Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 8, tiempo total: 0.003 segundos rss2

Debilidades

Nada, absolutamente nada
Imaginamos pasara
Y fue así, de repente,
Como el viento que pasa
Como gotas de lluvia
Como rayos de sol
Como un simple suspiro
Por el mucho calor
De aquel día…
Tras encuentro fortuito
Que nos llevó a sentarnos
En el banco del parque
Y con mi pañuelo del rostro
Te sequé el sudor
Como un caballero
Sin ninguna intención
Pero de tu mirada
El clamor de los ojos
A los míos contagió
Y lo que no imaginamos
Que pasara pasó
Y es ese un secreto
Solo lo sabe Dios.

Saltamontes (22/11/2019)
25
24comentarios 221 lecturas prosapoetica karma: 119

Crónicas de un Final no anunciado / Con @AljndroPoetry

Jamás pensé que habría un final.
Yo que ví como los ríos
morían en el mar,
que coroné las cimas
de mil montañas;
jamás imaginé nada igual...

Solíamos bordar
los naranjas, los blancos, y los violetas
en el límpido azul del cielo.
Beber la burbujeante leche
de la Vía Láctea, en una noche despejada.
¿A dónde te has ido, mi estrella del alba?

Solíamos ser almas gemelas,
saltando los mismos charcos,
equilibristas en la misma cuerda,
prisioneros de la danza del viento,
manejando las velas del mismo barco....

Éramos un guiño de sol
en el ardiente mediodía,
un abrazo de viento
bajo la majestad del crepúsculo.
¿Cómo imaginar ese adiós incipiente ?

¿Cómo imaginar unas olas sin retorno,
una espuma de mar
que no se filtre por mis dedos,
si tú me enseñaste a nadar
sumergiéndome en tu cuerpo?

Fuiste mis alas
cuando me lanzaba al vacío,
carbones encendidos
en la hoguera de nuestro nido;
mi norte, mi sol, mi luna, mis estrellas.
Jamás pensé que habría un final...
leer más   
20
43comentarios 231 lecturas versolibre karma: 131

Todos

Aunque, no lo creas, todos
tenemos novio o novia.

Porque, el amor entre dos
personas, no se trata sólo
de besos, sino del cariño
que pueden entregar contigo.

Por ejemplo.

Mi novio es mi mejor
amigo.
leer más   
5
13comentarios 125 lecturas relato karma: 73

Jamás fui el titiritero

Las cuerdas flotan en el aire
Muevo al muñeco atado a ellas
Me siento grande y poderoso
Al ver que ese muñeco
De acuerdo o no
Estará bajo mi control
Cada movimiento
Cada ademan
Es hecho por mí y para mí
Un precioso baile
Digno de los más profesionales
Orgulloso de mi trabajo
Me rio al ver lo que hago
Mi risa para bruscamente
Veo que mis manos están atadas
A hilos transparentes que suben y suben
Aterrado intenta elevar mi mirada
Algo me impide mover mi cabeza
Y se bien lo que es
Es un condenado hilo
Atado a mi cuello con cuidado
Me muevo sin quererlo
El titiritero es más fuerte que yo
Jamás fui el titiritero
Solo un muñeco que creyó serlo
Condene a mi dulce muñeco
Cada vez que me muevo
Él lo hará conmigo.
leer más   
5
2comentarios 43 lecturas versolibre karma: 79

La Agonía del Cóndor

En las altas montañas de granito,
en los Andes, de inhóspitas alturas,
hay un cóndor que escruta el infinito,
y sufre al soportar sus desventuras.

La noche es larga, y agoniza el día;
y abatido en las sombras del ocaso,
con aflicción, su corazón latía,
al afrontar su trágico fracaso.

Recuerda, que al volar sobre los montes
cuando, junto a su amada compañera,
desafiaba los vastos horizontes,
a la luz celestial de primavera.

Pero un día, de frívola alborada,
su eterna compañera estaba inerte,
en el lar de su cálida morada,
en los brazos oscuros de la muerte.

Y el cóndor, majestad de los desiertos,
espera, con dolor, su despedida
al gélido terruño de los muertos,
en busca de su amada consentida.

Y una tarde, transido y destrozado,
abrió sus alas, temblorosamente,
y mirando el siniestro acantilado,
puso fin a su vida, de repente.



.
leer más   
6
2comentarios 66 lecturas versoclasico karma: 49