Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 99, tiempo total: 0.005 segundos rss2

Nuestro Mundo

.
Nuestro mundo es de mentira
nuestro amor es de verdad
el presente lo incierto del momento
y el futuro amor, el futuro una utopía
morbosa y sin piedad…

Así es nuestro mundo
donde nos escondemos de todos
del otro inframundo, el que le llaman real
donde todo se acomoda a las formas
sin importar nada, de los demás…

Pero el nuestro, es ese secreto
a voces calladas, a miradas que encuentran
espantadas del desamor de la humanidad
una dimensión que nos envuelve y abraza
cuando ya el frío nos sofoca
sin no poder más…

Nuestro mundo
quizás paralelos de muchos
en distintas dimensiones, sin sabernos
sin decirnos, para guardar las emociones
de tantas veces heridos, nuestros corazones…

Corazones pintados con crayones de niños
con acuarelas para que transparenten sus latidos
en los primeros amores, con esmalte de paredes
ya de grandes para ocultar cuando palpitan cada tanto
descreyendo y heridos…

Nuestro mundo, y su presente incierto
que no reclama futuro, por miedo a chocarse
a la utopía de frente y desaparecer como espejismo
en el camino de la vida, por no habernos conformado
a un mundo tan lleno de humanos, sin humanidad…

Y tan humana que amo, y tan presente que siento
y tan sentir que la vida la detengo aunque me duele
fuera de este mundo, cuando regreso luego de amarnos
en futuro sin tiempo, con el pasado tras la puerta
y un futuro que desafía cada día, nuestro momento
amor de mentira y verdad, y los sentidos viven libres
por un rato de éste, nuestro mundo
aunque sea irreal…


soundcloud.com/lola-bracco/nuestro-mundo-es-mentira-y (Lola)

.
14
10comentarios 102 lecturas versoclasico karma: 92

Esperamos...

.
Dar y recibir

Tal vez sea la vida, quien espera de nosotros
y nosotros disconformes siempre reclamándole
olvidando esa humanidad que llevamos en el corazón
para llegar a las manos, para dar en vez de pedir
para recibir con humildad lo poco
como si fuera ese todo
que esperamos
sin ver lo enorme que es…


soundcloud.com/lola-bracco/dar-y-recibir (Lola)

.
12
3comentarios 103 lecturas versolibre karma: 88

¿Quieren saber qué sucede?

¿Quieren saber qué sucede?
Miren a sus alrededores,
no hay política sin guerra,
y no hay guerra sin distinciones.

Entre los vastos ocasos,
de grandes civilizaciones,
nunca han importado los pasos,
sino las retribuciones.

Y ahora que fijamos el rumbo,
de nuestras bellas naciones,
queremos encontrar entre el humo,
certezas, acción, soluciones.

Soldados sin autonomía,
vivimos privados de sublevaciones
nos doblegan el mandato y la economía
deberíamos ver más allá de las rebeliones.

Todos humanos hasta el fin de los días,
todos cansados de estar embotados.
¡Basta ya de tanta hipocresía,
de farsas, de cuentos, de estar encantados!

Si abriéramos ojos a lo que sucede
no en lo transitorio, sino en lo perdurable;
encontraríamos, lo que se debe
conservar, valorar. “El bien por el mal incurable”.

Callemos a voces y hagamos:
no es “todos contra todos”, sino “hermanos”.
Empecemos hoy con nuestras acciones,
que no haya en el mañana más decepciones.
7
2comentarios 71 lecturas versolibre karma: 87

Ausencia

Barro la calle,
la gente pasa muda,
como, hojas secas.

De Tu corazón es un bonito lugar para morir, 2019
leer más   
13
7comentarios 123 lecturas versoclasico karma: 94

'Paz, para la humanidad" Jotabé endecasílabo con estrambote

Les dejo este poema que obtuvo una mención de honor, en el primer concurso poético visual "Poetas jotaberos por la paz" Salta - Argentina.
-----‐-----------------------------------------------------

Siento de los humanos la frialdad
al soliviantar guerras sin piedad.

Ver en los inocentes el dolor
y países destruidos sin pudor.
Llantos amargos pidiendo clamor
para que se termine este terror

al cual sin distinción son sometidos
cayendo en las trincheras fallecidos

dejando estelas de inseguridad
para quienes buscaban paz y amor
y sólo encontraron odios paridos

de seres mal nacidos.
No entienden que la paz es esencial
y el respeto a la vida primordial…
respeto a la vida, primordial...







Clementina Bravo Rivera
Cleme Eternamente
Embajadora de la Rima Jotabé en Chile
Arica – Chile.
leer más   
20
26comentarios 210 lecturas versoclasico karma: 89

Fácil

Que fácil sería
si dejáramos
los peros
el "y si..."
y el miedo
a un lado
y nos dedicáramos a sentir
siendo sinceros
Pero la comodidad
se pasea por el barrio

Resulta que
cagarse de miedo
está más a mano
que enfrentarse a él.
leer más   
3
2comentarios 30 lecturas versolibre karma: 105

La muerte de la vida

Ha nacido la Vida, nadie sabe cómo ni quiénes son sus padres, algunos discuten que es dios, otros dicen que nació a través del choque de dos estrellas, y otra minoría ni siquiera se hacen a sí mismos dicha pregunta. La Vida juega, corre y salta por un parque llamado tierra, más se siente sola y es en ese instante cuando dice:
-Estoy triste, no tengo a nadie y ya me aburro de jugar solitaria. (Decía la Vida mientras derramaba lagrimas)
De las lágrimas surgieron pequeñas criaturas llamadas humanos, a los cuales la Vida, su madre, decide regalarles constantemente animalillos y diversas plantas para que les acompañen y les sirvan a sus hijos. La pequeña Vida se desarrolla, y a su vez, hace que sus inexpertos críos también lo hagan, pero está pasando rápidamente el tiempo y ya los humanos parecen engrandecerse con tanto poder y avance científico-técnico. El no muy espacioso parque llamado Tierra se ha contaminado, casi no queda lugar para la Vida, pues son tantos ya los humanos con su tecnología, maldad y explotación indiscriminada de la naturaleza, que su madre sufre y se lamenta.
-Mis pequeños hijos, ¿en qué se han transformado? ¿son bestias, son desgraciados? ¿Qué he podido hacer mal para ver tanto maltrato? (se quejaba la gran creadora)
Los destructores hijos a través de religiones, guerras, contaminación ambiental, discriminaciones de todo tipo y demás problemas, han logrado embarazar a su madre, el parque tendrá un nuevo integrante.
No ha pasado mucho tiempo desde que salió embarazada la Vida, y ya es el momento de que dé a luz, un parto difícil diría yo, pues la Vida ha fallecido, ha nacido ocupando su lugar, la muerte, hermana de la humanidad, guía absoluta del parque en que habitamos y más que todo, la que me ha permitido que a ustedes pueda contaros yo esta historia, la verdadera historia de nuestro origen y nuestro fin.
leer más   
5
sin comentarios 46 lecturas relato karma: 70

Humanizar nuestra humanidad

Olvidarnos de los olvidados,
hacer lo que todos hacen
nos hizo olvidar
lo que debíamos hacer
que por olvidados olvidamos.

¿Cuántos olvidados olvidamos?
¿Cuánto olvidamos al olvidar?
¿Cómo nos fuimos a olvidar de los olvidados?

¿Quién en tu vida es un olvidado?

¿Es aquel en la esquina de tu casa tirado y drogado?
¿Es ese enfermo en su cama
agonizando?
¿Es ese depresivo encerrado llorando?
¿Es aquel que perdió un ser querido y se encuentra desahuciado?

¿Es tu amigo, es tu padre o es tu hermano?
¿Es acaso tu vecino, un conocido o quizá hasta un desconocido que por olvidadizos olvidamos?

¿O será que el olvidarnos es más cómodo
para todos? ¿Pero al olvidar no olvidamos la humanidad que nos hace ser humanos?

No olvidemos nuestra humanidad, nuestra empatía, no nos deshumanicemos.

Humanicemos nuestra humanidad para que no nos olvidemos de ser humanos.

Claudia Viviana Molina
15
10comentarios 95 lecturas versolibre karma: 90

Ser humano

Ser humano...

No olvides que en la vida
vanas han de ser las ilusiones materiales.

Recuerda que aquellos momentos que brindan dicha o desdicha
te harán saber que tienes vida y sentimientos...

¡Guárdalos!
leer más   
19
6comentarios 137 lecturas versolibre karma: 93

Raíz de desmemoria

Puede ser
que nos volvamos a encontrar
en un rincón de los tiempos,
con una pesadez mineral
naciéndonos con fuerza en los talones,
y con la raíz de lo olvidado
desbrozada en un hoyo
a la par y a la ventura de las lindes.

Ojalá
que en un epicentro abandonado
eso suceda,
dorando con mesura nuevas imágenes,
que así regrese el temblor de vida
con la vibración del abrazo
en nuestros brazos sin fronteras,
que con el primer suspiro,
parido tras la sombra de las cumbres,
escalemos la luz,
prestos a decirle adiós
a la Luna menguante.

Escuchemos pues
la respiración de un árbol
acercando nuestro oído a su corteza
y, cuando la abracemos,
las nieblas identificarán en su humedad
el alimento para el cuerpo
y el espíritu,
sentémonos,
y en la mirada
hacia las piedras bienamadas
determinaremos el pálpito del Mundo
con el cálculo de la latitud de su reflejo.

Desde la orilla de su laguna madre
las ranas croarán
el infinito en sus historias,
hablarán con su idioma de Universo,
y también el musgo,
conversador ágil y alegre de las lindes,
nos contará cómo hará resucitar
la inmensidad del abanico verde.

Cuando escarbemos un poco,
solo un poco más,
aflorarán las venas y raíces
de este Planeta
donde hemos sido viajeros tormentosos
atados a la sombra de los fósiles.
leer más   
13
10comentarios 116 lecturas versolibre karma: 100

Susurros

¿Por qué nos puede
la obsesión de gritarle al Mundo
si al final ese aullido se devuelve
repitiéndose en un eco
de la ira?.

¿Por qué azotamos
las esquinas de nuestro furor,
heridos de compases desabridos
de afonías?.

Licenciemos las carencias
pronunciadas entre dientes,
conquistemos en silencio
la templanza.

Transformados en susurro
descubramos en las voces
la plegaria que libere los corceles,
imploremos el perdón
al conocer la ausencia
internándose en los ojos
y en las bocas,
el sonido suave de una frase
y el candor de las aguas
que se escurren,
tibias, claras,
en la fortuna de las rocas.

Seamos silbido de los grillos
resbalando sobre tardes de verano,
voz en paz que pronuncie
en lo lejano
las raíces y prefijos del amigo,
sin volver jamás a retorcernos
desde los claustros grises
de la furia disuelta entre las grietas
que elegimos por guarida.

Seamos el secreto abierto
esparcido por la quietud
en los acentos
de nuestras nubes y sus brisas.
leer más   
10
9comentarios 102 lecturas versolibre karma: 101

Tan diosa como humana

Yo,
que me creo tan diosa como humana.

Que disfruto al sentir cada aliento,
que me detengo y escucho
hasta el más insignificante sonido,
que no me aburro
porque tengo ojos y observo.

Yo,
que me creo tan diosa como humana,
tengo miedo.
leer más   
17
7comentarios 55 lecturas versolibre karma: 92

Caligrafia

Hay tantas cartas que he dejado de escribir,
tantos lienzos blancos
en los que no tracé mis pinceladas,
y tantas puertas que no me atreví a cruzar.

Humano fui cuando temí
abandonar este rincón que me otorgó mi suerte,
donde cobijjé los resortes de mi azar,
y la calidez socialmente aceptable
de esta civilización de mentes diminutas.

Humano me acepto
me reconozco humano.

¿Pero es Humanidad aquélla que se duerme
orgullosa de sus fallos?

¿Dónde encontrraré la caligrafía de los sabios?.
¿Dónde se conserva
la biblioteca que nos conceda la visión
de nuestro paisaje interno?

Como humano he soñado paraísos,
y aún los sueño,
pero trato de escapar del artificio
para no ser devorado por avaros
que redactan credenciales de dominio
sobre nuestras frentes,
en nuestras manos,
con su letra nerviosa y humana tinta roja,
tan humana como nuestra esclavitud
de obra y pensamiento.
leer más   
12
7comentarios 86 lecturas versolibre karma: 105

Acero

Identidad confusa de neones,
lámparas que lloran tras lo absurdo,
mentiras transformadas en verdades innegables,
clamor de los tambores oxidados
que retumban con fiereza nuestra histeria.

Seis mil años de locura colectiva
nutrida por diminutas y efectivas vitaminas para el odio,
creadas para vulnerar al Hombre
encerrándolo en burbujas de consignas,
escribiendo sobre su frente los panfletos delirantes
del brillo intenso de banderas irreales.

Décadas del sueño intolerante,
del humano quejido doloroso,
tiempos de la historia vivida y recompuesta
cual lingotes de hojalata.

Acero en la espalda y las espadas,
en los grilletes de los esclavos,
metal de una fe construida entre murallas y cañones,
lágrimas humanas,
clamor humano
de jornadas convertidas en valor en efectivo,
ley del mercado,
ley primigenia de la selva,
becerro aposentado sobre pedestal de adobe.

Dolor insensato de la danza de los siglos.

Histeria de animal que sueña con sus dioses,
que dios se sueña
cuando anuda en el pescuezo una corbata oscura
para atrapar la fantasía
de papeles de colores y de arillos bronceados.

Seis mil años de historia inconfesada,
Inquisición disfrazada en algún Carnaval triste,
entregada a cualquier postor
por treinta gastadas monedas de plata.

Veneno en las memorias,
memoria envenenada por el rencor cismático
del dogma poderoso transmitido
a través de los valores alterados,
destrozados por el furor de poseer lo indescifrable,
canallesca del poder que hurga en las conciencias
esquilmando nuestro aroma humano,
vulnerando la libertad que nos otorga
el milagro poderoso de haber nacido libres.

Días de jaulas de oro,
de acero y hielo,
de billetes de metro y dinteles que se agrietan
sobre el fuego del volcán que alimentamos.
leer más   
12
7comentarios 111 lecturas versolibre karma: 88

Máscaras y disfraces

Un rostro,
dos rostros,
tres rostros,
máscaras
para cada emoción.

Cuatro cuerpos,
cinco cuerpos,
seis cuerpos,
disfraces
para cada ocasión.

Siete rostros,
siete cuerpos,
mujeres en nuestro corazón.

De Instantes, 2013
leer más   
12
4comentarios 70 lecturas versolibre karma: 97

Trocito realidad

A un canino anónimo

Sus verdugos
(humanidad imberbe,
soberbia y torcida)
reían mientras lo escuchaban
llorar y ladrar ayuda
para que la tortura
a la que era sometido
(sin motivo aparente)
pronto terminara.

Intentó escapar
de los palazos, patadas y azotones…
pero con el cuerpo lastimado
solo avanzó unos pasos
antes de volver a ser golpeado.

Sus verdugos, ríen.

De Sombras, 2012
leer más   
8
sin comentarios 72 lecturas versolibre karma: 94

Juro que es verdad

Vuelan las hadas
con luminosas alas
en el jardín nocturno
de nuestros encuentros
eres la luz de ese mundo
que habita mi lado izquierdo

oigo el rumor del mar
suavemente llamándome
te busco en la oscuridad
tentando a ciegas el aire
con las yemas de mis dedos

no te encuentro, te escabulles
como agua de mar entre los arrecifes
me estrello en el acantilado
de mi aislamiento

oigo al viento clamar mi nombre
la oscuridad me ciega no te veo
te busco en el armario de mi alma
quiero vestirme de luz
antes que el día se vaya

Nunca fui la misma
extraño tu calor, nacer sin ti dolía
no fue igual vibrar en otra vía
pero se madura al amar

Y al aparecer el alba
mis ojos se llenan de tu luz
con el sol de la mañana

No necesito que me despiertes
no ha sido un sueño escrito
en un cielo diáfano de verano
juro que es verdad,
siempre existe alguien que lo sabe
porque vive un amor igual.

MMM
Malu Mora
leer más   
18
18comentarios 144 lecturas versolibre karma: 100

Traficantes de humanos

Harto estoy de gurús,
Traficantes de humanos,
O de recursos no lo sé,
Corazones repletos de inmundicia,
Sabedores de la nada,
Con corbatas atadas,
A un cuello blanco.
Tan parcos,
Sólo preguntas prefabricadas,
Que reiteran...
Esperan encontrar lo idóneo,
En una pecera...
Repleta,
De lo que ellos mismos rellenaron,
Pretendo ser su faro...

Me dijeron:
-Dime tres virtudes:
y yo que me veo más,
empecé con la retahíla...
Me cortaron,
Me dijeron pues,
-Tres defectos
Yo que me veo cuasi perfecto,
Le espeto un:
Perder mi tiempo,
Contigo,
No soy mendigo,
De oportunidades,
¿Cuántos van ya?
Cuántos sueños rotos,
Por los designios de un capullo,
No rehuyo...
a rebatir con un idiota,
Argumentos vacíos,
Ponme nota,
Póntela tú,
Que tanto pides...
Fidedigno,
A los designios,
de un país,
Que expulsa al talento,
Y en parte eres culpable,
Por tener voz y voto,
En este coliseo,
de tan lamentable espectáculo.
14
sin comentarios 77 lecturas versolibre karma: 90

REFLEJOS, "fénix veintidós"

La mujer intenta huir del reino utópico fingiendo ser mortal y se coloca, sentada con una pierna flexionada bajo la otra, a leer mientras coge un ramillete de flores que adornan el paisaje casi onírico en el que se encuentra. Se obliga a sentirse mal, o a sentir algo en absoluto, pero las huele y su sonrisa es despreocupada.

Mete una elegante mano en la cesta de mimbre que dejó con cuidado al lado del manuscrito, y saca una cereza color rojo sangre. La saborea entre sus labios mientras sigue leyendo y mientras las flores se mecen con el, para ella, imperceptible viento.

Su pelo color negro descansa sobre sus hombros haciéndole cosquillas en las clavículas desnudas de tez pálida. Suspira forzosamente cuando llega al capítulo que lleva demasiados siglos releyendo. ¿Cuánto hacía desde aquel entonces? Desde que el mundo se tiñó de oscuridad, egoísmo y vacíos.
Sus ojos, cansados pero brillantes, pasan de la hoja al horizonte con mucha facilidad, intentando sentir alguna de las emociones que está leyendo. Se coloca la congelada mano esta vez en el pecho, mientras traga la última cereza, y apenas si puede imaginar que algo late ahí dentro.

Al instante recuerda que ella no tiene por qué sentir, al fin y al cabo nada de ello le concierne. Que mientras siga en ese valle puede obviar la destrucción que acontece ahí abajo.

Al instante se le olvida ese agónico anhelo de sentirse humana.

Sigue leyendo: "¿Quién está más muerto? ¿El ser humano cruel; o el ser humano cobarde, que finge vivir en un mundo utópico para no asimilar o tener que luchar contra el otro bando?" [ Al fin y al cabo ni los dioses se atreven a intervenir por miedo a contaminarse de esa sed oscura que caracteriza al ser humano... ¿O quizá porque son el reflejo de ellos mismos? ]

Así que la mujer sonríe con indiferencia, mientras las flores del reino se marchitan y los cerezos se rompen y mientras otro humano con humanidad se desespera ante la crueldad que sigue en la Tierra creciendo y al parecer nadie tiene luz, altruísmo o amor con el que vaya esto a detenerlo.
4
sin comentarios 23 lecturas relato karma: 50

17-10

Este ansia
este nerviosismo
que me provocan (que me provoco)
al controlar cualquier interacción con el resto de seres humanos
temor a que me vean de verdad
porque en mi subfondo encuentro cosas que no supe defender cuando mostraba
y ahora me da miedo
y no las enseño normalmente
y me limito.
¡A la mierda! A la mierda los auto-ocultismos
soy yo quien me conozco y me valido.
13
1comentarios 61 lecturas versolibre karma: 95
« anterior12345