Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 160, tiempo total: 0.007 segundos rss2

Nuestro Fuego

Con el frío,
los barrios altos
huelen a leña
quemada

los bajos,
al fuego
más carnal.

Cada uno se abriga
como quiere
o puede,

en Invierno.
20
14comentarios 84 lecturas versolibre karma: 96

Incongruentes los dos

Yo,
bebo
sin sed
y
grito
silencios

Tú,
huyes de mi
sin dar
un solo
paso.
22
9comentarios 107 lecturas versolibre karma: 89

El hombre que he empezado a amar

Y ante los versos que acarician
su alma de mujer hermosa y dulcemente amada,
en un impulso del corazón, en un estallido de sentimientos,
en el arrullo de la emoción, ella le dice:

─ Ese presente
  que me envuelve los sentidos con tus caricias mi amor,
  tus besos que saben a miel . . .
  ¡y vaya si abres todos mis cerrojos! . . .
  mi alma al descubierto, vulnerable . . . ahí en tu corazón . . .
  tu corazón de hombre, de niño, de amante, de poeta . . .
    ¡el hombre que yo he empezado a amar!



~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
@AljndroPoetry
2018-oct-12
leer más   
16
12comentarios 111 lecturas versolibre karma: 117

Bussokusekika (TÚ que sostienes...)

A TI que soplas
buenaventura cálida
sobre la Tierra,
TÚ qué también sostienes
el infinito
universo en tu palma,
la de TU mano;
y me sostienes TÚ,
me das aliento
y TU soplo de vida,
a TI Señor Bendito;
hoy toda mi alabanza.


~~~~~~~~~~~~~~~~
@AljndroPoetry
2018-oct-7

~ Bussokusekika ~

Poema japonés tipo plegaria
leer más   
18
14comentarios 101 lecturas japonesa karma: 138

Noches de Octubre (Luna de Miel) (a @vsmc2002)

Las noches de Octubre
tienen algo peculiar, es la
luna, la más bella en sus
noches, en un derroche
de suavidad en la letra
de esta canción:

Tú, cubierto de miel,
mi piel es hoja satín, donde
escribes y escribes sublimes
y exquisitos versos sin fin...

Las noches de octubre, la luna
curiosa, es testigo de los trazos
que en poesías te entregas
completo en mis brazos...

Ven amado mío¡ Deja que tu
rocío gotee intensamente, lento
pero sin pausa, sobre las flores
de mi jardín encantado, con
movimientos... delicadamente.

Las noches de Octubre, ya no
serán iguales, porque nuestros
ojos por fin se mirarán.
En el llamado Edén, tú y yo
en un beso y aliento fundidos
también se perderán...

Tú, cubierto de miel, la luna
se ha convertido en mi
confidente y aliada,,, también
de miel, bañada...



Letizia Salceda,,,
leer más   
17
19comentarios 158 lecturas versolibre karma: 160

*Porque te quiero conmigo* Tócate o te toca (En Octubre nos pintamos de Rosa)

Quién primero se toca,
primero se adelanta.
A tener una salud perfecta
a tener una salud exacta

La mujer que cada mes se toca
Se ama y sabe que la aman,
sabe que la vida es bella
Y nadie más que ella
tiene que cuidar su templo.

Pero si te dan malas noticias
y de ahora te digo
que hay que luchar,
no habrá tiempo de descanso,
mucho menos claudicar,

Porque eso si te aseguro
las personas que te aman
y el eterno nunca te abandonarán.

Tócate ... Porqué?? Porque te quiero!

MMM
Malu Mora

imagen tomada de internet
leer más   
32
36comentarios 187 lecturas versolibre karma: 180

Aclimatándose

ACLIMATÁNDOSE

Amar rama y raíz riza las hojas
parpadeantes después por la vida
que mueve desconociendo la muerte
del tiempo tinta distinta distante
un momento un segundo primero...

Cuando el aliento falta, cuando vuela
cuando del humo una chispa, escapa
cuando al cielo planta, una esperanza
cuando el joyero llora llamas llano
llamando al lago algo flamante...

¡Aclimatándose estacionado!

Dueño del ensueño con empeño
como un paño en el puño de niño
creyéndose cayéndose del tronco
amarillento en la copa poco opaco
casi otoñal retoño al año añil ...

Y en el mar remar remarcando
a las hojas pestañear al viento
como la brisa es ama, de gotas
aire espuma y olas... Al amar el
mar de hojas, más que otoño a los retoños...

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)
leer más   
12
9comentarios 71 lecturas versolibre karma: 143

Disfrutable...(Polipoesía)

DISFRUTABLE
(Polipoesía)

Esta manzana que siente lo que siento.
DIS
¡Naranjas en el durazno almendrado!.
FRU
Al asear asiduo asomo áspero áspid.
TA
Como patada en los cuá-cuá.
BLE
De tanto run run-y-pum pum-y-tun tún.

Si/si/si.
No/no/no.
¡Oh-oh-oh!.
¡Bueno!...¡Bueno!...¡Bueno!.
No, sí… No, sí…¡Nooo-sí!...
Por el miércoles donde el jueves hiede.
Hiedra hierro higiene hilarante hilera.

Ma me mi mo mu.
Um om im em…¡Má!.
Mú/mú/mú/…Mmmm…Muá/muá/muá.

Pacífico... Sí puedo.
Oyente... Sí leyera.
Recoleto…Sí fuera.
Quieto…Si horadara.
Umbrales…Si muriera.
Elocuente…Si encontrara.

Y en el jardín hubiesen llorado esferas.
DIS-FRU-TA-BLE…SSS.
Ecuánimes edificantes efusivas ejemplares.
DISSS-FRUUU-TAAA-BLEEES.
Ejem/ejem/ejem… Sana sed selecta semilla.
DIS
Protuberante
FRU
Obsequiosa
TA
Rutilante
BLE.

Por el azul de la palmera roja.
DIS-DIS
Resonante respetuosa responsable.
FRU-FRU
Donde la amargura bebe una copa.
TA-TA
Confortable congruente conmovedora.
BLE-BLE
Donde el tiempo espera un viaje.
Y disfruta… Y disfruta…
Virtuosa valija valiosa vela versátil.
¡Viva!... ¡Vá!...¡Vé!...¡Versátil...Dátil!.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)
leer más   
10
sin comentarios 51 lecturas versolibre karma: 141

Folklore

Llevo en mis venas la sangre
indígena de mi pueblo querido,
aquel que te piensas, desapareció,
pero en realidad, vive y late
en mi corazón...

Mi espíritu baila al son,
interpreta las vibraciones
de mi tierra Maya y Azteca,
incluyendo majestuosas
influencias africanas y europeas...

Quiero con expresiones faciales y
corporales, mi lindura y galantería...
en mis pies los taconeos
y en manos el arte de ondear
sombreros y faldones, adornados
con autóctona bisutería...

Llevo en mi baile el teatro de la vida,
que mi pueblo ha actuado
desde los principios de las
civilizaciones, entregando el alma
en la duela, sin condiciones...

Mi atuendo y coreografía
son del mundo, de los más
bellos, porque en ellos
se expresan a perfección,
los colores de los sentimientos
la lucha y la alegría...

Letizia Salceda,,,
leer más   
24
29comentarios 109 lecturas versolibre karma: 154

Antes del amanecer, atardecer y anochecer

Prometiste llegar antes de que mis manos se volvieran azules,

antes de que se deshilacharan, por ambos extremos, todas mis bufandas,

antes del destierro de los gorriones de todos los parques,

antes de que la sombra sea más alargada que el recuerdo.


Se maquillan, una y otra vez, las fachadas de los edificios,

se repliega la voluptuosidad de la orquídea,

se descuelga el asombro de la comisura de las bocas,

se abandona el violín a su llanto desafinado.


Cae el domingo.

Cae

como la primera o la última gota de una tormenta,

mientras yo sostengo el espejo del cielo

como quien sostiene una vela.


Cae el domingo.

Cae

y tú no has llegado.
4
sin comentarios 39 lecturas versolibre karma: 50

Danzando de puntillas (Colaboración con Raquel _Ross)

Dar patadas a la lata de la rutina
respirando ruido y lunares
mapa con puntadas en óxido,
conformando la más asertiva
de las interrogantes,
cual meta donde acostarme
hasta suspirar huracanes.

En el pataleo desabrocho los botones al miedo
que miran hacia los lados,
perplejos ante el estruendo.
Le bajo el ruido a mi pena
vistiéndola de rojo domingo.
Busco una canción
que me arrope bajito,
un collar de cuentas gruesas
y la brújula de latidos perdidos.
Ya está hecha la maleta
sólo falta encontrar destino.

Señor de sombra de ala ancha
alquimiador de errores y esquinas,
mago de úbitos en caja de Pandora.
Los hijos de mis dudas
construyen abismos con terrones de arena
hasta que los pies descalzos del hado
atropellan tristezas,
derriban los murales de la realidad tupida,
vistiendo mis silencios de luciérnagas en boca ajena.

No entendía de tachones.
Ahora hago malabares
con las letras que te sobraron ayer en el postre.
¿Y quién le pone el cascabel al plato?- me pregunto.
Entre rima y ripio
estoy a ver si le encuentro la gracia.
Debe estar escondida
en reverso de este poema
o danzando de puntillas
en el cajón azul,
dónde se amontonan perchas
y se vacían recuerdos.

Descubrir que la suma de los errores
es una claraboya para ver el cielo,
que el orden de las decepciones
pare hierro en la determinación,
que las rodillas no son para hacer agujeros
sino para vestir el alba inesperado
con pétalos de caoba y mus de jazmín.

Dejar abierto el cajón hasta que el pasado sea un fundido en negro
y el mañana un abanico de zapatos de tacón ....
leer más   
21
28comentarios 154 lecturas versolibre karma: 117

Que el viento lo sepa

Sabes
siento que te amo
tanto
como nunca imaginé

Quisiera
que el viento lo supiera
y que
te llegara al oído

Que mi corazón
no late si estás lejos
volviendo a vivir
al ver tus lindos ojos

Oye
quisiera enterarme
si tú
me quieres también

Y cuando
me digas te amo
podré
gritarle al viento

Que mi corazón
no late si estás lejos
volviendo a vivir
al ver tus lindos ojos

Que yo soy feliz
pues ya estás tú conmigo
que no importa más
que el viento lo sepa
6
sin comentarios 36 lecturas versolibre karma: 75

Mi amor... (para @vsmc2002)

Te digo "mi amor"
y deja a un lado que pueda
ser una frase trillada
dicha por costumbre..
porque la digo con la
esencia aquella de la vez
primera...

Cuando me doy cuenta
de que todo alrededor
de éste, mi universo,
la estrella de tu nombre
va diseñando tu imagen en
un bello y exquisito recuerdo...

Te tengo allí en mi mente,
constante, como el tictac
en el reloj del tiempo...
en el reloj de mi vida,
te suspendes...

Mi instante sumergido en el
roce de tu piel. Perdida en el
beso suave y profundo jamás
correspondido..

Mi amor ¡ Por favor, abre con sutil
desliz, el origen de mi
inmenso sótano de sensaciones
donde se esconden las
golondrinas alegres...

Mi amor ¡ Ven, quédate aquí...

Letizia Salceda,,,
leer más   
16
21comentarios 133 lecturas versolibre karma: 129

Romero y quejíos

Desperezarme entre amaneceres
envueltos en la oscuridad,
estiro la piel del corazón....
o cubro el pecho de la ausencia
o dejar al frío los pies de sus auroras boreales.

Abrir fanales inundando todo presente con la polifonía de su risa ......

¿Seguir olvidando
o amar entre andenes?
¿suspirar vacíos,
o exhalar su nombre
entre sudarios dibujando
nuestras almas?

Asirme a la piedad de su rostro,
a las líneas de sus labios
dibujando horizontes
en cada vocablo garabateado,
meter la mano en la urna de su voz
hasta conformar eslabones que unan
dos continentes vírgenes de orillas.

Amarillo y fugaz, manantial de arena entre campiñas de soledades....

Vendimiar los latidos maduros,
recolectar la mirra de sus sentidos
envolverlos en el tul de mi pecho
zurzirlos con el hilo de la esperanza,
mientras sentado en el envés de su vacío
amanece en cada haz de su mirada.

......nostalgias de romero y quejíos de guitarra.

Amén
leer más   
21
24comentarios 135 lecturas versolibre karma: 122

6 flores antes

Resultó que, tras un año sin flores, la orquídea no se había marchitado, sino que estaba “en barbecho”. El ciclo de la vida-muerte-vida culminó, por algún capricho compensatorio, con 11 capullos, el doble de los que habían florecido hasta la fecha. No importa cuántas veces lo hayas vivido, siempre es un casi un truco de magia. Al comienzo surge un palo, una insulsa varita mágica de la que acaba abotonando la que posiblemente sea la flor más elegante y voluptuosa del planeta. Y no puedes evitar sentirte fascinada.

Lo confieso: inconsciente y estúpidamente, asumí que no podía ser casualidad que la orquídea y tú “brotáseis” a la vez, entonces, cuando nadie os esperaba, en lo más crudo del crudo invierno.

Ese año el frío fue más tolerable porque llevaba implícita una hermosa, aunque quizá efímera, promesa doble. Marzo y abril fueron fieles a su esencia, precipitando y recibiendo. Surgieron las caricias y las flores, el paladar visual se aclimató al color y el tacto se acostumbró al calor. Todo era gozosa y prometedoramente primaveral, pero en el cénit de todas las cosas, justo cuando había florecido la quinta flor, desapareciste como si te hubieran arrancado de la corteza del planeta, demostrando que no había nada insólito ni especial en aquella primavera. Sin embargo, continuaron llegando puntualmente las flores (la sexta, la séptima, la octava, la novena…), como hermosos turistas solitarios a una tierra donde no los espera nadie. Y yo no puedo evitar preguntarme por qué el amor siempre es una promesa que acaba 6 flores antes.

*
3
sin comentarios 36 lecturas prosapoetica karma: 30

Ladera abajo

Desciendes ladera abajo
por la suave pendiente
que te va llevando,
mientras la luna cambia
su rostro blanco.

Ya no hay preguntas...

Aceptadas las respuestas
no existe lucha
ni batalla perdida,
cuando el coraje decide
que ésta...
ya no será tu guerra.

Y sigues pendiente abajo
en un descenso lento.
Como si la vida
se tomase tiempo,
acariciando los minutos,
dilatando segundos,
aplazando finales.

Lento y suave descenso
que de pronto se quiebra,
y tropieza y te duele...
Y de nuevo sosiega,
pero sigue sin pausa.

Y cambia la luna
midiendo sus tiempos,
llevando la cuenta
que limita los tuyos.

A veces se esconde
extinta su luz entre sombras,
y tú desciendes un poco más
con los ojos cerrados.

Con el cuerpo roto
y una maleta vacía,
aceptas sumisa,
que tu luz...
se apague con ella.



Fotografía de: Victor Hernández Luis
www.flickr.com/photos/146667804@N07/
17
7comentarios 72 lecturas versolibre karma: 117

De todos los barrios, de todas las ciudades del mundo, tuvo que venir al mío

Me has rozado
siempre
con las pestañas,
(para acariciarme o expulsarme,
chi lo sa?).
Acabas de aletear
de nuevo
con indecisión de insecto,
bailando
sin saber
la danza de hiel del ganador.

¿Qué hacías, maldito,
paseando,
indolentemente,
con ella
por mis trincheras,
mi origen,
mi arco,
mi Stranger Things?

Ya has marcado
con tu esencia
gatuna y cardinalmente
mis pasos de niña
(¿Dónde queda mi hilo de Ariadna ahora?).

Retrae tus garras y vete,
No te quiero aquí.
Vuelve a tu indefinición,
al trastero del “casi”,
a los libros no leídos con flores de orquídea seca,
a tu puto surfer look
y a la rubísima clave de tu pelo.
Bébete a mi salud una copa
con todo lo que ha llovido.
Yo solo quiero
lo que quise:
emborracharme de olvido.
8
6comentarios 55 lecturas versolibre karma: 92

Mi diálogo con la muerte

No vienes a por mí,
no es lo que aparenta,
me cuesta decidir,
perdona que disienta.

Dices que este mi fin,
pero algo me sustenta,
¿por qué si no aquí
a ti mi alma se enfrenta?.

No creas que no tienta
huir del bisturí...
volar de la tormenta
cual grácil colibrí.

No puedo, no me mientas,
discrepo del matiz,
aún hay alguien que lamenta
el que yo pueda morir.

Y noto que te ahuyenta,
que me hace revivir,
tus ojos se fragmentan
cuando pienso en él sin mí.

Esperándome en la puerta
de este angosto cuchitril,
está el ente que me alienta
con su carita gentil.

No es humano, me doy cuenta,
es mis ganas de vivir,
él no habla, pero ostenta
su altruista amor por mí.

Su mirada, siempre atenta,
desde el día en que le vi,
me apacigua y complementa
cuando no sé qué decir.

No concierne a tu osamenta
separarnos hoy y aquí,
ni hoz ni bruna vestimenta,
nada puede desunir
el ligamen de este menda
con su tierno y fiel mastín.
leer más   
20
19comentarios 116 lecturas versoclasico karma: 119

Acordes

Me pierdo por tu universo
tan infinito de miradas
donde el sol escucha tus risas
y la luna seduce con su embrujo
tu cuerpo enamorado

Dedos que acarician tu cabello
cada uno de tus cabellos
retozando temblorosos
como un torbellino de pasiones

A veces suspiras silencios
mientras resbalan tus lágrimas
con nudos en la garganta
por la soledad de unos ojos
por el recuerdo de unos besos

Otras desprendes locuras
desgarrando tus entrañas
con tu boca sedienta
en ese último grito

¿Quién no añorado
una melodía
un verso
un acorde de guitarra?
leer más   
14
10comentarios 99 lecturas versolibre karma: 107

Días con nombre propio

Tomé un pedazo de cielo
en una mañana de nombre impronunciable
y con una caída de ojos lánguidos.

Los días no deberían tener nombre propio nunca,
así no hay quien los olvide.


Nada me hizo tanto daño
como aquel pedazo de cielo……
aún no sé por qué lo guardo.
Atesoramos segundos de agonía
porque nos reconfortan tanto como nos duele.

Los pedazos de tiempo que nos dejaron huella
se quedan grabados como la imagen
de un corazón en la corteza de un árbol
o como el primer garabato de nuestro hijo.

Las mañanas de ojos lánguidos
son como llantos continuos de plañideras sin consuelo.


Y la vida se me volvió pedazos acumulados
a lo largo de 51 caminos y muchas mañanas de sol marchito.


(a la muerte de mi padre, a lo que se me quedó en el camino, y a lo que nunca volverá)




Hortensia Márquez


Imagen sacada de internet
24
36comentarios 252 lecturas versolibre karma: 131
« anterior123458