Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 251, tiempo total: 0.003 segundos rss2

Ante la mar

Ante la mar crecerá nuestra osadía,
ensartaremos
un inciso en el diapasón de las mareas
para con sabiduría
ser sembrados como cultivo de lunares
sobre la ignorancia de los surcos
de nuestros cuerpos,
hijos de las noches de la clarividencia.

Ante la paz de la mar serás la lavandera
de mi memoria pusilánime,
el aderezo vital de mis neuronas,
enigma que habré de descifrar
cuando dentro de ti me cense,
cuando me haga residente permanente
de la cara y de la cruz
hacia las que orientas tus ventanas.
leer más   
14
12comentarios 86 lecturas versolibre karma: 99

"No hace falta navegar en velero"

No hace falta navegar en velero
para perderme en la belleza
del mar.

Me extravío contigo a solas
cuando por fin duerme
la cuidad.

Cerrando mis ojos desafiando
el tiempo y la distancia,
mi realidad.

Tu tinta ya no son solo letras,
se asemejan a la pintura de
una acuarela.

Pintando perlas y sonrisas
con tus manos de artista,
poesía artesanal.

No hace falta viajar tan lejos
cuando nos leemos pues
te estrecho.

Y te siento como una suave brisa
que huele a la costa cañaveral,
incitante.

Para ser explorada con pies descalzos,
por toda la orilla
bailando.

No hace falta navegar en velero
para perderme en la belleza del mar,
cuando el mar eres tú.


Enid Rodríguez Isáis
Estados Unidos
Marzo 21, 2019.

leer más   
12
19comentarios 104 lecturas versolibre karma: 121

Una capa

.
Era sólo una capa para cubrir mi madrugada
fresca, como todas las que llevan consigo ausencias
como todas esas en que me acerco a mi abismo
de no verte en el horizonte y permanecer…


Era una capa y con el tiempo quiso cubrir más el frío
de mi tiempo de invierno, y ante tanto silencio de permanecer
el mar dejó de traer sus olas con furia y salpicar
y un manto de piedad dejó de ser capa
para cubrir mis huellas marcadas de cada regresar
para secar las lágrimas sin que caigan al mar….

Un manto, del color de la tristeza
con la oscuridad de quien ya no regresa
con el largo que se hace eternidad…

soundcloud.com/lola-bracco/un-manto-de-piedad-microcuento (Lola ) #microcuento #PoeCuentos
12
4comentarios 81 lecturas prosapoetica karma: 110

Cinco "Quieros"

Tengo cinco "quieros"
repentinos y constantes
de una lista que se me hace eterna,
una comanda de deseos incontables
de imposible cercanía
a su descripción.

Quiero todas tus vocales ahogadas
en la profundidad del musgo carmesí.

Quiero la consonancia y resonancia
de cada uno de tus gritos
en la piedra de mi templo.

Quiero admirarte
ante ventanas sepultadas
y solo ver pequeñas muertes
que te hacen más vivo,
en mis manos vacías
y llenas de realidades.

Quiero que te levantes como el viento
cuando veas mi falda moverse,
que sea tu bandera blanca
hundiéndose en mi paz.

Nos quiero anónimos
flotando en el mar
dejándonos hacer
por esta cíclica marea
que nos arrastra
al umbral de la primera puerta,
a las escaleras del primer quiero.
18
4comentarios 47 lecturas versolibre karma: 101

Llevé medio corazón al mar

Llevé medio corazón al mar.
La mirada ya está llena de
tristeza. El reloj de arena triste cuenta cada minuto y segundo.

Si tengo una herida,
debe ser lo que el mundo me ha arrebatado.
En el invierno, llevé medio corazón
al mar.



No busqué la otra mitad.


Sólo quería romperla más a fondo, como un loco terminal.


El destello roto es lo que veo como
el borde de mil hachas.
Hay una noche prolongada en una herida.
Cada noche es un final fijo.

El mar está lleno de sangre.
Estoy tranquilo, estoy fascinado,
solo que esto es más grande. La herida
solo puede consolarme. Solo aquí en el mar está la sal que mantiene la herida fresca.

Che-Bazan.España
23
13comentarios 100 lecturas versolibre karma: 107

Encontrémonos

Encontrémonos
En la línea donde
El cielo se hace mar
O el mar se hace cielo.
No importa si tú eres cielo
Y yo mar o viceversa.
Lo importante es que haya
Tanta pasión en nuestra unión,
Que esa línea no exista más.
leer más   
7
5comentarios 42 lecturas versolibre karma: 83

Mi norte sobre tu sur... ( En colaboración con @lidianny )

Ya no eres algo extraño.
Ya nada es extraño entre tú y yo.
Corrí, corrí y corrí,
en medio del cañaveral
bajo un sol Cubano
tocando con mis dedos
la hierba, tus mejillas
tu blusa blanca y el listón de rojo carmesí
por tu sendero imaginario
tras los surcos dejados por tus manos
de tu preciosa cara, sonreír.

Huellas de huellas y huellas
que se pierden en el tiempo
en las noches de auroras blancas
en el lápiz del cielo
en el cuaderno de los vientos
en un profundo eco
que retumban en mi primavera gris
y en los confines de mi azul templo.

Ya no es mañana, ni es hoy
es el mismo tiempo a contracorriente
la misma noche luchando con el día
la misma historia con otro final
y fui a contarte secretos al oído
a cantarte canciones del olvido
a poner mi norte sobre tu sur
me encontré con las alas de tu vuelo
con el verso de tu mar, bañando mis orillas.

Con el horizonte entre las manos
y la fortuna de los desposeídos
te traigo todo lo que soy, todo lo que tengo
ya no es antes, ni después, ni ahora,
ni dentro de un segundo
es justo cuando tu mirada
marca el rumbo.

Fijemos el rumbo que la bitacora
del tiempo indica bajo este cielo cobrizo.
Te he contemplado como la mejor
puesta del sol,
te he mirado como el más diafano destello de luna,
mis besos atados al cordel del mar
y en los repliegues corpóreos de tus labios.
En tu dentadura nívea yace una sonrisa
y en tu aliento frutal, las aromas del tropico
que los vientos Alisios del norte y del sur
en tu zona tórrida hace mucho tiempo
sembraron para mí.

Morena... mi amor es perenne.
Te confieso que vives en mis ojos tristes
y en las baldosas azules del mar.
La distancia hace moler los silencios
isla de tus senos blancos.
Mi amor en tus nevados desvelos descanso,
en la alacena de mis secretos
en mis calcetines negros
y en la nostalgia de un te quiero
escurro el llanto de otro te quiero
y soñé, soñé, morí y morí
que nada soñaba y estaba soñando
y lloraba y nada que lloraba
pues me acordé que el llanto de un niño
se quedó ahogado en los acordes
de tu vihuela…sus cuerdas tensadas
mariposa de color toca
el vuelo triste de este colibrí.

Aún titilas para mí.
leer más   
24
26comentarios 209 lecturas colaboracion karma: 134

Nuestro mar

Nuestro mar
de libre nube parlante
y olor dulce de algas amargas,
diálogo de paz madrugadora
en batallas tardías,
cuna verde mecida por el saber azul
con el que aprehender el tiempo,
mar de nuestras frases pendientes
colgadas entre un acantilado
y sus esquinas de arena,
blancas barcas bailarinas
con arrullo de amor inscrito en jarcias,
amor atado con las sogas
del Sol estremecido
por el rubor de los estuarios,
mar con acento socarrón
de resaca de alcohol de Luna llena
y de vértebras de erizos,
boceto agasajado
por un pez de plumas blancas.
leer más   
14
8comentarios 94 lecturas versolibre karma: 112

Allá va ella...

Allá va ella, con su vestido roto
perdiéndose entre las olas
con sus cansados ojos rojos
está apunto de extinguirse
y la luz ya no le quema el rostro
allá va ella cargando su tristeza
pareciera que quiere arrojarla al mar
por fin quiere desprenderse de ella
la quiere tirar, allá va ella...
pues quiere cambiar, quiere cambiar.













Enid Rodríguez Isáis
@CorazónDeFlor
Poémame
Febrero 2019
leer más   
21
19comentarios 166 lecturas versolibre karma: 108

Noche de mar y fuego en la bahía (Autores@mariaprieto y @rayperez)

Lancé al mar los recuerdos
le solté la rienda al descontento 
a la perla de tus ojos los amarré en el puerto
y en la moldura del astil los silentes credos:
(De amarte y no sucumbir ante los escollos)
Que el mar de fondo profana su tumba
y sopla al oído su triste lamento.

Sin aspaviento vendrán los pájaros a pisar los sueños
de la espigada luna sagital,
y a quitarle al viento un mendrugo de brisa,
los barcos se hacen a la mar cuando la noche agoniza  
atravesando todo el Mediterráneo central.

En Cádiz a orillas de los esteros y arenales
del castillo de Santa Catalina con sus puntas de estrellas,  
me adentro al mar en búsqueda de sus caudales
y de tu anhelada e insular sonrisa.
Fatal locura…enamorarse de una sirena. Mortal locura.

Clara la noche, ya va rolando por La Caleta.
La oscura brea perfuma el viento hacia el poniente
y por Sanlúcar, bajel bravío va navegando.
En sus estelas blancas rompen silencios alegres olas.
Salobres brisas en las salinas.
Libres murmullos de espumas y rizos de caracolas. 

Penas amargas de marinero. La marejada
mece tu barco. Por alma llevas claro de luna.
Y es tu guitarra la que rasguea cantando al agua,
como un conjuro,
una habanera desesperada.
Yo te persigo… y te rastreo en la mar serena.
En mis silencios, solo deseo tus ojos negros.

Un súbito revuelo de ondas submarinas agita el agua.
Hacia babor, se asoman a tu borda las estrellas
y crujen quedamente la quilla y las cuadernas.
Del agua emerjo poderosa. Soberbia en mi silueta plateada
flotando en los escollos de la corriente negra.
Y tu guitarra guardó silencio, en la cubierta abandonada…

Baila en el aire, un canto puro, sibilino y enigmático.
Mi fatal canto preñado de presagios y naufragios.
Trampa liquida y mortal.
Ritual atávico y perpetuo de los tiempos homéricos.

(El mar, la tierra, el agua…quedaron suspendidos…)

Oh, amada mía sobre esta roca ígnea y abrasadora
seduzco y cavo tu horizonte colmado de lunas 
pastel azul…pétalo cargado de nubes negras y amanecidas,
arrecife voraz que devora el timonel
nacarado de mis angustias.

Rosa carmesí… estrella marina
deja que te cante, sí… que te cante
al son de estas cuerdas flamencas y gitanas
y le susurre a tus marismas y acanalada
pelvis esmeralda y románica
mi deseo y besos boyantes, fulgentes
como el sol de la tarde.

Empodérate de este marinero
que hace vida en esta bahía
y que fue a tu encuentro remando con sus brazos
cortando los cuchillos filosos de un mar trasegado.
Las aguas de La Caleta me han traído
tu inolvidable y preciado nombre
María de la santísima, doncella
y sirena de mi corazón ardido
con fulgor divino clamé tu presencia. 

No hay prisa en mi torvo andar.
Deja que te acaricie tu cabello castaño.
Que resurja en este instante el declarado
placer de amarte… de tocar tu simétrica sonrisa
de levantar en el zócalo de esta roca
el nardo acalorado en tu cuerpo de guajira errante.
Ando en busca de sueños y pesares. 
Te digo que no le tengo miedo a la borrasca
ni al sol ardiente ni a mil crisantemos hirientes
menos el verso sin rima
que está colgado en la pendiente.

Estoy aquí para que sepas que mi poesía
pudo coronarse un cielo azul y eterno
en el instante que mi eco marino
retumbó en tu ardiente paladar,
en el soplo de tus mejillas blancas
en las nueces del castaño, tus ojos claros de luna y mar
y mis manos en la guinda de un cielo azul
se han hundido como daga en tu brillante espaldar
y me has escuchado cantar y declamar
"mira como ondula el arrecife de coral,
mira las olas en suave vaivén".

Quedaron tus sentidos embrujados.
Y sobre esa roca agreste y amatista, 
en medio de la bahía nos amamos locamente.
Ya fundidos… ya disueltos.
Noche de agua y de fuego. Noche atlántica…
Noche liquida y ardiente.

(De testigo, de vigía…Cádiz en la lejanía).

Por el malecón se escucha, al filo de la honda
madrugada,
triste y borracha de nostalgias marineras,
una guajira cubana.

Y por la vieja muralla, cante jondo.
Un quejío negro, herido de añoranzas y guitarras.
Por soleares, por alegrías…lloran rotas las gargantas.

A lo lejos, el navío escarlata te espera,
volverás a zarpar a inhóspitos lugares,
quizás vares en el Mediterráneo o el Caribe tropical...

Yo me retiro a mis abismos y cavernas
entre hundidos y viejos galeones, ya lejanos
de esta Gádir fenicia y milenaria.

Te perdono la muerte… te devuelvo a la vida…
Con la luz de la aurora, marinero, el lucero del alba
robará tu memoria y será solo un sueño…
Un hermoso sueño.
Es tiempo de regresar a tu Ítaca…a tu mar tropical.
Y dejar esas viejas quimeras que atan y abrasan el alma…

Nunca apagues tus fuegos…con el frío del mar…

En La Caleta, 16/02/2019

María Prieto @maríaprieto
Ramón Pérez @rayperez


Léase este poema escuchando este canto jondo:

www.youtube.com/watch?v=odZQ1T7-7-I
leer más   
28
29comentarios 247 lecturas colaboracion karma: 212

La soledad de la sal

...

Si van a caminar con el mar
aseguren sus pasos a las olas,
cosan su ausencia a la ausencia de él

Es terrible
el agua en altamar,
es devastadora la soledad de la sal.

No he dejado de insistir en tus piernas
enredadas entre líneas blancas;
ni en la forma tan perfecta
como encaja tu cuerpo en mi poesía.
13
16comentarios 130 lecturas versolibre karma: 92

Los Océanos

Los Océanos.

Los mares están ahí desde siempre, y desde toda nuestra vida nos fascinan, nos sorprenden como madre amantísima.

A veces, nos da sustos imposible de entender, dándonos dolor, provocando miserias, desolación, destrucción.

Pero a pesar de todo, os habéis dado cuenta, que cuando nos metemos en sus aguas salinas, nos dan placer, alegría, regocijo, salud.

Los que somos de tierra dentro, idolatramos los océanos, son para nosotros mágicos, llenos de llanuras de aguas, que con su balanceado movimiento, cuando nos adentramos en ellos, nos acarician, nos besan y besamos, a pesar de ese abrazo frío, yo la primera vez que sentí sus aguas fue caluroso.

Siempre me he preguntado, como que habiendo tantísimos seres, millones de ellos vivos, en sus aguas
podamos libremente mojarnos, bañarnos, sin recibir ningún tipo de rechazo o contaminación.

Será que somos tan iguales, tanto... que a veces lo rechazamos, sin comprender, que en ese Todo, estamos unidos.

Ahora me explico, en un sueño que tuve de niño, en que erá un Delfín y viajaba por todos los mares, llegué a sentir libertad tan grande como, levitar era tan fácil como nadar,
y
ahora despierto tan sólo quiero ser, ser, un maravilloso Delfín
para salir del mar y
despues de nuevo
caminar, caminar...
leer más   
4
1comentarios 78 lecturas prosapoetica karma: 57

Mar en calma

Mar en calma,
suave llovizna que no llega a la superficie
lisa como un espejo.
El agua se confunde con el cielo:
ni orilla, ni horizonte.
Un barco, pequeño punto en la distancia.
Aroma de tierra mojada.
12
3comentarios 95 lecturas versolibre karma: 106

Canción y redes

El mar
tiene en las entrañas
multitud de canciones,
dormidas en sus fondos
y a la espera
de que unos aparejos
las despierten.
leer más   
13
2comentarios 71 lecturas versolibre karma: 83

Su perfume

.
Se quedó en el viento
su imagen como evaporando
su perfume antes del vuelo
buscando en sus pasos la espuma
muriendo de sed de mar
desnuda su piel
enamorando al cielo
con tres rosas amarillas
sosteniendo la rebeldía
de secretos enredados
en su pelo, queriendo bailar…

Se quedó al partir
la magia sin dejar ni una huella
porque sus pasos eran sólo de ida
para quedarse perdida
sin querer volver
de ese ayer de risas y besos
a la orilla del mar, donde cada ola
llegaba despacio a espiarlos amar…

Se quedó
aunque nadie la ve
enamorada del amor
amante del mar
confidente
de cada secreto
de las caracolas
que vienen y van…

Pero nadie la ve
y algunos creen que no existió jamás
y cada aniversario el viento trae a la orilla
su perfume a rosas mezclado con iodo y con sal…


soundcloud.com/lola-bracco/de-sed-de-mar-desnuda-su-piel (Lola)

.
16
sin comentarios 115 lecturas versolibre karma: 103

Tornasol...

Quiero ver tus labios coloridos
encima de un cielo expandido
ver tus colinas blancas
en medio del mar cristalino.

Tu cuerpo embriagante
deshojando las hojas del otoño.
Tu blanca pelvis esmeralda
trastocando mi naturaleza
que atraviesa el puente amarillo
coronado por el fuego del éxtasis.

Quiero ver tu desnudes atravesada
por un tornasol que marque cada poro
en el espejo del cielo.
En las hojas del cuaderno
en el lápiz del mar
y en las hojas del hinojo.

Quiero verte asomada en tu balcón celeste
como la pasajera que se embarca
en el expreso de la esperanza
y en los farillos de la torre
cuya luz alumbra las nubes del cielo.

Dibujando mi mirada
sobre tu afirmado busto de bronce.
Princesa primaveral del bosque encantado
me dejaste con un suave olor
a ciruela, sándalo y canela.
leer más   
22
15comentarios 110 lecturas versolibre karma: 98

Hokku

Besos de espuma

sobre el azul pañuelo.

Nuestro verano.

~ hokku con kireji ~
20
14comentarios 88 lecturas japonesa karma: 114

Dicen

Y, en silencio, las estrellas velan
el dolor de pescadores heridos.
Dicen de la mar que duerme en suspiros
si, en tierra, las parejas se desvelan.

Dicen del tiempo que olvida los besos.
Hay labios buscando unas monedas
en cada puerto de calles desiertas,
se cambia la sal, por sabores nuevos.

Cada noche, hueco en cama vacía.
Dicen que llegas pronto, amor mío.
Un deseo, mil abrazos soñados.

Rumores dicen que la ola huía,
tras la estela de un barco bravío.
Palabras calladas, versos mojados.
leer más   
6
2comentarios 44 lecturas versoclasico karma: 77

Haiku

Visto el faro

En dirección contraria

Hice mi senda.
4
sin comentarios 26 lecturas japonesa karma: 36
« anterior1234513