorada.
Pobre desdichada, destinada a sufrir por un amor tan intenso.
Cuéntale a tus sueños lo que tramas
y ellos ya verán si eso es lo que amas.
leer más   
8
6comentarios 84 lecturas prosapoetica karma: 84

Inequívocos y perennes

Inequívocos y perennes sueños permanecerán por siempre
atados al lienzo de nuestra historia.

Escritos con letras de oro, bañados con la armoniosa virtud de saber,
que lo descrito en ellos es un singular cuento de hadas... Hecho realidad.

Donde dos almas desconocidas por siempre,
Atadas quedaron.

Y una historia de amores para siempre,
Juntos crearon.

!!!Sin esperarse se encontraron¡¡¡

!!!Sin conocerse se amaron¡¡¡

Mientras en blancas sabanas... sus sudores marcados quedaron.

Inequívocos y perennes permanecerán por siempre.

Pablo J. Aguilera G.
leer más   
5
2comentarios 39 lecturas relato karma: 88

Volver

Aquella intensa luz que borró hasta su propia sombra, le hacía sentir liviana, sin una historia detrás que pudiera recordar; sin pasado y en un presente ambiguo, casi intangible. Quizá el tiempo había dejado de existir; ¿o tal vez nunca existió?
A pesar de la confusión que experimentaba, no tenía miedo; se sabía segura y protegida. Pero algo cambió; sintió un súbito calor y, recordó lo que era el fuego. Un flash cruzó su mente y también supo, que antes había vivido y conocido el miedo; el pecado y la muerte. Entonces, alguien golpeó sus nalgas; lloró… y de nuevo olvidó.
Debería volver a aprender a vivir.





Publicado en la Asociación solidaria cinco palabras:
cincopalabras.com/2018/05/27/escribe-tu-relato-de-mayo-v-con-las-palab
11
8comentarios 114 lecturas relato karma: 83

En tu historia...

¡Si me incluyes
allí, entre las letras
de tu historia!





~~~~~~~~~~~~~~~~
@AljndroPoetry
2018-mayo-29
leer más   
25
17comentarios 139 lecturas versoclasico karma: 118

Sueño y premonición de Miyamoto

Despertó sin abrir los ojos y sintió que la batalla aún no terminaba, con pocas fuerzas podía sostener su espada y el enemigo al ver su vitalidad se acercaba.

El soldado del antiguo régimen feudal japonés mancho su Dō y parte del kusazuri con sangre enemiga, aquella armadura dejó su intenso brillo metálico y de un color rojo lo cubrió casi por completo.

Finalmente abrió los ojos y notó que había derribado al último guerrero de todas las tropas samuráis, estaba solo en medio de un desierto de hombres muertos.

Miyamoto Musashi despertó, estaba recostado en un jardín de eucaliptos cerca de su aldea. Jamás batalló y todo aquéllo fue una premonición que tiempo después de cumpliría.

Miyamoto ahora, conoce su destino.
leer más   
6
1comentarios 47 lecturas relato karma: 62

Impetu I

La Barceloneta y sus luces.
El mar y las olas, tu mano en mi cadera.
El cielo achicando las gotas,
yo sonriente,
por qué soy de las que aman mojarse.
Tus labios y mis corneas,
entornándose, imaginándose.
Una cerveza, dos, tres, cuatro, cinco.
Caminar sin parar, sin destino, sin objetivo, como nosotros.
Hablar, sin fin,
sin un punto en concreto al que llegar.
Pararse a observar, respirar y quejarnos un poco del mundo, y acto seguido creer que lo podemos arreglar.
Ser superfluos, inconstantes e inconscientes.
Más que nada, porque siempre llega un punto en el que el beso es la claridad de la situación.
Estoy segura que si los ángeles existen,
nosotros somos su comedia.
La de dos personas que se acaban de conocer, y no hacen mas que sandeces.
Es bonito, llega el primer beso.
Sabe a estrellas.
Huele a algodón de azúcar.
Sientes lo que siente una persona cuando besa a bocajarro, extasís,
pero sin la droga.
Dicen que al besar utilizamos 34 músculos,
pero es que en realidad, el más importante es el que no se cuenta.

Mis manos dicen que si,
y mi corazón me pregunta que qué coño estoy haciendo.

Bien,
otro día seguiremos con la segunda parte.
leer más   
3
1comentarios 43 lecturas relato karma: 55

No será la última batalla

Año 206 a.C. Las legiones romanas estaban celebrando la victoria. Habían expulsado definitivamente a las huestes cartaginesas de la Península Ibérica, haciéndose con los territorios conquistados hacía años por esos bárbaros africanos. Roma expandía su poder con puño de hierro, y las legiones, entrenadas y disciplinadas, se convertían en su brazo ejecutor. Marcelo Crispo, uno de esos legionarios, celebraba el triunfo acompañado de sus camaradas, anhelando el fin de la guerra y el regreso a su Cumas natal junto a su mujer y sus dos hijos. Marcelo, recordó los momentos vividos con sus camaradas caídos en la batalla, buenos y leales compañeros, en especial Quinto Vitelio Rutio, el cual le había salvado la vida en más de una ocasión. Esa noche, el veterano legionario Aulo Marcelo Crispo, haría una ofrenda a los dioses sempiternos, pidiendo que las almas inmortales de sus camaradas y amigos caídos en la batalla tuvieran una existencia dichosa y feliz en los Campos Elíseos. “Volveremos a vernos, amigos”, dijo Marcelo mirando el refulgir de las estrellas en la oscura inmensidad de la noche, “pero todavía no.”
5
sin comentarios 73 lecturas relato karma: 54

Perdidos

Perdidos sin historias están mis herederos,
buscando otras fronteras que acunen sus sueños,
cargados de esperanzas, de amor sus pechos llenos.

Historias repetidas de perdidos anhelos,
quedaron sueños truncos, rotos sin remedio.

Su mundo ya no existe, crearon otro mundo,
Extraño y tan ajeno, que en nada les recuerda
aquel que ya perdieron.

Perdidos y encontrados allá en nuestros recuerdos,
de tiempos más felices, soñando están despiertos.

Perdidos están y saben que acaso no hay remedio,
Su mundo se ha perdido, ya no hay un mundo nuestro.

Perdidos en su empeño, buscando otros senderos,
acaso entiendo su marcha en mis adentros,
sufriendo estoy, lo siento, perdidos están mis sueños.

Perdidos y encontrados en mundos paralelos,
regresan y no encuentran aquello que perdieron.

Perdidos en el tiempo, ingrato y pasajero,
que cobra caro el uso que muchos ya le dieron,
y vuelven imaginando que nunca se marcharon,
y su mente ya adaptada a aquel su mundo nuevo,
acaso les recuerde que ya este lo perdieron.

Perdidos ¡Hay que duelo!
No puedo ya atrapar aquel instante bello,
la sombra del recuerdo grabado sobre el hielo
de historias compartidas de muchos que se fueron,
perdidos están, lo siento,
ya este mundo no es el vuestro.
leer más   
15
11comentarios 194 lecturas versolibre karma: 111

Nota de la vida

El noble despertó aseado pero sucio por dentro solo de pensar que su descuidado y asqueroso sirviente, el que no tenía ningún derecho, seguia sonriendo y amando
Sin nada material al siervo le llenaba poder ver cómo sus familiares podían llevarse algo a la boca gracias a él, que trabajaba las mismas horas que tiene el día sin descanso alguno y sin consideración ni aprecio por parte de su superior
¿Por qué es feliz el obrero aunque se encuentre oprimido?, Y por otra parte ¿Por qué el privilegiado carece de amor, alegría y otros sentimientos que acompañan al hombre?
leer más   
7
2comentarios 87 lecturas versoclasico karma: 82
« anterior123456