Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 404, tiempo total: 0.005 segundos rss2

Musica

El encierro era melancólico, el bullicio era insoportable y la música era nostálgica, recordar deprimía y pensar que escribir, era agotador, sonaba alta la música, esa música clásica que opacaba el terrorífico gemido de la habitación, la música era mi salvación en tiempos en que pocos encontraban algo que les salvase un pedazo de su cuerpo, de su pobre y miserable cuerpo.
leer más   
4
2comentarios 35 lecturas relato karma: 39

°Lloviendo(te)°

Despeñas

las hojas

al corazón,

erizandome

los ojos.


Y después,

sólo lluvia

calle abajo,

por los siglos

en reposo.
leer más   
16
10comentarios 104 lecturas versolibre karma: 114

Amor, viaje a lo indecible

Dices amor,
mientras me arrancas las alas
para hacerme caminar tu vasto territorio
con las llagas en los pies,
con las noces en mis manos
y en tus labios nunca hubo perdón.

Dices amor,
mientras censuras mis palabras
para hacerme silencio
con un beso pasajero,
mientras huyes en pleno vuelo
del fuego de mis venas,
mientras vas de prisa
y me sueltas de la mano.

Dices amor,
mientras suicidas al cisne de mis días
con tus manos de incierto destino,
mientras me dejas en cautiverio
con los sueños por delante
y en la espalda los fracasos.

Dices amor,
con palabras vacías
mientras aligeras la carga
para la estocada mortal,
para el viaje lo indecible.
leer más   
21
6comentarios 107 lecturas versolibre karma: 96

Confeccionando sonrisas

Crecí creyendo en los reyes, y abrazada de mamá, creí que toda la vida estaría yo a su lado. Así viví muchos años siempre plagada de sueños, de sueños que no llegaron, de sueños que solo fueron parte de mi corazón.

Viví queriendo llegar a ser una gran artista y poderle dibujar al mundo muchos colores, en cada vestido lindo que de mi mente saliera, pero no pude llegar a cumplir ese deseo, pues la vida da mil vueltas y me toco a mí perder.

Un día yo desperté y ya no era la misma, ya era una mujer que se enfrentaba a la vida, que papá ya nunca vio, que mamá siempre cuido y que pesé a tanto amor que por mi madre sentí, la vida me destinó a un día tenerme que ir.

Me marché con el amor a tener mi propia vida, sé que mamá sufrió mucho pues era su adoración, sin embargo así se dio y mi vida comenzaba, al lado de quien amaba con ese amor tan profundo y que pesé a tantas cosas él era mi gran amor.

Cambié todos esos sueños que siempre tuve de niña, por algunas pesadillas que en la vida fui teniendo, sufrí mucho por amor pero nunca me quebré, siempre tuve mucha fe en que todo cambiaría, en que llegaría el día que sería muy feliz.

Hoy me siento yo tan plena, tan llena de tanto amor, de ese amor tan celestial que solo Dios nos lo da y vivo siempre contenta confeccionando sonrisas, a esos niños tan hermosos que mi Dios me regaló.

Solo mi Dios pudo hacer que mi vida mejorará y que mi esposo cambiará, a un ser lleno de amor y que aún sin riquezas y sin muchas cosas vanas, viva tan plena y tan sana, tan sana del corazón, del corazón que mi Dios supo llenarme de amor.

Tengo cosas tan valiosas que nadie puede comprar, tengo el amor de mis hijos que con nada se compara y el amor de mi señor que nunca me abandonó y vivo tan satisfecha en la total plenitud.
leer más   
5
1comentarios 75 lecturas relato karma: 60

Ojos tristes, de nuevo

Y me acerco a tu rostro, y me pesan las manos.
Kilos de plomo y sinsentidos bajo tu espalda,
yerguen un cuerpo de herrumbre y paja
que de poco vale; que vale nada.

Te toco la cara, me acerco a tu boca.
Millones de polillas salen de tu garganta;
tiemblas tus mejillas, apagas tu llama.
Poco quedan de aquellos grito de guerra.

Me das la mano y me das la espalda.
Volteas tu frente y me pides cobijo.
Me quedo en tu espalda esperando el arrullo
de un pájaro perdido; sin nido.

Se escucha tu corazón romperse.
Me acerco a tus labios y te apartas con la mirada.
Lo único que puedo ver antes de que te vayas
son tus ojos tristes; tu cuerpo, ceniza en llamas
leer más   
18
10comentarios 122 lecturas versolibre karma: 94

° Aún, tu aroma...°

Balanceo

De jazmines

Como ofrenda

A un oratorio


Te relames

Blanda luna

Con el agua

De mis ojos
leer más   
20
15comentarios 133 lecturas versolibre karma: 100

Y te pienso...

Muestra el libro su primera página
se desliza sobre ella la mañana,
parpadean voces tempranas,
entra el día con roja llama,
te pienso...despierta el alba.

Bóveda azogada
que inspira el tiempo,
de acuarela
se derramó el celeste,
escaso de celajes
Boudin ausente...
¿Qué ahora te entretiene?
¿Acierto?
Acaricias las cuerdas,
acomodas letras,
mientras yo, te pienso...

Lluvia de obscuros cae,
sobre el decorado
de mi alcoba,
aunque lejos
cerca el momento,
palpitar de mariposa
sobre encendida mejilla,
tu acento...
Y te pienso...

Rueda el grito del pregonero,
me abraza el sueño,
pesada es mi agonía,
te pienso...
melancolía que lastima,
te sueño, y eso,
noche y día...
leer más   
25
33comentarios 229 lecturas versolibre karma: 120

Ojos muertos

Oh amor mío, miro al cielo y veo llover polvo de estrellas, ya no encuentro paz


Mis ojos muertos, mis labios secos
Espinas de rosa sobre la mesa, y licor


Oh amor mío, este otoño se ha hecho eterno, y mi fé se ha ido


Atte:D.W
leer más   
16
sin comentarios 70 lecturas prosapoetica karma: 100

Amor no me esperes...

Amor no me esperes
es tarde y la noche se pierde
se respira un enrarecido...
¡Aire bucólico,
melancólico y triste¡...
Amor perdóname
que no cruce la calle
para ir a verte
hoy no puedo
me ahogan
muchas palabras en el pecho
un bestial desacierto
ronda
por entre las flores del viento...
Amor acuéstate
la luna está durmiendo
con quebrantos de fiebre
su lamento ha recorrido
todos los confines
de un hermoso cielo...

Ramón Pérez Briceño
Buenos Aires
24/04/2020
leer más   
28
8comentarios 89 lecturas versolibre karma: 232

Deshielo

Todos aquellos pequeños cristales blanquecinos
comienzan a derretirse lentamente,
forman ligeros hilos que bajan con desgano
y comienzan a rellenar cada vacío,
y hay tanto vacío,
tanto vacío...

Casi puedo ver un capullo aparecer
tímido y pálido, abriéndose paso luego del invierno,
entonces vuelvo a mirar y no veo nada,
nada…

Es mi imaginación que me engaña de nuevo,
buscando la esperanza,
pero ¡sigue habiendo tanto hielo!

Falta mucho tiempo aún para que las flores aparezcan,
bellas y orgullosas, majestuosas y fuertes,
y al mismo tiempo tiernas y fragantes…

Falta tiempo,
queda mucho, mucho hielo...
¡y se derrite tan lento!

No sé si estaré aquí cuando lleguen las flores,
pero siempre queda la esperanza,
viendo al espejo a la desesperanza…
frente a frente, a ver cuál gana.

Alda
leer más   
25
30comentarios 281 lecturas prosapoetica karma: 81

Estaciones

Los abrazos ausentes
que anidaron en Invierno
el tiempo y los siglos
las hojas y el viento
el llanto
la leve canción de amor
encontraron en tí su fin.

Fue Verano
así de pronto
hubo bosques
aves y flores
Sol resplandeciente
donde alguna vez hubo vida.

Hoy que miro al pasado
con mis manos de sueños
Sujeto tu rostro antes de la partida
olvidamos Primavera y Otoño
error cometido por la premura
por las ansias de amar.

Alba pasajera en alguna estación detenida
en Invierno buscarás mi calor
con la suerte de encontrar una reliquia antigua,
pero no seré tu Verano,
seré tu infierno.
leer más   
47
3comentarios 102 lecturas versolibre karma: 86

Soledad, hazme compañía

No es buen día,
hoy el viento ha traído la amargura
y las témperas dibujan
un horizonte gris en los cristales,
de un paisaje
de angustiosa perspectiva.

De tristezas y ansiedades
que franquean la rendija
de la pena más profunda,
del umbral de los pesares
que se clavan cual saetas puntiagudas
en los quicios de un aliento en agonía.

Me desgarro en elegías
y abatido, soy blasón de la locura,
de esa oscura
aflicción porque esta vida
es un páramo de ausencias ancestrales.

Y en la espuma
de los mares
de mis ojos delirantes,
en esa inmortal melancolía
de la sombra de sus lunas,
la esperanza se evapora como olas que se esfuman.

Es cadalso de tortura,
donde, confusa, sorda y murmurante,
hoy, ni la soledad me hace compañía.
leer más   
16
4comentarios 75 lecturas versolibre karma: 87

Melancolía

Hoy he vuelto a tí, señora soledad
Tú, mi única aliada en tiempos de carencia

Y esque, estoy hundido entre recuerdos,
Y sentimientos sin encontrar

Estoy derrumbado con todo aquello
Que algún día, creí, volvería

He vuelto hasta aquél sitio
Con una vaga esperanza,
Pero es inútil,
Ese tren no volverá

No tengo rumbo en este viaje,
Mi brújula se averió justo aquel día

Y maldigo el no estar atento,
El no tener previsto todo esto
O tal vez haya sido un necio
Y seguí…
Aún sabiendo de un fin,
Y que pronto llegaría

Ahora nada más importa
Todo se ha muerto,
Ahora solo me quedo
En medio de este desierto


P.V.
leer más   
5
2comentarios 58 lecturas prosapoetica karma: 64

Lagrimas ámbar

El té del atardecer
que socorre a mi pesar
que me hunde en su tranquilidad
y me hace recordar

Historias que nunca conté
y otras que nunca viví
experiencias que malgasté
y otras que atesoré
personas de las que me enamoré
y ese amor murió en mi
personas que vivieron para recordar
y otras para ser recordadas

Y así, me dormí
con taza en mano
y ámbar chorreando
ahogándome en memorias
y recordando.

Mientras que lagrimas
de mis parpados se mezclan
con el liquido mágico
desde el mesón caen al suelo
como lagrimas de oro.

Lagrimas ámbar
leer más   
16
5comentarios 141 lecturas versolibre karma: 81

Temo al alba

Con el cuerpo ajado
y la mente abotargada
advierto ya el alba
por la ventana.
Intento dormir, y no puedo.

Los recuerdos se escapan
de madrugada,
volando libres al abrigo
de la hora callada.
Intento olvidar, y no puedo.

Tiemblo al llegar el día
temiendo me pille despierto.
Si pudiera quedarme dormido,
si se pudiera vivir de sueños…
leer más   
18
7comentarios 116 lecturas versolibre karma: 78

No quería decir nada...

NO quería decir nada;
las palabras resistían,
travieso movimiento,
del bolígrafo
que negaba escribir más
que lo que han dicho ya
estas páginas de tinta
que guardan
los suspiros que viviste,
aquellas humildes alegrías
la belleza del campo
tal vez alguna ilusión
todo lo que fue tuyo
y un instante te quitó.


Qué escribir más,
¿para qué?,
si lo que quieres
es encontrar la paz
que no tienes
contigo mismo.

No digas nada más
todo lo has dicho ya
como el que quiere guardar
en el cajón del olvido
otra biografía más.
14
3comentarios 162 lecturas versolibre karma: 80

Pasos viejos

Resuenan mis pasos viejos
por las callejas de piedra,
pasos del niño que juega,
pasos del joven que ama
y del viejo que camina y sueña.
leer más   
15
4comentarios 104 lecturas versolibre karma: 95

Fragmentos De Un Incendio

Hubo un error de cálculo.
Se quebró una puerta,
o tal vez se cerraron varias:
la del amor,
la del cariño,
la del compañerismo.

Se rasgaron para siempre,
se astillaron igual que mis pasos
en medio de las calles desoladas.

Dentro,
quedaron suspendidos los recuerdos,
las auroras de tu intrépida boca,
los sueños de las noches espumosas,
las canciones tatuadas en el alma,
las promesas del amor de una vida.

Y fuera,
están las negras sombras.
Irreparablemente,
el eco del silencio,
la melodía del olvido,
el vacío acariciándome las heridas.



©Alejandro P. Morales (2020).
Todos Los Derechos Reservados.
leer más   
24
20comentarios 139 lecturas versolibre karma: 97

Quisiera decirte

Quise decirte
que te quedaras,
pero ya era tarde,
lo dije callando
y no me escuchaste

Quise decirte
que aún te quería
pero ya ibas lejos
y mis piernas cansadas
no te siguieron.

Quisiera decirte…
pero ahora eres nadie
y todo es silencio.
leer más   
20
18comentarios 181 lecturas versolibre karma: 92

Saboreas los espejismos...

Saboreas los espejismos
de un asfalto
que tiembla
recogiendo los pasos
en las aceras.
Caminar
respirar con ese sol
que va mordisqueando
los tejados de edificios
arropando madrugadas.
Caminar
me he detenido
frente al mismo escaparate
a mirar
si yo soy ese día
que refleja mis sombras.
Caminar.
12
3comentarios 93 lecturas versolibre karma: 84
« anterior1234521