Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 79, tiempo total: 0.004 segundos rss2

La Intimidad... (Dadaísta)

LA INTIMIDAD
( Dadaísta )

Atrás de aquella nube he dibujado alegre
la voz en la tarde voluptuosa del invierno
al estremecer la hierba con una sonrisa
que deja la mesa bajo el jardín anhelante.

Aunque las letras son de cera virgen rosa
los cabellos ya no traen pañuelos verdes
donde las frambuesas están llorando sal
en la procesión de las caderas ligeras.

He encontrado la tristeza danzando arrugada
en el atardecer de un clavo dormido con fiebre
acariciando los sueños con las palabras de una
hoja con el rostro de un insecto distraído.

Todos deseando traspasar la luna con miel
en la lentitud ondulando lubricada dulce
anudando anillos al suspiro azul erecto
con la frescura del clavel satisfecho.

Aquí ha llegado la calle inquieta obligada
hablando de los troncos secos al caerse
en la ventana que duele al techo indiscreto
por las dudas en traje de baño muy corto.

Ya ni el sueño del sombrero quiere más
que al miedo de las flores en camiseta
ni los muslos del fuego en una caja abierta
donde una oreja ladra a la luna por minutos.

Aún cuando los ojos están tejiendo al hambre
los sentimientos mascados en la orilla dura
cuando se fuma una naranja con las rodillas
al filo de una cama bajo el árbol temeroso.

Piensa cuando nada de esto sucede un poco
como al verlo sufre la leche al secarse roja
por oír llover los caballos con arena blandos
en la noche desnuda sabor a miel varias veces.

Autor : Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)

All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Joel Fortunato Reyes Pérez.
Published on e-Stories.org on 28.06.2014.

POST DATA:
Referencia útiles son...</i>

www.youtube.com/watch?v=bQo1lOHRqsE
También...
es.wikipedia.org/wiki/Dadaísmo
y
www.todacultura.com/movimientosartisticos/dadaismo.htm
leer más   
18
7comentarios 61 lecturas versolibre karma: 135

Corazón de invierno (con @rebktd)

Las pestañas de las farolas despegan sus titilantes Luces. El viejo banco del parque extiende sus brazos entre la curiosa mirada de una gata solitaria, que mece sus sueños a lomos de un columpio azul. Un suspiro resbala por el tobogán, lanzando un gemido al cielo , las nubes se acongojan y en la inmensidad desbordada de su cielo hacen sonar los tambores sobre los labios de la luna.
Destila el manantial de tristeza en los ojos de la noche...

***********************
Y es en el cielo
La melodía de invierno
Negra y felina
***********************


Y la noche llora entre gemidos y maullidos de negra tristeza, y la luna con su pañuelo de plata seca sus lágrimas y le sopla su luz de esperanza. El jilguero duerme, dos ardillas se acurrucan en el hueco de un árbol que sufre de insomnio y murmulla sus desdichas desde las mil bocas de sus ramas. La quietud de la noche se inquieta ante el desasosiego de una esencia que sufre. Y caen perlas cual gotas de agua invernal sobre un suelo que ahora sabe a tierra mojada, igual que el alma.

************************
Frío invernal
congela hasta el espíritu.
¡Qué oscuridad!
************************


Un ejército de hormigas recogen las migajas de los acordes de la noche .
Danzan las primeras gotas del Rocío y el sol despierta acurrucado sobre la hierba... una mariposa traviesa aletea sobre sus mejillas robándole una sonrisa ...
los destellos de su melena se expanden sobre las montañas rocosas , sopla el viento alborotando la arena;
Repta la lagartija por su coraza de piedra....

******************
Y se deshace
el frío de la noche
en arreboles ...
******************



Silba la luz del alba, sus cantos de amanecer. Arde el bostezo del sol. Se entibia el corazón del mar que besa los labios de la arena, sobre la playa, una y otra vez. Hay cangrejos en la arena, bailando su danza al revés. Se afina la melodía, la dulce armonía, entre lo vivo, lo que se mueve y lo inanimado de lo inerte.

********************
Surge tibieza
en el corazón frío
del mustio invierno.
********************




~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
Colaboración
con mi querida amiga ─R─ @rebktd

Poema compuesto
por 4 poemas japoneses tipo Haibun
(prosa poética rematada en Hokku)

@rebktd & @AljndroPoetry
2018-oct-16
leer más   
21
28comentarios 184 lecturas colaboracion karma: 119

No recuerdo un octubre tan invierno como este

Me mata el frío.
Corre mi valentía —también llamada
imprudencia— hacia la ventana.
La abre de par en par, se asoma y mira:
todo es hielo, quema, duele.
No comprendo lo que no quiero
entender.

¿Por qué no seré gazania abrazada
a sí misma en la noche,
a la espera de luz siempre nueva
cuando amanece otro día?

No recuerdo un octubre tan invierno
como este y, sin embargo,
arden brasas en mi pecho, todavía,
porque es cierto que no llego a acostumbrarme
a lo gélido de ahora, pero llevo la memoria
apretada entre los muslos
y recuerdo, claramente, lo que nunca
ha ocurrido, pero siempre he deseado.
19
8comentarios 74 lecturas versolibre karma: 136

Tiempos invernales...

Tiempos invernales
vibrantes
palpitantes
un Atlas los contempla.

El gélido frio queda
atrapado en las puntas
orbitales de los pinos
silvestres del bosque
virginal plantado.

Junté fuerza y abracé
tú desnuda pelvis
y toqué tus montañas heladas
de amplios valles
y azul turbulenta.

Y te fuiste de repente
en medio
de la pertinaz ventisca
y ya no pude verte
te perdiste como fantasma
antiguo y atravesaste
el blanco bosque
con tu holgazán verde

eras la flor del edén.

Y yo perturbado
en medio
de un ahogo repentino,
supuse que fue un sueño
provocado
por los tiempos invernales.

www.youtube.com/watch?v=Su9z9dddly8

Ramon Perez
@rayperez
Cabimas,
Venezuela
21 mayo de 2016
leer más   
16
7comentarios 84 lecturas versolibre karma: 132

Descrismarse Evanescente... (Cuento Experimental Neosurrealista)

DESCRISMARSE EVANESCENTE
_(Cuento experimental neosurrealista)_

Subió al lomo del viejo libro y rodeó la mesa,
de camino hacia el librero. Le acarició suavemente
con los dedos temblorosos. No tardó en llegar al
rincón por la cadena de penumbras que separaban
las sombreadas paredes por la moribunda flama
de aquella lámpara agotada. Una cabeza de lagartija
pálida salió suavemente como las plumas del gallo
declinando cantar de noche a la luna a medias entre
las piedras sobre las hojas más qué otra cosa...

Había qué pensar no solo en el dinero de la renta,
sino en la comida escasa al borde del camino
justo para cualquier hambre desesperada de la
impaciencia qué no se sacaba ni siquiera del bolsillo
más roto por no estar destinado a liberarla cómo siempre
antes de las primeras palabras.

Esta carta era de las qué no pedían mentiras
qué puntualmente le proporcionaba el más moderno,
y avanzado desempleo. En el gozo perdido de la vida
humedecida como arena desterrada que abrasa el
sol, y refresca las angustiosas noches. Dónde los
viejos sueños huyen como ruedan las hojas secas
por las brisas perdidas de los otoños cargando las
tardes en la sed del alma, niebla trás niebla.

No dejaba de correr de puerta en puerta violentamente
capturando el miedo de las ventanas en caso de caer
un meteorito... Allá, cual mariposa qué en los volcanes
se acrisola con las amarguras franqueadas por el buen
sol de los primeros días contemplando la tristeza
clandestina, haciendo contorsiones ávida de inmolar
ídolos solemnes de bronce sin rumbo ni veredas.

En aquel tiempo se produjo una pausa, y el vacío había
puesto su peor cara por algo qué nada tenía qué ver
con el asunto. Había sido un día fructífero, encontrando
muchos casos igualmente desesperados, urgentes
e ineludibles... Bien sabía qué con el paso de los años
esto será cada vez más difícil de olvidar, en las escalas,
en las nuevas formas de recordar, y con la simulación
del equipo adecuado el motor del mismo dejará su lugar
a uno distinto más allá de los sistemas de frenos frontales
qué con el tiempo no han querido modificarse. Entrando
en el futuro totalmente desarmada la consciencia, y en
partes múltiples fragmentada la más mínima atención.
La noche en miniatura corría por el bosque soberano,
buscando un consejero en el difraz de una almohada.

Así qué...
Recogió las goteras del techo, dobló la tierra del piso,
y cubrió el frío con los agujeros de una raída cobija en
el punto central dónde el desaliento aprieta la debilidad
de las noches anteriores. Pensaba irse al olvido de la
región desierta aislado en una lobreguez amarga.
No se permitiría consumirse en una lucha insana entre
las ramas indiferentes al deshojar sus flores en la cumbre
del granito de los pájaros sin trino, ni fundirse en los días
por el desconsuelo qué postra al mismo eco ruinoso.

Pasaba del olvido reciente a los viejos recuerdos recostado
como la espuma magnífica y distante allá en el valle del
fondo anochecido... Y se decía, vaya forma de alivio.
¡Mañana será otro día!... Y claro, con el desnudo torrente
y la fugaz sombra del sol en retirada en los empedrados,
con el desenlace inevitable cubierto de esperanzas en su
guarida... Estiró un bostezo sobre las piernas para demostrarse
lo qué nunca había soñado por falta de una perfecta toma de
consciencia de la decisión...

El insomnio sería completo proliferando de día, y agarrándolo
de los pelos en la prolongación de las nubes, en la rápida carrera
al colchón recorriendo las vagas siluetas de carcomidas esperanzas,
y cuándo esa primavera llegaba destrozando al invierno con sus
verduras, sin la piedad campesina del tamaño de unas gotas de
sobresaltos queriendo saludar la imagen deteriorada del espejo
indiferente, cuándo la angustia es tal qué se anticipa a la eternidad
más próxima y con más vitalidad.

Evanescente y racionalizando el dolor inmediato al morirse
plenamente, y adquiriendo las cualidades acumuladas por la
inmensidad de una acción hábil qué se capta instantáneamente
por el gesto clásico al percibir la importancia de la propia inexistencia.
La noche era cada vez más íntima en la profundidad qué estremece
y sacude las mismas procesiones de las pesadillas decoradas.
¡Y estaba sumergido en el descrismarse!...
Lo qué significa la libertad absoluta, distinta, totalmente transformado
fuera del tiempo dónde subyace la tristeza infinita... La tristeza de darse
cuenta de qué uno ya no es el florecimiento del ocaso, ni relativo, ni
comparativo, ni resultado de la influencia ambiental qué implica el
sometimiento al cruel sistema caduco...

Así transcurrió largo tiempo durmiendo en el sublime estado en qué
se encontraba, y pudo inventarse nuevamente en el peltre despostillado
de la vasija qué abrigaba su reciente incorporalidad, flotando al retornar
al botín de cosas inútiles qué se adueñan aniquilando la esencia de
los últimos indicios del orden... Con la luz de una sonrisa perdida.

___Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)


Lea más: www.latino-poemas.net/modules/publisher/article.php?storyid=12758 © Latino-Poemas
leer más   
12
6comentarios 47 lecturas relato karma: 125

Nacida en enero

Partí en dos el pedazo de luna
que una noche de enero
se atrevió a iluminar mi cielo.
Uno lo prenderé en mi pecho
y el otro lo guardaré entre algodones.


Los rayos de luz lunar escasean
y hay que lavar y pulir los pocos que llegan.
Mimo en el alma y en la mirada.

Madrugada fría, envuelta en raso y seda.
Entre sábanas de vientos gélidos,
amanezco casi todos las primaveras.
Me calentaré el alma cuando vuelva el invierno.

Desperté de un letargo de apatía
y ahora no sé volver a dormir.
Me transformo en copo de nieve
cada vez que el calor me amenaza.

Vivir en frío para conservar(me).
Nací en enero, hija soy del gélido tiempo.





Hortensia Márquez




Imagen, dibujo hecho por mí.
24
20comentarios 137 lecturas versolibre karma: 153

Haiku (cruz nevada)

Nieve en la cruz.
Montaña fría y nívea.
Y brilla el sol.



~~~~~~~~~~~~~
@AljndroPoetry
2018-jul-12

Haiku tradicional
métrica tei-kei
con kigo (invierno),
kireji y kakekotoba.
leer más   
18
10comentarios 103 lecturas japonesa karma: 124

Las Cuatro Estaciones: Invierno

Alud en caída:
Lengua retorcida en el
mar del invierno.
leer más   
14
4comentarios 82 lecturas japonesa karma: 103

Nuestro Fuego

Con el frío,
los barrios altos
huelen a leña
quemada

los bajos,
al fuego
más carnal.

Cada uno se abriga
como quiere
o puede,

en Invierno.
20
14comentarios 84 lecturas versolibre karma: 96

La mejor estación

En Invierno,

el vino
abriga
y
el
amor
embriaga.
15
7comentarios 54 lecturas japonesa karma: 87

Árbol de Primavera

Seguiremos colgados del tiempo
Como se cuelgan del árbol madre
Las ultimas hojas del otoño
Sabiendo que el invierno llega

Pero caeremos irremediablemente
Mientras esperamos primavera
Por que ella siempre regresa
Aunque nos parezca que tarde

Y ese árbol que fue vida
No será mas que madera
Sera guitarra y culata de fusil
Para quien cocina sera leña

Para un niño sera juguete
Será luz, calor y hoguera
Será cama en que Dormir
Como para cristo fue condena

Pero para mi sera un sueño
De los que sueñan los poetas
Al ser abono de la tierra
Que se cuela por sus grietas

Sera la urna en que descanse
Quien colgado a tus caderas
Se deshizo sobre el musgo
Con su colección de primaveras
leer más   
9
sin comentarios 28 lecturas versolibre karma: 103

Haiku

Deja la liebre
en la nieve sus huellas.
Ramas sin hojas





Dee Dee Acosta
leer más   
17
12comentarios 98 lecturas japonesa karma: 105

Hokku (Piel invernal)

Con tersa nieve
imitan las praderas
tu blanca piel





Dee Dee Acosta
May.04/2018
leer más   
13
16comentarios 109 lecturas japonesa karma: 105

Cuentan que morí de frío

Fue la última noche de febrero, algunos la recuerdan como la más fría en muchos años. Tras un largo invierno regresaste a oscuras y en silencio. Posaste tu gélido cuerpo sobre el mío y yo... Yo me encendí con todo el fuego acumulado en tu ausencia.

Cuentan que morí de frío, no saben lo que dicen.

Foto y texto @nuria_sobrino
leer más   
19
6comentarios 114 lecturas relato karma: 85

Ya llega el invierno

Otra será la canción que cante el cielo,
Otro será el color de mis ojos.
Ya llega el invierno
Y con él los lobos.
Pues muchas son las penas,
Que en las caras recojo.
Se asoma el frío
Y mil sentimientos acojo,
Aún me siento vacío
Y la ilusión se pierde con poco.
Observo las gotas en el portal
Cuestionandome si estoy loco.
No es un invierno normal,
Es un invierno rojo,
Donde mi amor y tú odio
Se besan bajo el foco.
leer más   
5
sin comentarios 34 lecturas versoclasico karma: 66

Invierno ~ Serie Estaciones (con @MiguelAdame, @Alex_richter-boix & @Transmisor_d_Sinestesias)

Cuando llega
el mundo anda desnudo,
asediado por ojeras,
laberintos de piel sonámbulos
que parecen querer escribir
una nota de suicidio.
Una despedida
con muchas voces:


UNA

Tal como infiernos,
inviernos de la vida
llueven por dentro,
congelando los sueños
y marchitando
anhelos en ventiscas;
gélido frío
sin tu tibia presencia,
copos de nieve
que se hacen avalanchas
sepultureras,
mi esencia van vertiendo
en sepulcro abisal.


DOS

Fríos que dejan inerte
congelándome la vida
con su tan profunda herida
helada como la muerte.
Nívea es toda la suerte
y aunque enfría el sentimiento,
con su calor y su aliento
toda alma fuerte soporta,
la prueba no será corta
invierno crudo y violento.


TRES

El invierno de mi vida insolente
es una nostalgia rota que muere
fuerza perdida en un dolor que hiere
fríos inmunes al amor decente.

Te llevaste a mi amor muy resilente
oscuridad del cuerpo que se adhiere
en una gran pérdida que transfiere
a un pasado que es para mi indolente.


CUATRO

Se abraza el frío,
uno con otro,
hilvanando una toga
lustrosa, refulgente,
leve, sosegada,
sedosa compañía,
tranquila, reposada,
serena, clara,
radiante,
cadencia de caída
armoniosa, todo
el cielo susurra.
Muere
y espera.
Espera.



~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
Mesa compartida
Serie Estaciones
Invierno

@Alex_richter-boix
@MiguelAdame
@Transmisor_d_Sinestesias
&
@AljndroPoetry

Mezcla de verso libre,
cuartetos de soneto,
décima espinela
y chöka de poesía japonesa

2018-mar-8
leer más   
15
13comentarios 172 lecturas colaboracion karma: 95

Florecer en invierno

El miedo al error,
a repetir con pasión la tristeza,
a florecer en invierno,
a que me recorra escarcha por las venas.
leer más   
11
4comentarios 82 lecturas versolibre karma: 104

Te vestí de invierno

Te vestí de invierno,
una mañana en medio del cielo abierto.
Te vestí despacio,
en un intento de no hacerte daño.
Vestí tu cuerpo desnudo
cubierto de espuma y salitre.
Nadie se dio cuenta del daño que había tras las vestiduras.
Ni tan siquiera notaron tu rictus ausente.
Ahora ya no importa lo que digan,
el miedo a perdernos seguirá presente
mas, yo, volveré a vestirte siempre.


Foto y texto de @nuria_sobrino
17
11comentarios 101 lecturas versolibre karma: 97

Nosotros

¿Porqué no nos perdemos?
¿Podíamos hacerlo?
En una noche sin fin,
en un verano sin invierno,
en mitad del desierto.
Bajo las estrellas del cielo,
en cualquier universo,
por toda la eternidad,
si dejar de querernos.
leer más   
11
3comentarios 98 lecturas versolibre karma: 29

Diciembre

No hay ningún ruido de coches
pues cae con prisa la noche
dolorida.

Silencio.

Y a la vez caen recuerdos
dispuestos a dañar almas
resentidas.

Recuerdos.

De aquellos que un día huyeron
para doler en diciembre
sin medida.

Diciembre.

Tú que esa tarde partiste
dirección aquella calle
sin salida.

Llévate el mes de diciembre
al igual que él te llevó a ti
a la deriva.

Llévate el mes de diciembre
y este tiempo que acelera
nuestras idas.

Llévate el mes de diciembre
y que no quede ni rastro
de mi herida.

Llévate el mes de diciembre
y déjame estos regalos
que dan vida.
leer más   
13
2comentarios 73 lecturas versoclasico karma: 47
« anterior1234