Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 234, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Vivamos

Vivamos donde cualquier vacío
se convierta en pupitre de nombres grabados
con un buril de punta roma,
leamos en ellos
la gerencia de los arrabales del alma.

Callemos cuando nos ordenen no hablar,
cribemos los momentos
en los que la memoria nos demande
la catarata de una frase,
de una palabra.

Seamos el fortín de los gestos milenarios,
el compendio de los cismas ciertos,
volemos bajo siguiendo el surco
de las olas que perecen,
amainemos en la dársena de nuestros puertos.

Construyamos barcos para nuestra fantasía
como un Noé contemporáneo,
redactemos cartas sin destino
con la tinta que,
olvidada en los cajones,
calmará la sorna del augur de los naufragios.

Calculemos el valor de cada sílaba
pesándola en una báscula de orfebre,
podemos la ilusión de los jardines
hasta verlos reverdecer con nuevas hojas,
reguemos huertos de clemencia
con los brazos entregados
al Invierno inclemente.

Roguemos,
oremos,
por la plata de los días presentes,
por el óxido de aquéllos que se postran
a los pies de la locura.

Seamos por veces correa transmisora de fonemas,
otras la voz entre los pinos,
alazanes que calcen herraduras de madera
fajándose en las lides
de la contienda de la paz de las ideas.

Pues a veces quienes somos
habrá de volvernos mudos
para recitar un millar de pensamientos,
limpiar la corteza de nuestro árbol
y continuar henchidos de razones,
habremos de cortar con tijeras áridas el cielo
o atar ante nuestros pies un hato cuerdo
de versos en caída libre.

Y nos parecerá un abismo
lo que es el aire respirado de la vida,
por veces respirar se nos volverá sima,
estancia donde filtrar truenos
o camuflaje para un grito de cansancio
en nuestra carrera estrepitosa,
o sentirnos el pulgar de un niño
donde enredar los horizontes.

A veces una duda
nos transformará en coro valiente
con el que despedir pasados
y convertirlos en recuerdo de alegría
cuando nuestras llaves se detengan
ante las puertas que abriremos
de par en par a lo intuido,
y unas sandalias rotas
serán abandonadas en la arena
para confirmar el caminar,
descalzos.

De UN POEMA EN LA CALLE.
Derechos reservados.
leer más   
14
10comentarios 84 lecturas versolibre karma: 109

De ti, en ti, tras ti; todo eres tú cuando el mundo vive en ti

Sentado en el balcón de tus labios
sorteé todos los obstáculos a través de la luna,
y en el halo de luz que despierta la noche
me topé con la mañana entre tus dedos de fortuna.

El mar susurra recuerdos lejanos
y la brisa acariciaba con calma,
todas tus fantasías de medianoche
que refulgían en el atardecer de tu mirada.

Mirando el horizonte perdido
encontré el camino entre el azar aleatorio,
y al calor de todos tus buenos días
las sábanas cosquillearon murmullos de otoño.

Mirando el sendero versado
hallé soles al otro lado del espejo,
y de lejos supe que había reflejos de vidas
deslizándose por nuestros besos rimados.

El viento refresca esperanzas bañadas
por el sol escondido entre el Atlántico,
y entre los rincones de tu alma de verano
sonríen canciones que bañan el alma.

Sentado en el mirador de los sueños
soñé con soñarte poemas en la espalda
y pensé por un instante que todo se detenía
mas era que todo alrededor de tu mirada giraba.
3
sin comentarios 22 lecturas versolibre karma: 45

Ante la mar

Ante la mar crecerá nuestra osadía,
ensartaremos
un inciso en el diapasón de las mareas
para con sabiduría
ser sembrados como cultivo de lunares
sobre la ignorancia de los surcos
de nuestros cuerpos,
hijos de las noches de la clarividencia.

Ante la paz de la mar serás la lavandera
de mi memoria pusilánime,
el aderezo vital de mis neuronas,
enigma que habré de descifrar
cuando dentro de ti me cense,
cuando me haga residente permanente
de la cara y de la cruz
hacia las que orientas tus ventanas.
leer más   
14
12comentarios 86 lecturas versolibre karma: 99

Censura

No hay palabra mala

Ni en tus labios

Ni en los renglones

Ni en los pregones de los que no se resignan

No existen vocablos malditos

No existe la censura para los poetas

Solo la ardua tarea de perder el miedo

Para decir el mundo

Para soñar el mundo

Y si soy puta

Lo soy por culpa de una pluma

Pero seré reina en la próxima página

O tal vez asesino

Contrabandista

Albañil

Bailarina

Leproso

Muerto de hambre

Quizá gozaré de mil placeres

Con muchas mujeres

Con muchos hombres

Con mucha soledad

Y hablaré de tetas y de culos

Y metafóricamente me bañaré

En un río de lubricación vaginal

O en un mar sombrío de indiferencia

Donde se ahogan los sin nombre

Aquellos que no tienen quien los llore

Y citaré a los “altares de Cipris”

Y a la Muerte

Y lo diré todo

Porque no existe grosería indigna de poesía

Porque escribir

Es un acto de libertad.
16
14comentarios 69 lecturas versolibre karma: 100

Dime qué ves

Tras esos ojos marrones existe,

un vacío inexplicable que asusta,

una lucha ancestral inexhausta,

mientras, el hambre en el mundo persiste.


Quien conozca lo mucho que sufriste,

puede que emprenda una batalla justa,

puede que aquello que te hacía infausta,

se convierta en nada menos que un chiste.


Espero que algún día encuentres la paz,

espero que tu corazón descanse,

espero que el amor sea tu solaz.



Sé que tú eres más fuerte que el odio,

Sé que los miedos no son más que un disfraz,

Sé que algún día te veré en el podio.
5
1comentarios 40 lecturas versoclasico karma: 68

Corazón de caramelo

Mi nombre en tu boca, el tuyo en la mía,
cuerpos descalzándose en la distancia,
existente entre la calma y el ansia,
de un colibrí libando fantasía:

néctar con sabor a la sincronía
del aroma a durazno y la fragancia
del río que empapa, con elegancia,
los valles de nuestra tierra baldía.

Me miras y te miro, suspiramos;
la calidez del viento veraniego
nos acaricia, nos besa; gozamos.

Dices: “Hasta pronto”. Digo: “Hasta luego”.
Nos nombramos. Somos. Nos separamos.
Hacer el amor es un dulce juego.

De Caminantes, 2017
leer más   
15
6comentarios 68 lecturas versoclasico karma: 114

Acordes y kilómetros al calor del mar de tus ojos

Surco los instantes como una ola que se pierde en la playa,
las miradas cálidas guardan más luz que cualquier palabra
que pueda decir en forma de verso,
pero yo lo intento
por ser el pedazo de instante en el que valga la pena perder la eternidad
y contemplar
el infinito en el más profundo bienestar.

¿Qué será que tienes que no puedo cesar en admirar las casualidades?

Toparnos sin esperarlo,
construir futuro y pasado,
recorrer nuestros pasos
y mochila al hombro llegar a dónde nunca nadie ha llegado.

Surco la vida como la brisa que levanta salitre
y me asomo a la ventana al sentir tu aroma en la mañana,
la palabra libertad se escribe muy bien con tus labios
como esas filigranas que destejen tus dedos en mi piel,
no sé muy bien explicar el por qué,
pero siento paz en tu regazo, refugio y hogar.

¿Qué será que tienes que no puedo pensar en otra cosa que el mundo de tu mano?

Kilómetros y kilómetros que llevarnos a la espalda
y pisa el acelerador para llegar bien lejos,
arte es todo lo que explicas enamorada
y lo demás son tonterías,
cosas de niños,
como la pureza con la que sonríes al despedirte en la madrugada.

Surco la luz como la marea trae dulzura a tu pecho
y recojo todos los recuerdos para hacer un álbum de fotos
que mirar cuando estamos lejos el uno del otro,
que da igual todo si escucho tu voz
y el destino es lo de menos en el viaje,
lo que me importa es tener un mapa de carreteras y pecas para inmortalizarlo.

¿Qué será que tienes que sabes cómo meter todo un mundo en tus besos?

Recorrer senderos,
versar sueños,
rimar encuentros,
regar regueros con la estela de nuestros itinerarios de anhelos.

Paz,
Luz,
Libertad,
calma al calor de tu pecho.
9
4comentarios 48 lecturas versolibre karma: 92

Déjame ser...

En tu mano hay alfileres
enterrados bajo la piel.
¿Como no los sentiste arder antes de darme tu mano?

Ellos estaban hincados
rasgando tu piel,
Si yo no los veia.
¿Tú no los veias o no los querías ver?

Hay una mosca dentro de tus venas,
la detengo con mi pulgar para estirparla,
hago un pequeño corte, presiono y ella vuela liberada.
¿Dime qué se siente que una mosca entre a tu cuerpo y luego salga?

Alfileres... Moscas...
¿Cuanto más encontraré?
déjame ver lo que nadie mas ve,
déjame limpar tu cuerpo del pasado.

Quiero ser agua que cristalina borre tu caos,
quiero ser la mano que te saque del barro,
déjame amarte como tú lo mereces y no como esclavo,
quiero dejar tu corazón como nuevo y unir los pedazos,
déjame ser tu camino, tu verdad y con mi evangelio renovar la libertad de tu vida.

Claudia Viviana Molina

Evangelio: Buena noticia
8
8comentarios 78 lecturas versolibre karma: 82

Adiós mi dulce primavera

Adiós mi dulce primavera,
llegó el momento
de borrar de mi memoria
esa historia
que ayer escribiste
junto a mí en esta esfera.

El hálito del otoño
azuzará el fuego
que consuma mi interior,
mas el juego
en el albor del invierno
cultivará en mí un nuevo retoño.

El aspirar tu cariño
fue maravilloso;
gracias por dejarme conocer
los jardines de tu ser
y por mostrarme el paraíso
cuando lloraba como un niño.

Adiós mi dulce primavera,
llegó el momento
de volverme historia
en tu memoria;
vendrá otra, no miento,
pero siempre serás la primera.

De Versos perdidos, 2011
leer más   
12
6comentarios 66 lecturas versolibre karma: 100

Volar

Te corté las alas,
te incité a la duda,
te propuse el miedo
y tu me seguiste.
Vino la desconfianza
y le seguimos el juego.
Vino la tristeza
y le abrimos la puerta.
Le siguió la desesperanza
y llegó la destrucción.
Y ahora que ya no estás,
quisiera volar contigo
para llevar la duda y el miedo tan cerca del sol,
que se fundieran con su calor.
Encerrar en un tarro la desconfianza, la desesperanza y la destrucción,
y enterrarlo tan hondo para que nunca más vieran el sol.
Perdóname.
leer más   
16
8comentarios 86 lecturas versolibre karma: 81

Posesión

"Si es tuyo, déjalo libre, si vuelve, realmente es tuyo"
Pero si es tuyo, lo corres y, se va libre y no vuelve,
no es que no haya sido tuyo, si lo fue,
sólo que ya dejó de serlo..... ¡no lo corras........!
leer más   
3
1comentarios 21 lecturas versolibre karma: 29

La respuesta

Quisiera romper la rutina
de ir al trabajo por la mañana
caminar entre desconocidos
sentarme y emprender el viaje.

Quisiera dejar de tener que prestar la atención que no tengo
a todo lo que hago por el respiro;
porque toda se fue
pensando en lo incorrecto.

Lo incorrecto del ser humano
a lo corto o largo de su vida
mientras la vive
o cuando sigue viviendo aún muerto.

Lo injusto de cuando insiste en el camino difícil
abusando de la libertad
violando
matando
lastimando
convirtiendo todo esto en mi mundo triste.

Es mi mundo triste y no lo puedo evitar.
Ese mundo está allá afuera
es el que me ve todos los días,
y por más que destaquen las mil maravillas que en él suceden,
mi mundo triste sigue creciendo.

Nos va consumiendo
en los teléfonos
en las casas
en las mentes
en el más peligroso inconsciente.

No puedo suprimirlo
porque no significo nada para él.

Soy como uno de los tornillos que
junto a una cantidad más, conforman una estantería bibliotecaria
si me salgo
si me tiro
si muero
no cambia en nada.
Seguirá armado,
tal como está.

Pero ese mundo triste no caerá conmigo,
ni mi dolor por él
ni mi maldito dolor por él, tampoco.

Mi dolor se pasará
a quienes no puedan aceptar que ese mundo triste
me hizo sentir que ya no hay ningún mundo
donde yo quiera habitar.

Y seguirá siendo una transferencia de dolor
eterna, constante
y seguirán saliéndose los tornillos
si no comienzan a entender
que para poder descubrir la libertad propia
esa que derroca a mi mundo triste,
la verdadera respuesta
está en la libertad ajena.
leer más   
13
1comentarios 81 lecturas versolibre karma: 84

Llévame a alcanzar la libertad

Oh, espíritu divino,
dulce fresa orgánica
café endulzado con miel
vamos a contar mariposas
y a pintar el malecón de verde marino.

Llévame a alcanzar la libertad
de sentirme libre como el viento
galopando en tus alas de hierro
por la extensa llanura
atravesando el horizonte azul de sueños.

Llévame a donde el cóndor andino
vuela sobre los picos nevados
montado en su carrusel de nubes
cargados de rocío mañanero.

El cóndor toca el techo del cielo
con sus graníticas alas
vuela y surca la tierra prometida.
El cóndor es libertad
con esa plenitud contagia de alegría
a un pueblo que todavía ríe,
sufre y llora añorando un país
que ha sido ultrajado.

Hoy nos levantamos con la esperanza
de renacer como lo hace el cóndor
cada vez que pisa el nidal de nubes.
Venezuela tiene cerca su primavera
bajo un cúmulo de fulgurantes estrellas.
leer más   
18
22comentarios 121 lecturas versolibre karma: 114

Volver a ti

Había imaginado el encuentro tantas veces… y seguía sintiendo miedo. Aunque lo único que deseaba, después de todo, era escucharle. Recuperar la paz y la libertad de ese peso que absorbía todas sus energías. Necesitaba desnudar la verdad con la honradez de no callar nada.

Giró la llave dentro de la cerradura y la puerta cedió. Todo permanecía igual que lo recordaba. Avanzó lentamente por el pasillo. Al fondo, un gran espejo devolvía su propia imagen treinta años más joven.
“Llegué a pensar que jamás regresarías a mí.”
Cerró los ojos. Había vuelto a casa, y ya no tenía miedo.




Publicado en la Asociación Solidaria Cinco Palabras:
cincopalabras.com/2019/01/27/escribe-tu-relato-de-febrero-i-carlos-oso
19
18comentarios 128 lecturas relato karma: 90

Argamasa

Piedra a piedra se construye la libertad,
pero también las prisiones .

No son las rocas las que deciden
lo que serán,
son las ideas y manos de los hombres
las que eligen la argamasa
con las que que unirlas.
leer más   
15
8comentarios 67 lecturas versolibre karma: 95

La donación

Una chica
me esperaba cuando salí para siempre
de aquel oscuro bar;
la chica que logró que mis sueños
quisieran ser mejores.

Sólo es una grieta de luz, de fe verdadera.

Una grieta. Sólo éso. Pero es mía.
Si no cabes por ella háztelo mirar.

Algunos bebedores
-quizás los más serios-
la llamamos poesía.



(Abel Santos // Inédito)
leer más   
14
8comentarios 96 lecturas versolibre karma: 88

Amar de verdad es amar con libertad

¿Amamos de verdad?
Como espejos en el mar,
necesitamos del amar,
donde sumergirnos y nadar.

Necesitamos dar,
dar sin esperar,
el amor es libertad,
no es clavo, que esclaviza al amar.

Es sentir la brisa al volar,
es reunión, es unión,
es dar espacio para soñar.
no es objeto de mi propiedad.

Es un ser independiente,
con derecho a volar y volar,
No es coartar con mi amor, su libertad,
es sujeto, no sujeto de mi andar.

Si sabemos dar ese lugar,
aprenderemos que el amar y es amar con libertad,
si esto no lo aprendemos, deberíamos repreguntarnos.
si realmente estoy amando de verdad.

Claudia Viviana Molina
19
8comentarios 79 lecturas versolibre karma: 107

La Huida de la Niebla

Esto que ahora siento
es un deseo inconfesable
de escapar
de cambiar de estado
de ir a otra parte
y ahora
que estoy fuera
a lo lejos
tengo ganas
de volver
hacia ti.
y ahora
que estoy fuera
a lo lejos
tengo ganas
de volver
hacia ti.

Miradas,
colmillos de gigantes
que me atrapan
en un gozo
imposible de solucionar ahí dentro.
Es la huida de la niebla
que me empuja como el viento

y ahora
que estoy fuera
a lo lejos
tengo ganas
de volver
hacia ti.
y ahora
que estoy fuera
a lo lejos
tengo ganas
de volver
hacia ti.

Palabras,
arañazos en la mente
sorprendidos sin salida
imposibles de cicatrizar ahí dentro.
Es la huida de la niebla
que no deja ver mis sueños

Y ahora
que estoy fuera
a lo lejos
tengo ganas
de volver
hacia ti.
leer más   
13
1comentarios 50 lecturas versolibre karma: 84

La razón de nuestra existencia

Donde está el Espíritu de Dios,
hay libertad,
Dejar ir.. soltar.. desarraigar,
nada, ni nadie nos pertenece.

Solo tenemos la libertad,
y eso es lo único,
que por derecho divino,
se nos ofrece.

Es nuestro afán, el tener la seguridad de poseer,
lo que queremos que nos pertenezca,
pero ¿Qué nos llevamos de esta vida?
Si todo es prestado y nada pertenece a nuestra cuenta.

Sufrimos por querer que así sea,
el arraigarnos a esa idea,
nos trae sinsabores y dolores de cabeza,
pero debemos aceptar que la vida es efímera, se esfuma y no es nuestra.

Solo debemos aceptar la concepción,
de la libertad y el tomar de ella sus riquezas,
porque donde está el espíritu de Dios,
hay libertad y esa es la verdadera razón de toda nuestra existencia.

Claudia Viviana Molina
12
6comentarios 91 lecturas versolibre karma: 109

Me gusta

Me gusta mirarte pero no tocarte,
leerte pero no escucharte,
quererte pero no amarte,
alejarte pero no olvidarte,
beberte pero no saborearte,
pensarte pero no idealizarte,
escribirte pero no hablarte,
odiarte pero no perderte,
olerte pero no comerte,
desearte pero no tenerte,
imaginarte pero no dibujarte,
soñarte pero no sublimarte,
seguirte pero no acecharte,
extrañarte pero no buscarte.

Me gusta, lo confieso abiertamente,
conservarte lejos del amor común y corriente.

De Versos perdidos, 2011
leer más   
13
3comentarios 77 lecturas versolibre karma: 91
« anterior1234512