Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 163, tiempo total: 0.004 segundos rss2

¡Ay, tristeza!

Mis palabras se desvanecen
en una tarde tan disputa,
despojo mis lágrimas
para sentir que vuelvo
con mi espíritu.

En el umbral del abismo,
todavía existen los ciegos
que muestran alarde
por la melancolía
armando historias sin
un rumbo, sin fin.

Llorar a veces es fingir,
por dentro existe el drama
con función al melodrama
conjurando gritos internos,
aquellos que desamarran
los hijos de la razón.

Llorar también calma el alma,
como si la tristeza
se tratara de una madre
que vive dentro de ti
para consolarte,
consolarte con las lágrimas,
acariciarte los tejidos
calmarte los latidos,
y recordarte que liberar
es desahogar.
11
4comentarios 72 lecturas versolibre karma: 107

Abrazo

Hay días
que mejor me resultaría
no levantarme

Cruzar la mirada
con un océano azulado de indiferencia
Sentir que la paciencia
me deja de lado

Y, graciosa mi suerte,
Hay días que poner un pie
en el suelo
(benditos ojos azul cielo)
cobra sentido para verte

Dos manos en la espalda
Tu cabello contra mi pelo
Vista trasera de tu falda
Mi pecho contra tu seno

Para finalizar,
un dulce beso en la mejilla,
dentro, hasta las costillas,
firme como un portazo.

Todo esto consigues,
hiel mediterránea,
con un solo abrazo.
leer más   
17
6comentarios 65 lecturas versolibre karma: 110

Soledad

Tarde de domingo,
se empapan los ojos
de vacua amargura,
de lluvia y de lloros.

¿Por qué los sonidos
del cálido arroyo
evocan suspiros
y tiernos sollozos?

¡Es melancolía!
lamento tan hondo
del abatimiento,
de tocar el fondo.

Está ebrio de lágrimas
el cielo medroso,
el alma angustiada,
y el corazón roto.

Amarga por dentro
el contrito otoño,
pueril languidez,
desánimo sordo.

¡Ay, vasta nostalgia!
patente de corso
de pena y tristeza...
de sentirme solo.
22
17comentarios 101 lecturas versoclasico karma: 121

Cielo del ayer

Tus ojos Fulguraron
como si fuesen diamantes,
en los brillos que me cegaron
supe que ya nada sería como antes.

Mire el cielo del ayer
vi que ya estaban apagadas
las estrellas de tu querer.

El viento me murmulla :
"todas las hojas son del otoño,
Como todas las miradas
Del amor fueron tuyas".

Hoy los relojes me suspiran
las lejanas distancia de tu ternura
y cuanto más te alejas de mi veo,
como mi sueño se hace miniatura.

Caminé por los recuerdos,
como si fuesen senderos de agonia,
Hasta que me caí en ese pozo
que se llama melancolía.
leer más   
22
17comentarios 163 lecturas versolibre karma: 137

Hoy escuché tu voz

Hoy escuché tu voz
te oí cantar
un bolero solitario
encadenado a los recuerdos
malditos recuerdos que una vez
fueron nuestros.
La nostalgia se claustro entre
mi pecho y mi espalda,
fui presa de mis pensamientos
y te volví a querer.
Hoy ya no me dueles
la melancolía abraza mis lágrimas saladas
y me pregunta: ¿cuándo has
dejado de quererlo?
Hoy escuché tu voz
y quise escribirte
ya lo sabes, he desnudado mi orgullo
invoqué tu nombre en esta copa de vino
y te hiciste real en esta poesía;
en mis letras siempre estás
en mis noches te recito poemas en silencio,
turbios silencios que nunca escucharas.
23
7comentarios 87 lecturas versolibre karma: 117

" Otoño sin Final" - Haibun -

" Mientras me adentro en el sendero de mi ocaso. Siento crujir la hojarasca bajo mis pies.
Parece acompasar los pasos, como el diapasón, que marca el ritmo del "tres por cuatro".
Todo a mi alrededor se convierte en una melodía reminiscente. Me abstrae.
Y escucho los colores, del armonioso devenir.

Me detengo, para saborerar cada pincelada, cerrando los ojos para empaparme
de la belleza otoñal; del verde esperanza, del sabio ocre… del dorado recuerdo…
Cuando más ensimismada estoy … La lluvia, conmovida, empieza a caer ...
Derramando el consuelo con sus finas gotas ..
Abro mis manos, alzando mi rostro al cielo, para recibir su bendición.
Un brillante resplandor se apodera de mi paisaje …
Reverdece la vida, en mi otoño sin final... "



"yacen las hojas

del dorado recuerdo

junto al otoño "



- Prosa poética, con hokku final -
leer más   
30
24comentarios 189 lecturas japonesa karma: 129

Almohada de búhos

Soy una flor de carne abierta
Como una herida que brota
Torrentes de melancolía
Rios de sangre, rios de miedo.

Hay nidos de alimañas
Que se encarnan en mi alma
Que devoran mi alegría
Que matan mi esperanza
¡De nuevo viene otro día y no siento nada!
¡De nuevo los pájaros cantan
y estoy aún acostada!

Soy un fantasma grisáceo enrollado
Con los cuarzos de las lagrimas
Que he derramado, ¡Si!
¡Que he derramado desesperanzada!

Una montaña de búhos
se acomodan como almohada
Sobre la triste melena del mundo
¡Mi cabeza!
Y me cuesta subir como la espuma
Que burbujea por la vida excitada
¡Aún soy presa de mi cama!

Soy una flor de carne abierta
Como una herida que brota
Torrentes de melancolía
Rios de sangre, rios de miedo.


Enid Rodriguez Isais
@CorazonDeFlor
2018
leer más   
19
13comentarios 137 lecturas versolibre karma: 137

El vuelo de las grullas

Aletea melancolía
En el vuelo de la grulla
No es mía si no tuya
Esta amarga poesía

Bandadas en el cielo
Por Dios juro las he visto
Y aun no se si existo
Cuando remonto hacia lo lejos

Por que vuelo con mi verso
Origami de papel
Lejos del fuego que me quema
Y no sueño con volver
leer más   
12
2comentarios 92 lecturas versoclasico karma: 121

Escarcha

Las calles de la ciudad
son ríos de escarcha,
las gotas de lluvia
están envueltas
en grietas de escarcha,
un manto estrellado
y negro
tiñe de rojo
una luna de escarcha.

El mundo cambia de color.
Es un eco de cenizas,
una melodía
de hojas
caídas.

Imagina a alguien
que no encuentra
puentes que cruzar,
que pierde los caminos
de vuelta,
que no recuerda
cuándo se despierta,
que naufraga en su sangre
y en su sombra.

Estoy atrapado
en un bosque
de llamas infernales,
y tengo un invierno
estancado en la mirada.

Hay vida pero no es vida.
Aunque a veces doliente,
la vida
es donde estaba
antes de perderme.


©Alejandro P. Morales. (2018)
leer más   
21
17comentarios 193 lecturas versolibre karma: 137

En el desierto de tu ausencia...

Camino con indigencia
descalzo y despojado
del ruido de tu voz.
En el desierto de tu ausencia
y en la sonrisa siniestra
del adiós.

Me quedo pensando
en tu mirada
atravesada
por un rayo de luz
inalcanzable,
difícil de pensar.

Congelas las horas
y nada dejas por decir
me asfixio en el alquitrán
de tus labios
donde miles de pedazos
caen como nieve de verano
fuegos que apagan llamas
calman la sed de mi Ser.

Tiempos de desvelo
me muestran sus piedras
caen al suelo como cruces
cien girasoles muerden los
susurros y ecos.

© Derechos de autor
Ramón Pérez
@rayperez
Cabimas, Venezuela
leer más   
15
9comentarios 135 lecturas versolibre karma: 128

La mentira, la farsa histriónica…

La mentira se sienta en la letrina
del vacío ventral;
de ahí procede,
con puntería certera enfila su puñal.
Da vueltas como servil rabioso,
levanta el entrecejo
y clava su dardo mortífero.

La mentira ha estado
detrás de la roca devastada
y limada por las aguas del diluvio.
Cuantos pulpitos,
cuantas asambleas
no la han visto pasar,
muy bien trajeada
con lenguas de mil rollos,
atravesando paredes,
entrando en alcobas,
sugestionado a príncipes
y engañando a pueblos.

La pérfida mentira
ha robado el corazón de mi angustiada Alma
que cada día se vuelve melancólica.
Como extraño el mar bañado de verdades.

¡ Oh mentira se piadosa
con el bueno de Nietzsche!
¿Quien no la ha esgrimido?
Son los labios
de la serpiente negra
que envenenó el velo de dama
que Desdémona tenia.

En fin, la mentira es y será siempre
la dama de compañía.
La histriónica pesadilla
que envuelve y acomoda
a su conveniencia
y desata los demonio de yago.
leer más   
17
9comentarios 92 lecturas versolibre karma: 128

Soledad que sueña

La soledad siempre espera a la noche,
percatando el silencio,
desnudando almas empíricas de la nostalgia,
las cenizas ancladas al recuerdo,
van brotando el auge de los sueños.

La soledad nunca despide a la luna,
la luna yace de su consuelo,
mar tibio, mar adentro,
hay rastros de luz en el cielo,
la soledad a veces es un sueño.
13
8comentarios 91 lecturas versolibre karma: 127

~ Tanka ~

Es añoranza

De mi amor hacia ti

Melancolía

De cálidos abrazos

Rasgando la tristeza
leer más   
19
14comentarios 106 lecturas japonesa karma: 137

Tarde

Ya son las seis,
y el arroz está recién,
la lluvia sigue toda serena
en cúmulos de melancolía,
voy a la rejilla a curar
mi guarapo,
bostezando el vapor,
buscando calor,
sintiendo todo en degradación.

Suena una guitarra alternativa,
desde el techo de los azulejos,
que rima mi pretérito sentido,
ése que aplaca lo invisible de mi nostalgia.

Creo que el tiempo es justo cuando queremos
encontrarle sentido a lo nuestro que habita
cada vez que la lluvia sale a merodear
los papeles y paisajes de un recuerdo.
13
10comentarios 101 lecturas versolibre karma: 113

Exploración

Creo que no sufro,
que a veces estoy vacía,
cuando llega la tarde y sigo mi recuerdo.
Son esas notas que van armando la tenues tristeza,
que me van llenando de cosquillas viejas y rotas.

Quisiera expandir mi aire,
saborear el humo de la noche,
compartir mi anhelo sola,
desnuda ante el vaivén del recuerdo.

Caminar entre helechos,
sentir mi vientre,
adornarme entre utopías,
dibujarme entre un sueño
que todavía nace de día.

Descubrirme entre el silencio,
dejar que el frío haga acto con mi piel,
cobijada y señalada por el cielo,
encontrando el sentido de mi piel.
14
10comentarios 103 lecturas versolibre karma: 110

Haig: Dimensión de lágrimas

Azul solitario. Sol ardoroso.
Viento refrigerante.
Invierno. La calle trasparente.
Alcohol en las venas.
En el pecho una rosa carmesí
llora muda de miedo.
La casa demacrada está cerca.
Una joven mujer
sale de la esquina y me llama:

—¡Mira! ¡Mira! ¡Mira! —
dice lastimera, triste, certera.

Sus ojos caídos. Rojo húmedo.
Solloza una creatura
entre sus brazos desarropados.
Su cabello empolvado,
sobre sus hombros cadavéricos,
le roza por instantes
sus mejillas rasgadas y resecas.

Negro doloroso. Luna afligida.
La habitación helada.
Penumbra. Afuera el silencio
arrastra sus rodillas.
El cuerpo lleno de agua. ¡Agua!
En la mente la imagen
viscosa, amorfa y hambrienta,
de la humanidad
nacida de Esperanza abandonada.

—¡No, niña! ¡No te pierdas! —
digo roto, angustiado, valiente.

Verde brillante. Sonríe, sonríe:

Dolemos porque sólo somos sueño.
Sin embargo,
amamos de la forma más humana posible.

De Caminantes, 2017
leer más   
4
3comentarios 80 lecturas versolibre karma: 70

Ausencia de mi

Estoy tan solo
Por tu partida

Y mi existencia
Esquiva

Te he buscado

No me encuentro

De mi
Te has ido

Y me has llevado

Estoy cansado
De extrañarte

Y de echar de menos
Mi mitad
Que se marchó contigo
leer más   
16
2comentarios 60 lecturas versolibre karma: 122

Barquito de papel

Zarpaba de mis manos
Con su carga de poesía
Un barquito de papel
Esa tarde que llovía

Navegaba sin rumbo
Sobre mareas bravías
Condenado al olvido
De una vieja alcantarilla
16
4comentarios 73 lecturas versoclasico karma: 118

Pintor de nostalgias

Otoño sombrío,
cubil de tinieblas,
ajado y marchito,
plectro de poetas.

En el horizonte,
el cielo nublado
dibuja con ocres
el campo más lánguido.

Pintor de nostalgias,
de lágrimas grises,
de tierna añoranza,
de suspiros tristes.

Los ojos traslúcidos
por nubes y lluvias,
y el corazón mustio
calado de brumas.

Desnudas el árbol,
por vestir el suelo
con hojas y pámpanos,
y difuntos pétalos.

Portal del invierno,
paisaje de cuentos,
camino de vientos
de pena y lamentos.

Así es el otoño,
desmayo del tiempo,
jardín melancólico...
romántico verso.
19
4comentarios 79 lecturas versoclasico karma: 137

Jardín de la noche

La sombras de las flores
Dibujan en el suelo
Su lúgubre dulzura
Cuando intimas se abrazan
Entre pájaros dormidos

Aves de blancos sueños
Sobre negros nidos
Que van trinando sus cantos
Al unisono del viento

Así nos hacemos penumbra
Estrellas, luna y cielo
Hasta que el horizonte
Dibuja los albores del día
Y la noche calla
Su lenguaje sombrío
leer más   
13
6comentarios 100 lecturas versolibre karma: 130
« anterior123459