Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 120, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Estampa invernal (Jotabé Oriental Hokku)

Gélida brisa sobre la piel desnuda. Senda nevada.
Mañana blanca. Los elevados montes. La charca helada.

Mañana clara. Cortina que engalana. La sutil nieve.
Lluvioso invierno que los campos empapa. Ramas que mueve.
Viento que sopla los árboles desnudos. Nieva muy leve.
No se oyen trinos. Los arroyos helados. Un sol muy breve.

Murmullo helado bajo el cristal del agua. La calle blanca.
Caricia fría de una gélida brisa. Puerta con tranca.

Invierno frío que recubre la tierra, tez azulada.
Campiña helada, la tierra sin sus verdes. Ahora llueve.
Sol vergonzoso que se asoma en invierno. Mojada banca.

***************
Poema que ha conseguido el 3er. puesto en : “Ecuador II Concurso Internacional de Poesía, El Mundo Suena en Jotabé”

****************


Hortensia Márquez (horten67)
15
9comentarios 93 lecturas versoclasico karma: 108

Amor De Invierno

Si dijera que tus ojos son luceros,
sería un maldito mentiroso,
pues olvidé decir que luceros
como aquellos no hay más luminosos.

Que aquel mar de tu mirada,
no se compara con el real,
ese que sirve para nadar, nadar,
pero en los tuyos me sumerjo,
y no salgo hasta que aprenda a
surfear.

Y esos bellos labios, como una cereza,
que sólo espera por ser deborada,
y esa tez, tan, ¡tan! blanca,
que sólo espera por ser tocada.

Me volví tan adicto a tu perfume,
que tengo siempre que estár contigo,
que sino me desplomo, sin
haber haber probado un poquito.

Gracias por ser mi amor,
amor de un frío invierno,
que gracias a que me abrazaste,
sentí que eras el primero.

Porque, me abrazaste,
y comprendí que siempre
tuve frío.
leer más   
6
2comentarios 25 lecturas relato karma: 74

La piel marcando el pulso de las estaciones

La melancolía es el otoño de la vida :
no hay nada más desesperado,
que esperar la sombra de un árbol
que ni siquiera fue plantado.

Es una terrible equivocación la del tiempo:
cualquier primavera sin vos
no tiene un sólo color.
La muerte sin flores se llama desamor.

Los veranos son hogueras escarchadas
Y los inviernos están presos en los huesos.
No hay hielo mas ardiente
que el recuerdo a sangre fría de los besos.

Es la piel la que va marcando las estaciones
con paisajes de poemas tristes.
El corazón quedó huérfano de ilusiones
desde que partiste.




Posdata :poema renovado.
leer más   
17
17comentarios 160 lecturas versolibre karma: 99

Una estampa invernal (Jotabé oriental Hokku)

Vestido blanco para la tierra fría. Llega el invierno.
Gélida brisa sopla por la arboleda. Vacío externo.

Montañas blancas adornan el paisaje. Pálido cielo.
Está nevando. Tras cristales mojados se escucha un chelo.
Níveo manto que recubre el sendero. Mira el abuelo.
Arroyo frío. No suenan los murmullos. Capa de hielo.

Crepita el fuego. Fuera cae la nieve. Tejado blanco.
Invierno frío. La nívea cortina cae en el banco.

Invernal noche. La oscuridad que cubre con velo tierno.
Por la mañana los carámbanos cuelgan. Patina el suelo.
Gélido el viento que sopla por rendijas. Salita estanco.



Hortensia Márquez (horten67)


Jotabé enviado para la “Antología Creativa de Poesía en Rima Jotabé” el día 3.08.2019
15
18comentarios 171 lecturas versoclasico karma: 103

Dos caminos opuestos y el mismo beso

.

~ Tres versos, dos caminos opuestos y el mismo beso al regresar… ~

Hace frío de un invierno asesino
asesino de amores, amores con miedo
y miedos que se abrazan mirando hacia abajo
al marchar, paso a paso, y los bolsos tan vacíos
de nosotros y en cada prenda un botón lleno de recuerdos
por desabotonar…

Y nos fuimos, tan lejos que fue cerca
tan cerca que nunca olvidamos la última mirada
que guardamos, el beso mordido y negado
la forma de las manos enlazando los dedos
ahora muertos de frío buscándonos
sin estar, al lado…

Pero ayyy amor, cómo dejarnos escapar…?
Cómo? cuando hay tantas almas que nunca llegan a amar.

Y a mitad del camino de ninguno, perdidos entre horas
giramos los pasos sin sabernos al final, que no era tiempo
que había tantos besos queriéndonos besar
ahora y toda la eternidad…


soundcloud.com/lola-bracco/dos-caminos-opuestos-un-beso (Lola)

.
20
11comentarios 184 lecturas versolibre karma: 105

Y tú, siempre...

.
Unas gotas de lluvia,
tu invierno, mi verano,
sumergir los pensamientos,
humedecer los sentidos,
escapar de un todo,
un momento de silencio,
y sin permiso, tú…

Y tú,
siempre llamando al vacío
para llenarme de recuerdos,
los buenos, los malos,
los que duelen en silencio…

Se detienen bajo el agua,
las lágrimas de lluvia,
se enfría mi cuerpo,
deja de latir
por un momento
tu nombre, mi corazón,
sin respiro…

Tu invierno
al que veo en el gris del cielo,
mi verano que cálido me abraza,
y en el medio la tormenta
de hemisferios en las almas,
sin consuelo del viento,
una y otra vez se desata…

Unas gotas de lluvia,
y las dejo correr
para que escurran las mías,
esas lágrimas con sal
orgullosas de mi alma
nostálgica,
que tras el maquillaje,
no se dejan ver,
inevitables
se dejan caer…

soundcloud.com/lola-bracco/sin-permiso-tu (Lola)

.
13
4comentarios 110 lecturas versolibre karma: 94

Esa tarde...

.
Esa tarde me aferre a mi misma
abrace mi alma, y deje que el viento limpiara cada mal recuerdo
cada lágrima de amor derramada, hasta esa tarde
donde pude encontrarme y sentir paz, mi propia paz
de adentro hacia afuera, por mi misma, sin nadie más…

Fue el abrazo más sincero, confesada y perdonando
cada error, abriendo mis brazos a nuevas brisas
que despejaban la niebla de mis ojos
que ponían en mi pecho un corazón rojo
latiendo y una bandera blanca
cubriendo de calma mi espalda
para liberarla del peso que cargaba…

Esa tarde fue la primera de otras tantas
donde volvía cuando titubeaban mis pasos
a buscar esa brisa que fortalecía con su frescura mi autoestima…

Y el abrazo se aferro al paisaje, a la calma del agua, a las hojas
susurrando en los árboles, en otoño y en invierno
y al llegar la primavera un aire cálido besó mis mejillas
envolvió mi espalda de un manto de margaritas
que sin deshojar decían que me querían…

Y que al pasar el verano siguieron tomando mi mano
esas que nunca dudaron en volver al otoño
donde el aire fresco nos vacío de tristezas
para dejarnos espacio y envolvernos
en una blanca bandera, tan pura
como sincera, tan blanca como la paz
como el remanso de volver amar…


soundcloud.com/lola-bracco/esa-tarde-me-acerte-a-mi-misma (Lola)

.
14
4comentarios 107 lecturas versoclasico karma: 92

... O de la Primavera

Si tan solo esos pétalos
me invadieran de primavera.
Llovería una cascada de polen
que perforara el invierno.

@asteropea

Art by Michael H Taylor
8
3comentarios 60 lecturas versolibre karma: 86

Las hojas de otoño

.

Allí donde vuelan las hojas de otoño
allí donde el viento acumula robados secretos
de amores de odios, de voces elucubrando
sobre el destino de vivos y muertos…

Allí amor, en un rincón de dos paredes
donde apoyamos los deseos para amarnos
donde el techo no existe, allí donde el tiempo
sintiéndote en mi, yo detengo…

Allí, donde la barrera frena los trenes
para que pasemos, donde desnuda mi mente
desviste tus ojos y ya no son tuyos
son nuestros, nuestros espejos
que graban, nos graban
para el recuerdo…

Allí amor
en el rincón llamado memoria
en el bolsillo izquierdo de nuestro pecho
allí, sobre la piel donde nos olemos deseo y hormonas
allí amor vuelan las hojas en otoño, para hacerse invierno
para recordar en su ocre que fuimos primavera y también verano…

Allí vuelan sueltas, libres despojadas del árbol
libres de las críticas de las hojas de al lado
así mi amor, así vos y yo, en el viento de otoño
pero de la mano…

soundcloud.com/lola-bracco/alli-donde-vuelan-las-hojas-de (Lola)

.
16
6comentarios 99 lecturas versolibre karma: 77

Ártico (Con @Escritora_Chellmi)

En el ártico dejó
El corazón
Mientras se congela
Tal vez muera en estas heladas
Tierras de hielo
El corazón
Un día
Estuvo lleno de amor
Y le impartía calor
A otro corazón

En noches frías
Donde los suspiros eran nevados
Iluminados por
Pálidos luceros
Manos tibias
Daban calor y techo
Cielo nublado
Pobre enamorado
Con el corazón congelado
Lágrimas de desconsuelo
Suelo de hielo

Y ahora como sombra perdida
Va sin rumbo y camina
Buscando el calor
Que un día alguien más le dio
Falló en el intento
De tenerlo de nuevo
Camina a pasa redoblado
Sobre la fina calle hecha
De escarcha
Mientras el sentimiento se marcha
Entre la ventisca
Llevándoselas al frio Ártico
La flor del amor se marchito
A su pasó

Y mientras cae
La nieve
Sus dedos se congelan
Sus piernas ya no pueden
Su cabeza duele
Su mente ya no piensa
Un recuerdo empañado
Un fantasma deambula
Un junio a oscuras, solitarias
Calles, con cada caminar
La nieve comienza a indagar
Mi cuerpo hasta llegar
A mis adentros.
...y su corazón se detiene...

En ese día el enamorado murió
No sé si del cruel frío
No sé si sea de amor

El cielo se volvió
Grisáceo, La blanca oscuridad
Lo tapa, mientras la frialdad de la ciudad
Testigo del nómada que camino
Buscando el norte en ésta penuria
Que es el ártico...
leer más   
16
8comentarios 99 lecturas colaboracion karma: 93

Una Noche de Invierno

No dijimos nada,
todo quedo en silencio
el aire era difícil de respirar
y tiempo se detuvo.

Ella me miró fijamente,
me besó la frente,
sonrió ligeramente
y se dio la media vuelta.

Recuerdo como se alejaba,
lentamente entre la noche,
la niebla parecía abrazarla,
y mis ojos se llenaban de lágrimas.

Así fue como esa noche de invierno
su partida lleno de frío a mi corazón,
mi alma se escapó sin rumbo
y solo con su recuerdo me refugié.
9
5comentarios 80 lecturas versolibre karma: 77

*Hokku de invierno*

Las níveas cumbres
son del lago espejismo
entre algodones.
leer más   
18
17comentarios 133 lecturas japonesa karma: 105

Un día de lluvia

Hoy brilla hermoso el sol,
las aves y sus gorjeos merodean afuera de casa. Tomando café, escucho esa voz interna que es la conciencia y algo más adentro en mí anhela que el día fuera nublado y frío, sin gente en las calles, ni mensajes en el móvil.
Que cada quien se encargara de vivir su propia vida y no jodieran la de otros.
Que la cellisca cubriera a la comarca y que los automóviles estuvieran aparcados en sus casas y no inundando la vía de pitidos, choques y un indeseable caos.
Dejar postergados los problemas emocionales y refugiarse en la lectura de cuentos de Antón Chéjov tomando té a sorbos y viendo de vez en cuando la ventana para encontrarme en el viento helado que juega con los árboles.
Estar arrellanado en un viejo sillón de cuero, leyendo, en momentos hilvanando versos,
sintiendo el frío invadir la estancia y seducirme, entrar en momentos en el sopor de las ceremonias de interior y sentir un pequeño contento de saber cuánto disfruto ser un hombre entregado a la vida de los libros, que un mercachifles que deambula por la ciudad angustiado por no encontrarse así mismo, bajo un sol que no es el suyo, y una tierra que no es la propia. Cómo quisiera que hoy fuese un día de lluvia...
leer más   
18
14comentarios 132 lecturas versolibre karma: 94

Amor a cuatro estaciones

Energía.

Curiosidad a primera vista.

Lo que me llevó a romper promesas
aquella noche en el medio de la floresta.

Era tan fácil,
hasta que se volvió difícil,
cuando el viento se torno frío
y con él tus sentimientos hacia mí.
Tú te fuiste con la última hoja del árbol
y yo quedé como la grama marrón,
las flores marchitas del maldito desamor.

Congelaste momentos,
helando tu corazón y derritiendo el mío.

Enigmas y confusión,
días de nieve eterna y cielos grises,
noches que paso en la ventana preguntándole a la luna:
"Qué nos pasó?"
dudando que la primavera existe,
segura que jamás llegará.

Porque al apagar el fuego solo queda el frío
y así quede yo,
sin tí,
sin entender.

Hasta que los retoños comenzaron a brotar
y con ellos la nueva promesa,
una esperanza de florecer.

Saliste de un capullo sin esfuerzo,
como si nada,
como si aquel invierno fue tan solo una ilusión,
como si no hubiese sufrido durante meses bajo mi propia sombra.

Acepte tus rosas
y jugué con los claveles que tendiste en mi jardín,
pero no era lo mismo,
porque aunque sea el mismo árbol,
no son las mismas hojas las que estrena al pasar el tiempo.

Días de tranquilidad.
Con la brisa templada tu ausencia
ya no dolía.
Era una fuerza constante, tu viento,
pero ya no me afligía.

El sol brillaba y con el verano sentí
que se pasaba otra página
en el libro de nuestras vidas.

Las hojas de los árboles tornabanse verdes,
maduras, cediendo la niñez.
Pero como debe suceder,
la temperatura tropical el año
no puede abarcar completo
y, poco a poco, el frío comenzó a azotar.

Tus juegos mentales retornaron
con los copos de nieve,
tempestad gélida que me hería,
y en aquella noche fría,
me volviste a dejar
sola, desnuda y vulnerable,
sin esperanza alguna.

En mi mente el invierno sería eterno
y la primavera desvanecería.

Días de cansancio y noches de llanto;
ocasiones en las cuales ni te culpaba.

Porque, en fin, la torpe fui yo
por pensar que el verano no acabaría como siempre,
bruta en pensar que la vida no es un ciclo,
por sospechar que lo bonito no es efímero,
que lo que empezó en mentira algo verdadero crear podía,
como si las rosas no tuviesen espinas,
como si con el pulgar el sol se puede tapar,
pero no, torpe mujer.

Cuando acepté la crueldad del invierno,
cuando acepté que jamás volverías,
las flores blancas comenzaron a brotar
en las puntillas de las ramas
y las aves empezaron a cantar
sonatas cargadas de melodrama.

En cuanto el sol se puso en esa costa occidental,
y la brisa cálida del mar sacudió mis entrañas,
supe que estaba condenada,
entendí que ibas a volver.

Y fue así como una tarde,
te sentaste a mi lado como la primera vez,
tu brazo acariciaba mi brazo,
tu piel tocaba mi piel,
como hace dos años atrás
cuando te vi y de ti
me enamore.
leer más   
11
7comentarios 89 lecturas versoclasico karma: 89

Haiku encadenados

Cielo nublado.
Sopla un gélido viento
en la alameda.

En la alameda
los castaños sin hojas.
Cae la nieve.

Cae la nieve.
cubriendo los tejados.
Luz del crepúsculo.


❄Invierno❄
leer más   
22
16comentarios 122 lecturas japonesa karma: 109

mientras te miro

ahora mismo está
durmiendo
la siesta.
en la casa huele
a café recién
molido
y a cansancio.
ha sido una mañana
dura, excesiva,
pero hemos conseguido
estar juntos
a la hora (tardía)
de comer.
antes me preguntó
si estoy bien, y le respondí
que sí,
que no tengo (cómo
iba a tenerlo) nada
de qué preocuparme.
luego,
por la tarde, nos
las veremos con el verde
del invierno,
como de costumbre,
y proseguiremos
con la búsqueda
de lo que ha de llegar.
leer más   
15
4comentarios 95 lecturas versolibre karma: 101

Un SOS al limbo

Yo pido ayuda con los ojos,
pero me veis como a Medusa.
Los marrones, ya rojos,
siguen siendo excusa.

Aquello que me cobra inestabilidad,
me regala equilibrio.
Es paradoja como la edad:
cuanto más experiencia, menos ritmo.

Si afecto es escasez,
calor es necesidad.
Si velocidad es lucidez,
parsimonia sí es capaz.

Y es que no eres refugio,
no sabes serlo.
El tuyo es sucio,
y frío en invierno.

Suenan los aromas del final
y la burbuja ya es translúcida.
Siempre cambiante e irreal,
pero con tintes de súplica.

Mi lírica es una llamada de socorro
al que me oye pero no me escucha,
al que me mira pero no me ve,
al que pelea pero no lucha.
al que me quiere pero no bien.
1
4comentarios 49 lecturas versoclasico karma: 74

Dos Hokku de invierno


Sol que ni templa
esta lánguida tarde
en el invierno.

*************

Copos de nieve
que decoran el día,
calor de leña.




Hortensia Márquez (horten67)
17
18comentarios 125 lecturas japonesa karma: 111

El deshielo...

Tantas noches de este otoño que se ha consumido
he anhelado despertar de este letargo...
regresando una y otra vez hasta el afable lugar,
en el que plantabais vuestros versos, vuestros relatos,
y entre pesares y alegrías, los silencios,
esos espacios fértiles para sembrar pensamientos...
que como en un vergel trepaban por cada espacio.

Cuantas veces vuestras palabras...
desencadenaban tormentas que aliviaban la canícula
y la lluvia de la inspiración se empapaba de sentimientos.
Entre mi admiración, temblaba a veces mi corazón,
cosechando entre vuestros renglones grises profundos...
que luego se transformaban en luz, disipándose mis temores,
cuando volvíais a pintar amaneceres sobre rojos poemas.

No, este no es un invierno como los otros,
este trae el desenlace de un año cubierto de niebla.
Ahora toca hacer balance de despedidas y llegadas
y me doy cuenta de que vuestro destierro,
pesa tanto como si dentro de mis venas circulase mercurio
y en el termómetro del cariño sintiese un gelido desconsuelo.
Las dudas son como hienas y vuestras ausencias incurables.

Si hubiera podido evitar que os atrapara el invierno eterno
...me habría permutado por siempre en deshielo.
leer más   
11
6comentarios 94 lecturas versolibre karma: 81

Nosotros

¿Porqué no nos perdemos?
¿Podíamos hacerlo?
En una noche sin fin,
en un verano sin invierno,
en mitad del desierto.
Bajo las estrellas del cielo,
en cualquier universo,
por toda la eternidad,
si dejar de querernos.
leer más   
11
3comentarios 137 lecturas versolibre karma: 29
« anterior123456