Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 316, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Recitar del viento

El viento a los árboles les recita
nuestra historia cada vez que sopla,
el fuego de su abrazo necesita
para que queme la desgarradora copla.

Sin ti, el otoño, está desnudo de besos,
y pisa cada vez mas fuerte el pasado,
como una hojarasca crujen los huesos
en un corazón que late deforestado.

Ya no diseñan constelaciones
tu nombre y el mío.
Canto y lloro,
igual que lo hace un río.

No hay nada peor que ver
Una tormenta morir de sed.
El tiempo espera que lo fusile
el olvido contra una pared.
leer más   
14
10comentarios 114 lecturas versolibre karma: 92

Silencios que matan

Silencios que matan, por el dolor que me causan.

Silencios que matan, pues la imaginación es basta.

Silencios que matan, olvidado sin saber si me amas.

Silencios que matan, y por ellos muriendo mi alma.

Silencios que matan, y tú como siempre su dueña.
leer más   
17
6comentarios 93 lecturas versolibre karma: 90

Te Volviste Olvido

Todo se acaba alguna vez,
me dijiste una noche
cuando empezaba
a pestañear la luna.

Yo no quería escuchar tu reflejo.
Que la vida avanza implacable
ya lo sabían mis palabras
trazadas por el silencio.

Pero ninguna noche
se parece a la siguiente,
y no todas tienen un punzón
de hielo oscuro.

Han pasado cinco años
de otoños hundidos,
y vive en ti una soledad
que embellece el olvido.

A mí me gusta ver
la luz de tus ojos,
me dijiste una noche
cuando me arrancaba
un naufragio de la garganta.

A mí también,
esto es,
a mí tampoco,
te dije
por enterrar tu amor
de algún modo.



©Alejandro P. Morales (2019).
leer más   
24
27comentarios 121 lecturas versolibre karma: 96

Te quiero Madre mía...

Hace mucho tiempo que dejé una pluma ya olvidada, la que al paso de los años, lentamente se me fue empolvando.
Hoy, he querido utilizarla motivado tal vez por mil sucesos, pero, por más que la he limpiado, permanece aún, tristemente envejecida.
Así es, fue mucho el tiempo que dejé aquella pluma, que junto al polvo se acumularon también, todos estos años.
Pero ¿qué fue lo que me hizo recordarla?
¿Fue tal vez un sueño?
Un tormento, una risa, un amor, o tal vez ¿una ilusión?
Precisamente, ¡eso fue! ¡Una ilusión! ¡Sí! ¡La ilusión de verte Madre mía!, aquí, donde estás, sentada, risueña y cariñosa, brindando mil ternuras.
¡Haz pensado! ¿que algún día te hemos olvidado?
¡Haz creído! ¿Que tus hijos te han abandonado?
¡Haz dudado! ¿Del cariño que tu misma nos fuiste cultivando?
¡Madre!
Perdona si alguna vez de tus hijos, lo haz mirado.
Pero, nosotros lo juramos, nunca, nunca te hemos olvidado, y a pesar de que vivas muy lejos de nosotros, aquí y en este mundo que pisamos ¡Madre! nosotros te llevamos.
Así es ¡Madre!
Tus hijos, te queremos.
Tus hijos, te adoramos,
Tus hijos, te extrañamos,
Y tus hijos, todos, siempre te esperamos.
Ahora Madre mía, deja que vuelva a guardar ésta, mi pluma, no importa que pasen otros años, y se empolve y la olvide nuevamente, si cuando la tome otra vez entre mis manos y se encuentre aún más envejecida, la tome para escribirte nuevamente ¡te quiero, Madre mía!

A mi Madre en este diez de mayo.
leer más   
15
6comentarios 98 lecturas prosapoetica karma: 93

Ausencias presentes

Donde habita el olvido :
La soledad es un pueblo fantasma
despoblada de ausencias presentes.
No hay peor laberinto que un desierto.
leer más   
18
13comentarios 110 lecturas versolibre karma: 104

Entrega

Toqué a tu puerta con mi mejor sonrisa de amor, se entreabrió, vi tus hermosos ojos y quedó la puerta cerrada quedando yo afuera, muy afuera de tu vida.
Toqué a tu puerta ofreciéndote mis mejores letras de amor, se entreabrió, disfruté de tu altiva mirada, y quedó la puerta cerrada quedando yo afuera, muy lejos de tu vida.
Toqué a tu puerta dedicándote el mejor de mis cantos de amor, se entreabrió, admiré tu cuerpo espléndido, y quedó la puerta cerrada quedando yo afuera, muy aparte de tu vida.
Toqué a tu puerta incado, de rodillas para poner mi vida en tus manos, se entreabrió, viví inimaginables sueños de amor entre tus brazos, y quedó la puerta cerrada quedando yo afuera, muy afuera de tu vida.
Y toqué a tu puerta, ya sin tener nada que ofrecerte y aquella puerta ya no se entreabrió permaneciendo tan cerrada que caí postrado ante ella quedando muerto en ese instante, ya muy cerca de ti y de tu vida... inerte en el olvido.
leer más   
17
4comentarios 99 lecturas prosapoetica karma: 98

Mientras Llueva

Te buscaré mientras llueva
en tu cama y en mi lecho,
mientras mis manos no lleguen
a enredarse con tus dedos,
mientras mis ojos llorosos
no te encuentren en mis sueños.

Te llamaré mientras llueva,
al subir cada repecho
de este camino olvidado,
de este cortijo maltrecho,
que ayer era nuestra casa,
y hoy sólo huele a recuerdo.

Y clamaré mientras pueda,
alzando la voz al cielo,
para decirle a los dioses
en un tono bien sereno
que aunque me envíen la lluvia
yo aún te adoro y aún te quiero.

Àngels de la Torre Vidal ©
Del Poemario Inédito “Mientras llueva”
14
6comentarios 58 lecturas versoclasico karma: 82

El latido del reloj

Bebí de sus labios
Y me deshidraté siendo un río.
En su cara hay dos soles
Que te hacen temblar de frío.

El tiempo tiene la templanza
De un alud,
Como un vendaval
A veces llega y arrasa la quietud.

A veces la vida se alza
Y como mariposa vuela
Y otras veces se hace humo
en el aire todo lo que se anhela.

Lagrimea la noche
¿Como se vestirá de luto la oscuridad?
Las hogueras piden abrigo
Para taparse de mi soledad.
leer más   
21
20comentarios 127 lecturas versolibre karma: 104

Desnudez

Dice ...
Que un mes de septiembre
vio pasar de golpe
todos los otoños
y sus hojas ocres.

Que vio al artista
bailar con el lienzo,

que vio entre sus yemas
la coreografía de toda
una vida.

Que pudo ver a la niña
con falda de cuadros,
saltando en los charcos ...

Y a las pupilas del cielo,
inundadas en llanto .

Pudo ver su color preferido
sobre aquel triciclo,
con solo dos años.

Y a un pincel transparente
elevando su canto.

Pudo ver lo más dulce
Y lo más amargo.


Y ahora....

Ahora puede ver a la luna
columpiando a sus párpados...

Ahora puede ver,
entre sus dos faros

un tenue metálico
y un latón dorado

desnudando el pasado.

@rebktd
leer más   
19
24comentarios 133 lecturas versolibre karma: 84

Mar

Caminé descalzo, solo, por la orilla
de aquella playa, como todo el mundo,
como tú; de polo a polo como una quilla,
dejando mi huella segundo a segundo.
Erguí un gran castillo y me coroné frente
a sus ojos, pero el galope de sus caballos
blancos lo golpearon cual rompiente,
siendo siempre, al final, sólo otro vasallo.

“¡Oh! Gran e imponente mar, ¡piedad,
ten piedad ya! ¿Por qué me odias tanto,
por qué? ¿Acaso no hay ya suficiente sal
en tu inmensidad, para también mi llanto
reclamar? Deja el febril sueño estival
de éste niño por una sola vez intacto,
rey, valiente o vasallo ¿Qué importa al final?
si siempre serás dueño de todo por la eternidad.”

“¡Oh! Gran e imponente mar, tú que todo
borras, tú que todo olvidas, llévame ya a la ribera,
¿por qué esperar a que viento y marea me consuma?
¡Ten piedad, ten piedad ya! Llévame al fondo
y pule con tu abrazo estas heridas; tórname en lo que era:
en piedra, arena, ola, espuma.”




Ich bin barfuß gelaufen am Strand
wie jeder, wie du; wie ein Sandkorn
mehr, die ihre Fußspuren hinterlässt in Rand
von dem Meer. Ich baute, vorn
seinen Blauenaugen, eine grand
Sandburg, aber immer, seine Krieghorn
seinen weißen Pferden befahl mein Land
zu erobern mit seiner Zorn.

"Warum, warum hasst du mich
so sehr?" Ich fragte das Meer,
während das Sterne und Mondlicht
mich weinen sah. Wie viele mehr,
wie viele mehr fordertest wirst?“
Wenn, am Ende alles was wir
aufrichten deins sein wird: Ewiglich;
Auch das kleinste Spur von unser Souvenir.

Oh! grand und mächtiges Meer,
du, der du alles löscht und alles
vergisst, warum warten mehr?, bring mich zum Saum
und habt Erbarmen mit mir!
Es ist so schön… die Farbe der Koralle.
Bring mich zum ihm, und endlich, verwandle mich in Schaum.


—12/02/2019—
leer más   
16
14comentarios 131 lecturas versoclasico karma: 101

La cerveza y el olvido

La cerveza fría y espumosa
atraviesa mi garganta;
es como un antídoto
contra el olvido.
Cada sorbo que bebo
cura mi pésima memoria,
y no es que no quiera recordar
mas el tiempo es tan corto
que no queda de otra que seguir
con mi destino:
Tener un pensamiento errante,
huyendo tal vez de todo aquello
que sometió mi ser.
El vahído del alcohol
hace las horas más ligeras;
no bebo porque esté triste
ni mucho menos alegre,
si bien es cierto que la vida
tiene un ciclo por cumplir
y reglas qué quebrantar
yo no fío en ninguna,
en mí, yacen todas muertas.
14
8comentarios 68 lecturas versolibre karma: 108

Sangre

Sangre de nuestra sangre, sangre indígena,
guerrera, negada por el Sistema,
sangre tuya, sangre mía, poema:
sobre un charco de sangre que no frena,

la patria lagrimea sangre y pena,
sangre viva frente indolencia extrema,
sangre humillada, raíz del problema,
sangre que a sí misma afirma y aliena,

en la sangre codiciosa sinfín,
sangre gustosa de concebir nada
en la sangre humilde con algún fin:

sangre libertaria, representada,
sangre toda sangre, sangre carmín,
escarlata, sangre coagulada.

De Cadáveres en el armario, 2015
leer más   
13
3comentarios 77 lecturas versoclasico karma: 97

No me olvides

.
No me olvides, aunque sea tarde
aunque la noche no permita entre sombras
encontrarnos, y entre voces familiares tratar de escucharnos
no olvides despedirme el día, antes de partir…

Partir de nuestro mundo que reparte las distancias
los horarios, y en el medio las montañas, mares y ríos
que nos cambian su clima para sentir el frío de la lejanía
o del calor hacernos vernos desvestir…

Esa bendita geografía de los cuerpos hechos mundos
para recorrer con caricias, con miradas para encontrar
en sus cuevas el amor secreto, el tesoro de cada vida…

Escribe tus letras sin juicio
esas que perdieron hace tiempo su sentencia
por escapar a la locura, por regalar su alma al diablo
porque la otra vida paralela es el limbo de su infierno
sin morir…

Y no olvides escribir tu parte de hoy
y un borrador para mañana
por si tu conciencia no te dejara con razón
volver a salir…

soundcloud.com/lola-bracco/no-me-olvides (Lola)

.
16
4comentarios 96 lecturas versolibre karma: 93

Vivir sin ti

Dime como hago para olvidarte,
para no pensarte a cada instante
dime como hago para ocultar que no quiero a nadie más

quisiera saber que hay en tu mente,
si de los dos soy la única demente,
que no ha aprendido a vivir sin quererte

Y es que amor
dime como hago para sobrevivir,
para tu amor de esta mente suprimir
explícale a este corazón que no entiende razón,
que tu y yo ya no formamos parte de la misma ecuación
leer más   
5
1comentarios 19 lecturas versolibre karma: 64

Vuelvo a mi Pueblo

Me observa la hierba en el camino,
vuelvo a mi casa y vuelvo a mi pueblo,
voy buscando la cara de un amigo,
que en estos lares no hallo ni encuentro.

Vuelvo al hogar casi desconocido,
calles vacías y cultivos yermos,
buenos momentos desaparecidos,
no huele el campo a perejil ni enebro.

Se han desvencijado por el olvido,
puertas, ventanas, campos y senderos,
ya no hay en el aire gritos de niños,

ya no vuelan quimeras ni sueños,
el campanario callado y dormido,
esperando el chasquido de mis dedos.

“Pueblos olvidados”
Àngels de la Torre Vidal (c)
leer más   
15
6comentarios 75 lecturas versoclasico karma: 110

Fecha de caducidad

Él tuvo que irse para encontrarse
a sí mismo.
Ella le prometió esperarlo
pero, aquella ausencia se prolongó.

Después de 5 años, él volvió
y la buscó.

Pero no lo intentó cuando
al irla a buscar, le dijeron que
ella vivía casada y una hijita
tenía.

Él la miró desde afuera de su hogar
bailando con su hijita una
melodía alegre y a su lado
su esposo tocando la guitarra.

La vio tan alegre, que sintió celos
y un coraje le invadió, pues recordó
la promesa. “Ella no cumplió”
- se dijo a sí mismo.

Ella supo que él la buscaba,
pero ya no lo amaba.

Un día se toparon en el supermecado,
él la abordó y le cuestionó, ella
le dijo “fíjate en la fecha de caducidad
del paquete de carne que llevas”
- estaba vencido-

“Yo te amaba tanto que estuve
dispuesta a esperarte, pero no sabía
que el tiempo sin fecha, es tiempo
que pasa y también caduca”…

Él comprendió que todo en la vida
tiene fecha de caducidad, inclusive
los sentimientos de amor, cuando
no son correspondidos…


Letizia Salceda,,,
leer más   
22
19comentarios 143 lecturas relato karma: 104

Un negro palomar

Sin piel que pervierta
rodillas cuenta de testimonia
un negro palomar en puerta
con la más salada lágrima de Antonia.

¡Dile si lo amas!
para caminar sin paños
¡Dile si lo clamas!
para dormir el resto de los años:
con la más salada lágrima de Antonia.
leer más   
14
6comentarios 66 lecturas versolibre karma: 108

Fin

He triunfado
casi no te
recuerdo.
leer más   
17
3comentarios 65 lecturas versolibre karma: 104

"Soledad, una maldita soledad"

Siento, el frío de tu ausencia,
penetrando como aguijones, las
fibras endebles de mi soledad,

una soledad que gota tras gota,
me va excluyendo de lo
que me rodea, se vuelve
gangrena sobre mi alegría,
e insiste en carcomer mi alma,
que, sin defensa alguna, lucha
contra un vacío..., que no se
como explicar...

Y de repente...
se regurgitan mis sueños,
esparciéndose como lava
inclemente, en los rincones
desolados de mi habitación.

Observo estas cuatro paredes
blancas, que se van tapizando
de olvido, un olvido que tu
mezquina ausencia me dejó...

Hoy el brillo de ms ojos se
ha extinguido, solo queda
una mirada, que poco a poco
se pierda en..


una soledad..., una maldita soledad.






Clementina Bravo Rivera
Cleme Eternamente
14 de marzo de 2019
Arica – Chile.
leer más   
17
20comentarios 120 lecturas versolibre karma: 120

Sabor amargo

El que me dejaron tus labios
al besarte una madrugada
en la que nuestros ósculos
duraron muy poco, casi nada.

El que en tu pecho tibio
dejaron mis duras palabras
cuando una noche tú, mi lirio,
por causa de mi desamor llorabas.

El que me sumió en la desdicha
cuando me dijiste adiós,
borrando con un codo
lo que habías escrito
en tantas noches de pasión.

El que padecí en mi destierro
en las idas y venidas al infierno
en que trocaste mi vida,
la cual llevo como una herida.

El que tiene en ti sus raíces,
cuando luego del pasear
juntos por los campos Elíseos
no queda ya ni un solo vestigio.

El que nace en tu recuerdo,
y ahora padezco con tu lejanía
cuando mis palabras muerdo
pues hicieron que ya no fueras mía.

Sabor amargo, amargo sabor,
el que dejas con tu ausencia,
cuando añoro tu presencia
y releo tus poemas de amor...


Imgen tomada de internet
leer más   
22
13comentarios 79 lecturas versolibre karma: 94
« anterior1234516