Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 8, tiempo total: 0.003 segundos rss2

Isla de Tierra del Fuego, Argentina

Ushuaia, ¿fin del mundo?
¿O principio de un mundo nuevo?
Isla envuelta por mares
y por la cordillera de los Andes.

Perteneces a la Argentina,
y allí, renuevas tu vida,
con vientos y fuertes ventiscas,
con nieve y nevadas muy frías.

Entre pingüinos, guanacos y zorros.
está todo, en perfecta armonía,
la paz reina, en tan bella isla,
con el mar, como cuadro de fondo.

Alli guardo de mis grandes tesoros,
que es mi bendita familia,
mi hermano y mis bellas sobrinas
y su esposa, de linda sonrisa.

Isla de Tierra del Fuego,
tu tienes un faro que guía,
e ilumina a quien la visita.
para llegar a un mundo nuevo.
13
6comentarios 70 lecturas versolibre karma: 100

Paraíso extraño en el que me hallo

Soy isla.

Paraíso extraño en el que me hallo
y me hundo, tendida al sol,
con la piel abierta y resquebrajada por el calor
que aprieta desde lo alto y profundo del ser.
Humana.

Rodeada de mar.
¿Cómo no ahogarse?
¡Cómo no aprender a nadar!
—Ven, báñate conmigo
pero no te quedes más de lo necesario
que la compañía te asusta, recuerda—.
Y a mí, hay sombras que me abruman
si se alargan demasiado en pleno día.

No siempre es verano en las playas,
el agua también llueve lejos de las olas
mojando la brisa que abraza la arena,
el cielo, los árboles y las rocas.
Entonces nadie quiere ser isla.
La mayoría prefieren ser casa
que no es lo mismo en todas partes,
ni siempre cobija.

Pero yo, allí, en medio de la tormenta,
de la nada que nada espera
me quedo quieta,
siendo ese sueño donde muchos se camuflan
como iguanas de la vida.
Y soy tronco,
soy hierba,
soy tierra,
soy piedra.
Soy gota que ahoga,
que riega,
que baña,
que limpia.
Soy mar.
Soy isla.

Abandonada, rodeada y ansiada.
10
4comentarios 59 lecturas versolibre karma: 69

Pluma

Hoy escribo desde la lejanía
Desde la isla recóndita donde hoy amanecía
Donde el silencio y la soledad
solo me dejan palabras carentes de etimología
Donde siento caer mi pluma
y la alopecia en su tinta
veo su antipatía
Y me hago pequeñita
me siento perdida
en mi propia isla
Voy a la deriva
olvidé mi bote
y no hay salvavidas
solo recibo una breve visita
Y es tan efímera !
Blancas y saladas
son sus pinceladas
Invisibles letras
yacen ya en la arena
y en la lejanía
naufragando va la pluma
que las escribía ...
Y no hay salvavidas...


@rebktd
leer más   
16
4comentarios 126 lecturas versolibre karma: 86

Mi isla

Mi isla se mece suave
por los vaivenes del mar,
mi isla que esta peinada
por vientos de antigüedad,
vientos que parecen ahogar
sus bellezas sin igual
bellezas que son distintas
miradas de otro lugar.
Sus hijos regresan,
regresan y la acarician,
la recorren sin parar
para llevársela de nuevo
en su alma bien guardada,
ya jamás la han de olvidar.
leer más   
11
31comentarios 247 lecturas versolibre karma: 105

Anónima...

Anónima, no importa mi nombre, ni mi tierra
soy una isla desierta donde vivo yo misma
donde cada tarde me acerco a la orilla
para despedir mi día, para ver
si algún pirata se atreve
a desembarcar…

Anónima
para que ponerle nombre
a quien no van a llamar
a una sombra lejana
a la que nadie verá
jamás…

Y me quedo, mirando a lo lejos
donde nada asombra
donde soy
mi propio desvelo
y mi sueños son el techo
con el que me quiero arropar…

Aquí todo es luces y sombras
y escribo poemas en el mismo silencio
que no escucha siquiera el viento
aunque se quede quieto queriéndolos robar…

Entonces recuerda
que soy aquella sombra que se ve a lo lejos
y no podrás llamar, porque soy anónima
apenas un ánima que olvidó sus penas
y entre ellas: su nombre y su historia
para hacerse sombra en cualquier orilla
donde nadie llama
donde nadie llega…


soundcloud.com/lola-bracco/anonima (Lola)
27
9comentarios 296 lecturas versolibre karma: 132

Hilo rojo

Me hablas en manantial de signos
me cuentas sobre destinos estelares
ante tu voz florece el agua
y todo en mí se descubre virgen.

Invadiéndome como designio solar,
despiertas el incendio
erradicando el daño,
entrando por la herida.

El corazón desbocado
y en mi boca muerdo tu nombre
como divinidad insondable,
permanezco fiel a más de tres de tus mundos.

Viene a decirme el pájaro
que me sembrarás entera
entre marjales,
hasta el final de tu oquedad
espejo y reflejo de la luna
donde todo vuelve a nacer
una y otra vez.

Allí donde se paró el tiempo
y emergió nuestra isla.
20
12comentarios 125 lecturas versolibre karma: 120

Tú, isla

Al principio fuiste esa isla desierta que me salvó.

Yo nadaba perdida en un mar de dudas
tú me supiste rescatar con tu salvavidas
al que me aferre.

Tenía miedo
eras un auténtico desconocido,
pero me aventuré y me dejé llevar.

Llegué hasta ti
feliz por haber alcanzado tierra firme,
atemorizada por lo desconocido,
ilusionada por la novedad,
dudosa por el qué pasará.

Una vez más
me dejé guiar por ti.

En tu isla desierta empezamos a hacer vida
la llenamos de sentimientos heterogéneos.

Pasó de ser desierto a ser una selva.
Supe conocerla profundamente,
reconocía sus sombras, sus rincones, sus escondites.

Fui valiente e icé la bandera sobre tu corazón
olvidando que lo podía atravesar.

Solo quería darle vida.
Solo logré acabar con él.
4
1comentarios 80 lecturas versolibre karma: 1

La Isla del Encanto

En un mar de cielo infinito,
un millar de estrellas se juntaron,
formando un atolón exquisito
con el nombre de Puerto Rico.

Un volcán escupió al cielo
llamas de morado y carmesí,
suprimiendo cualquier presencia del hielo,
desde Fajardo hasta Manatí.

Castillos en la montaña
y casas coloridas en el barranco,
producto por excelencia la caña,
desde Aibonito hasta Río Blanco.

Por la mañana un cafecito
y después una empanadilla.
En la tarde una ración de amarillitos,
desde Culebra hasta Aguadilla.

Por las calles nunca falta
el sonido de la salsa;
Pegaditos bailamos bachata
desde Orocovis hasta Lajas.

Español con ingles
para crear un nuevo idioma,
acento Boricua con altivez
desde Mayagüez hasta Lomas.

Después del ‘jangueo’ unos churrys
y bajo el Sol una Medalla.
Hay cabrones no zurriburris,
desde Las Marías hasta Jauca.

Paraíso tropical
esta Isla del Encanto,
un paisaje angelical,
desde San Juan hasta Guaynabo

Lo más bello del planeta
aquí se puede conseguir,
ese deseo de volver a Puerto Rico, entonces,
no es difícil de sentir.
leer más   
5
sin comentarios 79 lecturas versolibre karma: 44