Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 123, tiempo total: 0.005 segundos rss2

"Decadencia" (¡Apartarse todos!)


Inspirada por la MET GALA 2019.




Espectáculo de espíritus rotos,
escotes de vértigo,
medias de encaje,
capas de plumas,

mentiras profesionales
pronunciadas en pintalabios fucsia...
arden sus cuerpos en Dior, Gucci y Prada.

¡Apartarse todos!
ya vienen aquellos que les han dado
medio millón de dólares por un beso
y tan solo veinte centavos por su alma,
son esclavos del tranding,
las marionetas por todo un año
de Anna Wintour.

Sus coronas son hermosas
entre las flores y el oro,
pero el venir de los tres días está cerca
y se transformarán en polvo...
¡Oh, en lamentos y polvo!
Ya no habrá más naked dresses, terciopelo y seda.
Ya no habrá influencers
con la magia de sus dedos
burlarse de lo más puro y sagrado.

¡Apartarse todos!
ahora se ríen como hienas,
llevando sus cabezas
con sus propias manos,
felicitando su efímero impacto
en las redes sociales...

Lo que no saben es que mañana serán
la decadencia personificada
de sus actos,
por su falta de abnegación
y su olvido hacia Dios...
¡Apartarse todos!



Enid Rodríguez Isáis
Estados Unidos
Mayo 2019
leer más   
26
19comentarios 320 lecturas versolibre karma: 89

Fue mi gatita...

Fue mi gatita,
me dio mucha alegría,
durante meses.

Hoy se ha marchado,
ha sido un accidente,
y se durmió.

No sé de donde
llegó la mano larga
que la llevó.

Y aquellos ojos,
tan frescos y brillantes
se le cerraron.

Se nos durmió,
de pronto y para siempre,
no dijo adiós.

Y aquí quedaron
mis lágrimas traidoras
con su silencio.

Y es que querer,
se quiere a quien te quiere,
¿verdad negrita?

Te vas, sin duda,
me queda tu recuerdo
con tantos ratos.

Ese recuerdo
tendrá siempre tu nombre
con tu ternura.

Rafael Sánchez Ortega ©
31/08/19
12
8comentarios 70 lecturas versolibre karma: 95

Fue la tormenta...

Fue la tormenta, 
llegó sin previo aviso, 
con grandes truenos. 

Y se quedó 
durmiendo con nosotros 
por muchas horas.

Tuve que aislarme,
perderme entre sus brazos, 
y soportarla. 

Luego llovió, 
cesando la tormenta, 
mojando el suelo.

Sudor de tierra 
quedaba en el ambiente 
con fuerte olor. 

Es el otoño 
que dice que se marcha 
que ya se acaba. 

Pasó la noche, 
volviendo la tormenta 
a despertar. 

Rayos lejanos, 
sonidos de batallas 
tan infantiles. 

Y alguien, cercano, 
rezando por que acabe 
esta tormenta.

Rafael Sánchez Ortega ©
27/08/19
13
4comentarios 48 lecturas versolibre karma: 106

Peregrinaban...

Peregrinaban
de vuelta las alondras
con el otoño.

Las golondrinas
también las imitaban
en otro viaje.

Días de vueltas,
de vuelos y regresos,
a nuevas tierras.

Entre las nubes
el sol ya se despierta
y da sus rayos.

La lluvia, atenta,
prepara su saludo
con mil caricias.

Gotas silentes
pendientes de la tierra
y de su sed.

Se escuchan pasos
de nuevos peregrinos
por los caminos.

Llevan mochilas
y capas para el agua,
calzando botas.

La cara seria,
alumbra una sonrisa,
entre sus labios.

Así, sin prisas,
irán por el camino
hasta un albergue.

Rafael Sánchez Ortega ©
04/09/19
4
4comentarios 36 lecturas versolibre karma: 79

En el volcán...

En el volcán
profundo, de mi pecho,
te encuentras tú.

Está tu lava,
mezclada con mi aliento,
y tu pasión.

Están tus besos,
la miel de tus caricias,
y mis suspiros.

Luego, también,
impregnas de cenizas
todo mi cuerpo.

La tierra gime,
afloran fumarolas,
que van al cielo.

Y así los ojos
apenas parpadean,
les falta luz.

Quizás precisan
la brisa del nordeste,
y el dulce soplo.

Ese latido
de voces y silencios
que bien conoces.

El magma grita,
araña las entrañas,
¡quiere vivir!

Y así despierta
la tierra, y yo con ella,
tras este sueño.

Rafael Sánchez Ortega ©
21/08/19
12
4comentarios 47 lecturas versolibre karma: 96

Sopla la brisa...

Sopla la brisa
que mece tus cabellos
junto a mis besos.

Besos mezclados,
con algas y salitres
de algunas costas.

Y de esas costas
suspiros con tu nombre
toman mis labios.

Unas gaviotas
pasean por la playa
indiferentes.

Olas bravías,
resacas estivales,
dejan su encanto.

Y en el ocaso
el sol se va y nos deja
lindos colores.

Tú te sonríes,
y tomas las caricias
que da la brisa.

Besos de plata,
repletos de ternura
van a tus labios.

Tú los aceptas,
contenta los responde
tu corazón.

Rafael Sánchez Ortega ©
19/08/19
10
sin comentarios 45 lecturas versolibre karma: 99

Busco tu voz...

Busco tu voz,
oh, vida de mi vida,
con sus latidos.

Quiero ser libre,
sin rejas, sin cadenas,
ni enfermedades.

Y, si es posible,
me quedaré dormido
entre tu canto.

Será tu voz
y el timbre de tus labios
quien me despierte.

Iremos juntos
a ver en los jardines
nadar las ocas.

Será bonito
prolongar ese sueño
tan especial.

Y volveremos,
andando entre las nubes
con girasoles.

Unas ardillas,
un tanto juguetonas,
vendrán a vernos.

Y si es preciso,
besarnos en silencio,
así lo haremos.

Rafael Sánchez Ortega ©
14/08/19
9
sin comentarios 60 lecturas versolibre karma: 81

Se ven manzanas...

Se ven manzanas
Colgando de las ramas
muy tentadoras.

Recuerdo tardes
subiéndome a los árboles
para cogerlas.

Detengo el tiempo
y veo esos instantes
ya tan lejanos.

Días tranquilos
de paz y vacaciones,
tropando yerba.

Los familiares
guiaban nuestros pasos
con mil consejos.

Días de frutos,
de leches y de natas
de las marmitas.

Y así, vivía,
los años juveniles
y era feliz.

En ese ambiente
leía por las noches,
al acostarme.

Y ¡siempre, siempre!,
dormía entre los sueños
que me atrapaban.

Rafael Sánchez Ortega ©
03/09/19
4
2comentarios 20 lecturas versolibre karma: 80

Sigo tu vuelo...

Sigo tu vuelo,
pequeña mariposa
en libertad.

Contigo sueño
volar alto, ¡muy alto!,
a las estrellas.

Y allí dormir
tranquilo, entre tus alas,
y descansar.

Quizás un día
veamos a las hadas
del firmamento.

También los elfos
buscando las guirnaldas
se mostrarán.

Y las cigarras
saldrán con sus canciones
a saludarnos.

Por eso mismo
despiertas a mis versos,
¡quieren volar!

Llévame lejos
y cerca, donde quieras,
iré a tu lado

Puede que el sueño
serene los latidos
del corazón.

Rafael Sánchez Ortega ©
11/07/19
4
2comentarios 40 lecturas versolibre karma: 80

Te dije adiós...

Te dije adiós,
pasado irreverente
y de lascivia.

Allí quedaste
cargado con el lodo
y las miserias.

No negaré
la condición humana
y mis flaquezas.

Pero la vida
es mucho más que esto:
¡es poesía!

Y en los poemas,
con vida y con sentido,
no vale todo.

Hay ciertas reglas
que debo contemplar
y respetar.

Hay mariposas
que vuelan y saludan
a nuestros ojos.

Hay una Luz
que nace y que ilumina
los corazones.

Y para ti,
poeta de la vida,
es suficiente.

Rafael Sánchez Ortega ©
01/07/19
12
2comentarios 79 lecturas versolibre karma: 90

Comparte el cielo...

Comparte el cielo
el sueño de las nubes
día tras día.

Y por las noches
se duerme entre las sombras
que ellas le ofrecen.

También los niños
comparten sus sonrisas
con los mayores.

Hablan las piedras
de torres y castillos
abandonados.

Oye sus voces,
parece que susurran
viejas leyendas.

Pero en el fondo
son ecos y recuerdos
desde el pasado.

Desde el colegio,
las aulas, hoy vacías,
guardan silencio.

Afuera sigue,
el patio solitario
y los saleos.

Aunque otra sombra,
del niño con el cielo,
busque la infancia.

Rafael Sánchez Ortega ©
26/06/19
13
9comentarios 91 lecturas versolibre karma: 93

Se anuncian lluvias...

Se anuncian lluvias
con algo de tormentas.
dicen algunos.

Los agoreros
avisan de sucesos
imprevisibles.

Inundaciones,
que manda sin control
la gota fría.

Los marineros
se muestran muy nerviosos.
Miran sus botes.

Esas barquías
que son sus compañeras
para la mar.

Bien fondeadas
seguro que superan
el temporal.

Días vendrán
de risas y canciones
en las tabernas.

Y mientras tanto
sus ojos van al cielo
con la oración.

Te piden Virgen,
Barquereña refugio
y compasión.

Rafael Sánchez Ortega ©
30/08/19
3
2comentarios 36 lecturas versolibre karma: 53

Pasan los días...

Pasan los días,
se va la primavera,
con nuestras penas.

Muy lentamente.
las flores se marchitan
sin darnos cuenta.

Se acaba el viaje,
parece que nos dicen,
en un susurro.

Llega la noche,
se bañan las estrellas
entre los cielos.

En el gran lago,
que guarda bien la luna,
todo es silencio.

Desde la tierra
se mira con ternura
tanta belleza.

Desde la barra
de entrada para el puerto
se ve la luz.

Es la del faro
que dejan las estrellas
mientras se bañan.

Tú la recoges,
te llenas con sus sueños,
los haces tuyos.

Rafael Sánchez Ortega ©
19/06/19
8
3comentarios 67 lecturas versolibre karma: 111

Un poco tarde...

Un poco tarde,
despiertan del letargo
las mariposas.

El sol se marcha,
nos deja sus colores
siempre sublimes.

Y por el aire,
desfilan, en su vuelta,
las golondrinas.

Se pasa Junio,
con él la primavera
nos dice adiós.

Vendrá el verano
con días y con noches
inolvidables.

Y en esos días,
habrá luces y sombras
para las almas.

Para el viajero
serán los días largos
y noches cortas.

En muchos pueblos,
las fiestas y verbenas
darán color.

Y es que la risa,
que el alma necesita
está muy cerca.

Rafael Sánchez Ortega ©
16/06/19
12
4comentarios 84 lecturas versolibre karma: 106

Pasan las nubes...

Pasan despacio
las nubes por el cielo
con su silencio.

Pasan y dejan
nostalgias y tristezas
con alegrías.

Y las miramos,
seguimos su camino
y hasta soñamos.

Por una esquina
el sol, muy perezoso,
también se asoma.

Y se despide;
sus rayos ya se duermen,
viene la noche.

Entre sus brazos,
oscuros y silentes,
se dormirá.

Abajo, un niño,
suspira dulcemente
desde su casa.

Piensa en leyendas,
en mundos diferentes,
que le han contado.

Es un poeta,
lo dicen sus latidos,
enamorado.

Rafael Sánchez Ortega ©
18/06/19
11
7comentarios 122 lecturas versolibre karma: 104

Abre los ojos...

Abre los ojos,
despierta mariposa,
sigue volando.

La vida sigue,
precisa de tu encanto
y tu hermosura.

Vence los miedos,
recorre los caminos,
vuelve a volar.

Lleva a los niños
la paz y la alegría
que tanto añoran.

Deja a los hombres
el beso y la ternura
que necesitan.

Y si te sobran,
regálanos tus sueños,
los esperamos.

Sueños de luz,
de espíritus inquietos,
llenos de amor.

Y los precisan,
pequeña mariposa,
en sus pupilas.

Son corazones
que buscan esos sueños
en sus latidos.

Rafael Sánchez Ortega ©
15/06/19
9
sin comentarios 82 lecturas versolibre karma: 108

En un estanque...

En un estanque,
muy cerca de tu casa,
cantan las ranas.

Tú las escuchas,
las buscas, sorprendida,
con tu mirada.

Y las divisas,
muy quietas en la orilla,
con su candor.

Aquí, en la plaza,
la lluvia moja el suelo
color plomizo.

Es como un riego
que el cielo nos regala
con su lamento.

En las farolas
se cuelgan, caprichosas,
unas gotitas.

Y mientras tanto,
el tiempo va pasando,
se acaba el día.

Quizás hoy pienses,
que un día de tu vida
ya queda atrás.

Es un instante,
el tiempo que vivimos.
Como un suspiro.

Rafael Sánchez Ortega ©
12/06/19
10
5comentarios 105 lecturas versolibre karma: 98

En madrugada...

En madrugada
saludan los flamencos
en la laguna.

Pasan volando,
se posan en la orilla,
y allí descansan.

Aunque muy cerca
las truchas ya madrugan,
buscan comida.

Lejos, la iglesia,
despierta sus campanas
llamando a misa.

Van golondrinas
vestidas de beatas
y alguna monja.

Acude un niño,
perdido de algún cuento.
¡Es Peter Pan!

Pero no vemos
que acuda Campanilla,
¿Dónde estará?

Es como un sueño,
grandioso y recurrente,
como un suspiro.

Ya Suena el órgano
La misa da comienzo:
"Ave María..."

Rafael Sánchez Ortega ©
10/06/19
12
8comentarios 103 lecturas versolibre karma: 92

Un gran silencio...

Un gran silencio
se adueña de la tarde.
Cierras los ojos.

Quieres soñar,
volar sobre las olas
y las resacas.

"Te necesito",
susurran tus pupilas
a las mareas.

Y te estremeces,
preciosa mariposa,
sobre las flores.

Miras el agua
que llega hasta la playa
y que te abraza.

Entonces llueve,
los cielos ya no pueden
con su dolor.

Lloran las nubes.
Sus lágrimas sagradas
mojan tus alas.

Y tú suspiras,
poeta, con tus versos,
y tu inocencia.

Rafael Sánchez Ortega ©
07/06/19
6
4comentarios 55 lecturas versolibre karma: 79

Nubes del sur...

Nubes del sur,
planean en la tarde,
con su amenaza.

Con ellas vientos,
y llantos contenidos,
están atentos.

Hay un ciclón,
latente y anunciado
en el ambiente.

Y mientras tanto
la tierra se resiente,
abre sus grietas.

Existe sed,
por falta de la lluvia,
en el desierto.

Buscan los ojos
el llanto de este cielo
que se resiste.

En el jardín
se escucha a los gorriones
muy revoltosos.

También los perros,
revueltos por los gatos,
juegan y corren.

Y tras los sueños,
un niño mira al cielo,
y le sonríe.

Rafael Sánchez Ortega ©
06/06/19
8
9comentarios 103 lecturas versolibre karma: 91
« anterior123457