Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 9, tiempo total: 0.003 segundos rss2

Tinajero de azogue

Esos sentimientos pesados como el mercurio
que flotan...
que se filtran y se cuelan
empozándose de a poco en la concavidad rugosa de mi luna interior
me harán a la larga un pozo de ira
semejante a la plata de azogue
siendo mi vejiga un cáliz de carne
dejará escapar goteando sus dagas
abriendo el alabastro
al lacerar los pétalos
envenenado así al mismo vaso que contiene al rencor
esta oscura cicuta que lo enmohece todo.

Nunca ha sido tan difícil lo de ser buen hijo
que cuando se está contigo.
¡¡Es que tú no lo pones fácil!!
A ti también te criaron chueco
te hicieron a la brava:
cuando te estaban concibiendo
tus padres eran dos odios violándose...
intentando la caricatura de "hacer el amor" cumpliendo con los roles del uno con el otro
y de allí
de ese rencor amado
fue que te alimentaste
forjando la plataneridad de tu carne fetal
tu violencia cadavérica
esa repugnancia que es tan tuya puesta en los demás.
La incapacidad aplastante
de expresar la migaja buena que —supongo— llevas dentro.

Es triste, pero...
a ti para quererte
hay que parirte de nuevo.-



@ChaneGarcia
...
11
2comentarios 60 lecturas versolibre karma: 88

¿Y tú que harías?

Una vida para amar,
otra para odiar,
la tercera para leer,
la cuarta para viajar.

La quinta para escribir,
la sexta y la séptima,
para amar otra vez.

Lo que haría con las
siete vidas de un gato.

@SolitarioAmnte
iv-2017
leer más   
13
11comentarios 230 lecturas versolibre karma: 72

Encontré el secreto de una vida maravillosa

Encontré el secreto de una vida maravillosa,
lo escuche con la voz del corazón
que vive en el último rincón del universo.

Ahí en el final infinito todo es posible,
aún cuando tengo un poco de tristeza
en la mirada por tanto mirar
el seco páramo de la soledad absoluta.

Ahí aprendí a no llorar con mi esperanza,
a seguir con el deseo intacto para no odiar.

En ese rincón todos los sabios
conocen muy bien las historias,
solo deseo que a sus palabras
el viento no las arroje al suelo
antes de que las pueda escuchar.

Ahí aprendí a no pasar por alto todas las cosas,
ahora veo el caer de las flores de la bugambilia
en la entrada de mi casa,
ahora sé que nada tocara su esencia,
nadie le robara la calma,
porque solo son mentiras que llegan corriendo
como si supieran que llevan tatuada la prisa
en alguna rendija malsana que no sabe apagar
a la noche con una sonrisa.

Ahora sé que encontré el verdadero secreto,
es maravilloso saber
que solo me basta con ver amanecer,
observar cómo corre mi gato hacia la ventana,
el solo quiere escuchar a la vida,
y ver cómo ella se prepara para ofrecerle
una nueva historia que vivir.

Ahora sé cómo debo escuchar a la hora temprana,
es un poco fría en su mañana,
porque necesita un poco asolearse
hasta poder borrar todo el rastro de humedad.

Ahora sé que llegarán los primeros rayos
de la mañana con el sol en mi ventana,
dejaré que mi gato vea a los pájaros
que vuelan cantando la melodía de su libertad.

Encontré el secreto de una vida maravillosa,
es la voz de mi corazón que aprendió a amar.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
23/07/2017.
21
12comentarios 387 lecturas versolibre karma: 85

La consigna

Esta triste sensación de nadas.
De ser solo el espectador
sin poder palpar la vida.
Queriendo ser y no queriendo.

Siempre tratando
el equilibrio perfecto
y mantener juntas las cosas
que no pueden ser unidas

Sentir el alma para atrás echada.
Tan echada para atrás,
que solo voy siempre,
hacia donde los pies me guían.

Jamás me quedo enganchado
en ninguna espina.
Jamás ningún sol ardiente
a mi corazón lo abrasa.

¿Y como puedo pensar
que esto es vivir,
si solo paso resbalando
sin tocar la vida?

¡Amar, amar, amar,
hasta todas las carnes quemar,
y todos los cuerpos desgastar
debería ser la única consigna!

¡U odiar, odiar, odiar
hasta que hechas pedazos caigan
una a una todas las máscaras
y solo queden las almas,
para amarnos!

Así. De esa forma es
como se gozan los orgasmos.
Todos los orgasmos de la vida.

Pero jamás disfrutar se podrían,
siendo tan tibio y negado
que cualquier dios asqueado
vomitando de su boca me arrojaría.
leer más   
12
sin comentarios 87 lecturas versolibre karma: 84

Dicotomías

Dicotomías entre tú y yo
Hologramas de vida en vaiven
adacadabras que nos marca
quizá algún estraño diapasón.

Tic: para hoy solo nos toca amor
Tac: pero ahora los odios a tutiplén
Tic: ternuras que calman el alma
Tac: arañazos que sangran el corazón

Un día la enredadera de la pasión
luego sin más, hastío sin ninguna miel
Tic: brillante aurora en tu mirada
Tac: se nos ha quedado helado el sol

Llega el momento picante de quemazón
después azucena inocente sin doblez.
Una de buena cal bien blanqueada
otra de rugosa arena en turbión.

Con chubasquero pasando calor
porque sin aviso puede llover.
En pleno verano puede haber nevada
y en la noche más negra un gran fulgor.

Te quiero. No se que haría, sin ti, yo.
Vengan pues dicotomías y cambios también
Aunque nunca tenga la vida clara,
son exóticos sabores de mi bombón.
leer más   
10
6comentarios 77 lecturas versolibre karma: 82

Habrá poesía

Mientras haya verano y primavera
sea la luna en el horizonte plata
y brillen en la noche las estrellas
no morirá la poesía, habrá poetas.

Mientras haya rosas rojas
se escuchen los silencios
y amanezca un día nuevo
no morirá el verso, habrá poetas.

Si el viento susurra a la mañana
la sangre corre por mis venas
mientras no se apague el sol
no morirán mis letras, las tuyas,
las suyas o las nuestras, habrá poetas.

Mientras con la poesía
se cincelen las letras
para sacar palabras bellas
y las palabras hagan versos
y los versos rompan cadenas,
habrá poesía, habrá poetas.

Y mientras haya corazones
que sientan emociones
halla odios, amores y penas
habrá poetas.

Camaleontoledo*
leer más   
17
11comentarios 155 lecturas versoclasico karma: 83

Odiado

Nadie fue a su funeral. Ni por compromiso.

El odio y el resentimiento se lo habían consumido por completo. Así murió, odiando.

Su familia lo miraba un poco con lástima otro poco con desdén.

Los que se acordaban de él (que no eran muchos)le dedicaban un racimo mental de improperios e insultos.

En su penosa vida llena de fracasos y resentimientos sembró muchas semillas de aversión, antipatía y repulsión. Cosechando así rencores de todo tipo y color.

Ese fue su paso por la tierra, un paso equivocado quizás o una especie de aprendizaje cargado de karma que lo fueron moldeando para lo peor.

Probablemente pueda volver un poquito mejor en su próxima vida, en otro país, otras circunstancias, en un seno familiar mas cariñoso, benévolo y le den forma a un ser libre y mejor en todos los sentidos.

No lo sabemos.

Solo quedó su recuerdo, que fue como un trago amargo de esos que nos tapamos la nariz para que pase lo más rápido posible.
leer más   
5
4comentarios 65 lecturas prosapoetica karma: 55