Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 293, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Nostalgia

Vieja nostalgia aguerrida
vuelve gritando a mi mente,
y herida de amor, demente
con la conciencia partida,
convulsa entre verso y vida
sigue tu ausencia presente,
tu rima sorda, insistente
entre mil voces perdida.

No hay, amor, desde tu ausencia,
respuestas a mi dolor
ni reposo ni paciencia
en mis noches de indolencia
negras sin tu calor,
heladas sin tu presencia.
leer más   
16
5comentarios 125 lecturas versoclasico karma: 135

Pintor de nostalgias

Otoño sombrío,
cubil de tinieblas,
ajado y marchito,
plectro de poetas.

En el horizonte,
el cielo nublado
dibuja con ocres
el campo más lánguido.

Pintor de nostalgias,
de lágrimas grises,
de tierna añoranza,
de suspiros tristes.

Los ojos traslúcidos
por nubes y lluvias,
y el corazón mustio
calado de brumas.

Desnudas el árbol,
por vestir el suelo
con hojas y pámpanos,
y difuntos pétalos.

Portal del invierno,
paisaje de cuentos,
camino de vientos
de pena y lamentos.

Así es el otoño,
desmayo del tiempo,
jardín melancólico...
romántico verso.
18
4comentarios 63 lecturas versoclasico karma: 137

Despedida

Mi lengua recogió en su piel
Los besos añejos
Con lasciva ternura

La desamé y juré
No volverla a querer
leer más   
20
4comentarios 78 lecturas versolibre karma: 125

Quizá... (Octubre)

Te ofrecía todos mis Octubres
con sus colores amarillo, café y ,naranja,
y en el firmamento sus lunas hermosas
de un plateado intenso,
reflejándose en las aguas claras de un mar inmenso.

No importa que no estés,
no importa que nunca vengas.
Te regalo mi corazón de oro ,
mis otoños,mis Octubres , y hasta mis inviernos.

Quizá en otra vida,
quizá en otro tiempo.
Quizá...


MMM
Malu Mora

imagen tomada de internet.
Por Octubre la he repetido.
leer más   
18
28comentarios 162 lecturas versolibre karma: 146

Jardín de la noche

La sombras de las flores
Dibujan en el suelo
Su lúgubre dulzura
Cuando intimas se abrazan
Entre pájaros dormidos

Aves de blancos sueños
Sobre negros nidos
Que van trinando sus cantos
Al unisono del viento

Así nos hacemos penumbra
Estrellas, luna y cielo
Hasta que el horizonte
Dibuja los albores del día
Y la noche calla
Su lenguaje sombrío
leer más   
13
6comentarios 85 lecturas versolibre karma: 130

Desamor antípoda

Nostalgia!
Antípoda de la ingravidez
Del desamor

La distancia
Vista desde cerca
Es indiferencia

Y es olvido
leer más   
12
4comentarios 64 lecturas versolibre karma: 129

Diáspora de amor

Ahora sé que no
existe el jardín
que alumbró mi primer amanecer.
Es una derrota indómita;
como el llanto insano
del neonato
que se aferra a una célula
que Hera desea yerta.

Es una felonía
a la gloria que encandiló mis días.
Ese ser hollado en el tártaro
que oye el siseo de cántaros
por hadas moldeados…
Y acribillados
por abstrusos duendes
en paz hipados.

Y en ese intervalo
exangüe en aire
siento;
diáspora de amor.

Mi jardín
es el aerolito
que creí que salvaría
mi aura maldito.


Marisa Béjar, 23-12-2017
leer más   
22
19comentarios 176 lecturas versolibre karma: 151

Ausencia precipitada

...

Mi cuerpo
vencido por soles y lluvias
dejaba filtrar dos o tres goteras
de tu ausencia precipitada;

...

Ausencias
que habían abierto
sendos surcos
por mis manos
poco labradas.
14
10comentarios 80 lecturas versolibre karma: 151

Siempre tú

...

¿Te he olvidado?
quizá nunca
quizá pronto...

Sabes

Aquí llueve cada día, en cada esquina;
esta lluvia me ha empujado hacia las letras y
en cada letra, tú.

...
13
12comentarios 84 lecturas versolibre karma: 127

La piel dibujada

Micropoema

...

Estoy al final de mi última cadena de hojas secas
Y estoy en cascada de agua sal en el olvido, te necesito.
17
8comentarios 65 lecturas versolibre karma: 128

Ahora, a esperar la vida

...
¡Volamos alto para caer aún más alto!


Tienes mi lugar de ausencia
desmedidamente
infinita;
recortada por los
años azules
de la memoria y,
de los caminos
con grandes
espacios y verbos
muertos.


Ahora, a esperar la vida.



En la práctica
el silencio
siempre mantiene
mi mente abierta.
Siempre me
da rezagos de
un lenguaje que,
con tu voz
es un recordatorio
al alba.


Siempre somos viaje



Existe algo
inevitablemente
Frío, y es tu mirada
la que hoy;
precisamente
hoy,
no la tengo.


La noche sufre y en su martirio me lleva con ella.


Me lleva a morir
en cautiverio
sin señas, ni ondulaciones.
Sin duda, somos
secretos que
nadie sabe
fumar.


Verde y tibio, golpes en el páramo.



las letras en negrilla son extrañamente otro poema, diferido
15
8comentarios 83 lecturas versolibre karma: 127

Condena perpetua

El aroma del café sobre la mesa
señala que el día comienza
jugo de toronja, unas tostada
un poco de mermelada
para endulzarme el día.

Parece que aquí no pasa nada
mientras doy un sorbo al café,
un recuerdo de mocedad
llega tímidamente a mi mente

Amor con proyectos y alegría
amor inocente y puro
amor nos cubría con futuro
como perfume corporal
que se evaporó un triste día.

El día que partiste para el norte
yo me fui el sur hubiéramos acordado
encontrarnos en el trópico de cáncer,
algún día, pero no fue así.

La suerte fue echada
y a seguir con los estudios partimos
los sueños e ilusiones quedaron sin destino
una en noche triste de verano
sin ti y sin mi enloquecieron,
sin propietarios que los alentaran
no supieron que hacer y se suicidaron.

Así llegó la soledad prematura
callada en el silencio de un atardecer;
doy otro sorbo a mi café
saborearlo hoy no puedo,
es tan negro tan amargo
un recuerdo lo saló también
en lugar de endulzarlo (le)

No quiero en mi café ahogarme
¡hoy no!¡ hoy no por favor!
que los recuerdos no vengan
de lo que pudo haber sido y no fue

Porque recordar
una y otra vez es una dolencia
es como una condena perpetua
de un amor no consumado
de quienes han amado
locamente en demasía.

Siempre queda una interrogante.

MMM
Malu Mora
Imagen tomada de internet
leer más   
28
17comentarios 91 lecturas versolibre karma: 129

Desolación

Me quedé sin Dios,
que es como quedarse mudo, ciego o sordo.
Me quedé sin la sólida esperanza de la verdad.
No quiero estar aquí.
No tolero esta tibia voluntad que hay en mis nervios y en mi sangre.
Las palabras caídas del otoño, mueren en mi soledad.
Yo me quedé mirando la vida, como si yo mismo fuera a resucitar.
Me quedé sin amor,
que es como morirse de hambre, de sed o de horror.
Me quedé sin la sólida esperanza de un beso.

Mi silencio tiene miedo.
Mi alma ya no busca, ni espera encontrar donde abrigar su soledad.
La soledad perdida siempre de otoño y silencio.
Yo soy simplemente un inválido que se extravío de hastío.

Así que decidí quedarme con la esperanza sólida de mi tristeza.
leer más   
13
9comentarios 66 lecturas versolibre karma: 130

Camafeo de versos

Más allá de la lobotomía del silencio,
donde expira el quebranto
y se descoyunta la carne;
ingrávido aleteo
sin argolla de mármol.

El sofisma hexagonal
yace en la pira
de las verdades tubulares;
sin resquicios, sin finales…

Te esperaré en el cerúleo valle
de mis sueños.
Los topógrafos no hallaron el enclave,
debes escuchar el tintineo del ave
que custodia el camafeo de mis versos.


Marisa Béjar, 19/09/2018.
leer más   
23
17comentarios 130 lecturas versolibre karma: 133

Murciélago azul

Hoy tu ausencia me lleva a deambular por calles vacías. Sólo me acompaña una sombra titilante y alargada que se empeña en perseguirme. Me perturba su presencia porque posee vida independiente a la mía, se mueve de forma amenazante mientras se acerca a mostrándome sus fauces.
Observo el oscuro cielo desprovisto de estrellas, la contaminación las oculta y no me permite contemplarlas. Pero sé que en este mismo instante brillan para otras personas que respiran vida y no la mísera polución que me rodea.
Me siento en un banco y miro el edificio de enfrente. Hay algunas luces encendidas y lloro al pensar que podríamos estar viviendo juntos en cualquier habitáculo de aquellos. La luz que buscaba en el firmamento la vislumbro en la tierra porque es aquí donde te necesito y no en la vaguedad del espacio.
Pasa el tiempo y merman las luces del edificio. Puedo ver cómo a través de los ladrillos los moradores despiden el día y descorren las colchas para recibir el sueño que tanto anhelan. Unos duermen con sus hijos, otros con su pareja, algunos con sus mascotas y sólo hay uno que duerme solo: vive en el cuarto tercera. Y es exactamente en ese cubículo de luz donde a las dos de la madrugada se encuentra el alma desvelada.
Constato que escribe compulsivamente tecleando el ordenador, pero no sé si habla con otra persona o consigo mismo. Su mirada acusa una insondable melancolía. Asisto a un ininterrumpido goteo de agua que se filtra a través de aquella vivienda hasta la calle, son lágrimas capaces de atravesar un edificio.
Se ha formado un charco que serpentea errante entre las gélidas baldosas olvidadas por los transeúntes que duermen plácidamente.
Siento las extremidades entumecidas, el frio adquiere una virulencia impetuosa cuando se hiela el alma. Bajo los ojos y advierto que mi abrigo gris muta a un tono más oscuro en la parte del corazón. Mi abrigo se empapa, mi corazón se deshace en escarcha. Huye de mi cuerpo formando un sinuoso riachuelo sobre el pavimento. Me aterra su huida y presiono la mano para retenerlo, pero yerro en el intento porque ya no me pertenece.
Mi cuerpo languidece sobre las mismas tablas de madera que la tarde anterior dos adolescentes se prometieron amor eterno embriagados de felicidad. Quisiera contagiarme de aquella hilaridad que tronó hasta el cielo mientras dibujaban juntos sus vidas.
Declino en mi obstinación por aferrarme a mi corazón, la mano de desliza balanceando inerte sobre el reposabrazos del banco. Apenas puedo abrir los ojos, me voy acoplando al respaldo para no despertar jamás. Justo cuando creo desvanecerme eternamente, un murciélago azul se posa en el banco y emite un chillido sobrecogedor despertándome de mi letargo.
Al abrir los ojos veo que media un palmo entre los dos caminos de agua. Sin mediación de un plano, ni brújula se han encontrado. Miro hacia arriba y veo que el del cuarto tercera eres tú.
<<¿Pero qué haces ahí escondido? Si en realidad no estábamos tan lejos, pero te empeñaste en creerlo>>, pienso mientras lloro.
Mis últimas lágrimas obran un milagro: aumenta el caudal y se fusionan los dos caminos. En ese instante me ves y bajas a buscarme.


Marisa Béjar, 24/01/2018.
leer más   
18
17comentarios 136 lecturas relato karma: 124

Soledad

Buenos días, soledad
sigues aquí
rebanando espacios
labrando sueños
que no se harán realidad.

Entras despacio
y te mueves al ritmo
de mi melancolía
cruzas caminos
evocas recuerdos
que no volverán.

Bailas pegada a mis sufrimientos
quemas la sal
atando imágenes
del bien y del mal.

Buenos días, soledad
será otra jornada
a merced de tu voluntad.

Seguiré viviendo bajo tu sombra
invocando el milagro
de aquella mañana
en que no despertarás.


--------

Fragmento de
CLARA ~ Cuentos & Poemas
10
8comentarios 64 lecturas versolibre karma: 128

Nostalgia

Una noche
me dijiste
que extrañabas,
que no podías respirar,
que te levantabas
con una mano
en la garganta
y un recuerdo
tembloroso
sobre la espalda,
y que tus grietas
eran una humedad
petrificada.

Te engañas si crees
que la nostalgia
es un tiempo
para volver al dolor.

A menudo,
yo siento nostalgia
del presente,
nostalgia de aquellas
noches contigo,
cuando todo era alegría,
espuma y deseo,

y el futuro
todavía era la inmensa
expectativa
de saberse querido.


©Alejandro P. Morales. (2018)
leer más   
15
9comentarios 90 lecturas versolibre karma: 141

En constantes incendios (colaboración @lidianny)

Asumo con total inocencia
que soy testigo de todo el dolor y,
que he perdido la batalla más
importante de mi vida.

Soy amante de la noche y de en ella tú

Me arriesgare a dejarte ser feliz
aunque eso conlleve la total miseria
de mi alma.

Soy un ser ciego, hundido en la corteza de un naranjo.

Asumo que he perdido
por no darte un suspiro
Asumo que soy madera cortada e incendiada,

Se me agota el aliento.

Por no poner en tus manos un pincel
Soy el peor de los autores, camino a la deriva


Quise cambiar el color de mi cielo
Estaba ahí, pero necesitabas escuchar
un simple "todo va estar bien".
Ahora voy sin sombra, debajo del concreto.
Voy acribillado por las insinuaciones de
los gatos negros de la ciudad, estoy en camino
de mover el mundo

Me he quedado sin excusas,
sigo estando reprimido por los frutos secos.

Podría inventar miles de argumentos
que no se dieron, pero prefiero callar;
La piel está en constantes incendios
y la memoria es aún una batalla perdida.

El silencio.
leer más   
10
11comentarios 81 lecturas colaboracion karma: 115

"Un Rinconcito"

En tiempos de soledades
De pregunta sin respuesta
De lágrimas retenidas por
Altas cercas fortificadas de
Lamentables injusticas, hay
Pétalos de esperanza para
Toda flor que quiera renacer
Desde el fondo de la tierra
Siguiendo las orientaciones de
Los rayos de sol, que guían y
Te contienen como la luna
En su fase menguante acuna
Los temores y disuelve los
Desazones y te transporta
Hacia un rinconcito que ya
Algunos conocen ese rinconcito
Es el alma, espacio de dulce
Y gloriosa serenidad, donde
Las palabras emanadas saben
A paz y los pensamientos a
Nostálgica esperanza
leer más   
16
8comentarios 62 lecturas versolibre karma: 113

Astor

Te quiero

Como Piazzolla quiere al sur,
con mi deseo y mi temor
Y vuelvo a vos
como se vuelve siempre al amor

Sos mi melodía favorita,
Sos un tango,
sos nostalgia,
sos pasión
leer más   
18
4comentarios 70 lecturas versolibre karma: 117
« anterior1234515