Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 314, tiempo total: 0.006 segundos rss2

Poema al Escritor

Escribe lo que se te pegue la gana
sin recelo/sin náusea
sin ropa o en el baño.

Escribe sin pensar en el tiempo
desordena las ideas, aclara la pluma
brilla de noche como los gatos en cacería
u olfatea las letras como los perros en celo.

Escribe y siéntate mal/siéntate bien
o mejor no sientas nada e imagina.
El día que no quieras escribir
será porque te vas a morir.

Escupe lo que tengas guardado
sueña mientras escribes
y si no te da sueño, lee.

De noche las letras hablan,
susurran realidades
al oído
y el alma del poeta
es liviana/tan ligera
como en la hoja en la que escribes.
16
2comentarios 59 lecturas versolibre karma: 111

Cuando ya te has ido

Cuando ya te has ido
la mezcla de razón
e ideas fundamentales
llevan a la lógica de un león
atrapado en una cueva de erizos.

¡Quieto chaval!

Una fragancia de advertencias
escritas con letra pequeña
animan el caótico estado de inmediatez.

¡Ahora qué hago!

Cuando ya te has ido
los antídotos para la voluntad
se camuflan en esquinas rotas,
están de acuerdo
con el castigo que merezco.

Robé las baquetas de Carlos
e intenté cambiar de ritmo
golpeando sin sentido
mis costillas añejas.

¡No hubo resultado!
era tan plano
como una melodía de ascensor.

Cuando ya te has ido
premié a mi rostro
con un rasurado integral,
¡joder!
¿quién es este tipo?.

Cocino todos los sueños rotos,
no los sé encapsular,
si caen al suelo en forma de polvo
estaría bien que monten una comunidad
con los ácaros que se quedaron a vivir.

"Intenté limpiarme el corazón
mezclando lejía y trementina
para que los vapores
me dejaran inconsciente
y al despertar todo hubiera cambiado".
leer más   
17
3comentarios 80 lecturas versolibre karma: 109

En una esquina

En una esquina de la habitación, sentada en el suelo, arranada, desolada y escribiendo.

Escribo, siempre escribo, pues en tinta negra me resguardo. Se me empañan los ojos y algo cae por mi mejilla, una gota que llega a mis labios, salada, es salada, lloro.

Escribo y pienso, pienso y escribo. Siento y lloro, lloro porque siento. No lo llego a entender del todo.

En mi esquina te miro, te observo, ¿qué diferencia ves en mí? Soy fuerte, lo sabes, lo sabes bien, lo tienes claro, pero, ¿quieres verme fuerte? Te vuelvo a mirar y veo tus pestañas, tus párpados entornados y tus ojos…, “me encantan tus ojos, ese marrón tierra, ese marrón brillante, esa dulzura…, esas ganas de amarlos”, aún recuerdo cómo te gustaban los míos, aún recuerdo lo que me dijiste. Son iguales, mis ojos y los tuyos, son marrones tierra, son dulces y apetece amarlos. Miro tu cara, ¡qué hermosura! Normal que me fijara en ti, aunque aún no sé cómo reuní el valor para hablarte.

Salado de nuevo, sigo llorando, te miro y lloro, lloro porque tus manos son iguales que las mías, tus ojos como mis ojos…, el amor es igual, él no entiende de sexos, Cupido quiso tocarnos con una flecha a cada uno, fechas que eran idénticas. No encuentro la diferencia entre tú y yo, entre él y ella, entre nosotros y nosotras, entre vosotros y vosotras, es que no la hay, es sólo una letra, es “o” o “a”, ellos y ellas, lo siento, pero me suena igual.

Cierro los ojos, los aprieto fuerte, necesito pensar o, quizá, no hacerlo. Los abro, escribo, recuerdo: “respetar para amar” y tú poniendo los ojos en blanco y diciéndome que no lo entendías, pero que me respetabas y por eso, a punto de que corriesen gotas saladas por tus mejillas, me juraste que si yo había decidido romper nuestra relación respetarías mi decisión:

– Porque la base de cualquier ser humano debe ser el respeto a los demás, al margen de estar de acuerdo o no, al margen de entenderlo o no – eso dijiste, nunca lo olvidaré.

Te alejaste y te perdí, por temor, te perdí. Pero volví a ti, porque el amor es más fuerte que el miedo y yo te amaba, y tú a mí. Cupido nunca dejó de creer en nosotros, nunca se cayeron sus flechas de nuestros corazones.

Y sigo llorando, arranada, escribiendo y mirándote. Pero de pronto, levantas la vista de tu libro, te giras y el semblante te cambia. En un segundo estás a mi lado, preocupado, pero no hablas, estás esperando a que yo me abra cuando me sienta preparada. Tus ojos marrones tierra, imposibles de no amar porque en ellos se refleja todo tu ser, todo tu amor, toda esa forma de respetar para querer. Y mi corazón comienza a hablarte:

– Pienso en toda esa gente que sufre cada día porque no la saben amar, porque tienen a su lado a alguien que no sabe valorar, que no sabe respetar, que no quiere querer. Pienso en todos esos lugares donde nos refugiamos, en nuestras esquinas, para sentirnos a nosotros mismos e intentar sentir a los demás. Pienso en ti…, y en mi suerte.
8
3comentarios 47 lecturas prosapoetica karma: 95

El Silencio

Insano es lo que siento
y no puedo expresarlo,
pierdo demasiado tiempo
pensando en tonterías
¿es el silencio inalcanzable
ante los murmullos del pasado?
No quiero caer en el baile de la monotonía
ni mezclar el alcohol con recuerdos.
Escribo poesía porque me da miedo
gritar a los cuatro vientos…
y no le temo callar
–presumo de ello–
pero a veces es mejor guardar silencio.

¡Qué hablen las letras!
En el papel quedó la angustia
que guardaba en mi pecho.
La lengua está seca
esperando esparcirse
en un cuerpo honesto,
mi boca es prudente
con la omisión de los necios.
Es más fácil perder el control
hablando con desconcierto
que enmudecerse ante las palabras
dichas sin esmero.
11
4comentarios 65 lecturas versolibre karma: 122

Mi refugio

Me aferro al papel
como si dejara de existir
en dos minutos,
escribo sandeces
escribo diluvios
en forma de palabras.
Caen letras
una tras otra
y golpean mi armadura,
este caparazón que a veces
no me deja estar
tranquila.
En mi atmósfera
se respira incertidumbre,
pero escribir
me despeja la mente.

El mundo se derrumba
sobre mí,
Siento la tierra hasta el cuello
quedo inmóvil, no siento miedo.
Entre tanta quietud
mis ojos no paran de humedecerse,
brotan lágrimas sin cesar
hay un escándalo en mi garganta
pero el silencio me musita
al oído:
“grita todo lo que quieras,
nadie te escuchará”.

Estoy enterrada en vida,
queriendo escapar
del alud de pensamientos
tenebrosos/culposos/malditos
queriendo apaciguar
mi sufrimiento
sin sentir pena o remordimiento.

Y es así…
como la tinta diluye
los pesares de mi alma,
entrelineas suscritas
en poemas agobiados,
y mi refugio más bonito
son las letras plasmadas
en una hoja en blanco.
12
4comentarios 79 lecturas versolibre karma: 116

Seremos

Seremos eternamente esa mirada perdida entre los cuerpos
guardada en la memoria, llorando en el recuerdo
recuerdo de no haber podido amar…

Seremos el silencio de ningún inocente
de pensamientos que escaparon indecentes
sin poderlos callar…

Seremos cada letra dicha, escrita
cada verso, cada cuento, cada canción
medio nuestra inventada en el oído
para recordarnos voz…

Seremos el deseo
de hoy y de ayer
pero sin mañana amor
porque seremos recuerdo…

Recuerdo y recuerdos que ríen y lloran
que anhelan y extrañan, que cortan por dentro
al corazón que llama…

Seremos el todo
que respiro y se escapa del alma
envolviéndote en mi aura
para hacerte abrazo
para que me lleves a volar
con tu mente por cualquier esquina
esa esquina donde nos dobló la mentira
mentira de sueños que nos amó…

Seremos amor, y eso importa…

Ser en el corazón sentimiento
deseos, pasión aunque queden en tiempo
de algún borrador…

Seremos aunque nadie sepa tu y yo
siempre bailando esa, nuestra lejana canción
mi amor…


soundcloud.com/lola-bracco/seremos-eternamente-esa-mirada (Lola)
32
16comentarios 314 lecturas versolibre karma: 132

De nada sirve...

De nada sirve dedicar poemas
si no los van a leer
de nada sirve evocar letras
si no las van a sentir
y así se esfuman los versos
como los días que muertos están
en el horizonte.
Así mueren mis letras;
agonizan en el ocaso del olvido
se marchitan en mis labios
y se pierden en el viento.
De nada sirve recitar poemas
si no hay oídos qué conquistar
de nada sirve escribir poesías
si lo hacen por unos cuantos likes
¡Vamos a vomitar los sentimientos!
¡Vamos a eyacular versos
mientras masturbamos las letras!
¿Acaso no es el arte la purga
que necesitamos para desintoxicarnos?
Este mundo podrido ya está
gira y gira sin dar marcha atrás
y aquí estamos todos inertes
creyendo que todo puede mejorar
aún así, hay mucha poesía para dar.
12
10comentarios 101 lecturas versolibre karma: 120

Poema Pink

Escribo para ahuyentar a los fantasmas de mi mente,

para no perder las palabras en el viento

y cuando mi voz se quiebra, necesito desahogar mis penas

en cualquier papel que encuentre por ahí tirado.

Escribo para dejar de fingir

o para seguir fingiendo con estilo;

a veces tanto silencio abruma mis pasos y los versos acobijan mi llanto.

Yo no me declaro poeta, pero a mí la poesía me ha salvado

de caminos turbulentos, malas decisiones y

sin dejar a un lado mis sentimientos.

Escribo para olvidarme de mí

o recordarme en cada letra…

al final ni los puntos suspensivos llegan

adormecer la sensación que me produce escribir.
5
2comentarios 36 lecturas versolibre karma: 78

Hoy ...Han volado dos cometas ~~~~

Ella ...
Sopla el diente de león
Y muerde el suspiro

dice ...
que aún conserva su inocencia

Y qué tira el deseo
Y juego a la rayuela
con las líneas del destino

Y qué tú <~~~~
Tú te has enredado en su hilo
Y vas cosido a su latido

Y dice
que aunque
la puntada a veces se tuerce ...

ella siempre evita
cortar
el
hilo

Porque dice que los nudos
son las piedras del camino

qué si se deshacen duelen
Y si se aprietan
oprimen

Y qué hoy

bajo sus párpados

han volado dos cometas
En una
iba un puñado de letras

Y en la otra ...

En la otra
~~~~~~<<<<<<<<<<
iba ella ....


Para que siempre vuelvas
@rebktd
leer más   
23
20comentarios 137 lecturas versolibre karma: 141

Seré ceniza

...

Desde que fui amor, desde que te conocí
ya estaba prevista la hora de estos poemas.
Y mis manos y mi corazón saben que
cada palpitar suyo,
es un paso más a tu encuentro.

Acepto pues, que me haces falta
que amanece y tengo sed.
Observo que estoy solo, nadie me acompaña
un desierto arde en mi garganta.

Estoy solo y,
cae en mi toda la soledad y la tristeza
que un hombre puede admitir ya en este Mundo.

Bostezo,
el infinito me llega oscuro y estrellado.
Mis manos recurren a ese cortejo permanente
cuando me adormecía el perfume eterno
de tu cama, de tu aliento.

Siento,
siento el ligero peso de tu cuerpo
sobre el mío, vuelas.
Solo dos vidas me quedan para escribirte;
una de ellas ya acabada.

Despertando,
se me atraviesa un pájaro negro,
se arroja al vacío de mi sueño
desplegando sus alas. El tiempo es lento
lento como el inmenso caminar de las rocas.

Ese pájaro, mío
ha congelado el vuelo
tímido e impenetrable
me ha lanzado a clavarme en el suelo.

Camino por entre los senderos de esta tu última vida
Grito, despierto

¡Estoy vivo, aunque sin ti!
14
15comentarios 116 lecturas versolibre karma: 131

Palabras saladas... (Lipograma bivocálico)

PALABRAS SALADAS
(Lipograma bivocálico)

¡Ah, las saladas palabras!.

Heladas almas abren las alas,
y acres aceptan y salan abejas,
y las acanalan y callan vanas,
y en las venas las acarrean…

¡Vean, abanderan las garrapatas!

Vaya, y esperan, las acalambre sanas,
y las acampane en carpas, vaya, vanas.
Además de adaptarles esperan belleza.
¡Vean!... Van abracadabreantes aladas.

¡Vaya, vaya!... Ya las garras campanean.

Van y van, las adelantadas arañas.
Y entre la lana, adelgazan y acaramelan,
y las malas, abastardan heladas…¡Vean!.
Ya las mañanas claramente fenecen.

¡Ya esperan, y anhelan ser abnegadas!.

Y… ¡Vaya, vaya!. Ya acardenalan las alas,
y las hacen de acres drenajes, aladas,
y las dejan entre hadas y blandas balas,
y les baten y embaten, bárbaras, acremente.

¡Vean!... Ya desean hacerse galas aceradas.

Palabras, palabras. ¡Vaya dementes!. Aladas.
Las damas vanas, las falsas palabras dadas,
entre saladas y abyectas ensaladas acervas.
entre las mentes y mantas en ventas de letras.

¡Saladas las palabras, hacen las vanas letras!.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como la imagen)
leer más   
18
17comentarios 138 lecturas versolibre karma: 145

Llegar hasta tu alma

Si para llegar a tu alma hay que traspasar tu piel te follaré el corazón hasta que nuestros aromas se mezclen y nuestros cuerpos no encuentren separación tras el orgasmo, te besaré hasta que nuestras salivas sean idénticas y nuestras lenguas sean una sola…

Si para llegar a tu alma hay que traspasar tu piel te prestaré mi cuerpo para que me des el resto, frotándonos hasta vernos por dentro.
12
6comentarios 68 lecturas prosapoetica karma: 101

Ausencia precipitada

...

Mi cuerpo
vencido por soles y lluvias
dejaba filtrar dos o tres goteras
de tu ausencia precipitada;

...

Ausencias
que habían abierto
sendos surcos
por mis manos
poco labradas.
14
10comentarios 88 lecturas versolibre karma: 151

Precipitada muerte

Ausencia de ti

Desde ayer, como un juego de naipes en incendios
como en funerales, o en las estaciones llenas de humo;
desde ayer siento correr mis días a la precipitada muerte
y veo detrás de ello, la desmedida atención mía.

Desde ayer.
Desde ayer, siento que instintivamente
te me vas golpeando el suelo, y me miras...
ya somos polvo, pero no hemos llegado a la estación final

Desde ayer,
contengo, contengo tus pupilas.
Dentro de mis adentros mi existencia
fue arrebatada por lo que no fue.

Me cansé de recoger ramas en vano, marrones

Siempre surges desde ayer, recogiendo lo que he botado.
Joven febril y amante de las luces.
El tiempo perdido en las estaciones
y los meses de bajada.

Tus ojos siempre saliendo del mar.
16
6comentarios 116 lecturas versolibre karma: 143

Ahora, a esperar la vida

...
¡Volamos alto para caer aún más alto!


Tienes mi lugar de ausencia
desmedidamente
infinita;
recortada por los
años azules
de la memoria y,
de los caminos
con grandes
espacios y verbos
muertos.


Ahora, a esperar la vida.



En la práctica
el silencio
siempre mantiene
mi mente abierta.
Siempre me
da rezagos de
un lenguaje que,
con tu voz
es un recordatorio
al alba.


Siempre somos viaje



Existe algo
inevitablemente
Frío, y es tu mirada
la que hoy;
precisamente
hoy,
no la tengo.


La noche sufre y en su martirio me lleva con ella.


Me lleva a morir
en cautiverio
sin señas, ni ondulaciones.
Sin duda, somos
secretos que
nadie sabe
fumar.


Verde y tibio, golpes en el páramo.



las letras en negrilla son extrañamente otro poema, diferido
15
8comentarios 85 lecturas versolibre karma: 127

Silenciados (en colaboración @Pequenho_Ze)

Eres mi recordado romanticismo de esperarte en estaciones rotas
y en habitaciones de hotel de carretera.
Hoy te recuerdo con mis acostumbrados temores de Abril
y con las lluvias perennes del mes.

Vivo instantes de sonrisas aguadas y contención de verdades.
Pero guardo la esperanza apalabrada
para el sueño en el que se cruzan nuestras manos
frente a una eternidad desconcertada.

Te veo sin miedos y me regocijo,
caminas por los espacios verdes tomando el lugar del tiempo.
Dictaminando con firmeza cual nube de río:
- vendrá a la tierra en sus acostumbrados torrentes
llenos de agua sal y madera.

Vendrá, y no seré yo quien lo detenga;
y que traiga en su cauce otros besos valientes
y abrazos impensados.
Pero ay que el puñal afilado de la espera
se cuelga en la pupilas, y llora, y no hay tregua.

¿Dónde estamos?
Si vamos a la deriva sin volante;
cuántos sacrificios de los muertos que nacen…

Silenciados
sentimientos que no saben encontrarse.
En la vida de esta muerte…
   nosotros
     nadie.
leer más   
13
16comentarios 150 lecturas colaboracion karma: 135

A cielo abierto

Y en la noche, del autobús a cielo abierto
caminaste hacia el horizonte, y yo debajo de él.

Varias personas, en su ilusión de tenerte
se quedaron calladas, inmutes

Gritando entre la multitud tu nombre

Ellos condenados a no tenerte, a esperarte;
a entonar suaves melodías con un violín viejo,
a escuchar relatos debajo de un puente.

Y quizás en esa noche y en todas las noches
el amor así es:

Descubrirte bajando del autobús y, esperarte
con los sueños resplandecientes, unos segundos

Y la noche avanzando
Y final.
12
11comentarios 84 lecturas versolibre karma: 119

Te fuiste

Porque te fuiste de tantos sitios

 De tantas manos mías.

Porque debiste quedarte
en paisajes hermosos
asumiendo el control de lo que respiramos
de lo que debimos ser.

Asumiendo que seriamos lo que necesitemos
Asumiendo que esperábamos lo que buscamos.
14
11comentarios 85 lecturas versolibre karma: 128

[...]

Una manera de conjugar contigo
es de dos a tres de la tarde,
porque cuatro palabras no son suficientes
para remplazar cinco flores distintas
de seis sentimientos aleatorios.

Por siete montones de hojas secas
te concedería ocho bailes en el parque,
ya que antes de las nueve y después de las diez de la noche
nos esperan once vidas más.

A unos pasos de las doce
se interpusieron trece estrellas fugaces
por catorce noches de desvelo,
y quince minutos después
ya estábamos acomodando
las sonrisas que llegaban de sol a sol.
13
4comentarios 62 lecturas versolibre karma: 131

Exiliado

Desde el otro extremo de mis manos
me llegan palabras vacías, como si de mi ya no se hablara.

Es mi poesía
carajo!

Son mis letras, soy yo
y, en definitiva

es a ti a quién escribo
y es a ti a quien no tengo.
17
6comentarios 65 lecturas versolibre karma: 133
« anterior1234516